Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2011-15623

Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pblica.

TEXTO

JUAN CARLOS I

REY DE ESPAA

A todos los que la presente vieren y entendieren

Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente ley.

NDICE

Prembulo

Ttulo preliminar. Disposiciones generales. La poltica de salud pblica.

Captulo   I. Del objeto y mbito de la ley.

Captulo II. Principios generales de la salud pblica.

Ttulo I. Derechos, deberes y obligaciones en salud pblica.

Captulo     I. Derechos de los ciudadanos.

Captulo   II. Deberes de los ciudadanos.

Captulo III. Obligaciones de las Administraciones pblicas.

Ttulo II. Actuaciones de salud pblica.

Captulo      I.  La vigilancia en salud pblica.

Captulo    II.  Promocin de la salud.

Captulo  III.  Prevencin de problemas de salud y sus determinantes.

Captulo IV.   La coordinacin de la promocin de la salud y la prevencin de enfermedades y lesiones en el Sistema Nacional de Salud.

Captulo V.   La gestin sanitaria como accin de salud pblica.

Captulo  VI.   Proteccin de la salud de la poblacin.

Captulo VII.  Evaluacin del impacto en salud de otras polticas.

Captulo VIII. Sanidad exterior y salud internacional.

Captulo IX. Sistema de Informacin en salud pblica.

Ttulo III. La planificacin y coordinacin de la salud pblica.

Ttulo IV. El personal profesional y la investigacin en salud pblica.

Captulo   I. Formacin y desarrollo profesional en salud pblica.

Captulo II. La investigacin en el desarrollo de las polticas de salud pblica.

Ttulo V. La autoridad sanitaria estatal, vigilancia y control.

Captulo   I. Autoridad sanitaria estatal.

Captulo II. Medidas especiales y cautelares.

Ttulo VI. Infracciones y sanciones.

Disposicin adicional primera. La especializacin en salud pblica de las profesiones sanitarias.

Disposicin adicional segunda. La salud pblica en las Fuerzas Armadas.

Disposicin adicional tercera. La salud pblica en las Instituciones Penitenciarias.

Disposicin adicional cuarta. Del Centro Estatal de Salud Pblica.

Disposicin adicional quinta. Prestaciones.

Disposicin adicional sexta. Extensin del derecho a la asistencia sanitaria pblica.

Disposicin adicional sptima. Regulacin de la psicologa en el mbito sanitario.

Disposicin derogatoria nica. Derogacin normativa.

Disposicin final primera. Modificacin de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

Disposicin final segunda. Modificacin de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud.

Disposicin final tercera. Modificacin de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, bsica reguladora de la autonoma del paciente y de derechos y obligaciones en materia de informacin y documentacin clnica.

Disposicin final cuarta. Ttulo competencial.

Disposicin final quinta. Habilitacin para el desarrollo reglamentario.

Disposicin final sexta. Entrada en vigor.

PREMBULO

Los servicios sanitarios resultan imprescindibles para dar respuesta a los problemas de salud de la colectividad, pues consiguen atenuar los perjuicios de las enfermedades y permiten que se pueda recobrar la salud perdida y mejorar la calidad de vida de las personas enfermas. Pero no es el dispositivo asistencial el principal condicionante de nuestro nivel de salud, la salud se gana y se pierde en otros terrenos: antes del nacimiento pueden producirse exposiciones a distintos factores que de forma indeleble determinen la salud futura, y desde el nacimiento hasta la muerte se van acumulando experiencias vitales positivas o negativas que perfilan la salud. El entorno familiar, la educacin, los bienes materiales, las desigualdades sociales y econmicas, el acceso al trabajo y su calidad, el diseo y los servicios de las ciudades y barrios, la calidad del aire que se respira, del agua que se bebe, de los alimentos que se comen, los animales con los que convivimos, el ejercicio fsico que se realiza, el entorno social y medioambiental de las personas, todo ello determina la salud. Las acciones de gobierno, a cualquier nivel, las intervenciones pblicas o privadas, tienen en mayor o menor grado repercusiones sobre la salud. De ah que el enfoque de la salud pblica actual se dirige a conformar acciones que rebasan el mbito de los servicios sanitarios y por tanto requieren nuevas formas de organizacin.

La Constitucin Espaola de 1978 dio un paso clave en el camino de la mejora de la salud de la poblacin al reconocer en su artculo 43 el derecho a su proteccin, encomendando para ello a los poderes pblicos la organizacin y tutela de la salud pblica a travs de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. En su artculo 51, estableci la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legtimos intereses econmicos de los mismos.

El derecho a la proteccin de la salud reconocido en la Constitucin se interpret usualmente como derecho a recibir cuidados sanitarios frente a la enfermedad. Por ello, la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, uno de los hitos fundamentales en nuestro esfuerzo organizado por hacer efectivo el derecho a la proteccin de la salud, estableci como uno de los principios generales en su artculo 3 que el sistema sanitario se orientase prioritariamente hacia la prevencin y la promocin de la salud.

La Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud, dispuso las bases para una prestacin asistencial de calidad por los servicios sanitarios. Este imprescindible desarrollo legislativo se orient fundamentalmente a la importante tarea de ordenar y coordinar las actividades de la asistencia sanitaria, sin embargo, los esfuerzos que el conjunto de la sociedad debe hacer para asegurar un buen estado de salud mediante la prevencin de la enfermedad y la promocin de la salud no se han desarrollado de igual manera.

Los poderes pblicos han de asegurar y mejorar la salud de la poblacin, la actual y la futura, entendiendo la inversin en salud como una contribucin decisiva al bienestar social, tanto por el efecto neto de la ganancia en salud como por la contribucin a la sostenibilidad de los servicios sanitarios y sociales, sin olvidar la contribucin a la sostenibilidad general por el aumento de la productividad asociada a la salud y por el efecto positivo que las polticas de cuidado del medio tienen en el entorno y en la salud humana. La excelente respuesta que hemos dado al requerimiento constitucional de proteccin de la salud desde la vertiente del cuidado de las personas enfermas, debe ahora complementarse con la vertiente preventiva y de proteccin y promocin de la salud.

La salud de la poblacin espaola no slo se ha beneficiado de unos servicios sanitarios de calidad y de la excelencia de los profesionales que en ellos trabajan, tambin lo ha hecho de su entorno, su clima, su entramado social y familiar, su alimentacin y de muchos otros factores que han contribuido a situarla entre los pases con mejores indicadores de salud del mundo. Pero hay nuevas realidades que atender que nos recuerdan que una sociedad avanzada debe pensar en la poblacin del futuro, sin esperar a solucionar los problemas cuando sus servicios sociales y sanitarios ya no puedan dar respuestas. El creciente envejecimiento de la poblacin, el aumento de familias monoparentales, el debilitamiento de las redes familiares y sociales acentuados por urbanismos dispersos, la globalizacin y sus riesgos emergentes, el consumismo, el uso creciente de las nuevas tecnologas, el modo de vida sedentario, los efectos del cambio climtico o la inmigracin, son algunos de estos nuevos fenmenos sociales. Nuevas realidades que conviven con otras que no por ms antiguas estn del todo resueltas, como la discapacidad intelectual, la salud mental, la plena integracin de grupos tnicos minoritarios, la reclusin penitenciaria o las distintas situaciones de exclusin social. Los servicios sanitarios y sociales slo sern sostenibles si aseguramos para nuestra poblacin los mejores niveles de salud y autonoma posibles en todos los tramos de la vida y con la garanta de la mxima igualdad.

La bsqueda de la salud debe ser una tarea solidaria y compartida que no reconozca fronteras. Este aspecto cobra singular importancia en el mundo globalizado del siglo XXI, marcado por profundas desigualdades que siguen un patrn social entre pases y dentro de los propios pases, y hace de la aspiracin a la equidad no slo un fin, sino un medio para lograr una mejor salud para todas las personas. La equidad es al fin y al cabo consustancial a la salud y slo las sociedades que procuran la igualdad consiguen buenos resultados en salud. Hoy las amenazas a la salud pblica en el mbito internacional no pueden detenerse o prevenirse mediante una sanidad de fronteras, de contencin. Son la cooperacin y la solidaridad las principales acciones de prevencin, de ah que no pueda abordarse la salud pblica de cualquier territorio sin considerar la accin internacional como parte integrante de la poltica nacional de salud pblica.

El objeto de esta ley es dar una respuesta completa y actual al requerimiento contenido en el artculo 43 de la Constitucin Espaola y, en consecuencia, tratar de alcanzar y mantener el mximo nivel de salud posible de la poblacin. La salud, definida como una forma de vivir autnoma, solidaria y gozosa, proporciona junto con la educacin las mejores oportunidades para que una sociedad tenga bienestar. Por ser autnoma, la salud reconoce la libertad de escoger siendo consciente de las consecuencias, para lo cual hay que proporcionar una educacin que asegure la capacidad crtica, la posibilidad de madurez democrtica y participativa. Al fin y al cabo, educacin y salud conforman parte de la materia prima que sustenta una sociedad democrtica. Ambas se relacionan ntimamente y facilitan el deseable bienestar social y el necesario desarrollo econmico sostenible. Existe suficiente conocimiento cientfico para poder asegurar que un alto nivel de salud mejora la productividad en todos los mbitos analizados, de ah que la inversin en salud, incluyendo la inversin en las estructuras que aseguran la salud de la poblacin, sea una de las polticas pblicas ms rentables y, si adems respeta la equidad efectiva, esencialmente justa.

Alcanzar las mayores ganancias de salud, objeto de esta ley, requiere que la sociedad se organice de forma que se fomente, proteja y promueva la salud de las personas, tanto en su esfera individual como colectiva, y que ello se haga desde el riguroso conocimiento cientfico y con la anticipacin necesaria. Esta organizacin de la sociedad requiere un sistema de salud pblica que ane, coordine y medie en tres mbitos de accin: 1) el propio de los dispositivos de salud pblica; 2) las acciones de prevencin y promocin de la salud en los servicios sanitarios, y 3) las acciones y programas que, sin ser sanitarios, tienen efecto sobre la salud y que gestionados adecuadamente pueden alcanzar sus objetivos primarios asegurando al tiempo los mejores resultados en salud.

Los dispositivos de salud pblica, especializados en la salud de la colectividad, vigilan el estado de salud de la poblacin y sus determinantes, advirtiendo de las potenciales ganancias en salud de diferentes polticas o intervenciones; responden a las amenazas sobre la salud de la poblacin y a las crisis sanitarias; implantan acciones en las reas de proteccin de la salud, mediante la prevencin de los efectos negativos de diversos elementos del entorno tal como consideran la sanidad ambiental, la salud laboral, la seguridad alimentaria o la sanidad exterior; en el rea de promocin de la salud, contribuyen a capacitar a la ciudadana para adoptar de forma informada y libre aquellas decisiones que mejor sirvan a su salud y bienestar; y en el rea de la prevencin de la enfermedad y de las lesiones, mediante vacunaciones y otras intervenciones poblacionales. Estas actuaciones requieren unas bases comunes de implantacin en Espaa que incluya garantas de mxima calidad, una cohesin humana que permita disponer de la mejor inteligencia de salud pblica de nuestra sociedad all donde sea necesaria y una organizacin que responda a los retos de la salud pblica actual.

Los servicios sanitarios encuadrados en el Sistema Nacional de Salud realizan algunas acciones preventivas adems de las curativas, cuidadoras y de rehabilitacin. Sin embargo, los servicios sanitarios y en especial la atencin primaria de salud, deben asumir un papel ms relevante en la accin preventiva y en la salud comunitaria. La efectividad de estas actividades preventivas se asegura mediante una adecuada coordinacin con las acciones de salud pblica y mediante una organizacin que permita aportar a los servicios sanitarios las mejores recomendaciones preventivas, dando prioridad a aquellas acciones ms eficientes, optimizando as los recursos y evitando perjuicios innecesarios por acciones preventivas ineficaces.

Son imprescindibles instrumentos que, ms all de las acciones iniciadas desde el mbito sanitario, aseguren que la salud se considera como uno de los resultados esperados de las diversas polticas e intervenciones en todos los niveles de gobierno. La salud de la poblacin est determinada por las polticas e intervenciones en otros mbitos, por tanto, se hace necesario que desde las Administraciones pblicas se asegure el marco normativo que maximice el nivel de salud sin detrimento de otros bienes sociales que contribuyen al bienestar de la sociedad. Los grandes retos de salud actuales slo pueden abordarse con garantas de xito si el conjunto de la sociedad se gobierna teniendo en cuenta y maximizando los resultados que las diversas actuaciones y normas tienen en la salud. Poner la salud y equidad en todas las polticas requiere una organizacin que permita una adecuada coordinacin entre el sector salud y otros sectores, buscando las sinergias en sus polticas o la necesaria proteccin de la salud cuando stas no sean posibles.

Esta descripcin de los mbitos de accin ya adelanta algunos de los criterios que justifican y fundamentan la reforma de la organizacin de la salud pblica que afronta esta ley. Espaa, por las caractersticas de su desarrollo econmico y social, debe orientarse hacia la garanta en seguridad sanitaria. Esto significa que es necesaria la capacidad de influencia internacional para actuar en aquellas decisiones que afectan a la salud pblica y que todo lo relacionado con el trfico internacional de bienes, servicios y personas que concierna a Espaa, debe estar especialmente cuidado desde la vertiente de la salud pblica, requiriendo para ello estructuras adecuadas. De igual forma, las polticas e intervenciones desarrolladas en Espaa en cualquier mbito deben ser reconocidas por cuidar no solo el entorno sino tambin la salud requiriendo para ello una disposicin normativa que lo exija. La apuesta de Espaa por la seguridad sanitaria va enlazada a intereses econmicos en comercio y turismo, pero tambin a la capacidad de influencia en las decisiones en mbitos internacionales que afectan a la salud de las poblaciones. Estos retos pueden afrontarse con xito y en la presente ley se introducen las disposiciones oportunas para ello.

La propia seguridad sanitaria se basa en unos adecuados servicios de informacin en salud pblica con una red de centros bien coordinados. La situacin actual puede dar un notable paso en calidad y funcionamiento si se ordenan los centros emisores de informacin de vigilancia en salud pblica.

El desarrollo cientfico mundial sobre acciones y polticas de salud pblica debe potenciarse a fin de que sea capaz de emitir recomendaciones fundamentadas cientficamente, tal como ocurre en los mbitos sanitarios asistenciales. En Espaa se cuenta con suficiente desarrollo cientfico como para poder disponer de recomendaciones slidas en salud pblica y, si se dispone de la organizacin oportuna, avanzar considerablemente en el desarrollo de acciones basadas en el conocimiento.

Muchas de las acciones que perfilan la salud de la poblacin son competencia de las comunidades autnomas, las ciudades de Ceuta y Melilla y los municipios; sin embargo, hay determinantes de la salud cuya modificacin slo pueden hacerse en el mbito nacional o supranacional. Igualmente, hay acciones de salud pblica cuya eficacia y eficiencia social se multiplican cuando se implantan o se ejercen de forma coordinada a nivel estatal o internacional. Adems, el desarrollo de la estructura territorial es heterogneo, como tambin lo son las capacidades. No se trata de armonizar actuaciones para complementar actividades realizadas por las Administraciones autonmicas y locales, lo cual ya est dispuesto normativamente, se requiere una organizacin que efectivamente consiga la cohesin humana en trminos de saberes, experiencia y excelencia en salud pblica, para que los mejores recursos en salud pblica de Espaa estn siempre a disposicin de cualquier comunidad y cualquier persona y para influir y actuar en la esfera internacional contribuyendo a la salud global. La inteligencia en salud pblica, entendida sta como el conjunto de personas con capacidad profesional y cientfica para abordar problemas de salud pblica, es de alto nivel en Espaa, pero no se ha trabado an una organizacin que aproveche eficientemente estos recursos consiguiendo la cohesin humana imprescindible.

Esta Ley General de Salud Pblica da respuesta a las necesidades y retos enumerados y a otros que se concretan en la descripcin del contenido que a continuacin se pormenoriza.

La ley, que establece las bases legales que sustentan las acciones de coordinacin y cooperacin de las Administraciones pblicas en materia de salud pblica, se estructura en un ttulo preliminar, seis ttulos, tres disposiciones adicionales, una disposicin derogatoria y cinco disposiciones finales.

El Ttulo preliminar establece en su captulo I el objeto y mbito de la ley. En el captulo II se recogen los principios generales de la salud pblica, que deben garantizarse en las actuaciones de salud pblica. Entre otros, destaca el requisito de que la equidad y la salud guen el conjunto de las polticas de gobierno.

El Ttulo I consta de tres captulos y se ocupa de los derechos y deberes de los ciudadanos y de las obligaciones de las Administraciones en salud pblica. La ley reconoce el derecho de los ciudadanos, directamente o a travs de las organizaciones en que se agrupen o que los representen, a la informacin en materia de salud pblica, con las limitaciones previstas en la normativa vigente.

En el captulo I se desarrollan los derechos de los ciudadanos en materia de salud pblica, dando importancia a valores tales como la informacin, la participacin, la igualdad, la confidencialidad, intimidad y dignidad. En el captulo II se establecen los deberes de los ciudadanos. En el captulo III se abordan las obligaciones de las Administraciones pblicas, estableciendo los mecanismos para lograr que las actividades de tipo cientfico y de asesoramiento en materia de salud pblica no estn sesgadas por intereses ajenos a la salud de la poblacin y el bien pblico y sean independientes. Se refuerza con ello la confianza de la poblacin en la autoridad sanitaria y en sus recomendaciones de salud pblica.

El Ttulo II describe las actuaciones de salud pblica. Los captulos I y II estn dedicados a la regulacin de la vigilancia y promocin de la salud. Basndose en la experiencia ya desarrollada en la materia, particularmente en la vigilancia de las enfermedades transmisibles, se extiende ahora a los condicionantes de los problemas de salud que son el objeto de las polticas para mejorarla. Esta ley dispone las bases de una vigilancia integral de salud pblica que abarca todos los condicionantes de la salud y el propio estado de salud. De igual forma el sistema de informacin en salud pblica complementa el trabajo del Instituto de Informacin Sanitaria cuyas funciones dispuso la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud en el mbito de los sistemas de informacin sanitaria y se desarrollan considerando las competencias que la Ley 12/1989, de 9 de mayo, de la Funcin Estadstica Pblica asigna al Instituto Nacional de Estadstica en la coordinacin de la actividad estadstica de la Administracin General del Estado. Actualmente, se dispone de avanzados indicadores sobre enfermedad, sobre asistencia sanitaria y sobre algunas conductas relacionadas con la salud, pero no est integrada con informacin procedente de otros mbitos sociales, ambientales o de otro carcter que son esenciales para valorar la evolucin de la salud pblica y las polticas con ella relacionada. Con esta visin integral, el ncleo de la coordinacin es el Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad con las redes de vigilancia e informacin de las Administraciones autonmicas. Se articula la Red de Vigilancia en salud pblica que se ocupa de coordinar el sistema de vigilancia de factores condicionantes, el de problemas de salud y los sistemas de alerta precoz y respuesta rpida.

El captulo III establece las lneas generales que deben seguir las polticas en materia de prevencin de problemas de salud y sus determinantes, que tienen por objeto reducir la incidencia y la prevalencia de ciertas enfermedades, lesiones y discapacidades en la poblacin y atenuar sus consecuencias negativas mediante polticas de carcter sanitario, ambiental, econmico, laboral, alimentario o de promocin de la actividad fsica, entre otras; se regulan tambin las actuaciones especficas sobre cribados, correspondiendo a las autoridades sanitarias promover que los mismos se implanten con la mxima calidad posible y la mayor accesibilidad posible para la poblacin realizando las campaas oportunas. Esta ley debe ser un instrumento clave para evitar la implantacin de acciones supuestamente preventivas cuyo beneficio no se ha demostrado cientficamente y que pueden causar perjuicios.

El captulo IV, dedicado a la coordinacin de la promocin de la salud y la prevencin de enfermedades y lesiones en el Sistema Nacional de Salud, sienta las bases para que stas se implanten en los servicios sanitarios de una forma coordinada con las actuaciones de las estructuras de salud pblica.

La importancia de una gestin sanitaria adaptada a la salud pblica se trata en el captulo V. Para alcanzar los objetivos descritos en esta ley es esencial que en todos los niveles y escalones asistenciales se coordine apropiadamente la prevencin de la enfermedad y la promocin de la salud, garantizando la reduccin de los desequilibrios sociales y territoriales; por tanto, la gestin sanitaria atender a los resultados en salud.

Lo establecido en esta ley sobre gestin sanitaria est en lnea con la propuesta del informe de la Organizacin Mundial de la Salud Informe sobre la salud en el mundo 2000 - Mejorar el desempeo de los sistemas de salud y los desarrollos posteriores en la esfera internacional, que abogan por una direccin de los servicios asistenciales guiada a mejorar la salud de la poblacin.

El captulo VI aborda las actuaciones de la salud pblica en materia de proteccin de la salud que van dirigidas a la prevencin de los efectos negativos que diversos elementos del medio pueden tener sobre la salud y el bienestar de las personas. Recoge los aspectos ms relevantes en los que se sustenta la accin de gobierno de la sanidad ambiental, que cobra un espacio propio y definido en el mbito de la salud pblica. La salud humana depende en gran medida del entorno en que se desenvuelve la vida y por tanto es esencial la salubridad de los alimentos, el agua y el aire. Pero el entorno en el que se desenvuelve la vida humana no est constituido exclusivamente por el medio natural, sino que hay que considerar tambin el entorno socialmente construido conformado por la vivienda, el lugar de trabajo, el colegio, los lugares de ocio, la ciudad en su conjunto y los estilos de vida. Se establecen asimismo las acciones en materia de salud laboral para conseguir la mejor prevencin de riesgos en el mbito laboral, y en coherencia con lo dispuesto en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevencin de Riesgos Laborales, y complementndola se facilita la promocin de la salud en ese mismo mbito. La promocin y proteccin de la salud laboral, as como la prevencin de los factores de riesgo en este mbito, deben ser contempladas en la cartera de servicios de la salud pblica.

El captulo VII determina la aplicacin en Espaa de la evaluacin de impacto en salud, es decir, la combinacin de procedimientos, mtodos y herramientas mediante la cual un programa o norma pueden ser evaluados en relacin con sus efectos y la distribucin de los mismos sobre la salud de la poblacin. La necesidad de avanzar en la seguridad sanitaria aconseja que Espaa sea de los pases lderes en garantizar y promover la salud en sus acciones de gobierno, incluyendo, tal como se establece en este captulo, las actuaciones necesarias para que se evale el impacto en la salud humana de las diversas actuaciones pblicas. La inclusin de la evaluacin de impacto en salud en nuestro ordenamiento jurdico puede situarnos en el grupo de los pases ms avanzados, propiciando la innovacin en el desarrollo de reformas relacionadas con la economa sostenible que a su vez garanticen la seguridad sanitaria.

El captulo VIII est dedicado a la sanidad exterior y la salud internacional, parte esencial de la salud pblica y competencia exclusiva del Estado, segn establece la Constitucin Espaola. Una de las oportunidades que abre esta ley es la de adecuar los servicios y dispositivos del gobierno de Espaa a las necesidades de un mundo globalizado. Se modifica el paradigma de sanidad exterior, entendiendo que adems de una salud en fronteras debe desarrollarse una salud internacional en el sentido de considerar a Espaa como un agente relevante de salud a escala internacional. Se trata no slo de evitar la importacin de enfermedades transmisibles, sino contribuir a un mundo ms saludable.

Finalmente, el captulo IX regula un Sistema de informacin en salud pblica, que posibilita el intercambio de la informacin necesaria para el mejor desarrollo de las actuaciones en materia de salud pblica, con respeto a la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal.

El Ttulo III regula la planificacin y coordinacin de la salud pblica, con el objetivo de contribuir a mantener y mejorar la salud de la poblacin a travs de una organizacin que permita coordinar los recursos existentes de una manera eficiente.

Se dispone la articulacin de la salud pblica en Espaa a travs de la Estrategia de Salud Pblica, que define las actuaciones dirigidas a los principales factores determinantes de la salud e identifica sinergias con polticas de otros departamentos y Administraciones.

Se crea asimismo el Consejo Asesor de Salud Pblica como rgano colegiado de consulta y participacin, adscrito al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, en el que estn representados los departamentos de la Administracin General del Estado cuyas polticas inciden en la salud y aqullas otras Administraciones, organismos y organizaciones que aseguren una adecuada gobernanza del sistema.

El Ttulo IV se ocupa del personal profesional y de investigacin en salud pblica, y se divide en dos captulos. El primer captulo habla de la formacin y desarrollo profesional, y el segundo de la investigacin. La existencia de profesionales en salud pblica competentes es la mejor garanta de que la autoridad sanitaria, directamente o a travs del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, cumple con sus obligaciones de defensa de la salud. Dada la diversidad de determinantes de la salud, el personal profesional de salud pblica debe ser capaz de aplicar un amplio espectro de conocimientos y habilidades, lo que hace necesario integrar personas con diferentes perfiles acadmicos, por lo que se reconoce el carcter multidisciplinar de la salud pblica. Ello supone que los profesionales de salud pblica no son necesariamente profesionales sanitarios tal como se establece en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenacin de las profesiones sanitarias; no obstante, su desempeo profesional especfico y principal, debe consistir en el desarrollo de las actuaciones descritas en el Ttulo II y circunscritas a la salud pblica. Por otra parte, si se pretende una salud pblica con una orientacin cientfica, basada en pruebas cientficas, es imprescindible incluir la labor investigadora del personal profesional de salud pblica. Para mejorar la calidad de las actuaciones en salud pblica, stas han de estar muy ligadas a un tipo de actividad investigadora que promueva cauces de diseminacin del conocimiento generado y de las buenas prcticas.

El Ttulo V regula la autoridad sanitaria estatal y sus agentes. As, esta autoridad, en el ejercicio de su responsabilidad y de acuerdo con las competencias que le correspondan en materia de salud pblica, dictar disposiciones y tendr facultades para actuar, mediante los rganos competentes en cada caso, en las actividades pblicas o privadas para proteger la salud de la poblacin. Asimismo, se establecen previsiones en materia de medidas especiales y cautelares.

La ley se completa con el Ttulo VI que recoge las infracciones y sanciones, seguido de las disposiciones adicionales, derogatoria y finales.

TTULO PRELIMINAR
Disposiciones generales. La poltica de salud pblica
CAPTULO I
Del objeto y mbito de la ley
Artculo 1. Objeto de la ley.

Esta ley tiene por objeto establecer las bases para que la poblacin alcance y mantenga el mayor nivel de salud posible a travs de las polticas, programas, servicios, y en general actuaciones de toda ndole desarrolladas por los poderes pblicos, empresas y organizaciones ciudadanas con la finalidad de actuar sobre los procesos y factores que ms influyen en la salud, y as prevenir la enfermedad y proteger y promover la salud de las personas, tanto en la esfera individual como en la colectiva.

La salud pblica es el conjunto de actividades organizadas por las Administraciones pblicas, con la participacin de la sociedad, para prevenir la enfermedad as como para proteger, promover y recuperar la salud de las personas, tanto en el mbito individual como en el colectivo y mediante acciones sanitarias, sectoriales y transversales.

Artculo 2. mbito de la ley.

Lo establecido en esta ley ser de aplicacin a las Administraciones pblicas con carcter general y a los sujetos privados cuando especficamente as se disponga.

CAPTULO II
Principios generales de la salud pblica
Artculo 3. De los principios generales de accin en salud pblica.

Las Administraciones pblicas y los sujetos privados, en sus actuaciones de salud pblica y acciones sobre la salud colectiva, estarn sujetos a los siguientes principios:

a) Principio de equidad. Las polticas, planes y programas que tengan impacto en la salud de la poblacin promovern la disminucin de las desigualdades sociales en salud e incorporarn acciones sobre sus condicionantes sociales, incluyendo objetivos especficos al respecto. Se considerar la equidad en todos los informes pblicos que tengan un impacto significativo en la salud de la poblacin. Igualmente, las actuaciones en materia de salud pblica incorporarn la perspectiva de gnero y prestarn atencin especfica a las necesidades de las personas con discapacidad.

b) Principio de salud en todas las polticas. Las actuaciones de salud pblica tendrn en cuenta las polticas de carcter no sanitario que influyen en la salud de la poblacin, promoviendo las que favorezcan los entornos saludables y disuadiendo, en su caso, de aquellas que supongan riesgos para la salud.

Asimismo, las polticas pblicas que incidan sobre la salud valorarn esta circunstancia conciliando sus objetivos con la proteccin y mejora de la salud.

c) Principio de pertinencia. Las actuaciones de salud pblica atendern a la magnitud de los problemas de salud que pretenden corregir, justificando su necesidad de acuerdo con los criterios de proporcionalidad, eficiencia y sostenibilidad.

d) Principio de precaucin. La existencia de indicios fundados de una posible afectacin grave de la salud de la poblacin, aun cuando hubiera incertidumbre cientfica sobre el carcter del riesgo, determinar la cesacin, prohibicin o limitacin de la actividad sobre la que concurran.

e) Principio de evaluacin. Las actuaciones de salud pblica deben evaluarse en su funcionamiento y resultados, con una periodicidad acorde al carcter de la accin implantada.

f) Principio de transparencia. Las actuaciones de salud pblica debern ser transparentes. La informacin sobre las mismas deber ser clara, sencilla y comprensible para el conjunto de los ciudadanos.

g) Principio de integralidad. Las actuaciones de salud pblica debern organizarse y desarrollarse dentro de la concepcin integral del sistema sanitario.

h) Principio de seguridad. Las actuaciones en materia de salud pblica se llevarn a cabo previa constatacin de su seguridad en trminos de salud.

TTULO I
Derechos, deberes y obligaciones en salud pblica
CAPTULO I
Derechos de los ciudadanos
Artculo 4. Derecho a la informacin.

Los ciudadanos, directamente o a travs de las organizaciones en que se agrupen o que los representen, tiene derecho a ser informados, con las limitaciones previstas en la normativa vigente, en materia de salud pblica por las Administraciones competentes. Este derecho comprende en todo caso, los siguientes:

a) Recibir informacin sobre los derechos que les otorga esta ley, as como sobre las vas para ejercitar tales derechos.

b) Recibir informacin sobre las actuaciones y prestaciones de salud pblica, su contenido y la forma de acceder a las mismas.

c) Recibir informacin sobre los condicionantes de salud como factores que influyen en el nivel de salud de la poblacin y, en particular, sobre los riesgos biolgicos, qumicos, fsicos, medioambientales, climticos o de otro carcter, relevantes para la salud de la poblacin y sobre su impacto. Si el riesgo es inmediato la informacin se proporcionar con carcter urgente.

d) Toda la informacin se facilitar desagregada, para su comprensin en funcin del colectivo afectado, y estar disponible en las condiciones y formato que permita su plena accesibilidad a las personas con discapacidad de cualquier tipo.

Artculo 5. Derecho de participacin.

1. Los ciudadanos, directamente o a travs de las organizaciones en que se agrupen o que los representen, tiene derecho a la participacin efectiva en las actuaciones de salud pblica. Las Administraciones pblicas competentes establecern los cauces concretos que permitan hacer efectivo ese derecho.

2. Sin perjuicio del deber de colaboracin, la participacin en las actuaciones de salud pblica ser voluntaria, salvo lo previsto en la Ley Orgnica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas especiales en materia de salud pblica.

Artculo 6. Derecho a la igualdad.

1. Todas las personas tienen derecho a que las actuaciones de salud pblica se realicen en condiciones de igualdad sin que pueda producirse discriminacin por razn de nacimiento, origen racial o tnico, sexo, religin, conviccin u opinin, edad, discapacidad, orientacin o identidad sexual, enfermedad o cualquier otra condicin o circunstancia personal o social.

2. En especial, queda prohibida toda discriminacin entre mujeres y hombres en las actuaciones de salud pblica, de acuerdo con lo establecido por la Ley Orgnica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, as como por la dems normativa existente en esta materia.

3. La enfermedad no podr amparar diferencias de trato distintas de las que deriven del propio proceso de tratamiento de la misma, de las limitaciones objetivas que imponga para el ejercicio de determinadas actividades o de las exigidas por razones de salud pblica.

4. Este derecho se concretar en una cartera de servicios bsica y comn en el mbito de la salud pblica, con un conjunto de actuaciones y programas. Dicha cartera de servicios incluir un calendario nico de vacunacin y una oferta nica de cribados poblacionales.

Artculo 7. Derecho a la intimidad, confidencialidad y respeto de la dignidad.

1. Todas las personas tienen derecho al respeto de su dignidad e intimidad personal y familiar en relacin con su participacin en actuaciones de salud pblica.

2. La informacin personal que se emplee en las actuaciones de salud pblica se regir por lo dispuesto en la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal y en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, bsica reguladora de la Autonoma del Paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de Informacin y Documentacin Clnica.

CAPTULO II
Deberes de los ciudadanos
Artculo 8. Deber de colaboracin.

Los ciudadanos facilitarn el desarrollo de las actuaciones de salud pblica y se abstendrn de realizar conductas que dificulten, impidan o falseen su ejecucin.

Artculo 9. Deber de comunicacin.

1. Las personas que conozcan hechos, datos o circunstancias que pudieran constituir un riesgo o peligro grave para la salud de la poblacin los pondrn en conocimiento de las autoridades sanitarias, que velarn por la proteccin debida a los datos de carcter personal.

2. Lo dispuesto en el apartado anterior se entiende sin perjuicio de las obligaciones de comunicacin e informacin que las leyes imponen a los profesionales sanitarios.

CAPTULO III
Obligaciones de las Administraciones pblicas
Artculo 10. Informacin pblica sobre riesgos para la salud de la poblacin.

Sin perjuicio de las competencias que corresponden a otras autoridades pblicas, las Administraciones sanitarias informarn sobre la presencia de riesgos especficos para la salud de la poblacin. Esta informacin incluir una valoracin de su impacto en la salud, de las medidas que adopten las Administraciones sanitarias al respecto y de las recomendaciones para la poblacin.

Artculo 11. Colaboracin en salud pblica e imparcialidad en las actuaciones sanitarias.

Las Administraciones sanitarias exigirn transparencia e imparcialidad a las organizaciones cientficas y profesionales y a las personas expertas con quienes colaboren en las actuaciones de salud pblica, incluidas las de formacin e investigacin, as como a las personas y organizaciones que reciban subvenciones o con las que celebren contratos, convenios, conciertos o cualquier clase de acuerdo.

A estos efectos, ser pblica la composicin de los comits o grupos que evalen acciones o realicen recomendaciones de salud pblica, los procedimientos de seleccin, la declaracin de intereses de los intervinientes, as como los dictmenes y documentos relevantes, salvo las limitaciones previstas por la normativa vigente.

Se desarrollarn reglamentariamente los requisitos para la declaracin de conflicto de intereses por parte de los expertos y representantes de las organizaciones cientficas y profesionales que compongan los comits o grupos que evalen acciones o realicen recomendaciones de salud pblica.

TTULO II
Actuaciones de salud pblica
CAPTULO I
La vigilancia en salud pblica
Artculo 12. De la vigilancia en salud pblica.

1. La vigilancia en salud pblica es el conjunto de actividades destinadas a recoger, analizar, interpretar y difundir informacin relacionada con el estado de la salud de la poblacin y los factores que la condicionan, con el objeto de fundamentar las actuaciones de salud pblica.

2. Sin perjuicio de las competencias que correspondan a otras autoridades, la vigilancia de salud pblica tomar en cuenta, al menos, los siguientes factores:

1. Los condicionantes sociales y las desigualdades que incidan en la salud con mediciones en el nivel individual y en el poblacional.

2. Los riesgos ambientales y sus efectos en la salud, incluida la presencia de los agentes contaminantes en el medio ambiente y en las personas, as como el impacto potencial en la salud de la exposicin a emisiones electromagnticas.

3. La seguridad alimentaria, incluyendo los riesgos alimentarios.

4. Los riesgos relacionados con el trabajo y sus efectos en la salud.

5. Las enfermedades no transmisibles.

6. Las enfermedades transmisibles, incluyendo las zoonosis y las enfermedades emergentes.

7. Los problemas de salud relacionados con el trnsito internacional de viajeros y bienes.

8. Las lesiones y la violencia.

9. Otros problemas para la salud pblica de los que se tenga constancia.

3. Asimismo, la vigilancia en salud pblica requiere contar con unos sistemas de alerta precoz y respuesta rpida para la deteccin y evaluacin de incidentes, riesgos, sndromes, enfermedades y otras situaciones que pueden suponer una amenaza para la salud de la poblacin.

4. Las comunidades autnomas, las ciudades de Ceuta y Melilla y las Entidades locales asegurarn en el mbito de sus competencias que los respectivos sistemas de vigilancia en salud pblica cumplen en todo momento con las previsiones de esta ley. Asimismo, habrn de proporcionar la informacin que establezca la normativa nacional e internacional, con la periodicidad y desagregacin que en cada caso se determine.

Artculo 13. Articulacin de la vigilancia en salud pblica.

1. Corresponde a la Administracin General del Estado, a las comunidades autnomas, a las ciudades de Ceuta y Melilla y a la Administracin local, en el mbito de sus competencias, la organizacin y gestin de la vigilancia en salud pblica.

2. Corresponde al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a travs de la Comisin de Salud Pblica, asegurar la cohesin y calidad en la gestin de los sistemas de vigilancia en salud pblica.

3. Con el fin de coordinar los diferentes sistemas de vigilancia se crear la Red de Vigilancia en Salud Pblica, que incluir entre sus sistemas el de alerta precoz y respuesta rpida. Este sistema tendr un funcionamiento continuo e ininterrumpido las veinticuatro horas del da. La configuracin y funcionamiento de la Red de Vigilancia en salud pblica sern determinados reglamentariamente.

Artculo 14. De las competencias en Vigilancia en salud pblica del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad.

Corresponden al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad las siguientes funciones en materia de vigilancia en salud pblica:

a) La gestin de alertas de carcter supraautonmico o que puedan trascender del territorio de una comunidad autnoma.

b) La gestin de alertas que procedan de la Unin Europea, la Organizacin Mundial de la Salud y dems organismos internacionales y, especialmente, de aquellas alertas contempladas en el Reglamento Sanitario Internacional (2005), en su caso, en coordinacin con las comunidades autnomas y las ciudades de Ceuta y Melilla.

c) Las previstas en el artculo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud.

d) La coordinacin y evaluacin de la Red de Vigilancia en salud pblica.

e) Velar para que los criterios utilizados en la vigilancia sean homogneos, estn homologados y por la oportunidad, pertinencia y calidad de la informacin.

f) El diseo y la ejecucin de una encuesta peridica de salud pblica en coordinacin con las comunidades autnomas y ciudades de Ceuta y Melilla.

g) La coordinacin y gestin de los intercambios de la informacin correspondiente a la vigilancia tanto en el mbito nacional como en el mbito de la Unin Europea, de la Organizacin Mundial de la Salud y dems organismos internacionales relacionados con la salud pblica.

h) La coordinacin de los mensajes dirigidos a la poblacin en el caso de que las Autoridades sanitarias emitieran comunicados o recomendaciones en contextos de alerta o crisis sanitarias o que afecten a riesgos inciertos que pudiesen afectar a ms de una comunidad autnoma. A estos efectos las Autoridades sanitarias informarn al Ministerio.

Artculo 15. Recursos para la salud pblica.

Las Administraciones sanitarias pblicas favorecern la existencia de infraestructuras adecuadas para las actividades de salud pblica, que comprenden los laboratorios y dems instalaciones y recursos fsicos (empleados pblicos) y virtuales de los servicios de salud pblica, que cubran las necesidades especficas en materia de salud pblica y aseguren la calidad de los servicios.

Asimismo, las Administraciones sanitarias pblicas desarrollarn reglamentariamente el rgimen especfico de incentivos y ayudas pblicas en el mbito de la salud pblica, que fomente la capacitacin y cooperacin de las personas fsicas y jurdicas con la materia, basado en principios de publicidad, eficacia, transparencia y control, de acuerdo con los objetivos de la presente ley.

CAPTULO II
Promocin de la salud
Artculo 16. La promocin de la salud.

1. La promocin de la salud incluir las acciones dirigidas a incrementar los conocimientos y capacidades de los individuos, as como a modificar las condiciones sociales, laborales, ambientales y econmicas, con el fin de favorecer su impacto positivo en la salud individual y colectiva.

2. Las actuaciones de promocin de la salud prestarn especial atencin a los mbitos educativo, sanitario, laboral, local y de instituciones cerradas, como hospitales o residencias. En dichos mbitos, el Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad apoyar la creacin y el fortalecimiento de redes.

3. El Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad con la participacin de las Comunidades Autnomas establecer y actualizar criterios de buenas prcticas para las actuaciones de promocin de la salud y fomentar el reconocimiento de la calidad de las actuaciones.

4. Las organizaciones sociales podrn participar en el desarrollo de actividades de promocin de la salud. Las Administraciones pblicas competentes promovern la participacin efectiva en las actuaciones de promocin de la salud de los ciudadanos, directamente o a travs de las organizaciones en que se agrupen o que lo representen.

Artculo 17. Medidas de fomento.

1. Las Administraciones pblicas apoyarn y colaborarn con las entidades y organizaciones que desarrollen actividades de salud pblica, especialmente, en relacin con los grupos ms desfavorecidos o discriminados en cuestiones de salud pblica.

2. Las Administraciones promovern la incorporacin de la salud pblica como elemento integrante de la responsabilidad social corporativa.

Artculo 18. Comunicacin en salud pblica.

1. Las Administraciones sanitarias velarn por que la informacin sobre salud dirigida al pblico sea veraz y cumpla con las previsiones de esta ley, especialmente cuando sea difundida a travs de los medios de comunicacin social.

2. El Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad pondr a disposicin de los medios de comunicacin y otras organizaciones sociales los criterios de buenas prcticas a que se refiere el artculo 16.3, a fin de que alcancen su mxima difusin.

3. Los poderes pblicos, en el mbito de sus competencias, realizarn un control de la publicidad comercial para que se ajuste a criterios de veracidad en lo que atae a la salud, as como de recomendaciones pblicas sobre la salud.

4. Las Administraciones pblicas sanitarias contarn con la colaboracin de los medios de comunicacin para difundir recomendaciones sobre salud pblica.

5. Las Administraciones pblicas que desarrollen acciones en materia de comunicacin en salud velarn por que la informacin est adaptada social, cultural y lingsticamente a aquellos sectores de la poblacin destinatarios de la misma.

CAPTULO III
Prevencin de problemas de salud y sus determinantes
Artculo 19. La prevencin de problemas de salud.

1. La prevencin tiene por objeto reducir la incidencia y la prevalencia de ciertas enfermedades, lesiones y discapacidades en la poblacin y atenuar o eliminar en la medida de lo posible sus consecuencias negativas mediante polticas acordes con los objetivos de esta ley.

2. Las Administraciones pblicas, en el mbito de sus respectivas competencias:

a) Dirigirn las acciones y las polticas preventivas sobre los determinantes de la salud, entendiendo por tales los factores sociales, econmicos, laborales, culturales, alimentarios, biolgicos y ambientales que influyen en la salud de las personas.

b) Desarrollarn programas de prevencin de la zoonosis y enfermedades emergentes y establecern los necesarios mecanismos de coordinacin con las Administraciones competentes en materia de prevencin de factores de riesgo en la produccin primaria.

c) Impulsarn otras acciones de prevencin primaria, como la vacunacin, que se complementarn con acciones de prevencin secundaria como son los programas de deteccin precoz de la enfermedad.

d) Desarrollarn programas de prevencin dirigidos a todas las etapas de la vida de las personas, con especial nfasis en la infancia y la vejez.

e) Fomentarn la prevencin informando a la poblacin de los beneficios de la misma y siguiendo los principios establecidos en el Captulo II de este Ttulo, para evitar el intervencionismo sanitario innecesario.

f) Podrn requerir, de acuerdo al procedimiento que se establezca reglamentariamente, el cese de aquellas prcticas sanitarias preventivas que se haya demostrado son ineficaces o innecesarias.

3. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordar:

a) Un calendario nico de vacunas en Espaa. Las comunidades autnomas y las ciudades de Ceuta y Melilla slo podrn modificarlo por razones epidemiolgicas.

b) La lista de acciones preventivas poblacionales e individuales que son recomendables.

c) Las acciones preventivas comunes que renan los criterios para ser implantadas en todo el territorio.

d) La valoracin peridica de los programas preventivos comunes, la inclusin de nuevos programas o la suspensin de aquellos que no cumplan los objetivos para los que fueron diseados.

4. Las organizaciones sociales podrn participar en el desarrollo de actividades de prevencin de problemas de salud. Las Administraciones pblicas competentes promovern la participacin efectiva en las actuaciones de prevencin de problemas de salud de los ciudadanos, directamente o a travs de las organizaciones en que se agrupen o que los representen.

Artculo 20. Actuaciones especficas sobre cribados.

1. A los efectos de esta ley se entiende por cribado aquellas actividades orientadas a la deteccin precoz de la enfermedad, su diagnstico y tratamiento temprano, que se ofrecen activamente al conjunto de la poblacin susceptible de padecer la enfermedad, aunque no tenga sntomas ni haya demandado ayuda mdica.

2. Las Autoridades sanitarias promovern que el cribado se implante con la mxima calidad y la mayor accesibilidad para la poblacin, realizando las campaas oportunas.

3. La prctica de pruebas diagnsticas a efectos de cribado, debe realizarse de acuerdo a los principios establecidos en el captulo II del Ttulo preliminar y a los criterios cientficos que fundamentan el cribado, excluyndose pruebas diagnsticas indiscriminadas o que carezcan de una justificacin expresa de los objetivos de salud.

4. La normativa laboral puede prever la realizacin de pruebas de cribado para detectar estrictamente los riesgos especficos y enfermedades derivadas del trabajo, de conformidad con lo establecido en esta ley.

Artculo 21. Reconocimientos sanitarios previos.

1. Slo se podrn realizar reconocimientos sanitarios previos a la incorporacin laboral cuando as lo disponga la normativa vigente. Cuando se requiera la prctica de pruebas de deteccin precoz de enfermedad, esta debe ser justificada explcitamente en base a los riesgos laborales especficos y debe atenerse a los principios establecidos en el captulo II del Ttulo preliminar de esta ley y a los criterios cientficos que fundamenten el cribado.

2. Solo se podrn realizar reconocimientos sanitarios previos a la prctica deportiva, cuando as lo disponga la normativa sectorial vigente. Estos debern basarse en pruebas de acuerdo a los principios establecidos en el captulo II del Ttulo preliminar de esta ley y a los criterios cientficos que fundamenten el cribado.

CAPTULO IV
La coordinacin de la promocin de la salud y la prevencin de enfermedades y lesiones en el Sistema Nacional de Salud
Artculo 22. La prevencin de enfermedades y la promocin de la salud en los servicios sanitarios.

1. El conjunto de los servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud contribuir al desarrollo integral de los programas de prevencin y promocin, en coordinacin con las estructuras de salud pblica.

2. Las Administraciones sanitarias establecern procedimientos para una coordinacin efectiva de las actividades de salud pblica que se desarrollen en un rea sanitaria determinada con las realizadas en atencin primaria, atencin especializada, atencin sociosanitaria, los servicios de prevencin que realizan la vigilancia de la salud y cuando fuere preciso con los servicios de salud laboral as como para la colaboracin con las oficinas de farmacia.

3. Las Administraciones sanitarias establecern procedimientos de vigilancia de salud pblica que permitan evaluar las actuaciones de prevencin y promocin de la salud en el mbito asistencial, manteniendo la correspondencia entre las poblaciones atendidas por equipos de atencin primaria, atencin especializada y los servicios de salud pblica de un rea determinada, ajustndose a lo dispuesto sobre las reas sanitarias en el artculo 56 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

Artculo 23. De la colaboracin entre los servicios asistenciales y los de salud pblica.

1. Las Administraciones sanitarias adoptarn las medidas necesarias para que los servicios asistenciales y los de salud pblica, establezcan una coordinacin efectiva para desarrollar las siguientes acciones:

a) Intercambiar la informacin necesaria para la vigilancia en salud pblica y sobre la situacin de salud y sus condicionantes sociales para una mejor accin asistencial de la comunidad adscrita.

b) Realizar las tareas clnicas derivadas de la deteccin de riesgos para la salud pblica.

c) Realizar exmenes diagnsticos derivados de acciones de proteccin de la salud en el mbito de seguridad alimentaria y ambiental.

d) Ejecutar programas de prevencin de acuerdo a las prioridades establecidas por cada Administracin sanitaria facilitando su evaluacin poblacional.

e) Desarrollar la atencin familiar y comunitaria colaborando con las acciones de promocin de salud en su rea de actuacin.

f) Desarrollar acciones preventivas en el entorno vital de las personas incluido el hogar.

g) Aportar a los servicios asistenciales informacin cientfica actualizada para la mejor eficacia de las actuaciones de prevencin y promocin.

h) Colaborar con la direccin estratgica de los equipos asistenciales para el cumplimiento de sus objetivos de salud.

i) Desarrollar los mecanismos de coordinacin necesarios entre atencin primaria y atencin especializada con los dispositivos de prevencin de riesgos laborales de las reas de Salud.

j) Establecer los mecanismos para comunicar la sospecha de enfermedades que podran ser calificadas como profesionales entre los facultativos del Sistema Nacional de Salud, las entidades gestoras y colaboradoras de la Seguridad Social y los servicios de prevencin que realizan la vigilancia de la salud.

2. Las acciones descritas en el apartado anterior sern aplicables en el mbito local cuando ste disponga de servicios de salud pblica municipales.

Artculo 24. De la colaboracin de otros centros y establecimientos sanitarios con la salud pblica.

1. Las Administraciones sanitarias podrn prever la colaboracin de las oficinas de farmacia, centros o establecimientos de veterinaria o de otros servicios sanitarios comunitarios en los programas de salud pblica.

2. Las Administraciones podrn habilitar en su caso a estos servicios para realizar las siguientes acciones:

a) Participar en los programas y estrategias de salud pblica que diseen los servicios de salud pblica de nivel local, autonmico y estatal.

b) Realizar actividades de promocin de la salud y prevencin de enfermedades.

c) Desarrollar actividades en sanidad animal, especficamente aquellas que contribuyen a prevenir zoonosis y otros problemas relacionados de relevancia para la salud de la poblacin.

CAPTULO V
La gestin sanitaria como accin de salud pblica
Artculo 25. Carcter y objetivos de la gestin sanitaria.

El objetivo principal de la gestin sanitaria ser la mejora de la salud de la poblacin y la reduccin de los desequilibrios sociales y territoriales, de conformidad con los artculos 3, 6, 8 y 12 de Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad y segn lo establecido en esta ley.

Artculo 26. La gestin sanitaria en el rea de Salud.

1. Los rganos que forman las reas de salud tendrn en todo caso en cuenta las acciones dirigidas a la mejora de la atencin comunitaria, la prevencin de la enfermedad, la proteccin y la promocin de la salud.

2. La gestin sanitaria deber guiarse por los resultados de salud que sern explicitados con una periodicidad mnima de cinco aos y presentados en los consejos de salud del rea.

3. Los servicios de salud pblica adoptarn todas aquellas medidas destinadas a que los centros sanitarios sean centros promotores de la salud, teniendo en cuenta las directrices emanadas de la Organizacin Mundial de la Salud, para lo que desarrollarn un plan de promocin de la salud en coordinacin con la unidad directiva competente en salud pblica de la comunidad o ciudad autnoma.

CAPTULO VI
Proteccin de la salud de la poblacin
Artculo 27. Las actuaciones de proteccin de la salud.

1. La proteccin de la salud es el conjunto de actuaciones, prestaciones y servicios dirigidos a prevenir efectos adversos que los productos, elementos y procesos del entorno, agentes fsicos, qumicos y biolgicos, puedan tener sobre la salud y el bienestar de la poblacin.

2. Las Administraciones pblicas, en el mbito de sus competencias, protegern la salud de la poblacin mediante actividades y servicios que acten sobre los riesgos presentes en el medio y en los alimentos, a cuyo efecto se desarrollarn los servicios y actividades que permitan la gestin de los riesgos para la salud que puedan afectar a la poblacin.

3. Las acciones de proteccin de la salud se regirn por los principios de proporcionalidad y de precaucin, y se desarrollarn de acuerdo a los principios de colaboracin y coordinacin interadministrativa y gestin conjunta que garanticen la mxima eficacia y eficiencia.

4. Las organizaciones sociales podrn participar en el desarrollo de actividades de proteccin de la salud. Las Administraciones pblicas competentes promovern la participacin efectiva en las actuaciones de proteccin de la salud de los ciudadanos, directamente o a travs de las organizaciones en que se agrupen o que los representen.

Artculo 28. Caractersticas de las actuaciones de proteccin de la salud.

1. La proteccin de la salud comprender el anlisis de los riesgos para la salud, que incluir su evaluacin, gestin y comunicacin. A tal efecto, se desarrollarn acciones sobre los factores desencadenantes de los riesgos y, cuando proceda, de acuerdo con la normativa especfica mediante procedimientos de control oficial.

2. Sern sometidos a anlisis los riesgos derivados de la exposicin de las personas al entorno en el que viven y a los agentes presentes en el medio que puedan afectar a su bienestar fsico, mental o social.

Artculo 29. Autorizacin sanitaria y registros.

1. En el caso de que de acuerdo con las leyes se requiera autorizacin sanitaria previa o la inscripcin obligatoria en un registro, se estar a lo en ellas previsto.

2. Las Administraciones sanitarias podrn establecer obligacin de declaracin responsable o de comunicacin previa de inicio de actividad para aquellas instalaciones, establecimientos, servicios e industrias que desarrollen actividades que puedan afectar a la salud, de acuerdo con la normativa sectorial de aplicacin y teniendo en cuenta lo establecido en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

Artculo 30. De la sanidad ambiental.

1. La sanidad ambiental tiene como funciones la identificacin, la evaluacin, la gestin y la comunicacin de los riesgos para la salud que puedan derivarse de los condicionantes ambientales; la vigilancia de los factores ambientales de carcter fsico, qumico o biolgico y de las situaciones ambientales que afectan o pueden afectar a la salud; as como la identificacin de las polticas de cualquier sector que reducen los riesgos ambientales para la salud.

2. Las Administraciones pblicas implantarn programas de sanidad ambiental, coordinados por las Administraciones sanitarias, para elevar el nivel de proteccin de la salud ante los riesgos derivados de los condicionantes ambientales.

Artculo 31. Actuaciones del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad en el mbito de sanidad ambiental.

1. Corresponde al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad hacer efectiva la coordinacin del Estado con las Administraciones pblicas y los organismos competentes, en el ejercicio de las actuaciones destinadas a la prevencin y proteccin frente a riesgos ambientales para la salud.

2. El Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad promover que los servicios de mbito estatal que ejerzan funciones en los mbitos de identificacin, evaluacin, gestin y comunicacin de los riesgos ambientales para la salud de la poblacin, entre los que se incluirn, al menos, los riesgos relacionados con los productos qumicos y la salud y cambio climtico, puedan actuar como centro de referencia nacional en dichos mbitos.

El Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, previo acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, acreditar servicios que actuarn como centro de referencia nacional en los aspectos de identificacin, evaluacin y gestin y comunicacin de los riesgos para la salud de la poblacin derivados de riesgos ambientales.

3. La Estrategia de salud pblica incluir el anlisis del estado de la sanidad ambiental y sus determinantes e incorporar actuaciones que resulten en un entorno ms favorable para la salud.

Artculo 32. Salud laboral.

La salud laboral tiene por objeto conseguir el ms alto grado de bienestar fsico, psquico y social de los trabajadores en relacin con las caractersticas y riesgos derivados del lugar de trabajo, el ambiente laboral y la influencia de ste en su entorno, promoviendo aspectos preventivos, de diagnstico, de tratamiento, de adaptacin y rehabilitacin de la patologa producida o relacionada con el trabajo.

Artculo 33. La actuacin sanitaria en el mbito de la salud laboral.

1. La actuacin sanitaria en el mbito de la salud laboral se desarrollar de forma coordinada con los empresarios y los representantes de los trabajadores y comprender los siguientes aspectos:

a) Promocin, con carcter general, de la salud integral de los trabajadores.

b) Vigilancia de la salud de los trabajadores, individual y colectivamente, para detectar precozmente los efectos de los riesgos para la salud a los que estn expuestas.

c) Desarrollo y actuacin en los aspectos sanitarios de la prevencin de los riesgos laborales.

d) Promocin de la informacin, formacin, consulta y participacin de los profesionales sanitarios, de los trabajadores y sus representantes legales y de los empresarios en los planes, programas y actuaciones sanitarias en el campo de la salud laboral.

2. La autoridad sanitaria, de forma coordinada con la autoridad laboral, llevar a cabo las siguientes actuaciones adems de las ya establecidas normativamente:

a) Desarrollar un sistema de informacin sanitaria en salud laboral que, integrado en el sistema de informacin de salud pblica, d soporte a la vigilancia de los riesgos sobre la salud relacionados con el trabajo.

b) Establecer un sistema de indicadores para el seguimiento del impacto sobre la salud de las polticas relacionadas con el trabajo.

c) Impulsar una vigilancia de la salud de los trabajadores, a travs de la elaboracin de protocolos y guas de vigilancia sanitaria especfica en atencin a los riesgos a los que estn expuestos.

d) Desarrollar programas de vigilancia de la salud post-ocupacional.

e) Autorizar, evaluar, controlar y asesorar la actividad sanitaria de los servicios de prevencin de riesgos laborales.

f) Establecer mecanismos para la integracin en los sistemas de informacin pblicos del Sistema Nacional de Salud de la informacin generada por las actividades sanitarias desarrolladas por los servicios de prevencin de riesgos laborales y por las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social en relacin con la salud de los trabajadores.

g) Fomentar la promocin de la salud en el lugar de trabajo, a travs del fomento y desarrollo de entornos y hbitos de vida saludables.

h) Establecer mecanismos de coordinacin en caso de pandemias u otras crisis sanitarias, en especial para el desarrollo de acciones preventivas y de vacunacin.

i) Cualesquiera otras que promuevan la mejora en la vigilancia, promocin y proteccin de la salud de los trabajadores y la prevencin de los problemas de salud derivados del trabajo.

j) Promover la formacin en salud laboral de los profesionales sanitarios de los sistemas sanitarios pblicos.

Artculo 34. Participacin en salud laboral.

Los empresarios y trabajadores, a travs de sus organizaciones representativas, participarn en la planificacin, programacin, organizacin y control de la gestin relacionada con la salud laboral, en los distintos niveles territoriales.

CAPTULO VII
Evaluacin del impacto en salud de otras polticas
Artculo 35. La evaluacin del impacto en salud.

1. Las Administraciones pblicas debern someter a evaluacin del impacto en salud, las normas, planes, programas y proyectos que seleccionen por tener un impacto significativo en la salud, en los trminos previstos en esta ley.

2. La evaluacin de impacto en salud es la combinacin de procedimientos, mtodos y herramientas con los que puede ser analizada una norma, plan, programa o proyecto, en relacin a sus potenciales efectos en la salud de la poblacin y acerca de la distribucin de los mismos.

3. La evaluacin de impacto en salud deber prever los efectos directos e indirectos de las polticas sanitarias y no sanitarias sobre la salud de la poblacin y las desigualdades sociales en salud con el objetivo de la mejora de las actuaciones.

4. Se integrarn los resultados de dichas evaluaciones en el sistema de informacin de salud pblica y en la Red de Vigilancia de Salud Pblica.

CAPTULO VIII
Sanidad exterior y salud internacional
Artculo 36. Finalidad de la sanidad exterior.

1. En el ejercicio de la competencia estatal de sanidad exterior, corresponde al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad:

a) Organizar y garantizar la prestacin y calidad de los controles sanitarios de bienes a su importacin o exportacin en las instalaciones de las fronteras espaolas y en los medios de transporte internacionales, as como de los transportados por los viajeros en el trnsito internacional.

b) Organizar y garantizar la prestacin de la atencin sanitaria del trnsito internacional de viajeros, de la prevencin de las enfermedades y lesiones del viajero y de los servicios de vacunacin internacional. Podr establecerse la colaboracin a estos efectos con las Comunidades Autnomas mediante encomienda de gestin u otras formas de colaboracin contempladas en el ordenamiento jurdico de modo que la vacunacin sea ms accesible a los ciudadanos que deban cumplir con este requisito.

c) Articular la vigilancia de sanidad exterior.

2. Lo dispuesto en el presente captulo se entiende sin perjuicio de las competencias que en materia de relaciones internacionales corresponden al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperacin, con el que se establecer la oportuna coordinacin.

Artculo 37. Funciones de sanidad exterior.

Son funciones de sanidad exterior:

a) El control y vigilancia higinico-sanitaria de puertos y aeropuertos de trfico internacional e instalaciones fronterizas.

b) El control y vigilancia de las condiciones higinico-sanitarias en el trfico internacional de personas, cadveres y restos humanos, animales y bienes, incluyendo tanto los productos alimenticios y alimentarios como otros bienes susceptibles de poner en riesgo la salud de la poblacin, tales como los medios de transporte internacionales, sin perjuicio de las competencias de los Ministerios de Economa y Hacienda, de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, as como de las competencias de las comunidades autnomas y las ciudades de Ceuta y Melilla en materia de verificacin de las condiciones de los alimentos en los establecimientos exportadores.

c) Coordinacin y colaboracin con las autoridades competentes de otros pases y con los organismos sanitarios internacionales.

d) Todas aquellas actividades concordantes que se determinen en el futuro.

Artculo 38. De las actuaciones en sanidad exterior.

1. Los servicios de sanidad exterior podrn actuar de oficio o a peticin de parte, segn corresponda y convenientemente acreditados e identificados.

2. El personal de los servicios de sanidad exterior responder ante cualquier evento que pueda suponer un riesgo de salud pblica en las fronteras espaolas, desempeando el papel de agente de la autoridad sanitaria y coordinando la respuesta con las distintas Administraciones a nivel nacional.

3. Podrn requerir la presentacin de las autorizaciones y las certificaciones que sean exigidas por las disposiciones aplicables, en todo lo relacionado con sus actuaciones.

4. Cuando se detecte incumplimiento de las normas higinico-sanitarias, actuarn en consecuencia y, dependiendo de la gravedad de las deficiencias detectadas, adoptarn las medidas pertinentes. Si la gravedad de los riesgos para la salud lo requiere podrn paralizar las actividades de la instalacin o el medio de transporte inspeccionado, de acuerdo con las normas nacionales e internacionales en vigor.

Artculo 39. Acciones en materia de salud internacional.

1. En materia de salud internacional, el Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad ejercer las siguientes acciones:

a) Actuar como centro de enlace para el intercambio de cualquier informacin de inters en salud pblica internacional.

b) Recopilar informacin de riesgos para la salud de carcter internacional e informar a los organismos de la Administracin General del Estado competentes en materia de coordinacin de emergencias y proteccin civil.

c) Elaborar informes peridicos, sobre la evolucin y condicionantes de la salud internacional y sus implicaciones para Espaa.

d) Integrar en la Estrategia de salud pblica, aquellas acciones de salud internacional de inters para el Gobierno de Espaa.

e) Establecer y coordinar una red de profesionales sanitarios y equipos que estn en disposicin de cooperacin sanitaria inmediata, a fin de poder responder a emergencias sanitarias internacionales.

f) Proponer el nombramiento de personas expertas en salud pblica en las Representaciones Permanentes de Espaa ante organismos e instituciones internacionales en coordinacin con los Ministerios competentes.

2. El Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad ser el Centro Nacional de Enlace para la comunicacin continua con la Organizacin Mundial de la Salud y otras redes de alerta internacionales, y ser responsable de la aplicacin del Reglamento Sanitario Internacional (2005), manteniendo para ello la capacidad nacional imprescindible para cumplir con lo dispuesto en dicho Reglamento en coordinacin con el Ministerio de Poltica Territorial y Administracin Pblica.

CAPTULO IX
Sistema de Informacin en Salud Pblica
Artculo 40. Sistema de Informacin en Salud Pblica.

1. Los sistemas de informacin en materia de salud pblica o cuya informacin sea relevante en la toma de decisiones en esta materia, con independencia de su titularidad, integrarn el Sistema de Informacin en Salud pblica.

2. Para asegurar la compatibilidad e interoperabilidad de los sistemas pblicos de informacin se atender a lo dispuesto en el captulo V de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud, sobre el sistema de informacin sanitaria.

3. El Sistema de Informacin en Salud Pblica integrar como mnimo lo siguiente:

a) Las estadsticas, registros y encuestas que midan los condicionantes de la salud: educacin, situacin social, situacin laboral, entorno fsico y medioambiental, incluyendo los cambios en el clima, seguridad, demografa, economa, servicios, recursos sanitarios, presencia de contaminantes en las personas y cualquier otra variable que el conocimiento cientfico y las necesidades de la Administracin sanitaria hagan necesaria.

b) Las estadsticas, registros y encuestas que midan la salud, la calidad de vida y el bienestar de la poblacin.

c) La informacin sobre polticas y sobre actuaciones de salud pblica en todos los mbitos de accin.

4. El sistema de informacin de salud pblica estar integrado por indicadores basados, entre otros, en los criterios de la Organizacin Mundial de la Salud y de la Unin Europea.

Artculo 41. Organizacin de los sistemas de informacin.

1. Las autoridades sanitarias con el fin de asegurar la mejor tutela de la salud de la poblacin podrn requerir, en los trminos establecidos en este artculo, a los servicios y profesionales sanitarios informes, protocolos u otros documentos con fines de informacin sanitaria.

2. Las Administraciones sanitarias no precisarn obtener el consentimiento de las personas afectadas para el tratamiento de datos personales, relacionados con la salud, as como su cesin a otras Administraciones pblicas sanitarias, cuando ello sea estrictamente necesario para la tutela de la salud de la poblacin.

3. A los efectos indicados en los dos apartados anteriores, las personas pblicas o privadas cedern a la autoridad sanitaria, cuando as se las requiera, los datos de carcter personal que resulten imprescindibles para la toma de decisiones en salud pblica, de conformidad con lo establecido en la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal.

En cualquier caso, el acceso a las historias clnicas por razones epidemiolgicas y de salud pblica se someter a lo dispuesto en el apartado 3 del artculo 16 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, bsica reguladora de la Autonoma del Paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de Informacin y Documentacin Clnica.

Artculo 42. Datos bsicos y comunicacin de la informacin.

1. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobar la informacin sobre salud pblica que se incluya en el Sistema de Informacin en salud pblica, a cuyo efecto definir un conjunto de datos bsicos en las condiciones y requisitos establecidos en el captulo V de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud.

2. El acceso a la informacin por parte de los usuarios del sistema se realizar en los trminos establecidos en esta ley y sus disposiciones de desarrollo.

Artculo 43. Seguridad de la informacin.

1. En todos los niveles del sistema de informacin en salud pblica se adoptarn las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los datos.

2. Los trabajadores de centros y servicios pblicos y privados y quienes por razn de su actividad tengan acceso a los datos del sistema de informacin estn obligadas a mantener secreto.

TTULO III
La planificacin y coordinacin de la salud pblica
Artculo 44. Estrategia de Salud Pblica.

1. La Estrategia de Salud Pblica, sin perjuicio de las que puedan aprobar las comunidades autnomas, tiene por finalidad propiciar que la salud y la equidad en salud se consideren en todas las polticas pblicas y facilitar la accin intersectorial en esta materia.

2. La Estrategia definir las reas de actuacin sobre los factores condicionantes de la salud e incorporar las acciones de investigacin en salud pblica contempladas en los artculos 47, 48 y 49 de la presente ley.

3. La Estrategia de Salud Pblica, que aprobar el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, tendr una duracin quinquenal y ser evaluada con periodicidad bienal.

Artculo 45. Creacin y composicin del Consejo Asesor de Salud Pblica.

1. Se crea el Consejo Asesor de Salud Pblica como rgano colegiado de consulta y participacin, adscrito al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, en el que estn representados los Departamentos de la Administracin General del Estado, cuyas polticas inciden en la salud, las Comunidades Autnomas, y aquellos otros organismos y organizaciones relacionados con la salud pblica que aseguren una adecuada gobernanza del sistema.

2. El Consejo Asesor de Salud Pblica lo preside la persona titular del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad.

3. La composicin, funciones y rgimen de funcionamiento del Consejo Asesor de Salud Pblica se determinar reglamentariamente, incluyendo, al menos, representantes de las corporaciones profesionales, as como de las asociaciones cientficas, de las asociaciones profesionales y de las organizaciones sin nimo de lucro relacionadas con la salud pblica, de los sindicatos, de las organizaciones empresariales, organizaciones sin nimo de lucro relacionadas con la salud pblica y de las organizaciones de consumidores y usuarios.

La composicin de este Consejo Asesor deber garantizar la adecuada representacin de los sectores interesados.

Artculo 46. Comit Consultivo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El Comit Consultivo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud actuar como rgano especializado, colegiado y permanente de consulta y participacin social en las polticas de salud pblica, de tal modo que se asegure una adecuada gobernanza del sistema.

Artculo 47. Centro Estatal de Salud Pblica.

1. El Centro Estatal de Salud Pblica se adscribe al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, actuando bajo las directrices del centro directivo responsable de la salud pblica. Sus funciones sern establecidas en el correspondiente Real Decreto de estructura orgnica.

2. El Centro Estatal de Salud Pblica tiene como objetivo el asesoramiento tcnico en materia de salud pblica y la evaluacin de intervenciones en salud pblica en el mbito de la Administracin General del Estado. Asimismo, llevar a cabo labores de asesoramiento tcnico y cientfico y de evaluacin de intervenciones de salud pblica en el mbito de otras Administraciones.

3. El Centro Estatal de Salud Pblica realizar el seguimiento y la evaluacin de la Estrategia de Salud Pblica y coordinar las acciones desarrolladas por los centros nacionales de salud pblica.

TTULO IV
El personal profesional y la investigacin en salud pblica
CAPTULO I
Formacin y desarrollo profesional en salud pblica
Artculo 48. Principios generales para el ejercicio de las actividades de salud pblica.

1. A los efectos de esta ley, se consideran actividades profesionales del mbito de la salud pblica el desarrollo de las intervenciones descritas en el Ttulo II de esta ley y circunscritas a la salud pblica excluyendo las relacionadas con la investigacin en salud.

2. La salud pblica tiene carcter multidisciplinar, y el personal profesional de la salud pblica tiene el deber de seguir una formacin continua a lo largo de la vida, que adems deber ser adecuada a su nivel de responsabilidad y competencia para garantizar un correcto ejercicio profesional.

3. Las Administraciones pblicas facilitarn la formacin continuada como una parte del desarrollo profesional en salud pblica y como una inversin estratgica.

4. A los profesionales sanitarios de la salud pblica se les aplicar lo dispuesto en el Ttulo III, sobre desarrollo profesional y su reconocimiento de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenacin de las profesiones sanitarias, definindose necesariamente la correspondiente carrera profesional.

CAPTULO II
La investigacin en el desarrollo de las polticas de salud pblica
Artculo 49. Prioridades de la investigacin en salud pblica.

La Estrategia de Salud Pblica determinar los mbitos relativos a salud pblica y sus condicionantes sociales en los que, por la especial incidencia en el conjunto de la poblacin, sea de particular inters la promocin de la investigacin.

Artculo 50. Promocin de la investigacin en salud pblica.

Las Administraciones sanitarias promovern la investigacin y la comunicacin de sus resultados en la actividad de los profesionales en salud pblica. Para ello, adoptarn las siguientes acciones:

a) Facilitar que las investigaciones sobre los problemas de salud de la poblacin se realicen con los medios y calidad adecuados.

b) Fomentar la relacin entre los grupos de investigacin de excelencia y el personal profesional de salud pblica.

c) Estimular la actividad investigadora facilitando el acceso a los datos e informaciones disponibles en las Administraciones sanitarias.

Artculo 51. Comunicacin de los resultados de la investigacin en salud pblica.

1. Con independencia de las obligaciones de difusin de los resultados de la investigacin, previstas en la Ley de la Ciencia, la Tecnologa y la Innovacin, las Administraciones pblicas competentes en materia de investigacin relacionada con la salud establecern los mecanismos adecuados para que los resultados de los proyectos financiados con fondos pblicos que puedan tener aplicacin inmediata en la toma de decisiones de poltica sanitaria, especialmente en el tratamiento de enfermedades de alto impacto en la poblacin, sean comunicados inmediatamente a las Administraciones sanitarias. En todo caso se garantizar la defensa de los derechos de propiedad intelectual e industrial que correspondan.

2. Las Administraciones sanitarias evaluarn, de manera conjunta, el impacto en salud de la poblacin de los resultados de las investigaciones financiadas con fondos pblicos.

3. En el establecimiento de acuerdos con grupos de investigacin las Autoridades competentes darn preferencia a aquellos grupos cuyos resultados hayan dado lugar a aplicaciones y usos efectivos por parte de las Administraciones sanitarias.

TTULO V
La autoridad sanitaria estatal, vigilancia y control
CAPTULO I
Autoridad sanitaria estatal
Artculo 52. La Autoridad Sanitaria estatal.

1. Tendr la consideracin de autoridad sanitaria estatal el titular del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad y, en el marco de sus respectivas funciones, los titulares de los rganos superiores y rganos directivos con responsabilidades en salud pblica de dicho departamento ministerial con rango igual o superior al de Director General.

2. La autoridad sanitaria estatal, en el ejercicio de su responsabilidad y de acuerdo con las competencias que le correspondan en materia de salud pblica, dictar disposiciones y tendr facultades para actuar, mediante los rganos competentes en cada caso, en las actividades pblicas o privadas para proteger la salud de la poblacin.

3. Corresponde a la autoridad sanitaria estatal con carcter general, en el mbito de sus competencias, la adopcin de medidas sobre coordinacin y ejecucin de las actuaciones de salud pblica consideradas en la presente ley, as como la adopcin de cuantas medidas de intervencin especial, de acuerdo con el artculo 52, en materia de salud pblica resulten precisas por razones sanitarias de urgencia o necesidad o ante circunstancias de carcter extraordinario que representen riesgo evidente para la salud de la poblacin, y siempre que la evidencia cientfica disponible as lo acredite.

4. La autoridad sanitaria, en el ejercicio de sus funciones, podr solicitar el apoyo, auxilio y colaboracin de otros rganos administrativos, funcionarios pblicos u otras instituciones, pudiendo incluso requerir, en caso de estricta y urgente necesidad y para el mejor cumplimiento de la legislacin vigente, el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado u otros agentes de la autoridad que tengan encomendadas funciones de seguridad.

Artculo 53. Agentes de la Autoridad Sanitaria estatal.

El personal al servicio de la Administracin General del Estado vinculado al ejercicio de competencias contempladas de esta ley, tendr la condicin de agente de la autoridad sanitaria y estar facultado para desarrollar labores de inspeccin. A tal efecto, podr tomar muestras y practicar las pruebas, investigaciones o exmenes necesarios para la comprobacin del cumplimiento de las normas sanitarias siguiendo los procedimientos establecidos.

CAPTULO II
Medidas especiales y cautelares
Artculo 54. Medidas especiales y cautelares.

1. Sin perjuicio de las medidas previstas en la Ley Orgnica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pblica, con carcter excepcional y cuando as lo requieran motivos de extraordinaria gravedad o urgencia, la Administracin General del Estado y las de las comunidades autnomas y ciudades de Ceuta y Melilla, en el mbito de sus respectivas competencias, podrn adoptar cuantas medidas sean necesarias para asegurar el cumplimiento de la ley.

2. En particular, sin perjuicio de lo previsto en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, la autoridad competente podr adoptar, mediante resolucin motivada, las siguientes medidas:

a) La inmovilizacin y, si procede, el decomiso de productos y sustancias.

b) La intervencin de medios materiales o personales.

c) El cierre preventivo de las instalaciones, establecimientos, servicios e industrias.

d) La suspensin del ejercicio de actividades.

e) La determinacin de condiciones previas en cualquier fase de la fabricacin o comercializacin de productos y sustancias, as como del funcionamiento de las instalaciones, establecimientos, servicios e industrias a que se refiere esta ley, con la finalidad de corregir las deficiencias detectadas.

f) Cualquier otra medida ajustada a la legalidad vigente si existen indicios racionales de riesgo para la salud incluida la suspensin de actuaciones de acuerdo a lo establecido en el Ttulo II de esta ley.

3. Las medidas se adoptarn previa audiencia de los interesados, salvo en caso de riesgo inminente y extraordinario para la salud de la poblacin y su duracin no exceder del tiempo exigido por la situacin de riesgo que las motiv. Los gastos derivados de la adopcin de medidas cautelares contempladas en el presente artculo corrern a cargo de la persona o empresa responsable.

Las medidas que se adopten debern, en todo caso, respetar el principio de proporcionalidad.

TTULO VI
Infracciones y sanciones
Artculo 55. Sujetos responsables de las infracciones.

Sin perjuicio de los regmenes sancionadores establecidos por la normativa sectorial vigente, en especial en el orden laboral, las personas fsicas o jurdicas responsables de las acciones u omisiones que constituyan infracciones en salud pblica sern sancionadas de acuerdo con lo dispuesto en este Ttulo.

Artculo 56. Infracciones y rgimen sancionador.

1. Son infracciones administrativas en salud pblica las acciones y las omisiones que se tipifican en los artculos siguientes, as como las que, en su caso, pueda establecer la legislacin autonmica o local.

2. Si una misma accin u omisin fuera constitutiva de dos o ms infracciones, se tomar en consideracin nicamente aqulla que comporte mayor sancin.

3. No podrn sancionarse los hechos que hayan sido sancionados penal o administrativamente, en los casos en los que se aprecie identidad de sujeto, de hecho y de fundamento. En los supuestos en los que las infracciones pudieran ser constitutivas de delito o de falta, la autoridad competente pasar el tanto de la culpa a la jurisdiccin competente y se abstendr de proseguir el procedimiento sancionador mientras la autoridad judicial no se haya pronunciado.

De no haberse estimado la existencia de ilcito penal o en caso de haberse dictado resolucin de otro tipo que ponga fin al proceso penal, se continuar el expediente sancionador teniendo en cuenta, en su caso, los hechos que los tribunales hayan considerado probados.

4. La tramitacin de un procedimiento sancionador por las infracciones reguladas en este Ttulo, no postergar la exigencia de las obligaciones de adopcin de medidas de prevencin, de evitacin de nuevos daos o de reparacin, previstas en esta ley, que sern independientes de la sancin que, en su caso, se imponga.

Artculo 57. Calificacin de las infracciones.

1. Las infracciones tipificadas en esta ley se califican como muy graves, graves y leves, atendiendo a los criterios de riesgo para la salud de la poblacin, gravedad de la alteracin sanitaria o social producida, cuanta del eventual beneficio obtenido, grado de intencionalidad y reincidencia en las mismas.

2. Adems de las infracciones sanitarias previstas en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, se tipifican como infracciones en salud pblica las siguientes:

a) Son infracciones muy graves:

1. La realizacin de conductas u omisiones que produzcan un riesgo o un dao muy grave para la salud de la poblacin.

2. El incumplimiento, de forma reiterada, de las instrucciones recibidas de la autoridad competente, o el incumplimiento de un requerimiento de esta, si este comporta daos graves para la salud.

3. Las que sean concurrentes con otras infracciones sanitarias graves, o hayan servido para facilitar o encubrir su comisin.

4. La reincidencia en la comisin de faltas graves en los ltimos cinco aos.

b) Son infracciones graves:

1. La realizacin de conductas u omisiones que puedan producir un riesgo o un dao grave para la salud de la poblacin, cuando sta no sea constitutiva de infraccin muy grave.

2. La denegacin de apoyo, auxilio o colaboracin a los agentes de la autoridad sanitaria.

3. El incumplimiento de las instrucciones recibidas de la autoridad competente, si comporta daos para la salud, cuando no sea constitutivo de infraccin muy grave.

4. La resistencia o la obstruccin de aquellas actuaciones que fueren exigibles, de acuerdo con lo previsto en esta ley.

5. El incumplimiento de comunicacin de informacin y resto de obligaciones conforme a lo dispuesto en el Ttulo I de esta ley, cuando revista carcter de gravedad.

6. La reincidencia en la comisin de infracciones leves, en los ltimos doce meses.

c) Son infracciones leves:

1. El incumplimiento de la normativa sanitaria vigente, si las repercusiones producidas han tenido una incidencia escasa o sin trascendencia directa en la salud de la poblacin.

2. Aquellas infracciones que conforme a lo establecido en este artculo no se califiquen como graves o muy graves.

Artculo 58. Sanciones.

1. La comisin de infracciones en materia de salud pblica dar lugar a la imposicin de las siguientes sanciones, sin perjuicio de las que puedan establecer las comunidades autnomas y Entidades locales en el mbito de sus competencias:

a) En el caso de infraccin muy grave: Multa de 60.001 hasta 600.000 euros, pudiendo rebasar esta cuanta hasta alcanzar el quntuplo del valor de mercado de los productos o servicios objeto de la infraccin.

b) En el caso de las infracciones graves: Multa de 3.001 hasta 60.000 euros.

c) En el supuesto de las infracciones leves: Multa de hasta 3.000 euros.

Estas cantidades podrn ser actualizadas por el Gobierno reglamentariamente.

2. Sin perjuicio de la sancin econmica que pudiera corresponder, en los supuestos de infracciones muy graves, se podr acordar por la autoridad competente el cierre temporal de los establecimientos o servicios por un plazo mximo de cinco aos.

3. En la imposicin de las sanciones, las Administraciones pblicas debern guardar la debida adecuacin entre la gravedad del hecho constitutivo de la infraccin y la sancin aplicada, considerando a tal efecto los criterios establecidos en el artculo 131 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Rgimen Jurdico de las Administraciones Pblicas y del Procedimiento Administrativo Comn.

Artculo 59. Prescripcin de infracciones y de sanciones.

1. Las infracciones leves prescribirn al ao, las graves a los tres aos y las muy graves a los cinco aos.

El plazo de prescripcin de las infracciones comenzar a contarse desde el da siguiente a aqul en que la infraccin se hubiera cometido.

En los supuestos de infracciones continuadas, el plazo de prescripcin comenzar a contar desde el momento de la finalizacin de la actividad o del ltimo acto con el que la infraccin se consuma. En el caso de que los hechos o actividades constitutivos de infraccin fueran desconocidos por carecer de signos externos, dicho plazo se computar desde que stos se manifiesten.

Interrumpir la prescripcin la iniciacin, con conocimiento del interesado, del procedimiento sancionador, reanudndose el plazo de prescripcin si el expediente sancionador estuviera paralizado durante ms de un mes por causa no imputable al presunto responsable.

2. Las sanciones impuestas por la comisin de infracciones leves prescribirn al ao, las impuestas por faltas graves a los tres aos y las impuestas por faltas muy graves a los cinco aos.

El plazo de prescripcin de las sanciones comenzar a contarse desde el da siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolucin por la que se impone la sancin.

Interrumpir la prescripcin la iniciacin, con conocimiento del interesado, del procedimiento de ejecucin, volviendo a transcurrir el plazo si aquel est paralizado durante ms de un mes por causa no imputable al infractor.

Artculo 60. Procedimiento sancionador.

1. El procedimiento sancionador, en materia de salud pblica, se desarrollar reglamentariamente, de conformidad con lo establecido en esta ley y en el Ttulo IX de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Rgimen Jurdico de las Administraciones Pblicas y del Procedimiento Administrativo Comn.

2. El plazo para dictar y notificar la resolucin de un expediente sancionador es de nueve meses.

Artculo 61. rganos competentes para imponer sanciones en materia de salud pblica.

1. La incoacin, tramitacin y resolucin de los expedientes sancionadores corresponder a la Administracin competente por razn del territorio y la materia.

2. En el mbito de la Administracin General del Estado, la incoacin del expediente corresponder a la Direccin General competente en materia de salud pblica y la resolucin al titular de esta Direccin General, en el caso de infracciones leves, al titular de la Secretara General de Sanidad, en el caso de infracciones graves, y a la persona titular del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, para las muy graves.

3. Las autoridades competentes podrn publicar, una vez firmes, las sanciones impuestas por las infracciones cometidas, los hechos constitutivos de tales infracciones, as como la identidad del infractor.

Disposicin adicional primera. La especializacin en salud pblica de las profesiones sanitarias.

El Gobierno modificar el Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en ciencias de la salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formacin sanitaria especializada, con el fin de ampliar la especializacin en salud pblica al resto de profesiones sanitarias.

Disposicin adicional segunda. La salud pblica en las Fuerzas Armadas.

En el mbito de las Fuerzas Armadas, la Inspeccin General de Sanidad de la Defensa, como autoridad sanitaria del departamento, coordinar con las otras autoridades sanitarias las acciones encaminadas al cumplimiento de los objetivos de esta ley, y realizar, en el seno de las Fuerzas Armadas, las acciones necesarias para el cumplimiento de sus disposiciones y de las que sean concordantes, dando cuenta de las mismas al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad.

Disposicin adicional tercera. La salud pblica en las Instituciones Penitenciarias.

En el mbito de las Instituciones Penitenciarias, la autoridad penitenciaria coordinar con las autoridades sanitarias las acciones encaminadas al cumplimiento de los objetivos de esta ley, y realizar las acciones necesarias para el cumplimiento de sus disposiciones y de las que sean concordantes en aquellos servicios sanitarios dependientes de Instituciones Penitenciarias que no haya sido trasferidos a las comunidades autnomas, dando de ello cuenta al Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad.

Disposicin adicional cuarta. Del Centro Estatal de Salud Pblica.

La creacin del Centro Estatal de Salud Pblica, previsto en el artculo 47, se realizar mediante la reestructuracin de las unidades existentes contempladas en el Real Decreto por el que se desarrolla la estructura orgnica bsica del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, sin que pueda suponer un incremento de los crditos presupuestarios.

Dicho centro coordinar su actividad con los centros nacionales de Epidemiologa, Microbiologa, Sanidad Ambiental, Medicina Tropical, Escuela Nacional de Sanidad y Escuela Nacional de Medicina del Trabajo, y otras unidades, centros y organismos de titularidad estatal que tengan entre sus competencias el desarrollo de funciones en materia de salud pblica en conexin con el desarrollo de actividades de investigacin.

Disposicin adicional quinta. Prestaciones.

Las prestaciones que establece esta ley se financiarn de acuerdo con lo previsto en el artculo 10 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesin y calidad del Sistema Nacional de Salud.

Disposicin adicional sexta. Extensin del derecho a la asistencia sanitaria pblica.

1. Se extiende el derecho al acceso a la asistencia sanitaria pblica, a todos los espaoles residentes en territorio nacional, a los que no pudiera serles reconocido en aplicacin de otras normas del ordenamiento jurdico.

Esta extensin, que tendr como mnimo el alcance previsto en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, se hace sin perjuicio de lo expresado en los apartados siguientes y de la exigencia de las correspondientes obligaciones a aquellos terceros legalmente obligados al pago de dicha asistencia de acuerdo con lo establecido en la Ley General de Sanidad, en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y de lo dispuesto en los reglamentos comunitarios europeos y convenios internacionales en la materia.

La extensin prevista en este apartado ser efectiva para las personas que hayan agotado la prestacin o el subsidio de desempleo a partir del 1 de enero de 2012. Para el resto de colectivos afectados se realizar, atendiendo a la evolucin de las cuentas pblicas, en los trminos previstos en el apartado 3.

2. Lo dispuesto en el apartado anterior no modifica el rgimen de asistencia sanitaria de las personas titulares o de beneficiarias de los regmenes especiales de la Seguridad Social gestionados por MUFACE, MUGEJU o ISFAS, que mantendrn su rgimen jurdico especfico. Al respecto, las personas encuadradas en dichas mutualidades que hayan optado por recibir asistencia sanitaria a travs de las entidades de seguro debern ser atendidas en los centros sanitarios concertados por estas entidades. En caso de recibir asistencia en centros sanitarios pblicos, el gasto correspondiente a la asistencia prestada ser reclamado al tercero obligado, de acuerdo a la normativa vigente.

3. En el plazo de seis meses, el Gobierno determinar reglamentariamente los trminos y condiciones de la extensin del derecho para quienes ejerzan una actividad por cuenta propia.

Disposicin adicional sptima. Regulacin de la psicologa en el mbito sanitario.

1. Tendr la consideracin de profesin sanitaria titulada y regulada con la denominacin de Psiclogo General Sanitario de nivel licenciado/graduado, en los trminos previstos en el artculo 2 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenacin de las Profesiones Sanitarias, los licenciados/graduados en Psicologa cuando desarrollen su actividad profesional por cuenta propia o ajena en el sector sanitario, siempre que, adems del mencionado ttulo universitario ostenten el ttulo oficial de Mster en Psicologa General Sanitaria, cuyos planes de estudio se ajustarn, cualquiera que sea la universidad que los imparta, a las condiciones generales que establezca el Gobierno al amparo de lo previsto en el artculo 15.4 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenacin de las enseanzas universitarias oficiales.

De conformidad con lo previsto en el artculo 6.4 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, corresponde al Psiclogo General Sanitario, la realizacin de investigaciones, evaluaciones e intervenciones psicolgicas sobre aquellos aspectos del comportamiento y la actividad de las personas que influyen en la promocin y mejora del estado general de su salud, siempre que dichas actividades no requieran una atencin especializada por parte de otros profesionales sanitarios.

2. De conformidad con lo establecido en el artculo 15.4 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, el Gobierno, en el plazo de seis meses, establecer las condiciones generales a las que se ajustarn los planes de estudios para la obtencin del ttulo oficial de Mster en Psicologa General Sanitaria, habilitando al Ministerio de Educacin para concretar, con sujecin a lo previsto en dicho Real Decreto, los requisitos del citado Mster y la planificacin de sus enseanzas en el mbito de todo el Estado, con sujecin a los siguientes criterios:

a) Los planes de estudios correspondientes al ttulo oficial de Mster en Psicologa General Sanitaria garantizarn la adquisicin de las competencias necesarias para desempear las actividades de la profesin sanitaria de Psiclogo General Sanitario que se especifican en el apartado 1. A tal efecto, el ttulo habilitante para la profesin de Psiclogo General Sanitario deber acreditar la superacin de, al menos, 180 crditos ECTS de contenido especficamente sanitario en el conjunto de enseanzas de Grado y Mster, de acuerdo con la concrecin que reglamentariamente se determine.

b) Las universidades que impartan los estudios de Mster en Psicologa General Sanitaria regularn el procedimiento que permita reconocer a los licenciados/graduados en Psicologa que hayan concluido dichos estudios con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley, los crditos europeos de dicho Mster que en cada caso correspondan, tras evaluar el grado de equivalencia acreditado a travs de la experiencia profesional y formacin adquiridos por el interesado en Psicologa de la Salud.

3. De conformidad con lo establecido en el artculo 12.9 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, el Gobierno, en el plazo de un ao, regular las condiciones generales a las que se ajustarn los planes de estudios del ttulo de Grado en Psicologa, correspondiendo al Ministerio de Educacin regular, en el citado plazo y con sujecin a lo previsto en dicho Real Decreto, los requisitos del ttulo y planificacin de las enseanzas a las que habrn de ajustarse los planes de estudios de Grado en el mbito de todo el Estado con sujecin a los siguientes criterios:

a) El ttulo de Grado en Psicologa, que no habilitar, por s mismo, para el ejercicio de la psicologa en el sector sanitario, constituir un requisito necesario para el acceso al Mster de Psicologa General Sanitaria.

b) Las universidades que formen a psiclogos que pretendan acceder al Mster de Psicologa General Sanitaria disearn el ttulo de Grado en Psicologa previendo, al menos, un recorrido especfico vinculado a la psicologa de la salud. Dicha recorrido determinar una mencin expresa al mismo en el correspondiente ttulo de Grado en Psicologa.

c) Las universidades procedern a adaptar los planes de estudio de Grado en Psicologa ya aprobados a las condiciones generales antes citadas, solicitando su verificacin en los trminos previstos por la legislacin vigente. La citada adaptacin se llevar a cabo en el plazo de cinco aos desde que el Gobierno apruebe las condiciones generales a las que se ajustarn los planes de estudios del ttulo de Grado en Psicologa.

4. Los psiclogos que desarrollen su actividad en centros, establecimientos y servicios del Sistema Nacional de Salud o concertados con l, para hacer efectivas las prestaciones sanitarias derivadas de la cartera de servicios comunes del mismo que correspondan a dichos profesionales, debern estar en posesin del ttulo oficial de Psiclogo Especialista en Psicologa Clnica al que se refiere el apartado 3 del anexo I del Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formacin sanitaria especializada.

Lo previsto en el prrafo anterior se entender sin perjuicio de las competencias de otros especialistas sanitarios y, en su caso, del carcter multiprofesional de los correspondientes equipos de trabajo en el mbito de la salud mental.

5. Las Administraciones sanitarias de las distintas Comunidades Autnomas, para inscribir en el correspondiente Registro general de centros, servicios y establecimientos sanitarios las unidades asistencias/consultas de psicologa, requerirn que el interesado haya obtenido el ttulo de Mster en Psicologa Sanitaria o el de Psiclogo especialista en Psicologa Clnica.

Sin perjuicio de lo previsto en el prrafo anterior, se mantiene el procedimiento transitorio previsto en el nmero 2 de la disposicin adicional sexta de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economa Social, durante un plazo de tres aos desde la entrada en vigor de la presente ley.

Disposicin derogatoria nica. Derogacin normativa.

1. Queda derogado el apartado 1 del artculo 19, as como los artculos 21 y 22 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

2. Queda derogado el artculo 66 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud.

3. Asimismo, quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo establecido en esta ley.

Disposicin final primera. Modificacin de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

El apartado 1 del artculo 25 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, queda redactado de la siguiente manera:

1. La exigencia de autorizaciones sanitarias, as como la obligacin de someter a registro por razones sanitarias a las empresas o productos, sern establecidas reglamentariamente, tomando como base lo dispuesto en la presente ley, as como lo establecido en la Ley General de Salud Pblica.

El artculo 27 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, queda redactado de la siguiente manera:

Las Administraciones pblicas, en el mbito de sus competencias, realizarn un control de la publicidad y propaganda comerciales para que se ajusten a criterios de veracidad en lo que atae a la salud y para limitar todo aquello que pueda constituir un perjuicio para la misma, con especial atencin a la proteccin de la salud de la poblacin ms vulnerable.

Disposicin final segunda. Modificacin de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud.

La Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud, se modifica en los siguientes trminos:

Primero. La letra c) del artculo 2 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud, queda redactada de la siguiente manera:

c) La coordinacin y la cooperacin de las Administraciones pblicas sanitarias para la superacin de las desigualdades en salud, en los trminos previstos en esta ley y en la Ley General de Salud Pblica.

Segundo. La letra d) del artculo 2 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud, queda redactada de la siguiente manera:

d) La prestacin de una atencin integral a la salud, comprensiva tanto de su promocin como de la prevencin de enfermedades, de la asistencia y de la rehabilitacin, procurando un alto nivel de calidad, en los trminos previstos en esta ley y en la Ley General de Salud Pblica.

Tercero. El apartado 2 del artculo 11 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud, queda redactado de la siguiente manera:

2. La prestacin de salud pblica comprende las siguientes actuaciones:

a) La informacin y la vigilancia en salud pblica y los sistemas de alerta epidemiolgica y respuesta rpida ante emergencias en salud pblica.

b) La defensa de los fines y objetivos de la salud pblica que es la combinacin de acciones individuales y sociales destinadas a obtener compromisos polticos, apoyo para las polticas de salud, aceptacin social y respaldo para unos objetivos o programas de salud determinados.

c) La promocin de la salud, a travs de programas intersectoriales y transversales.

d) La prevencin de las enfermedades, discapacidades y lesiones.

e) La proteccin de la salud, evitando los efectos negativos que diversos elementos del medio pueden tener sobre la salud y el bienestar de las personas.

f) La proteccin y promocin de la sanidad ambiental.

g) La proteccin y promocin de la seguridad alimentaria.

h) La proteccin y promocin de la salud laboral.

i) La evaluacin de impacto en salud.

j) La vigilancia y control de los posibles riesgos para la salud derivados de la importacin, exportacin o trnsito de bienes y del trnsito internacional de viajeros.

k) La prevencin y deteccin precoz de las enfermedades raras, as como el apoyo a las personas que las presentan y a sus familias.

La prestacin de salud pblica incluir, asimismo, todas aquellas actuaciones singulares o medidas especiales que, en materia de salud pblica, resulte preciso adoptar por las autoridades sanitarias de las distintas Administraciones pblicas, dentro del mbito de sus competencias, cuando circunstancias sanitarias de carcter extraordinario o situaciones de especial urgencia o necesidad as lo exijan y la evidencia cientfica disponible las justifique.

Cuarto. El apartado 1 del artculo 26 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud, queda redactado en los siguientes trminos:

1. Los servicios de salud informarn a la ciudadana de sus derechos y deberes, de las prestaciones y de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, de los requisitos necesarios para el acceso a stos y de los restantes derechos recogidos en la Ley bsica reguladora de la autonoma del paciente y de los derechos y obligaciones en materia de informacin y documentacin clnica, as como de los derechos y obligaciones establecidos en la Ley General de Salud Pblica y en las correspondientes normas autonmicas, en su caso.

Quinto. La disposicin adicional cuarta de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de Cohesin y Calidad del Sistema Nacional de Salud queda redactada de la siguiente forma:

Disposicin adicional cuarta. Extensin del contenido de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.

1. La Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) y la Mutualidad General Judicial (MUGEJU), como integrantes del Sistema Nacional de Salud en su calidad de entidades gestoras de los Regmenes Especiales de la Seguridad Social de los Funcionarios Civiles del Estado, de las Fuerzas Armadas y del Personal al Servicio de la Administracin de Justicia, respectivamente, tendrn que garantizar el contenido de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, as como las garantas sobre accesibilidad, movilidad, calidad, seguridad, informacin y tiempo recogidas en esta ley, de acuerdo con lo dispuesto en su normativa especfica.

En materia de salud pblica, se exceptan de la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud en el mbito de dichas Mutualidades las actuaciones de vigilancia epidemiolgica, proteccin y promocin de la seguridad alimentaria, proteccin y promocin de la sanidad ambiental, vigilancia y control de los riesgos derivados de la importacin y transito de bienes y viajeros, y las acciones generales de proteccin y promocin de la salud relacionadas con la prevencin y abordaje de las epidemias y catstrofes.

En todo caso, los profesionales y centros sanitarios que prestan servicio al colectivo protegido por las Mutualidades de funcionarios en virtud de los conciertos suscritos por estas con las Entidades de Seguro Libre estn obligados a colaborar con las autoridades competentes en las actuaciones emprendidas en materia de salud pblica.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artculo 6, las entidades colaboradoras y mutuas con responsabilidades de cobertura de asistencia sanitaria pblica tendrn que garantizar, en lo que resulte de aplicacin, de acuerdo con lo dispuesto en su normativa especfica, el contenido de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, as como las garantas sobre accesibilidad, movilidad, calidad, seguridad, informacin y tiempo recogidas en esta ley.

Disposicin final tercera. Modificacin de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, bsica reguladora de la autonoma del paciente y de derechos y obligaciones en materia de informacin y documentacin clnica.

El apartado 3 del artculo 16 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, bsica reguladora de la autonoma del paciente y de derechos y obligaciones en materia de informacin y documentacin clnica queda redactado como sigue:

3. El acceso a la historia clnica con fines judiciales, epidemiolgicos, de salud pblica, de investigacin o de docencia, se rige por lo dispuesto en la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal, y en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, y dems normas de aplicacin en cada caso. El acceso a la historia clnica con estos fines obliga a preservar los datos de identificacin personal del paciente, separados de los de carcter clnicoasistencial, de manera que, como regla general, quede asegurado el anonimato, salvo que el propio paciente haya dado su consentimiento para no separarlos.

Se exceptan los supuestos de investigacin de la autoridad judicial en los que se considere imprescindible la unificacin de los datos identificativos con los clnicoasistenciales, en los cuales se estar a lo que dispongan los jueces y tribunales en el proceso correspondiente. El acceso a los datos y documentos de la historia clnica queda limitado estrictamente a los fines especficos de cada caso.

Cuando ello sea necesario para la prevencin de un riesgo o peligro grave para la salud de la poblacin, las Administraciones sanitarias a las que se refiere la Ley 33/2011, General de Salud Pblica, podrn acceder a los datos identificativos de los pacientes por razones epidemiolgicas o de proteccin de la salud pblica. El acceso habr de realizarse, en todo caso, por un profesional sanitario sujeto al secreto profesional o por otra persona sujeta, asimismo, a una obligacin equivalente de secreto, previa motivacin por parte de la Administracin que solicitase el acceso a los datos.

Disposicin final cuarta. Ttulo competencial.

1. Esta ley tiene el carcter de norma bsica, al amparo de lo dispuesto en el artculo 149.1.16. de la Constitucin, que atribuye al Estado la competencia exclusiva sobre las bases y coordinacin general de la sanidad. El captulo VIII del Ttulo II se ampara en la competencia exclusiva del Estado en materia de sanidad exterior en virtud de lo previsto en esta misma clusula. El captulo II del Ttulo IV se dicta al amparo del artculo 149.1.15. de la Constitucin, que atribuye al Estado la competencia exclusiva en materia de fomento y coordinacin general de la investigacin cientfica y tcnica.

2. No tienen carcter bsico y se aplican exclusivamente a la Administracin General del Estado los artculos 45 y 53.

Disposicin final quinta. Habilitacin para el desarrollo reglamentario.

El Gobierno y la persona titular del Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad, en el mbito de sus respectivas competencias, dictarn las disposiciones que sean necesarias para el desarrollo y aplicacin de esta ley.

Disposicin final sexta. Entrada en vigor.

La presente ley entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado, a excepcin de lo dispuesto en el apartado 4 de su artculo 48, que entrar en vigor a los doce meses de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Por tanto,

Mando a todos los espaoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta ley.

Madrid, 4 de octubre de 2011.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

JOS LUIS RODRGUEZ ZAPATERO

Análisis

  • Rango: Ley
  • Fecha de disposición: 04/10/2011
  • Fecha de publicación: 05/10/2011
  • Entrada en vigor, con la salvedad indicada, el 6 de octubre de 2011.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DICTA DE CONFORMIDAD con la disposicin final 5 y regula el procedimiento de evaluacin de productos sanitarios: Real Decreto 971/2014, de 21 de noviembre (Ref. BOE-A-2014-12561).
  • SE MODIFICA la disposicin adicional 7, por Ley 3/2014, de 27 de marzo (Ref. BOE-A-2014-3329).
Referencias anteriores
  • DEROGA:
    • art. 66 y MODIFICA los arts. 2, 11, 26 y la disposicin adicional 4 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo (Ref. BOE-A-2003-10715).
    • arts. 19.1, 21 y 22 y MODIFICA los arts. 25.1 y 27 de la Ley 14/1986, de 25 de abril (Ref. BOE-A-1986-10499).
  • MODIFICA el art. 16.3 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre (Ref. BOE-A-2002-22188).
  • CITA Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre (Ref. BOE-A-1999-23750).
Materias
  • Administraciones Pblicas
  • Asistencia sanitaria
  • Centros sanitarios
  • Ciencias de la Salud
  • Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud
  • Consejos consultivos
  • Consentimiento informado
  • Consumidores y usuarios
  • Derecho a la informacin
  • Igualdad de oportunidades
  • Informacin
  • Ministerio de Sanidad, Poltica Social e Igualdad
  • Organizacin de la Administracin del Estado
  • Profesiones tituladas
  • Psicologa
  • Salud
  • Sanidad
  • Sistema Nacional de Salud
  • Ttulos acadmicos y profesionales

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid