Está Vd. en

Documento BOE-A-2001-20251

Resolución de 19 de septiembre de 2001, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por "Iberinver, Sociedad Anónima", contra la negativa de la Registradora Mercantil, número IV de Madrid, doña Eloísa Bermejo Zofio, a inscribir una escritura de elevación a público de los acuerdos sociales de una sociedad anónima.

Publicado en:
«BOE» núm. 260, de 30 de octubre de 2001, páginas 39622 a 39623 (2 págs.)
Sección:
III. Otras disposiciones
Departamento:
Ministerio de Justicia
Referencia:
BOE-A-2001-20251

TEXTO ORIGINAL

En el recurso gubernativo interpuesto por don José Antonio de Echagüe

Méndez de Vigo, en calidad de Administrador de "Iberinver, Sociedad

Anónima", contra la negativa de la Registradora Mercantil, número IV de

Madrid, doña Eloisa Bermejo Zofio, a inscribir una escritura de elevación

a público de los acuerdos sociales de una sociedad anónima.

Hechos

I

El 9 de diciembre de 1998, mediante escritura autorizada por el Notario

de Madrid, don Eduardo García -Duarte Acha, la sociedad "Iberinver,

Sociedad Anónima", elevó a público los acuerdos referentes a reelección de

administradores adoptados en la junta general extraordinaria y universal,

celebrada el 5 de noviembre de 1998.

II

Presentada copia de la escritura en el Registro Mercantil de Madrid,

fue calificada con la siguiente nota: "El Registrador Mercantil que suscribe

previo examen y calificación del documento precedente de conformidad

con los artículos 18-2 del Código de Comercio y 6 del Reglamento del

Registro Mercantil, ha resuelto no practicar la inscripción solicitada por

haber observado el/los siguiente/s defecto/s que impiden su práctica.

Defectos. De conformidad con lo dispuesto en el apartado 4 de la Disposición

Transitoria Tercera del texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas,

modificado por la Ley 2/1995, no se puede practicar asiento alguno en

la hoja de la Sociedad, salvo los expresamente consignados en dicha Ley,

hasta que no se adapten los estatutos sociales a la vigente Ley de Sociedades

Anónimas. En le plazo de 2 meses a contar de esta fecha se puede interponer

recurso gubernativo de acuerdo con los artículos 66 y siguientes del

Reglamento del Registro Mercantil. Madrid, 25 de febrero de 1999. El

Registrador". Firma ilegible.

III

Don José Antonio Echagüe Mández de Vigo, en su calidad de

Administrador de "Iberinver, Sociedad Anónima", interpuso recurso de reforma

contra la anterior calificación y alegó: Que la calificación denegatoria objeto

de este recurso incurre en una lectura incompleta de la disposición

transitoria tercera del texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas,

pues lo que dice el apartado 4 de la disposición transitoria tercera de

la Ley de Sociedades Anónimas en su nueva redacción, es que a partir

del 31 de diciembre de 1995, no se inscribirá documento alguno ... hasta

tanto no se haya inscrito la adaptación de sus estatutos a lo dispuesto

en la Ley, si estuvieran en contradicción con sus preceptos. Pero la nota

denegatoria no menciona ninguna supuesta contradicción, ni indica que

exista. Que si el Registrador observó alguna contradicción relevante para

denegar la inscripción debió señalarla expresamente en su nota, como

exigen los artículos 58, 59, 60 y 62 del Reglamento del Registro Mercantil.

Que al no hacerse así, la denegación de inscripción carece de fundamento.

Que, además, en caso de "Iberinver, Sociedad Anónima", se considera que

sí hubo realmente acuerdo de adaptación efectiva y no puede haber

contradicción entre sus estatutos y la ley. Que es cierto que no se inscribió

el texto refundido de los Estatutos de la sociedad, pues cuando se otorgó

el 28 de julio de 1992 escritura de adaptación se elevó el capital a diez

millones de pesetas y se dispuso una nueva redacción de los Estatutos,

adaptándolos en todo lo que fuera preciso a la nueva ley, encomendándose

al Consejo la redacción del nuevo "texto refundido" estatutario. Que sin

duda deberá procederse a la inscripción de un texto refundido de Estatutos,

pero en modo alguno puede colegirse que esta situación implique que

los estatutos actualmente vigentes se opongan o sean contradictorios con

lo dispuesto en la Ley de Sociedades Anónimas, cosa que no menciona

la nota de calificación recurrida.

IV

La Registradora Mercantil, número IV de Madrid, acordó mantener

la nota de calificación en su integridad, e informó: Que las cuestiones

que se plantean en este recurso, son por una parte, si al suspender una

inscripción por falta de adaptación previa de una sociedad anónima, es

preceptivo señalar en la nota de calificación las condiciones o

contradicciones entre los antiguos estatutos y la nueva Ley y, por otra, si puede

considerarse adaptada una sociedad anónima, cuyos acuerdos de

adaptación fueron elevados a escritura pública, si bien dicha escritura no se

inscribió en el Registro Mercantil. Que respecto a la primera cuestión,

en este caso, se ha cumplido escrupulosamente lo dispuesto en el artículo

62 del Reglamento del Registro Mercantil, al señalar como defecto que

impide la inscripción, la falta de adaptación teniendo en cuenta lo que

dice la disposición transitoria tercera de la Ley de Sociedades Anónimas.

Que ello obliga al Registrador a constatar dos hechos, si la adaptación

está inscrita y en caso de no estarlo, si los estatutos están en contradicción

con la nueva Ley, y entonces suspender la inscripción. Esto se ha cumplido

por el Registrador calificante, consultando los libros del Registro, en primer

lugar, para la constatación de ambos hechos y, en segundo lugar, al extender

la nota de calificación remitiéndose a la norma aplicable. Que respecto

a la segunda cuestión, la dicción literal de la disposición transitoria cuarta

de la Ley de Sociedades Anónimas y el artículo 6 del Reglamento del

Registro Mercantil, la resuelve plenamente; la calificación registral sólo

puede extenderse a lo que consta en los libros del Registro y a los

documentos presentados en el mismo.

V

El recurrente se alzó contra el acuerdo de la Registradora Mercantil,

manteniéndose en las alegaciones contenidas en el recurso de reforma.

Fundamentos de Derecho

Vistos las disposiciones transitorias tercera, apartado 4, y sexta,

apartado 1, del texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas (redactadas

según disposición adicional segunda -apartados 24 y 25- de la Ley 2/1995,

de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada); y los artículos

6, 62 y 68 del Reglamento del Registro Mercantil.

1. En el presente supuesto se pretende la inscripción en el Registro

Mercantil de una escritura autorizada el 9 de diciembre de 1998 por la

que se elevan a público determinados acuerdos de reelección de

administradores de una sociedad anónima.

El Registrador suspendió la inscripción solicitada porque, a su juicio,

lo impide la disposición transitoria tercera, apartado 4, del texto refundido

de la Ley de Sociedades Anónimas, por no haberse adaptado los estatutos

sociales a la nueva legislación.

El recurrente alega en defensa de su posición que la obligación de

adaptación no surge para todo caso sino únicamente en el supuesto de

que los Estatutos sociales estuvieran en contradicción con los preceptos

legales, mientras que el Registrador no señala contradicción alguna; y,

además, que mediante escritura otorgada el 28 de julio de 1992 se adecuó

la cifra de capital social al mínimo legal y se encomendó al órgano de

administración la redacción de los estatutos sociales para adaptarlos a

la Ley de Sociedades Anónimas, si bien no ha sido inscrito dicho "texto

refundido" estatutario.

2. El defecto debe ser mantenido si se tiene en cuenta que, conforme

al apartado 4 de la disposición transitoria tercera de la Ley de Sociedades

Anónimas, es la falta de inscripción -reconocida por el recurrente- de la

adaptación de los Estatutos sociales a lo establecido en dicha Ley lo que

determina el cierre registral previsto en la mencionada disposición

transitoria, sin que sea suficiente, como pretende el recurrente que se haya

"anulado" cualquier aspecto de los estatutos que pudieran estar en

contradicción con la Ley si afecta a extremos que han de ser objeto de

regulación estatutaria específica (por lo demás, según consta en la referida

escritura de 28 de julio de 1992, la sociedad no deja sin efecto los extremos

de los Estatutos que sean contrarios a la Ley, sino que se limita a facultar

al órgano de administración para llevar a cabo la "refundición" de los

estatutos). Ciertamente, el Registrador deberá expresar los concretos

preceptos estatutarios que estuvieran en contradicción con la Ley, pero esa

expresión deberá contenerse en la pertinente calificación de la escritura

de adaptación de Estatutos que, en su caso, se presente o, previa solicitud

de la sociedad interesada, en la calificación de los estatutos inscritos a

los efectos de determinar la necesidad o innecesariedad de la adaptación,

de suerte que esas calificaciones estarán sujetas al sistema de recursos

establecido en el Reglamento del Registro Mercantil para determinar si

los Estatutos sociales están o no en contradicción con los preceptos de

la Ley de Sociedades Anónimas (cfr., ex analogía, la disposición transitoria

segunda, apartado 2 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada).

Mas no es una calificación de esta índole la que constituye el objeto del

presente recurso sino la relativa a la inscripción del nombramiento de

administradores suspendida por el Registrador (cfr. artículo 68 del

Reglamento del Registro Mercantil).

Esta Dirección General ha acordado desestimar el recurso y confirmar

la decisión y la nota de la Registradora.

Madrid, 19 de septiembre de 2001.-La Directora general, Ana

López-Monís Gallego.

Sr. Registrador Mercantil de Madrid, IV.

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid