Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2010-4163

Resolucin de 4 de febrero de 2010, dela Secretara General de Poltica Social y Consumo, por la que se publica el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia, para la mejora de la calidad de la prestacin econmica para cuidados en el entorno familiar del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia.

TEXTO

De conformidad con lo establecido en losartculos 8.2.c) de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promocin de la Autonoma Personal y Atencin a las Personas en Situacin de Dependencia, el Consejo Territorial del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia aprob, en su reunin de 25 de enero de 2010, el Acuerdo para la mejora de la calidad de la prestacin econmica para cuidados en el entorno familiar del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia, que figura en el anexo de la presente Resolucin.

Lo que se hace pblico a los efectos oportunos.

Madrid, 4 de febrero de 2010.—El Secretario General de Poltica Social y Consumo, Francisco Moza Zapatero.

ANEXO
Acuerdo para la mejora de la calidad de la prestacin econmica para cuidados en el entorno familiar del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia

El presente acuerdo determina normas comunes para garantizar la mayor calidad en la prestacin econmica para cuidados en el entorno familiar, a la que se refieren especficamente los artculos 14.4 y 18 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promocin de la autonoma personal y atencin a las personas en situacin de dependencia. En concreto, el apartado 2 del artculo 18 indica: Previo acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia, se establecern las condiciones de acceso a esta prestacin, en funcin del grado y nivel reconocido a la persona en situacin de dependencia y de su capacidad econmica.

El Consejo Territorial del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia adopt este Acuerdo en su reunin de 9 de mayo de 2007, y en base al mismo, las Administraciones competentes han procedido al desarrollo reglamentario de esta prestacin.

Igualmente, a travs del Real Decreto 615/2007, de 11 de mayo, por el que se regula la Seguridad Social de los cuidadores de las personas en situacin de dependencia, en adelante Real Decreto 615/2007, se ha dado cumplimiento al mandato previsto en el artculo 18.3 de la Ley 39/2006, y se ha establecido el convenio especial de cuidadores no profesionales de personas en situacin de dependencia. En el mismo sentido, ha sido modificada la Orden TAS/2865/2003, de 13 de octubre, por la que se regula el convenio especial en el Sistema de la Seguridad Social.

Durante el perodo transcurrido desde la adopcin del Acuerdo mencionado y la aprobacin del Real Decreto citado, hasta este momento, se ha podido constatar la importancia de esta prestacin, por el nmero de prestaciones reconocidas y porque es una de las ms elegidas por parte de las personas en situacin de dependencia, especialmente por aquellas que estn ya siendo atendidas en sus domicilios de esta forma.

En consecuencia, el Consejo Territorial entiende que es necesario alcanzar acuerdos que mejoren esta prestacin, avanzando en los criterios establecidos en el Acuerdo aprobado el 22 de septiembre de 2009 sobre criterios comunes en materia de formacin e informacin de cuidadores no profesionales, en aras de conseguir la mxima calidad en la atencin, a la vez que se obtiene mayor homogeneidad en su aplicacin.

Primero. Objeto del Acuerdo.—El presente Acuerdo tiene como finalidad establecer criterios comunes en la concesin y seguimiento de la prestacin de cuidados en el entorno familiar, especficamente sobre las condiciones de acceso, el trmite de consulta y el seguimiento de la prestacin, con el fin de lograr la mayor calidad posible en los cuidados que reciba la persona en situacin de dependencia y en el cumplimiento de los fines de esta prestacin.

Segundo. Condiciones de acceso a la prestacin.—1. Exigencia de estar recibiendo atencin: La persona beneficiaria ha de estar siendo atendida mediante cuidados en el entorno familiar, con carcter previo a la solicitud de reconocimiento de la situacin de dependencia, para que le pueda ser reconocida esta modalidad de prestacin.

2. Idoneidad de la persona cuidadora.—Con el objeto de garantizar la atencin y cuidado que la persona en situacin de dependencia necesite, la persona cuidadora debe reunir los siguientes requisitos:

a) Ser familiar hasta el tercer grado. La atencin y cuidados que preste el cuidador o cuidadora no profesional a la persona beneficiaria se han de desarrollar en el marco de la relacin familiar y, en ningn caso, en el de una relacin contractual, ya sea laboral o de otra ndole. Se entienden como situaciones asimiladas a la relacin familiar, las parejas de hecho, tutores y personas designadas, administrativa o judicialmente, con funciones de acogimiento.

b) Contar con la capacidad fsica y psquica suficiente para desarrollar adecuadamente por s misma las funciones del cuidado y apoyo, que bsicamente se refieren a proporcionar ayuda a otra persona en las actividades bsicas de la vida diaria, a las que se refiere el artculo 2.3 de la Ley 39/2006, y que por s misma no puede realizar.

En consecuencia, y como criterio general, una persona valorada en situacin de dependencia o de edad avanzada no debe ser la cuidadora principal de otra persona en situacin de dependencia, salvo que existan apoyos complementarios.

Asimismo, la garanta de unos cuidados adecuados conlleva tambin la proteccin de la salud de la persona cuidadora, por lo que en la determinacin de su idoneidad se tendrn en cuenta las dificultades de la realizacin de las tareas de cuidado, as como los apoyos con los que pudiera contar en el ejercicio de esta funcin.

c) Que la persona cuidadora cuente con tiempo de dedicacin suficiente para atender a la persona beneficiaria en aquellas situaciones en que necesita ayuda para realizar las actividades bsicas de la vida diaria.

3. Persona cuidadora principal y otras personas cuidadoras.

3.1 La concesin de la prestacin de cuidados en el entorno familiar debe conllevar la designacin de una persona cuidadora principal, que deber asumir la responsabilidad del cuidado, aunque en el ejercicio de las funciones de cuidado pueda estar apoyada por otras personas.

3.2 La continuidad en los cuidados prestados por una misma persona cuidadora redunda en la calidad de los mismos, por lo que la persona cuidadora ha de tener disponibilidad para prestar el cuidado y atencin de forma adecuada y continuada durante un periodo mnimo de 1 ao, excepto que por circunstancias sobrevenidas e imprevisibles no pueda completar este perodo.

3.3 Excepcionalmente, en el caso de varias personas cuidadoras que se sucedan de forma rotatoria, con cambio o no de domicilio de la persona en situacin de dependencia, se determinarn claramente los periodos de tiempo que corresponden a cada una de ellas dentro del periodo del ao natural, sin que pueda establecerse para cada una de las mismas un periodo continuado inferior a tres meses.

4. Condiciones adecuadas de habitabilidad de la vivienda.—La prestacin de cuidados en el domicilio precisa de unas condiciones mnimas de habitabilidad de la vivienda, entre las que se valorar la accesibilidad suficiente que permita el ejercicio de las funciones de cuidado personal.

5. Condiciones adecuadas de convivencia.—La convivencia en el mismo domicilio constituye un elemento referencial de condicin adecuada. Tambin lo ser la proximidad fsica de los respectivos domicilios en la medida en que permita dispensar una atencin pronta y adecuada a la persona en situacin de dependencia. En el informe que se elabore por los servicios sociales correspondientes en el marco del PIA, debe quedar constancia de que se dan las adecuadas condiciones de convivencia y relacin.

6. Personas cuidadoras no familiares del entorno.—Las personas cuidadoras no familiares del entorno tienen el carcter de excepcionalidad dentro de esta prestacin. Por lo tanto, en el caso de que se proponga como persona cuidadora no profesional a la persona cuidadora no familiar al que se refiere el artculo 1.2 del Real Decreto 615/2007, en el expediente quedar constancia de la circunstancia excepcional concurrente, de entre las previstas en el mencionado artculo: insuficiencia de recursos asistenciales pblicos o privados, despoblacin, o circunstancias geogrficas o de otra naturaleza que impidan o dificulten otras modalidades de atencin. La persona cuidadora no familiar no podr tener la consideracin de empleada o empleado del hogar en el domicilio de la persona beneficiaria, ni la atencin y cuidados podrn desarrollarse en el marco de cualquier otra relacin contractual, ya sea laboral o de otra ndole.

Asimismo, las personas a las que se les conceda la prestacin econmica para cuidados en el entorno familiar habrn de estar recibiendo previamente a la solicitud atencin en esta modalidad, y por lo que se refiere a la persona cuidadora, sta ha de reunir los requisitos de idoneidad indicados en el apartado 2, letras b) y c), del presente acuerdo.

Tercero. Participacin de la persona beneficiaria.—1. El Programa Individual de Atencin (PIA) indicar los servicios o prestaciones econmicas que se consideren ms adecuados a las necesidades de la persona beneficiaria. Los mismos debern tener como finalidad constituir un elemento clave y determinante de su bienestar.

2. En la resolucin por la que se reconoce la prestacin se tomar en consideracin las preferencias manifestadas durante el trmite de consulta por la persona beneficiaria y, en su caso, su familia o entidades tutelares que la representen, siempre que para su determinacin concurran los requisitos legalmente establecidos y siempre que dichas preferencias se incardinen en la modalidad o en una de las modalidades de intervencin ms adecuadas a las necesidades de la persona en situacin de dependencia.

3. No se admitir en el PIA que una persona que estuviera atendida en un servicio deje de hacerlo para poder percibir la prestacin econmica de cuidados en el entorno familiar.

No obstante, cuando existan razones que justifiquen la inadecuacin de un servicio a las necesidades de la persona, o cambios en las condiciones personales y/o del entorno de sta, que as lo aconsejen, se podr admitir un PIA o una modificacin del mismo en la que se contemple la prestacin econmica de cuidados en el entorno familiar.

Asimismo, en el caso de personas con discapacidad que terminan su formacin, y sin perjuicio del rgimen de incompatibilidades, no podr acordarse slo la prestacin econmica de cuidados en el entorno familiar cuando existan servicios que permitan continuar su proceso de insercin socio laboral y de promocin de la autonoma.

Cuarto.–Seguimiento de la calidad de los cuidados.—1. A la Comunidad Autnoma o Administracin que, en su caso, tenga la competencia le corresponde establecer los mecanismos de seguimiento y realizar las actividades de control de calidad de las prestaciones reconocidas as como verificar el cumplimiento de lo establecido en el PIA.

2. El seguimiento es una actividad de carcter tcnico que tiene por objeto comprobar que persisten las condiciones adecuadas de atencin, de convivencia, de habitabilidad de la vivienda y las dems de acceso a la prestacin, garantizar la calidad de los cuidados, as como prevenir posibles situaciones futuras de desatencin.

Para garantizar la calidad de los cuidados se tendrn en cuenta, entre otros criterios, los siguientes:

Mantenimiento de la capacidad fsica y psquica para desarrollar adecuadamente el cuidado y apoyo a la persona en situacin de dependencia.

Tiempo dedicado a los cuidados de la persona en situacin de dependencia.

Variaciones en los apoyos al cuidado que se vinieran recibiendo.

Modificacin de la situacin de convivencia respecto a la persona en situacin de dependencia.

Acciones formativas de la persona cuidadora.

Periodos de descanso de la persona cuidadora.

En el seguimiento se proporcionar informacin, orientacin y asesoramiento a la persona en situacin de dependencia y a la persona cuidadora.

3. Con carcter general, se realizar un seguimiento anual. No obstante, podrn establecerse criterios generales para la realizacin de seguimientos con una periodicidad inferior cuando concurran circunstancias especficas en las personas en situacin de dependencia o en las personas cuidadoras.

4. En cualquier caso, si antes de la fecha prevista para el seguimiento, el profesional responsable del mismo tuviese informacin acerca de la existencia de cambios sustanciales que pudieran afectar a la adecuacin de esta prestacin, podr iniciar actuaciones de control sin tener que esperar al momento previsto para realizar el mismo.

Análisis

  • Rango: Resolucin
  • Fecha de disposición: 04/02/2010
  • Fecha de publicación: 12/03/2010
Referencias anteriores
  • DE CONFORMIDAD con el art. 8.2. c) de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre (Ref. BOE-A-2006-21990).
Materias
  • Asistencia sanitaria
  • Asistencia social
  • Comits consultivos
  • Comunidades Autnomas

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid