Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Legislación consolidada

Ley 2/2016, de 27 de septiembre, para la modificación de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenación territorial de la actividad turística en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma.

Publicado en: BOC núm. 194, de 05/10/2016, BOE núm. 272, de 10/11/2016.
Entrada en vigor: 06/10/2016
Departamento: Comunidad Autnoma de Canarias
Referencia: BOE-A-2016-10360
Permalink ELI: https://www.boe.es/eli/es-cn/l/2016/09/27/2/con

TEXTO CONSOLIDADO: Última actualización publicada el 13/05/2019

Norma derogada, con efectos de 14 de mayo de 2019, salvo las disposiciones transitoria nica y final 1, por la disposicin derogatoria nica.1.b) de la Ley 14/2019, de 25 de abril. Ref. BOE-A-2019-8792


[Bloque 2: #pr]

Sea notorio a todos los ciudadanos que el Parlamento de Canarias ha aprobado y yo, en nombre del Rey y de acuerdo con lo que establece el artculo 12.8 del Estatuto de Autonoma, promulgo y ordeno la publicacin de la Ley 2/2016, de 27 de septiembre, para la modificacin de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma.

PREMBULO

La Ley 6/2001, de 23 de julio, de medidas urgentes en materia de ordenacin del territorio y del turismo de Canarias, se configur como el punto de partida para el establecimiento de un modelo de desarrollo sostenible propio y un desarrollo turstico especfico de las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma.

Esta iniciativa vino a instaurar un rgimen especial para las islas mencionadas, excluyndolas de la moratoria turstica y permitindoles formular un modelo de desarrollo especfico y determinar, entre otras consideraciones, la localizacin y la categorizacin de la oferta alojativa, y que posteriormente propiciara la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, mediante una regulacin especfica y necesaria.

Dicha iniciativa, la Ley 6/2002, de 12 de junio, se configur como una referencia normativa a tener en cuenta en posteriores regulaciones, esto es, para la Ley 19/2003, de 14 de abril, por la que se aprobaron las Directrices de Ordenacin General y del Turismo de Canarias, para la Ley 6/2009, de 6 de mayo, de medidas urgentes en materia de ordenacin territorial para la dinamizacin sectorial y la ordenacin del turismo, y para la Ley 2/2013, de 29 de mayo, de renovacin y modernizacin turstica.

No obstante lo expuesto, la nueva realidad socioeconmica ya determin una primera modificacin al articulado de la Ley 6/2002, de 12 de junio, en la Ley 14/2014, de 26 de diciembre, no siendo suficiente dicha innovacin para adaptarla a las actuales exigencias sociales y econmicas, exigencias a las cuales se pretende satisfacer con la presente ley.

Es incuestionable que el desarrollo contemporneo de Canarias ha tenido, y tiene, en el turismo su motor de crecimiento; sin embargo, tal fenmeno no registr efectos homogneos en todas las islas y ms concretamente en las occidentales.

El Hierro, La Gomera y La Palma cuentan con una limitada aunque incipiente actividad turstica. Esta limitacin se debe a las carencias y dificultades en las comunicaciones y el transporte, a la situacin econmica dbil y muy dependiente, al envejecimiento de la poblacin y a una abundante emigracin del sector joven de la poblacin.

Este dficit econmico y social con respecto al resto del archipilago es un grave obstculo, imposible de superar si no se adoptan medidas urgentes que incentiven el crecimiento turstico, que se perfila como la nica y necesaria alternativa para evitar que los histricos desequilibrios interinsulares se disparen, otra vez, hacia cotas dramticas.

La debilidad del sector turstico influye negativamente en los otros sectores productivos y El Hierro, La Gomera y La Palma registran preocupantes cifras de desempleo, adems de dos fenmenos negativos y preocupantes: el estancamiento e, incluso, el descenso demogrfico y el envejecimiento de la poblacin.

Consciente de los distintos ritmos de desarrollo turstico, econmico y social de cada isla, el Legislativo canario aprob la Ley 6/2002, que fue un hito en nuestra historia parlamentaria y que, desde entonces, se consolid como una necesaria singularidad en el ordenamiento jurdico comn, en materia del territorio y del turismo.

La norma especfica para la implantacin del modelo de las actividades tursticas en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma tiene su mayor virtud en el establecimiento de un mecanismo particular para su autorregulacin.

Lejos de suspender las determinaciones relativas al uso turstico de los instrumentos de ordenacin, la Ley 6/2002 instaur un rgimen especial en las islas occidentales para excluirlas de la moratoria turstica, habilitarlas para formular un modelo de desarrollo propio y establecer previsiones concretas de desarrollo, determinando la localizacin y la categorizacin de la oferta alojativa.

En definitiva, el modelo de desarrollo turstico en las islas occidentales constituye un sistema normativo especfico, consolidado e indefinido, con singularidades y excepciones al rgimen general, y susceptible de incorporar nuevas particularidades para la consecucin de los objetivos de esta legislacin que, hasta la fecha, no se han logrado, en tanto el turismo represente una actividad incipiente y secundaria, insuficiente an para inducir al crecimiento socioeconmico.

Por otra parte, toda vez que las tres islas configuraron su modelo territorial para las actividades tursticas mediante la aprobacin de sus respectivos instrumentos de ordenacin, es imprescindible fijar una fase intermedia entre las finalidades del modelo y la ejecucin de lo planificado. El objetivo central exige un razonable periodo de tiempo para la instauracin y el impulso del modelo y la adopcin, con carcter urgente, de las medidas necesarias para agilizar los procedimientos.

Para ello, tal como recoge la Ley 14/2014, resulta necesario incidir nuevamente sobre la arquitectura del sistema territorial, con el fin de eliminar rigideces innecesarias y clarificar las competencias que corresponden a los tres niveles administrativos –Gobierno de Canarias, Cabildos y Ayuntamientos–, adems de dotar a las corporaciones insulares de un instrumento de coordinacin con los municipios para permitir a los distintos operadores actuar en plazos razonables y previsibles, generando la confianza de los agentes econmicos, y facilitando as el desarrollo y la implantacin de las actuaciones que permitan acometer la ordenada y sostenible actividad turstica, que adems contribuir a dinamizar a otros sectores, asegurar un desarrollo econmico sostenible y contribuir al sostenimiento del sector agrario y la proteccin del paisaje.

En ese propsito, resulta adecuado adelantar esa posibilidad incluyndola en el plan insular, atribuyndole a este, en sintona con el contenido general de estos documentos, la determinacin de los equipamientos tursticos que presenten naturaleza de estructurantes junto con las instalaciones alojativas vinculadas a los mismos.

Con la base del modelo establecido para las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, la nueva propuesta racionaliza la exigencia de una determinada superficie de suelo por cada plaza turstica, que haga que el modelo sea efectivo y real, y corrija las desproporciones que imposibilitaron, en la prctica, la promocin de los establecimientos tursticos de pequea y mediana dimensin en suelo rstico.

En consecuencia, de la experiencia acumulada hasta la fecha se deduce tambin que la creacin de establecimientos de pequea y mediana dimensin constituye el principio bsico propugnado en la Ley 6/2002, fijando su instalacin preferentemente en los asentamientos y en el suelo rstico de proteccin agraria. Dicho objetivo se ha visto imposibilitado por la aplicacin literal de la norma, que se pone de manifiesto cuando estas condiciones se relacionan con las caractersticas sociales, econmicas y estructurales de las explotaciones agrarias de estas islas.

Por tanto, para favorecer el establecimiento del modelo definido en la Ley 6/2002, y facilitar la implantacin de los establecimientos tursticos de pequea dimensin en los distintos suelos de proteccin agraria y en los asentamientos agrcolas, resulta imprescindible y urgente impulsar medidas que regulen especficamente estas actuaciones para compatibilizarlas con la proteccin y promocin de los recursos medioambientales y paisajsticos, as como con el mantenimiento de la actividad agraria.

La nueva regulacin plantea tambin la necesidad de corregir las distorsiones producidas entre la superficie mnima exigida de la unidad apta para la edificacin para la introduccin de un determinado establecimiento turstico y la estructura y las caractersticas de las propiedades existentes en los espacios rurales, independientemente de contribuir a la viabilidad de la poblacin de las islas occidentales.

Asimismo, de la experiencia en la aplicacin de la Ley 6/2002, y a travs del planeamiento territorial, se deduce la conveniencia de regular las condiciones de la ubicacin de los establecimientos tursticos alojativos dentro de las unidades aptas para la edificacin turstica con la finalidad de garantizar la adecuada armona entre la ocupacin del suelo y la preservacin del paisaje.

La innovacin planteada, junto con la nueva regulacin de la unidad apta para la edificacin turstica, lejos de alterar la ordenacin actual, respeta los criterios de ordenacin territorial fijados en el artculo 2 de la Ley 6/2002, que evita la dispersin territorial de los establecimientos tursticos y favorece la creacin de los de pequea y mediana dimensin, a la vez que garantiza la menor transformacin territorial y afeccin ambiental y paisajstica.

Del mismo modo, la presente norma impide el incremento innecesario de las infraestructuras y servicios pblicos en el medio rural y opta por el uso eficiente de los recursos disponibles para coadyuvar a la supervivencia de un sector agrario con graves dificultades econmicas y de continuidad en el futuro.

El nuevo procedimiento, en suma, aporta una mayor claridad y objetividad en su aplicacin, supone una menor afeccin ambiental, permite mayor coherencia a la materializacin del modelo turstico adoptado en la Ley 6/2002 y favorece el desarrollo socioeconmico en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma.

Finalmente, la difcil coyuntura socioeconmica que atraviesan las islas occidentales requiere adems la adopcin de medidas dirigidas a la ejecucin de lo planificado en materia turstica desde hace ms de una dcada. La previsin de acciones de carcter extraordinario directamente dirigidas al desbloqueo de la inversin estratgica turstica insular ya planificada y la incipiente, se justifica y aconseja en mayor medida que en las restantes islas. En tal sentido, es necesario introducir, en el sistema de ordenacin turstica de estas islas, un nuevo instrumento de planeamiento, de carcter singular y especialidad turstica, para dar una respuesta gil directamente legitimada a la implantacin turstica de los sistemas generales, las dotaciones y los equipamientos insulares estructurantes tursticos y de trascendencia insular o supralocal, residenciando dichas competencias en los cabildos insulares.


[Bloque 3: #ap]

Artculo primero.

El artculo 4 de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, queda redactado en los siguientes trminos:

Artculo 4. Ordenacin turstica.

1. Sin perjuicio de las previsiones legales generales, el plan insular de ordenacin deber contener las siguientes normas de aplicacin directa en materia de ordenacin territorial de la actividad turstica:

a) Previsiones especficas de desarrollo turstico, incluyendo los criterios de localizacin y modalidades de la oferta alojativa, debidamente justificados de acuerdo con las caractersticas econmicas, sociales y territoriales de la isla.

b) Identificacin y delimitacin de las zonas aptas para el uso turstico, justificadas en relacin con el modelo territorial y de desarrollo econmico propugnado, y en funcin del mantenimiento o recuperacin de una precisa actividad agrcola, la mejora de un entorno o la recuperacin de un bien con valor cultural, diferenciando:

1) Las zonas aptas para el desarrollo turstico convencional en ncleos, en las que el planeamiento general delimite los permetros de suelo clasificado como urbano, urbanizable sectorizado o urbanizable no sectorizado. Desde el planeamiento general se podr producir directamente la ordenacin pormenorizada que legitime la actividad de ejecucin de los usos tursticos, previa comprobacin de su adecuacin a los intereses de carcter supramunicipal, a cuyo fin se requerir el informe favorable del cabildo insular correspondiente.

2) Las zonas aptas para el desarrollo de un modelo especfico de unidades aisladas de explotacin turstica en suelo rstico.

2. Dentro del concepto de sistemas generales, dotaciones y equipamientos insulares estructurantes de transcendencia insular o supralocal, cuya determinacin e implantacin han de contener los planes insulares, podrn incluirse, adems de los supuestos previstos con carcter general para dichos instrumentos en la legislacin general, las infraestructuras y actividades econmicas relevantes vinculadas al ocio y a los equipamientos complementarios al turismo, y los establecimientos tursticos alojativos vinculados a estos, ya sean de carcter pblico o privado.

3. Desde el planeamiento insular podrn ordenarse los suelos urbanizables de uso turstico de trascendencia insular o supralocal, previo informe municipal preceptivo. A estos efectos, no ser de aplicacin lo dispuesto en el artculo 32.2.B).2 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenacin del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, aprobado por Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo.


[Bloque 4: #as]

Artculo segundo.

El artculo 5.1.f) de la Ley 6/2002 de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma queda redactado en los siguientes trminos:

f) Condiciones para garantizar el carcter aislado de los establecimientos alojativos tursticos mediante la fijacin de densidades mximas u otros parmetros similares para este fin. Entre dichas condiciones no podr contenerse la previsin de distancias mnimas entre establecimientos, quedando sin efecto cualquier previsin que la contuviera.


[Bloque 5: #at]

Artculo tercero.

Se suprime el contenido actual del artculo 6 de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, y se le da nueva redaccin de la siguiente forma:

Artculo 6. Especialidades sobre tipologas tursticas.

1. Las tipologas tursticas correspondientes a hotel rural y casa rural podrn implantarse en cualquier categora de suelo rstico, siempre que cumplan las condiciones establecidas para la respectiva categora, y con independencia de que se encuentre o no previsto el uso turstico en el planeamiento de aplicacin, quedando sin efecto cualquier previsin en contrario.

2. Las tipologas correspondientes a hotel emblemtico y casa emblemtica podrn implantarse en suelo urbano, con independencia de que se encuentre o no previsto el uso turstico en el planeamiento de aplicacin, quedando sin efecto cualquier previsin en contrario.


[Bloque 6: #ac]

Artculo cuarto.

Se modifica el artculo 7.3 de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, que queda redactado de la siguiente forma:

3. Con carcter general, todos los establecimientos tursticos podrn implantarse en los asentamientos rurales y agrcolas, salvo prohibicin expresa por el planeamiento. Tambin podrn desarrollarse en suelo rstico de proteccin agraria y forestal, y de proteccin territorial, en compatibilidad con los recursos que alberguen.

En los suelos rsticos de proteccin paisajstica podrn implantarse en las mismas condiciones, en compatibilidad con los valores ambientales concurrentes, debiendo contemplar los proyectos arquitectnicos la integracin paisajstica de la actuacin turstica. Ser requisito para este desarrollo que el cabildo insular establezca las condiciones generales de implantacin, teniendo, a estos efectos, los espacios agrarios, naturales o paisajsticos la consideracin de equipamiento complementario identificativo de la oferta turstica.


[Bloque 7: #aq]

Artculo quinto.

Se modifican los subapartados 2 y 3 de la letra f) del apartado 4 del artculo 8 de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, quedando redactados en los siguientes trminos:

2. En los asentamientos agrcolas, la unidad apta para la edificacin deber tener una superficie no inferior a 150 metros cuadrados por cada plaza alojativa, con un mnimo de 1.500 metros cuadrados.

3. En las restantes categoras de suelo rstico, la unidad apta para la edificacin turstica deber tener una superficie no inferior a la establecida en el siguiente cuadro. La ocupacin mxima edificatoria no podr superar el 20 % del total de la superficie de la unidad apta para la edificacin.

Superficie mnima, en metros cuadrados, de la unidad apta para la edificacin turstica

Dimensin del establecimiento alojativo turstico

Nmero de plazas alojativas tursticas

Situado en suelo rstico de proteccin agraria

m2

Situado en las otras restantes categoras de suelo rstico

m2

Pequea dimensin.

0-10

2500

5000

11-20

4000

7500

21-40

6000

10 000

Mediana dimensin.

41-100

250 x P

400 x P

101-200

300 x P

500 x P

P = Nmero de plazas alojativas.


[Bloque 8: #as-2]

Artculo sexto.

Se modifica el artculo 9 de la Ley 6/2002, de 12 de junio, sobre medidas de ordenacin territorial de la actividad turstica en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, quedando redactado en los siguientes trminos:

Artculo 9. Obligaciones de los propietarios y promotores.

1. Los promotores de la edificacin turstica debern asumir las obligaciones que establece la vigente legislacin sobre ordenacin del territorio de Canarias para los supuestos de aprovechamiento en suelo rstico.

2. Cuando se afecten terrenos a la actuacin para componer una unidad apta para la edificacin, ser preciso suscribir un Convenio urbanstico entre el ayuntamiento, el promotor turstico y los propietarios de terrenos afectos, incluso cuando estos dos ltimos fueran la misma persona. En dicho Convenio se sustanciarn los compromisos que garanticen la vinculacin de dichos terrenos a la actividad turstica y la mejora o recuperacin y mantenimiento en ptimas condiciones del paisaje afectado. Este Convenio ser tramitado y formalizado de conformidad con lo que determina la legislacin sobre ordenacin del territorio de Canarias, formar parte del correspondiente proyecto de actuacin territorial o calificacin territorial, en su caso, y ser elevado a pblico por las partes e inscrito en el Registro de la Propiedad. La alteracin de las estipulaciones del Convenio requerir, en su caso, la modificacin o revisin del instrumento de ordenacin que lo haya habilitado.

El Convenio urbanstico contendr estipulaciones relativas al abono de las contraprestaciones econmicas correspondientes a las obligaciones asumidas en los trminos pactados entre las partes, en las que necesariamente debern sealarse las condiciones de su revisin y actualizacin.

3. Los compromisos que se adopten con relacin a la ptima conservacin del paisaje rural adquieren la naturaleza de deber urbanstico y su cumplimiento ser exigido por la administracin actuante, de oficio o a instancia de parte.

La resolucin definitiva del instrumento de ordenacin vincular la actividad turstica con las obligaciones previstas; y a estos efectos, con carcter previo a la licencia, se practicar anotacin o inscripcin en las fincas registrales que componen la unidad apta para la edificacin, con traslado literal del acuerdo. La cancelacin del asiento requerir de certificacin administrativa acreditativa del cese de la actividad turstica y eliminacin de la construccin, o del cambio de uso no prohibido por el planeamiento.

4. En todo caso, deber garantizarse la explotacin de la edificacin resultante bajo el principio de unidad de explotacin, de conformidad con la legislacin vigente en materia de ordenacin del turismo de Canarias.


[Bloque 9: #da]

Disposicin adicional primera. De los instrumentos de planificacin singular turstica de equipamientos estructurantes tursticos en el mbito de las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma.

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el captulo II de Ley 6/2002, de 12 de junio, la implantacin de sistemas generales, dotaciones y equipamientos insulares estructurantes tursticos, de trascendencia insular o supralocal, contemplados en el artculo 4.2 de la citada ley, podr legitimarse directamente en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma, a travs de la aprobacin de instrumentos especiales de planificacin singular turstica que los contemplen, en los trminos previstos en la presente disposicin.

2. Los instrumentos de planificacin singular turstica son instrumentos de ordenacin territorial que tienen por objeto ordenar y disear, para su inmediata ejecucin, o bien ejecutar, los equipamientos insulares estructurantes tursticos previstos en el apartado anterior en cualquier clase y categora de suelo. Podrn aprobarse en ejecucin del planeamiento insular o de forma autnoma; en este segundo caso, la planificacin singular comprender tambin la determinacin y la localizacin de la infraestructura o actividad de que se trate.

3. Los instrumentos de planificacin singular turstica previstos en la presente disposicin debern contener, al menos, las siguientes determinaciones:

a) La justificacin detallada del inters insular y de las circunstancias concurrentes.

b) La identificacin de la administracin pblica, organismo, entidad o persona fsica o jurdica promotora.

c) La localizacin de las obras a ejecutar y la delimitacin del mbito territorial de incidencia del proyecto o actuacin.

d) La descripcin, con la suficiente especificacin, de la ordenacin y las caractersticas tcnicas del proyecto, as como de la forma de gestin a emplear para su ejecucin, y la duracin temporal estimada de la misma.

e) La descripcin de las actuaciones de urbanizacin y las complementarias o de conexin a infraestructuras existentes.

f) La incidencia sobre el territorio fsico, afecciones ambientales y medios de correccin o minimizacin de las mismas.

g) La adecuacin con el planeamiento local vigente en el trmino o trminos municipales en que se asiente o, caso contrario, la indicacin de determinaciones de dicho planeamiento municipal que hayan de ser modificadas como consecuencia de la aprobacin del proyecto o actuacin objeto del instrumento de planificacin singular turstica.

h) La justificacin de la viabilidad econmica en relacin con el coste total previsto.

i) Los instrumentos de planificacin singular turstica de iniciativa privada debern, adems, contener los compromisos del promotor para el cumplimiento de las obligaciones que se deriven de la misma, que ser obligatorio garantizar. La garanta total ser del 10 % del coste total de las obras a realizar para la implantacin de los servicios y la ejecucin de las obras de urbanizacin, segn proyecto bsico, o, en su caso, del importe necesario para cubrir los gastos que puedan derivarse de incumplimientos o infracciones o de las labores de restauracin de los terrenos. Este importe podr ser elevado en casos singulares, de forma motivada, hasta el 20 % del mismo importe.

4. La planificacin singular turstica deber incluir, al menos, la siguiente documentacin:

a) Una Memoria justificativa y la descripcin detallada de la ordenacin y de las previsiones de ejecucin necesarias, incluido el anlisis ambiental de las distintas alternativas, con inclusin de la alternativa cero y sus posibles repercusiones socioeconmicas, territoriales y ambientales.

b) La solucin de un modo satisfactorio, y a financiar en su totalidad con cargo al promotor, del funcionamiento de las instalaciones previstas, mediante la realizacin de cuantas obras fueran necesarias para la conexin con las redes generales de servicios y comunicaciones, garantizando la operatividad y calidad de las infraestructuras pblicas preexistentes.

c) La asuncin de todos los compromisos, deberes y cesiones previstos por la legislacin o el planeamiento y, en su caso, el pago del correspondiente canon.

d) Un estudio econmico-financiero justificativo de la viabilidad del proyecto o actuacin que se pretende legitimar, en el que se precisar la evaluacin econmica de la implantacin de los servicios y de la ejecucin de las obras de urbanizacin, las fuentes de financiacin y, en su caso, el canon que deba pagarse al municipio o municipios afectados.

e) La acreditacin de la prestacin de garanta correspondiente.

f) La acreditacin suficiente de la titularidad de derechos subjetivos sobre el 75 % del correspondiente terreno.

g) La documentacin grfica que sea necesaria para reflejar con claridad y precisin las determinaciones a que se refiere el artculo anterior.

h) La documentacin ambiental prevista legalmente.

5. Las determinaciones contenidas en los instrumentos de planificacin singular turstica prevalecern sobre el planeamiento insular y municipal, que habrn de adaptarse a ellos con ocasin de la primera modificacin que afecte a este suelo.

6. La publicacin de la planificacin singular turstica implicar la atribucin al terreno correspondiente del aprovechamiento urbanstico que resulte del mismo, obligando a integrar sus determinaciones en el planeamiento territorial o urbanstico que resulte afectado, con ocasin de su primera modificacin sustancial.

Dicha publicacin legitimar, asimismo, la implantacin de los usos y actividades, as como la ejecucin de las obras e instalaciones que sean precisas para su ejecucin. Tratndose de actuaciones en suelo rstico no ser preceptiva la aprobacin de proyecto de actuacin territorial ni de calificacin territorial.

En el caso de los instrumentos de iniciativa pblica, el acuerdo de aprobacin llevar implcita la declaracin de utilidad pblica o, en su caso, el inters social, la necesidad de ocupacin y la urgencia de la tramitacin, a efectos expropiatorios, pudiendo tener el promotor la condicin de beneficiario.

7. La tramitacin de los instrumentos de planificacin singular turstica se ajustar al siguiente procedimiento:

a) Salvo que la iniciativa corresponda al cabildo insular, el procedimiento se iniciar con la presentacin de la solicitud por parte del sujeto promotor en el Registro correspondiente, que deber ir acompaada de la documentacin exigida. La iniciativa podr ser pblica o privada.

b) Formulada la solicitud, el cabildo insular resolver sobre el inters insular del proyecto o actuacin. Si no se acordara el inters pblico, se procedera al archivo de la solicitud, notificndoselo al promotor. Transcurridos tres meses sin notificacin de resolucin expresa, se entender desestimada por silencio administrativo.

c) La declaracin de inters insular ser requisito para continuar la tramitacin, pero sin condicionar la resolucin final que se adopte.

d) Declarado el inters insular, se someter el expediente a los trmites de informacin pblica y de audiencia a los propietarios de suelo afectados por plazo de un mes contado a partir de la publicacin del acuerdo en el Boletn Oficial de Canarias. El periodo de informacin pblica se anunciar en, al menos, dos de los peridicos de mayor difusin de la isla y en la sede electrnica de la Administracin. Simultneamente y en el mismo plazo, se someter a informe de la Administracin autonmica y de los municipios afectados, cuando estos no sean los promotores del instrumento. La falta de emisin de los informes no interrumpir la tramitacin del procedimiento. No se tendrn en cuenta los informes o alegaciones recibidos fuera de plazo.

e) Informadas las alegaciones presentadas en los trmites de informacin pblica y de consulta institucional, el pleno de la corporacin insular aprobar el citado instrumento, pudiendo establecer las condiciones y las medidas correctoras que estime precisas.

Cuando los municipios, en cuyo territorio haya de asentarse la infraestructura o instalacin, manifiesten su disconformidad con un instrumento de planificacin singular turstica en tramitacin, se elevar el expediente al Gobierno de Canarias para que resuelva sobre su aprobacin definitiva en consideracin al inters pblico prevalente.

f) El acuerdo de aprobacin se publicar en el Boletn Oficial de Canarias para su entrada en vigor. Su contenido deber incluir un pronunciamiento sobre los compromisos, deberes y cesiones, incluido, en su caso, el pago del canon por ocupacin del suelo rstico, cuando proceda, que deber abonar el promotor del proyecto o actuacin a favor del municipio o municipios en cuyo territorio haya de ejecutarse, y el aprovechamiento que se derive del instrumento. El contenido documental ntegro del instrumento se publicar en la sede electrnica de la administracin competente para su aprobacin.

g) Cuando la iniciativa no corresponda al cabildo insular competente para su aprobacin, una vez transcurrido el plazo de seis meses desde la notificacin de la declaracin de inters insular sin que se hubiera publicado resolucin expresa de aprobacin del instrumento de planificacin, este se podr considerar desestimado por silencio.

8. Los instrumentos de planificacin singular turstica que comporten ordenacin se sometern al procedimiento simplificado de evaluacin ambiental estratgica en los trminos previstos en la legislacin estatal bsica, a menos que, conforme a la misma, resulte de aplicacin el procedimiento ordinario, en cuyo caso ser este el aplicable.

Los proyectos o actuaciones objeto de instrumentos de planificacin singular turstica que no comporten ordenacin se sometern al procedimiento de evaluacin de impacto ambiental que resulte de aplicacin.

9. Los instrumentos de planificacin singular turstica se entendern vigentes hasta la finalizacin de su ejecucin, con pleno cumplimiento de su finalidad. No obstante, el rgano que lo hubiera aprobado, de oficio o a instancia de parte, podr acordar su extincin anticipada en los siguientes supuestos:

a) La renuncia expresa del promotor a su ejecucin.

b) El transcurso del plazo de dos aos desde la obtencin de la licencia municipal de obras sin que se hubiera iniciado la ejecucin del proyecto o actuacin legitimado, o cuando iniciada esta se interrumpiera durante ms de dos aos, a menos que, en uno u otro caso, concurriera causa justificada para la demora, no imputable al promotor, y fuera solicitada y concedida la correspondiente prrroga.

c) El incumplimiento grave de las previsiones contenidas en el instrumento.

En los supuestos b) y c) del apartado anterior se deber otorgar audiencia previa a los promotores y municipios afectados por plazo de veinte das. El acuerdo que declare la extincin anticipada se publicar en el Boletn Oficial de Canarias.

10. Declarada la extincin anticipada, la administracin competente podr, en el plazo mximo de tres meses, asumir directamente la ejecucin del proyecto. Transcurrido dicho plazo:

a) Los terrenos afectados recuperarn, a todos los efectos, la clasificacin y la calificacin urbanstica que tuvieran con anterioridad a la aprobacin de la planificacin, sin que para ello sea preciso modificar el planeamiento.

b) La persona o entidad responsable de su ejecucin deber realizar los trabajos precisos para reponer los terrenos al estado que tuvieran antes del comienzo de dicha ejecucin, y perder, en su caso, la garanta que tuviera constituida.

c) Los titulares de los terrenos que hubieran sido objeto de expropiacin podrn solicitar su reversin de acuerdo con los requisitos y el procedimiento previstos en la legislacin general reguladora de la expropiacin forzosa.

11. Podr ser, igualmente, objeto de aprobacin por instrumentos de planificacin singular turstica:

a) La ordenacin estructural y/o pormenorizada de mbitos aptos para el desarrollo turstico, conforme al planeamiento insular aplicable, que sean contiguos a suelos urbanos preexistentes. La iniciativa para dicha ordenacin deber ser formulada por acuerdo plenario del ayuntamiento o ayuntamientos afectados, y no ser necesario establecer nuevos equipamientos complementarios. Los instrumentos as aprobados tendrn vigencia transitoria hasta la entrada en vigor del correspondiente instrumento de ordenacin urbanstica que los sustituya.

b) La delimitacin puntual de reas aptas especficas para la implantacin de actividades tursticas y de sus condiciones de implantacin, as como la modificacin de las delimitaciones y condiciones de implantacin de las mismas ya establecidas por el planeamiento insular, siempre que se formulen a iniciativa de los ayuntamientos sobre cuyo mbito territorial pretendan proyectarse, o bien a iniciativa del cabildo insular respectivo e informe favorable de los ayuntamientos afectados.

12. Los instrumentos de planificacin singular turstica se equiparan a los proyectos de inters insular establecidos en la Ley del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, rigindose por la normativa de los mismos en todo lo que no se oponga a la presente disposicin.

Se modifica el apartado 8 y se aaden los apartados 11 y 12 por la disposicin final 7 de la Ley 4/2017, de 13 de julio. Ref. BOE-A-2017-10295




[Bloque 10: #da-2]

Disposicin adicional segunda. Actuaciones que se declaran de inters insular a los efectos de la tramitacin de instrumentos de planificacin singular turstica.

(Anulada).

Se declara inconstitucional y nula por Sentencia del TC 42/2018, de 26 de abril. Ref. BOE-A-2018-7138




[Bloque 11: #da-3]

Disposicin adicional tercera.

Las condiciones de implantacin turstica en suelo rstico contenidas en el artculo 8 de la Ley 6/2002, de 12 de junio, no sern de aplicacin a los sistemas generales, dotaciones y equipamientos insulares estructurantes tursticos contemplados en los planes insulares y en los instrumentos de planificacin singular turstica regulados en la disposicin adicional primera.


[Bloque 12: #dt]

Disposicin transitoria nica.

1. Las modificaciones o revisiones del planeamiento insular y territorial que, a la entrada en vigor de la presente ley, no hayan superado la fase insular de tramitacin, debern acomodarse, en su caso, a las determinaciones establecidas en la presente ley.

2. Los expedientes que se encuentren en tramitacin a la entrada en vigor de la presente ley se regirn en cuanto al procedimiento por la legislacin vigente en el momento de su inicio, salvo que la presente norma les otorgue condicin ms favorable.


[Bloque 13: #df]

Disposicin final primera.

1. Queda derogada la disposicin transitoria octava de la Ley 14/2014, de 26 de diciembre, de armonizacin y simplificacin en materia de proteccin del territorio y de los recursos naturales.

2. Se crea una nueva disposicin final cuarta con el texto que ms adelante se incluye, pasando las actuales disposiciones finales cuarta, quinta y sexta a reenumerarse como quinta, sexta y sptima, correlativamente.

Cuarta. Aquellos planes territoriales en trmite, cualquiera que sea su objetivo, que hubieran superado la informacin pblica y solicitud de informes que venan establecidos en el apartado 2 del artculo 24 del Texto Refundido de las leyes de Ordenacin del Territorio y de los Espacios Naturales de Canarias, aprobado por Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, en la versin anterior a la modificada por esta ley, as como las modificaciones o revisiones parciales formalmente iniciadas, de los que se encuentren en vigor, podrn continuar su tramitacin hasta su aprobacin, incorporndose a la planificacin territorial insular, con las previsiones y efectos establecidos en el citado texto refundido. La ejecucin de las obras correspondientes a los sistemas generales, dotaciones y equipamientos ordenados en los expresados planes territoriales quedar legitimada con la aprobacin de los respectivos proyectos tcnicos.


[Bloque 14: #df-2]

Disposicin final segunda. Entrada en vigor.

La presente ley entrar en vigor al da siguiente de su publicacin en el Boletn Oficial de Canarias.


[Bloque 15: #fi]

Por tanto, mando a los ciudadanos y a las autoridades que la cumplan y la hagan cumplir.

Santa Cruz de Tenerife, 27 de septiembre de 2016.

El Presidente,

Fernando Clavijo Batlle.

Este documento es de carácter informativo y no tiene valor jurídico.

Dudas o sugerencias: Servicio de atención al ciudadano

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid