Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-1982-837

Ley 50/1981, de 30 de diciembre, por la que se regula el Estatuto Orgnico del Ministerio Fiscal.

TEXTO

DON JUAN CARLOS I, REY DE ESPAA

A todos los que la presente vieren y entendieren,

Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley:

TITULO PRIMERO
Del Ministerio Fiscal y sus funciones
CAPITULO PRIMERO
Del Ministerio Fiscal
Artculo primero

El Ministerio Fiscal tiene por misin promover la accin de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del inters pblico tutelado por la ley, de oficio o a peticin de los interesados, as como velar por la independencia de los Tribunales, y procurar ante stos la satisfaccin del inters social.

Artculo segundo

Uno. El Ministerio Fiscal, integrado con autonoma funcional en el Poder Judicial, ejerce su misin por medio de rganos propios, conforme a los principios de unidad de actuacin y dependencia jerrquica y con sujecin, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad.

Dos. Corresponde al Ministerio Fiscal esta denominacin con carcter exclusivo.

CAPITULO II
De las funciones del Ministerio Fiscal
Artculo tercero

Para el cumplimiento de las misiones establecidos en el artculo primero, corresponde al Ministerio Fiscal:

Uno. Velar para que la funcin jurisdiccional se ejerza eficazmente conforme a las leyes y en los plazos y trminos en ellas sealados, ejercitando, en su caso, las acciones, recursos y actuaciones pertinentes.

Dos. Ejercer cuantas funciones le atribuya la ley en defensa de la independencia de los Jueces y Tribunales.

Tres. Velar por el respeto de las instituciones constitucionales y de los derechos fundamentales y libertades pblicas con cuantas actuaciones exija su defensa.

Cuatro. Ejercitar las acciones penales y civiles dominantes de delitos y faltas u oponerse a las ejercitadas por otros, cuando proceda.

Cinco. Intervenir en el proceso penal, instando de la autoridad judicial la adopcin de las medidas cautelares que procedan y la prctica de las diligencias encaminadas al esclarecimiento de los hechos, pudiendo ordenar a la Polica Judicial aquellas otras que estime oportunas.

Seis. Tomar parte, en defensa de la legalidad y del inters pblico o social, en los prosesos relativos al estado civil y en los dems que establezca la ley.

Siete. Asumir, o en su caso, promover, la representacin y defensa en juicio y fuera de l, de quienes por carecer de capacidad de obrar o de representacin legal, no puedan actuar por s mismos, as como promover la constitucin de los organismos tutelares, que las leyes civiles establezcan y formar parte de aquellos otros que tengan por objeto la proteccin y defensa de menores y desvalidos.

Ocho. Mantener la integridad de la jurisdiccin y competencia de los Jueces y Tribunales promoviendo los conflictos de jurisdiccin y, en su caso, las cuestiones de competencia que resulten procedentes e intervenir en las promovidas por otros.

Nueve. Velar por el cumplimiento de las resoluciones judiciales que afecten al inters pblico y social.

Diez. Interponer el recurso de amparo constitucional en los casos y forma previstos en la Ley Orgnica del Tribunal Constitucional.

Once. Intervenir en los procesos de que conoce el Tribunal Constitucional en defensa de la legalidad, en la forma que las leyes establezcan.

Doce. Intervenir en los procesos judiciales de amparo.

Trece. Defender, igualmente, la legalidad en los procesos contencioso-administrativo que prevn su intervencin.

Catorce. Promover, o, en su caso, prestar, el auxilio judicial internacional previsto en las leyes, tratados y convenios internacionales.

Quince. Ejercer las dems funciones que el ordenamiento jurdico le atribuya.

Artculo cuarto

El Ministerio Fiscal, para el ejercicio de las funciones encomendadas en el artculo anterior, podr:

Uno. Interesar la notificacin de cualquier resolucin judicial y la informacin sobre el estado de los procedimientos, pudiendo pedir que se le d vista de los mismos cualquiera que sea su estado, para velar por el exacto cumplimiento de las leyes, plazos y trminos promoviendo, en su caso, las correcciones oportunas. Asimismo, podr pedir informacin de los hechos que hubieran dado lugar a un procedimiento, de cualquier clase que sea, cuando existan motivos racionales para estimar que su conocimiento pueda ser competencia de un rgano distinto del que esta actuando.

Dos. Visitar en cualquier momento los centros o establecimientos de detencin, penitenciarios o de internamiento de cualquier clase de su respectivo territorio, examinar los expedientes de los internos y recabar cuanta informacin estime conveniente.

Tres. Requerir el auxilio de Las autoridades de cualquier clase y de sus agentes.

Cuatro. Dar a cuantos funcionarios constituyen la Polica Judicial las rdenes e instrucciones procedentes en cada caso.

Cinco. Informar a la opinin pblica de los acontecimientos que se produzcan, siempre en el mbito de su competencia y con respeto al secreto del sumario.

Seis. Ejercitar las dems facultades que el ordenamiento jurdico le confiere.

Las autoridades, funcionarios u organismos requeridos por el Ministerio Fiscal en el ejercicio de las facultades que se enumeran en los prrafos precedentes, debern atender inexcusablemente el requerimiento dentro de los lmites legales.

Artculo quinto

El Fiscal podr recibir denuncias, envindolas a la autoridad judicial o decretando su archivo cuando no encuentre fundamentos para ejercitar accin alguna, notificando en este ltimo caso la decisin al denunciante.

Igualmente, y para el esclarecimiento de los hechos denunciados o que aparezcan en los atestados de los que conozca, puede llevar a cabo u ordenar aquellas diligencias para las que este legitimado segn la Ley de Enjuiciamiento Criminal, las cuales no podrn suponer, adopcin de medidas cautelares o limitativas de derechos. No obstante, podr ordenar el Fiscal la detencin preventiva.

Todas las diligencias que el Ministerio Fiscal practique o que se lleven a cabo bajo su direccin, gozarn de presuncin de autenticidad.

CAPITULO III
De los principios de legalidad e imparcialidad
Artculo sexto

Por el principio de legalidad el Ministerio Fiscal actuar con sujecin a la Constitucin, a las leyes y dems normas que integran el ordenamiento jurdico vigente, dictaminando, informando y ejercitando, en su caso, las acciones procedentes u oponindose a las indebidamente actuadas en la medida y forma en que las leyes lo establezcan.

Si el Fiscal estimare improcedente el ejercicio de las acciones o la actuacin que se le haya confiado, usar de las facultades previstas en el artculo 27 de este Estatuto.

Artculo sptimo

Por el principio de imparcialidad el Ministerio Fiscal actuar con plena objetividad e independencia en defensa de los intereses que le estn encomendados.

CAPITULO IV
De las relaciones del Ministerio Fiscal con los poderes pblicos
Artculo octavo

Uno. El Gobierno podr interesar del Fiscal General del Estado que promueva ante los Tribunales las actuaciones pertinentes en orden a la defensa del inters pblico.

Dos. La comunicacin del Gobierno con el Ministerio Fiscal se har por conducto del Ministro de Justicia a travs del Fiscal General del Estado. Cuando el Presidente del Gobierno lo estimo necesario podr dirigirse directamente al mismo.

El Fiscal General del Estado, oda la Junta de Fiscales de Sala del Tribunal Supremo, resolver sobre la viabilidad o procodencia de las actuaciones interesadas y expondr su resolucin al Gobierno de forma razonada. En todo caso, el acuerdo adoptado se notificar a quien haya formulado la solicitud.

Artculo noveno

Uno. El Fiscal General del Estado elevar al Gobierno una Memoria anual sobre su actividad, la evolucin de la criminalidad, la prevencin del delito y las reformas convenientes para una mayor eficacia de la justicia. En ella recoger las observaciones de las Memorias que, a su vez, habrn de elevarle los Fiscales de los distintos rganos, en la forma y tiempo que reglamentariamente se establezca. De esta Memoria se remitir copia a las Cortes Generales y al Consejo General del Poder Judicial.

Dos. El Fiscal General del Estado informar al Gobierno, cuando ste lo interese y no exista obstculo legal, respecto a cualquiera de los asuntos en que intervenga el Ministerio Fiscal, as como sobre el funcionamiento, en general, de la Administracin de Justicia. En casos excepcionales podr ser llamado a informar ante el Consejo de Ministros.

Artculo diez

El Ministerio Fiscal colaborar con las Cortes Generales a requerimiento de stas y siempre que no exista obstculo legal, sin perjuicio de comparecer ante las mismas para informar de aquellos asuntos para los que especialmente fuera requerido. Las Cortes Generales se comunicarn con el Ministerio Fiscal a travs de los Presidentes de las Cmaras.

Artculo once

Cuando los rganos de Gobierno de las Comunidades Autnomas interesen la actuacin del Ministerio Fiscal en defensa de inters pblico se dirigirn, a travs del Ministro de Justicia, al Fiscal General del Estado, quien, oda la Junta de Fiscales de Sala, resolver lo procedente ajustndose en todo caso al principio de legalidad. Cualquiera que sea el acuerdo adoptado, se dar cuenta del mismo a quien haya formulado la solicitud.

TITULO II
De los rganos del Ministerio Fiscal y de los Principios que lo informan
CAPITULO PRIMERO
De la organizacin, competencias y planta
Artculo doce

Uno. Son rganos del Ministerio Fiscal:

- El Fiscal General del Estado.

- El Consejo Fiscal.

- La Junta de Fiscales de Sala.

- La Fiscala del Tribunal Supremo.

- La Fiscala ante el Tribunal Constitucional.

- La Fiscala de la Audiencia Nacional.

- Las Fiscalas de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autnomas o de las Audiencias Territoriales.

- Las Fiscalas de las Audiencias Provinciales.

Dos. La Fiscala del Tribunal de Cuentas se regir por lo dispuesto en la Ley Orgnica de dicho Tribunal.

Artculo trece

El Fiscal General del Estado estar asistido en sus funciones por el Consejo Fiscal, la Junta de Fiscales de Sala, la Inspeccin Fiscal y la Secretaria Tcnica.

Corresponde al Fiscal General del Estado, adems de las facultades reconocidas en otros preceptos de este Estatuto, las siguientes:

Primera.- Proponer al Gobierno los nombramientos para los distintos cargos, previo informe del Consejo Fiscal.

Segunda.- Proponer al Gobierno los ascensos conforme a los informes de dicho Consejo.

Tercera.- Conceder las licencias que sean de su competencia, segn lo dispuesto en el presente Estatuto y su Reglamento.

Artculo catorce

Uno. El Consejo Fiscal se constituir, bajo la Presidencia del Fiscal General del Estado, por el Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, el Fiscal Inspector, un Fiscal de Sala del Tribunal Supremo, un Fiscal del Tribunal Superior de Justicia o Audiencia Territorial, un Fiscal provincial, tres miembros del Ministerio Fiscal con categora de Fiscal y tres con categora de Abogado Fiscal. Todos los miembros del Consejo Fiscal, excepto el Fiscal General del Estado, el Teniente Fiscal del Tribunal Supremo y el Fiscal Inspector, se elegirn, por un perodo de cuatro aos, por los miembros del Ministerio Fiscal en activo, constituidos en un nico Colegio electoral en la forma que reglamentariamente se determine. El Consejo Fiscal podr funcionar en Pleno y en Comisin Permanente y sus acuerdos se adoptarn por mayora simple, siendo dirimente, en caso de empate, el voto de su Presidente.

Corresponde al Consejo Fiscal:

a) Elaborar los criterios generales en orden a asegurar la unidad de actuacin del Ministerio Fiscal, en lo referente a la estructuracin y funcionamiento de sus rganos.

b) Asesorar al Fiscal General del Estado en cuentas materias ste le someta.

c) Ser odo en las propuestas pertinentes respecto al nombramiento de los diversos cargos.

d) Elaborar los informes para ascensos de los miembros de la Carrera Fiscal.

e) Conocer de los recursos interpuesto contra resoluciones dictadas en expedientes disciplinarios por los Fiscales Jefes de los distintos rganos del Ministerio Fiscal.

f) Conocer de los recursos interpuestos contra resoluciones dictadas en expedientes disciplinarios por los Fiscales Jefes de los distintos rganos del Ministerio Fiscal.

g) Instar las reformas convenientes al servicio y al ejercicio de la funcin fiscal.

h) Las dems atribuciones que este Estatuto, la ley u otras disposiciones le confieran. Dos. La Junta de Fiscales de Sala se constituir, bajo la presidencia del Fiscal General del Estado, por el Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, los Fiscales de Sala, el Inspector Fiscal, Fiscal de la Audiencia Nacional y el Fiscal de la Secretara Tcnica, que actuar de Secretario.

La Junta asiste al Fiscal General del Estado en materia doctrinal y tcnica, en orden a la formacin de los criterios unitarios de interpretacin y actuacin legal, la resolucin de consultas, elaboracin de las Memorias y circulares, preparacin de proyectos e uniformes que deban ser elevados al Gobierno y cualesquiera otras, de naturaleza anloga, que el Fiscal General del Estado estime procedente someter a su conocimiento y estudio.

Artculo quince

La Inspeccin Fiscal se constituir por un Fiscal Inspector, un Teniente Fiscal Inspector y los Inspectores Fiscales que se determinen en plantilla. Ejercer con carcter permanente sus funciones por delegacin del Fiscal General del Estado en la forma que el Reglamento establezca, sin perjuicio de las funciones Inspectoras que al Fiscal Jefe de cada Fiscala corresponden respecto a los funcionarios que de l dependan.

Artculo diecisis

La Secretaria Tcnica de la Fiscala General del Estado ser dirigida por un Fiscal Jefe y estar integrada por los Fiscales que se determinen en plantilla. Realizar los trabajos preparatorios que se le encomienden en aquellas materias en las que corresponda a la Junta de Fiscales de Sala asistir al Fiscal General del Estado, as como cuantos otros estudios, investigaciones e informes estime ste procedente.

Artculo diecisiete

La Fiscala del Tribunal Supremo, bajo la jefatura directa del Fiscal General del Estado se integrar, adems, con un Teniente Fiscal, los Fiscales de Sala y los Fiscales que se determinen en la plantilla.

Artculo dieciocho

Uno. En la Audiencia Nacional, en los Tribunales Superiores de Justicia, en cada Audiencia Territorial y en cada Audiencia Provincial, existir una Fiscala bajo la jefatura directa del Fiscal respectivo integrada por un Teniente Fiscal y los Fiscales que determine la plantilla. La Fiscala ante el Tribunal Constitucional, bajo la direccin del Fiscal General del Estado, estar integrada por un Fiscal de Sala y los Fiscales que determine la plantilla.

Corresponde a los Fiscales Jefes de cada rgano.

a) Organizar los servicios y la distribucin del trabajo entre los Fiscales de la plantilla, oda la Junta de Fiscala.

b) Conceder los permisos y licencias de su competencia.

c) Ejercer la facultad disciplinara en los trminos que se establezcan en el presente Estatuto y su Reglamento.

d) Hacer las propuestas de recompensas, de mritos y las menciones honorficas que procedan.

e) Las dems facultades que este Estatuto u otras disposiciones le confieran.

Dos. El nmero de las Fiscalas y al plantilla de stas se fijarn por Real Decreto, a propuesta del Ministro de Justicia, previo informe del Fiscal General del Estado, odo el Consejo Fiscal.

La referida plantilla orgnica tendr en todo caso, las limitaciones que se deriven de las previsiones presupuestarias y ser revisada al menos cada cinco aos para adaptarla a las nuevas necesidades.

Artculo diecinueve

Las Fiscalas del Tribunal Supremo, arte el Tribunal Constitucional, Audiencia Nacional y Tribunal de Cuentas tienen su sede en Madrid y extienden sus funciones a todo el territorio del Estado. Las dems Fiscalas tendrn su sede donde residan los respectivos Tribunales y Audiencias y ejercern sus funciones en el mbito territorial de los mismos.

Artculo veinte

Los miembros del Ministerio Fiscal podrn actuar y constituirse en cualquier punto del territorio de su Fiscala.

Cuando el volumen o complejidad de los asuntos lo requiera, el Fiscal General del Estado, odo el Consejo Fiscal, podr ordenar que se destaque temporalmente uno o varios funcionarios a una Fiscala u rgano jurisdiccional determinados.

Con la autorizacin de Fiscal general del Estado, podrn actuar en todo el territorio del Estado.

Artculo veintiuno

Lo establecido en los artculos anteriores deber entenderse sin perjuicio de que, cuando los Tribunales y Juzgados se constituyan en lugar distinto de su sede legal o cuando el ejercicio de sus funciones lo requiera, pueda el Ministerio Fiscal, por medio de sus miembros, constituirse transitoria o permanentemente ante un rgano judicial con sede distinta a la de la Fiscala respectiva. Si esa constitucin fuere permanente y afectare a dos o ms funcionarios, el ms antiguo ejercer la direccin bajo la Jefatura del titular de la Fiscala de que dependa.

Las adscripciones temporales podrn ser acordadas por el Fiscal Jefe de la Fiscala respectiva. Las adscripciones permanentes sern ordenadas por el Fiscal General del Estado, odo el Consejo Fiscal y previa dotacin del presupuesto necesario para su instalacin y mantenimiento por el Ministerio de Justicia.

CAPITULO II
De la unidad y dependencia del Ministerio Fiscal
Artculo veintids

Uno. El Ministerio Fiscal es nico para todo el Estado.

Dos. El Fiscal General del Estado ostenta la Jefatura Superior del Ministerio Fiscal y su representacin en todo el territorio espaol. A l corresponde Impartir las ordenes e instrucciones convenientes al servicio y al orden interno de la Institucin y, en general, la direccin e inspeccin del Ministerio Fiscal.

Tres. El Fiscal Jefe de cada rgano ejercer la direccin del mismo y actuar siempre en representacin del Ministerio Fiscal bajo la dependencia de sus superiores Jerrquicos y del Fiscal General del Estado.

Cuatro. Corresponde al Fiscal Jefe la direccin y jefatura de la Fiscala respectiva; al Teniente Fiscal sustituir al Jefe cuando reglamentariamente proceda y ejercer, junto con los Fiscales y por delegacin de aqul, las funciones propias de la Fiscala.

Artculo veintitrs

Los miembros del Ministerio Fiscal son autoridad a todos los efectos. Actuarn siempre en representacin de la Institucin y por delegacin de su jefe respectivo. En cualquier momento del proceso o de la actividad que un Fiscal realice, en cumplimiento de sus funciones, podr su superior inmediato sustituirlo por otro, si razones fundadas as lo aconsejan. Esta sustitucin ser comunicada al Consejo Fiscal.

Artculo veinticuatro

Para mantener la unidad de criterios. estudiar los asuntos de especial trascendencia o complejidad o fijar posiciones respecto a temas relativos a su funcin, cada Fiscala celebrar peridicamente Juntas de todos sus componentes. Los acuerdos de la mayora tendrn carcter de informe, prevaleciendo despus del libre debate el criterio de Fiscal Jefe. Sin embargo, si esta opinin fuese contraria a la manifestada por la mayora de los asistentes, deber someter ambas a su superior jerrquico. Cuando se trate de Junta de Fiscala del Tribunal Supremo y en los casos en que por su dificultad, generalidad o trascendencia pudiera resultar afectada la unidad de criterio del Ministerio Fiscal, resolver el Fiscal General del Estado, odo el Consejo Fiscal o la Junta de Fiscales de Sala segn el mbito propio de las funciones que Le seala el artculo 14.

En todo caso se respetarn los plazos que las leyes de procedimiento establezcan.

Artculo veinticinco

El Fiscal General del Estado podr impartir a sus subordinados las ordenes e instrucciones convenientes al servicio y al el ejercicio de las funciones, tanto de carcter general como referidas a asuntos especficos.

Los miembros del Ministerio Fiscal pondrn en conocimiento del Fiscal General del Estado los hechos relativos a su misin que por su Importancia o trascendencia deba conocer. Las rdenes, instrucciones y comunicaciones a que se refieren este prrafo y el anterior se realizarn a travs del superior jerrquico, a no ser que la urgencia del caso aconseje hacerlo directamente, en cuyo supuesto se dar ulterior conocimiento al mismo.

Anlogas facultades y deberes tendrn los Fiscales Jefes de cada rgano respecto a los miembros del Ministerio Fiscal que le estn subordinados y stos respecto al Jefe.

El Fiscal que reciba una arden o instruccin concerniente al servicio y al ejercicio de sus funciones, referida a asuntos especficos, deber atenerse a las mismas en sus dictmenes pero podr desenvolver libremente sus intervenciones orales en lo que crea conveniente al bien de la justicia.

Artculo veintisis

El Fiscal General del Estado podr llamar a su presencia a cualquier miembro del Ministerio Fiscal para recibir directamente sus informes y darle las instrucciones que estime oportunas, trasladando, en este caso, dichas instrucciones al Fiscal Jefe respectivo. El Fiscal General del Estado podr designar a cualquiera de los miembros del Ministerio Fiscal para que acte en un asunto determinado, ante cualquiera de los rganos jurisdiccionales en que el Ministerio Fiscal est legitimado para intervenir, odo el Consejo Fiscal. Las mismas facultades tendrn los Fiscal se Jefes respecto de los funcionarios que les estn subordinados, oda la Junta de Fiscala.

Artculo veintisiete

Uno. El Fiscal que recibiere una orden o instruccin que considere contraria a las leyes o que, por cualquier otro motivo estime improcedente, se lo har saber as, mediante informe razonado, a su Fiscal Jefe. De proceder la orden o instruccin de ste, si no considera satisfactorias las razones alegadas, plantear la cuestin a la Junta de fiscala y, una vez que sta se manifieste, resolver definitivamente reconsiderndola o ratificndola. De proceder de un superior, elevar informe a ste, el cual, de no admitir las razones alegadas, resolver de igual manera oyendo prenamente a la Junta de Fiscala. Si la orden fuere dada por el Fiscal General del Estado, ste resolver oyendo a la Junta de Fiscales de Sala.

Dos. Si el superior se ratificase en sus instrucciones lo har por escrito razonado con la expresa relevacin de las responsabilidades que pudieran derivarse de su cumplimiento o bien encomendar a otro Fiscal el despacho del asunto a que se refiera.

Artculo veintiocho

Los miembros del Ministerio Fiscal no podrn ser recusados. Se abstendrn de intervenir en los pleitos o causas cuando les afecten algunas de las causas de abstencin establecidas para los Jueces y Magistrados en la Ley Orgnica del Poder Judicial, en cuanto les sean de aplicacin. Las partes intervinientes en los referidos pleitos o causas podrn acudir al superior jerrquico del Fiscal de que se trate interesando que, en los referidos supuestos, se ordene su no intervencin en el preso. Cuando se trate del Fiscal General del Estado resolver el Ministro de Justicia. Contra las decisiones anteriores no cabr recurso alguno.

TITULO III
Del Fiscal General del Estado y de la Carrera Fiscal
CAPITULO PRIMERO
Del Fiscal General del Estado
Artculo veintinueve

Uno. El Fiscal General del Estado ser nombrado y cesado por el Rey, a propuesta del Gobierno, odo previamente el Consejo General del Poder Judicial, eligindolo entre juristas espaoles de reconocido prestigio con ms de quince aos de ejercicio efectivo de su profesin.

Dos. El Fiscal General del Estado prestar ante el Rey el juramento o promesa que previene la Ley y tomar posesin del cargo ante el Pleno del Tribunal Supremo.

Artculo treinta

El Fiscal General del Estado tendr carcter de autoridad en todo el territorio espaol y se le guardar y har guardar el respeto y las consideraciones debidos a su alto cargo. En los actos oficiales ocupar el lugar inmediato siguiente al del Presidente del Tribunal Supremo.

Artculo treinta y uno

Sern aplicables al Fiscal General del Estado las incompatibilidades establecidas para los restantes miembros del Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las facultades o funciones que le encomienden otras disposiciones del mismo rango.

Su rgimen retributivo ser idntico al del presidente del Tribunal Supremo.

Si el nombramiento de Fiscal General recayese sobre un miembro de la Carrera Fiscal quedar en Situacin de excedencia especial.

CAPITULO II
De la Carrera Fiscal, de las categoras que la integran y de la provisin de destinos en la misma
Artculo treinta y dos

La Carrera Fiscal est integrada por las diversas categoras de Fiscales que forman su Cuerpo nico, organizado jerrquicamente.

Artculo treinta y tres

Uno. Los miembros de la Carrera Fiscal estn equiparados en honores, categoras y retribuciones a los de la Carrera Judicial.

Dos. En los actos oficiales a que asisten los representantes del Ministerio Fiscal ocuparn el lugar inmediato siguiente al de la autoridad judicial.

Cuando deban asistir a las reuniones de gobierno de los Tribunales y Juzgados ocuparn el mismo lugar respecto de quien las presida.

Artculo treinta y cuatro

Las categoras de la Carrera Fiscal sern las siguientes:

Primera.- Fiscales de la Sala del Tribunal Supremo equiparados a Magistrados del Alto Tribunal. El Teniente Fiscal del Tribunal Supremo tendr la consideracin de Presidente de Sala.

Segunda.- Fiscales equiparados a Magistrados.

Tercera.- Abogados Fiscales equiparados a Jueces. Dentro de esta categora existirn dos grados: El de ascenso y el de ingreso, equiparados a Jueces de los mismos grados.

Artculo treinta y cinco

Uno. Ser preciso pertenecer a la categora primera para servir los siguientes destinos:

A) Teniente Fiscal del Tribunal Supremo.

B) Fiscal Jefe de Sala del Tribunal Supremo.

C) Fiscal Jefe de la Fiscala ante el Tribunal Constitucional.

D) Fiscales Jefes de la Audiencia Nacional y del Tribunal de Cuentas.

E) Fiscal Inspector.

F) Fiscal Jefe de la Secretara tcnica.

Dos. Los Fiscales Jefes de los Tribunales Superiores de Justicia, Audiencias Territoriales y Audiencias Provinciales tendrn la categora equiparada a la del respectivo Presidente.

Tres. Ser preciso pertenecer a la categora segunda para servir los restantes cargos en las Fiscalas del Tribunal Supremo, ante el Tribunal Constitucional, Audiencia Nacional, Tribunal de Cuentas, Inspeccin Fiscal, Secretaria Tcnica, Tenientes Fiscales de Audiencias Territoriales y Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial.

Cuatro. La plantilla orgnica fijar la categora necesaria para servir los restantes servicios fiscales.

Artculo treinta y seis

Uno. Los destinos correspondientes a la categora primera, los de Fiscales del Tribunal Supremo y los de Fiscales Jefes de Tribunales Superiores de Justicia, Audiencias Territoriales y Provinciales se proveern por el Gobierno, previo informe del Fiscal General del Estado de acuerdo con lo previsto en el artculo trece, de este Estatuto. De igual modo sern designados los Tenientes Fiscales de aquellos rganos cuyo Jefe pertenezca a la categora primera.

Dos. Para los cargos en el Tribunal Supremo y de Fiscal Jefe de Fiscala de los Tribunales Superiores de Justicia y Audiencias Territoriales, que correspondan a la categora segunda, ser preciso contar al menos con quince aos de servicio en la Carrera y pertenecer ya a la categora.

Tres. Los dems destinos fiscales se proveern mediante concurso entre funcionarios de la categora y grado necesarios, atendiendo al mejor puesto escalafonal. Para solicitar nuevo destino habr de permanecerse, cuando menos un ao en el anterior, siempre que se hubiera accedido al mismo a peticin propia.

Cuatro. Los destinos en la Secretara Tcnica de la Fiscala General del Estado se cubrirn directamente por el propio Fiscal General.

Cinco. Los destinos que queden desiertos se cubrirn con los Fiscales que asciendan a la categora o grado necesario.

Artculo treinta y siete

Uno. Las vacantes que se produzcan en la categora primera se cubrirn por ascenso entre Fiscales que cuenten, al menos, con veinte aos de servicio en la Carrera y pertenezcan a la categora segunda.

Dos. De cada tres vacantes que se produzcan en la categora segunda, dos se cubrirn por antigedad de servicios en la categora inferior grado de ascenso y una por pruebas selectivas entre Abogados Fiscales de ascenso con tres aos, al menos, de servicios efectivos en este grado.

Tres. La promocin al grado de ascenso con ocasin de vacante, se verificar por un doble turno. La mitad de las vacantes que se produzcan se cubrirn por antigedad en el grado de ingreso. La otra mitad por medio de pruebas selectivas entre Abogados Fiscales de ingreso que tengan dos aos de permanencia efectiva en la categora.

Las plazas de Abogados Fiscales de ascenso reservadas al turno de pruebas selectivas que quedasen sin proveer pasarn al turno de antigedad.

Artculo treinta y ocho

El nombramiento de los Fiscales de las dos primeras categoras se har por Real Decreto. Los dems por Orden del Ministro de Justicia.

Artculo treinta y nueve

Los miembros del Ministerio Fiscal podrn ser trasladados:

Uno. Por propia peticin conforme a lo dispuesto en este Estatuto.

Dos. Para ocupar plaza de la categora a que fueran promovidos.

Tres. Por incurrir en las incompatibilidades relativas establecidas en esta Ley.

Artculo cuarenta

Tambin podrn ser trasladados:

Uno. Por disidencias graves con el Fiscal Jefe respectivo por causas a aqullos imputables.

Dos. Cuando asimismo por causas imputables a ellos tuvieran enfrentamientos graves con el Tribunal.

El traslado forzoso se dispondr por el rgano que hubiese acordado su nombramiento en expediente contradictorio, previo informe favorable del Consejo Fiscal.

Artculo cuarenta y uno

Sin perjuicio de lo dispuesto en los artculos anteriores, los Fiscales Jefes de los respectivos rganos podrn ser removidos por el Gobierno a propuesta del Fiscal General del Estado, que deber or previamente al Consejo Fiscal y al interesado.

CAPITULO III
De la adquisicin y prdida de la condicin del Fiscal
Artculo cuarenta y dos

El ingreso en la Carrera Fiscal se har por oposicin libre, en la forma que reglamentariamente se establezca, entre quienes renan las condiciones de capacidad exigidas en esta ley. El programa y los criterios de esta oposicin sern anlogos a los que se determinen para el ingreso en la Carrera Judicial.

El Tribunal de las oposiciones a ingreso en la Carrera Fiscal se compondr de los siguientes miembros: Un Fiscal de Sala del Tribunal Supremo, que presidir el Tribunal: un Fiscal; un Abogado Fiscal un miembro de la Carrera Judicial; un Profesor de disciplinas jurdicas, un Abogado en ejercicio designado a propuesta del Consejo General de la Abogaca; un Letrado del Ministerio de Justicia y un miembro de la Carrera Fiscal que preste sus servicios en la Secretaria Tcnica de la Fiscala General del Estado, el cual actuar como Secretario del Tribunal.

Artculo cuarenta y tres

Para ser nombrado miembro del Ministerio Fiscal se requerir ser espaol, mayor de dieciocho aos, doctor o licenciado en Derecho y no hallarse comprendido en ninguna da las incapacidades establecidas en la presente ley.

Artculo cuarenta y cuatro

Estn incapacitados para el ejercicio de funciones fiscales:

Uno. Los que no tengan la necesaria aptitud fsica o intelectual.

Dos. Los que hayan sido condenados por delito doloso, mientras no hayan obtenido rehabilitacin.

Tres. Los quebrados y concursados no rehabitados.

Artculo cuarenta y cinco.

La condicin de miembro del Ministerio Fiscal se adquiere, una vez hecho validamente el nombramiento, por el juramento o promesa, y la toma de posesin.

Los miembros del Ministerio Fiscal, antes de tomar posesin de su primer destino, prestarn juramento o promesa de guardar y hacer guardar la Constitucin y las leyes y desempear fielmente las funciones fiscales. El juramento o promesa se prestar ante la Sala de Gobierno de la Audiencia Territorial a que hayan sido destinados.

La toma de posesin tendr lugar dentro de los veinte das naturales siguientes a la publicacin del nombramiento para el destino de que se trate, o en el plazo superior que se conceda cuando concurran circunstancias que lo justifiquen, y se conferir por el Jefe de la Fiscala o quien ejerza sus funciones.

Artculo cuarenta y seis

Uno. La condicin de Fiscal se pierde en virtud de alguna de las causas siguientes:

a) Renuncia.

b) Prdida de la nacionalidad espaola.

c) Sancin disciplinara de separacin del servicio.

d) Pena principal o accesoria de inhabilitacin para cargos pblicos.

e) Haber incurrido en alguna de las causas de incapacidad.

Dos. La integracin activa en el Ministerio Fiscal cesa tambin en virtud de jubilacin forzosa o voluntaria, que se acordar por el Gobierno en los mismos casos y condiciones que se sealan en la Ley Orgnica del Poder Judicial para los Jueces y Magistrados.

CAPITULO IV
De las situaciones en la Carrera Fiscal
Artculo cuarenta y siete

Las situaciones administrativas en la Carrera Fiscal se acomodarn a lo dispuesto en la Ley Orgnica del Poder Judicial para Jueces y Magistrados y sern desarrolladas reglamentariamente.

CAPITULO V
De los deberes y derechos de los miembros del Ministerio Fiscal
Artculo cuarenta y ocho

Los miembros del Ministerio Fiscal tendrn el primordial deber de desempear fielmente el cargo que sirvan, con prontitud y eficacia en cumplimiento de las funciones del mismo, conforme a los principios de amistad y dependencia jerrquica y con sujecin, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad.

Artculo cuarenta y nueve

Los miembros del Ministerio Fiscal debern residir en la poblacin donde tengan su destino oficial. Slo podrn ausentarse de la misma con permiso de sus superiores jerrquicos.

Asimismo debern asistir, durante el tiempo necesario, y de conformidad con las instrucciones del Jefe de la Fiscala, al despacho de la misma y a los Tribunales en que deban actuar.

Artculo cincuenta

Los miembros del Ministerio Fiscal guardarn el debido secreto de los asuntos reservados de que conozcan por razn de su cargo.

Artculo cincuenta y uno

Los miembros del Ministerio Fiscal tendrn derecho al cargo y a la promocin en la Carrera en las condiciones legalmente establecidas. Los cargos del Ministerio Fiscal llevarn anejos los honores que reglamentariamente se establezcan.

Artculo cincuenta y dos

Los miembros del Ministerio Fiscal gozarn de los permisos y licencias, y del rgimen de recompensas, que reglamentariamente se establezcan, inspirados unos y otros en lo dispuesto para Jueces y Magistrados por la Ley Orgnica del Poder Judicial.

Artculo cincuenta y tres

El rgimen retributivo de los miembros del Ministerio Fiscal se regir por ley y estarn equiparados en retribuciones a los miembros de la Carrera Judicial. Asimismo gozarn, en los trminos legales, de la adecuada asistencia y Seguridad Social.

Artculo cincuenta y cuatro

De acuerdo con lo establecido en el artculo ciento veintisiete de la Constitucin se reconoce el derecho de asociacin profesional de los Fiscales, que se ejercer libremente en el mbito del artculo veintids de la Constitucin y que se ajustar a las reglas siguientes:

Uno. Las Asociaciones de Fiscales tendrn personalidad jurdica y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.

Podrn tener como fines lcitos la defensa de los intereses profesionales de sus miembros en todos los aspectos y la realizacin de estudios y actividades encaminados al servicio de la justicia en general.

Dos. Slo podrn formar parte de las mismas quienes ostenten la condicin de Fiscales, sin que puedan integrarse en ellas miembros de otros cuerpos o carreras.

Tres. Los Fiscales podrn libremente afiliarse o no a Asociaciones profesionales. Estas debern hallarse abiertas a la incorporacin de cualquier miembro de la Carrera Fiscal.

Cuatro. Las Asociaciones profesionales quedarn validamente constituidas desde que se inscriban en el Registro, que ser llevado al efecto por el Ministerio de Justicia. La inscripcin se practicar a solicitud de cualquiera de los promotores, a la que se acompaar el texto de los Estatutos y una relacin de afilados.

Cinco. Los Estatutos debern expresar, como mnimo, las siguientes menciones:

Primera.- Nombre de la Asociacin, que no podr contener connotaciones polticas.

Segunda.- Fines especficos.

Tercera.- Organizacin y representacin de la Asociacin. Su estructura interna y funcionamiento debern ser democrticos.

Cuarta.- Rgimen de afiliacin.

Quinta.- Medios econmicos y rgimen de cuota.

Sexta.- Forma de elegirse los cargos directivos de la Asociacin.

Seis. Cuando las Asociaciones profesionales incurrieren en actividades contrarias a la ley o que excedieren del marco de los Estatutos, el Fiscal General del Estado podr instar, por los trmites de juicio declarativo ordinario, la disolucin de la Asociacin. La competencia para acordarla corresponder a la Sala Primera del Tribunal Supremo que, con carcter, cautelar, podr acordar la suspensin de la misma.

Artculo cincuenta y cinco

Ningn miembro del Ministerio Fiscal podr ser obligado a comparecer personalmente, pr razn de su cargo o funcin, ante las autoridades administrativas, sin perjuicio de los deberes de auxilio o asistencia entre autoridades.

Tampoco podr recibir ningn miembro del Ministerio Fiscal rdenes o indicaciones relativas al modo de cumplir sus funciones ms que de sus superiores jerrquicos.

Respecto del Fiscal General del Estado se estar a lo dispuesto en el artculo octavo y siguientes.

Artculo cincuenta y seis

Los miembros de la Carrera Fiscal en activo no podrn ser detenidos sin autorizacin del superior jerrquico de quien dependan, excepto por orden de la autoridad judicial competente o en caso de flagrante delito. En este ltimo supuesto se pondr inmediatamente el detenido a disposicin de la autoridad judicial ms prxima, dndose cuenta en el acto, en ambos casos, a su superior jerrquico.

CAPITULO VI
De las incompatibilidades y prohibiciones
Artculo cincuenta y siete

El ejercicio de cargos fiscales es incompatible:

Uno. Con el Juez o Magistrado.

Dos. Con el de cualquiera otra jurisdiccin.

Tres. Con los cargos de Diputado, Senador, Concejal, Diputado provincial, miembro de las Asambleas de las Comunidades Autnomas y dems cargos de eleccin popular o designacin poltica.

Cuatro. Con los empleos o cargos dotados o retribuidos por la Administracin del Estado, las Cortes, la Casa Real, Comunidades autnomas, provincias y municipios.

Cinco. Con todo empleo, cargo o profesin retribuido, salvo la decencia o investigacin jurdica o cientfica, debidamente notificada a su superior jerrquico.

Seis. Con el ejercicio de la Abogaca, excepto cuando tenga por objeto asuntos personales del funcionario, de su cnyuge, de los hijos sujetos a su patria potestad o de las personas sometidas a su tutela.

Siete. Con el ejercicio directo o mediante persona interpuesta, de toda actividad mercantil. Se excepta la transformacin y venta de productos obtenidos de los bienes propios, operaciones que podrn realizarse, pero sin tener establecimiento abierto al pblico.

Ocho. Con las funciones de Director, Gerente, Administrador, Consejero, socio colectivo o cualquiera otra que implique intervencin directa, administrativa o econmica en sociedades o empresas mercantiles, pblicas o privadas de cualquier gnero.

Artculo cincuenta y ocho

Los miembros del Ministerio Fiscal no podrn ejercer sus cargos:

Uno. En las Fiscalas que comprendan dentro de su circunscripcin territorial una poblacin en la que su cnyuge ejerza una actividad industrial o mercantil que obstaculice el imparcial desempeo de su funcin a juicio del Consejo Fiscal. Se exceptan las poblaciones de ms de cien mil habitantes.

Dos. En las Fiscalas en cuya demarcacin ejerzan sus parientes dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad o su cnyuge, cargos de la Carrera Fiscal siempre que el nmero de funcionarios sea inferior a cinco o impliquen dependencia jerrquica entre los mismos.

Tres. Cuando la Ley Orgnica del Poder Judicial establezca incompatibilidades entre miembros de la Carrera Judicial y Fiscal.

Cuatro. Como Fiscales Jefes en las Fiscalas donde ejerzan habitualmente como Abogados o Procurador su cnyuge o un pariente dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad, salvo que se trate de poblaciones de ms de un milln de habitantes y sin perjuicio del deber de abstencin cuando proceda.

Artculo cincuenta y nueve

No podrn los miembros del Ministerio Fiscal pertenecer a partidos polticos o sindicatos o tener empleo al servicio de los mismos, dirigir a los poderes y funcionarios pblicos o a Corporaciones oficiales, felicitaciones o censuras por sus actos, ni concurrir con carcter o atributos oficiales a cualesquiera actos o reuniones pblicas en que ello no proceda en el ejercicio de sus funciones.

CAPITULO VII
De la responsabilidad de los miembros del Ministerio Fiscal
Artculo sesenta

La exigencia de responsabilidad civil y penal a los miembros del Ministerio Fiscal y la repeticin contra los mismos por parte de la Administracin del Estado, en su caso, se regir, en cuando les sea de aplicacin, por lo dispuesto en la Ley Orgnica del Poder Judicial para Jueces y Magistrados.

Artculo sesenta y uno

Los miembros del Ministerio Fiscal incurrirn en responsabilidad disciplinaria cuando cometieran alguna de las faltas previstas en la presente ley.

Las faltas cometidas por los miembros del Ministerio Fiscal podrn ser leves, graves y muy graves.

Artculo sesenta y dos

Se considerarn faltas muy graves:

Uno. El incumplimiento de las rdenes recibidas en la forma establecida en este Estatuto.

Dos. La conducta irregular que comprometa la dignidad de la funcin fiscal.

Tres. La infraccin de las incompatibilidades absolutas establecidas en la presente ley.

Cuatro. El abandono o el retraso injustificado y reiterado en el desempeo de la funcin fiscal.

Cinco. La ausencia injustificada, por ms de diez das, del lugar de su destino, cuando no constituya delito.

Seis. La reiteracin o reincidencia en la comisin de faltas graves.

Artculo sesenta y tres

Se considerarn faltas graves:

Uno. La falta de respeto ostensible a los superiores en el orden jerrquico en su presencia, en escrito que se les dirija o con publicidad.

Dos. El incumplimiento de las rdenes u observaciones verbales recibidas de sus jefes, salvo que constituyan falta muy grave.

Tres. La infraccin de las incompatibilidades relativas o prohibiciones establecidas en la presente Ley.

Cuatro. Dejar de promover la exigencia de la responsabilidad penal o disciplinaria que proceda a los Secretarios y personal auxiliar subordinado cuando conocieren o debieren conocer el incumplimiento por los mismos de los deberes que les corresponde.

Cinco. La ausencia injustificada por ms de tres das del lugar en que se presten servicios.

Seis. La grave desconsideracin o falta de respeto a los Jueces o Tribunales ante los que actuaren.

Siete. El exceso o abuso de autoridad respecto a los Secretarios y Auxiliares de las Fiscalas y a los particulares que acudieren a las mismas en cualquier concepto.

Ocho. La reiteracin o reincidencia en la comisin de faltas leves.

Nueve. las restantes infracciones de los deberes inherentes a la condicin de Fiscal, establecidos en la presente Ley, cuando merecieran la calificacin de graves atendidas la intencionalidad del hecho, su trascendencia para la Administracin de Justicia y el quebranto sufrido por la dignidad de la funcin fiscal.

Artculo sesenta y cuatro

Se considerarn faltas leves:

Uno. La falta de respeto a los superiores jerrquicos o a los Juzgados o Tribunales que no constituyan falta grave.

Dos. La desconsideracin con los iguales o interiores en jerarqua, con los Abogados y Procuradores, con los Secretarios y Auxiliares de los Juzgados y Tribunales o de las Fiscalas o con los particulares que acudieren a los mismos en cualquier concepto.

Tres. El retraso en el despacho de los asuntos cuando no constituya falta grave.

Cuatro. La inasistencia injustificada a un juicio o Vista que estubieren sealados, siempre que no constituya falta grave.

Cinco. La ausencia injustificada por menos de tres das del lugar en que presten servicio.

Seis. La simple recomendacin de cualesquiera asuntos de que conozcan los Juzgados y Tribunales.

Siete. Las restantes infracciones de los deberes propios de su cargo o la negligencia en el cumplimiento de los mismos, cuando no mereciere la calificacin de grave.

Artculo sesenta y cinco

Las faltas leves prescribirn al mes; las graves, a los tres meses y las muy graves, a los seis meses.

Artculo sesenta y seis

Las sanciones que se pueden imponer a los miembros de la Carrera Fiscal por las faltas cometidas en el ejercicio de sus cargos son:

Primera.- Advertencia.

Segunda.- Reprensin.

Tercera.- Multa de hasta cincuenta mil pesetas.

Cuarta.- Suspensin de empleo y sueldo de un mes a un ao.

Quinta.- Separacin.

Las faltas leves slo podrn sancionarse con advertencia o reprensin; las graves, con reprensin o multa, y las muy graves, con suspensin o separacin.

Artculo sesenta y siete

Sern competentes para la imposicin de sanciones:

Uno. Para imponer hasta la de reprensin, el Fiscal Jefe respectivo.

Dos. Para imponer hasta la de suspensin de empleo y sueldo, el Fiscal General del Estado.

Tres. Para imponer la de separacin del servicio, el Ministro de Justicia, a propuesta del Fiscal General del Estado, previo informe favorable del Consejo Fiscal.

Las resoluciones del Fiscal Jefe sern recurribles ante el Consejo Fiscal.

Las resoluciones del Fiscal General del Estado sern recurribles en alzada ante el Ministro de Justicia.

Las resoluciones del Consejo Fiscal y del Ministro de Justicia sern susceptibles de recurso contencioso-administrativo ante la Sala correspondiente del Tribunal Supremo.

Artculo sesenta y ocho

La sancin de advertencia podr imponerse de plano previa audiencia del interesado. Para la imposicin de las restantes, ser preceptiva la instruccin de expediente contradictorio, con audiencia del interesado.

Artculo sesenta y nueve

Las sanciones disciplinarias firmes se anotarn en el expediente personal del interesado, de lo cual cuidar la Autoridad que la hubiere impuesto.

Las anotaciones sern candeladas por acuerdo del Fiscal General del Estado, una vez cumplida la sancin, y transcurridos seis meses, dos aos o cuatro aos desde su imposicin, respectivamente, segn que la falta hubiere sido leve, grave o muy grave, si en dicho perodo el funcionario no hubiere incurrido en la comisin de hechos sancionables. Las sanciones impuestas por faltas leves se cancelarn automticamente. La cancelacin de las restantes se har en expediente iniciado a peticin del interesado y con informe del Consejo

Fiscal.

La cancelacin borrara el antecedente a todos los efectos, incluso a las de apreciacin de reincidencia o reiteracin.

Artculo setenta

La rehabilitacin de los Fiscales separados disciplinariamente se regir, en cuanto les sea de aplicacin, por lo dispuesto en la Ley Orgnica del Poder Judicial para Jueces y Magistrados.

TITULO IV
Del personal y medios materiales
CAPITULO UNICO
Artculo setenta y uno

Habr en los rganos fiscales el personal tcnico y auxiliar necesario para atender al servicio, que depender de los Fiscales Jefes respectivos sin perjuicio de la competencia que corresponda a otros rganos en la esfera que les sea propia.

Artculo setenta y dos

Las Fiscalas tendrn una instalacin adecuada en la sede de los Tribunales y Juzgados correspondientes y se hallarn dotadas de los medios precisos que se consignen en las Leyes de Presupuestos.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Primera.

Los actuales miembros de la Carrera Fiscal integrarn, en lo sucesivo, las dos primeras categoras y el grado de ascenso de la categora tercera en la siguiente forma:

A. Los Fiscales Generales integrarn la primera.

B Los Fiscales, la categora segunda.

C Los Abogados Fiscales, la categora tercera, grado de ascenso.

Segunda.

Uno. Los actuales Fiscales de Distrito se integrarn en la Carrera Fiscal en el grado de Abogado Fiscal de ingreso y slo podrn ser promovidos al grado de ascenso en la forma prevista en el artculo treinta y siete de esta Ley.

Dos. Los actuales Fiscales de Distrito cuando les corresponda la promocin al grado de ascenso por antigedad y se encontraran adscritos en el momento de su integracin a la Carrera Fiscal en una Fiscala de Distrito, adquirirn el grado de ascenso, a efectos de categora personal pudiendo optar por desempear el mismo destino, renunciando a los efectos econmicos derivados de su nueva categora y a todo derecho a ascenso a la segunda categora.

Si el destino al que se hubiere adscrito fuera suprimido podrn optar entre ser nombrados con carcter preferente para otro destino similar o integrarse en una Fiscala de Audiencia con el grado de ascenso, recuperando a partir de la toma de posesin los derechos econmicos correspondientes a tal grado y situndose en el escalafn tras los Abogados Fiscales que ya estuvieren ocupando ese grado con plenos derechos.

Tercera.

Los actuales Fiscales de Distrito integrados en la categora tercera, grado de ingreso de la Carrera Fiscal, sern destinados a la Fiscala de la Audiencia Territorial o Provincial correspondiente al distrito o agrupacin en que vinieran prestando servidos. Bajo las rdenes del Fiscal de la respectiva Audiencia, continuarn prestando sus servicios en la Fiscala o agrupacin de Fiscalas en la que aparecen destinados en el momento de entrada en vigor de la presente ley, hasta que adquieran el grado de ascenso, sin perjuicio de las dems funciones que su Jefe pueda encomendarle.

Cuarta.

Los aos de antigedad exigidos en esta Ley a efectos de promociones y nombramientos, se entendern siempre referidos para los actuales Fiscales de Distrito a los servicios prestados a partir de su integracin en la categora tercera, grado de ingreso de la Carrera Fiscal.

Quinta.

Las oposiciones a la Carrera Fiscal que hubiere convocadas a la entrada en vigor de esta ley, se concluirn con arreglo a la normativa vigente en la fecha de su convocatoria, y quienes obtengan plaza en ellas sern colocados escalafonadamente a continuacin de los actuales Abogados Fiscales, figurando en primer lugar los opositores procedentes del turno restringido y despus los del libre y antes de los antiguos Fiscales de Distrito a que hace referencia la disposicin transitoria segunda de esta ley.

Sexta.

La plantilla de personal tcnico y auxiliar al servicio de los rganos fiscales a que se refiere la presente Ley se fijar por el Gobierno conforme a las siguientes normas:

1. Los Secretarios y personal auxiliar y subalterno que actualmente prestan sus servicios en las fiscalas, podrn optar, en el plazo de tres meses a partir de la publicacin de la presente ley y de la Ley Orgnica del Poder Judicial, por continuar al servicio del Ministerio Fiscal, en cuyo supuesto pasarn a la situacin de supernumerarios en su Carrera o Cuerpo de origen, o pasar al de Juzgados y Tribunales, en cuyo caso permanecern en su actual destino hasta obtener otro en stos.

2. Las vacantes se proveern por concurso entre funcionarios de los Cuerpos respectivos. Los destinos que resulten desiertos se proveern con personal de nuevo ingreso, por oposicin a los Cuerpos respectivos que se convocarn por el Ministerio de Justicia.

3. El personal al servicio de las Fiscalas se integrar en escalafn independiente, dotndose en el presupuesto del Ministerio de Justicia, con baja en la Seccin en que figure la plantilla.

4. Lo establecido en esta disposicin no supondr aumento de las plantillas autorizadas por la Ley treinta y cinco/mil novecientos setenta y nueve, de diecisis de noviembre.

DISPOSICION ADICIONAL

En cuanto a la adquisicin y prdida de la condicin de miembro de la Carrera Fiscal, incapacidades situaciones administrativas, deberes y derechos, incompatibilidades, prohibiciones y responsabilidades de los mismos, ser de aplicacin supletoria lo dispuesto para Jueces y Magistrados en la Ley Orgnica del Poder Judicial.

DISPOSICIONES FINALES
Primera.

Se faculta al Gobierno:

A. Para que, en el plazo de un ao y a propuesta del Ministro de Justicia, dicte el Reglamento que desarrolle la presente Ley.

B. Para redistribuir las plantillas entre las distintas Fiscalas, tanto del personal fiscal que las sirve, como del auxiliar adscrito a las mismas, siempre que no implique incremento en las plantillas presupuestarias respectivas.

Segunda.

Queda derogado el Estatuto del Ministerio Fiscal de veintiuno de junio de mil novecientos veintisis. En tanto no se dicte el Reglamento a que se refiere la disposicin anterior, seguir aplicndose el hoy vigente en lo que no se oponga a la presente ley.

Por tanto,

Mando a todos los espaoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta Ley.

Baqueira Beret a treinta de diciembre de mil novecientos ochenta y uno.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

Leopoldo Calvo-Sotelo y Bustelo.

Análisis

  • Rango: Ley
  • Fecha de disposición: 30/12/1981
  • Fecha de publicación: 13/01/1982
  • Entrada en vigor: 2 de febrero de 1982.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DICTA DE CONFORMIDAD regulando el rgimen de sustituciones en la carrera fiscal: Real Decreto 634/2014, de 25 de julio (Ref. BOE-A-2014-7967).
  • SE MODIFICA:
    • la disposicin adicional 1 y SE AADE una disposicin adicional 4, por Ley 4/2010, de 10 de marzo (Ref. BOE-A-2010-4048).
    • la disposicin adicional 1, con efectos de 4 de mayo de 2010, por Ley 13/2009, de 3 de noviembre (Ref. BOE-A-2009-17493).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD, estableciendo el rgimen de nombramiento de miembros sustitutos: Real Decreto 1/2008, de 11 de enero (Ref. BOE-A-2008-511).
  • SE DEROGA las disposiciones transitorias 1 a 6, SE MODIFICA determinandos preceptos y SE SUPRIME los arts. 18 bis, 18 ter, 18 quter y 18 quinquies, por Ley 24/2007, de 9 de octubre (Ref. BOE-A-2007-17769).
  • SE MODIFICA:
    • el art. 14.1, por Ley Orgnica 3/2007, de 22 de marzo (Ref. BOE-A-2007-6115).
    • el art. 18.1 y SE AADE el 18 quinquies, por Ley 10/2006, de 28 de abril (Ref. BOE-A-2006-7678).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD con la disposicin adicional 2, regulando el sistema de informacin: Real Decreto 93/2006, de 3 de febrero (Ref. BOE-A-2006-2967).
  • SE AADE la disposicin adicional 3, por Ley Orgnica 2/2004, de 28 de diciembre (Ref. BOE-A-2004-21761).
  • SE MODIFICA los arts. 18, 22 y SE AADE el 18 quater, por Ley Orgnica 1/2004, de 28 de diciembre (Ref. BOE-A-2004-21760).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD con el art. 18.2 y la disposicin final 1, ampliando la plantilla Orgnica: Real Decreto 716/2003, de 13 de junio (Ref. BOE-A-2003-11945).
  • SE DEROGA el art. 37.3 y SE MODIFICA determinados preceptos, por Ley 14/2003, de 26 de mayo (Ref. BOE-A-2003-10523).
  • SE MODIFICA:
    • los arts. 3.5, 5 y 18.1, por Ley 12/2000, de 28 de diciembre (Ref. BOE-A-2000-24264).
    • el art. 42, por Ley Orgnica 9/2000, de 22 de diciembre (Ref. BOE-A-2000-23661).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • regulando el Destino de los Fiscales que Cesen de la Secretara tcnica de la Fiscalia General del Estado: Real Decreto 286/1997, de 28 de febrero (Ref. BOE-A-1997-5957).
    • el art. 18.2, estableciendo la Plantilla Orgnica del Ministerio Fiscal: Real Decreto 298/1996, de 23 de febrero (Ref. BOE-A-1996-6008).
    • con el art. 18.2, fijando la Plantilla Orgnica de la Fiscalia para la Represin de Delitos Economicos Relacionados con la Corrupcin: Real Decreto 923/1995, de 9 de junio (Ref. BOE-A-1995-16523).
  • SE MODIFICA los arts. 12.1, 18.1, 19, 35 y 36.1 y SE AADE el art. 18 ter, por Ley 10/1995, de 24 de abril (Ref. BOE-A-1995-10066).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • el art. 18.2 y disposicin final 1, distribuyendo las nuevas plazas Presupuestadas: Real Decreto 2413/1994, de 16 de diciembre (Ref. BOE-A-1995-1045).
    • con el art. 18.2, sobre nuevas plazas presupuestadas para 1988: Real Decreto 1544/1988, de 23 de diciembre (Ref. BOE-A-1988-29370).
  • SE MODIFICA determinados preceptos , por Ley 5/1988, de 24 de marzo (Ref. BOE-A-1988-8175).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • sobre el Ministerio Fiscal: Orden de 6 de noviembre de 1987 (Ref. BOE-A-1987-25548).
    • lo dispuesto en el art. 42: Orden de 21 de julio de 1987 (Ref. BOE-A-1987-17542).
  • SE MODIFICA el art. 34, por Ley Orgnica 6/1985, de 1 de julio (Ref. BOE-A-1985-12666).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • regulando pruebas selectivas: Real Decreto 1254/1984, de 20 de junio (Ref. BOE-A-1984-14682).
    • con el art. 18.2: Real Decreto 385/1984, de 8 de febrero (Ref. BOE-A-1984-4891).
  • SE DESARROLLA parcialmente, por Real Decreto 545/1983, de 9 de febrero (Ref. BOE-A-1983-7971).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • con los arts. 14, 20, 24 y 26, regulando la Constitucin y funcionamiento del Consejo Fiscal: Real Decreto 437/1983, de 9 de febrero (Ref. BOE-A-1983-6884).
    • con la disposicin final 1.B, revisando provisionalmente la plantilla de la carrera fiscal: Real Decreto 3898/1982, de 29 de diciembre (Ref. BOE-A-1983-25).
  • SE SUSPENDE el plazo establecido en la disposicin final 1.A), por Real Decreto-ley 26/1982, de 22 de diciembre (Ref. BOE-A-1983-1).
Referencias anteriores
  • DEROGA el Estatuto del Ministerio Fiscal publicado por Real Decreto de 21 de junio de 1926 (Gazeta) (Ref. BOE-A-1926-6265).
  • DE CONFORMIDAD con:
    • Ley Orgnica 2/1979, de 3 de octubre (Ref. BOE-A-1979-23709).
    • la Ley de Enjuiciamiento Criminal aprobada por Real Decreto de 14 de septiembre de 1882 (Gazeta) (Ref. BOE-A-1882-6036).
Materias
  • Audiencia Nacional
  • Audiencias Provinciales
  • Audiencias Territoriales
  • Carrera Fiscal
  • Cuerpo de Fiscales de Distrito
  • Ministerio Fiscal
  • Tribunal Constitucional
  • Tribunal Supremo

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid