Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-1998-2989

Ley 1/1998, de 7 de enero, de Poltica Lingstica.

TEXTO

EL PRESIDENTE DE LA GENERALIDAD DE CATALUA

Sea notorio a todos los ciudadanos que el Parlamento de Catalua ha aprobado y yo, en nombre del Rey y de acuerdo con lo que establece el artculo 33.2 del Estatuto de Autonoma de Catalua, promulgo la siguiente Ley 1/1998, de 7 de enero, de Poltica Lingstica.

PREMBULO

I. Significado y situacin de la lengua catalana

La lengua catalana es un elemento fundamental de la formacin y la personalidad nacional de Catalua, un instrumento bsico de comunicacin, integracin y cohesin social de los ciudadanos y ciudadanas, con independencia de su origen geogrfico, y el vnculo privilegiado de Catalua con las dems tierras de habla catalana, con las que forma una comunidad lingstica que ha aportado a lo largo de los siglos, con voz original, una valiosa contribucin a la cultura universal. Adems, ha sido el testimonio de fidelidad del pueblo cataln hacia su tierra y su cultura especfica.

Forjada originariamente en el territorio de Catalua, compartida con otras tierras en las que recibe tambin denominaciones populares e incluso legales distintas, la lengua catalana ha sido siempre la propia del pas y, como tal, se ha visto afectada negativamente por algunos acontecimientos de la historia de Catalua, que la han conducido a una situacin precaria. Esta situacin es debida a varios factores, como la persecucin poltica que ha padecido y la imposicin legal del castellano durante ms de dos siglos y medio; las condiciones polticas y socioeconmicas en que se produjeron los cambios demogrficos de las ltimas dcadas, y, aun, el carcter de lengua de mbito restringido que tiene, similar al de otras lenguas oficiales de Europa, especialmente en el mundo actual, en que la comunicacin, la informacin y las industrias culturales tienden a la mundializacin.

Como resultado, pues, de todas estas circunstancias, la situacin sociolingstica de Catalua es hoy compleja. La realidad de una lengua propia que no ha alcanzado la plena normalizacin y que tiene un nmero de hablantes relativamente pequeo en el contexto internacional convive con el hecho de que muchos de los ciudadanos y ciudadanas del territorio de Catalua tienen como lengua materna la castellana, en la cual se expresan preferentemente y a partir de la cual han contribuido, frecuentemente, a enriquecer de forma significativa la propia cultura catalana, contribucin realizada, asimismo, por otros ciudadanos y ciudadanas en otras lenguas. Esta realidad, pues, exige una poltica lingstica que ayude eficazmente a normalizar la lengua propia de Catalua y que, a su vez, garantice un respeto escrupuloso a los derechos lingsticos de todos los ciudadanos y ciudadanas.

II. El marco jurdico

El marco jurdico actual de la lengua catalana viene determinado por la Constitucin espaola de 1978 y por el Estatuto de Autonoma de Catalua de 1979.

La primera, reconociendo la diversidad de los pueblos que integran el Estado espaol, establece, en el artculo 3, que el castellano es la lengua espaola oficial del Estado y que, como tal lengua oficial, todos los espaoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Adems, la Constitucin dice que las dems lenguas espaolas sern tambin oficiales en las respectivas Comunidades Autnomas de acuerdo con sus Estatutos.

El Estatuto de Autonoma, en el artculo 3, dispone: 1. La lengua propia de Catalua es el cataln. 2. El idioma cataln es el oficial de Catalua, as como tambin lo es el castellano, oficial en todo el Estado espaol. 3. La Generalidad garantizar el uso normal y oficial de los dos idiomas, adoptar las medidas necesarias para asegurar su conocimiento y crear las condiciones que permitan alcanzar su plena igualdad en lo que se refiere a los derechos y deberes de los ciudadanos de Catalua. 4. El habla aranesa ser objeto de enseanza y de especial respeto y proteccin.

Estas disposiciones estatutarias fueron desarrolladas por la Ley 7/1983, de 18 de abril, de Normalizacin Lingstica en Catalua, de enorme trascendencia en la historia de la lengua, que supuso la despenalizacin del cataln y en catorce aos de vigencia ha permitido que se extendiera su conocimiento entre la gran mayora de la poblacin y una poltica concertada entre todos los sectores de la sociedad, que se ha materializado en el proceso de normalizacin lingstica.

En el tiempo de vigencia de la Ley se han producido cambios trascendentes: En el campo tecnolgico, se ha generalizado el uso de la informtica y de las autopistas de la informacin; en el campo cultural y comercial, se ha establecido la libertad de comercio, que ha generalizado los prstamos culturales, especialmente en el mundo de las comunicaciones y del audiovisual; en el campo poltico, por un lado, Espaa se ha incorporado a la Comunidad Econmica Europea, hoy Unin Europea, regida por el principio del multilingismo, y, por otro lado, la Generalidad ha asumido muchas de las competencias previstas en el Estatuto; en el campo social y sociolingstico, se ha generalizado el conocimiento del cataln generalizacin que no siempre ha supuesto un aumento similar en los usos pblicos y se ha producido un cambio notable en los flujos migratorios. Tambin se ha dado una importante evolucin del derecho lingstico en nuestro pas, debida en parte a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y en parte a la legislacin catalana y los estudios doctrinales. Finalmente, cabe destacar el contenido de varias resoluciones del Parlamento Europeo: La de 30 de noviembre de 1987, sobre las lenguas y culturas de las minoras regionales y tnicas en la Comunidad Europea; la de 11 de diciembre de 1990, sobre la situacin de las lenguas en la Comunidad y la de la lengua catalana, y la de 9 de febrero de 1994, sobre las minoras culturales y lingsticas de la Comunidad Europea. Tambin cabe destacar la Carta europea de las lenguas regionales o minoritarias, adoptada como convencin por el Comit de Ministros del Consejo de Europa a 5 de noviembre de 1992, y la Declaracin universal de derechos lingsticos, aprobada por la Conferencia Mundial de Derechos Lingsticos a 6 de junio de 1996, en Barcelona, que cont con el apoyo unnime del Congreso de los Diputados y del Parlamento de Catalua.

III. Los objetivos de la presente Ley

Todas estas circunstancias han hecho aconsejable modificar y actualizar la Ley de 1983 y renovar el acuerdo poltico y social que hubo entonces, para poder consolidar el proceso impulsado por la Ley de Normalizacin Lingstica en el mbito de la Administracin y la enseanza, adaptar a las necesidades de hoy la regulacin de los medios de comunicacin y las industrias culturales y establecer una normativa lingstica destinada al mundo socieconmico, todo ello con el objetivo de avanzar en la generalizacin del conocimiento completo y el uso normal de la lengua catalana, lo cual ha de permitir dar un nuevo impulso al uso social de la lengua.

La modificacin y actualizacin de la Ley de 1983 han de permitir tambin consolidar el compromiso estatutario de llegar a la plena igualdad en lo que se refiere a los derechos y deberes lingsticos y, de forma especial, los de conocer las dos lenguas oficiales y usarlas, cosa que supone que, de acuerdo con el marco estatutario vigente, los ciudadanos y ciudadanas de Catalua debern conocer la lengua catalana y la castellana y tendrn el derecho a usarlas.

Para seguir este impulso, resulta tambin de todo punto indispensable modificar la normativa estatal y la europea, y reafirmar las polticas de fomento y las correspondientes dotaciones presupuestarias.

IV. El contenido y la estructura de la presente Ley

La presente Ley formula los conceptos jurdicos de lengua propia y de lengua oficial. As, el concepto de lengua propia aplicado a la catalana obliga a los poderes pblicos y las instituciones de Catalua a protegerla, a usarla de forma general y a promover su uso pblico en todos los niveles. El concepto de lengua oficial aplicado al cataln y al castellano garantiza a los ciudadanos y ciudadanas los derechos subjetivos, que son proclamados explcitamente, a aprender las dos lenguas, a poder usarlas libremente en todas las actividades pblicas y privadas, a ser atendidos en la que escojan en sus relaciones con las Administraciones y, de forma gradual y progresiva, con todos los agentes sociales que ofrecen servicios al pblico, y a no ser discriminados por razn de lengua. Teniendo en cuenta estos principios, la Ley regula el uso de las dos lenguas oficiales en Catalua, y establece medidas de amparo y promocin del uso del cataln para conseguir su normalizacin y medidas de fomento para garantizar su presencia en todos los mbitos.

En el mbito oficial y administrativo, la presente Ley establece que las Administraciones e instituciones catalanas deben utilizar de forma general el cataln, sin perjuicio del derecho de los ciudadanos y ciudadanas a dirigirse a las mismas en la lengua oficial que stos escojan, y proclama la plena validez de toda la documentacin pblica y privada en cualquiera de las dos lenguas oficiales, con plena independencia de una con respecto a la otra, en todos los mbitos, incluidos la Administracin del Estado, la Administracin de Justicia y los Registros pblicos.

En lo que se refiere a la enseanza, la presente Ley garantiza a toda la poblacin el pleno conocimiento de las dos lenguas y, a su vez, garantiza que el alumnado no sea discriminado ni separado en grupos diferentes por razn de la lengua, manteniendo el sistema de conjuncin lingstica aplicado al amparo de la Ley de 1983, y de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Tambin establece medidas de fomento de la docencia universitaria en cataln.

En el mbito de los medios de comunicacin, y en el marco de las competencias de la Generalidad, regula el uso del cataln en las emisoras de radiodifusin y de televisin, a fin de garantizar la presencia de la lengua propia en el espacio radiofnico y televisivo, y establece medidas de fomento de la prensa escrita. En lo referente a las industrias culturales, mantiene y refuerza las medidas de fomento que ya estableca la Ley de Normalizacin Lingstica para la cinematografa, el libro, la cancin y las artes del espectculo, e incorpora referencias a la informtica, las redes de comunicacin telemticas y los productos de ingeniera lingstica, que se han convertido en la base del tratamiento de la informacin en todos los campos.

En lo que se refiere al mbito socioeconmico, adopta medidas de regulacin de la presencia de la lengua catalana y de fomento del uso de esta lengua en todos los campos en que, por razones de mercado u otras, no se garantizan lo suficiente. De esta forma, las empresas pblicas, las concesionarias y las de servicios pblicos se incorporan activamente al proceso de normalizacin lingstica, con la finalidad de garantizar los derechos lingsticos de los consumidores y consumidoras. El objetivo es conseguir, en el mundo econmico, una situacin de equidad entre las dos lenguas de forma progresiva, a medida que todos los ciudadanos y ciudadanas de Catalua vayan adquiriendo un conocimiento completo de la lengua catalana, y siempre mediante la concertacin social propiciada desde la Generalidad.

Finalmente, la presente Ley reconoce, ampara y fomenta la enseanza y el uso del arans en el Valle de Arn, con una referencia a la Ley 16/1990, de 13 de julio, sobre el rgimen especial del Valle de Arn, y con pleno respeto por las competencias de las instituciones propias del Valle de Arn.

La presente Ley tiene carcter indicativo para los ciudadanos y ciudadanas y slo crea obligaciones para las Administraciones y para determinadas empresas si el carcter de servicio pblico de su actividad y la proteccin de los derechos lingsticos de los ciudadanos y ciudadanas lo hacen aconsejable. De esta forma, slo pueden ser objeto de actuacin administrativa, de acuerdo con la normativa sectorial aplicable, los funcionarios y funcionarias y las citadas empresas si incumplen las obligaciones establecidas en la presente Ley.

En lo que se refiere a la estructura, la presente Ley consta de treinta y nueve artculos, ocho disposiciones adicionales, tres transitorias y tres finales. El articulado se distribuye en siete captulos, que regulan los principios generales (captulo preliminar), el uso institucional (captulo I), la onomstica (captulo II), la enseanza (captu lo III), los medios de comunicacin y las industrias culturales (captulo IV), la actividad socioeconmica (captulo V), y el impulso institucional (captulo VI). Sigue, por lo tanto, la estructura de la Ley 7/1983, a la que se adicionan los captulos especficamente destinados a la onomstica y a la actividad socioeconmica.

CAPTULO PRELIMINAR
Principios generales
Artculo 1. El objeto de la presente Ley.

1. El objeto de la presente Ley es el desarrollo del artculo 3 del Estatuto de Autonoma de Catalua, a fin de amparar, fomentar y normalizar el uso de la lengua catalana en todos los mbitos, y el uso del arans en el Valle de Arn, y garantizar el uso normal y oficial del cataln y del castellano.

2. Los objetivos principales de la presente Ley son:

a) Amparar y fomentar el uso del cataln por todos los ciudadanos y ciudadanas.

b) Dar efectividad al uso oficial del cataln y del castellano, sin ninguna discriminacin para los ciudadanos y ciudadanas.

c) Normalizar y fomentar el uso del cataln en la Administracin, la enseanza, los medios de comunicacin social, las industrias culturales y el mundo socio econmico.

d) Asegurar la extensin del conocimiento del cataln a todos los ciudadanos y ciudadanas.

3. Es tambin un objetivo de la presente Ley alcanzar la igualdad en lo que se refiere a los derechos y deberes lingsticos de los ciudadanos y ciudadanas, con la promocin de las acciones necesarias y la remocin de los obstculos que hoy la dificultan.

Artculo 2. La lengua propia.

1. El cataln es la lengua propia de Catalua y la singulariza como pueblo.

2. El cataln, como lengua propia, es:

a) La lengua de todas las instituciones de Catalua, y en especial de la Administracin de la Generalidad, de la Administracin local, de las Corporaciones pblicas, de las empresas y los servicios pblicos, de los medios de comunicacin institucionales, de la enseanza y de la toponimia.

b) La lengua preferentemente utilizada por la Administracin del Estado en Catalua en la forma que ella misma determine, por las dems instituciones y, en general, por las empresas y entidades que ofrecen servicios al pblico.

3. Lo dispuesto en el apartado 2 implica un compromiso especial de las instituciones para promocionar su conocimiento y fomentar su uso entre los ciudadanos y ciudadanas, con independencia del carcter oficial del cataln y del castellano.

Artculo 3. Las lenguas oficiales.

1. El cataln es la lengua oficial de Catalua, as como tambin lo es el castellano.

2. El cataln y el castellano, como lenguas oficiales, pueden ser utilizadas indistintamente por los ciudadanos y ciudadanas en todas las actividades pblicas y privadas sin discriminacin. Los actos jurdicos realizados en cualquiera de las dos lenguas oficiales tienen, por lo que se refiere a la lengua, plena validez y eficacia.

Artculo 4. Los derechos lingsticos.

1. De acuerdo con el artculo 3 del Estatuto de Autonoma, y en el marco de una poltica activa de la Generalidad para crear las condiciones que permitan llegar a la igualdad plena en cuanto a los derechos y deberes lingsticos, en Catalua todas las personas tienen derecho a:

a) Conocer las dos lenguas oficiales.

b) Expresarse en cualquiera de las dos lenguas oficiales, oralmente y por escrito, en las relaciones y actos pblicos y privados.

c) Ser atendidas en cualquiera de las dos lenguas oficiales en los trminos que la presente Ley establece.

d) Utilizar libremente cualquiera de las dos lenguas oficiales en todos los mbitos.

e) No ser discriminadas por razn de la lengua oficial que utilizan.

2. Todas las personas pueden dirigirse a los Juzgados y los Tribunales para obtener la proteccin judicial del derecho a utilizar su lengua.

3. Todas las personas pueden dirigirse a la Administracin de la Generalidad y al Sndic de Greuges solicitando que, en el mbito de sus competencias, acten para garantizarles los derechos lingsticos de forma especfica.

Artculo 5. Los principios rectores de la actuacin de la Generalidad.

1. La Generalidad ha de garantizar los derechos lingsticos de los ciudadanos y ciudadanas, el uso normal y oficial del cataln y del castellano, la enseanza de las dos lenguas a toda la poblacin, la capacitacin y habilitacin lingsticas del personal al servicio de las Administraciones y la igualdad plena de los ciudadanos y ciudadanas en cuanto a derechos y deberes lingsticos, en todos los mbitos.

2. La Generalidad ha de realizar actuaciones de amparo, proteccin y promocin y fomento del uso de la lengua catalana en todos los mbitos, con adopcin de las medidas necesarias y el destino de los recursos suficientes.

Artculo 6. La unidad de la lengua catalana.

1. La lengua catalana es un patrimonio que Catalua comparte con otros territorios con los que constituye una misma comunidad lingstica. La Generalidad ha de velar por la proteccin de la unidad del cataln y ha de fomentar el uso y la proyeccin exterior del cataln y la comunicacin entre los distintos territorios de habla catalana.

2. De acuerdo con la legislacin vigente, corresponde al Institut d’Estudis Catalans la autoridad lingstica.

Artculo 7. Reconocimiento y proteccin del arans.

El arans, variedad de la lengua occitana propia del Valle de Arn, se rige, en lo que se refiere al uso, por la Ley 16/1990, de 13 de julio, sobre el rgimen especial del Valle de Arn, y, supletoriamente, por los preceptos de la presente Ley, que nunca pueden ser interpretados en perjuicio del uso del arans.

CAPTULO I
El uso institucional
Artculo 8. La publicacin de las normas.

1. Las Leyes que aprueba el Parlamento de Catalua se publican, en ediciones simultneas en cataln y en castellano, en el Diario Oficial de la Generalidad de Catalua. Corresponde al Parlamento realizar su versin oficial castellana.

2. La publicacin en el Diario Oficial de la Generalidad de Catalua, si procede, de las disposiciones generales y las resoluciones normativas del Gobierno, la Administracin y las instituciones de la Generalidad y de las Administraciones locales de Catalua se realiza en ediciones simultneas en cataln y en castellano.

Artculo 9. La lengua de las Administraciones de Catalua.

1. La Generalidad, las Administraciones locales y las dems Corporaciones pblicas de Catalua, las instituciones y empresas que dependen de las mismas y los concesionarios de sus servicios deben utilizar el cataln en sus actuaciones internas y en la relacin entre ellos. Tambin deben utilizarlo normalmente en las comunicaciones y notificaciones dirigidas a personas fsicas o jurdicas residentes en el mbito lingstico cataln, sin perjuicio del derecho de los ciudadanos y ciudadanas a recibirlas en castellano, si lo solicitan.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de regular, mediante disposiciones reglamentarias, el uso del cataln en las actividades administrativas de todos los rganos de su competencia.

3. Las Corporaciones locales y las Universidades han de regular el uso del cataln en el mbito de las respectivas competencias, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 1. Tambin deben regularlo, en el mismo sentido, todas las dems Corporaciones pblicas.

Artculo 10. Los procedimientos administrativos.

1. En los procedimientos administrativos tramitados por la Administracin de la Generalidad, las Administraciones locales y las dems Corporaciones de Catalua debe utilizarse el cataln, sin perjuicio del derecho de los ciudadanos y ciudadanas a presentar documentos, hacer manifestaciones y, si lo solicitan, a recibir notificaciones en castellano.

2. La Administracin ha de entregar a las personas interesadas que lo requieran, en la lengua oficial solicitada, un testimonio traducido de aquello que les afecta. La solicitud de traduccin no puede suponer ningn perjuicio o gasto al solicitante ni retrasos en el procedimiento ni suspender su tramitacin ni los plazos establecidos.

Artculo 11. La capacitacin lingstica del personal al servicio de las Administraciones de Catalua.

1. El personal al servicio de las Administraciones, las Corporaciones y las instituciones pblicas de Catalua debe tener un nivel de conocimiento adecuado y suficiente de las dos lenguas oficiales, tanto en la expresin oral como en la escrita, que lo haga apto para desarrollar las funciones propias de su puesto de trabajo.

2. Para hacer efectivo lo dispuesto en el apartado 1, el Gobierno de la Generalidad ha de garantizar la enseanza del cataln al personal al servicio de la Administracin de la Generalidad, de las Corporaciones locales, de las Universidades pblicas y de la Administracin de Justicia de Catalua y fomentar medidas de reciclaje de este personal.

3. En el proceso de seleccin para acceder a plazas de personal de la Administracin de la Generalidad, la Administracin local y la Administracin y Servicios de las Universidades, incluido el personal laboral, debe acreditarse el conocimiento de la lengua catalana, tanto en la expresin oral como en la escrita, en el grado adecuado a las funciones propias de las plazas de que se trate, en los trminos establecidos en la legislacin de la funcin pblica.

Artculo 12. La Administracin del Estado.

1. Son vlidas las actuaciones administrativas de los rganos y entes de la Administracin del Estado, tanto las orales como las escritas, realizadas en Catalua en cualquiera de las dos lenguas oficiales, sin necesidad de traduccin.

2. Todas las personas tienen derecho a relacionarse, oralmente y por escrito, con la Administracin del Estado en Catalua en la lengua oficial que escojan y ser atendidos, y no se les puede exigir traduccin alguna.

Artculo 13. Las actuaciones judiciales.

1. Son vlidas las actuaciones judiciales, tanto las orales como las escritas, realizadas en cualquiera de las dos lenguas oficiales, sin necesidad de traduccin.

2. Todas las personas tienen derecho a relacionarse, oralmente y por escrito, con la Administracin de Justicia en la lengua oficial que escojan y ser atendidos, y no se les puede exigir traduccin alguna.

3. Todas aquellas personas que lo soliciten deben recibir en la lengua oficial solicitada los testimonios de las sentencias y autos resolutorios que les afecten, sin retrasos por razn de lengua.

4. Lo dispuesto en los apartados 1, 2 y 3 es aplicable tambin a los Tribunales eclesisticos y a los arbitrales.

5. En la provisin de plazas del personal al servicio de la Administracin de Justicia dependiente de la Generalidad debe aplicarse lo dispuesto en el artculo 11, de acuerdo con la correspondiente normativa especfica, en los trminos que sean establecidos por Reglamento.

Artculo 14. Los documentos pblicos.

1. Son vlidos los documentos pblicos otorgados en cualquiera de las dos lenguas oficiales.

2. Los documentos pblicos deben redactarse en la lengua oficial que escoja el otorgante, o, si hubiera ms de uno, en la lengua que acuerden. Si no existe acuerdo en lo que se refiere a la lengua, la escritura o documento debe redactarse en ambas lenguas oficiales.

3. Antes de redactar el documento, debe preguntarse explcitamente a los otorgantes qu lengua escogen; en ningn caso la eleccin de una u otra debe suponer retraso en la redaccin y autorizacin del documento. Si no se escoge expresamente la lengua, el documento se redacta en cataln.

4. Los fedatarios pblicos deben entregar en castellano o en cataln, segn lo solicite la persona interesada, las copias y testimonios, y deben traducir, cuando sea necesario, los respectivos documentos y matrices, bajo su responsabilidad. En la nota de la matriz y a pie de la copia debe constar el hecho de la traduccin, pero no es preciso protocolizarla.

5. Los despachos de los fedatarios pblicos deben estar en condiciones de atender a los ciudadanos y ciudadanas en cualquiera de las dos lenguas oficiales y deben contar con personal que tenga un conocimiento adecuado y suficiente de las mismas para ejercer las funciones propias de su puesto de trabajo.

Artculo 15. Los documentos civiles y mercantiles.

1. La lengua no es requisito de forma de los documentos privados. Por lo tanto, son vlidos los redactados en cualquier idioma, sin perjuicio de las traducciones que las Leyes civiles, mercantiles o procesales exijan para su ejecucin en caso de que el idioma no sea oficial en Catalua.

2. Los documentos privados, contractuales o no, cualquiera que sea su naturaleza, redactados en cualquiera de las dos lenguas oficiales en Catalua son vlidos y no requieren traduccin alguna para exigir judicialmente o extrajudicialmente su cumplimiento en el mbito territorial de Catalua.

3. Los documentos a que se refiere el apartado 2 deben redactarse en la lengua oficial que las partes acuerden. Sin embargo, si se trata de contratos de adhesin, normados, contratos con clusulas tipo o con condiciones generales, deben redactarse en la lengua que escojan los consumidores y consumidoras y deben estar a disposicin inmediata de los clientes y clientas en ejemplares separados en cataln y en castellano.

4. Son vlidos los ttulos valor de todo tipo, incluidos los que representan acciones de sociedades mercantiles, redactados en cualquiera de las dos lenguas oficiales.

5. Los cheques, pagars, talonarios y dems documentos ofrecidos por las entidades financieras a sus clientes y clientas deben ser redactados, como mnimo, en cataln.

Artculo 16. Los Convenios Colectivos de trabajo.

1. Son vlidos los Convenios Colectivos de trabajo redactados en cualquiera de las dos lenguas oficiales.

2. Los Convenios Colectivos de trabajo deben redactarse en la lengua oficial que acuerden las partes o, si no existe acuerdo, en las dos lenguas oficiales y en ejemplares separados.

Artculo 17. Los Registros pblicos.

1. Son vlidos los asientos registrales realizados en cualquiera de las dos lenguas oficiales.

2. En todos los Registros pblicos de Catalua, salvo aquellos que tienen slo carcter administrativo, los asientos deben realizarse en la lengua oficial en que est redactado el documento o en que se realiza la manifestacin. Si el documento es bilinge, se realizan en la lengua indicada por quien lo presenta a registro.

3. Los Registradores deben expedir las certificaciones en la lengua oficial utilizada en la peticin.

4. Las oficinas de los Registros deben estar en condiciones de atender a los ciudadanos y ciudadanas en cualquiera de las dos lenguas oficiales y deben contar con personal que tenga un conocimiento adecuado y suficiente de las mismas, que lo haga apto para ejercer las funciones propias de su puesto de trabajo.

5. Debe garantizarse que en la oficina del Registro pueda hacerse con inmediatez y fiabilidad, oralmente o por escrito, la interpretacin y traduccin de cualquier asiento a la lengua oficial solicitada por la persona interesada.

6. Los formularios y dems impresos que estn a disposicin del pblico en las oficinas de los Registros deben ser redactados, al menos, en cataln.

CAPTULO II
La onomstica
Artculo 18. La toponimia.

1. Los topnimos de Catalua tienen como nica forma oficial la catalana, de acuerdo con la normativa lingstica del Institut d’Estudis Catalans, excepto los del Valle de Arn, que tienen la aranesa.

2. La determinacin de la denominacin de los municipios y las comarcas se rige por la legislacin de rgimen local.

3. La determinacin del nombre de las vas urbanas y ncleos de poblacin de todo tipo corresponde a los Ayuntamientos, y la de los dems topnimos de Catalua corresponde al Gobierno de la Generalidad, incluidas las vas interurbanas, sea cual sea su dependencia.

4. Las denominaciones a que se refieren los apartados 2 y 3 son las legales a todos los efectos y la rotulacin debe concordar con las mismas. Corresponde al Gobierno de la Generalidad reglamentar la normalizacin de la rotulacin pblica, respetando en todos los casos las normas internacionales que han pasado a formar parte del derecho interno.

Artculo 19. La antroponimia.

1. Los ciudadanos y ciudadanas de Catalua tienen derecho al uso de la forma normativamente correcta en cataln de sus nombres y apellidos y a incluir la conjuncin i entre los apellidos.

2. Las personas interesadas pueden obtener la constancia de la forma normativamente correcta en cataln de sus nombres y apellidos en el Registro Civil, cualquiera que sea su fecha de imposicin, por simple manifestacin a la persona encargada, con aportacin de los documentos que acrediten su correccin lingstica, que deben establecerse por Reglamento.

3. La presente norma es aplicable a los nombres y apellidos araneses con respecto a la normativa lingstica aranesa.

CAPTULO III
La enseanza
Artculo 20. La lengua de la enseanza.

1. El cataln, como lengua propia de Catalua, lo es tambin de la enseanza, en todos los niveles y modalidades educativos.

2. Los centros de enseanza de cualquier nivel deben hacer del cataln el vehculo de expresin normal en sus actividades docentes y administrativas, tanto internas como externas.

Artculo 21. La enseanza no universitaria.

1. El cataln debe utilizarse normalmente como lengua vehicular y de aprendizaje en la enseanza no universitaria.

2. Los nios tienen derecho a recibir la primera enseanza en su lengua habitual, ya sea sta el cataln o el castellano. La Administracin ha de garantizar este derecho y poner los medios necesarios para hacerlo efectivo. Los padres o tutores lo pueden ejercer en nombre de sus hijos instando a que se aplique.

3. La enseanza del cataln y del castellano debe tener garantizada una presencia adecuada en los planes de estudio, de forma que todos los nios, cualquiera que sea su lengua habitual al iniciar la enseanza, han de poder utilizar normal y correctamente las dos lenguas oficiales al final de la educacin obligatoria.

4. En la enseanza posobligatoria la Administracin educativa ha de fomentar polticas de programacin y docencia que garanticen el perfeccionar el conocimiento y uso de las dos lenguas a fin de que todos los jvenes adquieran el bagaje instrumental y cultural propio de estas enseanzas.

5. El alumnado no debe ser separado en centros ni en grupos clase distintos por razn de su lengua habitual.

6. No puede expedirse el ttulo de Graduado en Educacin Secundaria a ningn alumno que no acredite que tiene los conocimientos orales y escritos de cataln y de castellano propios de esta etapa.

7. La acreditacin del conocimiento del cataln no puede ser exigida en el caso de alumnos que han sido dispensados de aprenderlo durante la enseanza o parte de la misma, o que han cursado la enseanza obligatoria fuera del territorio de Catalua, en las circunstancias que el Gobierno de la Generalidad ha de establecer por Reglamento.

8. El alumnado que se incorpore tardamente al sistema educativo de Catalua debe recibir un apoyo especial y adicional de enseanza del cataln.

Artculo 22. La enseanza universitaria.

1. En los centros de enseanza superior y universitaria, el profesorado y alumnado tienen derecho a expresarse, en cada caso, oralmente o por escrito, en la lengua oficial que prefieran.

2. El Gobierno de la Generalidad, las Universidades y las instituciones de enseanza superior, en el mbito de las competencias respectivas, han de adoptar las medidas pertinentes a fin de garantizar y fomentar el uso de la lengua catalana en todos los mbitos de las actividades docentes, no docentes y de investigacin, incluidas las lecturas de tesis doctorales y la celebracin de oposiciones.

3. Las Universidades deben ofrecer cursos y otros medios adecuados para que el alumnado y el profesorado perfeccionen la comprensin y el conocimiento de la lengua catalana.

4. Las Universidades pueden, en caso necesario, establecer criterios especficos de uso lingstico en las actividades relacionadas con compromisos internacionales.

Artculo 23. La formacin permanente y las enseanzas de rgimen especial.

1. En la programacin de cursos de formacin permanente de adultos es preceptiva la enseanza del cataln y del castellano.

2. En los centros de enseanza de rgimen especial de idiomas es preceptivo ofrecer la enseanza de las dos lenguas oficiales.

3. En los centros de enseanza de rgimen especial dependientes de la Generalidad en que no se ensea lengua deben ofrecerse cursos de lengua catalana a los alumnos que tengan un conocimiento insuficiente del mismo.

Artculo 24. El profesorado.

1. El profesorado de los centros docentes de Catalua de cualquier nivel de la enseanza no universitaria debe conocer las dos lenguas oficiales y estar en condiciones de poder hacer uso de las mismas en la tarea docente.

2. Los planes de estudio para los cursos y los centros de formacin del profesorado deben ser elaborados de forma que el alumnado logre la plena capacitacin en las dos lenguas oficiales, de acuerdo con las exigencias de cada especialidad docente.

3. El profesorado de los centros de enseanza universitaria de Catalua debe conocer suficientemente las dos lenguas oficiales, de acuerdo con las exigencias de su tarea docente. La presente norma no es aplicable al profesorado visitante y a otros casos anlogos. Corresponde a las Universidades establecer los mecanismos y plazos pertinentes para el cumplimiento del presente precepto.

CAPTULO IV
Los medios de comunicacin y las industrias culturales
Artculo 25. Los medios de radiodifusin y televisin pblicos.

1. En los medios de radiodifusin y televisin gestionados por la Generalidad y por las Corporaciones locales de Catalua, la lengua normalmente utilizada debe ser la catalana. En este marco, los medios dependientes de las Corporaciones locales pueden tener en cuenta las caractersticas de su audiencia.

2. Sin perjuicio de la aplicacin de lo dispuesto en los apartados 1 y 5 del artculo 26, los medios a que se refiere el apartado 1 del presente artculo deben promover las expresiones culturales de Catalua, especialmente las que se producen en lengua catalana.

3. La Corporacin Catalana de Radio y Televisin ha de garantizar la programacin regular de emisiones radiofnicas y televisivas en arans para el Valle de Arn.

4. El Gobierno de la Generalidad ha de facilitar la recepcin correcta en Catalua de las televisiones de otros territorios que emiten en lengua catalana.

Artculo 26. Los medios de radiodifusin y televisin de concesin.

1. Sin perjuicio de la aplicacin de la Ley 8/1996, de 5 de julio, de regulacin de la Programacin Audiovisual Distribuida por Cable, las entidades a que se refiere la citada Ley deben garantizar que, como mnimo, el 50 por 100 del tiempo de emisin de programas de produccin propia de cualquier tipo y de los dems teleservicios que ofrecen sea en lengua catalana.

2. Lo dispuesto en el apartado 1 se aplica tambin a los concesionarios de televisiones de gestin privada de mbito territorial de Catalua.

3. Las emisoras de radiodifusin de concesin otorgada por la Generalidad deben garantizar que, como mnimo, el 50 por 100 del tiempo de emisin sea en lengua catalana, si bien, el Gobierno de la Generalidad, atendiendo a las caractersticas de su audiencia, puede modificar por Reglamento dicho porcentaje.

4. El Gobierno de la Generalidad ha de incluir el uso de la lengua catalana en porcentajes superiores a los mnimos establecidos como uno de los criterios en la adjudicacin de concesiones de emisoras de televisin por ondas terrestres, de canales de televisin distribuida por cable y de las emisoras de radiodifusin.

5. Las emisoras de radiodifusin y televisin han de garantizar que en la programacin de msica cantada haya una presencia adecuada de canciones producidas por artistas catalanes y que, como mnimo, el 25 por 100 sean canciones interpretadas en lengua catalana o en arans.

6. Las emisoras a que se refiere el presente artculo que emiten o distribuyen para el Valle de Arn han de garantizar una presencia significativa del arans en su programacin.

Artculo 27. Los medios de comunicacin escritos.

1. En los medios de comunicacin escritos y en las publicaciones peridicas editadas por la Generalidad y por las Corporaciones locales la lengua normalmente utilizada debe ser la catalana.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de fomentar y puede subvencionar las publicaciones peridicas de difusin general redactadas total o mayoritariamente en cataln.

3. El Gobierno de la Generalidad y las Corporaciones locales han de fomentar y pueden subvencionar las publicaciones peridicas de mbito local o comarcal redactadas total o mayoritariamente en cataln.

4. El otorgamiento de las subvenciones a que se refieren los apartados 2 y 3 ha de seguir criterios objetivos de difusin, comercializacin y uso del cataln, dentro de las previsiones presupuestarias y bajo control del Parlamento o de los Plenos de las Corporaciones locales.

Artculo 28. Las industrias culturales y las artes del espectculo.

1. El Gobierno de la Generalidad ha de favorecer, estimular y fomentar:

a) La creacin literaria y cientfica en cataln, la difusin dentro y fuera del mbito lingstico propio y la traduccin a otras lenguas de obras literarias y cientficas en cataln, as como la traduccin al cataln de obras escritas en otros idiomas.

b) La edicin, distribucin y difusin de libros y publicaciones peridicas en cataln.

c) La produccin cinematogrfica en cataln y el doblaje y subtitulado en cataln de pelculas de expresin original no catalana, y la distribucin, en cualquier formato, y la exhibicin de estos productos.

d) La produccin, distribucin y difusin de grabaciones sonoras y de material audiovisual en cataln.

e) La produccin y representacin de las artes del espectculo en cataln.

f) La creacin, interpretacin y difusin de msica cantada en cataln.

g) La produccin, edicin y distribucin de material escrito y auditivo en lengua catalana destinado a personas invidentes, y una oferta cultural bsica, en cataln, para este mismo sector.

h) Cualquier otra manifestacin cultural pblica en cataln.

2. Todas las medidas que se adopten para fomentar el uso del cataln en las industrias culturales y otras deben aplicarse con criterios objetivos, sin discriminaciones y dentro de las previsiones presupuestarias.

3. A fin de garantizar una presencia significativa de la lengua catalana en la oferta cinematogrfica, el Gobierno de la Generalidad puede establecer por Reglamento cuotas lingsticas de pantalla y de distribucin para los productos cinematogrficos que se distribuyen y se exhiben doblados o subtitulados en una lengua distinta al original. Las cuotas establecidas para las producciones cinematogrficas dobladas o subtituladas en cataln no pueden exceder del 50 por 100 de la oferta de distribuidores y exhibidores en cmputo anual y deben fun damentarse en criterios objetivos. La correspondiente regulacin debe ser realizada en el marco de la Ley del Estado 17/1994, de 8 de junio, de Proteccin y Fomento de la Cinematografa, y segn el rgimen que la misma establece.

Artculo 29. Las industrias de la lengua y la informtica.

El Gobierno de la Generalidad ha de favorecer, estimular y fomentar con medidas adecuadas:

a) La investigacin, produccin y comercializacin de todo tipo de productos en cataln relacionados con las industrias de la lengua, como son los sistemas de reconocimiento de voz, de traduccin automtica y similares u otros posibles de acuerdo con los avances tecnolgicos.

b) La produccin, distribucin y comercializacin de los softwares, de los juegos de ordenador, de las ediciones digitales y de las obras multimedia en lengua catalana, y la traduccin, si procede, de estos productos al cataln.

c) La presencia de productos e informaciones en cataln en las redes telemticas de informacin.

CAPTULO V
La actividad socioeconmica
Artculo 30. Las empresas pblicas.

1. Las empresas pblicas de la Generalidad y de las Corporaciones locales, as como sus empresas concesionarias cuando gestionan o explotan el servicio concedido, han de utilizar normalmente el cataln en sus actuaciones y documentacin internas y en la rotulacin, las instrucciones de uso, el etiquetaje y embalaje de los productos o servicios que producen u ofrecen.

2. Las empresas a que se refiere el apartado 1 deben utilizar normalmente el cataln en las comunicaciones y notificaciones, incluidas las facturas y dems documentos de trfico, dirigidas a personas residentes en el mbito lingstico cataln, sin perjuicio del derecho de los ciudadanos y ciudadanas a recibirlas en castellano o, en su caso, en cataln, si lo solicitan.

Artculo 31. Las empresas de servicio pblico.

1. Las empresas y entidades pblicas o privadas que ofrecen servicios pblicos, como son las de transporte, suministros, comunicaciones y otras, han de utilizar al menos el cataln en la rotulacin y en las comunicaciones megafnicas.

2. Las comunicaciones y notificaciones escritas dirigidas a personas residentes en Catalua por las empresas y entidades a que se refiere el apartado 1, incluidas las facturas y dems documentos de trfico, deben realizarse, al menos, en cataln, sin perjuicio del derecho de los ciudadanos y ciudadanas a recibirlas en castellano si lo solicitan.

3. Lo dispuesto en el apartado 2 en relacin a las facturas y dems documentos de trfico se entiende sin perjuicio de la competencia del Estado para organizar los citados servicios cuando los presta directamente o mediante sus empresas y entidades.

Artculo 32. La atencin al pblico.

1. Las empresas y establecimientos dedicados a la venta de productos o a la prestacin de servicios que desarrollan su actividad en Catalua deben estar en condiciones de poder atender a los consumidores y consumidoras cuando se expresen en cualquiera de las lenguas oficiales en Catalua.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de promover, con medidas adecuadas, el incremento del uso del cataln en el mbito a que se refiere el apartado 1.

3. La sealizacin y los carteles de informacin general de carcter fijo y los documentos de oferta de servicios para las personas usuarias y consumidoras de los establecimientos abiertos al pblico deben estar redactados, al menos, en cataln. Esta norma no se aplica a las marcas, los nombres comerciales y los rtulos amparados por la legislacin de la propiedad industrial.

Artculo 33. Las empresas concertadas o subvencionadas.

Las empresas que han suscrito un concierto o Convenio de colaboracin con la Generalidad o las Corporaciones locales de Catalua, o son beneficiarias de ayudas o subvenciones de las mismas, deben utilizar, al menos, el cataln en la rotulacin, en los avisos y en la documentacin dirigidos al pblico, como mnimo, cuando estn vinculados al objeto de la ayuda o Convenio.

Artculo 34. La informacin a las personas consumidoras y usuarias.

1. Los datos que figuran en el etiquetaje y en el embalaje y las instrucciones de uso de los productos que se distribuyen en el mbito territorial de Catalua pueden figurar en cataln, en castellano o en cualquier otra lengua de la Unin Europea.

2. Los datos obligatorios y las informaciones voluntarias adicionales que figuran en el etiquetaje de productos catalanes que gozan de denominacin de origen, denominacin comarcal o denominacin de calidad y de los productos artesanales que se distribuyen en el mbito territorial de Catalua deben ser necesariamente, como mnimo, en cataln.

3. El Gobierno de la Generalidad ha de regular por Reglamento la informacin a las personas consumidoras y usuarias de sectores determinados, y el etiquetaje y las instrucciones de uso de los productos industriales o comerciales que se distribuyen en el mbito territorial de Catalua, de forma especial los de los productos alimenticios envasados, los peligrosos y los txicos, as como el tabaco, para garantizar la presencia progresiva del cataln en los mismos, siguiendo los principios de la presente Ley, las normas de la Unin Europea y el resto del ordenamiento jurdico.

Artculo 35. La publicidad.

1. En la publicidad institucional de la Generalidad y las Administraciones locales, de sus empresas pblicas o concesionarias y de las dems instituciones y Corporaciones catalanas de derecho pblico realizada en el mbito territorial de Catalua, debe utilizarse de forma general el cataln.

2. El Gobierno de la Generalidad y los entes locales han de favorecer, estimular y fomentar con medidas adecuadas el uso del cataln en la publicidad, especialmente la de la va pblica, con el objetivo de que sea la lengua de uso normal del sector.

Artculo 36. La actividad profesional y laboral.

1. El Gobierno de la Generalidad y los colegios profesionales han de fomentar el uso del cataln en las actividades profesionales.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de estimular y fomentar el uso del cataln en los centros de trabajo, en las relaciones laborales y en los Convenios Colectivos, pactos de empresa y contratos de trabajo, y ha de promover la participacin directa de los sindicatos y las organizaciones empresariales para alcanzar este objetivo.

3. Los Convenios Colectivos de trabajo y los pactos de empresa pueden contener clusulas lingsticas orientadas a fomentar el conocimiento del cataln de los trabajadores y trabajadoras y a garantizar su uso en los centros de trabajo y contratos laborales, hojas de salarios y dems documentacin. El Gobierno de la Generalidad ha de estimular que los Convenios Colectivos incorporen estas clusulas.

4. Los rtulos e informaciones de carcter fijo y que contengan texto que han de constar en el interior de los centros laborales dirigidos a las personas que trabajen en los mismos deben figurar, al menos, en cataln.

CAPTULO VI
El impulso institucional
Artculo 37. Las medidas de fomento.

1. El Gobierno de la Generalidad ha de favorecer, estimular y fomentar el uso del cataln en las actividades laborales, profesionales, mercantiles, publicitarias, culturales, asociativas, deportivas, ldicas y de cualquier otro tipo.

2. El Gobierno de la Generalidad y las Corporaciones locales, en el mbito de las respectivas competencias, han de fomentar la imagen pblica y el uso del cataln, y pueden establecer bonificaciones y exenciones fiscales para los actos relacionados con la normalizacin y el fomento del uso de la lengua catalana.

Artculo 38. Los centros de apoyo.

1. El Gobierno de la Generalidad, de acuerdo con las Corporaciones locales, ha de crear y subvencionar centros dedicados a fomentar el conocimiento, uso y divulgacin del cataln, en especial donde as lo exija la situacin sociolingstica. Estos centros de apoyo dependen del Consorcio para la Normalizacin Lingstica, quien acta como rgano de desarrollo de las polticas territoriales de normalizacin.

2. Los centros a que se refiere el apartado 1 deben contar con los medios humanos y materiales suficientes para el ejercicio de sus funciones.

Artculo 39. Las medidas de planificacin.

1. El Gobierno de la Generalidad se ha de dotar de instrumentos de planificacin lingstica general consistentes en programas periodificados, a fin de establecer los objetivos y medidas ms convenientes en cada momento y evaluar sus resultados. La elaboracin de los instrumentos de planificacin debe ser concertada con los distintos agentes y colectivos implicados, y deben tenerse en cuenta los principios de participacin, simplificacin y eficacia.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de elaborar un mapa sociolingstico de Catalua, que debe ser revisado cada cinco aos, a fin de adecuar a la realidad su accin de poltica lingstica y, a su vez, para valorar la incidencia de las actuaciones realizadas.

3. El Gobierno de la Generalidad ha de informar cada ao al Parlamento de las actuaciones de poltica lingstica y de los resultados obtenidos en el marco de los instrumentos a que hacen referencia los apartados 1 y 2.

Disposicin adicional primera. Colaboracin con otras instituciones y entidades.

1. Sin perjuicio de la aplicacin de la presente Ley, el Gobierno de la Generalidad ha de velar para conseguir la generalizacin del uso del cataln, en un marco de colaboracin con la Unin Europea, la Administracin del Estado, el Consejo General del Poder Judicial y las empresas pblicas y privadas de mbito estatal, europeo o internacional, especialmente las de servicios y de radiodifusin y televisin.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de velar por la presencia del cataln en los medios de comunicacin de alcance estatal, europeo e internacional.

Disposicin adicional segunda. Convenios de colaboracin con instituciones de otros territorios de lengua catalana.

1. La Generalidad ha de promover acuerdos, Convenios y tratados con las Comunidades Autnomas aragonesa, balear y valenciana, y con los Estados andorrano, francs e italiano para fomentar el intercambio cultural entre territorios y Comunidades de habla catalana y la coordinacin y cooperacin entre Comunidades o entre Estados en materia de poltica lingstica, para asegurar, con las medidas adecuadas, la promocin, el uso y la proteccin de la lengua catalana y para obtener la generalizacin y extensin de su conocimiento y uso en todo el mbito lingstico, con respeto hacia todas las variantes.

2. La Generalidad, a fin de favorecer un espacio cataln de comunicacin, ha de promover la difusin y recepcin de los medios de comunicacin en lengua catalana.

Disposicin adicional tercera. Proyeccin exterior.

1. El Gobierno de la Generalidad ha de velar por la proyeccin de la lengua y la cultura catalanas fuera de su mbito lingstico, principalmente en el mundo acadmico y de la investigacin, as como en las instituciones de la Unin Europea y sus polticas. Para lograr este objetivo, la Generalidad puede participar en un organismo comn a los territorios de lengua catalana.

2. El Gobierno de la Generalidad ha de facilitar la difusin y aprendizaje del cataln en las comunidades catalanas del exterior, en los trminos de la Ley 18/1996, de 27 de diciembre, de Relaciones con las Comunidades Catalanas del Exterior.

Disposicin adicional cuarta. Grafa normativa de los nombres y apellidos catalanes.

La sustitucin de los nombres y de las grafas normativamente incorrectas por las correctas de los apellidos, establecida en el artculo 19, se rige por el procedimiento fijado en el artculo 2 de la Ley del Estado 17/1977, de 4 de enero, sobre reforma del artculo 54 de la Ley del Registro Civil, o la normativa equivalente que la sustituya.

Disposicin adicional quinta. Garantas de cumplimiento.

La presente Ley no establece sanciones para los ciudadanos y ciudadanas. Sin embargo:

a) El incumplimiento de los preceptos del artculo 26 se considera incumplimiento de las condiciones esenciales de la concesin, al que debe aplicarse el rgimen sancionador que establece la Ley 8/1996, de 5 de julio, de regulacin de la Programacin Audiovisual Distribuida por Cable, y las Leyes del Estado 31/1987, de 18 de diciembre, de Ordenacin de las Telecomunicaciones, y 25/1994, de 12 de julio, por la que se incorpora al ordenamiento jurdico espaol la Directiva 89/552/CEE.

b) El incumplimiento de los preceptos de los artculos 15, 30, 31 y 32.3 imputable a las empresas y entidades concernidas se considera una negativa injustificada a satisfacer las demandas de las personas usuarias y consumidoras, a la que debe aplicarse el rgimen sancionador que establece la Ley 1/1990, de 8 de enero, sobre la disciplina del mercado y de defensa de los consumidores y usuarios.

Disposicin adicional sexta. Las dotaciones econmicas.

En los presupuestos de la Generalidad deben realizarse las consignaciones necesarias para llevar a cabo las actuaciones y adoptar las medidas derivadas de la ejecucin de la presente Ley, con los medios y recursos suficientes, con una especial atencin al coste de un sistema educativo plurilinge, de una administracin en rgimen de doble oficialidad y de la difusin cultural en una lengua de mbito restringido, teniendo en cuenta, tambin, las necesidades objetivas de distribucin territorial y sectorial.

Disposicin adicional sptima. Funciones de vigilancia e impulso.

La Generalidad ha de velar para que la normativa y actuacin administrativa de los dems poderes pblicos del Estado respeten los principios del ordenamiento constitucional y estatutario y de la presente Ley, y ha de impulsar la modificacin legislativa de las normas estatales que sean un obstculo para el uso del cataln en todos los mbitos o limiten la plena igualdad lingstica de los ciudadanos y ciudadanas.

Disposicin adicional octava. Rgimen de la funcin pblica.

Los preceptos de la presente Ley vinculan al personal al servicio de la Administracin de conformidad con las normas reguladoras de la funcin pblica.

Disposicin transitoria primera. Las normas de usos lingsticos.

Las normas de usos lingsticos a que se refiere el artculo 9.3 deben ser aprobadas en el plazo mximo de dos aos, a contar desde la entrada en vigor de la presente Ley.

Disposicin transitoria segunda. La adaptacin empresarial.

1. Las empresas y entidades afectadas por la presente Ley tienen un plazo de dos aos para adaptarse a lo dispuesto en el artculo 15 y las disposiciones del captulo V. Este plazo es de cinco aos para los empresarios y empresarias autnomos.

2. En un plazo de cinco aos o, si es superior, el que resulte de la fecha de caducidad, pueden seguir en el mercado los productos y servicios a que se refiere el artculo 34 sin cumplir las normas lingsticas relativas al etiquetaje.

Disposicin transitoria tercera. Las emisoras de radiodifusin y televisin.

Los artculos 25 y 26 se aplican a las emisoras cuyos ttulos habilitantes corresponde otorgar a la Generalidad y que se conceden o renuevan despus de la entrada en vigor de la presente Ley.

Disposicin final primera. Modificacin de la Ley 8/1987, de 15 de abril.

1. Se modifica el artculo 5 de la Ley 8/1987, de 15 de abril, Municipal y de Rgimen Local de Catalua, que queda redactado del siguiente modo:

Artculo 5.

1. El cataln es la lengua propia de la Administracin local de Catalua y, por lo tanto, debe ser la lengua de uso normal y general en sus actividades.

2. Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a escoger la lengua oficial con que se relacionan con los entes locales, y stos tienen el deber correlativo de atenderles en la lengua escogida, en los trminos establecidos en la Ley 1/1998, de 7 de enero, de Poltica Lingstica.

2. Se modifica el artculo 294.2 de la Ley 8/1987, de 15 de abril, Municipal y de Rgimen Local de Catalua, que queda redactado del siguiente modo:

Artculo 294.2.

De acuerdo con sus ofertas de ocupacin pblica, las entidades locales han de seleccionar al personal mediante convocatoria pblica y sistemas de concurso, oposicin y concurso-oposicin libres, en los que deben quedar garantizados los principios de igualdad, mrito, capacidad y publicidad. En el proceso de seleccin, debe acreditarse el conocimiento del cataln y, en los entes locales del Valle de Arn, tambin del arans, tanto en la expresin oral como en la escrita, en el grado adecuado a las funciones propias de las plazas de que se trate.

3. Se modifica el artculo 310.2 de la Ley 8/1987, de 15 de abril, Municipal y de Rgimen Local de Catalua, que queda redactado del siguiente modo:

Artculo 310.2.

Los entes locales de Catalua han de incluir el requisito del conocimiento oral y escrito del cataln en las bases de la convocatoria del concurso para proveer puestos de trabajo reservados a funcionarios y funcionarias de la Administracin local con habilitacin de carcter estatal.

Disposicin final segunda. Desarrollo reglamentario.

Se autoriza al Gobierno de la Generalidad a dictar las disposiciones reglamentarias necesarias para desarrollar y aplicar la presente Ley.

Disposicin final tercera. Sustitucin y vigencia de normas.

1. La Ley 7/1983, de 18 de abril, de Normalizacin Lingstica en Catalua, queda sustituida por los preceptos de la presente Ley, sin perjuicio de que, en todo aquello que no resulte contradictorio con la misma, pase a formar parte de la tradicin jurdica catalana.

2. Quedan vigentes, en aquello que no se oponga a la presente Ley, y sin perjuicio de la modificacin reglamentaria que de las mismas pueda realizarse, las disposiciones dictadas para desarrollar la Ley 7/1983.

3. Quedan vigentes, en aquello que no se oponga a la presente Ley, los preceptos de la Ley 3/1993, de 5 de marzo, del Estatuto del Consumidor, y las normas dictadas para su desarrollo.

Por tanto, ordeno que todos los ciudadanos a los que sea de aplicacin esta Ley cooperen en su cumplimiento y que los Tribunales y autoridades a los que corresponda la hagan cumplir.

Palacio de la Generalidad, 7 de enero de 1998.

JORDI PUJOL

Presidente

(Publicada en el Diario Oficial de la Generalidad de Catalua nmero 2.553, de 9 de enero de 1998)

Análisis

  • Rango: Ley
  • Fecha de disposición: 07/01/1998
  • Fecha de publicación: 11/02/1998
  • Publicada en el DOGC nm. 2553, de 9 de enero de 1998.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE AADE la disposicin adicional 9 , por Ley 5/2017, de 28 de marzo (Ref. BOE-A-2017-7353).
  • SE DEROGA el art. 7, por Ley 35/2010, de 1 de octubre (Ref. BOE-A-2010-17710).
Referencias anteriores
Materias
  • Catalua
  • Cooficialidad lingstica
  • Lenguas espaolas
  • Normalizacin lingstica

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid