Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-1986-6859

Ley Orgnica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

TEXTO

JUAN CARLOS I,

REY DE ESPAA

A todos los que la presente vieren y entendieren,

Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley Orgnica:

Prembulo

Respondiendo fundamentalmente al mandato del artculo 104 de la Constitucin –segn el cual una Ley Orgnica determinar las funciones, principios bsicos de actuacin y estatutos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad–, la presente Ley tiene, efectivamente, en su mayor parte carcter de Ley Orgnica y pretende ser omnicomprensiva, acogiendo la problemtica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de las Comunidades Autnomas y de las Corporaciones Locales:

a) El carcter de Ley Orgnica viene exigido por el artculo 104 de la Constitucin para las funciones, principios bsicos de actuacin y estatutos genricamente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; por el artculo 149.1.29., para determinar el marco en el que los Estatutos de Autonoma pueden establecer la forma de concretar la posibilidad de creacin de policas de las respectivas comunidades y por el artculo 148.1.22., para fijar los trminos dentro de los cuales las Comunidades Autnomas pueden asumir competencias en cuanto a la coordinacin y dems facultades en relacin con las policas locales.

Respecto a la polica judicial, el carcter de Ley Orgnica se deduce del contenido del artculo 126 de la Constitucin, ya que, al regular las relaciones entre la polica y el Poder Judicial, determina, indirecta y parcialmente, los Estatutos de ambos y, al concretar las funciones de la polica judicial, incide en materias propias de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y concretamente en lo relativo a la averiguacin del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente, que constituyen zonas de delimitacin de derechos fundamentales de la persona.

Sin embargo, otros aspectos del proyecto de Ley –especialmente los relativos al proceso de integracin de los Cuerpos Superior de Polica– y de Polica Nacional en el Cuerpo Nacional de Polica no tienen el carcter de Ley Orgnica, lo que impone la determinacin, a travs de una disposicin final, de los preceptos que tienen carcter de Ley Orgnica.

b) El objetivo principal de la Ley se centra en el diseo de las lneas maestras del rgimen jurdico de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su conjunto, tanto de las dependientes del Gobierno de la Nacin como de las Policas Autnomas y Locales, estableciendo los principios bsicos de actuacin comunes a todos ellos y fijando sus criterios estatutarios fundamentales.

A ello parece apuntar la propia Constitucin cuando en el artculo 104.2 se remite a una Ley Orgnica para determinar las funciones, principios bsicos de actuacin y estatutos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en contraposicin a la matizacin efectuada en el nmero 1 del mismo artculo, que se refiere exclusivamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dependientes del Gobierno de la Nacin.

La seguridad pblica constituye una competencia difcil de parcelar, toda vez que no permite delimitaciones o definiciones, con el rigor y precisin admisibles en otras materias. Ello es as porque las normas ordenadoras de la seguridad pblica no contemplan realidades fsicas tangibles, sino eventos meramente previstos para el futuro, respecto a los cuales se ignora el momento, el lugar, la importancia y, en general, las circunstancias y condiciones de aparicin.

Hay que tener en cuenta a este respecto la ocupacin por parte de la seguridad pblica de un terreno de encuentro de las esferas de competencia de todas las Administraciones Pblicas –aunque el artculo 149.1 de la Constitucin la enumere, en su apartado 29, entre las materias sobre las cuales el estado tiene competencia exclusiva– y las matizaciones y condicionamientos con que la configura el texto constitucional, lo que hace de ella una de las materias compartibles por todos los poderes pblicos, si bien con estatutos y papeles bien diferenciados.

Es la naturaleza fundamental y el carcter peculiarmente compartible de la materia lo que determina su tratamiento global en un texto conjunto, a travs del cual se obtenga una panormica general y clarificadora de todo su mbito, en vez de parcelarla en textos mltiples de difcil o imposible coordinacin.

La existencia de varios colectivos policiales que actan en un mismo territorio con funciones similares y, al menos parcialmente, comunes, obliga necesariamente a dotarlos de principios bsicos de actuacin idnticos y de criterios estatutarios tambin comunes, y el mecanismo ms adecuado para ello es reunir sus regulaciones en un texto legal nico que constituye la base ms adecuada para sentar el principio fundamental de la materia: el de la cooperacin recproca y de coordinacin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad pertenecientes a todas las esferas administrativas.

II

Con apoyo directo en el artculo 149.1.29., en relacin con el 104.1 de la Constitucin, la Ley recoge el mantenimiento de la Seguridad Pblica que es competencia exclusiva del estado, correspondiendo su mantenimiento al Gobierno de la Nacin y al de las dems Administraciones Pblicas, Comunidades Autnomas y Corporaciones Locales, dedicando sendos captulos a la determinacin de los principios bsicos de actuacin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a la exposicin de las disposiciones estatutarias comunes:

a) Siguiendo las lneas marcadas por el Consejo de Europa, en su Declaracin sobre la polica, y por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el Cdigo de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley, se establecen los principios bsicos de actuacin como un autntico Cdigo Deontolgico, que vincula a los miembros de todos los colectivos policiales, imponiendo el respeto de la Constitucin, el servicio permanente a la Comunidad, la adecuacin entre fines y medios, como criterio orientativo de su actuacin, el secreto profesional, el respeto al honor y dignidad de la persona, la subordinacin a la autoridad y la responsabilidad en el ejercicio de la funcin.

Los principios bsicos de actuacin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad son los ejes fundamentales, en torno a los cuales gira el desarrollo de las funciones policiales, derivando a su vez de principios constitucionales ms generales, como el de legalidad o adecuacin al ordenamiento jurdico, o de caractersticas estructurales, como la especial relevancia de los principios de jerarqua y subordinacin, que no eliminan, antes potencian, el respeto al principio de responsabilidad por los actos que lleven a cabo.

La activa e intensa compenetracin entre la colectividad y los funcionarios policiales –que constituye la razn de ser de stos y es determinante del xito o fracaso de su actuacin–, hace aflorar una serie de principios que, de una parte, manifiestan la relacin directa del servicio de la polica respecto a la comunidad y, de otra parte, como emanacin del principio constitucional de igualdad ante la Ley, le exigen la neutralidad poltica, la imparcialidad y la evitacin de cualquier actuacin arbitraria o discriminatoria.

Por encima de cualquier otra finalidad, la Ley pretende ser el inicio de una nueva etapa en la que destaque la consideracin de la polica como un servicio pblico dirigido a la proteccin de la comunidad, mediante la defensa del ordenamiento democrtico.

A travs de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se ejerce el monopolio, por parte de las Administraciones Pblicas, del uso institucionalizado de la coaccin jurdica, lo que hace imprescindible la utilizacin de armas por parte de los funcionarios de polica. Ello, por su indudable trascendencia sobre la vida y la integridad fsica de las personas, exige el establecimiento de lmites y la consagracin de principios, sobre moderacin y excepcionalidad en dicha utilizacin, sealando los criterios y los supuestos claros que la legitiman, con carcter excluyente.

Tambin en el terreno de la libertad personal entran en tensin dialctica la necesidad de su proteccin por parte de la polica y el peligro, no por meramente posible y excepcional menos real, de su invasin; por cuya razn, en torno al tratamiento de los detenidos, se articulan obligaciones terminantes sobre la proteccin de su vida, integridad fsica y dignidad moral y sobre el estricto cumplimiento de los trmites, plazos y requisitos exigidos por el ordenamiento jurdico.

Novedad a destacar es el significado que se da al principio de obediencia debida, al disponer que la misma en ningn caso podr amparar actos manifiestamente ilegales ordenados por los superiores, siendo tambin digna de mencin la obligacin que se impone a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de evitar cualquier prctica abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrae violencia fsica o moral.

Hay que sealar, finalmente, en este apartado, la estrecha interdependencia que refleja la Ley, entre el rgimen disciplinario del Cuerpo Nacional de Polica –que lgicamente se habr de tener en cuenta al elaborar los de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad– y los principios bsicos de actuacin, como garanta segura del cumplimiento de la finalidad de stos.

b) En el aspecto estatutario, la Ley pretende configurar una organizacin policial, basada en criterios de profesionalidad y eficacia, atribuyendo una especial importancia a la formacin permanente de los funcionarios y a la promocin profesional de los mismos.

Los funcionarios de polica materializan el eje de un difcil equilibrio, de pesos y contrapesos, de facultades y obligaciones, ya que deben proteger la vida y la integridad de las personas, pero vienen obligados a usar armas; deben tratar correcta y esmeradamente a los miembros de la comunidad, pero han de actuar con energa y decisin cuando las circunstancias lo requieran y la balanza capaz de lograr ese equilibrio, entre tales fuerzas contrapuestas, no puede ser otra que la exigencia de una actividad de formacin y perfeccionamiento permanentes –respecto a la cual se pone un nfasis especial–, sobre la base de una adecuada seleccin que garantice el equilibrio psicolgico de la persona.

La constitucionalizacin del tema de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad es una necesidad y una lgica derivacin de su misin trascendental, en cuanto a la proteccin del libre ejercicio de los derechos y libertades que, en el contexto de la Constitucin, son objeto de su ttulo I y principal, ya que integran la Carta Magna del ciudadano espaol. Esta es la razn que determina el particular relieve con que la Ley resalta la promesa o juramento de acatar y cumplir la Constitucin, por parte de los miembros de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, que no constituye un mero trmite o formalismo, sino un requisito esencial, constitutivo de la condicin policial y al mismo tiempo smbolo o emblema de su alta misin.

Por lo dems, con carcter general, se regula la prctica totalidad de los aspectos esenciales, integrantes de su estatuto personal (promocin profesional, rgimen de trabajo, sindicacin, incompatibilidades, responsabilidad), procurando mantener el necesario equilibrio, entre el reconocimiento y respeto de los derechos personales y profesionales y las obligadas limitaciones a que ha de someterse el ejercicio de algunos de dichos derechos, en razn de las especiales caractersticas de la funcin policial.

Especial mencin merece, a este respecto, la interdiccin de la huelga o de las acciones sustitutivas de la misma, que se lleva a cabo, dentro del marco delimitado por el artculo 28 de la Constitucin, en aras de los intereses preeminentes que corresponde proteger a los Cuerpos de Seguridad, al objeto de asegurar la prestacin continuada de sus servicios, que no admite interrupcin. Lgicamente, como lo exige la proteccin de los derechos personales y profesionales de estos funcionarios, la Ley prev la determinacin de los cauces de expresin y solucin de los conflictos que puedan producirse por razones profesionales.

El sistema penal y procesal diseado, con carcter general, es el que ya se vena aplicando para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, suspendindose el expediente disciplinario mientras se tramita el proceso penal, aunque permitiendo la adopcin de medidas cautelares hasta tanto se dicte sentencia firme.

III

Con fundamentacin directa en el artculo 104 e indirecta en el artculo 8, ambos de la Constitucin, la Ley declara, a todos los efectos, la naturaleza de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que corresponde al Cuerpo Nacional de Polica –nacido de la integracin de los Cuerpos Superior de Polica y de Polica Nacional– y al Cuerpo de la Guardia Civil.

a) El captulo II del ttulo II se dedica a enumerar las funciones que deben realizar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, siguiendo para ello el reparto de competencias al que se considera que apunta la Constitucin. Pero es necesario efectuar algunas precisiones, que afectan al modelo policial que disea la Ley, para comprender mejor por qu se asignan ciertas competencias al Estado, mientras que otras se otorgan a los dems entes pblicos territoriales.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que, en perfecta congruencia con el artculo 149.1.29., el artculo 104.1 de la Constitucin atribuye a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, la misin de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.

En segundo lugar, hay que aludir a todas las funciones de carcter extracomunitario o supracomunitario, segn la expresin usada en los Estatutos de Autonoma para el Pas Vasco y para Catalua. Entre ellas, est la competencia en materia de armas y explosivos, que tambin la propia Constitucin ha reservado al Estado de modo expreso y, adems, se encuentra la vigilancia de puertos, aeropuertos, costas y fronteras, aduanas, control de entrada y salida del territorio nacional, de espaoles y extranjeros, rgimen general de extranjera, extradicin, e emigracin e inmigracin, pasaportes y documento nacional de identidad, resguardo fiscal del Estado, contrabando, fraude fiscal al Estado y colaboracin y auxilio a policas extranjeras.

Por lo que se refiere a las funciones propias de informacin y de Polica Judicial, la atribucin es objeto de la adecuada matizacin. Porque la formulacin del artculo 126 de la Constitucin concibe la Polica Judicial estrechamente conectada con el Poder Judicial, que es nico en toda Espaa –y la Constitucin insiste en ello, poniendo de relieve la idea de unidad jurisdiccional (artculo 117.5)– disponiendo su Gobierno por un rgano nico, el Consejo General del Poder Judicial (artculo 122.2), estableciendo que los Jueces y Magistrados se integren en un cuerpo nico (artculo 122.1) y atribuyendo al Estado competencias plenas en materia de administracin de justicia (artculo 149.1.5.). Pero no se pueden desconocer las exigencias de la realidad y los precedentes legislativos, constituidos, sobre todo, por la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que obligan a admitir la colaboracin de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas y de las Corporaciones Locales, en el ejercicio de la indicada funcin de Polica Judicial.

En otro aspecto, en cuanto a la distribucin de las funciones atribuidas a la Administracin del Estado, la Ley sigue los precedentes existentes, que deslindaban expresamente las correspondientes a los diversos Cuerpos de Seguridad del Estado, si bien, en casos excepcionales, al objeto de conseguir la ptima utilizacin de los medios disponibles y la racional distribucin de efectivos, se adoptan las previsiones necesarias para que cualquiera de dichos cuerpos pueda asumir en zonas o ncleos determinados todas o algunas de las funciones asignadas al otro Cuerpo.

b) De la necesidad de dar cumplimiento al artculo 104.2 de la Constitucin, se deduce que el rgimen estatutario de la Guardia Civil debe ser regulado en la Ley Orgnica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Ello significa que la Guardia Civil, como Cuerpo de Seguridad, sin perjuicio de realizar en determinadas circunstancias misiones de carcter militar, centra su actuacin en el ejercicio de funciones propiamente policiales, ya sea en el mbito judicial o en el administrativo.

En consecuencia, sin perjuicio del estatuto personal atribuible a los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil –por razones de fuero, disciplina, formacin y mando–, debe considerarse normal su actuacin en el mantenimiento del orden y la seguridad pblica, funcin en la que deben concentrarse, en su mayor parte, las misiones y servicios asumibles por la Guardia Civil.

Con todo ello, se pretende centrar a la Guardia Civil en la que es su autntica misin en la sociedad actual: garanta del libre ejercicio de los derechos y libertades reconocidos por la Constitucin y la proteccin de la seguridad ciudadana, dentro del colectivo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

c) Por lo que se refiere a la Polica, la Ley persigue dotar a la institucin policial de una organizacin racional y coherente; a cuyo efecto, la medida ms importante que se adopta es la integracin de los Cuerpos Superior de Polica y Polica Nacional en un solo colectivo, denominado Cuerpo Nacional de Polica. De este modo, adems de solucionar posibles problemas de coordinacin y mando, se homogeneizan, en un solo colectivo, Cuerpos que realizan funciones similares o complementarias, con lo que se puede logarar un incremento en la efectividad del servicio.

En el aspecto estatutario, se consagra la naturaleza civil del nuevo Cuerpo, si bien, dadas las especiales caractersticas que inciden en la funcin policial y la repercusin que sobre los derechos y libertades tienen sus actuaciones, se establecen determinadas peculiaridades, en materia de rgimen de asociacin sindical y en cuanto al rgimen disciplinario.

El nuevo Cuerpo se estructura en cuatro Escalas –Superior, Ejecutiva, de Subinspeccin y Bsica–, algunas de las cuales se subdividen en categoras, para posibilitar la mejor prestacin de los servicios de un colectivo jerarquizado e incentivar a los funcionarios mediante la promocin interna, y en ellas se irn integrando, en un proceso gradual pero ininterrumpido, los actuales miembros de los dos Cuerpos que se extinguen, siguiendo estrictos criterios de superior categora o empleo, antigedad y orden escalafonal.

Se fija la edad de jubilacin forzosa del nuevo Cuerpo en sesenta y cinco aos, unificando as la edad de jubilacin de la Polica con el resto de los funcionarios pblicos; complementariamente, se adopta la previsin de desarrollar por Ley el pase a la segunda actividad, a las edades que exijan las funciones a desarollar, teniendo en cuenta que las condiciones fsicas son especialmente determinantes de la eficacia en el ejercicio de la profesin policial.

Por lo que respecta al rgimen disciplinario, sin perjuicio de respetar las garantas procedimentales exigidas por la Constitucin, se configura una regulacin especfica, rpida y eficaz, inspirada en municipios acordes con la estructura y organizacin jerarquizada del Cuerpo, con el propsito de conseguir la ejemplaridad, a travs de la inmediacin de las sanciones.

En cuanto al derecho de sindicacin, se reconoce plenamente su ejercicio, si bien se introducen determinadas limitaciones –amparadas en el artculo 28.1 de la Constitucin, y en correspondencia con el tratamiento de la materia, efectuado por el artculo 1., 5, de la Ley Orgnica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical–, que se justifican en el carcter de Instituto armado que la Ley atribuye al Cuerpo.

d) Con antecedente bsico en el artculo 126 de la Constitucin, en la Ley Orgnica del Poder Judicial, en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y en el Estatuto del Ministerio Fiscal, la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad completa el rgimen regulador de la Polica Judicial, sentando las bases para la organizacin de unidades de Polica, encargadas del ejercicio de dicha funcin.

La organizacin se llevar a cabo con miembros de los dos Cuerpos de Seguridad del Estado, que habrn de recibir una formacin especializada, configurndose la Polica Judicial, en el terreno doctrinal y docente, como una especialidad policial, y, considerndose el Diploma correspondiente como requisito necesario para desempear puestos en las unidades que se constituyan.

Los avances de la criminalidad moderna exigen que deba lucharse contra la misma con grandes medios y efectivos, utilizando las tcnicas de la polica cientfica y contando con la colaboracin de las Policas de otros Estados, por la facilidad con que los delincuentes traspasan las fronteras. Slo desde la perspectiva del Estado puede hacerse frente con xito al reto de dicha criminalidad, disponiendo del concurso de unidades de contrastada experiencia y alto ndice de eficacia.

Como las Unidades de Polica Judicial son el puente de unin entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Poder Judicial, es punto central de regulacin de aqullas, el tratamiento de las correspondientes relaciones de dependencia, respecto a Jueces v Fiscales, as como el procedimiento de adscripcin de funcionarios o equipo de Polica de dichas Unidades.

La Ley concreta el contenido de esta relacin de dependencia singular, especificando las facultades que comporta para los Jueces y Tribunales, y saca la consecuencia de la formacin especializada de los funcionarios de las Unidades de Polica Judicial en cuanto a su actuacin, estrechamente controlada por aqullos.

En definitiva, siguiendo el mandato constitucional, se ha procedido a regular la adscripcin funcional, como la califica la Constitucin, respecto a Jueces, Tribunales y Ministerio Fiscal, con la seguridad de que se cubrirn mejor las necesidades en la medida en que la Polica mantenga su estructura unitaria y su organizacin vinculadas a mandos nicos. Por ello, y salvo las especialidades concretadas en el captulo correspondiente de la Ley, ser aplicable al personal de las Unidades de Polica Judicial el rgimen general de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

IV

El ttulo III, con rbrica De las Comunidades Autnomas, pretende desarrollar la previsin contenida en el artculo 148.1.22. de la Constitucin.

a) Siguiendo a la Constitucin, se distingue entre Comunidades Autnomas con Cuerpos de Polica propios, ya creados, Comunidades cuyos Estatutos prevn la posibilidad de creacin de Policas y Comunidades cuyos Estatutos no contienen tal previsin; ofrecindose a las segundas la posibilidad de ejercer sus competencias policiales, acudiendo a la adscripcin de Unidades del Cuerpo Nacional de Polica.

Para comprender el reparto de competencias, entre el Estado y las Comunidades Autnomas, en materia de seguridad, es preciso sealar que tal delimitacin tiene dos soportes fundamentales: la presente Ley Orgnica y los Estatutos. En el esquema de ordenacin normativa que la Constitucin estableci, se encomienda a una Ley Orgnica del Estado la fijacin del marco de regulacin de las Policas Autnomas, mientras que a los Estatutos les corresponde determinar la forma de creacin de las mismas.

El Tribunal Constitucional ha usado ya, en diversas ocasiones, la nocin de bloque de constitucionalidad, para referirse a los instrumentos normativos que, junto con la Constitucin misma y como complemento de ella, es preciso tener en cuenta para fijar con exactitud el rgimen de una determinada competencia (Sentencias de 23 de marzo y 24 de mayo de 1981).

La pieza normativa en la que se relacionan de modo principal las competencias autonmicas es, sin duda, el Estatuto. Pero no es la nica, ni es tampoco la norma de aplicacin exclusiva para resolver los problemas interpretativos que pueden suscitarse. Son, por el contrario, los preceptos de la Constitucin el marco de referencia ms general y permanente; no agotando su virtualidad en el momento de la aprobacin del Estatuto de Autonoma, sino que continuarn siendo preceptos operativos en el momento de realizar la interpretacin de los preceptos de ste, a travs de los cuales se realiza la asuncin de competencias por la Comunidad Autnoma (Sentencia del Tribunal Constitucional de 4 de mayo de 1982).

b) Una vez sentadas las precedentes consideraciones y como complemento de las, efectuadas al abordar la competencia del Estado, conviene poner de manifiesto que, en la asignacin de funciones generales a las Comunidades Autnomas, se distingue entre aquellas competencias necesarias, que ineludiblemente deben respetarse –vigilancia y proteccin de sus edificios e instalaciones y coordinacin de las Policas Locales– y las de libre disposicin del legislador estatal.

Por conexin con las primeras, se ha estimado procedente extenderlas a la proteccin de las personalidades autonmicas y a la vigilancia y proteccin de los dems bienes de la Comunidad. Y, de la atribucin especfica de otras competencias, surge tambin la relativa al uso de la coaccin administrativa, para obtener la objetividad de los actos o decisiones de las Comunidades Autnomas.

Entre las funciones, calificadas de concurrentes o de colaboracin, deben mencionarse especialmente las relativas a la vigilancia de espacios pblicos, proteccin de manifestaciones y mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas, si bien permitiendo la intervencin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a requerimiento de las autoridades de la Comunidad o cuando lo estimen necesario las autoridades estatales competentes.

Este sistema de competencias tiene una nica excepcin en el caso de aquellas Comunidades Autnomas que dispongan de Cuerpos de Polica propios, a la entrada en vigor de la presente Ley, a las cuales, por razones de respeto a las situaciones creadas, as como de funcionalidad y eficacia, se les permite mantener su actual rgimen de competencias, sin perjuicio de la aplicacin directa de las normas estatutarias y orgnicas comunes previstas en la presente Ley.

Por ltimo, en materia de competencias autonmicas, tiene entidad propia la coordinacin de las Policas Locales. Segn la Sentencia del Tribunal Constitucional de 28 de abril de 1983, la coordinacin es un concepto que usa la Constitucin como instrumento para la fijacin de medios y sistemas de relacin, con objeto de lograr una cierta homogeneidad y hacer posibles, en su caso, actuaciones conjuntas y la colaboracin mutua. Atendiendo a esta consideracin general y a los preceptos normativos de las Comunidades, el desarrollo del artculo 148.1.22., en cuanto a la coordinacin y dems facultades en relacin con las Policas Locales, se desarrolla ampliamente, con gran riqueza de posibilidades de coordinacin y con carcter comn respecto a todas las Comunidades que hayan asumido competencias sobre la materia, ya que estas facultades se han de ejecutar por los rganos de Gobierno de las Comunidades Autnomas y no por las Policas de stas, lo que hace indiferente, a este respecto, el hecho de que las hayan creado o no.

c) El rgimen estatutario ser el que determine la comunidad respectiva, con sujecin a las bases que en la Ley se establecen, como principios mnimos que persiguen una cierta armonizacin entre todos los colectivos que se ocupan de la seguridad. Tales principios mnimos son los establecidos en los captulos I y III del ttulo I de la propia Ley, y por ello, nicamente debe resaltarse: el reconocimiento de la potestad reglamentaria de las Comunidades Autnomas; la intervencin, en el proceso de creacin de los cuerpos, del Consejo de Poltica de Seguridad, obedeciendo a consideraciones de planificacin, de coordinacin y de inters general, y la atribucin, tambin de carcter general, con numerosos precedentes histricos y estatutarios, a los jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas y mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la aptitud para su designacin como mandos de los Cuerpos de las Policas Autnomas, previa realizacin de un curso de especializacin para tal misin en la Escuela General de Polica.

d) El artculo 25 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Rgimen Local, reconoce competencias a los municipios en materias de seguridad en lugares pblicos y de ordenacin del trafico de personas y vehculos en las vas urbanas.

A partir del reconocimiento de dichas competencias, la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad admite distintas modalidades de ejecucin de las mismas, desde la creacin de Cuerpos de Polica propios, por parte de las Corporaciones Locales, hasta la utilizacin de personal auxiliar de custodia y vigilancia.

Por lo que respecta a las funciones, dado que no existe ningn condicionamiento constitucional, se ha procurado dar a las Corporaciones Locales una participacin en el mantenimiento de la seguridad ciudadana, coherente con el modelo diseado, presidido por la evitacin de duplicidades y concurrencias innecesarias y en funcin de las caractersticas propias de los Cuerpos de Polica Local y de la actividad que tradicionalmente vienen realizando.

Sin la distincin formal, que aqu no tiene sentido, entre competencias exclusivas y concurrentes, se atribuyen a las Policas Locales las funciones naturales y constitutivas de toda polica; recogindose como especfica la ya citada ordenacin, sealizacin y direccin del trfico urbano; aadiendo la de vigilancia y proteccin de personalidades y bienes de carcter local, en concordancia con los cometidos similares de los dems cuerpos policiales, y atribuyndoles tambin las funciones de colaboracin con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en materia de polica judicial y de seguridad ciudadana.

Y como, obviamente, se reconoce la potestad normativa de las Comunidades Autnomas en la materia y se parte de la autonoma municipal para la ordenacin complementaria de este tipo de polica, la Ley Orgnica, en cuanto a rgimen estatutario, se limita a reiterar la aplicacin a las policas locales de los criterios generales establecidos en los captulos II y III del ttulo I.

V

Sobre la base de la prctica indivisibilidad de la seguridad pblica y del consiguiente carcter concurrente del ejercicio de la competencia sobre la misma, dentro del respeto a la autonoma de las distintas esferas de la Administracin Pblica, la Ley ha querido resaltar la necesidad de intercomunicacin entre los cuerpos de seguridad de dichas esferas administrativas y, por ello, inmediatamente despus de enumerar en el artculo 2. cuales son esos cuerpos, proclama en su artculo 3., como un elemento constitutivo de todos ellos, el principio de cooperacin recproca y de coordinacin orgnica.

El principio de cooperacin recproca reaparece en el artculo 12 para cualificar las relaciones entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; se vuelve a reflejar al efectuar la clasificacin de las funciones de las policas autnomas, en el artculo 38, uno de cuyos grupos es el de las funciones de colaboracin con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y se pone de relieve tambin en el artculo 53, respecto a las funciones de los Cuerpos de Polica Local.

Pero, precisamente como garanta de eficacia de la colaboracin entre los miembros de los cuerpos de polica de las distintas esferas administrativas territoriales, la Ley ha considerado necesario establecer tambin unos cauces institucionalizados de auxilio y cooperacin y unos mecanismos orgnicos de coordinacin.

Los cauces de auxilio y cooperacin responden a los supuestos de insuficiencia de medios, que pueden concurrir en algunas Comunidades Autnomas, en cuyos casos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado coadyuvarn a la realizacin de sus funciones policiales, o se llevar a cabo la adscripcin funcional de unidades del Cuerpo Nacional de Polica a las Comunidades Autnomas que no dispongan de polica propia, y s de la posibilidad de crearla, recogida en sus estatutos.

En cuanto a los mecanismos orgnicos de coordinacin, el derecho comparado ofrece modelos acabados de articulacin de las diferentes piezas orgnicas en materia de seguridad, con base en los cuales se ha optado por la creacin de un rgano poltico –el Consejo de Poltica de Seguridad–, de composicin paritaria, presidido por el Ministro del Interior e integrado por los Consejeros de Interior o Gobernacin de las Comunidades Autnomas, asistido por un rgano de carcter tcnico, denominado Comit de Expertos.

Dichos rganos elaborarn frmulas de coordinacin, acuerdos, programas de formacin, de informacin y de actuaciones conjuntas; correspondindoles tambin la elaboracin de directrices generales y el dictamen de las disposiciones legales que afecten a los cuerpos de polica.

En cualquier caso, ms que de coordinacin coercitiva o jerrquica, se trata de una coordinacin de carcter informativo, teniendo en cuenta el carcter paritario de los rganos previstos, de acuerdo con el precedente establecido en el artculo 4. de la Ley 12/1983, de 14 de octubre, reguladora del proceso autonmico, con apoyo en los pronunciamientos del Tribunal Constitucional.

En los niveles autonmico y local se recoge la posibilidad de constituir juntas de seguridad en las Comunidades Autnomas y en los municipios que dispongan de cuerpos de polica propios, para armonizar su actuacin y la de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como mecanismo complementario de coordinacin operativa, puesto que la coordinacin general se atribuye a los rganos antes citados.

TTULO PRIMERO
De los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad
CAPTULO PRIMERO
Disposiciones generales
Artculo primero.

1. La Seguridad Pblica es competencia exclusiva del Estado. Su mantenimiento corresponde al Gobierno de la Nacin.

2. Las Comunidades Autnomas participarn en el mantenimiento de la Seguridad Pblica en los trminos que establezcan los respectivos Estatutos y en el marco de esta Ley.

3. Las Corporaciones Locales participarn en el mantenimiento de la seguridad pblica en los trminos establecidos en la Ley Reguladora de las Bases de Rgimen Local y en el marco de esta Ley.

4. El mantenimiento de la Seguridad Pblica se ejercer por las distintas Administraciones Pblicas a travs de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Artculo segundo.

Son Fuerzas y Cuerpos de Seguridad:

a) Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dependientes del Gobierno de la Nacin.

b) Los Cuerpos de Polica dependientes de las Comunidades Autnomas.

c) Los Cuerpos de Polica dependientes de las Corporaciones Locales.

Artculo tercero.

Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ajustarn su actuacin al principio de cooperacin recproca y su coordinacin se efectuar a travs de los rganos que a tal efecto establece esta Ley.

Artculo cuarto.

1. Todos tienen el deber de prestar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el auxilio necesario en la investigacin y persecucin de los delitos en los trminos previstos legalmente.

2. Las personas y entidades que ejerzan funciones de vigilancia, seguridad o custodia referidas a personal y bienes o servicios de titularidad pblica o privada tienen especial obligacin de auxiliar o colaborar en todo momento con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

CAPTULO II
Principios bsicos de actuacin
Artculo quinto.

Son principios bsicos de actuacin de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad los siguientes:

1. Adecuacin al ordenamiento jurdico, especialmente:

a) Ejercer su funcin con absoluto respeto a la Constitucin y al resto del ordenamiento jurdico.

b) Actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta neutralidad poltica e imparcialidad y, en consecuencia, sin discriminacin alguna por razn de raza, religin u opinin.

c) Actuar con integridad y dignidad. En particular, debern abstenerse de todo acto de corrupcin y oponerse a l resueltamente.

d) Sujetarse en su actuacin profesional, a los principios de jerarqua y subordinacin. En ningn caso, la obediencia debida podr amparar rdenes que entraen la ejecucin de actos que manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitucin o a las Leyes.

e) Colaborar con la Administracin de Justicia y auxiliarla en los trminos establecidos en la Ley.

2. Relaciones con la comunidad. Singularmente:

a) Impedir, en el ejercicio de su actuacin profesional, cualquier prctica abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrae violencia fsica o moral.

b) Observar en todo momento un trato correcto y esmerado en sus relaciones con los ciudadanos, a quienes procurarn auxiliar y proteger, siempre que las circunstancias lo aconsejen o fueren requeridos para ello. En todas sus intervenciones, proporcionarn informacin cumplida, y tan amplia como sea posible, sobre las causas y finalidad de las mismas.

c) En el ejercicio de sus funciones debern actuar con la decisin necesaria, y sin demora cuando de ello dependa evitar un dao grave, inmediato e irreparable; rigindose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilizacin de los medios a su alcance.

d) Solamente debern utilizar las armas en las situaciones en que exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad fsica o las de terceras personas, o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana y de conformidad con los principios a que se refiere el apartado anterior.

3. Tratamiento de detenidos, especialmente:

a) Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad debern identificarse debidamente como tales en el momento de efectuar una detencin.

b) Velarn por la vida e integridad fsica de las personas a quienes detuvieren o que se encuentren bajo su custodia y respetarn el honor y la dignidad de las personas.

c) Darn cumplimiento y observarn con la debida diligencia los trmites, plazos y requisitos exigidos por el ordenamiento jurdico, cuando se proceda a la detencin de una persona.

4. Dedicacin profesional.

Debern llevar a cabo sus funciones con total dedicacin, debiendo intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la Ley y de la seguridad ciudadana.

5. Secreto profesional.

Debern guardar riguroso secreto respecto a todas las informaciones que conozcan por razn o con ocasin del desempeo de sus funciones. No estarn obligados a revelar las fuentes de informacin salvo que el ejercicio de sus funciones o las disposiciones de la Ley les impongan actuar de otra manera.

6. Responsabilidad.

Son responsables personal y directamente por los actos que en su actuacin profesional llevaren a cabo, infringiendo o vulnerando las normas legales, as como las reglamentarias que rijan su profesin y los principios enunciados anteriormente, sin perjuicio de la responsabilidad patrimonial que pueda corresponder a las Administraciones Pblicas por las mismas.

CAPTULO III
Disposiciones estatutarias comunes
Artculo sexto.

1. Los Poderes Pblicos promovern las condiciones ms favorables para una adecuada promocin profesional, social y humana de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de acuerdo con los principios de objetividad, igualdad de oportunidades, mrito y capacidad.

2. La formacin y perfeccionamiento de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se adecuar a los principios sealados en el artculo 5. y se ajustarn a los siguientes criterios:

a) Tendr carcter profesional y permanente.

b) Los estudios que se cursen en los centros de enseanza dependientes de las diferentes Administraciones pblicas podrn ser objeto de convalidacin por el Ministerio de Educacin y Ciencia, que a tal fin tendr en cuenta las titulaciones exigidas para el acceso a cada uno de ellos y la naturaleza y duracin de dichos estudios.

c) Para impartir las enseanzas y cursos referidos se promover la colaboracin institucional de la Universidad, el Poder Judicial, el Ministerio Fiscal, las Fuerzas Armadas y de otras Instituciones, Centros o establecimientos que especficamente interesen a los referidos fines docentes.

3. Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad debern jurar o prometer acatamiento a la Constitucin como norma fundamental del Estado.

4. Tendrn derecho a una remuneracin justa que contemple su nivel de formacin, rgimen de incompatibilidades, movilidad por razones de servicio, dedicacin y el riesgo que comporta su misin, as como la especificidad de los horarios de trabajo y su peculiar estructura.

5. Reglamentariamente se determinar su rgimen de horario de servicio que se adaptar a las peculiares caractersticas de la funcin policial.

6. Los puestos de servicio en las respectivas categoras se proveeran conforme a los principios de mrito, capacidad y antigedad, a tenor de lo dispuesto en la correspondiente reglamentacin.

7. La pertenencia a las fuerzas y Cuerpos de Seguridad es causa de incompatibilidad para el desempeo de cualquier otra actividad pblica o privada, salvo aquellas actividades exceptuadas de la legislacin sobre incompatibilidades.

8. Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no podrn ejercer en ningn caso el derecho de huelga, ni acciones sustitutivas del mismo o concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios.

9. El rgimen disciplinario, sin perjuicio de la observancia de las debidas garantas, estar inspirado en unos principios acordes con la misin fundamental que la Constitucin les atribuye y con la estructura y organizacin jerarquizada y disciplinada propias de los mismos.

Artculo sptimo.

1. En el ejercicio de sus funciones, los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tendrn a todos los efectos legales el carcter de agentes de la autoridad.

2. Cuando se cometa delito de atentado, empleando en su ejecucin armas de fuego, explosivos u otros medios de agresin de anloga peligrosidad, que puedan poner en peligro grave la integridad fsica de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tendrn al efecto de su proteccin penal la consideracin de autoridad.

3. La Guardia Civil slo tendr consideracin de fuerza armada en el cumplimiento de las misiones de carcter militar que se le encomienden, de acuerdo con el ordenamiento jurdico.

Artculo octavo.

1. La jurisdiccin ordinaria ser la competente para conocer de los delitos que se cometan contra miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, as como de los cometidos por stos en el ejercicio de sus funciones.

Iniciadas unas actuaciones por los Jueces de Instruccin, cuando stos entiendan que existen indicios racionales de criminalidad por la conducta de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, suspendern sus actuaciones y las remitirn a la Audiencia Provincial correspondiente, que ser la competente para seguir la instruccin, ordenar, en su caso, el procesamiento y dictar el fallo que corresponda.

Cuando el hecho fuese constitutivo de falta, los jueces de instruccin sern competentes para la instruccin y el fallo, de conformidad con las normas de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Se excepta de lo dispuesto en los prrafos anteriores los supuestos en que sea competente la jurisdiccin militar.

2 El cumplimiento de la prisin preventiva y de las penas privativas de libertad por los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, se realizarn en establecimientos penitenciarios ordinarios, con separacin del resto de detenidos o presos.

3. La iniciacin de procedimiento penal contra miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, no impedir la incoacin y tramitacin de expedientes gubernativos o disciplinarios por los mismos hechos. No obstante, la resolucin definitiva del expediente slo podr producirse cuando la sentencia recada en el mbito penal sea firme, y la declaracin de hechos probados vincular a la administracin. Las medidas cautelares que puedan adoptarse en estos supuestos podrn prolongarse hasta que recaiga resolucin definitiva en el procedimiento judicial, salvo en cuanto a la suspensin de sueldo en que se estar a lo dispuesto en la legislacin general de funcionarios.

TTULO II
De las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
CAPTULO PRIMERO
Disposiciones generales
Artculo noveno.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ejercen sus funciones en todo el territorio nacional y estn integradas por:

a) El Cuerpo Nacional de Polica, que es un Instituto Armado de naturaleza civil, dependiente del Ministro del Interior.

b) La Guardia Civil, que es un Instituto Armado de naturaleza militar, dependiente del Ministro del Interior, en el desempeo de las funciones que esta Ley le atribuye, y del Ministro de Defensa en el cumplimiento de las misiones de carcter militar que ste o el Gobierno le encomienden. En tiempo de guerra y durante el estado de sitio, depender exclusivamente del Ministro de Defensa.

Artculo diez.

1. Corresponde al Ministro del Interior la administracin general de la seguridad ciudadana y el mando superior de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, as como la responsabilidad de las relaciones de colaboracin y auxilio con las Autoridades policiales de otros pases, conforme a lo establecido en Tratados y Acuerdos Internacionales.

2. Bajo la inmediata autoridad del Ministro del Interior, dicho mando ser ejercido en los trminos establecidos en esta Ley por el Director de la Seguridad del Estado, del que dependen directamente las Direcciones Generales de la Guardia Civil y de la Polica, a travs de las cuales coordinar la actuacin de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

3. En cada provincia, el Gobernador Civil ejercer el mando directo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con sujecin a las directrices de los rganos mencionados en los apartados anteriores, sin perjuicio de la dependencia funcional de las unidades de Polica Judicial, respecto de los Jueces, de los Tribunales y del Ministerio Fiscal, en sus funciones de averiguacin del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente.

CAPTULO II
De las funciones
Artculo once.

1. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen como misin proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana mediante el desempeo de las siguientes funciones:

a) Velar por el cumplimiento de las Leyes y disposiciones generales, ejecutando las rdenes que reciban de las Autoridades, en el mbito de sus respectivas competencias.

b) Auxiliar y proteger a las personas y asegurar la conservacin y custodia de los bienes que se encuentren en situacin de peligro por cualquier causa.

c) Vigilar y proteger los edificios e instalaciones pblicos que lo requieran.

d) Velar por la proteccin y seguridad de altas personalidades.

e) Mantener y restablecer, en su caso, el orden y la seguridad ciudadana.

f) Prevenir la comisin de actos delictivos.

g) Investigar los delitos para descubrir y detener a los presuntos culpables, asegurar los instrumentos, efectos y pruebas del delito, ponindolos a disposicin del Juez o Tribunal competente y elaborar los informes tcnicos y periciales procedentes.

h) Captar, recibir y analizar cuantos datos tengan inters para el orden y la seguridad pblica, y estudiar, planificar y ejecutar los mtodos y tcnicas de prevencin de la delincuencia.

i) Colaborar con los servicios de proteccin civil en los casos de grave riesgo, catstrofe, o calamidad pblica, en los trminos que se establezcan en la legislacin de proteccin civil.

2. Las funciones sealadas en el prrafo anterior sern ejercidas con arreglo a la siguiente distribucin territorial de competencias:

a) Corresponde al Cuerpo Nacional de Polica ejercitar dichas funciones en las capitales de provincia y en los trminos municipales y ncleos urbanos que el Gobierno determine.

b) La Guardia Civil las ejercer en el resto del territorio nacional y su mar territorial.

3. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, los miembros del Cuerpo Nacional de Polica podrn ejercer las funciones de investigacin y las de coordinacin de los datos a que se refieren los apartados g) y h) del nmero 1 de este artculo, en todo el territorio nacional.

La Guardia Civil, para el desempeo de sus competencias propias, podr asimismo realizar las investigaciones procedentes en todo el territorio nacional, cuando ello fuere preciso.

En todo caso de actuacin fuera de su mbito territorial, los miembros de cada Cuerpo debern dar cuenta al otro de las mismas.

4. Sin perjuicio de la distribucin de competencias del apartado 2 de este artculo, ambos Cuerpos debern actuar fuera de su mbito competencial por mandato judicial o del Ministerio Fiscal o, en casos excepcionales, cuando lo requiera la debida eficacia en su actuacin; en ambos supuestos debern comunicarlo de inmediato al Gobernador civil y a los mandos con competencia territorial o material; el Gobernador civil podr ordenar la continuacin de las actuaciones o, por el contrario, el pase de las mismas al Cuerpo competente, salvo cuando estuvieren actuando por mandato judicial o del Ministerio Fiscal.

5. En caso de conflicto de competencias, ya sea positivo o negativo, se har cargo del servicio el Cuerpo que haya realizado las primeras actuaciones, hasta que se resuelva lo procedente por el Gobernador civil o las instancias superiores del Ministerio del Interior, sin perjuicio de lo dispuesto para la Polica Judicial.

6. Al objeto de conseguir la ptima utilizacin de los medios disponibles y la racional distribucin de efectivos, el Ministerio del Interior podr ordenar que cualesquiera de los Cuerpos asuma, en zonas o ncleos determinados, todas o algunas de las funciones exclusivas asignadas al otro Cuerpo.

Artculo doce.

1. Adems de las funciones comunes establecidas en el artculo anterior, se establece la siguiente distribucin material de competencias:

A) Sern ejercidas por el Cuerpo Nacional de Polica:

a) La expedicin del documento nacional de identidad y de los pasaportes.

b) El control de entrada y salida del territorio nacional de espaoles y extranjeros.

c) Las previstas en la legislacin sobre extranjera, refugio y asilo, extradicin, expulsin, emigracin e inmigracin.

d) La vigilancia e inspeccin del cumplimiento de la normativa en materia de juego.

e) La investigacin y persecucin de los delitos relacionados con la droga.

f) Colaborar y prestar auxilio a las policas de otros pases, conforme a lo establecido en los Tratados o Acuerdos Internacionales sobre las Leyes, bajo la superior direccin del Ministro del Interior.

g) El control de las entidades y servicios privados de seguridad, vigilancia e investigacin, de su personal, medios y actuaciones.

h) Aquellas otras que le atribuya la legislacin vigente.

B) Sern ejercidas por la Guardia Civil:

a) Las derivadas de la legislacin vigente sobre armas y explosivos.

b) El resguardo fiscal del Estado y las actuaciones encaminadas a evitar y perseguir el contrabando.

c) La vigilancia del trfico, trnsito y transporte en las vas pblicas interurbanas.

d) La custodia de vas de comunicacin terrestre, costas, fronteras, puertos, aeropuertos y centros e instalaciones que por su inters lo requieran.

e) Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservacin de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidrulicos, as como de la riqueza cinegtica, pisccola, forestal y de cualquier otra ndole relacionada con la naturaleza.

f) La conduccin interurbana de presos y detenidos.

g) Aquellas otras que le atribuye la legislacin vigente.

2. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estn obligadas a la cooperacin recproca en el desempeo de sus competencias respectivas.

3. Las dependencias del Cuerpo Nacional de Polica y de la Guardia Civil actuarn recprocamente como oficinas para la recepcin y tramitacin de los documentos dirigidos a las autoridades de cualquiera de los dos Institutos.

CAPTULO III
De la Guardia Civil
Artculo trece.

1. El Cuerpo de la Guardia Civil se estructura jerrquicamente segn los diferentes empleos, de conformidad con su naturaleza militar.

2. El rgimen estatutario de la Guardia Civil ser el establecido en la presente Ley, en las normas que la desarrollan y en el ordenamiento militar.

Artculo catorce.

1. El Ministerio del Interior dispondr todo lo concerniente a servicios de la Guardia Civil relacionados con la seguridad ciudadana y dems competencias atribuidas por esta Ley, as como a sus retribuciones, destinos, acuartelamientos y material.

2. Conjuntamente, los Ministros de Defensa e Interior dispondrn todo lo referente a la seleccin, formacin, perfeccionamiento, armamento y despliegue territorial, y propondrn al Gobierno el nombramiento del titular de la Direccin General de la Guardia Civil, as como la normativa reguladora del voluntariado especial para la prestacin del servicio militar en la misma.

3. El Ministro de Defensa dispondr lo concerniente al rgimen de ascensos y situaciones del personal, as como a las misiones de carcter militar que se encomienden a la Guardia Civil, ejerciendo, respecto al voluntariado especial para la prestacin del servicio militar en la misma las competencias que normativamente le correspondan.

Artculo quince.

1. La Guardia Civil, por su condicin de Instituto armado de naturaleza militar, a efectos disciplinarios, se regir por su normativa especifica.

En todo caso, ser competente para la imposicin de la sancin de separacin del servicio el Ministro de Defensa, previo informe del Ministro del Interior.

2. Los miembros de la Guardia Civil no podrn pertenecer a partidos polticos o sindicatos ni hacer peticiones colectivas: individualmente podrn ejercer el derecho de peticin en los trminos establecidos en su legislacin especifica.

CAPTULO IV
De la Polica
Seccin 1. Normas generales, escalas y sistemas de acceso
Artculo diecisis.

1. La estructura y competencia de los rganos de direccin del Cuerpo Nacional de Polica sern las que se establezcan en las normas orgnicas del Ministerio del Interior.

2. El rgimen estatutario del Cuerpo Nacional de Polica se ajustar a las previsiones de la presente Ley y las disposiciones que la desarrollen, teniendo como derecho supletorio la legislacin vigente referida a los funcionarios de la Administracin Civil del Estado. Sus miembros, hombres y mujeres, actuarn de uniforme o sin l, en funcin del destino que ocupen y del servicio que desempeen.

3. La jubilacin forzosa se producir al cumplir el funcionario sesenta y cinco aos.

4. Por Ley, se determinarn las edades y causas del pase de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Polica a la situacin de segunda actividad, atendiendo a las aptitudes fsicas que demande su funcin. Asimismo se establecern las remuneraciones a percibir y las obligaciones correspondientes a esta situacin.

Artculo diecisiete.

El Cuerpo Nacional de Polica constar de las siguientes Escalas y categoras:

— La Escala superior, con dos categoras. Su sistema de acceso ser a la inferior desde la Escala ejecutiva y a la categora superior desde la inferior; por promocin interna en ambos casos.

— La Escala ejecutiva, con dos categoras. Su sistema de acceso ser el de oposicin libre y el de promocin interna, en el porcentaje que reglamentariamente se determine, para la categora inferior, y de promocin interna para la categora superior.

— La Escala de subinspeccin, con una sola categora, a la que se acceder nicamente por promocin interna desde la Escala bsica.

— La Escala bsica, con dos categoras, a las que se acceder por oposicin libre a la categora inferior, y por promocin interna a la superior.

Para el acceso a las Escalas anteriores, se exigir estar en posesin de los ttulos de los Grupos A, B, C, y D, respectivamente, y la superacin de los cursos correspondientes en el Centro de Formacin.

En el Cuerpo Nacional de Polica existirn las plazas de Facultativos y de Tcnico, con ttulos de los Grupos A y B, que sean necesarias para la cobertura y apoyo de la funcin policial, que se cubrirn entre funcionarios de acuerdo con el sistema que reglamentariamente se determine.

Excepcionalmente, si las circunstancias lo exigen, podrn contratarse, temporalmente especialistas para el desempeo de tales funciones.

Los Grupos a los que se refieren los apartados anteriores de este artculo, son los correspondientes a los Grupos de clasificacin establecidos en el artculo 25 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Funcin Pblica.

Seccin 2. De los derechos de representacion colectiva
Artculo dieciocho.

1. Los miembros del Cuerpo Nacional de Polica tienen derecho a constituir organizaciones sindicales de mbito nacional para la defensa de sus intereses profesionales, as como el de afiliarse a las mismas y a participar activamente en ellas en los trminos previstos en esta Ley.

2. Los miembros del Cuerpo Nacional de Polica slo podrn afiliarse a organizaciones sindicales formadas exclusivamente por miembros del propio Cuerpo. Dichas organizaciones no podrn federarse o confederarse con otras que, a su vez, no estn integradas exclusivamente por miembros del referido Cuerpo. No obstante, podrn formar parte de organizaciones internacionales de su mismo carcter.

Artculo diecinueve.

El ejercicio del derecho de sindicacin y de la accin sindical por parte de los miembros del Cuerpo Nacional de Polica tendr como lmites el respeto de los derechos fundamentales y libertades pblicas reconocidos en la Constitucin y, especialmente, el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, as el crdito y prestigio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la seguridad ciudadana y de los propios funcionarios y la garanta del secreto profesional.

Constituirn asimismo lmite, en la medida que puedan ser vulnerados por dicho ejercicio, los principios bsicos de actuacin del artculo 5. de esta Ley.

Artculo veinte.

1. Para constituir una organizacin sindical ser preciso depositar los estatutos de la misma, acompaados del acta fundacional, en el registro especial de la Direccin General de Polica.

2. Los estatutos debern contener, al menos, las siguientes menciones:

a) Denominacin de la asociacin.

b) Fines especficos de la misma.

c) Domicilio.

d) Organos de representacin, Gobierno y Administracin y normas para su funcionamiento, as como el rgimen de provisin electiva de cargos, que habrn de ajustarse a principios democrticos.

e) Requisitos y procedimientos para la adquisicin y prdida de la condicin de afiliados, as como el rgimen de modificacin de sus estatutos y disolucin de la asociacin sindical.

f) Rgimen econmico de la organizacin, que establezca el carcter, procedencia y destino de sus recursos, as como los medios que permitan a los afiliados conocer la situacin econmica.

3. Slo se podrn rechazar, mediante resolucin motivada, aquellos Estatutos que carezcan de los requisitos mnimos a que se refiere el nmero anterior, y cuyos defectos no hubieran sido subsanados en el plazo de diez das, a partir de que se les requiriese al efecto.

Artculo veintiuno.

1. Las organizaciones sindicales legalmente constituidas tendrn derecho a formular propuestas y elevar informe o dirigir peticiones a las Autoridades competentes, as como a ostentar la representacin de sus afiliados ante los Organos competentes de la Administracin Pblica.

2. Tendrn la condicin de representantes de las organizaciones sindicales del Cuerpo Nacional de Polica aquellos funcionarios que, perteneciendo a las mismas, hayan sido formalmente designados como tales por el rgano de Gobierno de aqullas, de acuerdo con sus respectivos Estatutos.

Artculo veintids.

1. Aquellas organizaciones sindicales del Cuerpo Nacional de Polica que en las ltimas elecciones al Consejo de Polica hubieran obtenido, al menos, un representante en dicho Consejo, o en dos de las Escalas el 10 por 100 de los votos emitidos en cada una de ellas, sern consideradas organizaciones sindicales representativas, y en tal condicin tendrn, adems, capacidad para:

a) Participar como interlocutores en la determinacin de las condiciones de prestacin del servicio de los funcionarios, a travs de los procedimientos establecidos al efecto.

b) Integrarse en el grupo de trabajo o Comisiones de estudio que a tal efecto se establezcan.

2. Los representantes de dichas organizaciones sindicales representativas tendrn derecho:

a) A la asistencia y al acceso a los centros de trabajo para participar en actividades propias de su asociacin sindical, previa comunicacin al Jefe de la Dependencia y sin que el ejercicio de ese derecho pueda interrumpir el desarrollo normal del servicio policial.

b) Al nmero de horas mensuales que reglamentariamente se establezcan para el desarrollo de las funciones sindicales propias de su representacin.

c) Al disfrute de los permisos no retribuidos necesarios para el desarrollo de las funciones sindicales propias de su cargo, dentro de los limites que reglamentariamente se establezcan.

d) Al pase a la situacin de servicios especiales, en los trminos que reglamentariamente se establezcan, con derecho a reserva del puesto de trabajo y al cmputo de antigedad, mientras dure el ejercicio de su cargo representativo, debiendo incorporarse a su puesto de trabajo dentro del mes siguiente a la fecha del cese.

3. El nmero de representantes que la Administracin tendr que reconocer, a los efectos determinados en el nmero 2 de este artculo, se corresponder con el nmero de representantes que cada organizacin sindical hubiere obtenido en las elecciones al Consejo de Polica.

4. En todo caso, se reconocer a aquella organizacin sindical que no hubiera obtenido representantes elegidos en el Consejo de Polica, pero s, al menos, el 10 por 100 de votos en una Escala, el derecho a un representante, a los solos efectos de lo previsto en el nmero 2 de este artculo.

Artculo veintitrs.

1. En las dependencias con ms de 250 funcionarios, las organizaciones sindicales tendrn derecho a que se les facilite un local adecuado para el ejercicio de sus actividades. En todo caso tendrn derecho a la instalacin en cada dependencia policial de un tabln de anuncios, en lugar donde se garantice un fcil acceso al mismo de los funcionarios.

2. Estos podrn celebrar reuniones sindicales en locales oficiales, fuera de las horas de trabajo y sin perturbar la marcha del servicio, previa autorizacin del Jefe de la Dependencia, que slo podr denegarla cuando considere que el servicio puede verse afectado.

3. La autorizacin deber solicitarse con una antelacin mnima de setenta y dos horas, y en la misma se har constar la fecha, hora y lugar de la reunin, as como el orden del da previsto.

4. La resolucin correspondiente deber notificarse, al menos, veinticuatro horas antes de la prevista para la reunin, sin perjuicio de lo dispuesto en el nmero 2.

Artculo veinticuatro.

1. Las organizaciones sindicales respondern por los actos o acuerdos adoptados por sus rganos estatutarios en la esfera de sus respectivas competencias.

2. Dichas organizaciones respondern por los actos de sus afiliados, cuando aqullos se produzcan en el ejercicio regular de las funciones representativas o se pruebe que dichos afiliados actuaban por cuenta de las organizaciones sindicales.

Seccin 3. Del Consejo de Polica
Artculo veinticinco.

1. Bajo la presidencia del Ministro del Interior o persona en quien delegue, se crea el Consejo de Polica, con representacin paritaria de la Administracin y de los miembros del Cuerpo Nacional de Polica.

2. Son funciones del Consejo de Polica:

a) La mediacin y conciliacin en caso de conflictos colectivos.

b) La participacin en el establecimiento y las condiciones de prestacin del servicio de los funcionarios.

c) La formulacin de mociones y la evacuacin de consultas en materias relativas al Estatuto profesional.

d) La emisin de informes en los expedientes disciplinarios que se instruyan por faltas muy graves contra miembros del Cuerpo Nacional de Polica y en todos aquellos que se instruyan a los representantes de los Sindicatos, a que se refiere el artculo 22 de esta Ley.

e) El informe previo de las disposiciones de carcter general que se pretendan dictar sobre las materias a que se refieren los apartados anteriores.

f) Las dems que le atribuyan las Leyes y disposiciones generales.

3. Los representantes de la Administracin en el Consejo de Polica sern designados por el Ministro del Interior.

La representacin de los miembros del Cuerpo Nacional de Polica en el Consejo se estructurar por Escalas, sobre la base de un representante por cada 6.000 funcionarios o fraccin, de cada una de las cuatro Escalas que constituyen el Cuerpo.

Artculo veintisis.

1. Se celebrarn elecciones en el seno del Cuerpo Nacional de Polica, a efectos de designar los representantes de sus miembros en el Consejo de Polica y determinar la condicin de representativos de los Sindicatos constituidos con arreglo a lo dispuesto en la presente Ley.

Las elecciones se celebrarn por Escalas, votando sus miembros una lista que contenga el nombre o nombres de los candidatos a representantes de la misma, mediante sufragio personal, directo y secreto.

2. Los candidatos a la eleccin podrn ser presentados, mediante listas nacionales, para cada una de las escalas, por los Sindicatos de funcionarios o por las agrupaciones de electores de las distintas escalas legalmente constituidas.

Las listas contendrn tanto nombres como puestos a cubrir, mas igual nmero de suplentes.

3. Mediante el sistema de representacin proporcional se atribuir a cada lista el nmero de puestos que le correspondan, de conformidad con el cociente que resulte de dividir el nmero de votantes por el de puestos a cubrir. Si hubiere puesto o puestos sobrantes, se atribuirn a la lista o listas que tengan un mayor resto de votos.

4. La duracin del mandato de los Delegados en el Consejo de Polica ser de cuatro aos, pudiendo ser reelegidos en sucesivos procesos electorales.

Caso de producirse vacante, por cualquier causa, en la representacin de los funcionarios en el Consejo de Polica, se cubrir automticamente por el candidato que ocupe el puesto siguiente en la lista respectiva.

5. Reglamentariamente, se establecern las normas complementarias que sean precisas para la convocatoria de las elecciones, el procedimiento electoral y, en general, para el funcionamiento del Consejo de Polica.

Seccin 4. Rgimen disciplinario
Artculo veintisiete.

1 El rgimen disciplinario de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Polica se ajustar a los principios establecidos en el captulo II del ttulo I de esta Ley y a las normas del presente captulo.

2. Las faltas podrn ser leves, graves y muy graves. Las faltas leves prescribirn al mes; las graves, a los dos aos, y las muy graves, a los seis aos. La prescripcin se interrumpir en el momento que se inicia el procedimiento disciplinario.

3. Se consideraran faltas muy graves:

a) El incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitucin en el ejercicio de las funciones.

b) Cualquier conducta constitutiva de delito doloso.

c) El abuso de sus atribuciones y la prctica de tratos inhumanos, degradantes, discriminatorios y vejatorios a las personas que se encuentren bajo su custodia.

d) La insubordinacin individual o colectiva, respecto a las Autoridades o Mandos de que dependan, as como la desobediencia a las legtimas instrucciones dadas por aqullos.

e) La no prestacin de auxilio con urgencia, en aquellos hechos o circunstancias graves en que sea obligada su actuacin.

f) El abandono de servicio.

g) La violacin del secreto profesional y la falta del debido sigilo respecto a los asuntos que conozcan por razn de su cargo, que perjudique el desarrollo de la labor policial o a cualquier persona.

h) El ejercicio de actividades pblicas o privadas incompatibles con el desempeo de sus funciones.

i) La participacin en huelgas, en acciones sustitutivas de las mismas, o en actuaciones concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios.

j) Haber sido sancionado por la comisin de tres o mas faltas graves en el perodo de un ao.

k) La falta de colaboracin manifiesta con los dems miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

l) Embriagarse o consumir drogas txicas, estupefacientes o sustancias psicotrpicas durante el servicio o con habitualidad.

m) Cualquier otra conducta no enumerada en los puntos anteriores, tipificada como falta muy grave en la legislacin general de funcionarios.

4. Las faltas graves y leves se determinarn reglamentariamente, de conformidad con los siguientes criterios:

a) Intencionalidad.

b) La perturbacin que puedan producir en el normal funcionamiento de la administracin y de los servicios policiales.

c) Los daos y perjuicios o la falta de consideracin que puedan implicar para los ciudadanos y los subordinados.

d) El quebrantamiento que pueda suponer de los principios de disciplina y jerarqua propios de este Cuerpo.

e) Reincidencia.

f) En general, su trascendencia para la seguridad ciudadana.

5. Incurrirn en la misma responsabilidad que los autores de una falta los que induzcan a su comisin y los Jefes que la toleren. Asimismo, incurrirn en falta de inferior grado los que encubrieran la comisin de una falta.

Artculo veintiocho.

1. Por razn de las faltas, a que se refiere el artculo precedente, podrn imponerse a los funcionarios del Cuerpo Nacional de Polica las siguientes sanciones:

1.1 Por faltas muy graves:

a) Separacin del servicio.

b) Suspensin de funciones de tres a seis aos.

1.2 Por faltas graves:

a) Suspensin de funciones por menos de tres aos.

b) Traslado con cambio de residencia.

c) Inmovilizacin en el escalafn por un perodo no superior a cinco aos.

d) Prdida de cinco a veinte das de remuneracin y suspensin de funciones por igual periodo.

1.3 Por faltas leves:

a) Prdida de uno a cuatro das de remuneracin y suspensin de funciones por igual perodo, que no supondr la prdida de antigedad ni implicar la inmovilizacin en el escalafn.

b) Apercibimiento.

Las sanciones por faltas muy graves prescribirn a los seis aos, las impuestas por faltas graves a los dos aos, y las impuestas por faltas leves al mes.

El plazo de prescripcin comenzar a contarse desde el da siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolucin por la que se impone la sancin o desde que se quebrantase su cumplimiento, si hubiera comenzado.

2. Las sanciones disciplinarias se anotarn en los respectivos expedientes personales con indicacin de las faltas que las motivaron.

Transcurridos dos o seis aos desde el cumplimiento de la sancin, segn se trate de faltas graves o muy graves no sancionadas con la separacin del servicio, podr acordarse la cancelacin de aquellas anotaciones a instancia del interesado que acredite buena conducta desde que se le impuso la sancin. La cancelacin de anotaciones por faltas leves se realizar a peticin del interesado a los seis meses de la fecha de su cumplimiento. La cancelacin producir el efecto de anular la anotacin sin que pueda certificarse de ella, salvo cuando lo soliciten las autoridades competentes para ello y a los exclusivos efectos de su expediente personal.

3. Los funcionarios del Cuerpo Nacional de Polica tendrn obligacin de comunicar por escrito al superior jerrquico competente los hechos que consideren constitutivos de faltas graves y muy graves de los que tengan conocimiento.

4. No se podrn imponer sanciones, por faltas graves o muy graves, sino en virtud de expediente instruido al efecto, cuya tramitacin se regir por los principios de sumariedad y celeridad. La sancin por faltas leves podr imponerse sin ms trmites que la audiencia al interesado.

Las sanciones disciplinarias impuestas a los funcionarios del Cuerpo Nacional de Polica sern inmediatamente ejecutivas, no suspendiendo su cumplimiento la interposicin de ningn tipo de recurso, administrativo o judicial, si bien la autoridad a quien competa resolverlo podr suspender, de oficio o a instancia de parte, la ejecucin de la sancin impuesta, en el caso de que dicha ejecucin pudiera causar perjuicios de imposible o de difcil reparacin.

5. Para la imposicin de la sancin de separacin del servicio ser competente el Ministro del Interior.

Para la imposicin de sanciones por faltas muy graves y graves, adems del Ministro del Interior, ser competente el Director de la Seguridad del Estado.

Para la imposicin de las sanciones por faltas graves tambin ser competente el Director general de la Polica.

Adems de los rganos anteriores, los Gobernadores civiles y los Jefes de las dependencias, centrales o perifricas, en que presten servicio los infractores, sern competentes para la imposicin de las sanciones por faltas leves.

6. Iniciado un procedimiento penal o disciplinario, se podr acordar la suspensin provisional por la autoridad competente para ordenar la incoacin del expediente administrativo. La situacin de suspensin provisional se regular por lo dispuesto en la legislacin general de funcionarios, sin perjuicio de lo establecido en el artculo 8.3.

CAPTULO V
De la organizacin de Unidades de Polica Judicial
Artculo veintinueve.

1. Las funciones de Polica Judicial que se mencionan en el artculo 126 de la Constitucin sern ejercidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a travs de las Unidades que se regulan en el presente captulo.

2. Para el cumplimiento de dicha funcin tendrn carcter colaborador de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el personal de Polica de las Comunidades Autnomas y de las Corporaciones Locales.

Artculo treinta.

1. El Ministerio del Interior organizar con funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que cuenten con la adecuada formacin especializada, Unidades de Polica Judicial, atendiendo a criterios territoriales y de especializacin delictual, a las que corresponder esta funcin con carcter permanente y especial.

2. Las referidas Unidades orgnicas de Polica Judicial podrn adscribirse, en todo o en parte, por el Ministerio del Interior, odo el Consejo General del Poder Judicial, a determinados Juzgados y Tribunales. De igual manera podrn adscribirse al Ministerio Fiscal, odo el Fiscal General del Estado.

Artculo treinta y uno.

1. En el cumplimiento de sus funciones, los funcionarios adscritos a Unidades de Polica Judicial dependen orgnicamente del Ministerio del Interior y funcionalmente de los Jueces, Tribunales o Ministerio Fiscal que estn conociendo del asunto objeto de su investigacin.

2. Los Jueces o Presidentes de los respectivos rganos del orden jurisdiccional penal, as como los Fiscales Jefes podrn solicitar la intervencin en una investigacin de funcionarios o medios adscritos a Unidades orgnicas de Polica Judicial por conducto del Presidente del Tribunal Supremo o de los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia o del Fiscal general del Estado, respectivamente.

Artculo treinta y dos.

La Polica Judicial constituye una funcin cuya especializacin se cursar en los Centros de Formacin y Perfeccionamiento de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con participacin de miembros de la Judicatura y del Ministerio Fiscal, o, complementariamente, en el Centro de Estudios Judiciales.

La posesin del diploma correspondiente ser requisito necesario para ocupar puestos en las Unidades de Polica Judicial que se constituyan.

Artculo treinta y tres.

Los funcionarios adscritos a las Unidades de Polica Judicial desempearn esa funcin con carcter exclusivo, sin perjuicio de que puedan desarrollar tambin las misiones de prevencin de la delincuencia y dems que se les encomienden, cuando las circunstancias lo requieran, de entre las correspondientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Artculo treinta y cuatro.

1. Los funcionarios de las Unidades de Polica Judicial no podrn ser removidos o apartados de la investigacin concreta que se les hubiera encomendado, hasta que finalice la misma o la fase del procedimiento judicial que la originara, si no es por decisin o con la autorizacin del Juez o Fiscal competente.

2. En las diligencias o actuaciones que lleven a cabo, por encargo y bajo la supervisin de los Jueces, Tribunales o Fiscales competentes de lo Penal, los funcionarios integrantes de las Unidades de Polica Judicial tendrn el carcter de comisionados de dichos Jueces, Tribunales y Fiscales, y podrn requerir el auxilio necesario de las Autoridades y, en su caso, de los particulares.

Artculo treinta y cinco.

Los Jueces y Tribunales de lo Penal y el Ministerio Fiscal tendrn, respecto los funcionarios integrantes de Unidades de Polica Judicial que le sean adscritas y de aquellos a que se refiere el nmero 2 del artculo 31 de esta Ley, las siguientes facultades:

a) Les darn las rdenes e instrucciones que sean necesarias, en ejecucin de lo dispuesto en las normas de Enjuiciamiento Criminal y Estatutos del Ministerio Fiscal.

b) Determinarn, en dichas rdenes o instrucciones, el contenido y circunstancias de las actuaciones que interesen a dichas Unidades.

c) Controlarn la ejecucin de tales actuaciones, en cuanto a la forma y los resultados.

d) Podrn instar el ejercicio de la potestad disciplinaria, en cuyo caso emitirn los informes que puedan exigir la tramitacin de los correspondientes expedientes, as como aquellos otros que considere oportunos. En estos casos recibirn los testimonios de las resoluciones recadas.

Artculo treinta y seis.

Salvo lo dispuesto en este captulo, el rgimen funcionarial del personal integrado en las Unidades Polica Judicial ser el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

TTULO III
De las Policas de las Comunidades Autnomas
CAPTULO PRIMERO
Principios generales
Artculo treinta y siete.

1. Las Comunidades Autnomas en cuyos Estatutos est previsto podrn crear Cuerpos de Polica para el ejercicio de las funciones de vigilancia y proteccin a que se refiere el artculo 148.1.22 de la Constitucin y las dems que le atribuye la presente Ley.

2. Las Comunidades Autnomas que no hicieran uso de la posibilidad prevista en el apartado anterior podrn ejercer las funciones enunciadas en el artculo 148.1.22 de la Constitucin, de conformidad con los artculos 39 y 47 de esta Ley.

3. Las Comunidades Autnomas cuyos estatutos no prevean la creacin de Cuerpos de Polica tambin podrn ejercer las funciones de vigilancia y proteccin a que se refiere el artculo 148.1.22 de la Constitucin mediante la firma de acuerdos de cooperacin especfica con el Estado.

CAPTULO II
De las competencias de las Comunidades Autnomas
Artculo treinta y ocho.

Las Comunidades Autnomas, a que se refiere el nmero 1 del artculo anterior, podrn ejercer, a travs de sus Cuerpos de Polica, las siguientes funciones:

1. Con carcter de propias:

a) Velar por el cumplimiento de las disposiciones y rdenes singulares dictadas por los rganos de la Comunidad Autnoma.

b) La vigilancia y proteccin de personas, rganos, edificios, establecimientos y dependencias de la Comunidad Autnoma y de sus entes instrumentales, garantizando el normal funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de los usuarios de sus servicios.

c) La inspeccin de las actividades sometidas a la ordenacin o disciplina de la Comunidad Autnoma, denunciando toda actividad ilcita.

d) El uso de la coaccin en orden a la ejecucin forzosa de los actos o disposiciones de la propia Comunidad Autnoma.

2. En colaboracin con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado:

a) Velar por el cumplimiento de las Leyes y dems disposiciones del Estado y garantizar el funcionamiento de los servicios pblicos esenciales.

b) Participar en las funciones de Polica Judicial, en la forma establecida en el artculo 29.2 de esta Ley.

c) Vigilar los espacios pblicos, proteger las manifestaciones y mantener el orden en grandes concentraciones humanas.

El ejercicio de esta funcin corresponder, con carcter prioritario, a los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas, sin perjuicio de la intervencin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando, bien a requerimiento de las Autoridades de la Comunidad Autnoma, o bien por decisin propia, lo estimen necesario las Autoridades estatales competentes.

3. De prestacin simultnea e indiferenciada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado:

a) La cooperacin a la resolucin amistosa de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.

b) La prestacin de auxilio en los casos de accidente, catstrofe o calamidad pblica, participando en la forma prevista en las Leyes, en la ejecucin de los planes de proteccin civil.

c) Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservacin de la naturaleza y medio ambiente, recursos hidrulicos, as como la riqueza cinegtica, pisccola, forestal y de cualquier otra ndole relacionada con la naturaleza.

Artculo treinta y nueve.

Corresponde a las Comunidades Autnomas, de conformidad con la presente Ley y con la de Bases de Rgimen Local, coordinar al actuacin de las Policas Locales en el mbito territorial de la Comunidad, mediante el ejercicio de las siguientes funciones:

a) Establecimientos de las normas-marco a las que habrn de ajustarse los Reglamentos de Policas Locales, de conformidad con lo dispuesto en la presente Ley y en la de Bases de Rgimen Local.

b) Establecer o propiciar, segn los casos, la homogeneizacin de los distintos Cuerpos de Policas Locales, en materia de medios tcnicos para aumentar la eficacia y colaboracin de stos, de uniformes y de retribuciones.

c) Fijar los criterios de seleccin, formacin, promocin y movilidad de las Policas Locales, determinando los distintos niveles educativos exigibles para cada categora, sin que, en ningn caso, el nivel pueda ser inferior a graduado escolar.

d) Coordinar la formacin profesional de las Policas Locales, mediante la creacin de Escuelas de Formacin de Mandos y de Formacin Bsica.

CAPTULO III
Del rgimen estatutario de las Policas de las Comunidades Autnomas
Artculo cuarenta.

El rgimen estatutario de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas vendr determinado, de conformidad con lo establecido en el artculo 149.1.18 de la Constitucin, por los principios generales del ttulo I de esta Ley, por lo establecido en este captulo y por lo que dispongan al efecto los Estatutos de Autonoma y la legislacin de las Comunidades Autnomas, as como por los Reglamentos especficos de cada Cuerpo.

Artculo cuarenta y uno.

1. Corresponde a los rganos competentes de cada Comunidad Autnoma, previo informe del Consejo, a que se refiere el artculo 48 de esta Ley, la creacin de sus Cuerpos de Polica, as como su modificacin y supresin en los casos en que as se prevea en los respectivos Estatutos de Autonoma.

2. Los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas son Institutos armados de naturaleza civil, con estructura y organizacin jerarquizada.

3. En el ejercicio de sus funciones, los miembros de los citados Cuerpos debern vestir el uniforme reglamentario, salvo los casos excepcionales que autoricen las Juntas de Seguridad.

4. Los miembros de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas estarn dotados de los medios tcnicos y operativos necesarios para el cumplimiento de sus funciones, pudiendo portar armas de fuego. El otorgamiento de la licencia de armas competer, en todo caso, al Gobierno de la Nacin.

Artculo cuarenta y dos.

Los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas slo podrn actuar en el mbito territorial de la Comunidad Autnoma respectiva, salvo en situaciones de emergencia, previo requerimiento de las Autoridades estatales.

Artculo cuarenta y tres.

1. Los Mandos de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas se designarn por las Autoridades competentes de la Comunidad Autnoma, entre Jefes, Oficiales y Mandos de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

2. Durante su permanencia en la Polica de la Comunidad Autnoma, dichos Jefes, Oficiales y Mandos pasarn a la situacin que reglamentariamente corresponda en su Arma o Cuerpo de procedencia, al cual podrn reintegrarse en cualquier momento que lo soliciten.

3. Un porcentaje de las vacantes de los citados puestos de mando podr ser cubierto, mediante promocin interna, entre los miembros del propio Cuerpo de Polica de la Comunidad Autnoma, en el nmero, con las condiciones y requisitos que determinen el Consejo a que se refiere el artculo 48 de esta Ley.

4. Los Mandos de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas habrn de realizar, una vez designados y antes de su adscripcin, un curso de especializacin homologado por el Ministerio del Interior para el mando peculiar de estos Cuerpos.

Artculo cuarenta y cuatro.

La seleccin, el ingreso, la promocin y formacin de los miembros de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas se regular y organizar por las respectivas Comunidades Autnomas, sin perjuicio de lo establecido en los respectivos Estatutos.

TTULO IV
De la colaboracin y coordinacin entre el Estado y las Comunidades Autnomas
CAPTULO PRIMERO
De la colaboracin entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Cuerpos de polica de las Comunidades Autnomas
Artculo cuarenta y cinco.

Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas debern prestarse mutuo auxilio e informacin recproca en el ejercicio de sus funciones respectivas.

Artculo cuarenta y seis.

1. Cuando las Comunidades Autnomas que, segn su Estatuto, puedan crear Cuerpos de Polica no dispongan de los medios suficientes para el ejercicio de las funciones previstas en el artculo 38.1 y 2.c) de la presente Ley, podrn recabar, a travs de las Autoridades del Estado el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, correspondiendo en este caso a las Autoridades gubernativas estatales la determinacin del modo y forma de prestar el auxilio solicitado. En caso de considerarse procedente su intervencin, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actuarn bajo el mando de sus Jefes naturales.

2. En el resto de los casos, cuando en la prestacin de un determinado servicio o en la realizacin de una actuacin concreta concurran, simultneamente, miembros o Unidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Polica de la Comunidad Autnoma, sern los Mandos de los primeros los que asuman la direccin de la operacin.

CAPTULO II
De la adscripcin de Unidades del Cuerpo Nacional de Polica a las Comunidades Autnomas
Artculo cuarenta y siete.

Las Comunidades Autnomas incluidas en el apartado 2 del artculo 37 de la presente Ley, podrn solicitar del Gobierno de la Nacin, a travs del Ministerio del Interior, para el ejercicio de las funciones previstas en el artculo 38.1 de aqulla, la adscripcin de Unidades del Cuerpo Nacional de Polica.

Las condiciones de dicha adscripcin se determinarn en acuerdos administrativos de colaboracin de carcter especfico, que debern respetar, en todo caso, los siguientes principios:

– La adscripcin deber afectar a Unidades operativas completas y no a miembros individuales del citado Cuerpo.

– Las Unidades adscritas dependern, funcionalmente, de las Autoridades de la Comunidad Autnoma, y orgnicamente del Ministerio del Interior.

– Dichas Unidades actuarn siempre bajo el mando de sus Jefes naturales.

– En cualquier momento podrn ser reemplazadas por otras, a iniciativa de las Autoridades estatales, odas las Autoridades de la Comunidad Autnoma.

CAPTULO III
De los rganos de coordinacin
Artculo cuarenta y ocho.

1. Para garantizar la coordinacin entre las polticas de seguridad pblica del Estado y de las Comunidades Autnomas se crea el Consejo de Poltica de Seguridad, que estar presidido por el Ministro del Interior e integrado por los Consejeros de Interior o Gobernacin de las Comunidades Autnomas y por un nmero igual de representantes del Estado designados por el Gobierno de la Nacin.

2. El Consejo de Poltica de Seguridad ejercer las siguientes competencias:

– Aprobar los planes de coordinacin en materia de seguridad y de infraestructura policial.

– Informar las plantillas de los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas y sus modificaciones. El Consejo podr establecer el nmero mximo de los efectivos de las plantillas.

– Aprobar directivas y recomendaciones de carcter general.

– Informar las disposiciones que dicten las Comunidades Autnomas, en relacin con sus propios Cuerpos de Polica, as como la de creacin de stos.

– Informar los convenios de cooperacin, en materia de seguridad entre el Estado y las Comunidades Autnomas.

– Las dems que le atribuya la legislacin vigente.

3. Para su adecuado funcionamiento el Consejo de Poltica de Seguridad elaborar un Reglamento de rgimen interior que ser aprobado por el mismo.

Artculo cuarenta y nueve.

1. Dentro del Consejo de Poltica de Seguridad funcionar un Comit de Expertos integrado por ocho representantes, cuatro del Estado y cuatro de las Comunidades Autnomas, designados estos ltimos anualmente por los miembros del Consejo de Poltica de Seguridad que representen a las Comunidades Autnomas. Dicho Comit tendr la misin de asesorar tcnicamente a aqul y preparar los asuntos que posteriormente vayan a ser debatidos en el Pleno del mismo y con carcter especfico:

– Elaborar y proponer frmulas de coordinacin.

– Preparar acuerdos de cooperacin.

– Proponer programas de formacin y perfeccionamiento de las Policas.

– Elaborar planes de actuacin conjunta.

2. El Reglamento de rgimen interior del Consejo de Poltica de Seguridad determinar las normas de composicin y funcionamiento del Comit de Expertos.

Artculo cincuenta.

1. En las Comunidades Autnomas que dispongan de Cuerpos de Polica propios podr constituirse una Junta de Seguridad, integrada por igual nmero de representantes del Estado y de las Comunidades Autnomas, con la misin de coordinar la actuacin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Polica de la Comunidad Autnoma, en los trminos que reglamentariamente se determinen.

2. La Junta de Seguridad ser el rgano competente para resolver las incidencias que pudieran surgir en la colaboracin entre los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Polica de la Comunidad Autnoma a tal efecto, las Autoridades competentes de las Comunidades Autnomas y los Gobernadores civiles debern informar peridicamente a dicha Junta acerca de las deficiencias que se observen en la coordinacin, mutuo auxilio e informacin recproca entre aqullos, indicando las medidas oportunas para corregir los problemas suscitados.

TTULO V
De las Policas Locales
Artculo cincuenta y uno.

1. Los municipios podrn crear Cuerpos de Polica propios, de acuerdo con lo previsto en la presente Ley, en la Ley de Bases de Rgimen Local y en la legislacin autonmica.

2. En los municipios donde no exista Polica Municipal, los cometidos de sta sern ejercidos por el personal que desempee funciones de custodia y vigilancia de bienes, servicios e instalaciones, con la denominacin de Guardas, Vigilantes, Agentes, Alguaciles o anlogos.

3. Dichos Cuerpos slo podrn actuar en el mbito territorial del municipio respectivo, salvo en situaciones de emergencia y previo requerimiento de las Autoridades com-petentes.

Artculo cincuenta y dos.

1. Los Cuerpos de Polica Local son Institutos armados, de naturaleza civil con estructura y organizacin jerarquizada, rigindose, en cuanto a su rgimen estatutario, por los principios generales de los captulos II y III del ttulo I y por la seccin cuarta del captulo IV del ttulo II de la presente Ley, con adecuacin que exija la dependencia de la Administracin correspondiente, las disposiciones dictadas al respecto por las Comunidades Autnomas y los Reglamentos especficos para cada cuerpo y dems normas dictadas por los correspondientes Ayuntamientos.

2. Por lo que respecta al ejercicio de los derechos sindicales, y en atencin a la especificidad de las funciones de dichos Cuerpos, les ser de aplicacin la Ley que se dicte en cumplimiento de lo establecido en la disposicin adicional segunda, apartado 2, de la Ley Orgnica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical.

3. Ser tambin de aplicacin a los miembros de dichos Cuerpos lo dispuesto, respecto a los Cuerpos de Polica de las Comunidades Autnomas, en el artculo 41.3 de la presente Ley; si bien la facultad que en el mismo se atribuye a las Juntas de Seguridad corresponder al Gobernador Civil respectivo.

Artculo cincuenta y tres.

1. Los Cuerpos de Polica Local debern ejercer las siguientes funciones:

a) Proteger a las Autoridades de las Corporaciones Locales, y vigilancia o custodia de sus edificios e instalaciones.

b) Ordenar, sealizar y dirigir el trfico en el casco urbano, de acuerdo con lo establecido en las normas de circulacin.

c) Instruir atestados por accidentes de circulacin dentro del casco urbano.

d) Polica Administrativa, en lo relativo a las Ordenanzas, Bandos y dems disposiciones municipales dentro del mbito de su competencia.

e) Participar en las funciones de Polica Judicial, en la forma establecida en el artculo 29.2 de esta Ley.

f) La prestacin de auxilio, en los casos de accidente, catstrofe o calamidad pblica, participando, en la forma prevista en las Leyes, en la ejecucin de los planes de Proteccin Civil.

g) Efectuar diligencias de prevencin y cuantas actuaciones tiendan a evitar la comisin de actos delictivos en el marco de colaboracin establecido en las Juntas de Seguridad.

h) Vigilar los espacios pblicos y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con la Polica de las Comunidades Autnomas en la proteccin de las manifestaciones y el mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas, cuando sean requeridos para ello.

i) Cooperar en la resolucin de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.

2. Las actuaciones que practiquen los Cuerpos de Polica Local en el ejercicio de las funciones previstas en los apartados c) y g) precedentes debern ser comunicadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes.

Artculo cincuenta y cuatro.

1. En los municipios que tengan Cuerpo de Polica propio, podr constituirse una Junta Local de Seguridad, que ser el rgano competente para establecer las formas y procedimientos de colaboracin entre los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su mbito territorial.

2. La constitucin de dichas Juntas y su composicin se determinar reglamen-tariamente. La presidencia corresponder al Alcalde, salvo que concurriera a sus sesiones el Gobernador civil de la provincia, en cuyo caso, la presidencia ser compartida con ste.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Primera.

1. En el Cuerpo Nacional de Polica se integrarn los funcionarios de los Cuerpos Superiores de Polica y de Polica Nacional, que quedan extinguidos.

La integracin en las Escalas previstas en el artculo 17 de esta Ley se realizar en la forma siguiente:

En la Escala Superior:

Primera categora: Comisarios Principales, Coroneles y el nmero de Comisarios y Tenientes Coroneles que reglamentariamente se determine de acuerdo con la disposicin adicional tercera 1.

Segunda categora: Comisarios, Tenientes Coroneles y Comandantes.

En la Escala Ejecutiva:

Primera categora: Subcomisarios, Capitanes e Inspectores de primera.

Segunda categora: Tenientes e Inspectores de segunda y tercera.

En la Escala de Subinspeccin:

Suboficiales.

En la Escala Bsica:

Primera categora: Cabos.

Segunda categora: Policas Nacionales.

2. Dentro de cada Escala, la integracin se har por riguroso orden de empleo o categora y antigedad en los mismos, sobre la base de otorgar la misma puntuacin al empleo de Coronel y a la categora de Comisario principal; al empleo de Teniente Coronel y a la categora de Comisario; al empleo de Capitn y a la categora de Inspector de primera, y al empleo de Teniente y a la categora de Inspector de segunda.

3. Los miembros de las Fuerzas Armadas que hasta la entrada en vigor de la presente Ley Orgnica venan prestando servicio en el Cuerpo de Polica Nacional, podrn optar, en el plazo de seis meses desde dicha entrada en vigor, por integrarse definitivamente en las Escalas correspondientes del Cuerpo Nacional de Polica, en cuyo caso pasarn a la situacin militar de retirado, o por reintegrarse a su Arma o Cuerpo de procedencia.

4. El personal del Cuerpo de la Polica Nacional escalafonado como especialista en la Msica y Ayudantes Tcnicos de Sanidad, se incorporar a las respectivas Escalas y categoras del nuevo Cuerpo Nacional de Polica, en el lugar que les pueda corresponder con arreglo a su empleo y antigedad, sin perjuicio de que continen rigindose, en cuanto no se oponga a lo dispuesto en esta Ley, y hasta tanto se desarrollen sus especiales caractersticas, por las normas que los regulan.

5. Los miembros del extinguido Servicio de Trfico, que figuran en escalafn aparte, se incorporarn al nuevo Cuerpo Nacional de Polica, en el lugar que les pueda corresponder con arreglo a su empleo y antigedad.

6. Los miembros del Cuerpo de Polica Nacional que ingresaron por convocatorias especiales para el Batalln de Conductores, prestarn los servicios propios de su empleo en cualquier destino que pudiera corresponderles.

7. Los Subcomisarios, Capitanes e Inspectores de primera, integrados en la Escala Ejecutiva, que en la fecha de promulgacin de esta Ley hubieren alcanzado una antigedad en el Cuerpo o Carrera de procedencia, igual o superior a quince aos, podrn quedar integrados en la Escala Superior, previa superacin de las pruebas y cursos que al efecto se determinen.

En todo caso, para concurrir a dichas pruebas, ser preciso en el caso de los Oficiales procedentes del Ejrcito, llevar un mnimo de tres aos con destino en la Polica Nacional en la fecha de la convocatoria de estas pruebas.

8. Podr reservarse, para la promocin interna, con dispensa de un grado del requisito de titulacin y siempre que se hayan realizado los cursos y obtenido los diplomas en la Escuela de Polica que reglamentariamente se determinen, hasta un 50 por 100 de las vacantes convocadas para los funcionarios integrados en la Escala inmediata inferior. Los funcionarios citados slo podrn ejercitar este derecho en tres convocatorias, sindoles de aplicacin las dems previsiones contenidas en la disposicin adicional segunda de la presente Ley.

9. A los efectos previstos en esta disposicin, sern computables como de carrera militar los cuatro aos de estudios en la Academia Militar de los Oficiales procedentes de las Fuerzas Armadas.

Segunda.

1. La integracin a que se refiere la disposicin anterior no supondr variacin econmica alguna para los funcionarios de los Cuerpos mencionados durante el presente ejercicio, que seguirn percibiendo las retribuciones correspondientes a su anterior empleo o categora, de acuerdo con la normativa vigente.

2. Los Oficiales integrados en la Escala Ejecutiva, con arreglo a lo establecido en la disposicin anterior, que hubieren alcanzado ttulos del grupo A, mantendrn las retribuciones bsicas correspondientes a dichos ttulos. No obstante, todos los funcionarios integrados en la misma categora percibirn idnticas remuneraciones globales, en cuanto por su pertenencia a la misma.

Tercera.

Si, como consecuencia de la integracin en el Cuerpo Nacional de Polica, de los miembros de los Cuerpos Superior de Polica y Polica Nacional y de la subsiguiente aprobacin de las plantillas correspondientes, resultase una inadecuada distribucin de efectivos, en las Escalas, categoras o en las Unidades, el personal sobrante podr optar entre:

a) El traslado o destino a los servicios en que haya vacantes de la Escala o categora a que pertenezca, con la correspondiente compensacin econmica, de conformidad con lo legalmente establecido.

b) La ocupacin de plazas vacantes, en el destino en que se encuentre, cuyas funciones, sin ser exactamente las correspondientes a su Escala, sean las ms afines dentro de lo posible, manteniendo las percepciones econmicas de la Escala a que pertenezca.

c) El pase a la situacin de segunda actividad, previa concesin del Ministerio del Interior, en el nmero y condiciones que se determinen, siempre que les resten menos de quince aos para alcanzar la edad de jubilacin.

d) El pase a la situacin de excedencia forzosa, con los derechos y obligaciones previstos reglamentariamente.

Cuarta.

1. Mientras no se proceda al desarrollo de la situacin de segunda actividad de los miembros del Cuerpo Nacional de Polica creada por esta Ley, los funcionarios procedentes del Cuerpo de la Polica Nacional seguirn provisionalmente el rgimen vigente de dicha situacin, y los procedentes del Cuerpo Superior pasarn igualmente a la misma al cumplir la edad de sesenta y dos aos, en la que permanecern hasta la edad de jubilacin y en la que continuarn perfeccionando trienios y percibiendo idnticas retribuciones que en activo, excepto las que se deriven de la clase de destino o del lugar de residencia.

2. Mientras no se lleve a cabo el desarrollo reglamentario del rgimen disciplinario del Cuerpo Nacional de Polica, y en aquellos aspectos que no estn directamente regulados en esta Ley, se aplicar a los miembros de los dos colectivos que se integran en dicho Cuerpo las previsiones del Real Decreto 1346/1984, de 11 de julio.

DISPOSICIONES ADICIONALES
Primera.

Si, excepcionalmente y en atencin a las necesidades del servicio, el Ministerio del Interior, a travs de la seleccin correspondiente, adscribe personal con la debida formacin para ejercer funciones de mando en unidades uniformadas del Cuerpo Nacional de Polica, si fuera militar, pasar a la situacin militar que corresponda.

Segunda.

Los requisitos de ingreso en el Cuerpo Nacional de Polica, duracin de los cursos, plazos de mnima permanencia en las diversas Escalas y categoras, rgimen de ascensos, y de promocin, cursos, programas, constitucin de los Tribunales, varemos y dems requisitos que en cada caso sean exigidos, se determinarn reglamentariamente.

Tercera.

1. El Gobierno, a propuesta del Ministerio del Interior, aprobar el Reglamento orgnico y de servicio del Cuerpo Nacional de Polica, as como las plantillas de las Escalas y categoras de dicho Cuerpo, por una sola vez.

2. El Gobierno, a propuesta conjunta de los Ministros de Defensa e Interior, aprobar el Reglamento orgnico y de servicio de la Guardia Civil, as como las plantillas y empleos de dicho Cuerpo, por una sola vez.

3. Las plantillas orgnicas de las distintas Unidades dependientes de la Direccin de la Seguridad del Estado se fijarn por el Ministro del Interior.

4. Los Ministerios de Economa y Hacienda y de Interior darn conjuntamente las instrucciones relativas a las misiones de resguardo fiscal, encomendadas al Cuerpo de la Guardia Civil.

5. El Gobierno, a propuesta conjunta de los Ministerios de Defensa e Interior, determinar la extensin del mar territorial sobre el que se ejercern las competencias atribuidas por esta Ley al Cuerpo de la Guardia Civil.

Cuarta.

Las referencias a la Polica y a los Cuerpos Superior de Polica y de Polica Nacional, contenidas en la legislacin vigente, se considerarn hechas al Cuerpo Nacional de Polica.

DISPOSICIONES FINALES
Primera.

1. Lo dispuesto en la presente Ley no ser de aplicacin a la competencia que el artculo 17 del Estatuto de Autonoma atribuye a las instituciones del Pas Vasco en materia de rgimen de la Polica Autnoma, para la proteccin de las personas y bienes y el mantenimiento del orden pblico dentro del territorio autnomo, que seguir regulndose por dicho Estatuto en la forma en que se determina por el mismo.

2. No obstante lo establecido en el nmero anterior, los artculos 5, 6, 7 y 8 que contienen los principios bsicos de actuacin, y las disposiciones estatutarias comunes, por su carcter general, se aplicarn al rgimen de la polica autnoma del Pas Vasco.

3. La coordinacin entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Polica Autnoma en el territorio de la Comunidad Autnoma del Pas Vasco, se realizar por la Junta de Seguridad, de acuerdo con lo dispuesto en el artculo 17 y la disposicin transitoria cuarta del Estatuto de Autonoma del Pas Vasco.

Segunda.

1. La Polica Autnoma de Catalua se rige por su Estatuto de Autonoma y normas que lo desarrollen, respecto a las que la presente Ley tendr carcter supletorio, de conformidad con el artculo 13.1 de aqul.

2. No obstante lo establecido en el nmero anterior, por su carcter general, sern de aplicacin directa al rgimen de la Polica Autnoma de Catalua, los artculos 5, 6, 7 y 8 de esta Ley, y, en virtud de lo dispuesto respectivamente en los apartados 2.c), 7 y 4, del artculo 13 del Estatuto de Catalua, los artculos 38, 43 y 46 de la misma.

3. La coordinacin entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Polica Autnoma en el territorio de la Comunidad Autnoma de Catalua, se realizar por la Junta de Seguridad, de acuerdo con lo dispuesto en los apartados 6 y 7 del artculo 13 del Estatuto de Autonoma de Catalua.

Tercera.

1. La Polica Foral de Navarra se regir por la Ley Orgnica 13/1982,de 10 de agosto, de Reintegracin y Amejoramiento del Rgimen Foral de Navarra y normas que la desarrollan, respecto de las que la presente Ley tendr carcter supletorio.

2. No obstante, lo establecido en el nmero anterior, por su carcter general, sern de aplicacin directa al rgimen de la Polica Foral, los artculos 5, 6, 7, 8, 43 y 46 de esta Ley, sin perjuicio de las competencias que corresponden a Navarra en materia de regulacin del rgimen de Polica, en virtud de la Ley Orgnica 13/1982, de 10 de agosto; asimismo, y de conformidad con el artculo 51.2 de la citada Ley Orgnica, podrn aplicarse los artculos 38 y 39 de esta Ley si as se establece en la normativa propia de la Comunidad Foral de Navarra.

3. La coordinacin entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Polica Foral de Navarra se realizar por la Junta de Seguridad, de acuerdo con lo previsto por el artculo 51.2 de la Ley Orgnica de Reintegracin y Amejoramiento del Rgimen Foral.

Cuarta.

Cuando las Comunidades Autnomas, a que hace referencia el apartado 2 del artculo 37 de esta Ley, ejerzan sus funciones en la forma prevista en el artculo 47, la financiacin de las mismas se har al 50 por 100 con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Si las referidas Comunidades Autnomas optasen por crear Cuerpos de Polica propios, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del referido artculo, no les ser de aplicacin lo establecido en la disposicin transitoria primera de la Ley Orgnica 8/1980, de 22 de septiembre, de Financiacin de las Comunidades Autnomas.

Quinta.

Tienen el carcter de Ley Orgnica los preceptos que se contienen en los ttulos I, III, IV, V y el ttulo II, salvo los artculos 10, 11.2 a 6, 12.1, 17 del mismo, las disposiciones adicionales segunda, tercera y las disposiciones finales.

DISPOSICIN DEROGATORIA

A la entrada en vigor de la presente Ley Orgnica, quedan derogadas, en su totalidad, las Leyes de 15 de marzo de 1940; de 23 de noviembre de 1940; de 2 de septiembre de 1941; 24/1970, de 2 de diciembre, y 55/1978, de 4 de diciembre. Quedan, asimismo, derogadas cuantas disposiciones, de igual o inferior rango, se opongan a lo preceptuado en la presente Ley.

Por tanto,

Mando a todos los espaoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta Ley Orgnica.

Palacio de la Zarzuela, Madrid, a 13 de marzo de 1986.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

FELIPE GONZLEZ MRQUEZ.

Análisis

  • Rango: Ley Orgnica
  • Fecha de disposición: 13/03/1986
  • Fecha de publicación: 14/03/1986
  • Entrada en vigor: 3 de abril de 1986.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DEROGA los arts. 16 al 26 y las disposiciones adicionales 1, 2, 6 y 7; SE MODIFICA la disposicin final 5 y SE AADE la disposicin final 6, por Ley Orgnica 9/2015, de 28 de julio (Ref. BOE-A-2015-8468).
  • SE MODIFICA el art. 53.3, por Ley Orgnica 9/2013, de 20 de diciembre (Ref. BOE-A-2013-13425).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD sobre rgimen electoral del Consejo de Polica: Real Decreto 555/2011, de 20 de abril (Ref. BOE-A-2011-7173).
  • SE MODIFICA la disposicin adicional 5 y se aade la disposicin adicional 7, por Ley Orgnica 4/2011, de 11 de marzo (Ref. BOE-A-2011-4551).
  • SE DECLARA en la Cuestin 5085/2009, la inconstitucionalidad de los artculos 25.3, prrafo segundo, 26.1, prrafo segundo, y 26.2, prrafo primero, por Sentencia 120/2010, de 24 de noviembre (Ref. BOE-A-2010-19818).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • determinando las condiciones para la Asociacin de Municipios para prestar servicios de Polica local: Orden INT/2944/2010, de 10 de noviembre (Ref. BOE-A-2010-17664).
    • aprobando el Reglamento de las Juntas locales de Seguridad: Real Decreto 1087/2010, de 3 de septiembre (Ref. BOE-A-2010-14479).
  • SE DEROGA los arts. 27, 28 y se aade una disposicin adicional 5, por Ley Orgnica 4/2010, de 20 de mayo (Ref. BOE-A-2010-8115).
  • SE AADE una disposicin adicional 5, por Ley Orgnica 16/2007, de 13 de diciembre (Ref. BOE-A-2007-21489).
  • SE MODIFICA el art. 15.1, por Ley Orgnica 12/2007, de 22 de octubre (Ref. BOE-A-2007-18392).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD, regulando los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil: Ley Orgnica 11/2007, de 22 de octubre (Ref. BOE-A-2007-18391).
  • SE DICTA EN RELACION, sobre prevencin de riesgos laborales en el Cuerpo Nacional de Polica: Real Decreto 2/2006, de 16 de enero (Ref. BOE-A-2006-624).
  • SE DECLARA en la Cuestin 2629/1996 (1996/16625), la inconstitucionalidad del art. 27.3.j), por Sentencia 188/2005, de 7 de julio (Ref. BOE-T-2005-13466).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD, sobre retribuciones: Real Decreto 950/2005, de 29 de julio (Ref. BOE-A-2005-13122).
  • SE DICTA EN RELACION sobre prevencin de riesgos laborales en la Guardia Civil: Real Decreto 179/2005, de 18 de febrero (Ref. BOE-A-2005-3241).
  • SE MODIFICA:
    • el art. 53, por Ley Orgnica 19/2003, de 23 de diciembre (Ref. BOE-A-2003-23644).
    • los arts. 42 y 51, por Ley Orgnica 1/2003, de 10 de marzo (Ref. BOE-A-2003-4923).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • aprobando el Reglamento general de adquisicin y prdida de la condicin de militar de carrera del cuerpo de la Guardia Civil: el Real Decreto 1429/1997, de 15 de septiembre (Ref. BOE-A-1997-20262).
    • aprobando el Reglamento general de evaluaciones, clasificaciones y ascensos del personal de la Guardia Civil: el Real Decreto 1424/1997, de 15 de septiembre (Ref. BOE-A-1997-20259).
    • aprobando el rgimen del alumnado de los centros docentes militares de formacin de la Guardia Civil, por la Orden de 13 de diciembre de 1996 (Ref. BOE-A-1996-28337).
    • aprobando el Reglamento de procesos selectivos y de formacin: el Real Decreto 614/1995, de 21 de abril (Ref. BOE-A-1995-11719).
    • completando el rgimen personal del Cuerpo de la Guardia Civil: Ley 28/1994, de 18 de octubre de 1994 (Ref. BOE-A-1994-22921).
  • SE DEROGA las disposiciones transitorias 1.8 y 4.1, por la Ley 26/1994, de 29 de septiembre (Ref. BOE-A-1994-21315).
  • SE DECLARA en la Cuestin 2222/1990, la constitucionalidad de la disposicin transitoria 4, por Sentencia 73/1994, de 3 de marzo (Ref. BOE-T-1994-6780).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • con el art. 15.1, sobre rgimen disciplinario de la Guardia Civil: Ley Orgnica 11/1991, de 17 de junio (Ref. BOE-A-1991-15527).
    • con el art. 11.1 y 2.B), regulando e servicio martimo de la Guardia Civil: Real Decreto 246/1991, de 22 de febrero (Ref. BOE-A-1991-5780).
    • con el art. 47, regulando la organizacin de unidades del Cuerpo Nacional de Polica adscritas a las comunidades autnomas: el Real Decreto 221/1991, de 22 de febrero (Ref. BOE-A-1991-5287).
  • SE DECLARA en las Cuestiones 158/1987, 495/1987 y 510/1987, su desestimacin y en la Cuestin 487/1986, la inconstitucionalidad y nulidad del art. 8.1, prrafo segundo, por Sentencia 55/1990, de 28 de marzo (Ref. BOE-T-1990-9176).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD:
    • aprobando el Reglamento de provisin de puestos de trabajo de la Direccin General dela polica: el Real Decreto 997/1989, de 28 de julio (Ref. BOE-A-1989-18727).
    • aprobando el Reglamento de rgimen disciplinario del Cuerpo Nacional de polica: el Real Decreto 884/1989, de 14 de julio (Ref. BOE-A-1989-17118).
    • sobre reorganizacin de la Direccin General de la Guardia Civil: Orden de 20 de mayo de 1988 (Ref. BOE-A-1988-12744).
    • sobre retribuciones de los cuerpos de seguridad: Real Decreto 311/1988, de 30 de marzo (Ref. BOE-A-1988-8681).
    • sobre normas generales relativas a escalas, categoras, personal, uniformes, distintivos y armamento del Cuerpo Nacional de Polica: Real Decreto 1484/1987, de 4 de diciembre (Ref. BOE-A-1987-27143).
    • regulando la Polica judicial: el Real Decreto 769/1987, de 19 de junio (Ref. BOE-A-1987-14578).
    • sobre normas para la celebracin de elecciones de representantes del Cuerpo Nacional de Polica en el Consejo de Polica: Real Decreto 315/1987, de 27 de febrero (Ref. BOE-A-1987-5471).
  • SE PRORROGA la disposicin transitoria 1, por Ley 21/1986, de 23 de diciembre (Ref. BOE-A-1986-33382).
  • SE DICTA DE CONFORMIDAD con la disposicin transitoria 1.3, sobre alcance y efectos de la opcin en favor de los miembros de la Fuerzas Armadas que prestaban servicio en el Cuerpo Nacional de Polica: Real Decreto 1795/1986, de 29 de agosto (Ref. BOE-A-1986-23791).
  • Cuestion 487/1986, promovida por supuesta inconstitucionalidad de del art. 8, epgrafe 1, prrafo 2 (Ref. BOE-A-1986-19505).
Referencias anteriores
  • DEROGA:
    • la Ley 55/1978, de 4 de diciembre (Ref. BOE-A-1978-29844).
    • la Ley 24/1970, de 2 de diciembre (Ref. BOE-A-1970-1315).
    • la Ley sobre funcionamiento de las Jefaturas Superiores de Polica, de 2 de septiembre de 1941 (Gazeta) (Ref. BOE-A-1941-8760).
    • la Ley disponiendo que el cargo de Director General de la Guardia Civil sea ejercido por un Teniente General, de 23 de noviembre de 1940 (Gazeta) (Ref. BOE-A-1940-12141).
    • la Ley reorganizando el benemrito Cuerpo de la Guardia Civil, de 15 de marzo de 1940 (Gazeta) (Ref. BOE-A-1940-2688).
Materias
  • Administracin de Justicia
  • Administracin Local
  • Ayuntamientos
  • Catalua
  • Comunidades Autnomas
  • Consejo de Polica
  • Consejo de Poltica de Seguridad
  • Cuerpo de la Guardia Civil
  • Cuerpo de la Polica Nacional
  • Cuerpo Nacional de Polica
  • Cuerpo Superior de Polica
  • Direccin de Seguridad del Estado
  • Direccin General de la Guardia Civil
  • Direccin General de la Polica
  • Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
  • Funcionarios de la Administracin Local
  • Gobiernos civiles
  • Huelga
  • Incompatibilidades
  • Ministerio de Defensa
  • Ministerio del Interior
  • Ministerio Fiscal
  • Navarra
  • Oposiciones y concursos
  • Pas Vasco
  • Plantillas
  • Polica
  • Polica Judicial
  • Sindicatos

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid