Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2015-738

Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluacin de la educacin primaria, la educacin secundaria obligatoria y el bachillerato.

TEXTO

Las orientaciones de la Unin Europea insisten en la necesidad de la adquisicin de las competencias clave por parte de la ciudadana como condicin indispensable para lograr que los individuos alcancen un pleno desarrollo personal, social y profesional que se ajuste a las demandas de un mundo globalizado y haga posible el desarrollo econmico, vinculado al conocimiento. As se establece, desde el Consejo Europeo de Lisboa en el ao 2000 hasta las Conclusiones del Consejo de 2009 sobre el Marco Estratgico para la cooperacin europea en el mbito de la educacin y la formacin (ET 2020).

En la misma direccin, el programa de trabajo del Consejo Europeo Educacin y Formacin 2010 defini, desde el ao 2001, algunos objetivos generales, tales como el desarrollo de las capacidades para la sociedad del conocimiento y otros ms especficos encaminados a promover el aprendizaje de idiomas y el espritu de empresa y a potenciar la dimensin europea en la educacin en general.

Por otra parte, ms all del mbito europeo, la UNESCO (1996) estableci los principios precursores de la aplicacin de la enseanza basada en competencias al identificar los pilares bsicos de una educacin permanente para el Siglo XXI, consistentes en aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a convivir.

De igual forma, la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmico (OCDE), desde la puesta en marcha del programa PISA (Programa para la Evaluacin Internacional de Estudiantes), plantea que el xito en la vida de un estudiante depende de la adquisicin de un rango amplio de competencias. Por ello se llevan a cabo varios proyectos dirigidos al desarrollo de un marco conceptual que defina e identifique las competencias necesarias para llevar una vida personal y socialmente valiosa en un Estado democrtico moderno (Definicin y Seleccin de Competencias, DeSeCo, 1999, 2003).

DeSeCo (2003) define competencia como la capacidad de responder a demandas complejas y llevar a cabo tareas diversas de forma adecuada. La competencia supone una combinacin de habilidades prcticas, conocimientos, motivacin, valores ticos, actitudes, emociones, y otros componentes sociales y de comportamiento que se movilizan conjuntamente para lograr una accin eficaz. Se contemplan, pues, como conocimiento en la prctica, es decir, un conocimiento adquirido a travs de la participacin activa en prcticas sociales y, como tales, se pueden desarrollar tanto en el contexto educativo formal, a travs del currculo, como en los contextos educativos no formales e informales.

Las competencias, por tanto, se conceptualizan como un saber hacer que se aplica a una diversidad de contextos acadmicos, sociales y profesionales. Para que la transferencia a distintos contextos sea posible resulta indispensable una comprensin del conocimiento presente en las competencias y la vinculacin de este con las habilidades prcticas o destrezas que las integran.

La Recomendacin 2006/962/EC, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente, insta a los Estados miembros a desarrollar la oferta de competencias clave. Se delimita la definicin de competencia, entendida como una combinacin de conocimientos, capacidades, o destrezas, y actitudes adecuadas al contexto. Se considera que las competencias clave son aquellas que todas las personas precisan para su realizacin y desarrollo personal, as como para la ciudadana activa, la inclusin social y el empleo. Se identifican claramente ocho competencias clave esenciales para el bienestar de las sociedades europeas, el crecimiento econmico y la innovacin, y se describen los conocimientos, las capacidades y las actitudes esenciales vinculadas a cada una de ellas. Asimismo, se destaca la necesidad de que se pongan los medios para desarrollar las competencias clave durante la educacin y la formacin inicial, y desarrolladas a lo largo de la vida.

As pues, el conocimiento competencial integra un conocimiento de base conceptual: conceptos, principios, teoras, datos y hechos (conocimiento declarativo-saber decir); un conocimiento relativo a las destrezas, referidas tanto a la accin fsica observable como a la accin mental (conocimiento procedimental-saber hacer); y un tercer componente que tiene una gran influencia social y cultural, y que implica un conjunto de actitudes y valores (saber ser).

Por otra parte, el aprendizaje por competencias favorece los propios procesos de aprendizaje y la motivacin por aprender, debido a la fuerte interrelacin entre sus componentes: el conocimiento de base conceptual (conocimiento) no se aprende al margen de su uso, del saber hacer; tampoco se adquiere un conocimiento procedimental (destrezas) en ausencia de un conocimiento de base conceptual que permite dar sentido a la accin que se lleva a cabo.

Adems, la Recomendacin citada facilita la movilidad de estudiantes y profesionales de los Estados miembros, dado que se supone el logro de resultados de aprendizaje similares a partir del dominio de las mismas competencias clave. Con ello se facilita la convalidacin de programas de estudio y el reconocimiento de ttulos.

Por ltimo, la propuesta de aprendizaje por competencias favorecer la vinculacin entre la formacin y el desarrollo profesional.

La Comisin, en la Estrategia Europea 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, seala que los Estados miembros necesitarn Mejorar los resultados educativos, abordando cada segmento (preescolar, primario, secundario, formacin profesional y universitario) mediante un planteamiento integrado que recoja las competencias clave y tenga como fin reducir el abandono escolar y garantizar las competencias requeridas para proseguir la formacin y el acceso al mercado laboral .

Siguiendo estas recomendaciones, en Espaa se incorporaron al sistema educativo no universitario las competencias clave con el nombre de competencias bsicas. La Ley Orgnica 2/2006, de 3 de mayo, de Educacin (LOE), hace ya referencia en su exposicin de motivos, entre otros asuntos, a la necesidad de cohesin social, al aprendizaje permanente a lo largo de la vida y a la sociedad del conocimiento, e introduce el trmino competencias bsicas por primera vez en la normativa educativa.

La Ley Orgnica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), va ms all al poner el nfasis en un modelo de currculo basado en competencias: introduce un nuevo artculo 6 bis en la Ley Orgnica 2/2006, de 3 de mayo, de Educacin, que en su apartado 1.e) establece que corresponde al Gobierno el diseo del currculo bsico, en relacin con los objetivos, competencias, contenidos, criterios de evaluacin, estndares y resultados de aprendizaje evaluables, con el fin de asegurar una formacin comn y el carcter oficial y la validez en todo el territorio nacional de las titulaciones a que se refiere esta Ley Orgnica.

Dado que el aprendizaje basado en competencias se caracteriza por su transversalidad, su dinamismo y su carcter integral, el proceso de enseanza-aprendizaje competencial debe abordarse desde todas las reas de conocimiento y por parte de las diversas instancias que conforman la comunidad educativa, tanto en los mbitos formales como en los no formales e informales. Su dinamismo se refleja en que las competencias no se adquieren en un determinado momento y permanecen inalterables, sino que implican un proceso de desarrollo mediante el cual los individuos van adquiriendo mayores niveles de desempeo en el uso de las mismas.

Adems, este aprendizaje implica una formacin integral de las personas que, al finalizar la etapa acadmica, sern capaces de transferir aquellos conocimientos adquiridos a las nuevas instancias que aparezcan en la opcin de vida que elijan. As, podrn reorganizar su pensamiento y adquirir nuevos conocimientos, mejorar sus actuaciones y descubrir nuevas formas de accin y nuevas habilidades que les permitan ejecutar eficientemente las tareas, favoreciendo un aprendizaje a lo largo de toda la vida.

La nueva disposicin adicional trigsima quinta a la Ley Orgnica 2/2006, de 3 de mayo, sobre Integracin de las competencias en el currculo, establece que el Ministerio de Educacin, Cultura y Deporte promover, en cooperacin con las Comunidades Autnomas, la adecuada descripcin de las relaciones entre las competencias y los contenidos y criterios de evaluacin de las diferentes enseanzas a partir de la entrada en vigor de la Ley Orgnica. A estos efectos, se prestar atencin prioritaria al currculo de la enseanza bsica.

Las competencias que se recogen en esta orden se han establecido de conformidad con los resultados de la investigacin educativa y con las tendencias europeas recogidas en la Recomendacin 2006/962/EC, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente. Dichas competencias se describen, se indica su finalidad y aspectos distintivos, y se pone de manifiesto, en cada una de ellas, las claves de desarrollo que debe alcanzar todo el alumnado referidas al final de la educacin bsica y Bachillerato, pero cuyo desarrollo debe iniciarse desde el comienzo de la escolarizacin, de manera que su adquisicin se realice de forma progresiva y coherente a lo largo de las distintas etapas educativas.

Las competencias clave debern estar estrechamente vinculadas a los objetivos definidos para la Educacin Primaria, la Educacin Secundaria Obligatoria y el Bachillerato. Esta vinculacin favorece que la consecucin de dichos objetivos a lo largo de la vida acadmica lleve implcito el desarrollo de las competencias clave, para que todas las personas puedan alcanzar su desarrollo personal y lograr una correcta incorporacin en la sociedad.

Un enfoque metodolgico basado en las competencias clave y en los resultados de aprendizaje conlleva importantes cambios en la concepcin del proceso de enseanza-aprendizaje, cambios en la organizacin y en la cultura escolar; requiere la estrecha colaboracin entre los docentes en el desarrollo curricular y en la transmisin de informacin sobre el aprendizaje de los alumnos y alumnas, as como cambios en las prcticas de trabajo y en los mtodos de enseanza.

Esta orden, que tiene carcter bsico, se dicta al amparo del artculo 149.1.30 de la Constitucin, que atribuye al Estado las competencias para la regulacin de las condiciones de obtencin, expedicin y homologacin de los ttulos acadmicos y profesionales y normas bsicas para el desarrollo del artculo 27 de la Constitucin, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes pblicos en esta materia.

En la tramitacin de esta norma ha sido consultada la Conferencia de Educacin y ha emitido informe el Consejo Escolar del Estado.

En su virtud, y de acuerdo con el Consejo de Estado, dispongo:

Artculo 1. Objeto y mbito de aplicacin.

1. El objeto de esta orden es describir las relaciones entre las competencias y los contenidos y criterios de evaluacin de la Educacin Primaria, la Educacin Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, de acuerdo con lo indicado por la disposicin adicional trigsima quinta de la Ley Orgnica 2/2006, de 3 de mayo, de Educacin.

2. Esta orden ser de aplicacin en todo el territorio.

Artculo 2. Las competencias clave en el Sistema Educativo Espaol.

A efectos de esta orden, las competencias clave del currculo son las siguientes:

a) Comunicacin lingstica.

b) Competencia matemtica y competencias bsicas en ciencia y tecnologa.

c) Competencia digital.

d) Aprender a aprender.

e) Competencias sociales y cvicas.

f) Sentido de iniciativa y espritu emprendedor.

g) Conciencia y expresiones culturales.

Artculo 3. Descripcin de las competencias clave en el Sistema Educativo Espaol.

La descripcin de las competencias clave en el Sistema Educativo Espaol se recoge en el anexo I.

Artculo 4. Las competencias clave y los objetivos de las etapas.

1. Las competencias clave debern estar estrechamente vinculadas a los objetivos definidos para la Educacin Primaria, la Educacin Secundaria Obligatoria y el Bachillerato.

2. La relacin de las competencias clave con los objetivos de las etapas educativas hace necesario disear estrategias para promover y evaluar las competencias desde las etapas educativas iniciales e intermedias hasta su posterior consolidacin en etapas superiores, que llevarn a los alumnos y alumnas a desarrollar actitudes y valores, as como un conocimiento de base conceptual y un uso de tcnicas y estrategias que favorecern su incorporacin a la vida adulta y que servirn de cimiento para su aprendizaje a lo largo de su vida.

3. La adquisicin eficaz de las competencias clave por parte del alumnado y su contribucin al logro de los objetivos de las etapas educativas, desde un carcter interdisciplinar y transversal, requiere del diseo de actividades de aprendizaje integradas que permitan avanzar hacia los resultados de aprendizaje de ms de una competencia al mismo tiempo.

Artculo 5. Las competencias clave en el currculo.

1. Las competencias clave deben estar integradas en las reas o materias de las propuestas curriculares, y en ellas definirse, explicitarse y desarrollarse suficientemente los resultados de aprendizaje que los alumnos y alumnas deben conseguir.

2. Las competencias deben desarrollarse en los mbitos de la educacin formal, no formal e informal a lo largo de la Educacin Primaria, la Educacin Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, y en la educacin permanente a lo largo de toda la vida.

3. Todas las reas o materias del currculo deben participar, desde su mbito correspondiente, en el desarrollo de las distintas competencias del alumnado.

4. La seleccin de los contenidos y las metodologas debe asegurar el desarrollo de las competencias clave a lo largo de la vida acadmica.

5. Los criterios de evaluacin deben servir de referencia para valorar lo que el alumnado sabe y sabe hacer en cada rea o materia. Estos criterios de evaluacin se desglosan en estndares de aprendizaje evaluables. Para valorar el desarrollo competencial del alumnado, sern estos estndares de aprendizaje evaluables, como elementos de mayor concrecin, observables y medibles, los que, al ponerse en relacin con las competencias clave, permitirn graduar el rendimiento o desempeo alcanzado en cada una de ellas.

6. El conjunto de estndares de aprendizaje evaluables de un rea o materia determinada dar lugar a su perfil de rea o materia. Dado que los estndares de aprendizaje evaluables se ponen en relacin con las competencias, este perfil permitir identificar aquellas competencias que se desarrollan a travs de esa rea o materia.

7. Todas las reas y materias deben contribuir al desarrollo competencial. El conjunto de estndares de aprendizaje evaluables de las diferentes reas o materias que se relacionan con una misma competencia da lugar al perfil de esa competencia (perfil de competencia). La elaboracin de este perfil facilitar la evaluacin competencial del alumnado.

Artculo 6. Estrategias metodolgicas para trabajar por competencias en el aula.

En el anexo II se indican algunas orientaciones para facilitar el desarrollo de estrategias metodolgicas que permitan trabajar por competencias en el aula.

Artculo 7. La evaluacin de las competencias clave.

1. Tanto en la evaluacin continua en los diferentes cursos como en las evaluaciones finales en las diferentes etapas educativas, deber tenerse en cuenta el grado de dominio de las competencias correspondientes a la Educacin Primaria, la Educacin Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, a travs de procedimientos de evaluacin e instrumentos de obtencin de datos que ofrezcan validez y fiabilidad en la identificacin de los aprendizajes adquiridos. Por ello, para poder evaluar las competencias es necesario elegir, siempre que sea posible, estrategias e instrumentos para evaluar al alumnado de acuerdo con sus desempeos en la resolucin de problemas que simulen contextos reales, movilizando sus conocimientos, destrezas, valores y actitudes.

2. Han de establecerse las relaciones de los estndares de aprendizaje evaluables con las competencias a las que contribuyen, para lograr la evaluacin de los niveles de desempeo competenciales alcanzados por el alumnado.

3. La evaluacin del grado de adquisicin de las competencias debe estar integrada con la evaluacin de los contenidos, en la medida en que ser competente supone movilizar los conocimientos, destrezas, actitudes y valores para dar respuesta a las situaciones planteadas, dotar de funcionalidad a los aprendizajes y aplicar lo que se aprende desde un planteamiento integrador.

4. Los niveles de desempeo de las competencias se podrn medir a travs de indicadores de logro, tales como rbricas o escalas de evaluacin. Estos indicadores de logro deben incluir rangos dirigidos a la evaluacin de desempeos, que tengan en cuenta el principio de atencin a la diversidad.

5. El profesorado establecer las medidas que sean necesarias para garantizar que la evaluacin del grado de dominio de las competencias del alumnado con discapacidad se realice de acuerdo con los principios de no discriminacin y accesibilidad y diseo universal.

6. El profesorado debe utilizar procedimientos de evaluacin variados para facilitar la evaluacin del alumnado como parte integral del proceso de enseanza y aprendizaje, y como una herramienta esencial para mejorar la calidad de la educacin.

Asimismo, es necesario incorporar estrategias que permitan la participacin del alumnado en la evaluacin de sus logros, como la autoevaluacin, la evaluacin entre iguales o la coevaluacin. Estos modelos de evaluacin favorecen el aprendizaje desde la reflexin y valoracin del alumnado sobre sus propias dificultades y fortalezas, sobre la participacin de los compaeros en las actividades de tipo colaborativo y desde la colaboracin con el profesorado en la regulacin del proceso de enseanza-aprendizaje.

En todo caso, los distintos procedimientos de evaluacin utilizables, como la observacin sistemtica del trabajo de los alumnos, las pruebas orales y escritas, el portfolio, los protocolos de registro, o los trabajos de clase, permitirn la integracin de todas las competencias en un marco de evaluacin coherente.

7. Las evaluaciones externas de fin de etapa previstas en la Ley Orgnica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), tendrn en cuenta, tanto en su diseo como en su evaluacin los estndares de aprendizaje evaluable del currculo.

Disposicin final primera. Ttulo competencial.

1. Esta orden tiene carcter bsico.

2. Esta orden se dicta al amparo del artculo 149.1.30 de la Constitucin, que atribuye al Estado las competencias para la regulacin de las condiciones de obtencin, expedicin y homologacin de los ttulos acadmicos y profesionales y normas bsicas para el desarrollo del artculo 27 de la Constitucin, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes pblicos en esta materia.

Disposicin final segunda. Ejecucin y desarrollo.

1. De acuerdo con lo indicado en esta orden, la Conferencia de Educacin, a iniciativa del Ministerio de Educacin, Cultura y Deporte, desarrollar estrategias para la consecucin, integracin y evaluacin de las competencias que permitan ilustrar la elaboracin de las programaciones didcticas y procedimientos de evaluacin de la Educacin Primaria, la Educacin Secundaria Obligatoria y el Bachillerato.

2. Se habilita a la persona titular de la Secretara de Estado de Educacin, Formacin Profesional y Universidades para dictar, en el mbito de sus competencias, cuantas resoluciones e instrucciones sean precisas para la ejecucin y desarrollo de lo establecido en esta orden.

Disposicin final tercera. Entrada en vigor.

La presente orden entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Madrid, 21 de enero de 2015.–El Ministro de Educacin, Cultura y Deporte, Jos Ignacio Wert Ortega.

ANEXO I
Descripcin de las competencias clave del Sistema Educativo Espaol

1. Comunicacin lingstica

La competencia en comunicacin lingstica es el resultado de la accin comunicativa dentro de prcticas sociales determinadas, en las cuales el individuo acta con otros interlocutores y a travs de textos en mltiples modalidades, formatos y soportes. Estas situaciones y prcticas pueden implicar el uso de una o varias lenguas, en diversos mbitos y de manera individual o colectiva. Para ello el individuo dispone de su repertorio plurilinge, parcial, pero ajustado a las experiencias comunicativas que experimenta a lo largo de la vida. Las lenguas que utiliza pueden haber tenido vas y tiempos distintos de adquisicin y constituir, por tanto, experiencias de aprendizaje de lengua materna o de lenguas extranjeras o adicionales.

Esta visin de la competencia en comunicacin lingstica vinculada con prcticas sociales determinadas ofrece una imagen del individuo como agente comunicativo que produce, y no slo recibe, mensajes a travs de las lenguas con distintas finalidades. Valorar la relevancia de esta afirmacin en la toma de decisiones educativas supone optar por metodologas activas de aprendizaje (aprendizaje basado en tareas y proyectos, en problemas, en retos, etctera), ya sean estas en la lengua materna de los estudiantes, en una lengua adicional o en una lengua extranjera, frente a opciones metodolgicas ms tradicionales.

Adems, la competencia en comunicacin lingstica representa una va de conocimiento y contacto con la diversidad cultural que implica un factor de enriquecimiento para la propia competencia y que adquiere una particular relevancia en el caso de las lenguas extranjeras. Por tanto, un enfoque intercultural en la enseanza y el aprendizaje de las lenguas implica una importante contribucin al desarrollo de la competencia en comunicacin lingstica del alumnado.

Esta competencia es, por definicin, siempre parcial y constituye un objetivo de aprendizaje permanente a lo largo de toda la vida. Por ello, para que se produzca un aprendizaje satisfactorio de las lenguas, es determinante que se promuevan unos contextos de uso de lenguas ricos y variados, en relacin con las tareas que se han de realizar y sus posibles interlocutores, textos e intercambios comunicativos.

La competencia en comunicacin lingstica es extremadamente compleja. Se basa, en primer lugar, en el conocimiento del componente lingstico. Pero adems, como se produce y desarrolla en situaciones comunicativas concretas y contextualizadas, el individuo necesita activar su conocimiento del componente pragmtico-discursivo y socio-cultural.

Esta competencia precisa de la interaccin de distintas destrezas, ya que se produce en mltiples modalidades de comunicacin y en diferentes soportes. Desde la oralidad y la escritura hasta las formas ms sofisticadas de comunicacin audiovisual o mediada por la tecnologa, el individuo participa de un complejo entramado de posibilidades comunicativas gracias a las cuales expande su competencia y su capacidad de interaccin con otros individuos. Por ello, esta diversidad de modalidades y soportes requiere de una alfabetizacin ms compleja, recogida en el concepto de alfabetizaciones mltiples, que permita al individuo su participacin como ciudadano activo.

La competencia en comunicacin lingstica es tambin un instrumento fundamental para la socializacin y el aprovechamiento de la experiencia educativa, por ser una va privilegiada de acceso al conocimiento dentro y fuera de la escuela. De su desarrollo depende, en buena medida, que se produzcan distintos tipos de aprendizaje en distintos contextos, formales, informales y no formales. En este sentido, es especialmente relevante en el contexto escolar la consideracin de la lectura como destreza bsica para la ampliacin de la competencia en comunicacin lingstica y el aprendizaje. As, la lectura es la principal va de acceso a todas las reas, por lo que el contacto con una diversidad de textos resulta fundamental para acceder a las fuentes originales del saber. Por ello, donde manifiesta su importancia de forma ms patente es en el desarrollo de las destrezas que conducen al conocimiento de los textos literarios, no solo en su consideracin como canon artstico o en su valoracin como parte del patrimonio cultural, sino sobre todo, y principalmente, como fuente de disfrute y aprendizaje a lo largo de la vida.

Desde esta perspectiva, es recomendable que el centro educativo sea la unidad de accin para el desarrollo de la competencia en comunicacin lingstica. En este sentido, actuaciones como el diseo de un Proyecto Lingstico de Centro que forme parte del propio Proyecto Educativo de Centro, un Plan Lector o unas estrategias para el uso de la Biblioteca Escolar como espacio de aprendizaje y disfrute permiten un tratamiento ms global y eficaz de la competencia en comunicacin lingstica en los trminos aqu expresados.

La competencia en comunicacin lingstica se inscribe en un marco de actitudes y valores que el individuo pone en funcionamiento: el respeto a las normas de convivencia; el ejercicio activo de la ciudadana; el desarrollo de un espritu crtico; el respeto a los derechos humanos y el pluralismo; la concepcin del dilogo como herramienta primordial para la convivencia, la resolucin de conflictos y el desarrollo de las capacidades afectivas en todos los mbitos; una actitud de curiosidad, inters y creatividad hacia el aprendizaje y el reconocimiento de las destrezas inherentes a esta competencia (lectura, conversacin, escritura, etctera) como fuentes de placer relacionada con el disfrute personal y cuya promocin y prctica son tareas esenciales en el refuerzo de la motivacin hacia el aprendizaje.

En resumen, para el adecuado desarrollo de esta competencia resulta necesario abordar el anlisis y la consideracin de los distintos aspectos que intervienen en ella, debido a su complejidad. Para ello, se debe atender a los cinco componentes que la constituyen y a las dimensiones en las que se concretan:

– El componente lingstico comprende diversas dimensiones: la lxica, la gramatical, la semntica, la fonolgica, la ortogrfica y la ortopica, entendida esta como la articulacin correcta del sonido a partir de la representacin grfica de la lengua.

– El componente pragmtico-discursivo contempla tres dimensiones: la sociolingstica (vinculada con la adecuada produccin y recepcin de mensajes en diferentes contextos sociales); la pragmtica (que incluye las microfunciones comunicativas y los esquemas de interaccin); y la discursiva (que incluye las macrofunciones textuales y las cuestiones relacionadas con los gneros discursivos).

– El componente socio-cultural incluye dos dimensiones: la que se refiere al conocimiento del mundo y la dimensin intercultural.

– El componente estratgico permite al individuo superar las dificultades y resolver los problemas que surgen en el acto comunicativo. Incluye tanto destrezas y estrategias comunicativas para la lectura, la escritura, el habla, la escucha y la conversacin, como destrezas vinculadas con el tratamiento de la informacin, la lectura multimodal y la produccin de textos electrnicos en diferentes formatos; asimismo, tambin forman parte de este componente las estrategias generales de carcter cognitivo, metacognitivo y socioafectivas que el individuo utiliza para comunicarse eficazmente, aspectos fundamentales en el aprendizaje de las lenguas extranjeras.

– Por ltimo, la competencia en comunicacin lingstica incluye un componente personal que interviene en la interaccin comunicativa en tres dimensiones: la actitud, la motivacin y los rasgos de personalidad.

2. Competencia matemtica y competencias bsicas en ciencia y tecnologa

La competencia matemtica y las competencias bsicas en ciencia y tecnologa inducen y fortalecen algunos aspectos esenciales de la formacin de las personas que resultan fundamentales para la vida.

En una sociedad donde el impacto de las matemticas, las ciencias y las tecnologas es determinante, la consecucin y sostenibilidad del bienestar social exige conductas y toma de decisiones personales estrechamente vinculadas a la capacidad crtica y visin razonada y razonable de las personas. A ello contribuyen la competencia matemtica y competencias bsicas en ciencia y tecnologa:

a) La competencia matemtica implica la capacidad de aplicar el razonamiento matemtico y sus herramientas para describir, interpretar y predecir distintos fenmenos en su contexto.

La competencia matemtica requiere de conocimientos sobre los nmeros, las medidas y las estructuras, as como de las operaciones y las representaciones matemticas, y la comprensin de los trminos y conceptos matemticos.

El uso de herramientas matemticas implica una serie de destrezas que requieren la aplicacin de los principios y procesos matemticos en distintos contextos, ya sean personales, sociales, profesionales o cientficos, as como para emitir juicios fundados y seguir cadenas argumentales en la realizacin de clculos, el anlisis de grficos y representaciones matemticas y la manipulacin de expresiones algebraicas, incorporando los medios digitales cuando sea oportuno. Forma parte de esta destreza la creacin de descripciones y explicaciones matemticas que llevan implcitas la interpretacin de resultados matemticos y la reflexin sobre su adecuacin al contexto, al igual que la determinacin de si las soluciones son adecuadas y tienen sentido en la situacin en que se presentan.

Se trata, por tanto, de reconocer el papel que desempean las matemticas en el mundo y utilizar los conceptos, procedimientos y herramientas para aplicarlos en la resolucin de los problemas que puedan surgir en una situacin determinada a lo largo de la vida. La activacin de la competencia matemtica supone que el aprendiz es capaz de establecer una relacin profunda entre el conocimiento conceptual y el conocimiento procedimental, implicados en la resolucin de una tarea matemtica determinada.

La competencia matemtica incluye una serie de actitudes y valores que se basan en el rigor, el respeto a los datos y la veracidad.

As pues, para el adecuado desarrollo de la competencia matemtica resulta necesario abordar cuatro reas relativas a los nmeros, el lgebra, la geometra y la estadstica, interrelacionadas de formas diversas:

– La cantidad: esta nocin incorpora la cuantificacin de los atributos de los objetos, las relaciones, las situaciones y las entidades del mundo, interpretando distintas representaciones de todas ellas y juzgando interpretaciones y argumentos. Participar en la cuantificacin del mundo supone comprender las mediciones, los clculos, las magnitudes, las unidades, los indicadores, el tamao relativo y las tendencias y patrones numricos.

– El espacio y la forma: incluyen una amplia gama de fenmenos que se encuentran en nuestro mundo visual y fsico: patrones, propiedades de los objetos, posiciones, direcciones y representaciones de ellos; descodificacin y codificacin de informacin visual, as como navegacin e interaccin dinmica con formas reales, o con representaciones. La competencia matemtica en este sentido incluye una serie de actividades como la comprensin de la perspectiva, la elaboracin y lectura de mapas, la transformacin de las formas con y sin tecnologa, la interpretacin de vistas de escenas tridimensionales desde distintas perspectivas y la construccin de representaciones de formas.

– El cambio y las relaciones: el mundo despliega multitud de relaciones temporales y permanentes entre los objetos y las circunstancias, donde los cambios se producen dentro de sistemas de objetos interrelacionados. Tener ms conocimientos sobre el cambio y las relaciones supone comprender los tipos fundamentales de cambio y cundo tienen lugar, con el fin de utilizar modelos matemticos adecuados para describirlo y predecirlo.

– La incertidumbre y los datos: son un fenmeno central del anlisis matemtico presente en distintos momentos del proceso de resolucin de problemas en el que resulta clave la presentacin e interpretacin de datos. Esta categora incluye el reconocimiento del lugar de la variacin en los procesos, la posesin de un sentido de cuantificacin de esa variacin, la admisin de incertidumbre y error en las mediciones y los conocimientos sobre el azar. Asimismo, comprende la elaboracin, interpretacin y valoracin de las conclusiones extradas en situaciones donde la incertidumbre y los datos son fundamentales.

b) Las competencias bsicas en ciencia y tecnologa son aquellas que proporcionan un acercamiento al mundo fsico y a la interaccin responsable con l desde acciones, tanto individuales como colectivas, orientadas a la conservacin y mejora del medio natural, decisivas para la proteccin y mantenimiento de la calidad de vida y el progreso de los pueblos. Estas competencias contribuyen al desarrollo del pensamiento cientfico, pues incluyen la aplicacin de los mtodos propios de la racionalidad cientfica y las destrezas tecnolgicas, que conducen a la adquisicin de conocimientos, la contrastacin de ideas y la aplicacin de los descubrimientos al bienestar social.

Las competencias en ciencia y tecnologa capacitan a ciudadanos responsables y respetuosos que desarrollan juicios crticos sobre los hechos cientficos y tecnolgicos que se suceden a lo largo de los tiempos, pasados y actuales. Estas competencias han de capacitar, bsicamente, para identificar, plantear y resolver situaciones de la vida cotidiana –personal y social– anlogamente a como se acta frente a los retos y problemas propios de la actividades cientficas y tecnolgicas.

Para el adecuado desarrollo de las competencias en ciencia y tecnologa resulta necesario abordar los saberes o conocimientos cientficos relativos a la fsica, la qumica, la biologa, la geologa, las matemticas y la tecnologa, los cuales se derivan de conceptos, procesos y situaciones interconectadas.

Se requiere igualmente el fomento de destrezas que permitan utilizar y manipular herramientas y mquinas tecnolgicas, as como utilizar datos y procesos cientficos para alcanzar un objetivo; es decir, identificar preguntas, resolver problemas, llegar a una conclusin o tomar decisiones basadas en pruebas y argumentos.

Asimismo, estas competencias incluyen actitudes y valores relacionados con la asuncin de criterios ticos asociados a la ciencia y a la tecnologa, el inters por la ciencia, el apoyo a la investigacin cientfica y la valoracin del conocimiento cientfico; as como el sentido de la responsabilidad en relacin a la conservacin de los recursos naturales y a las cuestiones medioambientales y a la adopcin de una actitud adecuada para lograr una vida fsica y mental saludable en un entorno natural y social.

Los mbitos que deben abordarse para la adquisicin de las competencias en ciencias y tecnologa son:

– Sistemas fsicos: asociados al comportamiento de las sustancias en el mbito fisicoqumico. Sistemas regidos por leyes naturales descubiertas a partir de la experimentacin cientfica orientada al conocimiento de la estructura ltima de la materia, que repercute en los sucesos observados y descritos desde mbitos especficos y complementarios: mecnicos, elctricos, magnticos, luminosos, acsticos, calorficos, reactivos, atmicos y nucleares. Todos ellos considerados en s mismos y en relacin con sus efectos en la vida cotidiana, en sus aplicaciones a la mejora de instrumentos y herramientas, en la conservacin de la naturaleza y en la facilitacin del progreso personal y social.

– Sistemas biolgicos: propios de los seres vivos dotados de una complejidad orgnica que es preciso conocer para preservarlos y evitar su deterioro. Forma parte esencial de esta dimensin competencial el conocimiento de cuanto afecta a la alimentacin, higiene y salud individual y colectiva, as como la habituacin a conductas y adquisicin de valores responsables para el bien comn inmediato y del planeta en su globalidad.

– Sistemas de la Tierra y del Espacio: desde la perspectiva geolgica y cosmognica. El conocimiento de la historia de la Tierra y de los procesos que han desembocado en su configuracin actual, son necesarios para identificarnos con nuestra propia realidad: qu somos, de dnde venimos y hacia dnde podemos y debemos ir. Los saberes geolgicos, unidos a los conocimientos sobre la produccin agrcola, ganadera, martima, minera e industrial, proporcionan, adems de formacin cientfica y social, valoraciones sobre las riquezas de nuestro planeta que deben defenderse y acrecentarse. Asimismo, el conocimiento del espacio exterior, del Universo del que formamos parte, estimula uno de los componentes esenciales de la actividad cientfica: la capacidad de asombro y la admiracin ante los hechos naturales.

– Sistemas tecnolgicos: derivados, bsicamente, de la aplicacin de los saberes cientficos a los usos cotidianos de instrumentos, mquinas y herramientas y al desarrollo de nuevas tecnologas asociadas a las revoluciones industriales, que han ido mejorando el desarrollo de los pueblos. Son componentes bsicos de esta competencia: conocer la produccin de nuevos materiales, el diseo de aparatos industriales, domsticos e informticos, as como su influencia en la vida familiar y laboral.

Complementado los sistemas de referencia enumerados y promoviendo acciones transversales a todos ellos, la adquisicin de las competencias en ciencia y tecnologa requiere, de manera esencial, la formacin y prctica en los siguientes dominios:

– Investigacin cientfica: como recurso y procedimiento para conseguir los conocimientos cientficos y tecnolgicos logrados a lo largo de la historia. El acercamiento a los mtodos propios de la actividad cientfica –propuesta de preguntas, bsqueda de soluciones, indagacin de caminos posibles para la resolucin de problemas, contrastacin de pareceres, diseo de pruebas y experimentos, aprovechamiento de recursos inmediatos para la elaboracin de material con fines experimentales y su adecuada utilizacin– no solo permite el aprendizaje de destrezas en ciencias y tecnologas, sino que tambin contribuye a la adquisicin de actitudes y valores para la formacin personal: atencin, disciplina, rigor, paciencia, limpieza, serenidad, atrevimiento, riesgo y responsabilidad, etctera.

– Comunicacin de la ciencia: para transmitir adecuadamente los conocimientos, hallazgos y procesos. El uso correcto del lenguaje cientfico es una exigencia crucial de esta competencia: expresin numrica, manejo de unidades, indicacin de operaciones, toma de datos, elaboracin de tablas y grficos, interpretacin de los mismos, secuenciacin de la informacin, deduccin de leyes y su formalizacin matemtica. Tambin es esencial en esta dimensin competencial la unificacin del lenguaje cientfico como medio para procurar el entendimiento, as como el compromiso de aplicarlo y respetarlo en las comunicaciones cientficas.

3. Competencia digital

La competencia digital es aquella que implica el uso creativo, crtico y seguro de las tecnologas de la informacin y la comunicacin para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusin y participacin en la sociedad.

Esta competencia supone, adems de la adecuacin a los cambios que introducen las nuevas tecnologas en la alfabetizacin, la lectura y la escritura, un conjunto nuevo de conocimientos, habilidades y actitudes necesarias hoy en da para ser competente en un entorno digital.

Requiere de conocimientos relacionados con el lenguaje especfico bsico: textual, numrico, icnico, visual, grfico y sonoro, as como sus pautas de decodificacin y transferencia. Esto conlleva el conocimiento de las principales aplicaciones informticas. Supone tambin el acceso a las fuentes y el procesamiento de la informacin; y el conocimiento de los derechos y las libertades que asisten a las personas en el mundo digital.

Igualmente precisa del desarrollo de diversas destrezas relacionadas con el acceso a la informacin, el procesamiento y uso para la comunicacin, la creacin de contenidos, la seguridad y la resolucin de problemas, tanto en contextos formales como no formales e informales. La persona ha de ser capaz de hacer un uso habitual de los recursos tecnolgicos disponibles con el fin de resolver los problemas reales de un modo eficiente, as como evaluar y seleccionar nuevas fuentes de informacin e innovaciones tecnolgicas, a medida que van apareciendo, en funcin de su utilidad para acometer tareas u objetivos especficos.

La adquisicin de esta competencia requiere adems actitudes y valores que permitan al usuario adaptarse a las nuevas necesidades establecidas por las tecnologas, su apropiacin y adaptacin a los propios fines y la capacidad de interaccionar socialmente en torno a ellas. Se trata de desarrollar una actitud activa, crtica y realista hacia las tecnologas y los medios tecnolgicos, valorando sus fortalezas y debilidades y respetando principios ticos en su uso. Por otra parte, la competencia digital implica la participacin y el trabajo colaborativo, as como la motivacin y la curiosidad por el aprendizaje y la mejora en el uso de las tecnologas.

Por tanto, para el adecuado desarrollo de la competencia digital resulta necesario abordar:

– La informacin: esto conlleva la comprensin de cmo se gestiona la informacin y de cmo se pone a disposicin de los usuarios, as como el conocimiento y manejo de diferentes motores de bsqueda y bases de datos, sabiendo elegir aquellos que responden mejor a las propias necesidades de informacin.

– Igualmente, supone saber analizar e interpretar la informacin que se obtiene, cotejar y evaluar el contenido de los medios de comunicacin en funcin de su validez, fiabilidad y adecuacin entre las fuentes, tanto online como offline. Y por ltimo, la competencia digital supone saber transformar la informacin en conocimiento a travs de la seleccin apropiada de diferentes opciones de almacenamiento.

– La comunicacin: supone tomar conciencia de los diferentes medios de comunicacin digital y de varios paquetes de software de comunicacin y de su funcionamiento as como sus beneficios y carencias en funcin del contexto y de los destinatarios. Al mismo tiempo, implica saber qu recursos pueden compartirse pblicamente y el valor que tienen, es decir, conocer de qu manera las tecnologas y los medios de comunicacin pueden permitir diferentes formas de participacin y colaboracin para la creacin de contenidos que produzcan un beneficio comn. Ello supone el conocimiento de cuestiones ticas como la identidad digital y las normas de interaccin digital.

– La creacin de contenidos: implica saber cmo los contenidos digitales pueden realizarse en diversos formatos (texto, audio, vdeo, imgenes) as como identificar los programas/aplicaciones que mejor se adaptan al tipo de contenido que se quiere crear. Supone tambin la contribucin al conocimiento de dominio pblico (wikis, foros pblicos, revistas), teniendo en cuenta las normativas sobre los derechos de autor y las licencias de uso y publicacin de la informacin.

– La seguridad: implica conocer los distintos riesgos asociados al uso de las tecnologas y de recursos online y las estrategias actuales para evitarlos, lo que supone identificar los comportamientos adecuados en el mbito digital para proteger la informacin, propia y de otras personas, as como conocer los aspectos adictivos de las tecnologas.

– La resolucin de problemas: esta dimensin supone conocer la composicin de los dispositivos digitales, sus potenciales y limitaciones en relacin a la consecucin de metas personales, as como saber dnde buscar ayuda para la resolucin de problemas tericos y tcnicos, lo que implica una combinacin heterognea y bien equilibrada de las tecnologas digitales y no digitales ms importantes en esta rea de conocimiento.

4. Aprender a aprender

La competencia de aprender a aprender es fundamental para el aprendizaje permanente que se produce a lo largo de la vida y que tiene lugar en distintos contextos formales, no formales e informales.

Esta competencia se caracteriza por la habilidad para iniciar, organizar y persistir en el aprendizaje. Esto exige, en primer lugar, la capacidad para motivarse por aprender. Esta motivacin depende de que se genere la curiosidad y la necesidad de aprender, de que el estudiante se sienta protagonista del proceso y del resultado de su aprendizaje y, finalmente, de que llegue a alcanzar las metas de aprendizaje propuestas y, con ello, que se produzca en l una percepcin de auto-eficacia. Todo lo anterior contribuye a motivarle para abordar futuras tareas de aprendizaje.

En segundo lugar, en cuanto a la organizacin y gestin del aprendizaje, la competencia de aprender a aprender requiere conocer y controlar los propios procesos de aprendizaje para ajustarlos a los tiempos y las demandas de las tareas y actividades que conducen al aprendizaje. La competencia de aprender a aprender desemboca en un aprendizaje cada vez ms eficaz y autnomo.

Esta competencia incluye una serie de conocimientos y destrezas que requieren la reflexin y la toma de conciencia de los propios procesos de aprendizaje. As, los procesos de conocimiento se convierten en objeto del conocimiento y, adems, hay que aprender a ejecutarlos adecuadamente.

Aprender a aprender incluye conocimientos sobre los procesos mentales implicados en el aprendizaje (cmo se aprende). Adems, esta competencia incorpora el conocimiento que posee el estudiante sobre su propio proceso de aprendizaje que se desarrolla en tres dimensiones: a) el conocimiento que tiene acerca de lo que sabe y desconoce, de lo que es capaz de aprender, de lo que le interesa, etctera; b) el conocimiento de la disciplina en la que se localiza la tarea de aprendizaje y el conocimiento del contenido concreto y de las demandas de la tarea misma; y c) el conocimiento sobre las distintas estrategias posibles para afrontar la tarea.

Todo este conocimiento se vuelca en destrezas de autorregulacin y control inherentes a la competencia de aprender a aprender, que se concretan en estrategias de planificacin en las que se refleja la meta de aprendizaje que se persigue, as como el plan de accin que se tiene previsto aplicar para alcanzarla; estrategias de supervisin desde las que el estudiante va examinando la adecuacin de las acciones que est desarrollando y la aproximacin a la meta; y estrategias de evaluacin desde las que se analiza tanto el resultado como del proceso que se ha llevado a cabo. La planificacin, supervisin y evaluacin son esenciales para desarrollar aprendizajes cada vez ms eficaces. Todas ellas incluyen un proceso reflexivo que permite pensar antes de actuar (planificacin), analizar el curso y el ajuste del proceso (supervisin) y consolidar la aplicacin de buenos planes o modificar los que resultan incorrectos (evaluacin del resultado y del proceso). Estas tres estrategias deberan potenciarse en los procesos de aprendizaje y de resolucin de problemas en los que participan los estudiantes.

Aprender a aprender se manifiesta tanto individualmente como en grupo. En ambos casos el dominio de esta competencia se inicia con una reflexin consciente acerca de los procesos de aprendizaje a los que se entrega uno mismo o el grupo. No solo son los propios procesos de conocimiento, sino que, tambin, el modo en que los dems aprenden se convierte en objeto de escrutinio. De ah que la competencia de aprender a aprender se adquiera tambin en el contexto del trabajo en equipo. Los profesores han de procurar que los estudiantes sean conscientes de lo que hacen para aprender y busquen alternativas. Muchas veces estas alternativas se ponen de manifiesto cuando se trata de averiguar qu es lo que hacen los dems en situaciones de trabajo cooperativo.

Respecto a las actitudes y valores, la motivacin y la confianza son cruciales para la adquisicin de esta competencia. Ambas se potencian desde el planteamiento de metas realistas a corto, medio y largo plazo. Al alcanzarse las metas aumenta la percepcin de auto-eficacia y la confianza, y con ello se elevan los objetivos de aprendizaje de forma progresiva. Las personas deben ser capaces de apoyarse en experiencias vitales y de aprendizaje previas con el fin de utilizar y aplicar los nuevos conocimientos y capacidades en otros contextos, como los de la vida privada y profesional, la educacin y la formacin.

Saber aprender en un determinado mbito implica ser capaz de adquirir y asimilar nuevos conocimientos y llegar a dominar capacidades y destrezas propias de dicho mbito. En la competencia de aprender a aprender puede haber una cierta trasferencia de conocimiento de un campo a otro, aunque saber aprender en un mbito no significa necesariamente que se sepa aprender en otro. Por ello, su adquisicin debe llevarse a cabo en el marco de la enseanza de las distintas reas y materias del mbito formal, y tambin de los mbitos no formal e informal.

Podra concluirse que para el adecuado desarrollo de la competencia de aprender a aprender se requiere de una reflexin que favorezca un conocimiento de los procesos mentales a los que se entregan las personas cuando aprenden, un conocimiento sobre los propios procesos de aprendizaje, as como el desarrollo de la destreza de regular y controlar el propio aprendizaje que se lleva a cabo.

5. Competencias sociales y cvicas

Las competencias sociales y cvicas implican la habilidad y capacidad para utilizar los conocimientos y actitudes sobre la sociedad, entendida desde las diferentes perspectivas, en su concepcin dinmica, cambiante y compleja, para interpretar fenmenos y problemas sociales en contextos cada vez ms diversificados; para elaborar respuestas, tomar decisiones y resolver conflictos, as como para interactuar con otras personas y grupos conforme a normas basadas en el respeto mutuo y en convicciones democrticas. Adems de incluir acciones a un nivel ms cercano y mediato al individuo como parte de una implicacin cvica y social.

Se trata, por lo tanto, de aunar el inters por profundizar y garantizar la participacin en el funcionamiento democrtico de la sociedad, tanto en el mbito pblico como privado, y preparar a las personas para ejercer la ciudadana democrtica y participar plenamente en la vida cvica y social gracias al conocimiento de conceptos y estructuras sociales y polticas y al compromiso de participacin activa y democrtica.

a) La competencia social se relaciona con el bienestar personal y colectivo. Exige entender el modo en que las personas pueden procurarse un estado de salud fsica y mental ptimo, tanto para ellas mismas como para sus familias y para su entorno social prximo, y saber cmo un estilo de vida saludable puede contribuir a ello.

Para poder participar plenamente en los mbitos social e interpersonal es fundamental adquirir los conocimientos que permitan comprender y analizar de manera crtica los cdigos de conducta y los usos generalmente aceptados en las distintas sociedades y entornos, as como sus tensiones y procesos de cambio. La misma importancia tiene conocer los conceptos bsicos relativos al individuo, al grupo, a la organizacin del trabajo, la igualdad y la no discriminacin entre hombres y mujeres y entre diferentes grupos tnicos o culturales, la sociedad y la cultura. Asimismo, es esencial comprender las dimensiones intercultural y socioeconmica de las sociedades europeas y percibir las identidades culturales y nacionales como un proceso sociocultural dinmico y cambiante en interaccin con la europea, en un contexto de creciente globalizacin.

Los elementos fundamentales de esta competencia incluyen el desarrollo de ciertas destrezas como la capacidad de comunicarse de una manera constructiva en distintos entornos sociales y culturales, mostrar tolerancia, expresar y comprender puntos de vista diferentes, negociar sabiendo inspirar confianza y sentir empata. Las personas deben ser capaces de gestionar un comportamiento de respeto a las diferencias expresado de manera constructiva.

Asimismo, esta competencia incluye actitudes y valores como una forma de colaboracin, la seguridad en uno mismo y la integridad y honestidad. Las personas deben interesarse por el desarrollo socioeconmico y por su contribucin a un mayor bienestar social de toda la poblacin, as como la comunicacin intercultural, la diversidad de valores y el respeto a las diferencias, adems de estar dispuestas a superar los prejuicios y a comprometerse en este sentido.

b) La competencia cvica se basa en el conocimiento crtico de los conceptos de democracia, justicia, igualdad, ciudadana y derechos humanos y civiles, as como de su formulacin en la Constitucin espaola, la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unin Europea y en declaraciones internacionales, y de su aplicacin por parte de diversas instituciones a escala local, regional, nacional, europea e internacional. Esto incluye el conocimiento de los acontecimientos contemporneos, as como de los acontecimientos ms destacados y de las principales tendencias en las historias nacional, europea y mundial, as como la comprensin de los procesos sociales y culturales de carcter migratorio que implican la existencia de sociedades multiculturales en el mundo globalizado.

Las destrezas de esta competencia estn relacionadas con la habilidad para interactuar eficazmente en el mbito pblico y para manifestar solidaridad e inters por resolver los problemas que afecten al entorno escolar y a la comunidad, ya sea local o ms amplia. Conlleva la reflexin crtica y creativa y la participacin constructiva en las actividades de la comunidad o del mbito mediato e inmediato, as como la toma de decisiones en los contextos local, nacional o europeo y, en particular, mediante el ejercicio del voto y de la actividad social y cvica.

Las actitudes y valores inherentes a esta competencia son aquellos que se dirigen al pleno respeto de los derechos humanos y a la voluntad de participar en la toma de decisiones democrticas a todos los niveles, sea cual sea el sistema de valores adoptado. Tambin incluye manifestar el sentido de la responsabilidad y mostrar comprensin y respeto de los valores compartidos que son necesarios para garantizar la cohesin de la comunidad, basndose en el respeto de los principios democrticos. La participacin constructiva incluye tambin las actividades cvicas y el apoyo a la diversidad y la cohesin sociales y al desarrollo sostenible, as como la voluntad de respetar los valores y la intimidad de los dems y la recepcin reflexiva y crtica de la informacin procedente de los medios de comunicacin.

Por tanto, para el adecuado desarrollo de estas competencias es necesario comprender y entender las experiencias colectivas y la organizacin y funcionamiento del pasado y presente de las sociedades, la realidad social del mundo en el que se vive, sus conflictos y las motivaciones de los mismos, los elementos que son comunes y los que son diferentes, as como los espacios y territorios en que se desarrolla la vida de los grupos humanos, y sus logros y problemas, para comprometerse personal y colectivamente en su mejora, participando as de manera activa, eficaz y constructiva en la vida social y profesional.

Asimismo, estas competencias incorporan formas de comportamiento individual que capacitan a las personas para convivir en una sociedad cada vez ms plural, dinmica, cambiante y compleja para relacionarse con los dems; cooperar, comprometerse y afrontar los conflictos y proponer activamente perspectivas de afrontamiento, as como tomar perspectiva, desarrollar la percepcin del individuo en relacin a su capacidad para influir en lo social y elaborar argumentaciones basadas en evidencias.

Adquirir estas competencias supone ser capaz de ponerse en el lugar del otro, aceptar las diferencias, ser tolerante y respetar los valores, las creencias, las culturas y la historia personal y colectiva de los otros.

6. Sentido de iniciativa y espritu emprendedor

La competencia sentido de iniciativa y espritu emprendedor implica la capacidad de transformar las ideas en actos. Ello significa adquirir conciencia de la situacin a intervenir o resolver, y saber elegir, planificar y gestionar los conocimientos, destrezas o habilidades y actitudes necesarios con criterio propio, con el fin de alcanzar el objetivo previsto.

Esta competencia est presente en los mbitos personal, social, escolar y laboral en los que se desenvuelven las personas, permitindoles el desarrollo de sus actividades y el aprovechamiento de nuevas oportunidades. Constituye igualmente el cimiento de otras capacidades y conocimientos ms especficos, e incluye la conciencia de los valores ticos relacionados.

La adquisicin de esta competencia es determinante en la formacin de futuros ciudadanos emprendedores, contribuyendo as a la cultura del emprendimiento. En este sentido, su formacin debe incluir conocimientos y destrezas relacionados con las oportunidades de carrera y el mundo del trabajo, la educacin econmica y financiera o el conocimiento de la organizacin y los procesos empresariales, as como el desarrollo de actitudes que conlleven un cambio de mentalidad que favorezca la iniciativa emprendedora, la capacidad de pensar de forma creativa, de gestionar el riesgo y de manejar la incertidumbre. Estas habilidades resultan muy importantes para favorecer el nacimiento de emprendedores sociales, como los denominados intraemprendedores (emprendedores que trabajan dentro de empresas u organizaciones que no son suyas), as como de futuros empresarios.

Entre los conocimientos que requiere la competencia sentido de iniciativa y espritu emprendedor se incluye la capacidad de reconocer las oportunidades existentes para las actividades personales, profesionales y comerciales. Tambin incluye aspectos de mayor amplitud que proporcionan el contexto en el que las personas viven y trabajan, tales como la comprensin de las lneas generales que rigen el funcionamiento de las sociedades y las organizaciones sindicales y empresariales, as como las econmicas y financieras; la organizacin y los procesos empresariales; el diseo y la implementacin de un plan (la gestin de recursos humanos y/o financieros); as como la postura tica de las organizaciones y el conocimiento de cmo estas pueden ser un impulso positivo, por ejemplo, mediante el comercio justo y las empresas sociales.

Asimismo, esta competencia requiere de las siguientes destrezas o habilidades esenciales: capacidad de anlisis; capacidades de planificacin, organizacin, gestin y toma de decisiones; capacidad de adaptacin al cambio y resolucin de problemas; comunicacin, presentacin, representacin y negociacin efectivas; habilidad para trabajar, tanto individualmente como dentro de un equipo; participacin, capacidad de liderazgo y delegacin; pensamiento crtico y sentido de la responsabilidad; autoconfianza, evaluacin y auto-evaluacin, ya que es esencial determinar los puntos fuertes y dbiles de uno mismo y de un proyecto, as como evaluar y asumir riesgos cuando est justificado (manejo de la incertidumbre y asuncin y gestin del riesgo).

Finalmente, requiere el desarrollo de actitudes y valores como: la predisposicin a actuar de una forma creadora e imaginativa; el autoconocimiento y la autoestima; la autonoma o independencia, el inters y esfuerzo y el espritu emprendedor. Se caracteriza por la iniciativa, la pro-actividad y la innovacin, tanto en la vida privada y social como en la profesional. Tambin est relacionada con la motivacin y la determinacin a la hora de cumplir los objetivos, ya sean personales o establecidos en comn con otros, incluido el mbito laboral.

As pues, para el adecuado desarrollo de la competencia sentido de la iniciativa y espritu emprendedor resulta necesario abordar:

– La capacidad creadora y de innovacin: creatividad e imaginacin; autoconocimiento y autoestima; autonoma e independencia; inters y esfuerzo; espritu emprendedor; iniciativa e innovacin.

– La capacidad pro-activa para gestionar proyectos: capacidad de anlisis; planificacin, organizacin, gestin y toma de decisiones; resolucin de problemas; habilidad para trabajar tanto individualmente como de manera colaborativa dentro de un equipo; sentido de la responsabilidad; evaluacin y auto-evaluacin.

– La capacidad de asuncin y gestin de riesgos y manejo de la incertidumbre: comprensin y asuncin de riesgos; capacidad para gestionar el riesgo y manejar la incertidumbre.

– Las cualidades de liderazgo y trabajo individual y en equipo: capacidad de liderazgo y delegacin; capacidad para trabajar individualmente y en equipo; capacidad de representacin y negociacin.

– Sentido crtico y de la responsabilidad: sentido y pensamiento crtico; sentido de la responsabilidad.

7. Conciencia y expresiones culturales

La competencia en conciencia y expresin cultural implica conocer, comprender, apreciar y valorar con espritu crtico, con una actitud abierta y respetuosa, las diferentes manifestaciones culturales y artsticas, utilizarlas como fuente de enriquecimiento y disfrute personal y considerarlas como parte de la riqueza y patrimonio de los pueblos.

Esta competencia incorpora tambin un componente expresivo referido a la propia capacidad esttica y creadora y al dominio de aquellas capacidades relacionadas con los diferentes cdigos artsticos y culturales, para poder utilizarlas como medio de comunicacin y expresin personal. Implica igualmente manifestar inters por la participacin en la vida cultural y por contribuir a la conservacin del patrimonio cultural y artstico, tanto de la propia comunidad como de otras comunidades.

As pues, la competencia para la conciencia y expresin cultural requiere de conocimientos que permitan acceder a las distintas manifestaciones sobre la herencia cultural (patrimonio cultural, histrico-artstico, literario, filosfico, tecnolgico, medioambiental, etctera) a escala local, nacional y europea y su lugar en el mundo. Comprende la concrecin de la cultura en diferentes autores y obras, as como en diferentes gneros y estilos, tanto de las bellas artes (msica, pintura, escultura, arquitectura, cine, literatura, fotografa, teatro y danza) como de otras manifestaciones artstico-culturales de la vida cotidiana (vivienda, vestido, gastronoma, artes aplicadas, folclore, fiestas...). Incorpora asimismo el conocimiento bsico de las principales tcnicas, recursos y convenciones de los diferentes lenguajes artsticos y la identificacin de las relaciones existentes entre esas manifestaciones y la sociedad, lo cual supone tambin tener conciencia de la evolucin del pensamiento, las corrientes estticas, las modas y los gustos, as como de la importancia representativa, expresiva y comunicativa de los factores estticos en la vida cotidiana.

Dichos conocimientos son necesarios para poner en funcionamiento destrezas como la aplicacin de diferentes habilidades de pensamiento, perceptivas, comunicativas, de sensibilidad y sentido esttico para poder comprenderlas, valorarlas, emocionarse y disfrutarlas. La expresin cultural y artstica exige tambin desarrollar la iniciativa, la imaginacin y la creatividad expresadas a travs de cdigos artsticos, as como la capacidad de emplear distintos materiales y tcnicas en el diseo de proyectos.

Adems, en la medida en que las actividades culturales y artsticas suponen con frecuencia un trabajo colectivo, es preciso disponer de habilidades de cooperacin y tener conciencia de la importancia de apoyar y apreciar las contribuciones ajenas.

El desarrollo de esta competencia supone actitudes y valores personales de inters, reconocimiento y respeto por las diferentes manifestaciones artsticas y culturales, y por la conservacin del patrimonio.

Exige asimismo valorar la libertad de expresin, el derecho a la diversidad cultural, el dilogo entre culturas y sociedades y la realizacin de experiencias artsticas compartidas. A su vez, conlleva un inters por participar en la vida cultural y, por tanto, por comunicar y compartir conocimientos, emociones y sentimientos a partir de expresiones artsticas.

As pues, para el adecuado desarrollo de la competencia para la conciencia y expresin cultural resulta necesario abordar:

– El conocimiento, estudio y comprensin tanto de los distintos estilos y gneros artsticos como de las principales obras y producciones del patrimonio cultural y artstico en distintos periodos histricos, sus caractersticas y sus relaciones con la sociedad en la que se crean, as como las caractersticas de las obras de arte producidas, todo ello mediante el contacto con las obras de arte. Est relacionada, igualmente, con la creacin de la identidad cultural como ciudadano de un pas o miembro de un grupo.

– El aprendizaje de las tcnicas y recursos de los diferentes lenguajes artsticos y formas de expresin cultural, as como de la integracin de distintos lenguajes.

– El desarrollo de la capacidad e intencin de expresarse y comunicar ideas, experiencias y emociones propias, partiendo de la identificacin del potencial artstico personal (aptitud/talento). Se refiere tambin a la capacidad de percibir, comprender y enriquecerse con las producciones del mundo del arte y de la cultura.

– La potenciacin de la iniciativa, la creatividad y la imaginacin propias de cada individuo de cara a la expresin de las propias ideas y sentimientos. Es decir, la capacidad de imaginar y realizar producciones que supongan recreacin, innovacin y transformacin. Implica el fomento de habilidades que permitan reelaborar ideas y sentimientos propios y ajenos y exige desarrollar el autoconocimiento y la autoestima, as como la capacidad de resolucin de problemas y asuncin de riesgos.

– El inters, aprecio, respeto, disfrute y valoracin crtica de las obras artsticas y culturales que se producen en la sociedad, con un espritu abierto, positivo y solidario.

– La promocin de la participacin en la vida y la actividad cultural de la sociedad en que se vive, a lo largo de toda la vida. Esto lleva implcitos comportamientos que favorecen la convivencia social.

– El desarrollo de la capacidad de esfuerzo, constancia y disciplina como requisitos necesarios para la creacin de cualquier produccin artstica de calidad, as como habilidades de cooperacin que permitan la realizacin de trabajos colectivos.

ANEXO II
Orientaciones para facilitar el desarrollo de estrategias metodolgicas que permitan trabajar por competencias en el aula

Todo proceso de enseanza-aprendizaje debe partir de una planificacin rigurosa de lo que se pretende conseguir, teniendo claro cules son los objetivos o metas, qu recursos son necesarios, qu mtodos didcticos son los ms adecuados y cmo se evala el aprendizaje y se retroalimenta el proceso.

Los mtodos didcticos han de elegirse en funcin de lo que se sabe que es ptimo para alcanzar las metas propuestas y en funcin de los condicionantes en los que tiene lugar la enseanza.

La naturaleza de la materia, las condiciones socioculturales, la disponibilidad de recursos y las caractersticas de los alumnos y alumnas condicionan el proceso de enseanza-aprendizaje, por lo que ser necesario que el mtodo seguido por el profesor se ajuste a estos condicionantes con el fin de propiciar un aprendizaje competencial en el alumnado.

Los mtodos deben partir de la perspectiva del docente como orientador, promotor y facilitador del desarrollo competencial en el alumnado; adems, deben enfocarse a la realizacin de tareas o situaciones-problema, planteadas con un objetivo concreto, que el alumnado debe resolver haciendo un uso adecuado de los distintos tipos de conocimientos, destrezas, actitudes y valores; asimismo, deben tener en cuenta la atencin a la diversidad y el respeto por los distintos ritmos y estilos de aprendizaje mediante prcticas de trabajo individual y cooperativo.

En el actual proceso de inclusin de las competencias como elemento esencial del currculo, es preciso sealar que cualquiera de las metodologas seleccionadas por los docentes para favorecer el desarrollo competencial de los alumnos y alumnas debe ajustarse al nivel competencial inicial de estos. Adems, es necesario secuenciar la enseanza de tal modo que se parta de aprendizajes ms simples para avanzar gradualmente hacia otros ms complejos.

Uno de los elementos clave en la enseanza por competencias es despertar y mantener la motivacin hacia el aprendizaje en el alumnado, lo que implica un nuevo planteamiento del papel del alumno, activo y autnomo, consciente de ser el responsable de su aprendizaje.

Los mtodos docentes debern favorecer la motivacin por aprender en los alumnos y alumnas y, a tal fin, los profesores han de ser capaces de generar en ellos la curiosidad y la necesidad por adquirir los conocimientos, las destrezas y las actitudes y valores presentes en las competencias. Asimismo, con el propsito de mantener la motivacin por aprender es necesario que los profesores procuren todo tipo de ayudas para que los estudiantes comprendan lo que aprenden, sepan para qu lo aprenden y sean capaces de usar lo aprendido en distintos contextos dentro y fuera del aula.

Para potenciar la motivacin por el aprendizaje de competencias se requieren, adems, metodologas activas y contextualizadas. Aquellas que faciliten la participacin e implicacin del alumnado y la adquisicin y uso de conocimientos en situaciones reales, sern las que generen aprendizajes ms transferibles y duraderos.

Las metodologas activas han de apoyarse en estructuras de aprendizaje cooperativo, de forma que, a travs de la resolucin conjunta de las tareas, los miembros del grupo conozcan las estrategias utilizadas por sus compaeros y puedan aplicarlas a situaciones similares.

Para un proceso de enseanza-aprendizaje competencial las estrategias interactivas son las ms adecuadas, al permitir compartir y construir el conocimiento y dinamizar la sesin de clase mediante el intercambio verbal y colectivo de ideas. Las metodologas que contextualizan el aprendizaje y permiten el aprendizaje por proyectos, los centros de inters, el estudio de casos o el aprendizaje basado en problemas favorecen la participacin activa, la experimentacin y un aprendizaje funcional que va a facilitar el desarrollo de las competencias, as como la motivacin de los alumnos y alumnas al contribuir decisivamente a la transferibilidad de los aprendizajes.

El trabajo por proyectos, especialmente relevante para el aprendizaje por competencias, se basa en la propuesta de un plan de accin con el que se busca conseguir un determinado resultado prctico. Esta metodologa pretende ayudar al alumnado a organizar su pensamiento favoreciendo en ellos la reflexin, la crtica, la elaboracin de hiptesis y la tarea investigadora a travs de un proceso en el que cada uno asume la responsabilidad de su aprendizaje, aplicando sus conocimientos y habilidades a proyectos reales. Se favorece, por tanto, un aprendizaje orientado a la accin en el que se integran varias reas o materias: los estudiantes ponen en juego un conjunto amplio de conocimientos, habilidades o destrezas y actitudes personales, es decir, los elementos que integran las distintas competencias.

Asimismo, resulta recomendable el uso del portfolio, que aporta informacin extensa sobre el aprendizaje del alumnado, refuerza la evaluacin continua y permite compartir resultados de aprendizaje. El portfolio es una herramienta motivadora para el alumnado que potencia su autonoma y desarrolla su pensamiento crtico y reflexivo.

La seleccin y uso de materiales y recursos didcticos constituye un aspecto esencial de la metodologa. El profesorado debe implicarse en la elaboracin y diseo de diferentes tipos de materiales, adaptados a los distintos niveles y a los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje de los alumnos y alumnas, con el objeto de atender a la diversidad en el aula y personalizar los procesos de construccin de los aprendizajes. Se debe potenciar el uso de una variedad de materiales y recursos, considerando especialmente la integracin de las Tecnologas de la Informacin y la Comunicacin en el proceso de enseanza-aprendizaje que permiten el acceso a recursos virtuales.

Finalmente, es necesaria una adecuada coordinacin entre los docentes sobre las estrategias metodolgicas y didcticas que se utilicen. Los equipos educativos deben plantearse una reflexin comn y compartida sobre la eficacia de las diferentes propuestas metodolgicas con criterios comunes y consensuados. Esta coordinacin y la existencia de estrategias conexionadas permiten abordar con rigor el tratamiento integrado de las competencias y progresar hacia una construccin colaborativa del conocimiento.

Análisis

  • Rango: Orden
  • Fecha de disposición: 21/01/2015
  • Fecha de publicación: 29/01/2015
  • Entrada en vigor: 30 de enero de 2015.
Referencias anteriores
  • DE CONFORMIDAD con la disposicin adicional 35 de la Ley Orgnica 2/2006, de 3 de mayo (Ref. BOE-A-2006-7899).
  • CITA Recomendacin 2006/962/CE, de 18 de diciembre (Ref. DOUE-L-2006-82748).
Materias
  • Bachillerato
  • Currculo
  • Educacin Primaria
  • Educacin Secundaria Obligatoria
  • Enseanza

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid