Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-1985-8402

Real Decreto-ley 2/1985, de 30 de abril, sobre Medidas de Poltica Econmica.

TEXTO

Desde su toma de posesin, el Gobierno de la Nacin se ha propuesto sentar las bases para un crecimiento estable y duradero de la economa espaola como condicin necesaria para crear empleo. Dentro de esta estrategia de medio plazo, el Gobierno ha ido adoptando tanto las medidas de poltica coyuntural como las reformas estructurales necesarias.

Los grandes ejes de la poltica macroeconmica han sido una poltica monetaria a la que se le han fijado objetivos antiinflacionistas y una poltica fiscal enfocada a la reduccin del dficit pblico, as como la recomendacin a los interlocutores sociales en favor de la moderacin en los Convenios Colectivos.

Las reformas estructurales e institucionales han producido transformaciones tales como la supresin de serios obstculos a la contratacin laboral, la reduccin de prdidas en las Empresas pblicas, la adaptacin a las normas comunitarias del funcionamiento de los mercados agrarios, la reconversin industrial, la reordenacin del sector energtico y tantas otras que, destinadas a mejorar la asignacin de los recursos, permitirn un mayor crecimiento de la economa espaola.

Los resultados obtenidos en la correccin de los desequilibrios, especialmente en lo que se refiere a la reduccin del dficit pblico, la mejora de la balanza de pagos y la disminucin de la tasa de inflacin han hecho posible que, tanto en el Acuerdo Econmico y Social como en la presentacin de los Presupuestos para 1985, se decidiera mantener, en los prximos aos, el poder adquisitivo de los salarios con el fin de compensar con una mayor demanda interna una previsible desaceleracin de la demanda externa.

Seis meses despus de la presentacin de los Presupuestos de 1985, se hace evidente la necesidad de adoptar ms medidas en el sentido de potenciar la demanda interna, por cuanto la desaceleracin de la economa internacional est siendo ms profunda de lo esperado.

Por ello, el Gobierno ha decidido adoptar un conjunto de medidas destinadas a estimular el consumo privado y la inversin, a fomentar el empleo y a impulsar el sector de la construccin.

Por otra parte, la confirmacin de la proximidad del ingreso de Espaa en las Comunidades Europeas aconseja acelerar algunas reformas institucionales que permitan, al dotar de una mayor flexibilidad a las Empresas espaolas, ajustarse a un entorno ms competitivo con menores costes sociales.

As, con el fin de concentrar la inversin privada en 1985 y 1986, se concede el importante estmulo fiscal de la libertad de amortizacin a las inversiones que comiencen en dichos aos.

La deduccin por creacin de empleo en la cuota del Impuesto de Sociedades, contemplada en el Acuerdo Econmico y Social, podr aplicarse, a partir de ahora, sin lmite alguno hasta consumir la totalidad de la cuota del impuesto.

Otras dos medidas, que tendrn su mayor impacto en las pequeas y medianas Empresas, son la reduccin del coste de constitucin de Sociedades, que ir acompaada de una simplificacin en los trmites de registro, y la posibilidad que se concede a los empleados de participar en el capital de sus Empresas, aprovechndose de los beneficios fiscales que se concedan hasta ahora a quienes suscribieron acciones cotizadas en Bolsa. Con el mismo propsito de facilitar la creacin de pequeas y medianas Empresas, progresando en la lnea de lo ya dispuesto por el Decreto 1032/1973, de 17 de mayo, se confirma, positivamente, en el mbito de la legislacin civil, la libertad para la transformacin de viviendas en locales de negocio, y se amplan los lmites establecidos por la legislacin de viviendas de proteccin oficial.

La libertad de horarios para la apertura y cierre de locales comerciales se establece con el fin de aumentar su flexibilidad, lo que contribuir al estmulo de la actividad y del empleo en el sector de la distribucin, facilitando una adecuacin de la productividad y de la capacidad de competencia de las Empresas a las demandas y necesidades reales de los consumidores. Se trata, en suma, de desarrollar en este punto el principio de libertad de Empresa, reconocido por el artculo 38 de la Constitucin, y de fijar una norma bsica para el ejercicio de las actividades comerciales, que encuentra apoyo en el artculo 149.1, nmeros 1 y 13 de nuestra Norma Fundamental, todo ello sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autnomas y de la normativa laboral.

La situacin del sector de la construccin ha aconsejado aplicar a este tipo de inversin eI mismo tratamiento fiscal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Fsicas que disfrutan otros activos, as como la supresin de la prrroga forzosa de los arrendamientos urbanos que, sin duda, estimular la construccin de viviendas y locales destinados a alquiler.

Pero esta medida tiene una trascendencia que va ms all de la mejora en la actividad del sector de la construccin. En efecto, el mercado de arrendamientos no se caracteriza slo por una oferta reducida y en retroceso desde hace dcadas, sino porque los alquileres iniciales se fijan en unos altos niveles como consecuencia de que el propietario, al contratar, tiene presente la eventual indemnizacin que debe pagar al arrendatario para que acepte la rescisin del contrato.

La reforma incluida en este Real Decreto-ley al aumentar la oferta reducir la presin al alza de los alquileres con beneficio para el propietario y para el arrendatario, lo que permitir satisfacer las necesidades de vivienda a una generacin de jvenes que, debido a la situacin de bajo crecimiento econmico, tienen dificultades para adquirir una vivienda, y adems una mayor movilidad geogrfica de los recursos humanos, lo cual va a facilitar los procesos de ajuste sectorial que todava deben producirse en la economa espaola.

Esta reforma, no obstante, slo afectar a los contratos que se celebren a partir de la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, pues tanto la complejidad de la materia como la trascendencia social de revisar la situacin de los contratos en vigor aconsejan que se realice a travs de una ley ordinaria, que se enfrente no slo a aspectos parciales, sino a la problemtica de los arrendamientos urbanos en su conjunto.

Por ltimo, se suprimen determinados obstculos a la inversin extranjera, concedindose una mayor liberalizacin a la proveniente de los pases miembros de la CEE, lo cual supone una homogeneizacin con las condiciones previstas en el Tratado de Adhesin.

Las medidas contenidas en la presente disposicin obedecen, pues, a razones de urgente necesidad, determinada bien por exigencia de una actuacin inmediata sobre la coyuntura econmica a fin de aprovechar cuanto antes sus efectos sobre la capacidad inversora, la actividad empresarial y la generacin de empleo que, de demorarse, perdera en buena medida su razn de ser, bien, en el caso de la supresin de la prrroga forzosa en los arrendamientos urbanos, por los irreparables perjuicios derivados de la paralizacin de la contratacin que, inevitablemente, habra de producirse entre el anuncio de la medida y su efectiva puesta en vigor, todo lo cual justifica plenamente el empleo de la tcnica normativa del Real Decreto-ley, autorizada por el artculo 86 de la Constitucin.

En su virtud, previa deliberacin del Consejo de Ministros en su reunin del da 30 de abril de 1985, en uso de la autorizacin concedida en el artculo 86 de la Constitucin,

DISPONGO:

Artculo 1. Libertad de amortizacin para las inversiones que comiencen en 1985 y1986:

1. Los elementos de activo fijo material nuevos, adquiridos a partir de la entrada en vigor de esta norma y dentro del ao 1985, gozarn de libertad de amortizacin.

A estos efectos, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Fsicas y en el Impuesto sobre Sociedades, sern deducibles las dotaciones practicadas contablemente, sin perjuicio del mantenimiento de la amortizacin mnima establecida en la normativa vigente.

2. Las inversiones iniciadas y no terminadas en el perodo a que se refiere el nmero anterior tendrn asimismo derecho a la libertad de amortizacin siempre que, como mnimo, se inviertan en 1985 el 10 por 100 y entre 1985 y 1986 el 40 por 100, de su importe total.

3. La libertad de amortizacin:

a) Ser aplicable desde el momento en que la inversin realizada entre en funcionamiento.

b) No ser aplicable cuando las inversiones realizadas se financien con renta del inversor que no haya sido integrada en la base imponible de su imposicin personal en el ejercicio en que se gener.

4. Este rgimen de amortizacin es compatible, para los mismos elementos, con la deduccin por inversiones establecida en el artculo 59 de la Ley 50/1984, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1985.

Artculo 2. Supresin del lmite del 30 por 100 de la cuota en la desgravacin por empleo en el Impuesto sobre Sociedades.

Con efectos para los ejercicios que se inicien dentro de 1985, el artculo 26 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades en su apartado 5, queda redactado como sigue:

5. La deduccin por creacin de empleo, regulada en el apartado 3 de este artculo, podr absorber la totalidad de la cuota liquida.

Las deducciones por inversiones, sealadas en el apartado 1 de este artculo y las procedentes de la creacin de empleo, no practicadas por insuficiencia de cuota lquida, podrn computarse en los cuatro ejercicios siguientes.

Artculo 3. Desgravacin de la inversin de los trabajadores en la propia Empresa.

La deduccin por suscripcin de valores de renta variable, a que se refiere el nmero 3 de la letra h) del artculo 29 de la Ley 44/1978, de 8 de septiembre, redactado conforme el artculo 53 de la Ley 50/1984, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1985, ser tambin aplicable a las cantidades que, mediante desembolso efectivo, inviertan los trabajadores de una Sociedad para la suscripcin de las acciones de sta, aun cuando las mismas no estuvieren admitidas a cotizacin en Bolsa.

Artculo 4. Reduccin de los costes de constitucin de Sociedades.

En el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales se reducen al 1 por 100 los tipos de gravamen establecidos en la disposicin transitoria tercera de la Ley 32/1980, de 21 de junio, para las operaciones societarias, realizadas con posterioridad a la entrada en vigor del presente Real Decreto-ley, consistentes en la constitucin o el aumento de capital de Sociedades de cualquier naturaleza.

Artculo 5. Libertad de horario para los locales comerciales.

1. El horario de apertura y cierre de los establecimientos comerciales de venta y distribucin de mercancas o de prestacin de servicios al pblico, as como los das ynmeros de horas de actividad semanal de los mismos sern de libre fijacin por las Empresas en todo el territorio del Estado, sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autnomas en los trminos que establezcan sus respectivos Estatutos de Autonoma.

2. Lo dispuesto en el apartado anterior no afectar a la vigente regulacin sobre jornada laboral.

Artculo 6. Liberalizacin de la normativa sobre inversiones extranjeras.

Quedan derogados los artculos 18 y 25.8 y el prrafo segundo de la disposicin adicional tercera del Decreto 3021/1974, de 31 de octubre, por el que se sanciona con fuerza de Ley el texto refundido de las disposiciones legislativas sobre inversiones extranjeras en Espaa.

Artculo 7. Desgravacin por inversin en vivienda.

1. La adquisicin de viviendas de nueva construccin, cualquiera que sea su destino, dar derecho a una deduccin del 17 por 100 por inversin en vivienda con los requisitos y lmites establecidos en el nmero 2 de la letra h) del artculo 29 de la Ley 44/1978, de 8 de septiembre, redactado conforme al artculo 53 de la Ley 50/1984, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1985.

A estos efectos se equipararn a las viviendas de nueva construccin las que cumplan las condiciones a que se refiere el Real Decreto 2329/1983, de 18 de julio, sobre proteccin a la rehabilitacin del patrimonio residencial y urbano.

2. Los beneficios de la reinversin recogidos en el nmero 9 del artculo 20 de la Ley44/1978, de 8 de septiembre, sern aplicables exclusivamente a la adquisicin de vivienda habitual.

Artculo 8. Transformacin de viviendas en locales de negocio.

Los propietarios de fincas urbanas y los arrendatarios de stas, con el consentimiento de aqullos, podrn realizar libremente la transformacin de viviendas en locales de negocio, salvo disposicin contraria, en su caso, de los Estatutos reguladores de las comunidades de propietarios, y sin perjuicio de lo dispuesto en el artculo 7, prrafo tercero, de la Ley de Propiedad Horizontal, de 21 de julio de 1960, relativo a actividades estatutariamente no permitidas, daosas para la finca, inmorales, peligrosas, incmodas o insalubres, y de la obtencin de las correspondientes licencias administrativas.

No obstante, en las edificaciones sujetas al rgimen de viviendas de proteccin oficial, cuya calificacin provisional se efecte a partir de la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, los locales de negocio slo podrn alcanzar una superficie til que no exceda del 40 por 100 de la total.

Artculo 9. Supresin de la prrroga forzosa en los contratos de arrendamientos urbanos.

1. Los contratos de arrendamiento de viviendas o locales de negocio que se celebren a partir de la entrada en vigor del presente Real Decreto-ley tendr la duracin que libremente estipulen las partes contratantes, sin que les sea aplicable forzosamente el rgimen de prrroga establecido por el artculo 57 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, texto refundido aprobado por Decreto 4104/1964, de 24 de diciembre, y sin perjuicio de la tcita reconduccin prevista en el artculo 1.566 del Cdigo Civil.

2. Dichos contratos, salvo lo dispuesto en el apartado anterior, se regularn por las disposiciones vigentes sobre arrendamientos urbanos.

DISPOSICIN TRANSITORIA

Los contratos de arrendamiento de viviendas y locales de negocios, celebrados con anterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, seguirn rigindose en su totalidad por lo dispuesto en el texto refundido de la Ley de Arrendamientos Urbanos y dems disposiciones vigentes.

DISPOSICIN FINAL

El presente Real Decreto-ley entrar en vigor el mismo da de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Dado en Madrid a 30 de abril de 1985.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

FELIPE GONZLEZ MRQUEZ

Análisis

  • Rango: Real Decreto-ley
  • Fecha de disposición: 30/04/1985
  • Fecha de publicación: 09/05/1985
  • Entrada en vigor: 9 de mayo de 1985.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DEROGA:
  • SE DICTA EN RELACION, estableciendo Bases de Regulacin de Horarios Comerciales: Real Decreto-ley 22/1993, de 29 de diciembre (Ref. BOE-A-1994-360).
  • SE INTERPRETA el mbito de aplicacin del art. 5, por Orden de 31 de julio de 1985 (Ref. BOE-A-1985-16127).
  • SE PUBLICA Acuerdo de convalidacin:
  • CORRECCIN de errores en BOE nm. 116, de 15 de mayo de 1985 (Ref. BOE-A-1985-8832).
Referencias anteriores
  • DEROGA los arts. 18 y 25.8 y el prrafo segundo de la disposicin adicional tercera del Decreto 3021/1974, de 31 de octubre (Ref. BOE-A-1974-1775).
  • MODIFICA para los Ejercicios que se Inicien en 1985 el art. 26.5 de la Ley 61/1978, de 27 de diciembre (Ref. BOE-A-1978-31230).
  • CITA:
Materias
  • Arrendamientos urbanos
  • Comercio
  • Construcciones
  • Empleo
  • Horario comercial
  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Fsicas
  • Impuesto sobre Sociedades
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurdicos Documentados
  • Inversiones
  • Inversiones extranjeras
  • Locales de negocio
  • Poltica econmica
  • Propiedad Horizontal
  • Sociedades
  • Ttulos valores
  • Trabajadores
  • Viviendas
  • Viviendas de Proteccin Oficial

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid