Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2011-10131

Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio, de medidas urgentes para la reforma de la negociacin colectiva.

TEXTO

I

El sistema de negociacin colectiva que existe en Espaa procede fundamentalmente de la regulacin contenida en el texto inicial del Estatuto de los Trabajadores aprobado en1980, en cumplimiento del artculo 35.2 de la Constitucin, y de las prcticas de negociacin desarrolladas en los ltimos treinta aos por los empresarios, por los trabajadores y, particularmente, por las organizaciones representativas de sus intereses, organizaciones empresariales y sindicatos.

El ttulo III del Estatuto de los Trabajadores, referido a la negociacin colectiva y a los convenios colectivos, fue redactado teniendo bien presentes preceptos de la Constitucin como el artculo 7, donde se reconoce a los sindicatos de trabajadores y a las asociaciones empresariales como una de las bases de nuestro sistema poltico, econmico y social; el artculo 28, en el que se reconocen la libertad sindical y el derecho de huelga; y el artculo37.2, donde se afirma que la ley garantizar el derecho a la negociacin colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, as como la fuerza vinculante de los convenios colectivos. Debe recordarse, tambin, que el ttulo III del Estatuto de los Trabajadores tuvo su origen en el primer acuerdo interprofesional del periodo constitucional, el Acuerdo Bsico Interconfederal firmado el 10 de julio de 1979.

El ttulo III del Estatuto de los Trabajadores de 1980 ha sido objeto de reformas desde entonces, si bien stas no han sido ni tan numerosas ni tan intensas como las realizadas en el resto del articulado de la norma estatutaria, en ocasiones con consenso social, en ocasiones sin l. Sin duda, la ms importante de las reformas realizadas en el indicado ttulo III fue la llevada a cabo por la Ley 11/1994 que, con el objetivo declarado de potenciar el desarrollo de la negociacin colectiva como elemento regulador de las relaciones laborales y las condiciones de trabajo, supuso que espacios hasta entonces reservados a la regulacin legal pasaran a la regulacin colectiva.

Debe reconocerse que, desde la aprobacin de la Constitucin y del Estatuto de los Trabajadores, nuestros interlocutores sociales, las organizaciones empresariales y los sindicatos, han contribuido decisivamente a la consolidacin y desarrollo del Estado social y democrtico de Derecho en nuestro pas. Y que, junto a las empresas y los representantes de los trabajadores, han ejercido su autonoma colectiva con una responsabilidad encomiable, han hecho un uso eficaz de las facultades que les ha reconocido la ley y han acercado la generalidad de sta a la realidad de los sectores y de los territorios y al da a da de las empresas y los centros de trabajo. Y lo han hecho siempre, en todo tipo de situaciones, en situaciones muy difciles de crisis econmica como las que se vivieron en el pasado o en la actualidad, y tambin en pocas de expansin econmica y crecimiento.

Es de justicia, por tanto, afirmar que se han producido avances y mejoras notables en nuestro mercado de trabajo y en nuestro sistema de relaciones laborales en todos estos aos y que buena parte de la responsabilidad le corresponde al ejercicio de la autonoma colectiva por parte de los interlocutores sociales y a la propia negociacin colectiva.

II

El sistema de negociacin colectiva en nuestro pas se ha caracterizado, pues, por cierta estabilidad y continuidad en el tiempo. Ello ha producido efectos muy positivos, como el asentamiento de un modelo de relaciones laborales y de negociacin colectiva que, pese a disearse para una realidad econmica y sociolaboral radicalmente diferente de la existente en el momento de su aprobacin, ha ido adaptndose a unas circunstancias econmicas, sociales y del empleo en constante proceso de cambio.

Junto a virtudes evidentes, el sistema de negociacin colectiva ha ido acumulando en este tiempo algunas disfunciones que le restan eficiencia y, particularmente, capacidad de adaptacin a las condiciones cambiantes de la economa y del empleo y del propio modelo de relaciones laborales. Disfunciones que, con mayor o menor grado de acuerdo, han sido diagnosticadas hace tiempo por todos aquellos sujetos que de una u otra manera actan en la negociacin colectiva: los propios interlocutores sociales, los acadmicos y los expertos y los poderes pblicos.

Una parte de esos problemas tienen que ver con la estructura de la negociacin colectiva, entendida como la ordenacin de las relaciones entre la pluralidad de unidades de negociacin existentes. Por un lado, la atomizacin de nuestra negociacin colectiva, que supone que existen un muy elevado nmero de convenios colectivos, con mbitos de aplicacin reducidos y fragmentados, sin apenas relacin entre ellos, que en ocasiones se superponen entre s y en otros casos producen la paradoja de que el grado de cobertura de la negociacin colectiva no alcanza a la totalidad de los trabajadores. Junto a ello, la desvertebracin de la negociacin colectiva, su falta de orden, la ausencia de reglas claras sobre la concurrencia entre los convenios colectivos de distinto mbito y las materias en ellos reguladas.

Un segundo grupo de problemas de nuestra negociacin colectiva tiene que ver con sus contenidos y su agilidad y dinamismo. Nuestro modelo de convenios colectivos tiene dificultades para ajustar con prontitud las condiciones de trabajo presentes en la empresa a las circunstancias econmicas y productivas por las que atraviesa aqulla en los diferentes momentos del ciclo o de la coyuntura econmica. En no pocas ocasiones ello dificulta la adopcin de medidas de flexibilidad interna en la empresa, esto es, la modificacin de aquellas condiciones de trabajo aplicables a las relaciones laborales. Esto conduce a que, a diferencia de lo que sucede habitualmente en otros pases, los ajustes no se produzcan incidiendo sobre los salarios o sobre la jornada de trabajo, sino a travs de la adopcin de medidas de flexibilidad externa, ms traumticas, como los despidos, produciendo un fuerte impacto en nuestro volumen de empleo y en un mercado de trabajo como el espaol tan sensible al ciclo econmico. Adems, nuestro sistema adolece de falta de agilidad y dinamismo, en particular cuando finaliza la vigencia pactada de los convenios colectivos. Una vez denunciados, los convenios tardan en empezarse a negociar, las negociaciones se dilatan en el tiempo y se producen situaciones de paralizacin y bloqueo. Ello supone que las condiciones de trabajo pactadas en el convenio anterior se prolongan en el tiempo sin ser renovadas, sin ajustarse a las nuevas condiciones econmicas y productivas, lo que termina por producir perjuicios tanto a las empresas como a los trabajadores.

Por ltimo, el sistema de negociacin colectiva presenta otros problemas relacionados con quienes negocian los convenios colectivos, con las reglas de legitimacin. As, esas reglas se han mantenido sin modificaciones en el tiempo, de manera que tendencias presentes en nuestro mercado de trabajo como la aparicin de nuevas realidades empresariales, las diferentes formas de organizacin y reestructuracin de las empresas o la descentralizacin productiva no se han visto acompaadas de reformas que propiciaran el desarrollo de la negociacin colectiva en todos esos mbitos.

III

Sin duda, son las consideraciones anteriormente expuestas las que llevaron al legislador a incluir en la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, una disposicin en la que se emplazaba al Gobierno a promover las iniciativas legislativas que correspondieran para la reforma de la negociacin colectiva en los trminos que, en ejercicio de la autonoma colectiva, fueran acordados por los interlocutores sociales. En defecto de acuerdo en el proceso de negociacin bipartita, seala esa disposicin, en un plazo de seis meses que venci el pasado 18 de marzo, el Gobierno, previa consulta con las organizaciones empresariales y sindicales, deba adoptar las iniciativas que correspondieran para abordar diversos aspectos que configuran el actual sistema de negociacin colectiva.

Los poderes pblicos y los interlocutores sociales son, como se deca antes, conscientes de las disfunciones que presenta la negociacin colectiva. Ya desde 1997, sucesivos acuerdos obligacionales firmados por la Confederacin Espaola de Organizaciones Empresariales, la Confederacin Espaola de la Pequea y Mediana Empresa, Comisiones Obreras y la Unin General de Trabajadores, como el Acuerdo Interconfederal de Negociacin Colectiva, los Acuerdos anuales de Negociacin Colectiva firmados desde2002 hasta 2008 y el Acuerdo para el Empleo y la Negociacin Colectiva 2010, 2011 y 2012 han incluido criterios y orientaciones para afrontarlos y tratar de resolverlos.

Por otra parte, en 2004 y en 2008, en las Declaraciones para el Dilogo Social con las que se iniciaron las dos ltimas legislaturas, el Gobierno y los interlocutores sociales afirmaron que las cuestiones referidas a la negociacin colectiva constituan un mbito propio de la negociacin bilateral entre las organizaciones empresariales y los sindicatos, quienes adquirieron el compromiso de analizar de manera bipartita las frmulas ms adecuadas para el desarrollo de la estructura de la negociacin colectiva.

Iniciado ese proceso de dilogo social bipartito al empezar 2011, las citadas organizaciones suscribieron el Acuerdo de criterios bsicos para la reforma de la negociacin colectiva, que fue incorporado al Acuerdo Social y Econmico para el crecimiento, el empleo y la garanta de las pensiones, que suscribieron en la misma fecha junto con el Gobierno. En el citado Acuerdo de criterios bsicos, las organizaciones firmantes se comprometieron al desarrollo de un proceso de negociacin y a suscribir un acuerdo interconfederal en el que se incorporaran los acuerdos de reforma de la negociacin colectiva.

Desde el pasado mes de febrero hasta mayo, CEOE, CEPYME, CC.OO. y UGT han desarrollado un intenso proceso de negociacin bipartita para la reforma de la negociacin colectiva. El Gobierno ha respetado el espacio de negociacin que se haban reservado las partes e, incluso, ha atendido las peticiones de un plazo ms amplio del previsto por la reforma laboral ante la expectativa de que las negociaciones terminaran en un acuerdo bipartito, algo que finalmente no se ha producido.

Ante esta situacin, el Gobierno ha considerado que, a la vista de la falta de acuerdo entre los interlocutores sociales, la reforma de la negociacin colectiva no puede esperar ms tiempo. Una normativa que presenta disfunciones y que desde hace aos no ha sido objeto de modificacin, la falta de entendimiento entre los interlocutores sociales y la situacin actual de la economa, del empleo y del desempleo son las razones que explican esta decisin. Por ello, en ejercicio de las responsabilidades que le corresponden y de su iniciativa legislativa constitucionalmente reconocida, el Gobierno ha procedido a la aprobacin de este real decreto-ley de medidas urgentes para la reforma de la negociacin colectiva.

IV

Esta reforma de la negociacin colectiva pretende abordar las disfunciones antes apuntadas. Pero quiere hacerlo respetando plenamente los elementos esenciales de nuestro sistema de negociacin colectiva y, singularmente, respetando la autonoma colectiva. Con esta premisa bsica, los objetivos principales de esta reforma de la negociacin colectiva son los siguientes:

Primero, favorecer una mejor ordenacin de nuestra negociacin colectiva, propiciando a la vez una negociacin colectiva ms cercana a la empresa y una negociacin colectiva sectorial ms adaptada a la situacin de cada concreto sector de actividad econmica.

Segundo, introducir mayores niveles de dinamismo y agilidad en la negociacin colectiva, tanto en los procesos de negociacin de los convenios colectivos como en sus contenidos, de manera que se aumente su capacidad de adaptabilidad a los cambios en la situacin econmica y sociolaboral en unos trminos que equilibren flexibilidad para las empresas y seguridad para los trabajadores.

Tercero, adaptar el sistema de negociacin colectiva a las nuevas o renovadas realidades empresariales que actan en nuestro mercado de trabajo, incluyendo nuevas reglas de legitimacin para la negociacin de los convenios colectivos y para favorecer la flexibilidad interna negociada con los representantes de los trabajadores.

Se trata, en resumen, de una reforma de la negociacin colectiva para que haya ms y mejor negociacin colectiva, ms ordenados y mejores convenios colectivos, de forma tal que puedan cumplir de forma ms til y eficaz su funcin de regulacin de las relaciones laborales y de las condiciones de trabajo y contribuir, a corto, medio y largo plazo, al crecimiento de la economa espaola, a la mejora de la competitividad y de la productividad en las empresas espaolas y, por ello, al crecimiento del empleo y la reduccin del desempleo.

A la vista de los indicados objetivos, la arquitectura de la reforma del sistema de negociacin colectiva se asienta sobre tres ejes bsicos: la estructura de la negociacin colectiva y la concurrencia de convenios colectivos; las nuevas reglas sobre el contenido y vigencia de los convenios colectivos y, en tercer lugar, una mejor y ms completa definicin de los sujetos que han de negociar los convenios y de las reglas de legitimacin en cada caso, segn el mbito de que se trate.

V

La norma contiene siete artculos que modifican, principalmente, diversos preceptos del ttulo III del Estatuto de los Trabajadores referido a la negociacin colectiva y los convenios colectivos.

Con el objetivo sealado en primer lugar de favorecer una mejor ordenacin de la negociacin colectiva, se modifican, en primer lugar, los artculos 83 y 84 del Estatuto de los Trabajadores para definir ms claramente la estructura de la negociacin colectiva.

As, se mantiene la atribucin de la determinacin de la estructura de la negociacin colectiva a las organizaciones empresariales y sindicales ms representativas de carcter estatal o de Comunidad Autnoma, mediante acuerdos interprofesionales. Adems, se reconoce ese mismo papel a los convenios o acuerdos colectivos sectoriales, de mbito estatal o autonmico, acomodando el artculo 83.2 del Estatuto de los Trabajadores a nuestra realidad convencional. Ello permitir seguir vertebrando y ordenando los distintos niveles de negociacin desde el nivel que se considera ms apropiado para ello, en el que pueden identificarse mejor las peculiaridades de cada sector, as como la necesidad o conveniencia, en su caso, de abrir la negociacin colectiva a mbitos inferiores.

En cuanto a los conflictos de concurrencia entre convenios, por un lado se mantiene la tradicional regla general sobre prohibicin de afectacin del convenio durante su vigencia por lo dispuesto en convenios de mbito distinto. A la vez, la nueva redaccin del artculo84.2 del Estatuto de los Trabajadores fija una prioridad aplicativa del convenio de empresa sobre un convenio de mbito sectorial en relacin con determinadas materias. Son stas las que se identifican como ms cercanas a la realidad de las empresas, y en las que, en mayor medida, encuentra justificacin una regulacin particularizada, en aras de conseguir una mejor acomodacin de las relaciones laborales al entorno econmico y productivo en que se desenvuelven. Con todo, este conjunto de materias no tiene carcter exhaustivo, sino que sern los acuerdos y convenios que fijen la estructura de la negociacin colectiva los que puedan identificar otras materias, distintas de las expresadas, susceptibles de ser incluidas en los convenios de empresa.

Los apartados 3 y 4 del renovado artculo 84 del Estatuto de los Trabajadores propician tambin la simplificacin de las unidades de negociacin al favorecer una negociacin ms articulada, situada en los mbitos territoriales superiores, aunque estableciendo la posibilidad de afectacin del convenio estatal solo por los convenios de Comunidad Autnoma, afectacin que no ser posible en determinadas materias.

Con el objetivo apuntado en segundo lugar de introducir mayor dinamismo y agilidad en la negociacin colectiva, se modifican los artculos 85, 86 y 89 del Estatuto de los Trabajadores para establecer una serie de normas que garantizan el equilibrio entre la necesidad de favorecer una rpida y gil transicin temporal de los convenios y, contribuir, a la vez, a que no se produzcan situaciones no deseadas de prolongacin en el tiempo de los convenios ms all de la vigencia inicialmente pactada.

El dinamismo en la negociacin de convenios se logra mediante la fijacin, como contenido mnimo de los convenios en el artculo 85 del Estatuto de los Trabajadores, de medidas consistentes en el establecimiento de un plazo de preaviso para la denuncia del convenio antes de la fecha de expiracin del mismo; el establecimiento de un plazo para el inicio de las negociaciones del nuevo convenio; la fijacin de un plazo mximo de negociacin de ste y finalmente, el compromiso de las partes de someterse a procedimientos de solucin efectiva de discrepancias cuando se agote el plazo mximo de negociacin sin alcanzarse acuerdo. Se apunta tambin como contenido necesario de los convenios el establecimiento de medidas para contribuir a la flexibilidad interna en la empresa, lo que favorecer su adaptabilidad a los cambios que se produzcan en las condiciones del entorno econmico y social, flexibilidad que, para garantizar su equilibrio, deber ser negociada con los representantes de los trabajadores.

Junto a lo anterior, el texto incorpora otras medidas, que encuentran reflejo en el artculo 86.3 y en el 89, apartados 1 y 2, del texto estatutario, dirigidas a superar determinadas situaciones de paralizacin de las negociaciones de los nuevos convenios y evitar la prrroga de su vigencia por tiempo superior al pactado. En definitiva, se instauran potentes mecanismos para dinamizar la negociacin y, en ltimo extremo, se propicia el recurso voluntario a los sistemas de solucin no judicial de discrepancias como la mediacin o el arbitraje, dirigidos a evitar que las negociaciones finalicen sin acuerdo. A tal efecto, se pretende fomentar intensamente el arbitraje, favoreciendo la opcin por su carcter obligatorio previamente comprometido entre las partes, sin perjuicio de que prime en todo caso la voluntad de los firmantes de los acuerdos interprofesionales sobre la materia y, as, se respeten los imperativos constitucionales al respecto. Con todo, el artculo 86.3 prev que, de frustrarse la negociacin, cuando las partes no hayan decidido someterse a mecanismos de solucin de discrepancias o bien cuando estos mecanismos no logren resolver tales discrepancias y, en defecto de pacto en contrario, el convenio debe mantener su vigencia. Ello debe interpretarse como una medida tendente a servir de aliciente adicional para evitar la ausencia de acuerdo en la renegociacin del convenio y para impulsar, si cabe, la adhesin a los indicados sistemas no judiciales.

Tambin pensando en el dinamismo de la negociacin colectiva, el nuevo texto pretende que se utilice la comisin paritaria del convenio para una ms adecuada y completa gestin del mismo, en consonancia con los objetivos generales de la reforma. La designacin de la comisin paritaria se complementa en el nuevo artculo 85 del Estatuto de los Trabajadores con la determinacin de importantes funciones atribuibles a la misma, como son las de solucin de discrepancias en los supuestos de modificacin sustancial de condiciones de trabajo o inaplicacin del rgimen salarial, que tienen un tratamiento expreso en las nuevas redacciones que se dan al artculo 41.6 y en el 82.3 del Estatuto de los Trabajadores, o incluso las de renegociacin o adaptacin del convenio a las circunstancias cambiantes que puedan aparecer durante el periodo de vigencia del convenio. Por otro lado, se refuerza la funcin clsica de la comisin paritaria, consistente en la aplicacin e interpretacin del convenio, al otorgarle el nuevo artculo 91 de la norma estatutaria intervencin en los supuestos de conflicto colectivo con carcter previo al planteamiento formal del conflicto ante los rganos no judiciales o judiciales, de un lado y, de otro, al conferir a sus resoluciones la misma eficacia jurdica y tramitacin que tiene el convenio colectivo.

En general, la reforma aspira a establecer mecanismos eficaces de solucin no judicial de conflictos, no solamente los que surgen durante la tramitacin del convenio colectivo, sino tambin los derivados de la aplicacin e interpretacin del mismo o los producidos por la aplicacin de medidas de flexibilidad interna. En un sistema de relaciones laborales ya consolidado como el espaol, es momento de dar un mayor alcance y contenido a los procedimientos no judiciales de solucin de conflictos surgidos inicialmente mediante acuerdos interprofesionales en el mbito estatal en 1997 y ms tarde en la totalidad de las Comunidades Autnomas. Se trata de procedimientos ya asentados, que se han traducido en una disminucin de la judicializacin de los conflictos laborales de carcter colectivo en la que, respetando la autonoma colectiva, debe seguir avanzndose en lnea con los ms modernos sistemas laborales de nuestro entorno.

Por ltimo, con el objetivo sealado en tercer lugar de adaptar el sistema de negociacin colectiva a las nuevas o renovadas realidades empresariales que actan en nuestro mercado de trabajo, se incluyen nuevas reglas de legitimacin para la negociacin de los convenios colectivos y para favorecer la flexibilidad interna negociada. Para ello, se modifican, por un lado, los artculos 87 y 88 del Estatuto de los Trabajadores, y por otro, sus artculos 40, 41, 51 y 82.3.

En este punto, las novedades ms reseables se encuentran en la adaptacin de la regulacin a las nuevas realidades empresariales susceptibles de negociar convenios colectivos, como son los grupos de empresas o las denominadas empresas en red surgidas en el marco de procesos de descentralizacin productiva, a las que la norma se refiere como pluralidad de empresas vinculadas por razones organizativas o productivas y nominativamente identificadas. En cuanto a la legitimacin para negociar convenios en representacin de los trabajadores en los convenios de empresa, la redaccin del nuevo artculo 87 del Estatuto de los Trabajadores confirma la prctica actual, de manera que la negociacin pueda ser desarrollada por las secciones sindicales. Regla que se aplica tambin en los supuestos de flexibilidad interna negociada.

Se modifica tambin, en aras de una mayor claridad y sencillez, la legitimacin en los convenios dirigidos a un grupo de trabajadores con perfil profesional especfico.

Del lado empresarial, las reglas de legitimacin se completan en el mbito sectorial incorporando a las asociaciones empresariales que den ocupacin a un porcentaje relevante de trabajadores, as como en los supuestos de ausencia de asociaciones que no alcancen suficiente representatividad en el sector correspondiente segn las reglas generales, mediante la atribucin de legitimacin a las asociaciones empresariales ms representativas de mbito estatal o de Comunidad Autnoma. Con ello se avanza en el objetivo de la reforma de extender la negociacin colectiva hacia mayores niveles de cobertura.

Definidas las reglas de legitimacin, el nuevo artculo 88 del Estatuto de los Trabajadores establece con ms claridad las normas de composicin de la comisin negociadora, sin alteracin sustancial respecto de las actuales, aun cuando se incluyen novedades en esta materia en los convenios de sector, para los supuestos de inexistencia de rganos de representacin de los trabajadores, as como de inexistencia de asociaciones empresariales que cuenten con suficiente representatividad. En estos casos, la comisin negociadora se compondr, respectivamente, de las organizaciones sindicales o empresariales ms representativas de mbito estatal o de Comunidad Autnoma.

Con la finalidad de reforzar las instituciones pblicas competentes en materia de relaciones laborales y negociacin colectiva, se crea el Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva como rgano colegiado de asesoramiento y consulta de carcter tripartito y paritario. Las funciones a desempear por este Consejo, en el que se integrar un Observatorio de la Negociacin Colectiva, aspiran a convertirlo en una institucin que asegure un conocimiento integral de la negociacin colectiva en nuestro pas, que permitir a los interlocutores sociales, en cada nivel, beneficiarse de sus aportaciones y conseguir, entre otros objetivos, aumentar y enriquecer los contenidos de los convenios, lo que se reflejar en el aumento de la competitividad y productividad de las empresas y en la mejora de las condiciones de trabajo de los trabajadores. El Consejo de Relaciones Laborales y Negociacin Colectiva sustituir a la histrica Comisin Consultiva Nacional de Convenios Colectivos, que tan importante labor ha desempeado para asentar la negociacin colectiva en Espaa, pero que requiere dar paso a una institucin con un nuevo enfoque.

Las disposiciones de la parte final incluyen, en primer lugar, una invitacin a las organizaciones empresariales y sindicales ms representativas a renovar los acuerdos, estatal y autonmicos, de solucin extrajudicial de conflictos, con la finalidad de adecuarlos a lo establecido en la norma. La falta de acuerdo en el dialogo bilateral sobre la reforma de la negociacin colectiva debera ser un parntesis en el desarrollo general del dilogo social, tanto el que se desarrolla entre los interlocutores sociales como el de carcter tripartito de stos con el Gobierno. La situacin econmica y social lo hace necesario y el dilogo social debe proseguir en los prximos meses para contribuir como ha sucedido en otros momentos y respecto de otras materias, con acuerdos y consensos sociales, a mejorar la economa y el empleo.

Otra de las disposiciones de la parte final contiene mandatos al Gobierno para que revise y mejore diversas herramientas de conocimiento de la negociacin colectiva, como son, entre otras, los modelos de las hojas estadsticas de los convenios. Adems, se propicia la creacin de un grupo tcnico de trabajo de carcter tripartito para realizar un estudio dirigido a mejorar la informacin disponible sobre la vigencia y efectos de los convenios.

Las normas transitorias determinan la aplicacin de las nuevas reglas en materia de flexibilidad interna y de legitimacin para negociar convenios colectivos. En todo lo relativo a dinmica de la negociacin, plazos de denuncia del nuevo convenio, plazo de inicio de las negociaciones o plazos mximos de negociacin de los convenios, sern de aplicacin las nuevas reglas a los convenios cuya vigencia pactada termine a partir de la fecha de entrada en vigor de este real decreto-ley. Con ello se intenta conseguir conferir la mxima efectividad a la reforma, sin detrimento del principio de seguridad jurdica.

VI

En el conjunto y en cada una de las medidas que se adoptan concurren, por la naturaleza y finalidad de las mismas, las circunstancias de extraordinaria y urgente necesidad que exige el artculo 86 de la Constitucin Espaola como presupuesto habilitante para la aprobacin de un real decreto-ley.

Por un lado, los ms recientes datos conocidos sobre la situacin de la economa y del empleo ponen de manifiesto la necesidad de proseguir las reformas estructurales en nuestra economa y en nuestro mercado de trabajo para consolidar el crecimiento econmico producido en los ltimos trimestres y para que ste pueda alcanzar cuanto antes unos niveles que permitan la creacin de empleo y la reduccin del desempleo. En ese sentido, la aprobacin de una reforma de la negociacin colectiva fue uno de los compromisos adquiridos por el Gobierno en el Consejo Europeo de primavera celebrado los pasados das 24 y 25 de marzo en Bruselas y su cumplimiento inmediato debe servir para seguir consolidando la confianza externa en la estabilidad y la solidez presente y futura de la economa espaola.

Por otro lado, debe recordarse tambin, como se seal antes, que se ha superado ampliamente el plazo marcado por la Ley 35/2010 para que, en defecto de pacto entre los interlocutores sociales, el Gobierno adoptara la iniciativa para la reforma de la negociacin colectiva. Las expectativas de un eventual acuerdo social y el respeto de la autonoma colectiva de los interlocutores sociales han podido justificar que esos plazos se ampliaran. Pero constatada la imposibilidad del acuerdo, parece aconsejable acelerar al mximo la adopcin de las medidas comprometidas en el mandato dado al Gobierno por las Cortes Generales.

Analizando los objetivos de esta reforma de la negociacin colectiva (favorecer una mejor ordenacin de nuestra negociacin colectiva, introducir mayores niveles de dinamismo y agilidad en la negociacin colectiva y adaptar el sistema de negociacin colectiva a las nuevas realidades empresariales que actan en nuestro mercado de trabajo), debe hacerse notar que constituyen objetivos tan legtimos como inaplazables, por lo que resulta necesario darles efectividad inmediata.

Ntese que las medidas incluidas en esta norma van a tener un importante efecto e impacto en nuestra negociacin colectiva. Es el caso de las medidas que se dirigen a propiciar una negociacin colectiva ms cercana a la empresa y una negociacin colectiva sectorial ms adaptada a la situacin de cada concreto sector de actividad econmica. Es el caso, igualmente, de todas aquellas medidas que van a agilizar la negociacin de los convenios colectivos (preaviso de la denuncia, plazo para el inicio de negociaciones, plazo mximo de negociacin, soluciones no judiciales para el caso de que transcurran los plazos de negociacin sin acuerdo) y de las disposiciones llamadas a favorecer la adopcin de medidas de flexibilidad interna en las empresa. Es el caso, en fin, de las nuevas reglas sobre legitimacin de los convenios colectivos futuros.

Resulta evidente, por tanto, que la tramitacin parlamentaria de una norma con rango de Ley para dar aplicacin a este conjunto de medidas dilatara durante un tiempo apreciable la entrada en vigor de la reforma, dando lugar a distorsiones en el funcionamiento del mercado de trabajo y en el desarrollo de la propia negociacin colectiva durante el plazo en que se produjera esa tramitacin, en forma de indeseadas situaciones de paralizacin durante meses de las negociaciones en marcha para la renovacin de los convenios colectivos. Razn que tambin aconseja la inmediata aprobacin de las medidas contenidas en esta norma.

En su virtud, en uso de la autorizacin contenida en el artculo 86 de la Constitucin espaola, a propuesta del Ministro de Trabajo e Inmigracin, previa deliberacin del Consejo de Ministros en su reunin del da 10 de junio de 2011,

DISPONGO:

Artculo 1. Estructura de la negociacin colectiva y concurrencia de convenios colectivos.

Uno. El apartado 2 del artculo 83 queda redactado del siguiente modo:

2. Las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales ms representativas, de carcter estatal o de Comunidad Autnoma, podrn establecer, mediante acuerdos interprofesionales, clusulas sobre la estructura de la negociacin colectiva, fijando, en su caso, las reglas que han de resolver los conflictos de concurrencia entre convenios de distinto mbito.

Estas clusulas podrn igualmente pactarse en convenios o acuerdos colectivos sectoriales, de mbito estatal o autonmico, por aquellos sindicatos y asociaciones empresariales que cuenten con la legitimacin necesaria, de conformidad con lo establecido en la presente Ley.

Dos. El artculo 84 queda redactado como sigue:

Artculo 84. Concurrencia.

1. Un convenio colectivo, durante su vigencia, no podr ser afectado por lo dispuesto en convenios de mbito distinto, salvo pacto en contrario negociado conforme a lo dispuesto en el artculo 83.2.

2. Salvo que un acuerdo o convenio colectivo de mbito estatal o de Comunidad Autnoma negociado segn el artculo 83.2 estableciera reglas distintas sobre estructura de la negociacin colectiva o concurrencia entre convenios, la regulacin de las condiciones establecidas en un convenio de empresa tendr prioridad aplicativa respecto del convenio sectorial estatal, autonmico o de mbito inferior en las siguientes materias:

a) La cuanta del salario base y de los complementos salariales, incluidos los vinculados a la situacin y resultados de la empresa.

b) El abono o la compensacin de las horas extraordinarias y la retribucin especfica del trabajo a turnos.

c) El horario y la distribucin del tiempo de trabajo, el rgimen de trabajo a turnos y la planificacin anual de las vacaciones.

d) La adaptacin al mbito de la empresa del sistema de clasificacin profesional de los trabajadores.

e) La adaptacin de los aspectos de las modalidades de contratacin que se atribuyen por la presente Ley a los convenios de empresa.

f) Las medidas para favorecer la conciliacin entre la vida laboral, familiar y personal.

Igual prioridad aplicativa tendrn en estas materias los convenios colectivos para un grupo de empresas o una pluralidad de empresas vinculadas por razones organizativas o productivas y nominativamente identificadas a que se refiere el artculo 87.1.

Los acuerdos y convenios colectivos a que se refiere el artculo 83.2 podrn ampliar la relacin de condiciones de trabajo anteriormente sealada.

3. Salvo pacto en contrario negociado segn el artculo 83.2, los sindicatos y las asociaciones empresariales que renan los requisitos de legitimacin de los artculos 87 y 88 de esta Ley podrn, en el mbito de una Comunidad Autnoma, negociar acuerdos o convenios que afecten a lo dispuesto en los de mbito estatal siempre que dicha decisin obtenga el respaldo de las mayoras exigidas para constituir la comisin negociadora en la correspondiente unidad de negociacin.

4. En el supuesto previsto en el apartado anterior, y salvo que resultare de aplicacin un rgimen distinto establecido mediante acuerdo o convenio colectivo de mbito estatal negociado segn el artculo 83.2, se considerarn materias no negociables en el mbito de una Comunidad Autnoma el perodo de prueba, las modalidades de contratacin, la clasificacin profesional, la jornada mxima anual de trabajo, el rgimen disciplinario, las normas mnimas en materia de prevencin de riesgos laborales y la movilidad geogrfica.

Artculo 2. Contenido y vigencia de los convenios colectivos.

Se modifican los siguientes artculos del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo:

Uno. El apartado 3 del artculo 85 queda redactado en los siguientes trminos:

3. Sin perjuicio de la libertad de contratacin a que se refiere el prrafo anterior, los convenios colectivos habrn de expresar como contenido mnimo lo siguiente:

a) Determinacin de las partes que los conciertan.

b) mbito personal, funcional, territorial y temporal.

c) Procedimientos para solventar de manera efectiva las discrepancias que puedan surgir en la negociacin para la modificacin sustancial de condiciones de trabajo establecidas en los convenios colectivos de conformidad con lo establecido en el artculo 41.6 y para la no aplicacin del rgimen salarial a que se refiere el artculo 82.3, adaptando, en su caso, los procedimientos que se establezcan a este respecto en los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico conforme a lo dispuesto en tales artculos.

d) Forma y condiciones de denuncia del convenio, as como plazo mnimo para dicha denuncia antes de finalizar su vigencia. Salvo pacto en contrario, el plazo mnimo para la denuncia de los convenios colectivos ser de tres meses antes de finalizar su vigencia.

e) Plazo mximo para el inicio de la negociacin de un nuevo convenio una vez denunciado el anterior. Salvo pacto en contrario, dicho plazo mximo ser el establecido en el artculo 89.2.

f) Plazo mximo para la negociacin de un nuevo convenio que se determinar en funcin de la duracin de la vigencia del convenio anterior. Salvo pacto en contrario, este plazo ser de ocho meses cuando la vigencia del convenio anterior hubiese sido inferior a dos aos o de catorce meses en los restantes convenios, a contar desde la fecha de prdida de su vigencia.

g) La adhesin y el sometimiento a los procedimientos establecidos mediante los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico previstos en el artculo 83 para solventar de manera efectiva las discrepancias existentes tras el transcurso del plazo mximo de negociacin sin alcanzarse un acuerdo, siempre que stos no fueran de aplicacin directa.

h) Designacin de una comisin paritaria de la representacin de las partes negociadoras para entender de aquellas cuestiones establecidas en la ley y de cuantas otras le sean atribuidas, en particular las siguientes:

1. Los trminos y condiciones para el conocimiento y resolucin de las cuestiones en materia de aplicacin e interpretacin de los convenios colectivos de acuerdo con lo establecido en el artculo 91.

2. El desarrollo de funciones de adaptacin o, en su caso, modificacin del convenio durante su vigencia. En este caso, deber incorporarse a la comisin paritaria la totalidad de los sujetos legitimados para la negociacin, aunque no hayan sido firmantes del convenio, siendo exigible la concurrencia de los requisitos de legitimacin previstos en los artculos 87 y 88 de esta Ley para que los acuerdos de modificacin posean eficacia general.

3. Los trminos y condiciones para el conocimiento y resolucin de las discrepancias tras la finalizacin del periodo de consultas en materia de modificacin sustancial de condiciones de trabajo o inaplicacin del rgimen salarial de los convenios colectivos, de acuerdo con lo establecido en los artculos 41.6 y 82.3, respectivamente.

4. La intervencin que se acuerde en los supuestos de modificacin sustancial de condiciones de trabajo o inaplicacin del rgimen salarial de los convenios colectivos, cuando no exista representacin legal de los trabajadores en la empresa.

El convenio deber establecer los procedimientos y plazos de actuacin de la comisin paritaria para garantizar la rapidez y efectividad de la misma y la salvaguarda de los derechos afectados. En particular, deber establecer los procedimientos para solucionar de manera efectiva las discrepancias en el seno de dicha comisin, incluido su sometimiento a los sistemas no judiciales de solucin de conflictos establecidos mediante los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico previstos en el artculo 83.

i) Medidas para contribuir a la flexibilidad interna en la empresa, que favorezcan su posicin competitiva en el mercado o una mejor respuesta a las exigencias de la demanda y la estabilidad del empleo en aqulla, y, en particular, las siguientes:

1. Un porcentaje mximo y mnimo de la jornada de trabajo que podr distribuirse de manera irregular a lo largo del ao. Salvo pacto en contrario, este porcentaje ser de un cinco por ciento.

2. Los procedimientos y los periodos temporales y de referencia para la movilidad funcional en la empresa.

Dos. El apartado 3 del artculo 86 queda redactado de la siguiente manera:

3. La vigencia de un convenio colectivo, una vez denunciado y concluida la duracin pactada, se producir en los trminos que se hubiesen establecido en el propio convenio.

Durante las negociaciones para la renovacin de un convenio colectivo, en defecto de pacto, se mantendr su vigencia, si bien las clusulas convencionales por las que se hubiera renunciado a la huelga durante la vigencia de un convenio decaern a partir de su denuncia. Las partes podrn adoptar acuerdos parciales para la modificacin de alguno o algunos de sus contenidos prorrogados con el fin de adaptarlos a las condiciones en las que, tras la terminacin de la vigencia pactada, se desarrolle la actividad en el sector o en la empresa. Estos acuerdos tendrn la vigencia que las partes determinen.

Mediante los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico, previstos en el artculo 83, se debern establecer procedimientos de aplicacin general y directa para solventar de manera efectiva las discrepancias existentes tras el transcurso de los plazos mximos de negociacin sin alcanzarse un acuerdo, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje, en cuyo caso el laudo arbitral tendr la misma eficacia jurdica que los convenios colectivos y slo ser recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artculo 91. Dichos acuerdos interprofesionales debern especificar los criterios y procedimientos de desarrollo del arbitraje, expresando en particular para el caso de imposibilidad de acuerdo en el seno de la comisin negociadora el carcter obligatorio o voluntario del sometimiento al procedimiento arbitral por las partes; en defecto de pacto especfico sobre el carcter obligatorio o voluntario del sometimiento al procedimiento arbitral, se entender que el arbitraje tiene carcter obligatorio.

En defecto de pacto, cuando hubiera transcurrido el plazo mximo de negociacin sin alcanzarse un acuerdo y las partes del convenio no se hubieran sometido a los procedimientos a los que se refiere el prrafo anterior o stos no hubieran solucionado la discrepancia, se mantendr la vigencia del convenio colectivo.

Artculo 3. Legitimacin para la negociacin de los convenios colectivos.

Se modifican los siguientes artculos del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo:

Uno. El artculo 87 queda redactado del siguiente modo:

Artculo 87. Legitimacin.

1. En representacin de los trabajadores estarn legitimados para negociar en los convenios de empresa y de mbito inferior, el comit de empresa, los delegados de personal, en su caso, o las secciones sindicales si las hubiere que, en su conjunto, sumen la mayora de los miembros del comit.

La intervencin en la negociacin corresponder a las secciones sindicales cuando stas as lo acuerden, siempre que sumen la mayora de los miembros del comit de empresa o entre los delegados de personal.

Cuando se trate de convenios para un grupo de empresas, as como en los convenios que afecten a una pluralidad de empresas vinculadas por razones organizativas o productivas y nominativamente identificadas en su mbito de aplicacin, la legitimacin para negociar en representacin de los trabajadores ser la que se establece en el apartado 2 de este artculo para la negociacin de los convenios sectoriales.

En los convenios dirigidos a un grupo de trabajadores con perfil profesional especfico, estarn legitimados para negociar las secciones sindicales que hayan sido designadas mayoritariamente por sus representados a travs de votacin personal, libre, directa y secreta.

2. En los convenios sectoriales estarn legitimados para negociar en representacin de los trabajadores:

a) Los sindicatos que tengan la consideracin de ms representativos a nivel estatal, as como, en sus respectivos mbitos, las organizaciones sindicales afiliadas, federadas o confederadas a los mismos.

b) Los sindicatos que tengan la consideracin de ms representativos a nivel de Comunidad Autnoma respecto de los convenios que no trasciendan de dicho mbito territorial, as como, en sus respectivos mbitos, las organizaciones sindicales afiliadas, federadas o confederadas a los mismos.

c) Los sindicatos que cuenten con un mnimo del 10 por ciento de los miembros de los comits de empresa o delegados de personal en el mbito geogrfico y funcional al que se refiera el convenio.

3. En representacin de los empresarios estarn legitimados para negociar:

a) En los convenios de empresa o mbito inferior, el propio empresario.

b) En los convenios de grupo de empresas y en los que afecten a una pluralidad de empresas vinculadas por razones organizativas o productivas y nominativamente identificadas en su mbito de aplicacin, la representacin de dichas empresas.

c) En los convenios colectivos sectoriales, las asociaciones empresariales que en el mbito geogrfico y funcional del convenio cuenten con el 10 por ciento de los empresarios, en el sentido del artculo 1.2 de esta Ley, y siempre que stas den ocupacin a igual porcentaje de los trabajadores afectados, as como aquellas asociaciones empresariales que en dicho mbito den ocupacin al 15 por ciento de los trabajadores afectados.

En aquellos sectores en los que no existan asociaciones empresariales que cuenten con la suficiente representatividad, segn lo previsto en el prrafo anterior, estarn legitimadas para negociar los correspondientes convenios colectivos de sector las asociaciones empresariales de mbito estatal que cuenten con el 10 por ciento o ms de las empresas o trabajadores en el mbito estatal, as como las asociaciones empresariales de Comunidad Autnoma que cuenten en sta con un mnimo del 15 por ciento de las empresas o trabajadores.

4. Asimismo estarn legitimados en los convenios de mbito estatal los sindicatos de Comunidad Autnoma que tengan la consideracin de ms representativos conforme a lo previsto en el artculo 7.1 de la Ley Orgnica de Libertad Sindical, y las asociaciones empresariales de la Comunidad Autnoma que renan los requisitos sealados en la disposicin adicional sexta de esta Ley.

5. Todo sindicato, federacin o confederacin sindical, y toda asociacin empresarial que rena el requisito de legitimacin, tendr derecho a formar parte de la comisin negociadora.

Dos. El artculo 88 queda redactado en los siguientes trminos:

Artculo 88. Comisin negociadora.

1. El reparto de miembros con voz y voto en el seno de la comisin negociadora se efectuar con respeto al derecho de todos los legitimados segn el artculo anterior y en proporcin a su representatividad.

2. La comisin negociadora quedar vlidamente constituida cuando los sindicatos, federaciones o confederaciones y las asociaciones empresariales a que se refiere el artculo anterior representen como mnimo, respectivamente, a la mayora absoluta de los miembros de los comits de empresa y delegados de personal, en su caso, y a empresarios que ocupen a la mayora de los trabajadores afectados por el convenio.

En aquellos sectores en los que no existan rganos de representacin de los trabajadores, se entender vlidamente constituida la comisin negociadora cuando la misma est integrada por las organizaciones sindicales que ostenten la condicin de ms representativas en el mbito estatal o de Comunidad Autnoma.

En aquellos sectores en los que no existan asociaciones empresariales que cuenten con la suficiente representatividad, se entender vlidamente constituida la comisin negociadora cuando la misma est integrada por las organizaciones empresariales estatales o autonmicas referidas en el prrafo segundo del artculo87.3 c).

En los supuestos a que se refieren los dos prrafos anteriores, el reparto de los miembros de la comisin negociadora se efectuar en proporcin a la representatividad que ostenten las organizaciones sindicales o empresariales en el mbito territorial de la negociacin.

3. La designacin de los componentes de la comisin corresponder a las partes negociadoras, quienes de mutuo acuerdo podrn designar un presidente y contar con la asistencia en las deliberaciones de asesores, que intervendrn, igual que el presidente, con voz pero sin voto.

4. En los convenios sectoriales el nmero de miembros en representacin de cada parte no exceder de quince. En el resto de los convenios no se superar el nmero de trece.

5. Si la comisin negociadora optara por la no eleccin de un presidente, las partes debern consignar en el acta de la sesin constitutiva de la comisin los procedimientos a emplear para moderar las sesiones y firmar las actas que correspondan a las mismas un representante de cada una de ellas, junto con el secretario.

Artculo 4. Tramitacin de los convenios colectivos.

Los apartados 1 y 2 del artculo 89 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo quedan redactados de la siguiente manera:

1. La representacin de los trabajadores, o de los empresarios, que promueva la negociacin, lo comunicar a la otra parte, expresando detalladamente en la comunicacin, que deber hacerse por escrito, la legitimacin que ostenta de conformidad con los artculos anteriores, los mbitos del convenio y las materias objeto de negociacin. En el supuesto de que la promocin sea el resultado de la denuncia de un convenio colectivo vigente, la comunicacin deber efectuarse simultneamente con el acto de la denuncia. De esta comunicacin se enviar copia, a efectos de registro, a la autoridad laboral correspondiente en funcin del mbito territorial del convenio.

La parte receptora de la comunicacin slo podr negarse a la iniciacin de las negociaciones por causa legal o convencionalmente establecida, o cuando no se trate de revisar un convenio ya vencido, sin perjuicio de lo establecido en los artculos83 y84; en cualquier caso se deber contestar por escrito y motivadamente.

Ambas partes estarn obligadas a negociar bajo el principio de la buena fe.

En los supuestos de que se produjeran violencias, tanto sobre las personas como sobre los bienes y ambas partes comprobaran su existencia, quedar suspendida de inmediato la negociacin en curso hasta la desaparicin de aqullas.

2. Denunciado un convenio, en ausencia de regulacin en los convenios colectivos de acuerdo con el artculo 85.3, se proceder conforme a lo dispuesto en este apartado.

En el plazo mximo de un mes a partir de la recepcin de la comunicacin, se proceder a constituir la comisin negociadora; la parte receptora de la comunicacin deber responder a la propuesta de negociacin y ambas partes establecern un calendario o plan de negociacin, debindose iniciar sta en un plazo mximo de quince das a contar desde la constitucin de la comisin negociadora.

El plazo mximo para la negociacin de un convenio colectivo ser de ocho meses cuando la vigencia del convenio anterior hubiese sido inferior a dos aos o de catorce meses en los restantes convenios, a contar desde la fecha de prdida de su vigencia.

Artculo 5. Aplicacin e interpretacin del convenio colectivo.

Se modifica el artculo 91 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, que queda redactado como sigue:

Artculo 91. Aplicacin e interpretacin del convenio colectivo.

1. Sin perjuicio de las competencias legalmente atribuidas a la jurisdiccin competente, el conocimiento y resolucin de las cuestiones derivadas de la aplicacin e interpretacin de los convenios colectivos corresponder a la comisin paritaria de los mismos.

2. No obstante lo establecido en el apartado anterior, en los convenios colectivos y en los acuerdos a que se refiere el artculo 83.2 y 3 de esta Ley, se podrn establecer procedimientos, como la mediacin y el arbitraje, para la solucin de las controversias colectivas derivadas de la aplicacin e interpretacin de los convenios colectivos. El acuerdo logrado a travs de la mediacin y el laudo arbitral tendrn la eficacia jurdica y tramitacin de los convenios colectivos regulados en la presente Ley, siempre que quienes hubiesen adoptado el acuerdo o suscrito el compromiso arbitral tuviesen la legitimacin que les permita acordar, en el mbito del conflicto, un convenio colectivo conforme a lo previsto en los artculos 87, 88 y89 de esta Ley.

Estos acuerdos y laudos sern susceptibles de impugnacin por los motivos y conforme a los procedimientos previstos para los convenios colectivos. Especficamente cabr el recurso contra el laudo arbitral en el caso de que no se hubiesen observado en el desarrollo de la actuacin arbitral los requisitos y formalidades establecidos al efecto, o cuando el laudo hubiese resuelto sobre puntos no sometidos a su decisin.

3. En los supuestos de conflicto colectivo relativo a la interpretacin o aplicacin del convenio deber intervenir la comisin paritaria del mismo con carcter previo al planteamiento formal del conflicto en el mbito de los procedimientos no judiciales a que se refiere el apartado anterior o ante el rgano judicial competente.

4. Las resoluciones de la comisin paritaria sobre interpretacin o aplicacin del convenio tendrn la misma eficacia jurdica y tramitacin que los convenios colectivos regulados en la presente Ley.

5. Los procedimientos de solucin de conflictos a que se refiere este artculo sern, asimismo, de aplicacin en las controversias de carcter individual, cuando las partes expresamente se sometan a ellos.

Artculo 6. Flexibilidad interna negociada.

Se modifican los siguientes artculos del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo:

Uno. Se incluye un nuevo prrafo tras el prrafo primero del apartado 2 del artculo40, con la siguiente redaccin:

La intervencin como interlocutores ante la direccin de la empresa en el procedimiento de consultas corresponder a las secciones sindicales cuando stas as lo acuerden, siempre que sumen la mayora de los miembros del comit de empresa o entre los delegados de personal.

Dos. Se incluye un nuevo prrafo tras el prrafo primero del apartado 4 del artculo41, redactado de la siguiente manera:

La intervencin como interlocutores ante la direccin de la empresa en el procedimiento de consultas corresponder a las secciones sindicales cuando stas as lo acuerden, siempre que sumen la mayora de los miembros del comit de empresa o entre los delegados de personal.

Tres. El apartado 6 del artculo 41 queda redactado en estos trminos:

6. Cuando la modificacin se refiera a condiciones de trabajo establecidas en los convenios colectivos regulados en el ttulo III de la presente Ley, sean stos de sector o empresariales, se podr efectuar en todo momento por acuerdo, de conformidad con lo establecido en el apartado 4. Cuando se trate de convenios colectivos de sector, el acuerdo deber ser notificado a la Comisin paritaria del mismo.

En caso de desacuerdo durante el periodo de consultas, cualquiera de las partes podr someter la discrepancia a la Comisin paritaria del convenio, que dispondr de un plazo mximo de siete das para pronunciarse, a contar desde que la discrepancia le fuera planteada. Cuando aquella no alcanzara un acuerdo, las partes podrn recurrir a los procedimientos a que se refiere el siguiente prrafo.

Mediante los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico, previstos en el artculo 83 de la presente Ley, se debern establecer los procedimientos de aplicacin general y directa para solventar de manera efectiva las discrepancias en la negociacin de los acuerdos a que se refiere este apartado, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje, en cuyo caso el laudo arbitral tendr la misma eficacia que los acuerdos en periodo de consultas y slo ser recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artculo 91.

La modificacin de las condiciones establecidas en los convenios colectivos de sector slo podr referirse a las materias sealadas en las letras b), c), d), e) y f) del apartado 1, y deber tener un plazo mximo de vigencia que no podr exceder de la vigencia del convenio colectivo cuya modificacin se pretenda.

Cuatro. Se aade un nuevo prrafo tras el prrafo primero del apartado 2 del artculo51, con la siguiente redaccin:

La intervencin como interlocutores ante la direccin de la empresa en el procedimiento de consultas corresponder a las secciones sindicales cuando stas as lo acuerden, siempre que tengan la representacin mayoritaria en los comits de empresa o entre los delegados de personal.

Cinco. El apartado 3 del artculo 82 queda redactado en los siguientes trminos:

3. Los convenios colectivos regulados por esta Ley obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su mbito de aplicacin y durante todo el tiempo de su vigencia.

Sin perjuicio de lo anterior, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores legitimados para negociar un convenio colectivo conforme a lo previsto en el artculo 87.1, se podr proceder, previo desarrollo de un periodo de consultas en los trminos del artculo 41.4, a inaplicar el rgimen salarial previsto en los convenios colectivos de mbito superior a la empresa, cuando sta tenga una disminucin persistente de su nivel de ingresos o su situacin y perspectivas econmicas pudieran verse afectadas negativamente como consecuencia de tal aplicacin, afectando a las posibilidades de mantenimiento del empleo en la misma.

En los supuestos de ausencia de representacin legal de los trabajadores en la empresa, stos podrn atribuir su representacin a una comisin designada conforme a lo dispuesto en el artculo 41.4.

Cuando el periodo de consultas finalice con acuerdo se presumir que concurren las causas justificativas a que alude el prrafo segundo, y slo podr ser impugnado ante la jurisdiccin competente por la existencia de fraude, dolo, coaccin o abuso de derecho en su conclusin. El acuerdo deber ser notificado a la Comisin paritaria del convenio colectivo.

El acuerdo de inaplicacin deber determinar con exactitud la retribucin a percibir por los trabajadores de dicha empresa, estableciendo, en su caso y en atencin a la desaparicin de las causas que lo determinaron, una programacin de la progresiva convergencia hacia la recuperacin de las condiciones salariales establecidas en el convenio colectivo de mbito superior a la empresa que le sea de aplicacin, sin que en ningn caso dicha inaplicacin pueda superar el perodo de vigencia del convenio ni, como mximo los tres aos de duracin. El acuerdo de inaplicacin y la programacin de la recuperacin de las condiciones salariales no podrn suponer el incumplimiento de las obligaciones establecidas en convenio relativas a la eliminacin de las discriminaciones retributivas por razones de gnero.

En caso de desacuerdo durante el periodo de consultas, cualquiera de las partes podr someter la discrepancia a la Comisin paritaria del convenio, que dispondr de un plazo mximo de siete das para pronunciarse, a contar desde que la discrepancia le fuera planteada. Cuando aquella no alcanzara un acuerdo, las partes podrn recurrir a los procedimientos a que se refiere el siguiente prrafo.

Mediante los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico, previstos en el artculo 83 de la presente Ley, se debern establecer los procedimientos de aplicacin general y directa para solventar de manera efectiva las discrepancias en la negociacin de los acuerdos a que se refiere este apartado, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje vinculante, en cuyo caso el laudo arbitral tendr la misma eficacia que los acuerdos en periodo de consultas y slo ser recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artculo 91.

Artculo 7. Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva.

Se da nueva redaccin a la disposicin final segunda del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, quedando en estos trminos:

Disposicin final segunda. Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva.

1. Se crea el Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva como rgano colegiado de consulta y asesoramiento, adscrito al Ministerio de Trabajo e Inmigracin, de carcter tripartito y paritario e integrado por representantes de la Administracin General del Estado, as como de las organizaciones empresariales y sindicales ms representativas.

2. El Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva desarrollar las siguientes funciones:

a) Conocer anualmente el programa de actuacin en materia de relaciones laborales a desarrollar por el Ministerio de Trabajo e Inmigracin.

b) Las funciones de relacin entre el Ministerio de Trabajo e Inmigracin y la Fundacin Servicio Interconfederal de Mediacin y Arbitraje, que, en todo caso, mantendr su carcter bipartito segn lo establecido en el IV Acuerdo de Solucin Extrajudicial de Conflictos del 10 de febrero de 2009 o los que lo sustituyan.

c) El asesoramiento y consulta en las cuestiones referentes al planteamiento y determinacin de los mbitos funcionales de los convenios colectivos y el dictamen preceptivo en el procedimiento administrativo de extensin de convenios colectivos, en los trminos establecidos reglamentariamente.

d) La elaboracin de un informe anual sobre negociacin colectiva, salarios y competitividad, a partir del anlisis y estudio de la informacin estadstica disponible y de los indicadores pblicos sobre los datos y previsiones de la actividad econmica general y sectorial, a nivel nacional y de Comunidad Autnoma, utilizando informacin comparable con la de otros pases, particularmente de la Unin Europea.

e) El estudio, informacin y elaboracin de documentacin sobre la negociacin colectiva, as como la difusin de la misma, mediante un Observatorio de la Negociacin Colectiva, integrado en el propio Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva, y que desarrollar, entre otros, los siguientes cometidos:

1. La realizacin y el mantenimiento de un Mapa de la Negociacin Colectiva, que refleje de forma sistemtica, ordenada y detallada la totalidad de convenios colectivos existentes en Espaa, con la finalidad de obtener informacin til y actualizada, de acceso pblico, sobre su vigencia y efectos.

2. La realizacin de informes anuales, de carcter general o sectorial, sobre la situacin de la negociacin colectiva en Espaa desde una perspectiva jurdica y econmica que, sin perjuicio de la autonoma colectiva, puedan resultar de utilidad para los interlocutores sociales para determinar los contenidos de la negociacin colectiva.

f) Cualesquiera otras que le sean atribuidas mediante norma con rango legal o reglamentario.

3. Con anterioridad al 31 de diciembre de 2011 y previa consulta y negociacin con las organizaciones empresariales y sindicales ms representativas, el Gobierno adoptar las disposiciones reglamentarias necesarias para regular la constitucin, organizacin y funcionamiento del Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva.

Disposicin adicional primera. Procedimientos no judiciales.

1. Sin perjuicio de la autonoma colectiva, las organizaciones empresariales y sindicales ms representativas en el mbito estatal y de Comunidad Autnoma adoptarn antes del 30 de junio de 2012 las iniciativas que correspondan para la adaptacin de los procedimientos no judiciales de solucin de conflictos establecidos mediante los acuerdos interprofesionales de mbito estatal o autonmico previstos en el artculo 83 del Estatuto de los Trabajadores a las previsiones contenidas en este real decreto-ley.

2. Hasta tanto los acuerdos interprofesionales a que se refiere el apartado anterior establezcan los procedimientos previstos en el artculo 86.3 del Estatuto de los Trabajadores, segn la redaccin dada al mismo por este real decreto-ley, en caso de imposibilidad de acuerdo en el seno de la comisin negociadora y transcurrido el plazo mximo de negociacin de los convenios colectivos, las partes se sometern a un procedimiento de arbitraje.

Disposicin adicional segunda. Informacin sobre el alcance y el contenido de la negociacin colectiva.

1. Con anterioridad al 31 de diciembre de 2011 el Gobierno proceder, previa consulta y negociacin con las organizaciones sindicales y empresariales ms representativas, a adoptar las siguientes medidas:

a) Revisar los modelos de las hojas estadsticas de los convenios colectivos, establecidos en el Real Decreto 713/2010, de 28 de mayo, sobre registro y depsito de convenios y acuerdos colectivos de trabajo, con el objetivo de simplificar sus contenidos, refiriendo stos a la informacin relevante y de utilidad pblica a efectos de la elaboracin de la estadstica de convenios colectivos.

b) Favorecer la utilizacin de los instrumentos tcnicos de apoyo pblico que permitan una ms gil cumplimentacin de los datos de los modelos oficiales de las hojas estadsticas de los convenios colectivos por parte de las comisiones negociadoras de los mismos.

c) Identificar vas adicionales de conocimiento, distintas de las hojas estadsticas de los convenios colectivos, que permitan obtener informacin completa y rigurosa de los contenidos de la negociacin colectiva.

d) Efectuar las modificaciones normativas oportunas para considerar como dato de cumplimentacin obligatoria el cdigo del convenio colectivo aplicable en la empresa en los documentos de cotizacin que mensualmente deben elaborar y remitir las empresas a la Tesorera General de la Seguridad Social.

2. En el plazo de un mes desde la fecha de entrada en vigor de este real decreto-ley, el Ministerio de Trabajo e Inmigracin constituir un grupo tcnico de trabajo de carcter tripartito, formado por representantes de dicho Ministerio, as como de las organizaciones empresariales y sindicales ms representativas, con el objeto de realizar, con anterioridad al 31 de diciembre de 2011, un anlisis completo de la situacin actual de la vigencia de los convenios colectivos, segn las fuentes disponibles, y de proponer las medidas adecuadas para la generacin de informacin til y actualizada, de acceso pblico, sobre la vigencia y efectos de los convenios colectivos.

Disposicin transitoria primera. Rgimen de aplicacin temporal de las normas contenidas en este real decreto-ley.

1. La normas contenidas en este real decreto-ley relativas a legitimacin para negociar convenios colectivos, as como las correspondientes a la flexibilidad interna negociada, sern de aplicacin respectivamente a las comisiones negociadoras que se constituyan y a los perodos de consultas que se inicien a partir de la entrada en vigor de este real decreto-ley, mantenindose en vigor la regulacin anterior para las negociaciones y consultas ya iniciadas.

2. Las reglas contenidas en este real decreto-ley, relativas a los plazos para la denuncia de un convenio colectivo, plazo para el inicio de las negociaciones de un nuevo convenio y plazo mximo de negociacin, sern de aplicacin a aquellos convenios colectivos cuya vigencia pactada termine a partir de la entrada en vigor de aqul.

Las restantes reglas incorporadas al artculo 85.3 del Estatuto de los Trabajadores, en la redaccin dada por este real decreto-ley, sern de aplicacin a los convenios colectivos que se suscriban a partir de su entrada en vigor.

Disposicin transitoria segunda. Comisin Consultiva Nacional de Convenios Colectivos.

Hasta tanto se produzca la entrada en funcionamiento del Consejo de Relaciones Laborales y de Negociacin Colectiva establecido en el artculo 7, continuar realizando su actividad la actual Comisin Consultiva Nacional de Convenios Colectivos regulada en la disposicin final segunda del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en la redaccin dada a la misma por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, y sus disposiciones de desarrollo.

Disposicin derogatoria nica. Derogacin normativa.

Sin perjuicio de lo sealado en la disposicin transitoria segunda, se derogan cuantas normas de igual o inferior rango contradigan o se opongan a lo dispuesto en este real decreto-ley.

Disposicin final primera. Fundamento constitucional.

Este real decreto-ley se dicta al amparo de lo establecido en el artculo 149.1.7. de la Constitucin, que atribuye al Estado la competencia exclusiva en materia de legislacin laboral, sin perjuicio de su ejecucin por los rganos de las Comunidades Autnomas.

Disposicin final segunda. Facultades de desarrollo.

Se autoriza al Gobierno y a la persona titular del Ministerio de Trabajo e Inmigracin, en el mbito de sus competencias, a dictar las disposiciones necesarias para la ejecucin y desarrollo de lo establecido en este real decreto-ley.

Disposicin final tercera. Entrada en vigor.

Este real decreto-ley entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Dado en Barcelona, el 10 de junio de 2011.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

JOS LUIS RODRGUEZ ZAPATERO

Análisis

  • Rango: Real Decreto-ley
  • Fecha de disposición: 10/06/2011
  • Fecha de publicación: 11/06/2011
  • Entrada en vigor: 12 de junio de 2011.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DEROGA la disposicin transitoria 2, por Ley 3/2012, de 6 de julio (Ref. BOE-A-2012-9110).
  • CORRECCIN de errores en BOE num. 147 de 21 de junio de 2011 (Ref. BOE-A-2011-10776).
Referencias anteriores
  • MODIFICA los arts. 40, 41, 51, 82 a 89, 91 y la disposicin final 2 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, texto refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (Ref. BOE-A-1995-7730).
  • DE CONFORMIDAD con:
    • Real Decreto 713/2010, de 28 de mayo (Ref. BOE-A-2010-9274).
    • art. 90.2 y 3 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, texto refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (Ref. BOE-A-1995-7730).
  • CITA Ley 35/2010, de 17 de septiembre (Ref. BOE-A-2010-14301).
Materias
  • Arbitraje laboral
  • Asociaciones empresariales
  • Comisin Consultiva Nacional de Convenios Colectivos
  • Consejos consultivos
  • Contratos de trabajo
  • Convenios colectivos
  • Estatuto de los Trabajadores
  • Jornada laboral
  • Negociacin colectiva
  • Organizacin de la Administracin del Estado
  • Relaciones Laborales
  • Retribuciones
  • Sindicatos
  • Trabajo

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid