Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2008-2493

Ley 13/2007, de 26 de noviembre, de medidas de prevencin y proteccin integral contra la violencia de gnero.

TEXTO

EL PRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCA

A todos los que la presente vieren, sabed que el Parlamento de Andaluca ha aprobado y yo, en nombre del Rey y por la autoridad que me confieren la Constitucin y el Estatuto de Autonoma, promulgo y ordeno la publicacin de la siguiente Ley de medidas de prevencin y proteccin integral contra la violencia de gnero.

EXPOSICIN DE MOTIVOS

I

El derecho a vivir dignamente, en libertad y sin vulneracin de la integridad personal, tanto fsica como psicolgica, forma parte inalienable de los derechos humanos universales, y, por ello, es objeto de proteccin y promocin desde todos los mbitos jurdicos y, muy especialmente, desde el internacional. La violencia de gnero supone una manifestacin extrema de la desigualdad y del sometimiento en el que viven las mujeres en todo el mundo, y representa una clara conculcacin de los derechos humanos. Sin embargo, este reconocimiento no ha llevado aparejada la eliminacin ni la suficiente modificacin de los factores culturales que subyacen en su origen, ni de la consecuente tolerancia.

La regulacin legal de una situacin que durante siglos se ha mantenido recluida en la privacidad ha desafiado los modos de atender la violencia de gnero, y esto a su vez ha facilitado la constatacin de que la prevencin y la erradicacin no pueden venir de acciones aisladas, sino de una intervencin integral y coordinada, que implique la responsabilidad de los poderes pblicos a travs de polticas adecuadas y del compromiso de la sociedad civil para avanzar hacia la eliminacin de toda forma de abuso contra las mujeres.

Son mltiples los esfuerzos realizados para erradicar esta violencia hacia las mujeres dirigida contra las mismas por el mero hecho de serlo. As, de forma especfica, en el seno de la Asamblea General de la Organizacin de Naciones Unidas se adopt en 1979 la Convencin sobre la eliminacin de todas las formas de discriminacin contra la mujer (CEDAW), tratado multilateral del que surgen obligaciones para los Estados partes y en el que se crea un rgano de vigilancia, que establece recomendaciones generales y particulares a los Estados para garantizar la aplicacin de lo dispuesto en la citada Convencin. En la misma lnea se acord la Declaracin para la Eliminacin de la Violencia contra la Mujer en 1993, cuyo artculo 1 es el referente mundial para definir la violencia de gnero.

La Organizacin de Naciones Unidas contempla la erradicacin de la violencia de gnero como uno de sus principales cometidos estratgicos desde 1995, fecha en la que tuvo lugar la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer de Pekn, de la que naci la Declaracin y la Plataforma de Accin de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995, cuyos contenidos han sido revisados en el ao 2000 y en el 2005. Adems, la Declaracin del Milenio 2000 manifiesta que la violencia de gnero constituye la mayor vulneracin de los derechos humanos en el mundo, y establece la colaboracin de los Estados para lograr la erradicacin de las desigualdades de gnero como uno de los objetivos estratgicos de la actuacin de la comunidad internacional.

Tambin en el mbito internacional han tenido lugar otros eventos importantes con una incidencia fundamental en la consagracin de los derechos de las mujeres. En la Declaracin de Viena de 1993 se reafirm que los derechos y las libertades fundamentales de las mujeres y las nias son parte inalienable de los derechos humanos universales, sin sujecin a tradiciones histricas o culturales; en el Programa de Accin de la Conferencia Internacional sobre Poblacin y Desarrollo de El Cairo, en 1994, y en la Declaracin de Copenhague, adoptada por la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social de 1995, se ha reconocido la estrecha interdependencia de los mbitos de la actividad pblica y privada, as como la existencia de vulneraciones de derechos fundamentales en ambas esferas. Por otra parte, la Organizacin Mundial de la Salud decret en 1998 la erradicacin de la violencia contra las mujeres como una prioridad internacional para los servicios de salud, iniciativa a la que se sum el Fondo para la Poblacin de Naciones Unidas al ao siguiente.

II

En el mbito regional de la Unin Europea tambin se han realizado importantes actuaciones para lograr la eliminacin de la violencia contra las mujeres. El Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea reconoce el derecho a la igualdad entre mujeres y hombres, e insta a los Estados partes a que desarrollen polticas especficas para la prevencin y punicin de la violencia de gnero. La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unin Europea se expresa en el mismo sentido, conteniendo, adems, varias disposiciones que inciden en la proteccin y promocin de la integridad fsica y psicolgica de todas las personas, y en la paridad entre mujeres y hombres.

En la esfera prctica esta estrategia de mbito europeo se refleja en la Decisin Marco del Consejo de la Unin Europea de 15 de marzo de 2001, por la que se propugna un mayor nfasis en la creacin y articulacin de redes de asistencia a las vctimas, lo que supone una directriz clara de cul debe ser la orientacin de las medidas de atencin por parte de los Estados de la Unin Europea, as como en la reciente Decisin nmero 803/2004/CE del Parlamento Europeo, por la que se aprueba un programa de accin comunitario (2004-2008) para prevenir y combatir la violencia ejercida sobre la infancia, los jvenes y las mujeres y proteger a las vctimas y grupos de riesgo (programa DAPHNE II).

III

La Constitucin Espaola reconoce la igualdad como valor superior del ordenamiento jurdico en su artculo 1.1, y en el artculo 9.2 establece la obligacin de los poderes pblicos de promover aquellas condiciones, que hagan reales y efectivas la libertad e igualdad de todas las personas. Adems la jurisprudencia ha identificado los preceptos constitucionales que se vulneran con la violencia de gnero, tales como el derecho a la dignidad de la persona y al libre desarrollo de su personalidad, recogido en el artculo 10.1, el derecho a la vida y a la integridad fsica y moral, con interdiccin de los tratos inhumanos o degradantes, reconocido en el artculo 15, as como el derecho a la seguridad, establecido en el artculo 17, quedando tambin afectados los principios rectores de la poltica social y econmica, que se refieren a la proteccin de la familia y de la infancia.

En cuanto a la regulacin legal, se ha producido una evolucin normativa en el marco estatal con la aprobacin de la Ley Orgnica 11/2003, de 29 de septiembre, de medidas concretas en materia de seguridad ciudadana, violencia domstica e integracin social de los extranjeros, y la Ley 27/2003, de 31 de julio, reguladora de la Orden de Proteccin para las Vctimas de la Violencia Domstica. Aunque, sin duda, el instrumento que cumple decididamente con las recomendaciones y directrices internacionales y de mbito regional europeo es la Ley Orgnica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Proteccin Integral contra la Violencia de Gnero, una ley cuyo objetivo fundamental es actuar contra una violencia que constituye una manifestacin clara de la discriminacin a travs de un enfoque multicausal desde la disposicin de medidas en mbitos muy diversos.

IV

La Comunidad Autnoma de Andaluca asume en su Estatuto de Autonoma un fuerte compromiso en la erradicacin de la violencia de gnero y en la proteccin integral a las mujeres, al establecer, en su artculo 16, que las mujeres tienen derecho a una proteccin integral contra la violencia de gnero, que incluir medidas preventivas, medidas asistenciales y ayudas pblicas. En este sentido, el artculo 73.2 dispone que corresponde a la Comunidad Autnoma la competencia compartida en materia de lucha contra la violencia de gnero, la planificacin de actuaciones y la capacidad de evaluacin y propuesta ante la Administracin central. La Comunidad Autnoma podr establecer medidas e instrumentos para la sensibilizacin sobre la violencia de gnero y para su deteccin y prevencin, as como regular servicios y destinar recursos propios para conseguir una proteccin integral de las mujeres que han sufrido o sufren este tipo de violencia. Adems, el artculo 10 dispone, en su apartado 1, que la Comunidad Autnoma de Andaluca promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstculos que impidan o dificulten su plenitud y fomentar la calidad de la democracia facilitando la participacin de todos los andaluces en la vida poltica, econmica, cultural y social. A tales efectos, adoptar todas las medidas de accin positiva que resulten necesarias.

El Gobierno de Andaluca, consciente de que la violencia de gnero constituye un obstculo para el pleno desarrollo de las mujeres y de la sociedad, ha destinado importantes recursos para la promocin de la igualdad entre mujeres y hombres, y para la erradicacin de la violencia contra las mujeres. La Ley 10/1988, de 29 de diciembre, de Presupuesto de la Comunidad Autnoma de Andaluca, en su artculo 30, crea el Instituto Andaluz de la Mujer, como organismo responsable de promover las condiciones para que sea real y efectiva la igualdad del hombre y la mujer andaluces, haciendo posible la participacin y presencia de la mujer en la vida poltica, econmica, cultural y social, y superando cualquier discriminacin laboral, cultural, econmica o poltica de la mujer. Desde la creacin del Instituto Andaluz de la Mujer, el Gobierno andaluz ha implementado dos planes de igualdad, el I Plan de Igualdad de Oportunidades (1990-1992) y el II Plan Andaluz para la Igualdad de Mujeres (1995-1997), en los que se ha destacado como un objetivo clave el fomento de las medidas dirigidas a prevenir la violencia contra las mujeres y el desarrollo de programas de atencin para las vctimas. Para intensificar las medidas contra la violencia de gnero, el Gobierno de Andaluca ha desarrollado dos Planes de accin, I Plan del Gobierno Andaluz para avanzar en la erradicacin de la violencia contra las mujeres (1998-2000) y el II Plan de Accin del Gobierno andaluz contra la violencia hacia las mujeres (2001-2004) de acuerdo con las directrices de los organismos internacionales, que contemplan la eliminacin de la violencia de gnero desde el enfoque multidisciplinar y coordinado de los distintos mbitos de actuacin.

La Ley de Medidas de Prevencin y Proteccin Integral contra la Violencia de Gnero responde al desarrollo especfico de las estrategias contra la violencia de gnero, y constituye el reconocimiento de los derechos de las mujeres en orden a su proteccin y atencin. Para su elaboracin, en el Pleno celebrado el da 30 de junio de 2004, el Parlamento de Andaluca aprob la creacin de un Grupo de Trabajo relativo a la violencia de gnero y propuestas de actuacin para su erradicacin, que finalmente qued constituido en el seno de la Comisin de Igualdad y Bienestar Social, y que ha contado con las aportaciones de un nmero importante de personas expertas, provenientes de muy diversos mbitos profesionales, as como de las asociaciones de mujeres que han destacado por su importante contribucin en la condena y repulsa de la violencia de gnero y en el apoyo a las mujeres.

Las propuestas y conclusiones del grupo de trabajo han servido como punto de partida para abordar el presente texto normativo, cuya elaboracin tambin responde a las directrices de mbito internacional, regional y nacional sobre violencia de gnero, as como a la experiencia de la Comunidad Autnoma de Andaluca en el desarrollo de planes de accin para avanzar en su erradicacin.

V

La presente Ley se estructura en un Ttulo Preliminar, cuatro Ttulos, tres Disposiciones adicionales una Disposicin Transitoria y dos Disposiciones finales.

El Ttulo Preliminar recoge las disposiciones generales que se refieren al objeto de la Ley, a su mbito de aplicacin, al concepto de violencia de gnero y a los principios que habrn de regir la actuacin de los poderes pblicos. Por tanto, con objeto de favorecer la igualdad y prevenir y erradicar la violencia de gnero, la actuacin de los poderes pblicos vendr informada por el principio de accesibilidad a la comunicacin, velando de manera especial por la proteccin y garanta de los derechos de las mujeres con discapacidad o mujeres en situacin de especial vulnerabilidad.

El Ttulo I establece las acciones de sensibilizacin y prevencin. En el Captulo I se fomentan las acciones para seguir avanzando en el conocimiento y la investigacin de las causas, caractersticas y consecuencias de la violencia de gnero. En el Captulo II se pretende, con la elaboracin peridica de un plan integral, la accin planificada dirigida a la sensibilizacin, prevencin, deteccin y proteccin integral. En el Captulo III se determinan las medidas encaminadas a que la educacin sea un elemento fundamental de prevencin de la violencia y de promocin de la igualdad de mujeres y hombres, atendiendo adems a los contenidos curriculares para la resolucin pacfica de conflictos. En el Captulo IV se recogen las medidas para promover una imagen de las mujeres no discriminatoria, respetando el principio de igualdad de mujeres y hombres, vigilancia de la publicidad sexista y especial atencin al tratamiento de la violencia de gnero. Y en el Captulo V se garantiza la adopcin de medidas para la formacin y especializacin de las personas profesionales que atienden a las mujeres.

El Ttulo II desarrolla las acciones de proteccin y atencin a las mujeres, desde los distintos mbitos de actuacin. En el Captulo I se establecen los derechos de las mujeres afectadas por la violencia de gnero. En el Captulo II se promueven acciones destinadas a la formacin en el mbito de la seguridad y fomento de unidades policiales especializadas para la atencin a las mujeres. En el Captulo III se determinan las medidas para la deteccin precoz, atencin y seguimiento de las intervenciones realizadas en el mbito de la salud, as como la necesidad de reforzar la atencin psicolgica a las mujeres para facilitarles su equilibrio emocional. En el Captulo IV se adoptan las medidas necesarias para garantizar una atencin jurdica especializada, integral e inmediata. En el Captulo V se recogen las medidas de atencin social para garantizar a las mujeres el derecho a la informacin. En el Captulo VI se determinan las medidas para la atencin integral y acogida, consistentes en el desarrollo de un modelo de atencin integral dirigido a garantizar la proteccin, la atencin integral multidisciplinar, y la bsqueda de autonoma de las mujeres vctimas de violencia de gnero.

El Ttulo III establece una serie de acciones para la recuperacin integral de las mujeres. En el Captulo I se recogen las ayudas socioeconmicas. En el Captulo II se adoptan una serie de medidas tendentes a facilitar el acceso de las mujeres a las viviendas protegidas, y en el Captulo III se fomentan medidas encaminadas a la formacin y promocin del empleo y trabajo autnomo de las mujeres, y a la concienciacin en el mbito laboral.

El Ttulo IV promueve las acciones para la coordinacin y cooperacin institucional, como principio bsico de una poltica pblica de carcter integral, orientada a sumar los esfuerzos de las instituciones, asociaciones y colectivos que trabajan en la erradicacin de la violencia de gnero.

TTULO PRELIMINAR
Disposiciones generales
Artculo 1. Objeto de la Ley.

La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestacin de la discriminacin, la situacin de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre stas por el solo hecho de serlo. Asimismo ser objeto de esta Ley la adopcin de medidas para la erradicacin de la violencia de gnero mediante actuaciones de prevencin y de proteccin integral a las mujeres que se encuentren en esa situacin, incluidas las acciones de deteccin, atencin y recuperacin.

Artculo 2. mbito de aplicacin.

1. La presente Ley ser de aplicacin en todo el mbito territorial de la Comunidad Autnoma de Andaluca.

2. En particular, en los trminos establecidos en la propia Ley, ser de aplicacin:

a) A las actuaciones de los poderes pblicos sujetos a las leyes de la Comunidad Autnoma de Andaluca.

b) A las entidades que integran la Administracin local, sus organismos autnomos, consorcios, fundaciones y dems entidades con personalidad jurdica propia en los que sea mayoritaria la representacin directa de dichas entidades.

c) A la Administracin de la Junta de Andaluca y sus organismos autnomos, a las empresas de la Junta de Andaluca, a los consorcios, fundaciones y dems entidades con personalidad jurdica propia en los que sea mayoritaria la representacin directa de la Junta de Andaluca.

3. Tienen garantizados los derechos que esta Ley reconoce todas las mujeres que se encuentren en el territorio andaluz.

4. Igualmente, ser de aplicacin a las personas fsicas y jurdicas pblicas o privadas, en los trminos establecidos en la presente Ley.

Artculo 3. Concepto de violencia de gnero.

1. A los efectos de la presente Ley se entiende por violencia de gnero aquella que, como manifestacin de la discriminacin, la situacin de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por el hecho de serlo.

2. La violencia a que se refiere la presente Ley comprende cualquier acto de violencia basada en gnero que tenga como consecuencia, o que tenga posibilidades de tener como consecuencia, perjuicio o sufrimiento en la salud fsica, sexual o psicolgica de la mujer, incluyendo amenazas de dichos actos, coercin o privaciones arbitrarias de su libertad, tanto si se producen en la vida pblica como privada.

3. A los efectos de la presente Ley, se considera violencia de gnero:

a) Violencia fsica, que incluye cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer, con resultado o riesgo de producir lesin fsica o dao, ejercida por quien sea o haya sido su cnyuge o por quien est o haya estado ligado a ella por anloga relacin de afectividad, aun sin convivencia. Asimismo, tendrn la consideracin de actos de violencia fsica contra la mujer los ejercidos por hombres en su entorno familiar o en su entorno social y/o laboral.

b) Violencia psicolgica, que incluye toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorizacin o sufrimiento, a travs de amenazas, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisin, coercin, insultos, aislamiento, culpabilizacin o limitaciones de su mbito de libertad, ejercida por quien sea o haya sido su cnyuge o por quien est o haya estado ligado a ella por anloga relacin de afectividad, aun sin convivencia. Asimismo, tendrn la consideracin de actos de violencia psicolgica contra la mujer los ejercidos por hombres en su entorno familiar o en su entorno social y/o laboral.

c) Violencia econmica, que incluye la privacin intencionada, y no justificada legalmente, de recursos para el bienestar fsico o psicolgico de la mujer y de sus hijas e hijos o la discriminacin en la disposicin de los recursos compartidos en el mbito de la convivencia de pareja.

d) Violencia sexual y abusos sexuales, que incluyen cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el agresor o no consentida por la mujer, abarcando la imposicin, mediante la fuerza o con intimidacin, de relaciones sexuales no consentidas, y el abuso sexual, con independencia de que el agresor guarde o no relacin conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco con la vctima.

Artculo 4. Principios rectores.

La actuacin de los poderes pblicos de Andaluca tendente a la erradicacin de la violencia de gnero deber inspirarse en los siguientes fines y principios:

a) Desarrollar y aplicar polticas y acciones con un enfoque multidisciplinar, a travs de acciones institucionales coordinadas y transversales, de forma que cada poder pblico implicado defina acciones especficas desde su mbito de intervencin de acuerdo con modelos de intervencin globales.

b) Integrar el objetivo de la erradicacin de la violencia de gnero y las necesidades y demandas de las mujeres afectadas por la misma, en la planificacin, implementacin y evaluacin de los resultados de las polticas pblicas.

c) Adoptar medidas que garanticen los derechos de las mujeres vctimas de violencia de gnero, de acuerdo con los principios de universalidad, accesibilidad, proximidad, confidencialidad de las actuaciones, proteccin de los datos personales, tutela y acompaamiento en los trmites procedimentales y respeto a su capacidad de decisin.

d) Fortalecer acciones de sensibilizacin, formacin e informacin con el fin de prevenir, atender y erradicar la violencia de gnero, mediante la dotacin de instrumentos eficaces en cada mbito de intervencin.

e) Promover la cooperacin y la participacin de las entidades, instituciones, asociaciones de mujeres, agentes sociales y organizaciones sindicales que actuen a favor de la igualdad y contra la violencia de gnero, en las propuestas, seguimiento y evaluacin de las polticas pblicas destinadas a la erradicacin de la violencia contra las mujeres.

f) Reforzar hasta la consecucin de los mnimos exigidos por los objetivos de la ley los servicios sociales de informacin, de atencin, de emergencia, de apoyo y de recuperacin integral, as como establecer un sistema para la ms eficaz coordinacin de los servicios ya existentes a nivel municipal y autonmico.

g) Garantizar el acceso a las ayudas econmicas que se prevean para las mujeres vctimas de violencia de gnero y personas de ellas dependientes.

h) Establecer un sistema integral de tutela institucional en el que la Administracin Andaluza, en colaboracin con la Delegacin Especial del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer, impulse la creacin de polticas pblicas dirigidas a ofrecer tutela a las vctimas de la violencia contemplada en la presente Ley.

TTULO I
Investigacin, sensibilizacin y prevencin
CAPTULO I
Investigacin
Artculo 5. Fomento de las investigaciones.

La Administracin de la Junta de Andaluca, con la finalidad de conocer la situacin real sobre la violencia de gnero:

a) Fomentar la realizacin de estudios e investigaciones.

b) Impulsar la creacin de un sistema de indicadores que ofrezca datos desagregados por sexo que contribuyan a cuantificar y conocer sus dimensiones.

c) Evaluar el impacto de las polticas que se desarrollen para la erradicacin de la violencia de gnero, y de las acciones que se implementen para garantizar la atencin integral a las mujeres que la hayan padecido.

Artculo 6. Lneas de investigacin.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca realizar aquellas actividades de investigacin o estudio del fenmeno social de la violencia de gnero en sus diferentes aspectos, y, en particular, las que se refieran a:

a) El anlisis de las causas, caractersticas en hombres y mujeres, y consecuencias; factores de riesgo y su prevalencia en la sociedad.

b) El anlisis y seguimiento de los instrumentos para su erradicacin y de las medidas para la proteccin y atencin integral, as como de las investigaciones relacionadas con la victimizacin.

c) Las repercusiones de la violencia de gnero en el mbito de la salud de las mujeres, de sus familias y menores a su cargo.

d) Las consecuencias en el empleo, en las condiciones de trabajo y en la vida social.

e) La incidencia y consecuencias en los colectivos de mujeres con especiales dificultades y, en particular, las mujeres de las zonas rurales de Andaluca y las mujeres inmigrantes.

f) El anlisis y mejora del tratamiento de la violencia de gnero en los medios de comunicacin y en la publicidad.

g) Aquellas otras investigaciones que se puedan establecer en los planes integrales a que se refiere el artculo 8 de la presente Ley, como consecuencia de los cambios sociales o culturales que hayan podido afectar a este fenmeno.

2. Asimismo, garantizar la difusin de las investigaciones con el objetivo de informar y sensibilizar a la sociedad en general, teniendo en cuenta la especial situacin de las mujeres con discapacidad, las mujeres inmigrantes y las mujeres en riesgo de exclusin social.

3. Los datos referidos al punto 1 del presente artculo debern consignarse desagregados por sexo.

Artculo 7. Anlisis de la violencia de gnero.

La Consejera competente en materia de igualdad desarrollar los instrumentos especficos necesarios para observar y evaluar la efectividad de las medidas destinadas a la prevencin y erradicacin de la violencia de gnero.

CAPTULO II
Sensibilizacin
Artculo 8. Plan integral de sensibilizacin y prevencin contra la violencia de gnero.

1. El Consejo de Gobierno aprobar cada cinco aos un Plan integral de sensibilizacin y prevencin contra la violencia de gnero en Andaluca, coordinado por la Consejera competente en materia de igualdad y con la participacin de las Consejeras que resulten implicadas.

2. El Plan integral desarrollar, como mnimo, las siguientes estrategias de actuacin:

a) Educacin, con el objetivo fundamental de incidir, desde la etapa infantil hasta los niveles superiores, en la igualdad entre mujeres y hombres y en el respeto de los derechos y libertades fundamentales, dotando de los instrumentos que permitan la deteccin precoz de la violencia de gnero.

b) Comunicacin, cuya finalidad esencial es sensibilizar a mujeres y hombres, modificar los modelos y actitudes, mitos y prejuicios sexistas, y concienciar a la sociedad sobre la violencia de gnero como una problemtica social que atenta contra nuestro sistema de valores.

En las campaas que se desarrollen habrn de tenerse en cuenta las especiales circunstancias de dificultad en el acceso a la informacin que puedan encontrarse determinados colectivos como el de personas inmigrantes, personas que viven en el medio rural, y personas con discapacidad, procurando un formato accesible para estas ltimas.

c) Deteccin, atencin y prevencin de la violencia de gnero, prestando una especial consideracin a los grupos de mujeres ms vulnerables.

d) Formacin y especializacin de profesionales, con el objetivo fundamental de garantizar una formacin que les permita la prevencin, la deteccin precoz, la atencin, la recuperacin de las vctimas y la rehabilitacin del agresor.

e) Coordinacin y cooperacin de los distintos operadores implicados en el objetivo de erradicacin de la violencia de gnero, la no victimizacin de las mujeres y la eficacia en la prestacin de los servicios.

3. Los poderes pblicos, en el marco de sus competencias, impulsarn adems campaas de informacin y sensibilizacin especficas con el fin de prevenir la violencia de gnero.

4. Las actuaciones de sensibilizacin tienen como objetivo modificar los mitos, modelos y prejuicios existentes, y deben recoger los elementos siguientes:

a) Presentar la violencia en su naturaleza multidimensional y como fenmeno enmarcado en la desigual distribucin de poder entre hombres y mujeres.

b) Determinar las diferentes causas de la violencia de gnero y sus consecuencias.

c) Presentar una imagen de las mujeres que han sufrido violencia de gnero como sujetos plenos con posibilidad de superar las situaciones en las que se encuentran.

Artculo 9. Apoyo al movimiento asociativo.

La Administracin de la Junta de Andaluca apoyar las iniciativas de las asociaciones de mujeres, as como de otros colectivos y asociaciones dedicadas a la erradicacin de la violencia de gnero, y que lleven a cabo programas que acten sobre su prevencin y sensibilizacin, as como las que constituyan grupos de autoayuda y fomenten la creacin de redes de apoyo.

Artculo 10. Actividades culturales y artsticas.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca impulsar las manifestaciones sociales, especialmente las culturales y artsticas, que promuevan la sensibilizacin social contra la violencia de gnero.

2. Igualmente, el Gobierno andaluz y la Administracin de la Junta de Andaluca, tendrn como objetivo principal evitar cualquier tolerancia social con respecto a la violencia de gnero, poniendo para ello todos los medios que sean necesarios para evitar cualquier prctica cultural y artstica que constituya o incite a la violencia de gnero.

CAPTULO III
Medidas en el mbito educativo
Artculo 11. Prevencin en el mbito educativo.

1. La Administracin educativa contribuir a que la accin educativa sea un elemento fundamental de prevencin de cualquier tipo de violencia, especficamente la ejercida contra las mujeres, y adoptar medidas para eliminar prejuicios y prcticas basadas en la desigualdad y en la atribucin de estereotipos sexistas.

2. Asimismo, impulsar la realizacin de actividades dirigidas a la comunidad escolar, en particular al alumnado, al profesorado y a las asociaciones de madres y padres, para la prevencin de comportamientos y actitudes de violencia de gnero y la identificacin de las distintas formas de abuso, busquen alternativas de resolucin de los conflictos y profundicen en el aprendizaje de la convivencia basada en el respeto a todas las personas.

3. A efectos de esta Ley, la coeducacin es la accin educadora que valora indistintamente la experiencia, las aptitudes y la aportacin social y cultural de las mujeres y los hombres, sin estereotipos sexistas y androcntricos, ni actitudes discriminatorias, para conseguir el objetivo de construir una sociedad sin subordinaciones culturales y sociales entre mujeres y hombres. Los principios de la coeducacin son un elemento fundamental en la prevencin de la violencia de gnero

4. Para lograr este objetivo, los valores de la coeducacin y los principios de la escuela inclusiva deben tener un carcter permanente y transversal en la accin de gobierno del departamento competente en materia educativa.

5. Con el fin de garantizar la efectiva igualdad entre hombres y mujeres, las Administraciones educativas tendrn entre sus objetivos primordiales que en todos los materiales educativos y libros de texto, en cualquier ciclo educativo, se eliminen los estereotipos sexistas o discriminatorios.

La Administracin educativa deber supervisar los libros de texto y otros materiales curriculares como parte del proceso ordinario de inspeccin que ejerce la Administracin educativa sobre la totalidad de los elementos que integran el proceso de enseanza y aprendizaje, para garantizar los derechos fundamentales.

6. La Administracin educativa andaluza contribuir a desarrollar entre nias, nios y adolescentes el aprendizaje en la resolucin pacfica de conflictos.

Artculo 12. Currculo educativo.

1. La Administracin educativa incorporar en los diferentes elementos del currculo medidas destinadas a la prevencin y erradicacin de la violencia de gnero.

2. La Administracin educativa, en los planes de accin tutorial de los distintos niveles educativos, incluir contenidos especficos sobre la construccin de roles de gnero, desde la igualdad, la educacin en valores y la erradicacin de la violencia de gnero, atendiendo a la especial situacin de las mujeres sobre las que inciden varios factores de discriminacin.

3. La Administracin educativa desarrollar y fomentar, entre otras, las actividades extraescolares y de ocio que procuren la participacin conjunta de nios y nias en los momentos de juego.

4. La Administracin educativa trasladar al profesorado, a los consejos escolares, a la inspeccin educativa y a las empresas editoriales las recomendaciones relativas a los criterios de seleccin de los materiales curriculares teniendo en cuenta lo expresado en este precepto.

Artculo 13. Seguimiento en los Consejos Escolares.

En los consejos escolares de los centros pblicos y privados concertados se designarn una persona, con formacin en igualdad de gnero, que impulse y lleve a cabo el seguimiento de medidas educativas que fomenten la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Con el mismo fin, en el Consejo escolar de Andaluca se asegurar la representacin del Instituto Andaluz de la Mujer y de las organizaciones que difiendan los intereses de las mujeres con representacin en todo el territorio andaluz.

Artculo 14. Deteccin y atencin a la violencia de gnero.

1. Las personas que ejerzan la direccin de los centros educativos y los consejos escolares adoptarn los protocolos de actuacin y las medidas necesarias para la deteccin y atencin a los actos de violencia de gnero dentro del mbito escolar.

2. Asimismo, adoptarn las medidas adecuadas, a travs de los protocolos de actuacin, cuando haya indicios de que cualquier alumno o alumna vive en un entorno familiar o relacional en el que se est produciendo una situacin de violencia de gnero.

3. El Consejo Escolar de Andaluca, en colaboracin con la Consejera de la Junta de Andaluca competente en materia de igualdad y la Consejera de Educacin, elaborar un informe anual sobre la situacin de la coeducacin y la prevencin de la violencia de gnero en los centros educativos de Andaluca.

Artculo 15. Inspeccin educativa.

1. Los servicios de la inspeccin educativa velarn por el cumplimiento y aplicacin de los principios y valores recogidos en este captulo destinados a prevenir la violencia de gnero contribuyendo a su erradicacin y, en su caso, a la denuncia pertinente.

2. Los servicios de inspeccin velarn porque el profesorado que ha de impartir estos principios y valores no se encuentre condenado o incurso en causas relativas a la violencia de gnero.

Artculo 16. Enseanza universitaria.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca y las Universidades andaluzas, en el mbito de sus respectivas competencias, fomentarn los estudios y conocimientos transversales orientados a promover el desarrollo emocional, la coeducacin, la prevencin de la violencia de gnero, y las relaciones de igualdad entre mujeres y hombres.

2. En especial, se promovern los contenidos sobre violencia de gnero en los mbitos acadmicos relacionados o que tengan que intervenir en la atencin a las mujeres, y en los que formen a profesionales de la enseanza y de los medios de comunicacin.

3. La administracin educativa competente promover los contenidos sobre violencia de gnero en los estudios universitarios de grado y en los programas de postgrado relacionados con los mbitos de esta ley.

CAPTULO IV
Medidas en el mbito de la publicidad y de los medios de comunicacin
Artculo 17. Publicidad y medios de comunicacin.

1. Los organismos competentes de la Junta de Andaluca velarn para que los medios de comunicacin social cuya actividad est sometida al mbito competencial de la Comunidad Autnoma, no difundan contenidos, no emitan espacios o publicidad sexista, discriminatoria, vejatoria, estereotipada o que justifique, banalice o incite a la violencia de gnero.

2. Los medios de comunicacin de titularidad pblica de la Comunidad Autnoma de Andaluca colaborarn e impulsarn acciones de publicidad especficas para la prevencin y erradicacin de la violencia de gnero.

3. Asimismo el Gobierno de Andaluca velar para que aquellas empresas y medios de comunicacin cuya actividad est sometida al mbito competencial de la Comunidad Autnoma no reincidan en los actos prohibidos en el apartado primero de este artculo.

Artculo 18. Consejo Audiovisual de Andaluca.

El Consejo Audiovisual de Andaluca, de acuerdo con lo dispuesto en su Ley de creacin, adoptar las medidas que procedan a fin de que los medios audiovisuales sobre los que ejerce sus funciones traten y reflejen la violencia de gnero en toda su complejidad.

Asimismo, asegurar el cumplimiento de los principios rectores de esta Ley, sin perjuicio de las actuaciones de cesacin que puedan ejercer otras entidades y personas.

Artculo 19. Medios de comunicacin pblicos y privados de Andaluca.

Los medios de comunicacin de Andaluca:

a) Promovern la elaboracin de mecanismos de autorregulacin que garanticen la adecuada difusin de las informaciones relativas a la violencia de gnero, de acuerdo con los principios de la tica periodstica.

b) Difundirn informacin sobre la proteccin a las mujeres, sobre los recursos que estn a disposicin de aqullas, y de las campaas de sensibilizacin.

c) Velarn para que los programas de sensibilizacin y formacin en esta materia se emitan en un horario variado que pueda ser visto por toda la poblacin.

CAPTULO V
Formacin de profesionales
Artculo 20. Formacin de profesionales y del personal de la Administracin de la Junta de Andaluca.

1. Los poderes pblicos fomentarn programas formativos dirigidos a su personal en general, y, en especial, al personal responsable de la atencin a las vctimas de violencia de gnero.

2. La Administracin de la Junta de Andaluca promover la formacin especializada en los colegios profesionales y en las entidades de mbito cientfico a travs de convenios con entes pblicos y/o privados, cuyos fines estn relacionados con el objeto de la presente Ley, en especial, de las reas social, jurdica y sanitaria. Y asimismo velar para que la misma sea eficaz, impartida por personas y colectivos formados en la materia, que por su trayectoria y capacitacin garanticen la transmisin de dichos valores.

Artculo 21. Formacin en el mbito judicial.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca fomentar la colaboracin con el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscala General del Estado. En el mbito de sus respectivas competencias, asegurarn una formacin especfica relativa a la igualdad y no discriminacin por razn de sexo y sobre violencia de gnero en los cursos de formacin de jueces y magistrados, fiscales, secretarios judiciales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y mdicos forenses.

2. Asimismo se promover la formacin especfica necesaria para las personas profesionales del mbito jurdico, que tengan relacin con el objeto de la presente Ley.

Artculo 22. Formacin en el mbito educativo.

1. Las administraciones educativas adoptarn las medidas necesarias para que en los planes de formacin inicial y permanente del profesorado se incluya una formacin especfica en materia de igualdad, con el fin de asegurar que adquieren los conocimientos y las tcnicas necesarias que les habiliten para la educacin en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y de la igualdad entre hombres y en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad, la educacin en la prevencin de conflictos y en la resolucin pacfica de los mismos, en todos los mbitos de la vida personal, familiar y social, la deteccin precoz de la violencia en el mbito familiar, especialmente sobre la mujer y los hijos e hijas, el fomento de actitudes encaminadas al ejercicio de iguales derechos y obligaciones por parte de mujeres y hombres, tanto en el mbito pblico como privado, y la corresponsabilidad entre los mismos en el mbito domstico.

2. La administracin educativa incluir una formacin especfica para padres y madres en materia de coeducacin y facilitar las herramientas metodolgicas de actuacin ante la violencia de gnero.

Artculo 23. Formacin en el mbito de la seguridad.

1. En el marco de sus competencias, la Administracin de la Junta de Andaluca y las entidades locales que cuenten con cuerpos de polica promovern la organizacin de cursos de formacin en materia de violencia de gnero.

2. Asimismo, la Consejera competente en la formacin de acceso y perfeccionamiento del personal de la seguridad en Andaluca adoptar las medidas necesarias para incluir en sus distintos niveles de formacin conocimientos especficos sobre violencia de gnero.

3. La Administracin de la Junta de Andaluca promover, en el seno de las unidades policiales que en cada momento, segn la legislacin vigente, estn bajo su dependencia, la formacin necesaria para desarrollar las funciones de prevencin y proteccin que en materia de violencia de gnero les corresponda.

Artculo 24. Formacin a profesionales de la salud.

Los planes y programas de salud debern incluir la formacin del personal del Sistema Sanitario Pblico de Andaluca, para abordar de forma adecuada la deteccin precoz, la atencin a la violencia de gnero en sus mltiples manifestaciones y sus efectos en la salud de las mujeres, la rehabilitacin de stas, y la atencin a los grupos de mujeres con especiales dificultades. Dicha formacin se dirigir prioritariamente a los servicios de atencin primaria y de atencin especializada con mayor relevancia para la salud de las mujeres.

Artculo 25. Formacin de los profesionales de los medios de comunicacin.

La Administracin de la Junta de Andaluca, mediante acuerdos con las empresas, impulsar la formacin especfica de profesionales de los medios de comunicacin, sobre la prevencin y tratamiento de la de la violencia de gnero.

TTULO II
Proteccin y atencin a las mujeres
CAPTULO I
Derechos de las mujeres
Artculo 26. Derecho a la informacin.

1. Las Administraciones pblicas de Andaluca, en el mbito de sus competencias, debern garantizar a las mujeres vctimas de violencia de gnero el derecho a:

a) Recibir informacin, asesoramiento y atencin adecuada a su situacin personal.

b) Recibir informacin sobre los centros, recursos y servicios de atencin existentes en la Comunidad Autnoma de Andaluca.

c) Tener acceso a la informacin en materia de violencia de gnero a travs de las nuevas tecnologas, particularmente en relacin a recursos existentes y servicios de atencin.

2. Dicha informacin comprender las medidas contempladas en esta Ley relativas a su proteccin y seguridad, y los derechos y ayudas previstos en la misma, as como la referente al lugar de prestacin de los servicios de atencin, emergencia, apoyo y recuperacin integral.

Artculo 27. Derecho a la atencin especializada.

Las Administraciones pblicas de Andaluca, en el mbito de sus competencias, debern garantizar a las mujeres vctimas de violencia de gnero el derecho a:

a) La atencin social integral.

b) La acogida en los centros especializados dependientes de la Junta de Andaluca.

c) La asistencia sanitaria y psicolgica especializada.

d) La asistencia jurdica especializada.

Artculo 28. Derecho a la intimidad y privacidad.

La Administracin de la Junta de Andaluca, las organizaciones empresariales y las organizaciones sociales debern proteger, en todo caso, la intimidad y privacidad de la informacin sobre las mujeres vctimas de violencia de gnero, conforme a la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de datos de carcter personal. Especialmente, garantizarn la confidencialidad de los datos personales de los que pudiera deducirse su identificacin y paradero, as como los referentes a sus hijos e hijas y menores que estn bajo su guarda y custodia.

Artculo 29. Derecho a la escolarizacin inmediata en caso de violencia de gnero.

La Administracin de la Junta de Andaluca garantizar la escolarizacin inmediata de hijos e hijas y de menores a su cargo, que se vean afectados por un cambio de residencia como consecuencia de la violencia de gnero, asegurando en todo momento la confidencialidad de su situacin.

Artculo 30. Acreditacin de la violencia de gnero.

1. En los supuestos en que se exija la acreditacin de la situacin de violencia de gnero para el reconocimiento de los derechos regulados en la presente Ley y de aquellos que se deriven de su desarrollo reglamentario, esta acreditacin se realizar, segn lo establecido para cada caso, a travs de los siguientes medios:

a) Resoluciones judiciales por violencia de gnero: documento acreditativo de la orden de proteccin, medidas cautelares, o sentencia condenatoria por violencia de gnero, cuando las medidas que establezca se hallen vigentes.

b) Excepcionalmente, y hasta tanto se dicte resolucin judicial en el sentido indicado en el apartado 1, letra a), del presente artculo, podr utilizarse como documento acreditativo alguno de los siguientes:

–Informe del Ministerio Fiscal de cuyo contenido se desprenda que existen indicios de que la demandante es vctima de la violencia de gnero.

–Certificado acreditativo de atencin especializada, por un organismo pblico competente en materia de violencia de gnero.

2. Con el mismo carcter de excepcionalidad, y en tanto se dicte resolucin judicial en el sentido indicado en el apartado 1, letra a), del presente artculo, podrn ejercitarse, temporalmente, determinados derechos sin acreditacin en los trminos que reglamentariamente se establezca.

CAPTULO II
mbito de seguridad
Artculo 31. Actuaciones de colaboracin.

1. Los poderes pblicos elaborarn planes de colaboracin que garanticen la ordenacin de sus actuaciones en la prevencin, asistencia y persecucin de los actos de violencia de gnero, que debern implicar a las Administraciones sanitarias, la Administracin de justicia, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los servicios sociales y organismos de igualdad.

2. En el marco de las competencias que la legislacin atribuye a las distintas Administraciones en materia de seguridad pblica, la Administracin de la Junta de Andaluca y las entidades locales que cuenten con Cuerpos de Polica cooperarn a fin de implementar medidas eficaces para la erradicacin de la violencia de gnero.

3. Igualmente, en su caso, proveern lo necesario para la aplicacin, por los referidos cuerpos policiales, de las medidas judiciales que se adopten en cada caso concreto en materia de proteccin, y en los casos que se determine la especial peligrosidad objetiva del agresor.

4. En este mbito, elaborarn protocolos de actuacin y coordinacin con los rganos judiciales para la proteccin de las mujeres vctimas de violencia de gnero.

5. Asimismo, y en el marco de la legislacin reguladora sobre la materia, se impulsar el perfeccionamiento y modernizacin de los medios necesarios para el mejor cumplimiento de sus fines y en particular los sistemas de localizacin permanente del agresor.

Artculo 32. Plan de Seguridad Personal.

La Administracin de la Junta de Andaluca promover un acuerdo con la Administracin General del Estado para arbitrar un Plan de Seguridad Personal, que garantice la seguridad y proteccin de las vctimas.

CAPTULO III
mbito de la salud
Artculo 33. Planes de salud.

1. El Plan Andaluz de Salud establecer medidas especficas para la prevencin, deteccin precoz, atencin e intervencin en los casos de violencia de gnero. Igualmente, incorporar las medidas necesarias para el seguimiento y evaluacin del impacto en salud en las personas afectadas.

2. La deteccin precoz de las situaciones de violencia de gnero ser un objetivo en el mbito de los servicios de salud, tanto pblicos como privados. A tal fin, la Consejera competente en materia de salud establecer los programas y actividades ms adecuados para lograr la mayor eficacia en la deteccin de estas situaciones, y se considerar de forma especial la situacin de las mujeres que puedan tener mayor riesgo de sufrir la violencia de gnero o mayores dificultades para acceder a los servicios previstos en esta Ley, tales como las pertenecientes a minoras, las inmigrantes, las que se encuentran en situacin de exclusin social, explotacin sexual o las mujeres con discapacidad. Estas disposiciones afectarn a todos los centros sanitarios autorizados en el mbito de Andaluca.

3. Las mujeres que sufren cualquier forma de violencia de gnero tienen derecho a una atencin y asistencia sanitaria especializada. El Gobierno andaluz, a travs de la red de utilizacin pblica, garantizar la aplicacin de un protocolo de atencin y asistencia de todas las manifestaciones de la violencia de gnero, en los diferentes niveles y servicios. Este protocolo debe contener un tratamiento especfico para las mujeres que han sufrido una agresin sexual.

4. Los protocolos deben contener pautas uniformes de actuacin sanitaria, tanto en el mbito pblico como privado.

Dichos protocolos, adems de referirse a los procedimientos a seguir, harn referencia expresa a las relaciones con la Administracin de Justicia, en aquellos casos en que exista constatacin o sospecha fundada de daos fsicos o psquicos ocasionados por estas agresiones o abusos.

Artculo 34. Atencin a las vctimas.

1. El Sistema Sanitario Pblico de Andaluca prestar la atencin sanitaria necesaria, con especial atencin a la salud mental, a las personas vctimas de violencia de gnero.

2. Por la Consejera competente en materia de salud, se establecern los mecanismos de seguimiento especficos que permitan la elaboracin de estadsticas y la evaluacin de los efectos producidos por las situaciones de violencia de gnero.

CAPTULO IV
Atencin jurdica
Artculo 35. Asistencia letrada.

La Administracin de la Junta de Andaluca garantizar a las mujeres vctimas de violencia de gnero el derecho a la orientacin jurdica, y a la defensa y asistencia legal, que se asumirn por una misma direccin letrada especializada y una misma representacin procesal, desde el momento en que se requiera, y abarcar todos los procesos y procedimientos que tengan causa directa o indirecta en la violencia de gnero hasta su finalizacin, incluida la ejecucin de la sentencia. Este mismo derecho asistir tambin a los causahabientes en caso de fallecimiento de la mujer, de acuerdo con la legislacin vigente y desarrollo reglamentario.

Artculo 36. Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

La Consejera competente en materia de Administracin de Justicia, de acuerdo con las necesidades detectadas, promover la creacin de juzgados especficos de Violencia sobre la Mujer y secciones de la Fiscala que correspondan.

Artculo 37. Unidades de valoracin integral de la violencia de gnero.

La Consejera que ostente las competencias en materia de Administracin de Justicia organizar, a travs de sus Institutos de Medicina Legal, las unidades de valoracin integral de violencia de gnero encargadas de realizar:

a) La valoracin integral de los efectos de la violencia fsica, psquica y sexual en las mujeres vctimas de violencia de gnero.

b) La valoracin de los efectos de la exposicin a la violencia y de las agresiones sufridas por los hijos y las hijas y menores a su cargo.

c) La valoracin de la incidencia, la peligrosidad objetiva, y el riesgo de reincidencia del agresor.

Artculo 38. Personacin de la Administracin de la Junta de Andaluca.

La Administracin de la Junta de Andaluca podr personarse, de acuerdo con la legislacin procesal vigente, en los procedimientos por actos de violencia de gnero cometidos en Andaluca, en los que se cause la muerte a mujeres.

CAPTULO V
Atencin social
Artculo 39. Informacin y asesoramiento.

1. De conformidad con lo dispuesto en el artculo 18 de la Ley Orgnica 1/2004, de 28 de diciembre, las Administraciones pblicas de Andaluca, y en particular la Consejera competente en materia de igualdad:

a) Contarn con servicios de informacin accesibles para dar a conocer los derechos que asisten a las mujeres vctimas de violencia de gnero. Dicha informacin comprender, al menos:

Las medidas relativas a su proteccin y seguridad.

Los derechos y las ayudas.

Los servicios de emergencia, acogida y atencin integral, as como la del lugar de prestacin de estos servicios.

El momento procesal en que se encuentran las actuaciones jurdicas.

b) Garantizarn, a travs de los medios necesarios, que las mujeres con discapacidad y mujeres inmigrantes vctimas de violencia de gnero tengan acceso integral a la informacin sobre sus derechos y sobre los recursos existentes.

c) Asimismo, desarrollarn los medios necesarios para garantizar la informacin a las mujeres vctimas de violencia de gnero que por sus circunstancias personales y sociales puedan tener una mayor dificultad para el ejercicio efectivo de este derecho.

2. A efectos de dar cumplimiento a lo previsto en el apartado anterior, se fomentar la colaboracin entre la Consejera competente en materia de igualdad y las Corporaciones locales as como con las organizaciones sociales y asociaciones de mujeres que presten servicios en materia de violencia de gnero.

Artculo 40. Garantas de atencin.

La Administracin de la Junta de Andaluca velar para que las unidades policiales, los funcionarios y personal que ejerzan la asistencia y asesoramiento en los servicios relacionados con la atencin a las vctimas de violencia de gnero no se encuentren condenados o incursos en causas relativas a la violencia de gnero.

Artculo 41. Competencia de los municipios.

1. Adems de todas las otras funciones establecidas en esta Ley que, en razn de sus competencias, les corresponda asumir en relacin a las mujeres que sufren o han sufrido violencia de gnero, corresponden a los municipios:

a) Colaborar con la Administracin andaluza en la atencin e informacin a las mujeres.

b) Crear las unidades de informacin y atencin a mujeres vctimas de cualquier tipo de violencia de gnero.

c) Derivar a los servicios especializados todos los casos de violencia de gnero de los que tenga conocimiento y no puedan ser atendidos por la entidad local.

2. Los municipios establecern reglamentariamente la distribucin territorial y la dotacin de estos servicios, que en ningn caso podrn atender a una poblacin mayor de 50.000 habitantes.

3. Los municipios con una poblacin inferior a 20.000 habitantes podrn delegar sus competencias a una mancomunidad de municipios o a otros entes locales.

CAPTULO VI
Atencin integral y acogida
Artculo 42. Atencin de emergencia.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca garantizar la atencin y acogida inmediata a aquellas mujeres y a los menores a su cargo, que se encuentren en una situacin de emergencia, como consecuencia de la violencia de gnero. Asimismo, facilitar la informacin, asesoramiento jurdico y apoyo psicolgico necesario, as como aquellos recursos de atencin que se precisen en cada caso particular.

2. El acceso a los recursos y servicios de informacin y de acogida inmediata no requerir la acreditacin prevista en el apartado 1 del artculo 30.

3. La Administracin garantizar que la atencin sea realizada por mujeres, siempre que la vctima lo solicite.

Artculo 43. Atencin integral especializada.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca garantizar a las mujeres vctimas de violencia de gnero la acogida, la atencin integral especializada y multidisciplinar, y los medios de apoyo y recuperacin.

2. La atencin integral especializada y multidisciplinar comprender una intervencin con las mujeres y menores a su cargo, basada en un sistema coordinado de servicios, recursos, y de ayudas econmicas y sociolaborales, de acuerdo con las siguientes caractersticas:

a) Especializados.

b) Multidisciplinares, que implicar:

1. Informacin, asesoramiento y seguimiento jurdico.

2. Apoyo social.

3. Atencin psicolgica.

4. Apoyo a la insercin laboral.

5. Atencin a los hijos e hijas y menores que estn bajo su guarda y custodia.

6. Seguimiento de las reclamaciones de los derechos de la mujer.

c) Accesibles, que supondr la adaptacin de las estructuras y los servicios que se proporcionen a las mujeres con discapacidad y a las mujeres inmigrantes.

3. La Consejera competente en materia de igualdad valorar las necesidades de recursos de atencin integral y de acogida, as como de programas de apoyo dirigidos al personal que realiza atencin directa a las mujeres vctimas de violencia de gnero.

4. Los servicios adoptarn frmulas organizativas que, por la especializacin de su personal, por sus caractersticas de convergencia e integracin de acciones, garanticen la efectividad de los indicados principios.

5. Estos servicios actuarn coordinadamente y en colaboracin con los Cuerpos de Seguridad, los jueces de violencia sobre la mujer, los servicios sanitarios y las instituciones encargadas de prestar asistencia jurdica a las vctimas, del mbito geogrfico correspondiente.

Estos servicios podrn solicitar al juez las medidas urgentes que consideren necesarias.

Artculo 44. Requisitos y tipologa de los centros de atencin integral y acogida.

1. La tipologa de centros de atencin integral y acogida se organizar de acuerdo con tres niveles de atencin:

a) Los centros de emergencia que prestan proteccin a las mujeres y a los menores que las acompaen, para garantizar su seguridad personal, garantizndoles una acogida inmediata y temporal, de corta duracin, mientras se valora el recurso social ms adecuado a sus circunstancias personales. Asimismo, deben facilitar recursos personales y sociales que permitan una resolucin de la situacin de crisis.

b) Las casas de acogida que ofrecen una acogida temporal a las mujeres y menores que las acompaen, garantizndoles una atencin integral multidisciplinar, para que las mujeres sean capaces de recuperarse de los efectos de la violencia padecida.

c) Los pisos tutelados que son viviendas cedidas para uso familiar, con carcter temporal, a aqullas mujeres que puedan vivir de forma independiente.

2. En estos centros se procurar la recuperacin integral de las mujeres y menores que las acompaen, mediante una intervencin multidisciplinar que contemple acciones en el mbito socioeducativo, social, formativo, psicolgico y jurdico.

3. Las Administraciones pblicas de Andaluca facilitarn la disponibilidad de los inmuebles para desarrollar este modelo de atencin integral y acogida de acuerdo con las necesidades de adaptabilidad, independencia de la unidad familiar, en su caso, y ubicacin en zonas que hagan posible la integracin.

4. La Consejera competente de la Junta de Andaluca determinar reglamentariamente los requisitos que deben reunir estos centros, y el rgimen de autorizaciones administrativas al que se sometan.

5. La Administracin de la Junta de Andaluca ampliar la red pblica de estos centros de atencin integral y acogida, de acuerdo a la demanda existente, para garantizar una buena cobertura

Artculo 45. Atencin a colectivos especialmente vulnerables.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca facilitar el ingreso preferente en la red pblica de centros existentes a las mujeres que, adems de sufrir violencia de gnero, tengan otras problemticas o situaciones aadidas, en particular, enfermedad mental, prostitucin, mujeres inmigrantes, discapacidad, mayores sin recursos y mujeres con problemas de adiccin. Estos centros contarn con la colaboracin de los servicios especializados en la atencin a la violencia de gnero.

2. La Administracin de la Junta de Andaluca establecer medidas especficas para la atencin a las personas especialmente vulnerables que convivan con el autor de la violencia de gnero o con la mujer que la haya sufrido.

TTULO III
Medidas para la recuperacin integral
CAPTULO I
Ayudas socioeconmicas
Artculo 46. Ayudas econmicas.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca en el mbito de sus competencias, garantizar el acceso a las ayudas econmicas que se prevean para las mujeres vctimas de violencia de gnero y las personas de ellas dependientes.

Las dotaciones econmicas que tengan este destino, se prevern presupuestariamente y debern recoger las previsiones suficientes para que todas las mujeres vctimas de violencia de gnero y sin recursos econmicos, puedan acceder a dichas ayudas.

2. El Gobierno Andaluz debe consignar en sus presupuestos los crditos necesarios para la financiacin de todas las prestaciones garantizadas, de las prestaciones de servicios, de los recursos, de los programas, de los proyectos y de otras actuaciones recogidas en la Ley, de acuerdo con las competencias atribuidas por sta.

Artculo 47. Ayudas en el mbito escolar.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca incluir la violencia de gnero en el entorno familiar como factor de valoracin para el establecimiento y concesin de ayudas que se destinen a familias con escasos recursos econmicos, dirigidas a compensar las carencias y desventajas que impidan o dificulten el acceso y la permanencia de los menores en el sistema educativo.

2. Asimismo, dicho criterio se tendr en cuenta para el acceso preferente de los hijos e hijas en la adjudicacin de plazas ofertadas en los centros de atencin socioeducativa para menores de tres aos.

CAPTULO II
Disposiciones en materia de vivienda
Artculo 48. Viviendas protegidas.

1. Las Administraciones pblicas de Andaluca podrn establecer un cupo de reserva de viviendas especfico en aquellas promociones de vivienda protegida que se estimen necesarias, para su cesin o adjudicacin en rgimen de alquiler o en propiedad a las mujeres que acrediten la situacin de violencia de gnero, cumpliendo los requisitos, y con necesidad de vivienda, en los trminos establecidos en el artculo 30.1, letra a), de la presente Ley.

Mediante convenios con las Administraciones competentes, el Gobierno podr promover procesos especficos de adjudicacin de viviendas protegidas a las vctimas de violencia de gnero.

2. En las condiciones que reglamentariamente se determinen y considerando la situacin socioeconmica de las mujeres, se establecern ayudas para el acceso a vivienda protegida.

3. Las situaciones de violencia que dan lugar al reconocimiento de este derecho se identifican por cualquiera de los medios previstos al artculo 30.1.

4. Las mujeres mayores y las mujeres con discapacidad que sufren violencia de gnero, y que se encuentran en situacin de precariedad econmica, deben ser consideradas colectivo preferente a los efectos de tener acceso a las residencias pblicas.

Artculo 49. Posibilidad de permuta.

1. Con la finalidad de proteger la integridad fsica y psicolgica de las mujeres vctimas de violencia de gnero, que as lo acrediten en los trminos establecidos en el artculo 30.1, letra a), de la presente Ley, se reconoce la posibilidad de autorizar permutas de viviendas protegidas adjudicadas a estas mujeres.

2. Las Administraciones pblicas de Andaluca facilitarn la efectividad de las permutas de viviendas protegidas a las que se refiere el prrafo anterior.

Artculo 50. Confidencialidad en los procedimientos de concesin y adjudicacin.

Las Administraciones pblicas de Andaluca establecern los mecanismos necesarios para procurar la confidencialidad durante el procedimiento de acceso a viviendas protegidas, asimismo garantizarn la confidencialidad de los datos del domicilio y situacin de la mujer, en particular en los ficheros y programas informticos correspondientes, para asegurar su proteccin.

CAPTULO III
Medidas en el mbito laboral
Artculo 51. Programas de insercin laboral y de formacin para el empleo.

1. Las Administraciones pblicas de Andaluca darn prioridad al colectivo de mujeres vctimas de violencia de gnero en los programas de formacin e insercin laboral que desarrollen, especialmente en aquellas acciones formativas con compromiso de contratacin.

2. La Administracin de la Junta de Andaluca incluir en los planes de formacin para el empleo acciones destinadas a mujeres vctimas de violencia de gnero, que mejoren su empleabilidad. Estas acciones especficas, para las que se establecern ayudas en las condiciones que reglamentariamente se determinen, vendrn definidas por itinerarios personalizados de insercin.

Artculo 52. Fomento del empleo y del trabajo autnomo.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca programar para la orientacin, formacin y seguimiento en el acceso y mantenimiento del empleo por cuenta ajena, y establecer acuerdos con empresas y organizaciones sindicales para facilitar la insercin laboral de las mujeres vctimas de la violencia de gnero.

2. La Administracin de la Junta de Andaluca establecer incentivos a las empresas constituidas por mujeres vctimas de violencia de gnero o a ellas mismas cuando se constituyan en trabajadoras autnomas, en las condiciones que se determine reglamentariamente. A tal fin, en las convocatorias de ayudas a proyectos para el trabajo autnomo se priorizarn aquellos presentados por mujeres vctimas de violencia de gnero.

Artculo 53. Derechos de las trabajadoras.

1. Las Administraciones pblicas de Andaluca realizarn acciones de sensibilizacin que eviten que la violencia de gnero tenga consecuencias negativas para las trabajadoras, en sus condiciones de trabajo, acceso, promocin, retribucin o formacin.

2. De conformidad con el artculo 21.4 de la Ley Orgnica 1/2004, de 28 de diciembre, las ausencias o faltas de puntualidad al trabajo motivadas por la situacin fsica o psicolgica derivada de la violencia de gnero tendrn la consideracin de justificadas, sin perjuicio de que dichas ausencias sean comunicadas por la trabajadora a la empresa a la mayor brevedad, cuando as lo determinen los servicios sociales de atencin o de salud, segn proceda.

3. La trabajadora vctima de violencia de gnero tendr derecho a la reduccin o a la reordenacin de su tiempo de trabajo, a la movilidad geogrfica de centro de trabajo y a la excedencia en los trminos que se determinen en la legislacin o convenio especfico.

Artculo 54. Negociacin colectiva.

Las Administraciones pblicas de Andaluca, en el marco de sus competencias, impulsarn y apoyarn la inclusin en la negociacin colectiva de medidas a favor de las mujeres vctimas de violencia de gnero.

Artculo 55. Concienciacin en el mbito laboral y medidas de responsabilidad social corporativa.

Las Administraciones pblicas de Andaluca realizarn acciones especficas de concienciacin en el mbito laboral y medidas de responsabilidad social corporativa que impulsen el desarrollo de acciones de concienciacin y sensibilizacin en el mbito empresarial en materia de violencia de gnero.

Artculo 56. Derechos de las empleadas pblicas de la Junta de Andaluca.

1. De conformidad con el artculo 24 de la Ley Orgnica 1/2004, de 28 de diciembre, la Administracin de la Junta de Andaluca facilitar para todas sus empleadas pblicas que se encuentren afectadas por la violencia de gnero los permisos que correspondan, el ejercicio del derecho a la reduccin o la flexibilidad de su jornada laboral, as como a la movilidad geogrfica y a la excedencia, de acuerdo con lo dispuesto en materia de funcin pblica o convenio colectivo.

2. Las faltas de asistencia totales o parciales de la jornada laboral, causadas por la violencia de gnero, tendrn la consideracin de justificadas en el tiempo y en las condiciones en que as lo determinen los servicios sociales de atencin o de salud, segn proceda.

TTULO IV
Coordinacin y cooperacin institucional
Artculo 57. Coordinacin y cooperacin.

La Consejera competente en materia de igualdad impulsar la formalizacin de acuerdos de coordinacin y cooperacin entre las Administraciones pblicas e instituciones con competencias en la materia objeto de esta Ley.

Artculo 58. Comisin institucional de Andaluca de coordinacin y seguimiento de acciones para la erradicacin de la violencia de gnero.

1. Se crea la Comisin institucional de Andaluca de coordinacin y seguimiento de acciones para la erradicacin de la violencia de gnero, con el objeto de coordinar, impulsar y evaluar las acciones y medidas que se desarrollen en Andaluca contra la violencia de gnero.

2. Estar coordinada por el Instituto Andaluz de la Mujer y estar compuesta por miembros de todas las Consejeras que compongan el Consejo de Gobierno, representantes de las entidades locales y de las asociaciones de mujeres.

3. Su funcionamiento se desarrollar reglamentariamente.

Artculo 59. Redes de cooperacin.

Las Administraciones pblicas de Andaluca establecern redes de intercambio y colaboracin, con el objetivo de contribuir a la prevencin y erradicacin de la violencia contra las mujeres, y facilitar de este modo a quienes la padecen el acceso a las ayudas y recursos.

Artculo 60. Protocolos de actuacin.

1. La Administracin de la Junta de Andaluca promover la elaboracin de protocolos de actuacin, en particular en los mbitos judicial, mdico legal, policial, de salud, social y de los centros y servicios de informacin y atencin integral a las mujeres.

2. Los objetivos de los protocolos para una intervencin coordinada hacia la violencia de gnero deben:

a) Garantizar la atencin coordinada de la Administracin andaluza, entes locales, agentes sociales y de los servicios que se desprenden, y delimitar los mbitos de actuacin que pueden intervenir en las diferentes situaciones de violencia hacia las mujeres.

b) Establecer los mecanismos de coordinacin y cooperacin que permitan una transmisin de informacin continuada y fluida entre organismos implicados.

c) Disear circuitos de atencin adecuados a las diferentes situaciones de violencia y las necesidades concretas derivadas de estas situaciones.

d) Establecer un modelo nico y consensuado de recogida de datos para garantizar el conocimiento de la realidad.

3. Los protocolos deben prever la participacin de los mbitos directamente relacionados con el tratamiento de este tipo de violencia, como son las entidades y asociaciones de mujeres que trabajan en los diferentes territorios a partir de un modelo de intervencin compatible con el que establece esta Ley.

4. La elaboracin de los protocolos ser impulsada por el Instituto Andaluz de la Mujer estableciendo la concrecin y el procedimiento de las actuaciones, as como las responsabilidades de los sectores implicados en el tratamiento de la violencia contra las mujeres, con el objeto de garantizar la prevencin, la atencin eficaz y personalizada, y la recuperacin de las mujeres que se encuentran en situacin de riesgo o que son vctimas de la violencia de gnero.

Disposicin adicional primera. Evaluacin de las medidas.

La Consejera competente en materia de igualdad elaborar un informe anual, en los trminos que reglamentariamente se determine, sobre el conjunto de actuaciones llevadas a cabo por las Consejeras implicadas en materia de violencia de gnero, que se presentar en el Parlamento Andaluz.

Disposicin adicional segunda. Constitucin de la Comisin institucional de coordinacin y seguimiento de acciones para la erradicacin de la violencia de gnero.

En el plazo de un ao desde la entrada en vigor de la presente Ley, se proceder a la constitucin de la Comisin institucional de coordinacin y seguimiento de acciones para la erradicacin de la violencia de gnero.

Disposicin adicional tercera. Modificacin de la Ley 13/2005, de 11 de noviembre.

La presente Ley modifica el artculo 12.1 de la Ley de Medidas para la Vivienda Protegida y el Suelo, en tanto aade la posibilidad de permuta en casos de violencia de gnero, en cuya redaccin se aadir in fine:

y salvo la posibilidad de permuta en casos de violencia de gnero, tal y como prev la Ley de proteccin integral contra la violencia de gnero de Andaluca.

Disposicin transitoria nica. Fondo de Garantas de Pensiones.

De acuerdo con la Disposicin Adicional 19 de la Ley Orgnica de Medidas de proteccin integral contra la violencia de gnero, la Junta de Andaluca reglamentar el Fondo de Garanta de Pensiones en el marco de sus competencias.

Disposicin final primera. Habilitacin normativa.

Se autoriza al Consejo de Gobierno para dictar cuantas disposiciones sean necesarias para la aplicacin y desarrollo de la presente Ley.

Disposicin final segunda. Entrada en vigor.

La presente Ley entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial de la Junta de Andaluca.

Sevilla, 26 de noviembre de 2007.–El Presidente, Manuel Chaves Gonzlez.

(Publicada en el Boletn Oficial de la Junta de Andaluca nm. 247, de 18 de diciembre de 2007)

Análisis

  • Rango: Ley
  • Fecha de disposición: 26/11/2007
  • Fecha de publicación: 13/02/2008
  • Entrada en vigor: 19 de diciembre de 2007.
  • Publicada en el BOJA nm. 247, de 18 de diciembre de 2007.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE MODIFICA y SE AADE determinados preceptos, por Ley 7/2018, de 30 de julio (Ref. BOE-A-2018-11883).
Referencias anteriores
  • MODIFICA el art. 12.1 de la Ley 13/2005, de 11 de noviembre (Ref. BOE-A-2005-20662).
  • DE CONFORMIDAD con los arts. 10.1, 16, 73.2 del Estatuto aprobado por Ley Orgnica 2/2007, de 19 de marzo (Ref. BOE-A-2007-5825).
  • CITA:
Materias
  • Andaluca
  • Asistencia social
  • Organizacin de las Comunidades Autnomas
  • Violencia de gnero
  • Viviendas

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid