Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Legislación consolidada

Real Decreto 1774/2004, de 30 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

Publicado en: BOE núm. 209, de 30/08/2004.
Entrada en vigor: 28/02/2005
Departamento: Ministerio de Justicia
Referencia: BOE-A-2004-15601
Permalink ELI: https://www.boe.es/eli/es/rd/2004/07/30/1774/con

TEXTO ORIGINAL: Texto original publicado el 30/08/2004


[Bloque 1: #preambulo]

La Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, en el apartado 24 de su exposicin de motivos, prev una regulacin ms extensa de algunos de sus aspectos en el reglamento que en su da se dicte en su desarrollo. Asimismo, en diferentes artculos de la ley orgnica hay llamamientos concretos al desarrollo reglamentario para establecer: la periodicidad con que se remitir al juez de menores y al Ministerio Fiscal los informes sobre la ejecucin de la medida y sus incidencias, y sobre la evolucin personal de los menores sometidos a ellas; los permisos ordinarios y extraordinarios de los que podr disfrutar el menor internado; los requisitos para trasladar al menor de centro fuera de la comunidad autnoma; el derecho del menor a comunicarse libremente con sus padres y familiares, y a disfrutar de salidas y permisos; el derecho de las menores internadas a tener en su compaa a sus hijos menores de tres aos; la forma y la periodicidad de las actuaciones de vigilancia y seguridad en los centros; los medios de contencin para evitar actos de violencia, impedir actos de fuga y daos en las instalaciones, o ante la resistencia a las instrucciones del personal del centro, y el rgimen disciplinario de los centros para la ejecucin de las medidas privativas de libertad.

A la vista de estas previsiones, se ha elaborado un reglamento que, conforme a su artculo 1, pretende abordar un desarrollo parcial de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, en lo relativo a tres materias concretas: la actuacin de la Polica Judicial y del equipo tcnico, la ejecucin de las medidas cautelares y definitivas y el rgimen disciplinario de los centros.

El captulo II, rubricado "De la actuacin de la Polica Judicial y del equipo tcnico", regula en trminos generales la intervencin de ambos colectivos. Los artculos 2 y 3 se dedican a la actuacin de la Polica Judicial, dependiente funcionalmente del Ministerio Fiscal y del juez de menores, prestando especial atencin al modo de llevar a cabo la detencin del menor. El artculo 4 se refiere a la actuacin del equipo tcnico, integrado por psiclogos, educadores y trabajadores sociales, y responsables de prestar asistencia al menor desde el momento de su detencin, de asistir tcnicamente a los jueces de menores y al Ministerio Fiscal y de intervenir activamente en la mediacin entre el menor y la vctima o perjudicado, funcin ampliamente desarrollada por el artculo 5 del reglamento.

El captulo III ("De las reglas para la ejecucin de las medidas") se divide en tres secciones. La primera destinada a regular las reglas comunes; la segunda, a algunas medidas no privativas de libertad, y la tercera, a las medidas privativas de libertad.

Las denominadas reglas comunes comprenden el establecimiento de los principios que deben inspirar la ejecucin de las medidas y los derechos de los menores, con expresa mencin en el ltimo a los tratados internacionales ratificados por Espaa (artculos 6 y 7) y la delimitacin de la competencia de las Administraciones pblicas para la ejecucin de las medidas (artculos 8 a 11). Pero tambin regula el expediente personal del menor, nico en la comunidad autnoma que ejecute la medida, de carcter reservado y sometido a la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal (artculo 12), as como los llamados "informes de seguimiento" que la entidad pblica competente deber remitir al juez de menores y al Ministerio Fiscal (artculo 13). Seguidamente, reglamenta la actuacin de la entidad pblica en los casos de incumplimiento de las medidas de internamiento y de permanencia de fin de semana en el centro o en el domicilio y otras medidas no privativas de libertad. La seccin concluye con un precepto que regula los casos en que el menor desee conciliarse con la vctima o reparar el dao causado. En estos casos, se encomiendan a la entidad pblica las funciones de mediacin.

La seccin 2. del captulo III contempla reglas especficas para la ejecucin de determinadas medidas no privativas de libertad, en desarrollo del artculo 7 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, comprendiendo la regulacin de las medidas de tratamiento ambulatorio, asistencia a un centro de da, libertad vigilada, convivencia con otra persona, familia o grupo educativo, prestaciones en beneficio de la comunidad y realizacin de tareas socioeducativas. Es nota comn a todas ellas la elaboracin de un programa individualizado de ejecucin.

La seccin 3. es la ms extensa y heterognea del reglamento y bajo la rbrica "Reglas especficas para la ejecucin de las medidas privativas de libertad", regula tanto las medidas como los trmites para el ingreso, la asistencia del menor, su rgimen de comunicacin, etc. Atendiendo a su contenido, los 36 artculos que integran esta seccin pueden estructurarse en los siguientes apartados: disposiciones relativas a los regmenes de internamiento (artculos 23 a 29, 34 y 53), disposiciones relativas al funcionamiento de los centros (artculos 30, 33, 35 y 53 a 58), disposiciones relativas al ingreso y a la libertad del menor (artculos 31, 32, 34 y 36), disposiciones relativas a la asistencia del menor (artculos 37, 38 y 39), disposiciones relativas a las comunicaciones (artculos 40 a 44) y disposiciones relativas a las salidas y permisos (artculos 45 a 52).

El captulo IV ("Del rgimen disciplinario de los centros") da cumplimiento al tercer objetivo que apunta el artculo 1 del reglamento, inspirndose en el ttulo X del Reglamento Penitenciario, aprobado por el Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero. Aunque no se divide en secciones, su contenido permite apreciar un bloque de temtica homognea: los artculos 59 y 60 regulan, respectivamente, el fundamento y mbito de aplicacin y los principios de la potestad disciplinaria; los artculos 61 a 64 regulan las faltas disciplinarias clasificndolas en muy graves, graves y leves, "atendiendo a la violencia desarrollada por el sujeto, su intencionalidad, la importancia del resultado y el nmero de personas ofendidas"; los artculos 65 a 69 regulan las sanciones con carcter general y taxativo; los artculos 70 a 80 regulan los procedimientos para la imposicin de sanciones; finalmente, los artculos 81 a 85 contienen reglas especiales sobre las sanciones (ejecucin y cumplimiento, reduccin, suspensin y anulacin, extincin y prescripcin) y sobre incentivos o recompensas de un modo similar al artculo 263 del Reglamento Penitenciario.

Este reglamento ha sido sometido al preceptivo informe de la Agencia Espaola de Proteccin de Datos, la Fiscala General del Estado y el Consejo General del Poder Judicial.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Justicia, con la aprobacin previa del Ministro de Administraciones Pblicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberacin del Consejo de Ministros en su reunin del da 30 de julio de 2004,

D I S P O N G O :


[Bloque 2: #aunico]

Artculo nico. Aprobacin del Reglamento de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

Se aprueba el Reglamento de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, cuyo texto se inserta a continuacin.


[Bloque 3: #daunica]

Disposicin adicional nica. Evaluacin de resultados.

Transcurrido un ao desde la entrada en vigor del reglamento de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, el Gobierno proceder a evaluar los resultados de su aplicacin, consultando para ello a las comunidades autnomas, al Consejo General del Poder Judicial y al Fiscal General del Estado.


[Bloque 4: #dfunica]

Disposicin final nica. Entrada en vigor.

El presente real decreto entrar en vigor a los seis meses de su publicacin en el "Boletn Oficial del Estado".


[Bloque 5: #firma]

Dado en Palma de Mallorca, a 30 de julio de 2004.

JUAN CARLOS R.

El Ministro de Justicia,

JUAN FERNANDO LPEZ AGUILAR


[Bloque 6: #reglamento]

REGLAMENTO DE LA LEY ORGNICA 5/2000, DE 12 DE ENERO, REGULADORA DE LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LOS MENORES


[Bloque 7: #ci]

CAPTULO I

Disposiciones generales


[Bloque 8: #a1]

Artculo 1. Objeto y mbito de aplicacin.

1. Este reglamento tiene por objeto el desarrollo de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, en lo referente a la actuacin del equipo tcnico y de la Polica Judicial, a la ejecucin de las medidas cautelares y definitivas adoptadas de conformidad con aquella y al rgimen disciplinario de los centros para la ejecucin de las medidas privativas de libertad, sin perjuicio de las normas que en aplicacin de lo dispuesto en el artculo 45.1 y la disposicin final sptima de la citada ley orgnica establezcan las comunidades autnomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla, en el mbito de sus competencias.

2. Al efecto de designar a las personas a quienes se aplica este reglamento, en su articulado se utiliza el trmino menores para referirse a las personas que no han cumplido 18 aos, sin perjuicio de lo previsto en los artculos 4 y 15 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, cuando sea aplicable.


[Bloque 9: #cii]

CAPTULO II

De la actuacin de la Polica Judicial y del equipo tcnico


[Bloque 10: #a2]

Artculo 2. Actuacin de la Polica Judicial.

1. La Polica Judicial acta en la investigacin de los hechos cometidos por menores que pudieran ser constitutivos de delitos o faltas, bajo la direccin del Ministerio Fiscal.

2. La actuacin de la Polica Judicial se atendr a las rdenes del Ministerio Fiscal y se sujetar a lo establecido en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Salvo la detencin, toda diligencia policial restrictiva de derechos fundamentales ser interesada al Ministerio Fiscal para que, por su conducto, se realice la oportuna solicitud al juez de menores competente.

3. Los registros policiales donde consten la identidad y otros datos que afecten a la intimidad de los menores sern de carcter estrictamente confidencial y no podrn ser consultados por terceros. Solo tendrn acceso a dichos archivos las personas que participen directamente en la investigacin de un caso en trmite o aquellas personas que, en el ejercicio de sus respectivas competencias, autoricen expresamente el juez de menores o el Ministerio Fiscal, todo ello sin perjuicio de las disposiciones que, en materia de regulacin de ficheros y registros automatizados, dicten las comunidades autnomas de acuerdo con sus respectivas competencias.

4. A tal efecto, cuando, de conformidad con el artculo 17 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, se proceda a la detencin de un menor, se podr proceder a tomar resea de sus impresiones dactilares, as como fotografas de su rostro, que se remitirn, como parte del atestado policial, al Ministerio Fiscal para la instruccin del expediente, y constarn en la base de datos de identificacin personal.

5. El cacheo y aseguramiento fsico de los menores detenidos se llevar a cabo en los casos en que sea estrictamente necesario y como medida proporcional de seguridad para el propio menor detenido y los funcionarios actuantes, cuando no sea posible otro medio de contencin fsica del menor.

6. Adems de lo anterior, existir un registro o archivo central donde, de modo especfico para menores, se incorporar la informacin relativa a los datos de estos resultantes de la investigacin. Tal registro o archivo solo podr facilitar informacin a requerimiento del Ministerio Fiscal o del juez de menores.

Tanto los registros policiales como el registro central al que se refiere este apartado estarn sometidos a lo dispuesto en la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal.

7. Cuando el Ministerio Fiscal o el juez de menores, en el ejercicio de sus competencias atribuidas por la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, deseen consultar datos relativos a la identidad o edad de un menor, requerirn del mencionado registro o archivo central que se comparen los datos que obran en su poder con los que existan en dicho registro, a fin de acreditar la identidad u otros datos del menor expedientado. A tal fin, dirigirn comunicacin, directamente o a travs del Grupo de Menores u otras unidades similares, al mencionado registro, que facilitar los datos y emitir un informe sobre los extremos requeridos.

8. Los registros de menores a que se refiere este artculo no podrn ser utilizados en procesos de adultos relativos a casos subsiguientes en los que est implicada la misma persona.

9. Cuando la polica judicial investigue a una persona como presunto autor de una infraccin penal de cuya minora de edad se dude y no consten datos que permitan su determinacin, se pondr a disposicin de la autoridad judicial de la jurisdiccin ordinaria para que proceda a determinar la identidad y edad del presunto delincuente por las reglas de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Una vez acreditada la edad, si esta fuese inferior a los 18 aos, se proceder conforme a lo previsto en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

10. Cuando para la identificacin de un menor haya de acudirse a la diligencia de reconocimiento prevista en el artculo 369 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, dicha diligencia solo podr llevarse a cabo con orden o autorizacin del Ministerio Fiscal o del juez de menores segn sus propias competencias.

Para la prctica de la diligencia de reconocimiento, se utilizarn los medios que resulten menos dainos a la integridad del menor, debiendo llevarse a cabo en las dependencias de los Grupos de Menores o en las sedes del Ministerio Fiscal o autoridad judicial competente. La rueda deber estar compuesta por otras personas, menores o no, conforme a los requisitos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Cuando la rueda est compuesta por otros menores de edad, se deber contar con su autorizacin y con la de sus representantes legales o guardadores de hecho o de derecho, a salvo el supuesto de los mayores de 16 aos no emancipados y de los menores emancipados en que sea de aplicacin lo dispuesto para las limitaciones a la declaracin de voluntad de los menores en el artculo 2 de la Ley Orgnica 1/1996, de proteccin jurdica del menor.


[Bloque 11: #a3]

Artculo 3. Modo de llevar a cabo la detencin del menor.

1. Las autoridades y funcionarios que intervengan en la detencin de un menor debern practicarla en la forma que menos le perjudique, y estarn obligados a informarle, en un lenguaje claro y comprensible y de forma inmediata, de los hechos que se le imputan, de las razones de su detencin y de los derechos que le asisten, especialmente los reconocidos en el artculo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, as como a garantizar el respeto de tales derechos. Tambin debern notificar inmediatamente el hecho de la detencin y el lugar de la custodia a los representantes legales del menor y al Ministerio Fiscal. Si el menor detenido fuera extranjero, el hecho de la detencin se notificar a las correspondientes autoridades consulares cuando el menor tuviera su residencia habitual fuera de Espaa o cuando as lo solicitaran el propio menor o sus representantes legales.

2. Toda declaracin del detenido se llevar a cabo en presencia de su letrado y de aquellos que ejerzan la patria potestad, tutela o guarda del menor, de hecho o de derecho, salvo que, en este ltimo caso, las circunstancias aconsejen lo contrario. En defecto de estos ltimos, la declaracin se llevar a cabo en presencia del Ministerio Fiscal, representado por un fiscal distinto del instructor del expediente.

3. Mientras dure la detencin los menores debern hallarse custodiados en dependencias adecuadas conforme establece la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

La custodia de los menores detenidos a que se refiere el prrafo anterior corresponder a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad competentes hasta que el fiscal resuelva sobre la libertad del menor, el desistimiento o la incoacin del expediente, con puesta a disposicin del juez a que se refiere el artculo 17.5 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. El fiscal resolver en el menor espacio de tiempo posible y, en todo caso, dentro de las 48 horas siguientes a la detencin.

4. Durante la detencin debe garantizarse que todo menor disponga de alimentacin, vestimenta y condiciones de intimidad, seguridad y sanidad adecuadas.

5. En los establecimientos de detencin deber llevarse un libro registro, de carcter confidencial, que al menos deber contar con la siguiente informacin:

a) Datos relativos a la identidad del menor.

b) Circunstancias de la detencin, motivos y en su caso autoridad que la orden.

c) Da y hora del ingreso, traslado o libertad.

d) Indicacin de la persona o personas que custodian al menor.

e) Detalle de la notificacin a los padres o representantes legales del menor y al Ministerio Fiscal de la detencin del menor.

f) Expresin de las circunstancias psicofsicas del menor.

g) Constatacin de que se le ha informado de las circunstancias de la detencin y de sus derechos.

Los datos de dicho registro estarn exclusivamente a disposicin del Ministerio Fiscal y de la autoridad judicial competente.

Este libro registro ser nico para todo lo concerniente a la detencin del menor, y no se consignar ninguno de sus datos en ningn otro libro de la dependencia.


[Bloque 12: #a4]

Artculo 4. Actuacin del equipo tcnico.

1. Los equipos tcnicos estarn formados por psiclogos, educadores y trabajadores sociales cuya funcin es asistir tcnicamente en las materias propias de sus disciplinas profesionales a los jueces de menores y al Ministerio Fiscal, elaborando los informes, efectuando las propuestas, siendo odos en los supuestos y en la forma establecidos en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, y, en general, desempeando las funciones que tengan legalmente atribuidas.

Del mismo modo, prestarn asistencia profesional al menor desde el momento de su detencin y realizarn funciones de mediacin entre el menor y la vctima o perjudicado.

Podrn tambin incorporarse de modo temporal o permanente a los equipos tcnicos otros profesionales relacionados con las funciones que tienen atribuidas, cuando las necesidades planteadas lo requieran y as lo acuerde el rgano competente.

2. Los profesionales integrantes de los equipos tcnicos dependern orgnicamente del Ministerio de Justicia o de las comunidades autnomas con competencias asumidas y estarn adscritos a los juzgados de menores.

Durante la instruccin del expediente, desempearn las funciones establecidas en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, bajo la dependencia funcional del Ministerio Fiscal y del juez de menores cuando lo ordene.

No obstante lo anterior, en el ejercicio de su actividad tcnica actuarn con independencia y con sujecin a criterios estrictamente profesionales.

3. En todo caso, la Administracin competente garantizar que el equipo tcnico realice sus funciones en los trminos que exijan las necesidades del servicio, adoptando las medidas oportunas al efecto.

4. El Ministerio de Justicia y las comunidades autnomas con competencias asumidas en sus respectivos mbitos determinarn el nmero de equipos tcnicos necesarios, su composicin y plantilla de conformidad con las necesidades que presenten los juzgados de menores y fiscalas garantizando que cada fiscal instructor cuente con los medios personales adecuados y suficientes para la emisin de los informes determinados por la ley y en los plazos establecidos.

5. Los informes sern firmados por los profesionales del equipo tcnico que intervengan en cada caso. La representacin del equipo la ostentar aquel que sea designado por el Ministerio Fiscal o el juez de menores en la actuacin concreta de que se trate.


[Bloque 13: #a5]

Artculo 5. Modo de llevar a cabo las soluciones extrajudiciales.

1. En el supuesto previsto en el artculo 19 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, se proceder del siguiente modo:

a) Si el Ministerio Fiscal, a la vista de las circunstancias concurrentes o a instancia del letrado del menor, apreciara la posibilidad de desistir de la continuacin del expediente, solicitar del equipo tcnico informe sobre la conveniencia de adoptar la solucin extrajudicial ms adecuada al inters del menor y al de la vctima.

b) Recibida la solicitud por el equipo tcnico, citar a su presencia al menor, a sus representantes legales y a su letrado defensor.

c) El equipo tcnico expondr al menor la posibilidad de solucin extrajudicial prevista en el artculo 19 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, y oir a sus representantes legales. Si, con audiencia de su letrado, el menor aceptara alguna de las soluciones que el equipo le propone, a ser posible en el mismo acto, se recabar la conformidad de sus representantes legales.

Si el menor o sus representantes legales manifestaran su negativa a aceptar una solucin extrajudicial, el equipo tcnico lo comunicar al Ministerio Fiscal e iniciar la elaboracin del informe al que alude el artculo 27 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero.

d) El equipo tcnico se pondr en contacto con la vctima para que manifieste su conformidad o disconformidad a participar en un procedimiento de mediacin, ya sea a travs de comparecencia personal ante el equipo tcnico, ya sea por cualquier otro medio que permita dejar constancia.

Si la vctima fuese menor de edad o incapaz, este consentimiento deber ser confirmado por sus representantes legales y ser puesto en conocimiento del juez de menores competente.

e) Si la vctima se mostrase conforme a participar en la mediacin, el equipo tcnico citar a ambos a un encuentro para concretar los acuerdos de conciliacin o reparacin. No obstante, la conciliacin y la reparacin tambin podrn llevarse a cabo sin encuentro, a peticin de la vctima, por cualquier otro medio que permita dejar constancia de los acuerdos.

f) No siendo posible la conciliacin o la reparacin directa o social, o cuando el equipo tcnico lo considere ms adecuado al inters del menor, propondr a este la realizacin de tareas socioeducativas o la prestacin de servicios en beneficio de la comunidad.

g) El equipo tcnico pondr en conocimiento del Ministerio Fiscal el resultado del proceso de mediacin, los acuerdos alcanzados por las partes y su grado de cumplimiento o, en su caso, los motivos por los que no han podido llevarse a efecto los compromisos alcanzados por las partes, a efectos de lo dispuesto en el artculo 19.4 y 5 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

2. Si, conforme a lo previsto en el artculo 27.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, el equipo tcnico considera conveniente que el menor efecte una actividad reparadora o de conciliacin con la vctima, informar de tal extremo al Ministerio Fiscal y al letrado del menor. Si este apreciara la posibilidad de desistir de la continuacin del expediente, solicitar del equipo tcnico informe sobre la solucin extrajudicial ms adecuada y se seguirn los trmites previstos en el apartado anterior.

3. Lo dispuesto en este artculo podr ser aplicable al procedimiento de mediacin previsto en el artculo 51.2 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, sin perjuicio de la competencia de la entidad pblica y de lo dispuesto en el artculo 15 de este reglamento. Las referencias al equipo tcnico hechas en este artculo se entendern efectuadas a la entidad pblica cuando, de conformidad con lo establecido en el artculo 8.7 de este reglamento, dicha entidad realice las funciones de mediacin.


[Bloque 14: #ciii]

CAPTULO III

De las reglas para la ejecucin de las medidas


[Bloque 15: #s1]

Seccin 1. Reglas comunes para la ejecucin de las medidas


[Bloque 16: #a6]

Artculo 6. Principios inspiradores de la ejecucin de las medidas.

Los profesionales, organismos e instituciones que intervengan en la ejecucin de las medidas ajustarn su actuacin con los menores a los principios siguientes:

a) El superior inters del menor de edad sobre cualquier otro inters concurrente.

b) El respeto al libre desarrollo de la personalidad del menor.

c) La informacin de los derechos que les corresponden en cada momento y la asistencia necesaria para poder ejercerlos.

d) La aplicacin de programas fundamentalmente educativos que fomenten el sentido de la responsabilidad y el respeto por los derechos y libertades de los otros.

e) La adecuacin de las actuaciones a la edad, la personalidad y las circunstancias personales y sociales de los menores.

f) La prioridad de las actuaciones en el propio entorno familiar y social, siempre que no sea perjudicial para el inters del menor. Asimismo en la ejecucin de las medidas se utilizarn preferentemente los recursos normalizados del mbito comunitario.

g) El fomento de la colaboracin de los padres, tutores o representantes legales durante la ejecucin de las medidas.

h) El carcter preferentemente interdisciplinario en la toma de decisiones que afecten o puedan afectar a la persona.

i) La confidencialidad, la reserva oportuna y la ausencia de injerencias innecesarias en la vida privada de los menores o en la de sus familias, en las actuaciones que se realicen.

j) La coordinacin de actuaciones y la colaboracin con los dems organismos de la propia o de diferente Administracin, que intervengan con menores y jvenes, especialmente con los que tengan competencias en materia de educacin y sanidad.


[Bloque 17: #a7]

Artculo 7. Derechos de los menores durante la ejecucin de las medidas.

Los menores y los jvenes gozarn durante la ejecucin de las medidas de los derechos y libertades que a todos reconocen la Constitucin, los tratados internacionales ratificados por Espaa y el resto del ordenamiento jurdico vigente, a excepcin de los que se encuentren expresamente limitados por la ley, el contenido del fallo condenatorio o el sentido de la medida impuesta.


[Bloque 18: #a8]

Artculo 8. Competencia funcional.

1. Corresponde a las comunidades autnomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla, mediante las entidades pblicas que estas designen con arreglo a la disposicin final vigsima segunda de la Ley Orgnica 1/1996, de 15 de enero, de proteccin jurdica del menor:

a) La ejecucin de las medidas cautelares adoptadas de conformidad con el artculo 28 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

b) La ejecucin de las medidas adoptadas por los jueces de menores en sus sentencias firmes, previstas en los prrafos a) a k) del artculo 7.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero.

c) La ejecucin del rgimen de libertad vigilada y de la actividad socioeducativa a la que alude el artculo 40.2.c) de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero.

Dichas entidades pblicas llevarn a cabo, de acuerdo con sus respectivas normas de organizacin, la creacin, direccin, organizacin y gestin de los servicios, instituciones y programas adecuados para garantizar la correcta ejecucin de las medidas, sin perjuicio de los convenios y acuerdos de colaboracin que puedan establecer de conformidad con el artculo 45.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

2. Corresponde al Estado, en los establecimientos y con el control del personal especializado que ponga a disposicin de la Audiencia Nacional, la ejecucin de la detencin preventiva, de las medidas cautelares de internamiento y de las medidas adoptadas en sentencia firme que, de conformidad con la disposicin adicional cuarta de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, acuerden el Juzgado Central de Menores o la sala correspondiente de la Audiencia Nacional, sin perjuicio de los convenios que, en su caso, pueda establecer para dicha finalidad con las comunidades autnomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla.

3. Corresponde a las instituciones pblicas que en el respectivo territorio tengan encomendada la ejecucin de las medidas penales a las que alude el artculo 105.1 de la Ley Orgnica 10/1995, de 23 de noviembre, del Cdigo Penal, la ejecucin de la medida de libertad vigilada impuesta de conformidad con la regla 5. del artculo 9 y, en su caso, con el apartado 2.c) de la disposicin adicional cuarta de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

4. Las medidas de privacin del permiso de conducir ciclomotores o vehculos a motor, o del derecho a obtenerlo, o de las licencias administrativas para caza o para cualquier tipo de armas y la inhabilitacin absoluta, previstas en los prrafos m) y n) del artculo 7.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, si no fueran ejecutadas directamente por el juez de menores, se ejecutarn por los rganos administrativos competentes por razn de la materia.

5. Si en virtud de lo dispuesto en el artculo 15 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, se ordena el cumplimiento de la medida de internamiento del menor en un centro penitenciario, la competencia para la ejecucin de esta ser de la Administracin penitenciaria, sin perjuicio de las facultades propias del juez de menores competente. Esta competencia ser extensiva a la ejecucin de las medidas pendientes de cumplimiento del artculo 7.1.e) a k) de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, una vez finalizado el internamiento.

6. Cuando de conformidad con la Ley

Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, el juez de menores o el Ministerio Fiscal remitan a la entidad pblica de proteccin de menores testimonio de particulares sobre un menor de 14 aos, ser dicha entidad la competente para valorar la situacin y decidir si se ha de adoptar alguna medida, conforme a las normas del Cdigo Civil y la legislacin de proteccin de menores.

7. Sin perjuicio de las funciones de mediacin atribuidas en el artculo 19.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, a los equipos tcnicos correspondientes, tambin las entidades pblicas podrn poner a disposicin del Ministerio Fiscal y de los juzgados de menores, en su caso, los programas necesarios para realizar las funciones de mediacin a las que alude el citado artculo.


[Bloque 19: #a9]

Artculo 9. Punto de conexin para determinar la Administracin competente en la ejecucin de las medidas.

1. Para la ejecucin de las medidas previstas en el apartado 1 del artculo anterior, sern competentes las comunidades autnomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla donde se ubique el juzgado de menores que las haya acordado.

En el caso de que la entidad pblica haya designado un centro de internamiento para la ejecucin situado fuera de su comunidad autnoma, de acuerdo con lo previsto en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, y en este reglamento, ser la comunidad autnoma a la que pertenezca dicho centro la competente para la ejecucin de la medida, en los trminos previstos en el artculo 46.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

2. Si la aprobacin judicial prevista en el artculo 46.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, se adopta una vez iniciada la ejecucin de la medida, dejar de ser competente la comunidad autnoma respectiva desde el momento del traslado efectivo del menor al nuevo centro o desde la notificacin judicial a la comunidad autnoma de residencia para que designe el profesional responsable de la ejecucin de la medida no privativa de libertad impuesta.

3. En caso de traslado de centro por las circunstancias previstas en el artculo 35.1.b) y c) de este reglamento, continuar siendo competente de la ejecucin de la medida la comunidad autnoma donde se ubique el juzgado de menores que la haya acordado, sin perjuicio de la colaboracin prestada por la comunidad autnoma responsable del centro de destino.


[Bloque 20: #a10]

Artculo 10. Inicio de la ejecucin.

1. Para dar inicio a la ejecucin de las medidas acordadas en sentencia firme, que sean competencia de las entidades pblicas, se proceder conforme a las reglas siguientes:

1. Recibidos en la entidad pblica la ejecutoria y el testimonio de particulares del juzgado de menores, as como los informes tcnicos que obren en la causa y la identificacin del letrado del menor, la entidad pblica competente, cuando la medida impuesta sea alguna de las previstas en los prrafos a) a d) del artculo 7.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, o la de permanencia de fin de semana en un centro, designar de forma inmediata el centro que considere ms adecuado para su ejecucin de entre los ms cercanos al domicilio del menor en los que existan plazas disponibles correspondientes al rgimen o al tipo de internamiento impuesto. La designacin se comunicar al juzgado de menores competente para que ordene el ingreso del menor si no estuviera ingresado cautelarmente.

2. Se requerir la previa aprobacin judicial del centro propuesto por la entidad pblica en los casos siguientes:

a) Cuando de conformidad con el artculo 46.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, se proponga, en inters del menor, el ingreso en un centro de la comunidad autnoma que se encuentre alejado de su domicilio y de su entorno social y familiar, aun existiendo plaza en un centro ms cercano adecuada al rgimen o al tipo de internamiento impuesto.

b) Cuando se proponga para la ejecucin de la medida el ingreso del menor en un centro sociosanitario, de conformidad con lo dispuesto en el artculo 54.2 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero.

c) Cuando se proponga el ingreso del menor en un centro de otra comunidad autnoma, por los motivos descritos en el artculo 35.1 de este reglamento.

3. La entidad pblica designar de forma inmediata y, en todo caso, en el plazo mximo de cinco das un profesional que se responsabilizar de la ejecucin de la medida impuesta, siempre que esta sea alguna de las previstas en los prrafos e), f), g), cuando en este caso la permanencia se ordene en el domicilio, h), i), j) y k) del artculo 7.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. Dicha designacin se comunicar al juzgado correspondiente.

4. En la medida de libertad vigilada y en las medidas de internamiento, el profesional o el centro designado elaborarn el programa individualizado de ejecucin en el plazo de 20 das desde el inicio de aquellas, prorrogable previa autorizacin judicial.

En el resto de las medidas, el programa individualizado de ejecucin se elaborar, previamente a su inicio, en el plazo de 20 das desde la fecha de la designacin del profesional, prorrogable previa autorizacin judicial.

5. El programa individualizado de ejecucin de la medida se comunicar al juez competente para su aprobacin. Si el juez rechazase, en todo o en parte, el programa propuesto, se someter a su consideracin uno nuevo o la modificacin correspondiente del anterior, conforme a lo previsto en el artculo 44 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

6. Una vez aprobado el programa individualizado de ejecucin de la medida, la entidad pblica la iniciar, salvo que ya estuviese iniciada por tratarse de una medida de internamiento o de libertad vigilada, y comunicar la fecha al juzgado de menores para que el secretario judicial practique la liquidacin de la medida y la comunique al menor. A efectos de la liquidacin, que practicar el secretario judicial, se considerarn como fechas de inicio las siguientes:

a) En las medidas de internamiento, la del da del ingreso o la de firmeza de la sentencia si estuviera internado cautelarmente.

b) En las medidas de libertad vigilada, el da de la primera entrevista del profesional aludido en la regla 3. con el menor, que deber llevarse a cabo en la fecha sealada por el juez de menores de entre las propuestas por la entidad pblica y comunicada al menor una vez firme la sentencia. Si la medida ya estuviera iniciada cautelarmente, la fecha de inicio ser la de la firmeza de la sentencia.

Si el menor no compareciera, citado en debida forma, incurrir en el quebrantamiento previsto en el artculo 50.2 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero.

c) En las medidas de permanencia de fin de semana, el primer da de permanencia en el centro o en el domicilio.

d) En las medidas de tratamiento ambulatorio y de asistencia a un centro de da, la fecha en que el menor asiste por primera vez al centro ambulatorio o al centro de da asignado.

e) En las medidas de prestaciones en beneficio de la comunidad y de realizacin de tareas socioeducativas, la fecha en que comienzan de forma efectiva las prestaciones o las tareas asignadas.

f) En la medida de convivencia con otra persona, familia o grupo educativo, el primer da de convivencia.

Si ya estuviera en medida de convivencia cautelar, el da de la firmeza de la sentencia, sin perjuicio del abono que corresponda.

g) En las medidas a las que alude el artculo 8.4 de este reglamento, el da en que el menor entregue en la secretara del juzgado el permiso o licencia correspondiente, o en la fecha que el juez seale a la autoridad administrativa.

7. En la liquidacin de la medida practicada por el secretario del juzgado, se abonar en su caso el tiempo cumplido de las medidas cautelares en los trminos del artculo 28.5 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

Una vez aprobada la liquidacin por el juez, previo informe del Ministerio Fiscal y del letrado del menor, se comunicar a la entidad pblica competente.

2. El inicio de la ejecucin de las medidas acordadas en sentencia firme por el Juzgado Central de Menores se ajustar a las reglas anteriores, excepto en lo referente a la competencia administrativa, que siempre ser del Gobierno, y a los centros o profesionales designados, que sern los que el Gobierno ponga a disposicin de la Audiencia Nacional, sin perjuicio de los convenios que, en su caso, pueda establecer con las comunidades autnomas.

3. Para dar inicio a la ejecucin de las medidas cautelares que se acuerden de conformidad con el artculo 28 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, una vez adoptado y comunicado a la entidad pblica el auto correspondiente, se aplicarn en lo que proceda las reglas 1., 2. y 3. del apartado 1 de este artculo.


[Bloque 21: #a11]

Artculo 11. Ejecucin de varias medidas.

1. La ejecucin de varias medidas se llevar a cabo en todo caso teniendo en cuenta lo acordado por el juez, de acuerdo con lo previsto en los artculos 13 y 47.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

Cuando concurran varias medidas impuestas en el mismo o en diferentes procedimientos, se cumplirn simultneamente las que se relacionan a continuacin:

a) Las medidas no privativas de libertad cuando concurran con otras medidas no privativas de libertad diferentes.

b) La medida de permanencia de fin de semana cuando concurra con otra medida no privativa de libertad.

c) La amonestacin, la privacin del permiso de conducir ciclomotores o vehculos a motor, o del derecho a obtenerlo, o de las licencias administrativas para caza o para uso de cualquier tipo de armas y la inhabilitacin absoluta, cuando concurran con otra medida diferente.

2. El segundo perodo de las medidas de internamiento descritas en los prrafos a) a d) del artculo 7.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, acordado en la sentencia en rgimen de libertad vigilada, se cumplir inmediatamente despus de finalizado el primer perodo de internamiento en centro. No obstante, cuando existan otras medidas o penas privativas de libertad, su cumplimiento se regir por lo previsto en los apartados 2 y 3 del artculo 47 de la citada ley orgnica.

3. De igual forma, la medida de libertad vigilada prevista en la regla 5. del artculo 9 y en el apartado 2.c) de la disposicin adicional cuarta de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, habr de ejecutarse una vez finalizada la medida de internamiento en rgimen cerrado, salvo que concurra con otras medidas o penas privativas de libertad ; en tal caso, ser de aplicacin lo dispuesto en el inciso ltimo del apartado anterior.

4. Cuando concurran varias medidas de internamiento, definitivas o cautelares, de diferente rgimen, se cumplir antes la de rgimen ms restringido y, en su caso, se interrumpir la de rgimen menos restringido que se estuviera ejecutando, salvo que el juez de menores haya dispuesto otro orden en aplicacin del apartado 3 del artculo 47 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

5. En todo caso, la ejecucin de las medidas impuestas por el Juez Central de Menores o por la sala correspondiente de la Audiencia Nacional ser preferente sobre las impuestas por otros jueces o salas de menores.

6. La ejecucin de varias medidas, en todos los casos previstos en los apartados anteriores, se llevar a cabo cumpliendo las resoluciones dictadas por el juez.

7. En los casos en que al menor se le hayan impuesto varias medidas de internamiento y se haya acordado por el juez de menores su acumulacin en un nico expediente de ejecucin, el centro donde el menor sea ingresado elaborar un programa individualizado de ejecucin que comprenda la totalidad de las medidas, as como un nico informe final, sin perjuicio de los correspondientes informes de seguimiento que establece el artculo 13 de este reglamento.


[Bloque 22: #a12]

Artculo 12. Expediente personal del menor en la ejecucin de la medida.

1. La entidad pblica competente abrir un expediente personal a cada menor del que tenga encomendada la ejecucin de una medida. Dicho expediente ser nico en el mbito territorial de la comunidad autnoma, aun cuando se ejecuten medidas sucesivas.

2. El expediente deber contener una copia de todos los informes y documentos de cualquier tipo que haya remitido la entidad pblica a los rganos judiciales competentes y al Ministerio Fiscal durante la ejecucin; las resoluciones y documentos que los acompaen, comunicadas por los rganos judiciales o el Ministerio Fiscal a la entidad pblica, y el resto de documentos administrativos que se generen a consecuencia del cumplimiento de la medida, y que, en uno u otro caso, afecten al menor. En dicho expediente debern constar igualmente los datos del letrado del menor y la comunicacin del secretario del juzgado de cualquier modificacin en ellos.

3. El expediente personal tiene carcter reservado y a este solamente podrn acceder:

a) El Defensor del Pueblo o institucin anloga de la correspondiente comunidad autnoma, los jueces de menores competentes y el Ministerio Fiscal cuando as lo requieran a la entidad pblica.

b) Los profesionales que de manera directa tienen encomendada la responsabilidad de planificar y desarrollar los programas individualizados de ejecucin de la medida, y solo sobre los datos personales de los menores que tengan a su cargo si estn expresamente autorizados para ello por la entidad pblica de acuerdo con sus normas de organizacin, debiendo observar en todo momento el deber de sigilo.

c) El menor, su letrado y, en su caso, el representante legal del menor, si lo solicitan de forma expresa a la entidad pblica, conforme al procedimiento de acceso que esta establezca. Ser de aplicacin lo dispuesto en los artculos 35 y 37 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Rgimen Jurdico de las Administraciones Pblicas y del Procedimiento Administrativo Comn.

4. Los profesionales que intervengan en la ejecucin de la medida, pertenecientes a otras entidades pblicas o privadas con las que la entidad pblica competente haya establecido convenios o acuerdos de colaboracin, podrn acceder al fichero informtico dependiente de dicha entidad, al que alude el artculo 48.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, cuando as lo autorice dicha entidad, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley Orgnica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteccin de Datos de Carcter Personal, y sus normas de desarrollo.

5. Todos los que intervengan en la ejecucin de la medida tienen el deber de mantener la reserva oportuna de la informacin que obtengan con relacin a los menores y jvenes en el ejercicio de sus funciones, y de no facilitarla a terceras personas ajenas a la ejecucin, deber que persiste una vez finalizada esta.

6. Una vez finalizada la estancia en el centro, debern remitirse a la entidad pblica, por los medios que se establezcan, todos los documentos relativos al menor, con objeto de que se integren en su expediente personal, sin que pueda quedarse el centro con copia alguna.


[Bloque 23: #a13]

Artculo 13. Informes durante la ejecucin.

1. Durante la ejecucin de la medida, la entidad publica remitir al juez de menores y al Ministerio Fiscal los informes de seguimiento. Su contenido ser suficiente, de acuerdo con la naturaleza y finalidad de cada medida, para conocer el grado de cumplimiento de esta, las incidencias que se produzcan y la evolucin personal del menor.

2. La periodicidad mnima con la que se elaborarn y tramitarn los informes de seguimiento ser la siguiente:

a) En la medida de permanencia de fin de semana, un informe cada cuatro fines de semana cumplidos.

b) En la medida de prestaciones en beneficio de la comunidad, un informe cada 25 horas cumplidas si la medida impuesta es igual o inferior a 50 horas, y uno cada 50 horas cumplidas si la duracin es superior.

c) En el resto de las medidas, un informe trimestral.

3. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, la entidad pblica remitir informes de seguimiento al juez de menores y al Ministerio Fiscal, siempre que fuera requerida por estos o cuando la propia entidad lo considere necesario.

4. Cuando el informe de seguimiento contenga una propuesta de revisin de la medida en alguno de los sentidos previstos en los artculos 14.1 51 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, se har constar expresamente.

5. Una vez cumplida la medida, la entidad pblica elaborar un informe final dirigido al juez de menores y al Ministerio Fiscal, en el que adems de indicar dicha circunstancia se har una valoracin de la situacin en la que queda el menor.

6. Una copia de los informes de seguimiento y final al que aluden los apartados anteriores se remitir tambin al letrado que acredite ser el defensor del menor y lo solicite de forma expresa a la entidad pblica.


[Bloque 24: #a14]

Artculo 14. Incumplimientos.

La entidad pblica comunicar al juez de menores y al Ministerio Fiscal a los efectos, en su caso, de lo dispuesto en el artculo 50 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, los incumplimientos siguientes de los que tenga constancia:

a) En las medidas de internamiento y de permanencia de fin de semana en un centro: la fuga del centro, el no retorno en la fecha o la hora indicadas despus de una salida autorizada y la no presentacin en el centro el da o la hora sealados para el cumplimiento de las permanencias establecidas.

b) En la medida de permanencia de fin de semana en el domicilio: la no presentacin en su domicilio y la ausencia no autorizada del domicilio, durante los das y horas establecidos de permanencia, as como el no retorno a este para continuar el cumplimiento de la medida despus de una salida autorizada.

c) En las medidas no privativas de libertad, la falta de presentacin a las entrevistas a las que el menor haya sido citado para elaborar el programa de ejecucin y el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones que, segn lo dispuesto en el artculo 7 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, conforman el contenido de cada medida.

Adems, la entidad pblica comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el incumplimiento de las medidas de internamiento y de permanencia de fin de semana en un centro a que se refiere el prrafo a), as como de las medidas de permanencia de fin de semana en el domicilio prevista en el prrafo b). Asimismo, se pondr en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el ingreso del menor en el centro en los trminos previstos en el artculo 31.2 cuando se hubiese solicitado su bsqueda.


[Bloque 25: #a15]

Artculo 15. Revisin de la medida por conciliacin.

1. Si durante la ejecucin de la medida el menor manifestara su voluntad de conciliarse con la vctima o perjudicado, o de repararles por el dao causado, la entidad pblica informar al juzgado de menores y al Ministerio Fiscal de dicha circunstancia, realizar las funciones de mediacin correspondientes entre el menor y la vctima e informar de los compromisos adquiridos y de su grado de cumplimiento al juez y al Ministerio Fiscal, a los efectos de lo dispuesto en el artculo 51.2 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. Si la vctima fuera menor, deber recabarse autorizacin del juez de menores en los trminos del artculo 19.6 de la citada ley orgnica.

2. Las funciones de mediacin llevadas a cabo con menores internados no podrn suponer una alteracin del rgimen de cumplimiento de la medida impuesta, sin perjuicio de las salidas que para dicha finalidad pueda autorizar el juzgado de menores competente.


[Bloque 26: #s2]

Seccin 2. Reglas especficas para la ejecucin de determinadas medidas no privativas de libertad


[Bloque 27: #a16]

Artculo 16. Tratamiento ambulatorio.

1. Para elaborar el programa individualizado de ejecucin de la medida, la entidad pblica designar el centro, el servicio o la institucin ms adecuada a la problemtica detectada, objeto del tratamiento, entre los ms cercanos al domicilio del menor en los que exista plaza disponible.

2. Los especialistas o facultativos correspondientes elaborarn, tras examinar al menor, un programa de tratamiento que se adjuntar al programa individualizado de ejecucin de la medida que elabore el profesional designado por la entidad pblica.

3. En dicho programa de tratamiento se establecern las pautas sociosanitarias recomendadas, los controles que ha de seguir el menor y la periodicidad con la que ha de asistir al centro, servicio o institucin designada, para su tratamiento, seguimiento y control.

4. Cuando el tratamiento tenga por objeto la deshabituacin del consumo de bebidas alcohlicas, drogas txicas, estupefacientes o sustancias psicotrpicas y el menor no preste su consentimiento para iniciarlo o, una vez iniciado, lo abandone o no se someta a las pautas sociosanitarias o a los controles establecidos en el programa de tratamiento aprobado, la entidad pblica no iniciar el tratamiento o lo suspender y lo pondr en conocimiento del juez de menores a los efectos oportunos.


[Bloque 28: #a17]

Artculo 17. Asistencia a un centro de da.

1. Para elaborar el programa individualizado de ejecucin de la medida, la entidad pblica designar el centro de da ms adecuado, entre los ms cercanos al domicilio del menor en los que exista plaza disponible.

2. El profesional designado por la entidad pblica, en coordinacin con dicho centro, se entrevistar con el menor para evaluar sus necesidades y elaborar el programa de ejecucin, en el que constarn las actividades de apoyo, educativas, formativas, laborales o de ocio

que el menor realizar, la periodicidad de la asistencia al centro de da y el horario de asistencia, que deber ser compatible con su actividad escolar si est en el perodo de la enseanza bsica obligatoria y, en la medida de lo posible, con su actividad laboral.

3. A los efectos de lo establecido en este artculo, tendrn la condicin de centro de da los recursos incluidos en la red de servicios sociales de cada comunidad autnoma, siempre que se encuentren plenamente integrados en la comunidad y sean adecuados a la finalidad de la medida.


[Bloque 29: #a18]

Artculo 18. Libertad vigilada.

1. Una vez designado el profesional encargado de la ejecucin de la medida y notificada la designacin al juzgado de menores, se entrevistar con el menor al efecto de elaborar el programa individualizado de ejecucin de la medida.

2. En el programa individualizado de ejecucin de la medida, el profesional expondr la situacin general detectada, los aspectos concretos referentes a los mbitos personal, familiar, social, educativo, formativo o laboral en los que se considera necesario incidir, as como las pautas socioeducativas que el menor deber seguir para superar los factores que determinaron la infraccin cometida. Tambin propondr la frecuencia mnima de las entrevistas con el menor, que posibiliten el seguimiento y el control de la medida, sin perjuicio de otras que puedan mantener el profesional y el menor en el curso de la ejecucin, cuando el primero las considere necesarias.

3. Si con la medida se hubiera impuesto al menor alguna regla de conducta que requiera para su cumplimiento un programa o recurso especfico, este se elaborar o designar por la entidad pblica y se adjuntar al programa individualizado de ejecucin de la medida.

4. Lo dispuesto en este artculo ser tambin de aplicacin para la ejecucin del perodo de libertad vigilada previsto en los artculos 7.2, 9.5., 40.2.c) y apartado 2.c) de la disposicin adicional cuarta de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.


[Bloque 30: #a19]

Artculo 19. Convivencia con otra persona, familia o grupo educativo.

1. Para la ejecucin de la medida, la entidad pblica seleccionar la persona, familia o grupo educativo que considere ms idneo, entre los que se hayan ofrecido y acepten voluntariamente la convivencia. En el proceso de seleccin se escuchar necesariamente al menor y, cuando sea el caso, a sus representantes legales.

2. La persona o personas que integren la familia o grupo educativo, que acepten convivir con el menor, debern estar en pleno ejercicio de sus derechos civiles, no estar incursas en alguna de las causas de inhabilidad establecidas para los tutores en el Cdigo Civil y tener unas condiciones personales, familiares y econmicas adecuadas, a criterio de la entidad pblica, para orientar al menor en su proceso de socializacin.

3. Una vez hechas las entrevistas pertinentes el profesional designado elaborar el programa individualizado de ejecucin de la medida en el que deber constar la aceptacin expresa de la convivencia por la persona, familia o grupo educativo seleccionado, la predisposicin mostrada por el menor para la convivencia y, en su caso, la opinin de los representantes legales.

4. La inexistencia de persona, familia o grupo educativo idneo que acepte la convivencia se pondr en conocimiento inmediato del juez de menores.

Igualmente, se comunicar el desistimiento de la persona, familia o grupo educativo de la aceptacin de la convivencia, una vez iniciada la ejecucin de la medida.

5. La persona, familia o grupo educativo que asuma la convivencia adquirir las obligaciones civiles propias de la guarda y deber colaborar con el profesional designado en el seguimiento de la medida.

6. Durante la ejecucin de la medida el menor conservar el derecho de relacionarse con su familia, salvo que haya una prohibicin judicial expresa.


[Bloque 31: #a20]

Artculo 20. Prestaciones en beneficio de la comunidad.

1. La entidad pblica es la responsable de proporcionar las actividades de inters social o en beneficio de personas en situacin de precariedad, para la ejecucin de la medida, sin perjuicio de los convenios o acuerdos de colaboracin que al efecto haya suscrito con otras entidades pblicas, o privadas sin nimo de lucro.

2. Las actividades a las que hace referencia el apartado anterior reunirn las condiciones siguientes:

a) Han de tener un inters social o realizarse en beneficio de personas en situacin de precariedad.

b) Estarn relacionadas, preferentemente, con la naturaleza del bien jurdico lesionado por los hechos cometidos por el menor.

c) No podrn atentar a la dignidad del menor.

d) No estarn supeditadas a la consecucin de intereses econmicos.

3. Las prestaciones del menor no sern retribuidas, pero podr ser indemnizado por la entidad a beneficio de la cual se haga la prestacin por los gastos de transporte y, en su caso, de manutencin, salvo que estos servicios los preste dicha entidad o sean asumidos por la entidad pblica.

4. Durante la prestacin de la actividad, el menor que tenga la edad legal requerida gozar de la misma proteccin prevista en materia de Seguridad Social para los sometidos a la pena de trabajo en beneficio de la comunidad por la legislacin penitenciaria y estar protegido por la normativa laboral en materia de prevencin de riesgos laborales. Al menor que no tenga dicha edad, la entidad pblica le garantizar una cobertura suficiente por los accidentes que pudiera padecer durante el desempeo de la prestacin y una proteccin que en ningn caso ser inferior a la regulada por la normativa laboral en materia de prevencin de riesgos laborales.

5. Cada jornada de prestaciones no podr exceder de cuatro horas diarias si el menor no alcanza los 16 aos, ni de ocho horas si es mayor de dicha edad.

6. La determinacin de la duracin de las jornadas, el plazo de tiempo en el que debern cumplirse y la ejecucin de esta medida estar regida por el principio de flexibilidad a fin de hacerla compatible, en la medida de lo posible, con las actividades diarias del menor. En ningn caso la realizacin de las prestaciones podr suponer la imposibilidad de la asistencia al centro docente si el menor se encuentra en el perodo de la enseanza bsica obligatoria.

7. El profesional designado se entrevistar con el menor para conocer sus caractersticas personales, sus capacidades, sus obligaciones escolares o laborales y su entorno social, personal y familiar, con la finalidad de determinar la actividad ms adecuada. En esta entrevista le ofertar las distintas plazas existentes con indicacin expresa de su contenido y los horarios posibles de realizacin.

8. El programa individualizado de ejecucin de la medida elaborado por el profesional deber contener las actividades a realizar, su cometido, el beneficiario, el lugar de realizacin, la persona responsable de la actividad, el nmero de horas de cada jornada, el horario y el consentimiento expreso del menor a realizar dichas actividades en las condiciones establecidas.

9. Si el menor no aceptara las actividades propuestas o sus condiciones de realizacin y no hubiera otras actividades disponibles adecuadas a sus aptitudes personales o no se pudieran variar las condiciones, el profesional designado lo pondr en conocimiento inmediato del juez de menores a los efectos oportunos.


[Bloque 32: #a21]

Artculo 21. Realizacin de tareas socioeducativas.

1. El profesional designado, despus de entrevistarse con el menor para conocer sus caractersticas personales, su situacin y sus necesidades, elaborar el programa individualizado de ejecucin de la medida en el que expondr las tareas especficas de carcter formativo, cultural y educativo que debe realizar el menor, encaminadas a facilitarle el desarrollo de su competencia social, el lugar donde se realizarn y el horario de realizacin, que deber ser compatible con el de la actividad escolar si el menor se encuentra en el perodo de la enseanza bsica obligatoria, y, en la medida de lo posible, con su actividad laboral.

2. Lo dispuesto en el apartado anterior ser de aplicacin para la ejecucin de la actividad socioeducativa prevista en el artculo 40.2.c) de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.


[Bloque 33: #a22]

Artculo 22. Medidas cautelares.

Cuando al menor se le impongan las medidas cautelares de libertad vigilada o convivencia con otra persona, familia o grupo educativo, previstas en el artculo 28 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, sern de aplicacin las reglas descritas en los artculos 18 y 19, respectivamente, de este reglamento, para su ejecucin, respetando, no obstante, el principio de presuncin de inocencia.


[Bloque 34: #s3]

Seccin 3. Reglas especficas para la ejecucin de las medidas privativas de libertad


[Bloque 35: #a23]

Artculo 23. Regmenes de internamiento.

Los menores cumplirn la medida de internamiento en el rgimen acordado en resolucin motivada por el juez de menores, de acuerdo con lo establecido en los prrafos a), b) y c) del artculo 7.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.


[Bloque 36: #a24]

Artculo 24. Internamiento en rgimen cerrado.

Los menores sometidos a esta medida residirn en el centro y desarrollarn en este las actividades formativas, educativas, laborales y de ocio, planificadas en el programa individualizado de ejecucin de la medida.


[Bloque 37: #a25]

Artculo 25. Internamiento en rgimen semiabierto.

1. Los menores en rgimen semiabierto residirn en el centro, pero realizarn fuera de este alguna o algunas de las actividades formativas, educativas, laborales y de ocio, establecidas en el programa individualizado de ejecucin de la medida. Este programa podr establecer un rgimen flexible que deje a la entidad pblica un margen de decisin para su aplicacin concreta.

2. La actividad o actividades que se realicen en el exterior se ajustarn a los horarios y condiciones establecidos en el programa individualizado de ejecucin de la medida, sin perjuicio de que, en funcin de la evolucin personal del menor, la entidad pblica pueda aumentar o disminuir las actividades en el exterior o los horarios, siempre dentro del margen establecido en el propio programa.


[Bloque 38: #a26]

Artculo 26. Internamiento en rgimen abierto.

1. Los menores sujetos a esta medida llevarn a cabo en los servicios normalizados del entorno todas las actividades de carcter escolar, formativo y laboral establecidas en el programa individualizado de ejecucin de la medida, residiendo en el centro como domicilio habitual.

2. Las actividades en el exterior se llevarn a cabo conforme a los horarios y condiciones de realizacin establecidas en el programa individualizado de ejecucin de la medida.

3. En general, el tiempo mnimo de permanencia en el centro ser de ocho horas, y el menor deber pernoctar en este. No obstante, cuando el menor realice en el exterior una actividad formativa o laboral cuyas caractersticas lo requieran, la entidad pblica podr proponer al juzgado de menores la posibilidad de no pernoctar en el centro durante un perodo determinado de tiempo y acudir a este solamente con la periodicidad concreta establecida, para realizar actividades determinadas del programa individualizado de ejecucin de la medida, entrevistas y controles presenciales.

4. Cuando la entidad pblica entienda que las caractersticas personales del menor y la evolucin de la medida de internamiento en rgimen abierto lo aconsejan, podr proponer al juzgado de menores que aquella contine en viviendas o instituciones de carcter familiar ubicadas fuera del recinto del centro, bajo el control de dicha entidad.


[Bloque 39: #a27]

Artculo 27. Internamiento teraputico.

1. Los menores sometidos a esta medida residirn en el centro designado para recibir la atencin educativa especializada o el tratamiento especfico de la anomala o alteracin psquica, dependencia de bebidas alcohlicas, drogas txicas, estupefacientes o sustancias psicotrpicas, o alteraciones en la percepcin que determinen una alteracin grave de la conciencia de la realidad, que padezcan, de acuerdo con el programa de ejecucin de la medida elaborado por la entidad pblica.

2. Los especialistas o facultativos correspondientes elaborarn un programa de tratamiento de la problemtica objeto del internamiento, con las pautas sociosanitarias recomendadas y, en su caso, los controles para garantizar el seguimiento, que formar parte del programa individualizado de ejecucin de la medida que elabore la entidad pblica.

3. Cuando el tratamiento tenga por objeto la deshabituacin del consumo de bebidas alcohlicas, drogas txicas o sustancia psicotrpicas y el menor no preste su consentimiento para iniciarlo o para someterse a los controles de seguimiento establecidos o, una vez iniciado, lo abandone o rechace someterse a los controles, la entidad pblica no iniciar el tratamiento o lo suspender y lo pondr en conocimiento del juez de menores a los efectos oportunos.

4. Cuando la entidad pblica, en atencin al diagnstico realizado por los facultativos correspondientes o a la evolucin en la medida considere que lo ms adecuado es el internamiento en un centro sociosanitario, lo solicitar al juez de menores.


[Bloque 40: #a28]

Artculo 28. Permanencia de fin de semana.

1. Una vez recibido en la entidad pblica el testimonio de la resolucin firme con el nmero de fines de semana impuestos y las horas de permanencia de cada fin de semana, el profesional designado se entrevistar con el menor al efecto de elaborar el programa individualizado de ejecucin de la medida, en el que debern constar las fechas establecidas para el cumplimiento de las permanencias, los das concretos de cada fin de semana en los que se ejecutar la medida y la distribucin de las horas entre los das de permanencia, as como el lugar donde se cumplir la medida.

2. El profesional designado tambin propondr las tareas socioeducativas que deber realizar el menor, de carcter formativo, cultural o educativo, el lugar donde se realizarn y el horario de realizacin.

3. Una vez aprobado el programa individualizado de ejecucin de la medida por el juez de menores, la entidad pblica lo pondr en conocimiento del menor con indicacin de la fecha en la que se dar inicio al cumplimiento de la medida, en el domicilio o en el centro designado, el lugar donde deber presentarse para realizar las tareas socioeducativas asignadas y el horario de estas.


[Bloque 41: #a29]

Artculo 29. Internamiento cautelar.

1. Los menores a los que se aplique la medida de internamiento cautelar en aplicacin de lo dispuesto en el artculo 28 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, ingresarn en el centro designado por la entidad pblica, en el rgimen de internamiento que el juez haya establecido y les ser de aplicacin, en funcin de dicho rgimen, lo dispuesto en los artculos anteriores de este captulo.

2. No obstante, para salvaguardar y respetar el principio de presuncin de inocencia, el programa individualizado de ejecucin de la medida se sustituir por un modelo individualizado de intervencin que deber contener una planificacin de actividades adecuadas a sus caractersticas y circunstancias personales, compatible con el rgimen de internamiento y su situacin procesal. Dicho modelo individualizado de intervencin deber someterse a la aprobacin del juez de menores, conforme a lo previsto en el artculo 44 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.


[Bloque 42: #a30]

Artculo 30. Normativa de funcionamiento interno.

1. Todos los centros se regirn por una normativa de funcionamiento interno, cuyo cumplimiento tendr como finalidad la consecucin de una convivencia ordenada, que permita la ejecucin de los diferentes programas de intervencin educativa y las funciones de custodia de los menores internados, y asegurar la igualdad de trato a todos los menores, prestando especial atencin a aquellos que presenten alguna discapacidad.

2. Sern normas de convivencia comunes a todos los centros las siguientes:

a) El menor internado ocupar, como norma general, una habitacin individual. No obstante, si no existen razones de tratamiento, mdicas o de orden y seguridad que lo desaconsejen, se podrn compartir los dormitorios, siempre que estos renan las condiciones suficientes y adecuadas para preservar la intimidad. En todo caso, cada menor dispondr de un lugar adecuado para guardar sus pertenencias.

b) El menor internado tiene derecho a vestir su propia ropa, siempre que sea adecuada a la disciplina y orden interno del centro, u optar por la que le facilite el centro que deber ser correcta, adaptada a las condiciones climatolgicas y desprovista de cualquier elemento que pueda afectar a su dignidad o que denote, en sus salidas al exterior, su condicin de internado.

Por razones mdicas o higinicas se podr ordenar la inutilizacin de las ropas y efectos contaminantes propiedad de los menores internados.

c) El menor podr conservar en su poder el dinero y los objetos de valor de su propiedad si la direccin del centro o el rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa lo autoriza en cada caso de forma expresa. Los que no sean autorizados han de ser retirados y conservados en lugar seguro por el centro, con el resguardo previo correspondiente, y devueltos al menor en el momento de su salida del centro. Tambin podrn ser entregados a los representantes legales del menor.

d) En cada centro ha de haber una lista de objetos y sustancias cuya tenencia en el centro se considera prohibida por razones de seguridad, orden o finalidad del centro. Si se encontraran a los menores internados drogas txicas, armas u otros objetos peligrosos, se pondrn a disposicin de la fiscala o del juzgado competente. En todo caso, se consideran objetos o sustancias prohibidos:

1. Las bebidas alcohlicas.

2. Las drogas txicas, estupefacientes o sustancias psicotrpicas.

3. Cualquier otro producto o sustancia txica.

4. Dinero de curso legal en cuanta que supere lo establecido en la norma de rgimen interior del centro.

5. Cualquier material o utensilio que pueda resultar peligroso para la vida o la integridad fsica o la seguridad del centro.

6. Aquellos previstos por la normativa de funcionamiento interno de los centros.

e) En todos los centros habr un horario por el que se regulen las diferentes actividades y el tiempo libre.

Dicho horario ha de garantizar un mnimo de ocho horas diarias de descanso nocturno y, siempre que sea posible, dos horas al aire libre.

f) Todos los menores observarn las normas higinicas, sanitarias y sobre vestuario y aseo personal que se establezcan en la normativa de funcionamiento interno del centro. Tambin estarn obligados a realizar las prestaciones no retribuidas que se establezcan en dicha normativa para mantener el buen orden y la limpieza del centro, que en ningn caso tendrn la condicin de actividad laboral.

g) Los incumplimientos de deberes podrn ser objeto de correccin educativa siempre que no tengan como fundamento la seguridad y el buen orden del centro.

En este caso, si la conducta tambin fuese constitutiva de una infraccin disciplinaria por atentar a la seguridad y al buen orden del centro, podr ser objeto de la correspondiente sancin, que en ningn caso podr extenderse al fundamento o motivo de la correccin educativa.


[Bloque 43: #a31]

Artculo 31. Ingreso en el centro.

1. El ingreso de un menor en un centro slo se podr realizar en cumplimiento de un mandamiento de internamiento cautelar o de una sentencia firme adoptada por la autoridad judicial competente.

2. Tambin podr ingresar por presentacin voluntaria el menor sobre el que se haya dictado un mandamiento de internamiento cautelar o una sentencia firme de internamiento pendiente de ejecutar, el menor evadido de un centro y el no retornado a este despus de una salida autorizada.

En estos casos, el director del centro recabar del juez de menores, dentro de las 24 horas siguientes al ingreso, el correspondiente mandamiento, as como, en su caso, el testimonio de sentencia y liquidacin de condena. Cuando se trate de internos evadidos que decidiesen voluntariamente reingresar en un centro distinto del originario, se solicitar del centro del que se hubiesen evadido los datos necesarios de su expediente personal, sin perjuicio de lo que se determine en relacin con su traslado.


[Bloque 44: #a32]

Artculo 32. Trmites despus del ingreso.

1. Una vez ingresado el menor en el centro, se procurar que el procedimiento de ingreso se lleve a cabo con la mxima intimidad posible y que durante el perodo de adaptacin cuente con el apoyo tcnico necesario para reducir los efectos negativos que la situacin de internamiento pueda representar para l.

2. En todos los centros se llevar un registro autorizado por la entidad pblica en el que han de constar los datos de identidad de los menores internados, la fecha y hora de los ingresos, traslados y puestas en libertad, sus motivos, las autoridades judiciales que los acuerden y los datos del letrado del menor.

3. El ingreso del menor ser comunicado al juzgado de menores que lo haya ordenado, al Ministerio Fiscal y a los representantes legales del menor o, en su defecto, a la persona que el menor designe. Tratndose de menor de edad extranjero, el ingreso se pondr en conocimiento de las autoridades consulares de su pas cuando el menor tuviera su residencia habitual fuera de Espaa o cuando as lo solicitaran el propio menor o sus representantes legales.

4. En el momento del ingreso, el menor, sus ropas y enseres personales podrn ser objeto de registro, de conformidad con lo establecido en el artculo 54.5, retirndose los enseres y objetos no autorizados y los prohibidos. Tambin se adoptarn las medidas de higiene personal necesarias y se entregarn al menor las prendas de vestir que precise.

5. Todos los menores internados sern examinados por un mdico en el plazo ms breve posible y siempre antes de 24 horas. Del resultado se dejar constancia en la historia clnica individual que deber serle abierta en ese momento. A estos datos solamente tendr acceso el personal que autorice expresamente la entidad pblica, el Ministerio Fiscal o el juez de menores.

6. Los menores recibirn, en el momento de su ingreso en el centro, informacin escrita sobre sus derechos y obligaciones, el rgimen de internamiento en el que se encuentran, las cuestiones de organizacin general, las normas de funcionamiento del centro, las normas disciplinarias y los medios para formular peticiones, quejas o recursos. La informacin se les facilitar en un idioma que entiendan. A los que tengan cualquier gnero de dificultad para comprender el contenido de esta informacin, se les explicar por otro medio adecuado.


[Bloque 45: #a33]

Artculo 33. Grupos de separacin interior.

1. Los centros estarn divididos en mdulos adecuados a la edad, madurez, necesidades y habilidades sociales de los menores internados y se regirn por una normativa de funcionamiento interno cuyo cumplimiento tendr como finalidad la consecucin de una convivencia ordenada, que permita la ejecucin de los diferentes programas de intervencin educativa y las funciones de custodia de los menores internados.

2. Los menores que por cualquier circunstancia personal requieran de una proteccin especial estarn separados de aquellos que les puedan poner en situacin de riesgo o de peligro mediante su traslado bien a otro mdulo del mismo centro, bien a otro centro, previa autorizacin del juez de menores en este ltimo caso.


[Bloque 46: #a34]

Artculo 34. Internamiento de madres con hijos menores.

1. Las menores internadas podrn tener en su compaa, dentro del centro, a sus hijos menores de tres aos, siempre y cuando:

a) En el momento del ingreso o una vez ingresada, la madre lo solicite expresamente a la entidad pblica o a la direccin del centro.

b) Se acredite fehacientemente la filiacin.

c) A criterio de la entidad pblica, dicha situacin no entrae riesgo para los hijos.

d) Lo autorice el juez de menores.

2. Los posibles conflictos que surjan entre los derechos del hijo y los de la madre originados por el internamiento en el centro se resolvern por el juez de menores, con independencia de lo que acuerde respecto al hijo la autoridad competente.

3. Admitido el nio en el centro de internamiento, deber ser reconocido por el mdico del centro y, salvo que este dispusiera otra cosa, pasar a ocupar con su madre la habitacin que se le asigne, que ser en todo caso individual y acondicionada a las necesidades del nio.


[Bloque 47: #a35]

Artculo 35. Traslados.

1. El menor internado podr ser trasladado a un centro de una comunidad autnoma diferente a la del juzgado de menores que haya dictado la resolucin de internamiento, previa autorizacin de este, en los casos siguientes:

a) Cuando quede acreditado que el domicilio del menor o el de sus representantes legales se encuentra en dicha comunidad autnoma.

b) Cuando la entidad pblica competente proponga el internamiento en un centro de otra comunidad autnoma distinta, con la que haya establecido el correspondiente acuerdo de colaboracin, fundamentado en el inters del menor de alejarlo de su entorno familiar y social, durante el tiempo que subsista dicho inters.

c) Cuando la entidad pblica competente, por razones temporales de plena ocupacin de sus centros o por otras causas, carezca de plaza disponible adecuada al rgimen o al tipo de internamiento impuesto y disponga de plaza en otra comunidad autnoma con la que haya establecido el correspondiente acuerdo de colaboracin, mientras se mantenga dicha situacin.

2. No se podr trasladar al menor fuera del centro si no se recibiera orden o autorizacin del juez de menores a cuya disposicin se encuentre, conforme a lo previsto en el artculo 46.3 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

3. El traslado del menor a una institucin o centro hospitalario por razones de urgencia no requerir la previa autorizacin del juzgado de menores competente, sin perjuicio de su comunicacin inmediata al juez.

4. Las salidas de los menores internados para la prctica de diligencias procesales se harn previa orden del rgano judicial correspondiente. Dichas salidas se comunicarn por la entidad pblica al juzgado de menores competente, si no fuera este quien las hubiera ordenado.

5. De conformidad con lo previsto en la disposicin adicional nica, el director del centro podr solicitar a la autoridad competente que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad lleven a cabo los desplazamientos, conducciones y traslados del menor cuando exista un riesgo fundado para la vida o la integridad fsica de las personas o para los bienes.

En todo caso, los desplazamientos, conducciones y traslados se realizarn respetando la dignidad, la seguridad y la intimidad de los menores.


[Bloque 48: #a36]

Artculo 36. Adopcin y cumplimiento de la decisin sobre la libertad del menor.

1. La libertad de los menores internados solamente podr ser acordada por resolucin de la autoridad judicial competente remitida a la entidad pblica o por cumplimiento de la fecha aprobada por el juez en la liquidacin de la medida.

2. La entidad pblica ejecutar inmediatamente el mandamiento de libertad, excepto cuando hechas las comprobaciones pertinentes el menor haya de permanecer internado por estar sujeto a otras responsabilidades.

3. La ejecucin del mandamiento de libertad se pondr en conocimiento del juez de menores competente.

Cuando el mandamiento de libertad se refiera a un menor de edad, el centro lo comunicar inmediatamente a sus representantes legales para que se hagan cargo de l, y de no ser localizados, se pondr a disposicin de la entidad pblica de proteccin de menores a los efectos oportunos.


[Bloque 49: #a37]

Artculo 37. Asistencia escolar y formativa.

1. La entidad pblica y el organismo que en el respectivo territorio tenga atribuida la competencia en la materia adoptarn las medidas oportunas para garantizar el derecho de los menores internados a recibir la enseanza bsica obligatoria que legalmente le corresponda, cualquiera que sea su situacin en el centro. Tambin facilitarn a los menores el acceso a los otros estudios que componen los diferentes niveles del sistema educativo y otras enseanzas no regladas que contribuyan a su desarrollo personal y sean adecuadas a sus circunstancias.

2. Al efecto de lo dispuesto en el apartado anterior, cuando el menor no pueda asistir a los centros docentes de la zona a causa del rgimen o tipo de internamiento impuesto, la entidad pblica y el organismo competente en la materia arbitrarn los medios necesarios para que pueda recibir la enseanza correspondiente en el centro de internamiento.

3. El organismo que en el territorio de residencia del menor tenga atribuidas las competencias en materia de educacin garantizar la incorporacin inmediata del menor que haya sido puesto en libertad y que se encuentre en el perodo de la enseanza bsica obligatoria al centro docente que le corresponda. Con esta finalidad, la entidad pblica comunicar esta circunstancia y la documentacin escolar correspondiente al citado organismo.

4. Los certificados y diplomas de estudio, expediente acadmico y libros de escolaridad no han de indicar, en ningn caso, que se han tramitado o conseguido en un centro para menores infractores.


[Bloque 50: #a38]

Artculo 38. Asistencia sanitaria.

1. La entidad pblica y el organismo que en el respectivo territorio tengan atribuida la competencia en la materia adoptarn las medidas oportunas para garantizar el derecho de los menores internados a la asistencia sanitaria gratuita reconocida por la ley.

2. La entidad pblica adoptar las medidas oportunas para que se dispense a los menores internados la asistencia sanitaria en los trminos y con las garantas previstos en la legislacin aplicable, incluida la realizacin de pruebas analticas para la deteccin de enfermedades infecto-contagiosas que pudieran suponer un peligro para la salud o la vida del propio menor o de terceras personas.

3. Se dar conocimiento al juez de menores competente y, en su caso, al representante legal del menor de las intervenciones mdicas que se le efecten.

4. Cuando a criterio facultativo se precise el ingreso del menor en un centro hospitalario y no se cuente con la autorizacin del menor, o de su representante legal, la entidad pblica solicitar al juez de menores competente la autorizacin del ingreso, salvo en caso de urgencia en que la comunicacin al juez se har posteriormente de forma inmediata.

5. La entidad pblica permitir que se facilite al menor informacin sobre su estado de salud de forma adecuada a su grado de comprensin. Dicha informacin tambin ser puesta en conocimiento de su representante legal.

6. De conformidad con lo previsto en la disposicin adicional nica, el director del centro en el que se encuentre internado el menor podr solicitar a la autoridad competente que la vigilancia y custodia del menor, durante su permanencia en el centro sanitario, se lleve a cabo por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cuando exista riesgo fundado para la vida o la integridad fsica de las personas o para las instalaciones sanitarias.


[Bloque 51: #a39]

Artculo 39. Asistencia religiosa.

1. Todos los menores internados tendrn derecho a dirigirse a una confesin religiosa registrada, de conformidad con lo previsto por la legislacin vigente.

2. Ningn menor internado podr ser obligado a asistir o participar en los actos de una confesin religiosa.

3. La entidad pblica facilitar que los menores puedan respetar la alimentacin, los ritos y las fiestas de su propia confesin, siempre que sea compatible con los derechos fundamentales de los otros internos y no afecte a la seguridad del centro y al desarrollo de la vida en el centro.


[Bloque 52: #a40]

Artculo 40. Comunicaciones y visitas de familiares y de otras personas.

1. Los menores internados tienen derecho a comunicarse libremente de forma oral y escrita, en su propia lengua, con sus padres, representantes legales, familiares u otras personas, y a recibir sus visitas, dentro del horario establecido por el centro. Como mnimo, se autorizarn dos visitas por semana, que podrn ser acumuladas en una sola.

2. Adems de las comunicaciones y visitas ordinarias establecidas en el apartado anterior, el director del centro o el rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa podr conceder otras de carcter extraordinario o fuera del horario establecido, por motivos justificados o como incentivo a la conducta y buena evolucin del menor.

3. Los familiares debern acreditar el parentesco con los menores internados en el momento de la visita, y los visitantes que no sean familiares habrn de obtener la autorizacin previa del director del centro para poder comunicarse con el menor o visitarle. Cuando el comunicante o visitante sea menor de edad no emancipado, deber contar con la autorizacin de su representante legal.

4. El horario de visitas ser suficiente para permitir una comunicacin de 40 minutos de duracin como mnimo. No podrn visitar al menor ms de cuatro personas simultneamente, salvo que las normas de funcionamiento interno del centro o el director del mismo, por motivos justificados, autoricen la presencia de ms personas.

Al menos una vez al mes, podr tener lugar una visita de convivencia familiar por un tiempo no inferior a tres horas.

5. Los visitantes y comunicantes no podrn ser portadores, durante la visita o la comunicacin, de bolsos o paquetes ni de objetos o sustancias prohibidas por las normas del centro. Los visitantes debern pasar los controles de identidad y seguridad establecidos por el centro, incluido el registro superficial de su persona, que se llevar a cabo segn lo establecido en el artculo 54.5.c). En caso de negativa del visitante a someterse a dichos controles, el director del centro podr denegar la comunicacin o la visita, ponindolo en conocimiento del juez de menores competente.

6. El director del centro ordenar la suspensin temporal o terminacin de cualquier visita cuando en su desarrollo se produzcan amenazas, coacciones, agresiones verbales o fsicas, se advierta un comportamiento incorrecto, existan razones fundadas para creer que el interno o los visitantes puedan estar preparando alguna actuacin delictiva o que atente contra la convivencia o la seguridad del centro, o entienda que los visitantes pueden perjudicar al menor porque afecten negativamente al desarrollo integral de su personalidad.

7. Cuando se considere que las comunicaciones previstas en este artculo perjudican o pueden perjudicar al menor porque afecten negativamente a su derecho fundamental a la educacin y al desarrollo integral de su personalidad, el director del centro lo pondr en conocimiento del juez de menores competente, sin perjuicio de suspender cautelarmente este derecho a la comunicacin hasta tanto este resuelva, odos el Ministerio Fiscal y el equipo tcnico. Tambin podr el director suspender cautelarmente el derecho de comunicacin cuando, en atencin a la seguridad y buena convivencia en el centro, se aprecie razonadamente la concurrencia de peligro grave y cierto para estas.

En ambos casos, la suspensin cautelar acordada por el director debe ser comunicada de manera inmediata al juez de menores.

8. Los menores que durante un plazo superior a un mes no disfruten de ninguna salida de fin de semana o de permisos ordinarios de salida tendrn derecho, previa solicitud al centro, a comunicaciones ntimas con su cnyuge o con persona ligada por anloga relacin de afectividad, siempre que dicha relacin quede acreditada. Como mnimo se autorizar una comunicacin al mes, de una duracin mnima de una hora. Estas comunicaciones se llevarn a cabo en dependencias adecuadas del centro y respetando al mximo la intimidad de los comunicantes.

9. En todos los centros se llevar un libro de visitas en el que queden registrados la fecha de la visita, el nombre del interno, el nombre del visitante, su direccin y documento nacional de identidad, as como el parentesco o relacin que tiene con el interno.


[Bloque 53: #a41]

Artculo 41. Comunicaciones con el juez, el Ministerio Fiscal, el abogado y con otros profesionales y autoridades.

1. Los menores internados tienen derecho a comunicarse reservadamente, en local apropiado, con sus abogados y procuradores, con el juez de menores competente, con el Ministerio Fiscal y con los servicios de inspeccin de centros de internamiento.

2. Tendrn derecho, igualmente, a comunicarse reservadamente con otros profesionales acreditados y ministros de su religin para la realizacin de las funciones propias de su profesin o ministerio.

El menor solicitar la presencia de tales profesionales o ministros al director del centro o al rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa, dentro de los horarios que establezca la entidad pblica o acuerde el director en cada caso, previa acreditacin de su identidad y condicin profesional y autorizacin del director del centro.

3. Los menores extranjeros se podrn comunicar, en locales apropiados y dentro de los horarios establecidos, con los representantes diplomticos o consulares de su pas o con las personas que las respectivas embajadas o consulados indiquen, previa acreditacin y autorizacin del director del centro o del rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa.

4. El menor podr realizar la solicitud de comunicacin con las personas relacionadas en los apartados anteriores directamente por escrito. Tambin podr manifestar al director del centro, verbalmente o por escrito, la solicitud de comunicacin, el cual dar traslado de esta de forma inmediata a su destinatario y, en todo caso, dentro de las 24 horas siguientes.

5. El lugar, el da y la hora para la comunicacin telefnica o personal del menor con el juez de menores o con el Ministerio Fiscal sern los que estos determinen.

La comunicacin telefnica o personal con el abogado o con las personas responsables de la inspeccin de centros se llevar a cabo en el centro en la fecha que estos requieran.

6. En el momento de la visita, el abogado o el procurador presentarn al director del centro o al rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa el carn profesional que los acredite como tales, adems de la designacin o documento en el que consten como defensor o representante del menor en las causas que se sigan contra l o por las cuales estuviera internado.

Las comunicaciones del menor con su abogado o procurador no podrn ser suspendidas, en ningn caso, por decisin administrativa. Solamente podrn ser suspendidas previa orden expresa de la autoridad judicial.

7. Las comunicaciones de los menores con el Defensor del Pueblo, sus Adjuntos o delegados, o con instituciones anlogas de las comunidades autnomas, autoridades judiciales y miembros del Ministerio Fiscal, se llevarn a cabo en locales adecuados y en el horario que estos estimen oportuno.

8. Las comunicaciones previstas en este artculo no podrn ser suspendidas ni ser objeto de intervencin, restriccin o limitacin administrativa de ningn tipo.

9. Todas las autoridades y funcionarios a que hace mencin este artculo debern acreditarse convenientemente al personal de seguridad del centro.


[Bloque 54: #a42]

Artculo 42. Comunicaciones telefnicas.

1. Los menores podrn efectuar y recibir comunicaciones telefnicas de sus padres, representantes legales y familiares, dentro del horario establecido en el centro. Para recibir y efectuar comunicaciones con otras personas o fuera del horario establecido, se requerir la previa autorizacin del director.

2. El nmero mnimo de llamadas que podrn efectuar los menores ser el de dos por semana con derecho a una duracin mnima de 10 minutos. El abono de las llamadas correr a cargo del menor internado, de acuerdo con las tarifas vigentes, salvo que la entidad pblica establezca lo contrario en atencin a las circunstancias del menor o al objeto de la llamada.


[Bloque 55: #a43]

Artculo 43. Comunicaciones escritas.

1. Los menores podrn enviar y recibir correspondencia libremente, sin ningn tipo de censura, salvo prohibicin expresa del juez, acordada en el correspondiente expediente conforme a los preceptos de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

2. Toda la correspondencia que expidan y reciban los internos ser registrada con indicacin del nombre del interno remitente o destinatario y la fecha correspondiente en el libro que para tal fin se llevar en el centro.

3. La recepcin de correspondencia dirigida a los menores internados se llevar a cabo previa comprobacin de la identidad de quien la deposita. La correspondencia de entrada ser entregada a su destinatario, quien la abrir en presencia del personal del centro, con el nico fin de controlar que su interior no contiene objetos o sustancias prohibidas.

4. Los menores debern cerrar la correspondencia que enven en presencia del personal designado por la direccin del centro, con la nica finalidad de comprobar que no contiene objetos y sustancias prohibidos o que no les pertenecen legtimamente.


[Bloque 56: #a44]

Artculo 44. Paquetes y encargos.

Los menores podrn enviar y recibir paquetes sin ningn tipo de limitacin, salvo prohibicin expresa del juez.

El contenido de los que se pretendan enviar o el de los recibidos ser revisado en su presencia para comprobar que lo enviado pertenece legtimamente al menor y para evitar, en los recibidos, la entrada de objetos o sustancias prohibidos o en deficientes condiciones higinicas.

La recepcin de paquetes dirigidos a los menores internados se llevar a cabo previa comprobacin de la identidad de quien lo deposita.


[Bloque 57: #a45]

Artculo 45. Permisos de salida ordinarios.

1. Los menores internados por sentencia en rgimen abierto o semiabierto podrn disfrutar de permisos de salida ordinarios, siempre que concurran los requisitos que se establecen en este artculo.

2. Los permisos ordinarios sern de un mximo de 60 das por ao para los internados en rgimen abierto y de un mximo de 40 das por ao para los internados en rgimen semiabierto, distribuidos proporcionalmente en los dos semestres del ao, no computndose dentro de estos topes los permisos extraordinarios, ni las salidas de fin de semana ni las salidas programadas. La duracin mxima de cada permiso no exceder nunca de 15 das.

3. No obstante, cuando se trate de menores que se encuentren en el perodo de la enseanza bsica obligatoria, no se podrn conceder permisos ordinarios de salida en das que sean lectivos segn el calendario escolar oficial. La distribucin a la que hace referencia el apartado anterior se har en los das en que se interrumpa la actividad escolar.

4. Sern requisitos imprescindibles para la concesin de permisos ordinarios de salida los siguientes:

a) La peticin previa del menor.

b) Que no se encuentre cumpliendo o pendiente de cumplir sanciones disciplinarias por faltas muy graves o graves impuestas de conformidad con este reglamento.

c) Que participe en las actividades previstas en su programa individualizado de ejecucin de la medida.

d) Que se hayan previsto los permisos en el programa individualizado de ejecucin de la medida o en sus modificaciones posteriores, aprobados por el juez de menores competente.

e) Que en el momento de decidir la concesin no se den las circunstancias previstas en el artculo 52.2.

f) Que no exista respecto del menor internado un pronstico desfavorable del centro por la existencia de variables cualitativas que indiquen el probable quebrantamiento de la medida, la comisin de nuevos hechos delictivos o una repercusin negativa de la salida sobre el menor desde la perspectiva de su preparacin para la vida en libertad o de su programa individualizado de ejecucin de la medida.

La direccin del centro o el rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa podr suspender el derecho a la concesin de los permisos ordinarios de salida a un menor internado, dando cuenta de ello al juez de menores cuando concurran las circunstancias previstas en el apartado anterior.

5. La concesin del permiso compete al director del centro o al rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa, y se disfrutar en las fechas, con la duracin y en las condiciones establecidas.

6. De la concesin, o denegacin en su caso, del permiso, de las condiciones, duracin y fechas de disfrute se dar cuenta al juez de menores competente. Cuando se acuerde denegar o suspender el permiso se notificar al menor, quien podr recurrir la decisin conforme a lo dispuesto en el artculo 52 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

7. Los menores internados por sentencia firme en rgimen cerrado, una vez cumplido el primer tercio del perodo de internamiento, cuando la buena evolucin personal durante la ejecucin de la medida lo justifique y ello favorezca el proceso de reinsercin social, y cumplan los requisitos establecidos en el apartado 4, podrn disfrutar de hasta 12 das de permiso al ao, con una duracin mxima de hasta cuatro das, cuando el juez de menores competente lo autorice.


[Bloque 58: #a46]

Artculo 46. Salidas de fin de semana.

1. Podrn disfrutar de salidas de fin de semana los menores internados por sentencia firme en rgimen abierto y semiabierto, siempre que concurran los requisitos establecidos en este artculo y en el apartado 4 del artculo anterior.

2. Como norma general, las salidas de fin de semana se disfrutarn desde las 16.00 horas del viernes hasta las 20.00 horas del domingo. Si el viernes o el lunes es festivo, la duracin de la salida de fin de semana podr incrementarse 24 horas ms.

3. Los menores internados en rgimen abierto podrn disfrutar de salidas todos los fines de semana, salvo que la evolucin en el tratamiento aconseje otra frecuencia de salidas y ello se haya comunicado motivadamente al fiscal y al juez de menores competente.

Como regla general, los internados en rgimen semiabierto podrn disfrutar de una salida al mes hasta cumplir el primer tercio del perodo de internamiento y de dos salidas al mes durante el resto, salvo que la evolucin del menor aconseje otra cosa.

4. La autorizacin para la salida compete al director del centro o al rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa.

5. En estas salidas se podr establecer que personal del centro u otras personas autorizadas por la entidad pblica acompaen al menor, cuando las circunstancias as lo aconsejen.

6. De la autorizacin de las salidas de fin de semana y de su periodicidad se dar cuenta al juez de menores competente. Asimismo, se les dar cuenta del acuerdo de denegar o suspender el permiso o el derecho a su concesin.

7. Los menores internados por sentencia firme en rgimen cerrado, una vez cumplido el primer tercio del periodo de internamiento, cuando la buena evolucin personal durante la ejecucin de la medida lo justifique y ello favorezca el proceso de reinsercin social, podrn disfrutar de una salida de fin de semana al mes, siempre que cumplan los requisitos de este artculo y el juez de menores competente lo autorice.


[Bloque 59: #a47]

Artculo 47. Permisos extraordinarios.

1. En caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cnyuge, hijos, hermanos u otras personas ntimamente vinculadas con los menores o de nacimiento de un hijo, as como por importantes y comprobados motivos de anloga naturaleza, se concedern, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso, permisos de salida extraordinarios, salvo que concurran circunstancias excepcionales que lo impidan.

2. La duracin de cada permiso extraordinario vendr determinada por su finalidad y no podr exceder de cuatro das.

3. La concesin del permiso compete al director del centro o al rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa.

4. De la concesin de permisos extraordinarios se dar cuenta al juez de menores competente. Cuando se trate de menores internados en rgimen cerrado, ser necesaria su autorizacin expresa.


[Bloque 60: #a48]

Artculo 48. Salidas programadas.

1. Son salidas programadas aquellas que, sin ser propias del rgimen de internamiento abierto o semiabierto, ni constituir permisos ni salidas de fin de semana, organiza el centro para el desarrollo del programa individualizado de ejecucin de la medida.

2. Podrn disfrutar de salidas programadas los menores internados en rgimen abierto y semiabierto cuando formen parte del programa individualizado de ejecucin de la medida.

3. Las salidas programadas se llevarn a cabo preferentemente durante los fines de semana y festivos.

Tambin podrn programarse en das laborales siempre que sean compatibles con los horarios de actividades del menor.

4. Como regla general, su duracin ser inferior a 48 horas, sin perjuicio de que se pueda autorizar otra cosa con carcter excepcional.

5. Los requisitos de concesin y el rgano competente para autorizar la salida sern los establecidos en el artculo 45.

6. Los menores internados por sentencia firme en rgimen cerrado, una vez cumplido el primer tercio del periodo de internamiento, cuando la buena evolucin personal durante la ejecucin de la medida lo justifique y ello favorezca el proceso de integracin social, podrn disfrutar de salidas programadas de acuerdo con lo establecido en este artculo, cuando el juez de menores competente lo autorice.


[Bloque 61: #a49]

Artculo 49. Salidas y permisos de menores sometidos a medida cautelar de internamiento.

La autorizacin de cualquier permiso o salida a los menores sometidos a medida cautelar de internamiento se someter al mismo rgimen que el previsto cuando se imponga por sentencia.


[Bloque 62: #a50]

Artculo 50. Salidas y permisos de menores en internamiento teraputico.

1. Las salidas, permisos y comunicaciones con el exterior de los menores sometidos a internamiento teraputico se autorizarn, en el marco del programa individual de tratamiento, por el juez de menores en los trminos previstos en el artculo 44 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

2. Las salidas, permisos y comunicaciones con el exterior podrn ser dejadas sin efecto por el juez de menores, conforme prev el artculo 44 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, en cualquier momento, si el menor incumple las condiciones.


[Bloque 63: #a51]

Artculo 51. Domicilio durante las salidas y permisos.

1. Los menores de edad debern estar bajo la responsabilidad de sus padres o representantes legales o de las personas que estos autoricen durante las salidas y permisos que se hagan en su compaa, designando un domicilio a efectos de comunicaciones.

2. Cuando el menor est bajo la tutela de la entidad pblica de proteccin de menores, ser competencia de dicha entidad determinar las personas o instituciones con las que estar el menor durante los permisos y salidas autorizadas, designndose igualmente un domicilio.

3. Si los padres o representantes legales del menor no estuviesen localizables, se negasen a acogerlos durante las salidas y permisos, o si el menor se negase a estar en su compaa o en la de las personas que aquellos determinen, el juez de menores competente podr autorizar el permiso o la salida con otras personas o instituciones conforme prev el artculo 44 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

4. Los menores que disfruten de salidas o permisos indicarn un domicilio a efectos de poder ser localizados en caso necesario.


[Bloque 64: #a52]

Artculo 52. Suspensin y revocacin de permisos y salidas.

1. Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario, de un permiso extraordinario o de las salidas a los que hacen referencia los artculos 45, 46, 47 y 48 se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesin, la entidad pblica podr suspenderlos motivadamente. Si el permiso o la salida se hubiese autorizado por el juez de menores, la suspensin tendr carcter provisional y se pondr inmediatamente en conocimiento del juez para que resuelva lo que proceda.

2. El permiso o la salida quedar sin efecto desde el momento en que el menor se vea imputado en un nuevo hecho constitutivo de infraccin penal.


[Bloque 65: #a53]

Artculo 53. Trabajo.

1. Los menores internos que tengan la edad laboral legalmente establecida tienen derecho a un trabajo remunerado, dentro de las disponibilidades de la entidad pblica, y a las prestaciones sociales que legalmente les correspondan.

2. A estos efectos, la entidad pblica llevar a cabo las actuaciones necesarias para facilitar que dichos menores desarrollen actividades laborales remuneradas de carcter productivo, dentro o fuera de los centros, en funcin del rgimen o tipo de internamiento.

3. La relacin laboral de los internos que se desarrolle fuera de los centros y est sometida a un sistema de contratacin ordinaria con empresarios se regular por la legislacin laboral comn, sin perjuicio de la supervisin que en el desarrollo de estos contratos se pueda

realizar por la entidad pblica competente sobre su adecuacin con el programa de ejecucin de la medida.

4. El trabajo productivo que se desarrolle en los centros especficos para menores infractores ser dirigido por la entidad pblica correspondiente, directamente o a travs de personas fsicas o jurdicas con las que se establezcan conciertos, y les ser de aplicacin la normativa reguladora de la relacin laboral especial penitenciaria y de la proteccin de Seguridad Social establecida en la legislacin vigente para este colectivo, con las siguientes especialidades:

a) Tendr la consideracin de empleador la entidad pblica correspondiente o la persona fsica o jurdica con la que tenga establecido el oportuno concierto, sin perjuicio de la responsabilidad solidaria de la entidad pblica, respecto de los incumplimientos en materia salarial y de Seguridad Social.

b) A los trabajadores menores de 18 aos se les aplicarn las normas siguientes:

1. No podrn realizar trabajos nocturnos, ni aquellas actividades o puestos de trabajo prohibidos a los menores.

2. No podrn realizar horas extraordinarias.

3. No podrn realizar ms de ocho horas diarias de trabajo efectivo, incluyendo, en su caso, el tiempo dedicado a la formacin y, si trabajasen para varios empleadores, las horas realizadas para cada uno de ellos.

4. Siempre que la duracin de la jornada diaria continuada exceda de cuatro horas y media, deber establecerse un perodo de descanso durante dicha jornada no inferior a 30 minutos.

5. La duracin del descanso semanal ser como mnimo de dos das ininterrumpidos.

6. En su caso, se podrn establecer reglamentariamente otras especialidades que se consideren necesarias en relacin con la normativa existente para los penados.

5. En todo caso, el trabajo que realicen los internos tendr como finalidad esencial su insercin laboral, as como su incorporacin al mercado de trabajo. A estos efectos, la prctica laboral se complementar con cursos de formacin profesional ocupacional u otros programas que mejoren su competencia y capacidad laboral y favorezcan su futura insercin laboral.


[Bloque 66: #a54]

Artculo 54. Vigilancia y seguridad.

1. Las funciones de vigilancia y seguridad interior de los centros corresponde a sus trabajadores, con arreglo a los cometidos propios de cada uno y a la distribucin de servicios que el director del centro o la entidad pblica haya acordado en su interior.

2. Las actuaciones encaminadas a garantizar la seguridad interior de los centros consistirn en la observacin de los menores internados. Tambin podrn suponer, en la forma y con la periodicidad establecida en este artculo, inspecciones de locales y dependencias, as como registros de personas, ropas y enseres de los menores internados.

3. En aquellas dependencias que a criterio del centro lo requieran, podrn utilizarse medios electrnicos para la deteccin de presencia de metales o para el examen del contenido de paquetes u objetos.

4. Las inspecciones de las dependencias y locales del centro se harn con la periodicidad que la entidad pblica o el director del centro establezca.

5. El registro de la persona, ropa y enseres del menor se ajustar a las siguientes normas:

a) Su utilizacin se regir por los principios de necesidad y proporcionalidad y se llevarn siempre a cabo con el respeto debido a la dignidad y a los derechos fundamentales de la persona. Ante la opcin de utilizar medios de igual eficacia, se dar preferencia a los de carcter electrnico.

b) Los registros de las ropas y enseres personales del menor se practicarn, normalmente, en su presencia.

c) El registro de la persona del menor se llevar a cabo por personal del mismo sexo, en lugar cerrado sin la presencia de otros menores y preservando, en todo lo posible, la intimidad.

d) Solamente por motivos de seguridad concretos y especficos, cuando existan razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el menor oculta en su cuerpo algn objeto peligroso o sustancia susceptible de causar dao a la salud o integridad fsica de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del centro, y cuando no sea posible la utilizacin de medios electrnicos, se podr realizar el registro con desnudo integral, con autorizacin del director del centro, previa notificacin urgente al juez de menores de guardia y al fiscal de guardia, con explicacin de las razones que aconsejan dicho cacheo. En todo caso, ser de aplicacin lo dispuesto en los prrafos a) y c) anteriores.

Una vez efectuado en su caso el cacheo, se dar cuenta al juez de menores y al Ministerio Fiscal de su realizacin y del resultado obtenido.

e) Si el resultado del registro con desnudo integral fuese infructuoso y persistiese la sospecha, se podr solicitar por el director del centro a la autoridad judicial competente la autorizacin para la aplicacin de otros medios de control adecuados.

6. De los registros establecidos en el apartado anterior se formular informe escrito, que deber especificar los registros con desnudo integral efectuados y los dems extremos previstos en el prrafo d). El informe deber estar firmado por los profesionales del centro que hayan practicado los registros y dirigirlo al director del centro y al juez de menores.

7. Se intervendrn el dinero u objetos de valor no autorizados, as como los objetos no permitidos y los que se entiendan peligrosos para la seguridad o convivencia ordenada o de ilcita procedencia. Cuando se trate de dinero u objetos de valor se aplicar lo dispuesto en el artculo 30.2.d).

8. La entidad pblica podr autorizar, en aquellos centros donde la necesidad de seguridad as lo requiera, el servicio de personal especializado, en funciones de vigilancia y de apoyo a las actuaciones de los trabajadores del centro previstas en los apartados anteriores de este artculo. Este personal depender funcionalmente del director del centro y no podr portar ni utilizar dentro del centro otros medios que los contemplados en el artculo 55.2.

9. Cuando exista riesgo inminente de graves alteraciones del orden con peligro para la vida o la integridad fsica de las personas o para las instalaciones, la entidad pblica o el director del centro podr solicitar la intervencin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad competentes en cada territorio.


[Bloque 67: #a55]

Artculo 55. Medios de contencin.

1. Solamente podrn utilizarse los medios de contencin descritos en el apartado 2 de este artculo por los motivos siguientes:

a) Para evitar actos de violencia o lesiones de los menores a s mismos o a otras personas.

b) Para impedir actos de fuga.

c) Para impedir daos en las instalaciones del centro.

d) Ante la resistencia activa o pasiva a las instrucciones del personal del centro en el ejercicio legtimo de su cargo.

2. Los medios de contencin que se podrn emplear sern:

a) La contencin fsica personal.

b) Las defensas de goma.

c) La sujecin mecnica.

d) Aislamiento provisional.

3. El uso de los medios de contencin ser proporcional al fin pretendido, nunca supondr una sancin encubierta y solo se aplicarn cuando no exista otra manera menos gravosa para conseguir la finalidad perseguida y por el tiempo estrictamente necesario.

4. Los medios de contencin no podrn aplicarse a las menores gestantes, a las menores hasta seis meses despus de la terminacin del embarazo, a las madres lactantes, a las que tengan hijos consigo ni a los menores enfermos convalecientes de enfermedad grave, salvo que de la actuacin de aquellos pudiera derivarse un inminente peligro para su integridad o para la de otras personas.

5. Cuando se aplique la medida de aislamiento provisional se deber cumplir en una habitacin que rena medidas que procuren evitar que el menor atente contra su integridad fsica o la de los dems. El menor ser visitado durante el periodo de aislamiento provisional por el mdico o el personal especializado que precise.

6. La utilizacin de los medios de contencin ser previamente autorizada por el director del centro o por quien la entidad pblica haya establecido en su normativa, salvo que razones de urgencia no lo permitan; en tal caso, se pondr en su conocimiento inmediatamente.

Asimismo, comunicar inmediatamente al juez de menores la adopcin y cese de tales medios de contencin, con expresin detallada de los hechos que hubieren dado lugar a su utilizacin y de las circunstancias que pudiesen aconsejar su mantenimiento.

7. Los medios materiales de contencin sern depositados en el lugar o lugares que el director o quien la entidad pblica haya establecido en su normativa considere idneos.

8. En los casos de graves alteraciones del orden con peligro inminente para la vida, la integridad fsica de las personas o para las instalaciones, la entidad pblica o el director del centro podrn solicitar el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que en cada territorio tenga atribuida la competencia, dando cuenta inmediata al juzgado de menores y al Ministerio Fiscal.


[Bloque 68: #a56]

Artculo 56. Informaciones.

1. Todos los menores internados tienen derecho a recibir de la entidad pblica, con la periodicidad adecuada y, en todo caso, siempre que lo requieran, informacin personal y actualizada de sus derechos y deberes, previstos en los artculos 56 y 57 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores. Dicha informacin ser explicada de forma que se garantice su comprensin, en atencin a la edad y a las circunstancias del menor.

2. Los representantes legales del menor internado sern informados por la direccin del centro o por el rgano que la entidad pblica haya designado sobre la situacin y la evolucin del menor, y sobre los derechos que como representantes legales les corresponden durante la situacin de internamiento.

Salvo prohibicin judicial expresa, esta informacin ser facilitada cuando la soliciten los representantes legales del menor o lo considere necesario la direccin del centro o el rgano que la entidad pblica haya establecido en su normativa.

3. En caso de enfermedad, accidente o cualquier otra circunstancia grave que afecte al menor, la entidad pblica ha de informar inmediatamente a sus representantes legales. Dichas personas tambin sern informadas de los ingresos en el centro, de los traslados entre centros y de los ingresos en instituciones hospitalarias, salvo que exista una prohibicin expresa del juez de menores competente.

4. El menor ha de ser informado sin dilacin de la defuncin, accidente o enfermedad grave de un pariente cercano o de otra persona ntimamente vinculada con l, y de cualquier otra noticia importante comunicada por la familia.


[Bloque 69: #a57]

Artculo 57. Peticiones, quejas y tramitacin de recursos.

1. Todos los menores internados y, en su caso, sus representantes legales podrn formular, verbalmente o por escrito, en sobre abierto o cerrado, peticiones y quejas a la entidad pblica o al director del centro, sobre cuestiones referentes a su situacin de internamiento, que sern atendidas cuando correspondan al mbito propio de sus competencias. En caso contrario, el director del centro o la entidad pblica harn llegar las presentadas, en el plazo ms breve posible, a la autoridad u organismo competente.

2. El menor podr dirigir la peticin o queja por escrito, en sobre abierto o cerrado, a las autoridades judiciales, al Ministerio Fiscal y al Defensor del Pueblo o institucin anloga de su comunidad autnoma. Los que se entreguen directamente al director del centro o a la entidad pblica se harn llegar a sus destinatarios en el plazo ms breve posible.

3. Las peticiones y quejas que presenten los menores a travs del centro o la entidad pblica sern registradas. La tramitacin que se le haya dado y, en su caso, la resolucin adoptada se comunicar al menor, con indicacin de los recursos que procedan.

4. Los recursos que de conformidad con lo dispuesto en el artculo 52.1 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, interponga el menor contra cualquier resolucin dictada para la ejecucin de las medidas, que fueran presentados por el menor o por su letrado de forma escrita al director del centro, se pondrn en conocimiento del juez de menores competente dentro del siguiente da hbil. Si el menor manifestara al director del centro, de forma verbal, su intencin de recurrir la resolucin dictada, el director dar traslado de esta manifestacin al juez de menores, dentro del plazo indicado anteriormente, y, en su caso, dar cumplimiento a las medidas que adopte el juez para or la alegacin del menor.


[Bloque 70: #a58]

Artculo 58. Inspeccin de centros.

1. Sin perjuicio de las funciones de inspeccin que correspondan a los jueces de menores, al Ministerio Fiscal y al Defensor del Pueblo o institucin anloga de la comunidad autnoma, la entidad pblica, con los medios personales y materiales y los procedimientos que articule para esta finalidad, ejercer las funciones de inspeccin para garantizar que la actuacin de los centros propios y colaboradores y la de sus profesionales se lleva a cabo con respeto a los derechos y garantas de los menores internados.

2. Los menores podrn solicitar la comunicacin con el rgano de inspeccin correspondiente, de conformidad con lo establecido en el artculo 41, sin perjuicio de las comunicaciones que dicho rgano realice con el menor en el ejercicio de sus funciones.

3. Los hechos descubiertos en el ejercicio de sus funciones por el rgano de inspeccin, que supongan una vulneracin de los derechos de los menores, se pondrn en conocimiento de la entidad pblica, del juez de menores competente y del Ministerio Fiscal.


[Bloque 71: #civ]

CAPTULO IV

Del rgimen disciplinario de los centros


[Bloque 72: #a59]

Artculo 59. Fundamento y mbito de aplicacin.

1. El rgimen disciplinario de los centros tendr como finalidad contribuir a la seguridad y convivencia ordenada en estos y estimular el sentido de la responsabilidad y la capacidad de autocontrol de los menores internados.

2. El rgimen disciplinario se aplicar a todos los menores que cumplan medidas de internamiento en rgimen cerrado, abierto o semiabierto, y teraputicos, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado siguiente, bien en centros propios o colaboradores, tanto dentro del centro como durante los traslados, conducciones o salidas autorizadas que aquellos realicen.

3. El rgimen disciplinario previsto en este captulo no ser aplicable a aquellos menores a los que se haya impuesto una medida de internamiento teraputico como consecuencia de una anomala o alteracin psquica o de una alteracin en la percepcin que les impida comprender la ilicitud de los hechos o actuar conforme a aquella comprensin, mientras se mantengan en tal estado.


[Bloque 73: #a60]

Artculo 60. Principios de la potestad disciplinaria.

1. El ejercicio de la potestad disciplinaria en los centros propios y colaboradores, regulada en este reglamento, corresponder a quien la tenga expresamente atribuida por la entidad pblica. En defecto de esta atribucin, el ejercicio de la potestad disciplinaria corresponder al director del centro.

2. No podrn atribuirse al mismo rgano las fases de instruccin y resolucin del procedimiento.

3. La potestad disciplinaria habr de ejercerse siempre respetando la dignidad del menor. Ninguna sancin podr implicar, de manera directa o indirecta, castigos corporales, ni privacin de los derechos de alimentacin, enseanza obligatoria y comunicaciones y visitas previstos en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, y en este reglamento.

4. Las sanciones impuestas podrn ser reducidas, dejadas sin efecto en su totalidad, suspendidas o aplazadas en su ejecucin, en los trminos establecidos en este reglamento.

5. La conciliacin con la persona ofendida, la restitucin de los bienes, la reparacin de los daos y la realizacin de actividades en beneficio de la colectividad del centro, voluntariamente asumidos por el menor, podrn ser valoradas por el rgano competente para el sobreseimiento del procedimiento disciplinario o para dejar sin efecto las sanciones disciplinarias impuestas.

6. Aquellos hechos que pudiesen ser constitutivos de infraccin penal podrn ser tambin sancionados disciplinariamente cuando el fundamento de esta sancin, que ha de ser distinto del de la penal, sea la seguridad y el buen orden del centro. En estos casos, los hechos sern puestos en conocimiento del Ministerio Fiscal y de la autoridad judicial competente, sin perjuicio de que contine la tramitacin del expediente disciplinario hasta su resolucin e imposicin de la sancin si procediera.


[Bloque 74: #a61]

Artculo 61. Clasificacin de las faltas disciplinarias.

Las faltas disciplinarias se clasifican en muy graves, graves y leves, atendiendo a la violencia desarrollada por el sujeto, su intencionalidad, la importancia del resultado y el nmero de personas ofendidas.


[Bloque 75: #a62]

Artculo 62. Faltas muy graves.

Son faltas muy graves:

a) Agredir, amenazar o coaccionar de forma grave a cualquier persona dentro del centro.

b) Agredir, amenazar o coaccionar de forma grave, fuera del centro, a otro menor internado o a personal del centro o autoridad o agente de la autoridad, cuando el menor hubiera salido durante el internamiento.

c) Instigar o participar en motines, plantes o desrdenes colectivos.

e) Intentar o consumar la evasin del interior del centro o cooperar con otros internos en su produccin.

f) Resistirse activa y gravemente al cumplimiento de rdenes recibidas del personal del centro en el ejercicio legtimo de sus atribuciones.

g) Introducir, poseer o consumir en el centro drogas txicas, sustancias psicotrpicas o estupefacientes o bebidas alcohlicas.

h) Introducir o poseer en el centro armas u objetos prohibidos por su peligro para las personas.

i) Inutilizar deliberadamente las dependencias, materiales o efectos del centro o las pertenencias de otras personas, causando daos y perjuicios superiores a 300 euros.

j) Sustraer materiales o efectos del centro o pertenencias de otras personas.


[Bloque 76: #a63]

Artculo 63. Faltas graves.

Son faltas graves:

a) Agredir, amenazar o coaccionar de manera leve a cualquier persona dentro del centro.

b) Agredir, amenazar o coaccionar de manera leve, fuera del centro, a otro menor internado, o a personal del centro o autoridad o agente de la autoridad, cuando el menor hubiese salido durante el internamiento.

c) Insultar o faltar gravemente al respeto a cualquier persona dentro del centro.

d) Insultar o faltar gravemente al respeto, fuera del centro, a otro menor internado, o a personal del centro o autoridad o agente de la autoridad, cuando el menor hubiera salido durante el internamiento.

e) No retornar al centro, sin causa justificada, el da y hora establecidos, despus de una salida temporal autorizada.

f) Desobedecer las rdenes e instrucciones recibidas del personal del centro en el ejercicio legtimo de sus funciones, o resistirse pasivamente a cumplirlas.

g) Inutilizar deliberadamente las dependencias, materiales o efectos del centro, o las pertenencias de otras personas, causando daos y perjuicios inferiores a 300 euros.

h) Causar daos de cuanta elevada por negligencia grave en la utilizacin de las dependencias, materiales o efectos del centro, o las pertenencias de otras personas.

i) Introducir o poseer en el centro objetos o sustancias que estn prohibidas por la normativa de funcionamiento interno distintas de las contempladas en los prrafos g) y h) del artculo anterior.

j) Hacer salir del centro objetos cuya salida no est autorizada.

k) Consumir en el centro sustancias que estn prohibidas por las normas de funcionamiento interno, distintas de las previstas en el prrafo g) del artculo anterior.

l) Autolesionarse como medida reivindicativa o simular lesiones o enfermedades para evitar la realizacin de actividades obligatorias.

m) Incumplir las condiciones y medidas de control establecidas en las salidas autorizadas.


[Bloque 77: #a64]

Artculo 64. Faltas leves.

Son faltas leves:

a) Faltar levemente al respeto a cualquier persona dentro del centro.

b) Faltar levemente al respeto, fuera del centro, a otro menor internado, o a personal del centro o autoridad o agente de la autoridad, cuando el menor hubiera salido durante el internamiento.

c) Hacer un uso abusivo y perjudicial en el centro de objetos y sustancias no prohibidas por las normas de funcionamiento interno.

d) Causar daos y perjuicios de cuanta elevada a las dependencias materiales o efectos del centro o en las pertenencias de otras personas, por falta de cuidado o de diligencia en su utilizacin.

e) Alterar el orden promoviendo altercados o rias con compaeros de internamiento.

f) Cualquier otra accin u omisin que implique incumplimiento de las normas de funcionamiento del centro y no tenga consideracin de falta grave o muy grave.


[Bloque 78: #a65]

Artculo 65. Sanciones disciplinarias.

1. Las nicas sanciones disciplinarias que se pueden imponer a los menores sern alguna de las especificadas en los apartados siguientes de este artculo.

2. Por la comisin de faltas muy graves:

a) La separacin del grupo por tiempo de tres a siete das en casos de evidente agresividad, violencia y alteracin grave de la convivencia.

b) La separacin del grupo por tiempo de tres a cinco fines de semana.

c) La privacin de salidas de fin de semana de 15 das a un mes.

d) La privacin de salidas de carcter recreativo por un tiempo de uno a dos meses.

3. Por la comisin de faltas graves:

a) La separacin del grupo hasta dos das como mximo.

b) La separacin del grupo por un tiempo de uno a dos fines de semana.

c) La privacin de salidas de fin de semana de uno a 15 das.

d) La privacin de salidas de carcter recreativo por un tiempo mximo de un mes.

e) La privacin de participar en las actividades recreativas del centro por un tiempo de siete a 15 das.

4. Por la comisin de faltas leves:

a) La privacin de participar en todas o en algunas de las actividades recreativas del centro por un tiempo de uno a seis das.

b) La amonestacin.

5. A los menores que cumplan en el centro medidas de permanencia de fin de semana se les impondrn las sanciones correspondientes a la naturaleza de la infraccin cometida adaptando su duracin a la naturaleza y duracin de la medida indicada.


[Bloque 79: #a66]

Artculo 66. Sancin de separacin.

1. La sancin de separacin por la comisin de faltas muy graves o faltas graves solamente se podr imponer en los casos en los que se manifieste una evidente agresividad o violencia por parte del menor, o cuando este, reiterada y gravemente, altere la normal convivencia en el centro.

2. La sancin de separacin se cumplir en la propia habitacin del menor o en otra de anlogas caractersticas durante el horario de actividades del centro.

3. Durante el cumplimiento de la sancin de separacin, el menor dispondr de dos horas al aire libre y deber asistir, en su caso, a la enseanza obligatoria y podr recibir las visitas previstas en los artculos 40 y 41. Durante el horario general de actividades se programarn actividades individuales alternativas que podrn realizarse dentro de la habitacin.

4. Diariamente visitar al menor el mdico o el psiclogo que informar al director del centro sobre el estado de salud fsica y mental del menor, as como sobre la conveniencia de suspender, modificar o dejar sin efecto la sancin impuesta.

5. No obstante lo anterior, la sancin de separacin de grupo no se aplicar a las menores embarazadas, a las menores hasta que hayan transcurrido seis meses desde la finalizacin del embarazo, a las madres lactantes y a las que tengan hijos en su compaa. Tampoco se aplicar a los menores enfermos y se dejar sin efecto en el momento en que se aprecie que esta sancin afecta a su salud fsica o mental.


[Bloque 80: #a67]

Artculo 67. Graduacin de las sanciones

1. La determinacin de las sanciones y su duracin se llevar a efecto de acuerdo al principio de la proporcionalidad, atendiendo a las circunstancias del menor, la naturaleza de los hechos, la violencia o agresividad mostrada en la comisin de los hechos, la intencionalidad, la perturbacin producida en la convivencia del centro, la gravedad de los daos y perjuicios ocasionados, el grado de ejecucin y de participacin y la reincidencia en otras faltas disciplinarias.

2. Atendiendo a la escasa relevancia de la falta disciplinaria, a la evolucin del interno en el cumplimiento de la medida, al reconocimiento por el menor de la comisin de la infraccin y a la incidencia de la intervencin educativa realizada para expresarle el reproche merecido por su conducta infractora, podr imponerse al autor de una falta disciplinaria muy grave una sancin establecida para faltas disciplinarias graves y al autor de una falta disciplinaria grave una sancin prevista para las faltas disciplinarias leves.


[Bloque 81: #a68]

Artculo 68. Concurso de infracciones y normas para el cumplimiento de las sanciones.

1. Al responsable de dos o ms faltas enjuiciadas en el mismo expediente se le impondrn las sanciones correspondientes a cada una de las faltas. Tambin se le podr imponer una nica sancin por todas las faltas cometidas, tomando como referencia la ms grave de las enjuiciadas. En el caso de que se impongan varias sanciones, se cumplirn simultneamente, si fuera posible. Si no lo fuera, se cumplirn sucesivamente por orden de gravedad y duracin, sin que puedan exceder en duracin del doble de tiempo por el que se imponga la ms grave.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, en ningn caso el cumplimiento sucesivo de diversas sanciones impuestas en el mismo o en diferentes procedimientos disciplinarios supondr para el menor estar consecutivamente:

a) Ms de siete das o ms de cinco fines de semanas en situacin de separacin de grupo.

b) Ms de un mes privado de salidas de fin de semana.

c) Ms de dos meses privado de salidas programadas de carcter recreativo.

d) Ms de 15 das privado de todas las actividades recreativas del centro.


[Bloque 82: #a69]

Artculo 69. Pluralidad de faltas e infraccin continuada.

1. Cuando un mismo hecho sea constitutivo de dos o ms faltas o cuando una de estas sea medio necesario para la comisin de otra, se impondr al menor una sola sancin teniendo en cuenta la ms grave de las faltas cometidas.

2. Cuando se trate de una infraccin continuada, se impondr al menor una sola sancin teniendo en cuenta la ms grave de las faltas cometidas.


[Bloque 83: #a70]

Artculo 70. Necesidad de procedimientos sancionadores.

Para la imposicin de sanciones por faltas graves y muy graves ser preceptiva la observancia del procedimiento regulado en los artculos 71 a 78, y para las sanciones impuestas por faltas leves podr seguirse el procedimiento abreviado previsto en el artculo 79.


[Bloque 84: #a71]

Artculo 71. Procedimiento ordinario: inicio.

1. Cuando el rgano competente para la iniciacin del procedimiento disciplinario aprecie en los menores internados indicios de conductas que pueden dar lugar a responsabilidad disciplinaria, acordar la iniciacin del procedimiento de alguna de las siguientes formas:

a) Por propia iniciativa.

b) Como consecuencia de orden emitida por un rgano administrativo superior jerrquico.

c) Por peticin razonada de otro rgano administrativo que no sea superior jerrquico.

d) Por denuncia de persona identificada.

2. El rgano competente para la iniciacin designar el instructor que considere conveniente, excluyendo a las personas que pudieran estar relacionadas con los hechos.

3. Para el debido esclarecimiento de los hechos que pudieran ser determinantes de responsabilidad disciplinaria, el rgano competente podr acordar la apertura de una informacin previa, que se practicar por el rgano administrativo o la persona que aquel determine.


[Bloque 85: #a72]

Artculo 72. Instruccin y pliego de cargos.

1. El instructor, a la vista de los indicios de responsabilidad que existan, formular pliego de cargos dirigido al menor, en un lenguaje claro, y en el plazo mximo de 48 horas desde su designacin, el cual se incorporar, en su caso, al expediente, con el contenido siguiente:

a) La identificacin de la persona responsable.

b) La relacin detallada de los hechos imputados.

c) La calificacin de la falta o faltas en las que ha podido incurrir.

d) Las posibles sanciones aplicables.

e) El rgano competente para la resolucin del expediente de acuerdo con lo previsto en la norma autonmica correspondiente o, en su caso, en la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, o en este reglamento.

f) La identificacin del instructor.

g) Las medidas cautelares que se hayan acordado.

h) Los posibles daos y perjuicios ocasionados.

2. El pliego de cargos se notificar al menor infractor el mismo da de su redaccin, mediante su lectura ntegra y con entrega de la correspondiente copia con indicacin de:

a) El derecho del menor a formular alegaciones y proponer las pruebas que considere oportunas en defensa de sus intereses, verbalmente ante el instructor en el mismo acto de notificacin, o por escrito en el plazo mximo de 24 horas. Si formula alegaciones verbalmente, se levantar acta de estas, que deber firmar el menor.

b) La posibilidad de que un letrado le asesore en la redaccin del pliego de descargos y ser asistido por personal del centro o por cualquier otra persona del propio centro.

c) Al menor extranjero que desconozca el castellano o la lengua cooficial de la comunidad autnoma, la posibilidad de asistirse de una persona que hable su idioma.

3. Por el instructor se admitirn verbalmente las pruebas propuestas por el menor o se rechazarn motivadamente por escrito las que fueran improcedentes, por no poder alterar la resolucin final del procedimiento o por ser de imposible realizacin.


[Bloque 86: #a73]

Artculo 73. Tramitacin.

1. Notificado el pliego de cargos, el instructor realizar cuantas actuaciones resulten necesarias para el examen de los hechos y recabar los datos e informes que considere necesarios.

2. Dentro de las 24 horas siguientes a la presentacin del pliego de descargos o a la formulacin verbal de alegaciones, o transcurrido este plazo si el menor no hubiera ejercitado su derecho, el menor ser odo y se practicarn las pruebas propuestas y las que el instructor considere convenientes.

3. Si el menor reconoce voluntariamente su responsabilidad, el instructor elevar el expediente al rgano competente, para que emita resolucin, sin perjuicio de continuar el procedimiento si hay indicios racionales de engao o encubrimiento de otras personas.

4. Una vez finalizado el trmite de alegaciones y de la prctica de la prueba, el instructor, inmediatamente y en todo caso en el plazo de 24 horas, formular la propuesta de resolucin, que notificar al interno con indicacin de los hechos imputados, la falta cometida y la sancin que deba imponerse, para que en el trmino de 24 horas pueda formular las alegaciones que considere procedentes. Una vez completado este trmite, el instructor elevar el expediente al rgano competente para que dicte la resolucin correspondiente.


[Bloque 87: #a74]

Artculo 74. Resolucin.

El rgano competente, en el mismo da o como mximo en el plazo de 24 horas, habr de resolver motivadamente sobre el sobreseimiento del expediente, la imposicin de la sancin disciplinaria correspondiente o la prctica de nuevas actuaciones por parte del instructor. En este ltimo caso, se estar a lo dispuesto en los artculos anteriores.


[Bloque 88: #a75]

Artculo 75. Acuerdo sancionador.

1. El acuerdo sancionador se formular por escrito y deber contener las siguientes menciones:

a) El lugar y la fecha del acuerdo.

b) El rgano que lo adopta

c) El nmero del expediente disciplinario y un breve resumen de los actos procedimentales bsicos que lo hayan precedido. En el supuesto de haberse desestimado la prctica de alguna prueba, deber expresarse la motivacin formulada por el instructor en su momento.

d) Relacin circunstanciada de los hechos imputados al menor, que no podrn ser distintos de los consignados en el pliego de cargos formulado por el instructor, con independencia de que pueda variar su calificacin jurdica.

e) Artculo y apartado de este reglamento en el que se estima comprendida la falta cometida.

f) Sancin impuesta y artculo y apartado de este reglamento que la contempla.

g) Indicacin del recurso que puede interponer.

h) La firma del titular del rgano competente.

2. La resolucin ser ejecutiva cuando ponga fin a la va administrativa.

En la resolucin se adoptarn, en su caso, las disposiciones cautelares precisas para garantizar su eficacia en tanto no sea ejecutiva.

3. La iniciacin del procedimiento y las sanciones impuestas se anotarn en el expediente personal del menor sancionado. Tambin se anotar la reduccin o revocacin de la sancin, as como la suspensin de su efectividad.


[Bloque 89: #a76]

Artculo 76. Notificacin de la resolucin

1. La notificacin al menor del acuerdo sancionador deber hacerse el mismo da o en el plazo mximo de 24 horas de ser adoptado, dando lectura ntegra de aquel y entregndole una copia.

2. Asimismo, se notificar en igual plazo al Ministerio Fiscal y, en su caso, al letrado del menor.


[Bloque 90: #a77]

Artculo 77. Caducidad.

Transcurrido el plazo mximo de un mes desde la iniciacin del procedimiento disciplinario sin que la resolucin se hubiera notificado al menor expedientado, se entender caducado el procedimiento disciplinario y se proceder al archivo de las actuaciones, siempre que la demora no fuera imputable al interesado.


[Bloque 91: #a78]

Artculo 78. Recursos.

Las resoluciones sancionadoras podrn ser recurridas, antes del inicio del cumplimiento, ante el juez de menores, verbalmente en el mismo acto de la notificacin o por escrito dentro del plazo de 24 horas, por el propio interesado o por su letrado, actundose de conformidad con el artculo 60.7 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.


[Bloque 92: #a79]

Artculo 79. Procedimiento abreviado.

Cuando el rgano competente para iniciar el procedimiento considere que existen elementos de juicio suficientes para calificar la infraccin del menor como falta leve, se tramitar el procedimiento abreviado, con arreglo a las siguientes normas:

a) El informe del personal del centro operar como pliego de cargos que se notificar, verbalmente, al presunto infractor, con indicacin de la sancin que le puede corresponder.

b) El menor podr hacer las alegaciones que estime pertinentes y proponer las pruebas de que intente valerse, en el mismo acto de la notificacin o por escrito 24 horas despus.

c) Transcurrido el plazo anterior, el rgano competente resolver lo que proceda. Si acuerda imponer una sancin, se le notificar al menor y a su letrado por escrito.

d) En todo caso, este procedimiento se documentar debidamente.


[Bloque 93: #a80]

Artculo 80. Medidas cautelares durante el procedimiento.

1. El rgano competente para iniciar el procedimiento, por s o a propuesta del instructor del expediente disciplinario, podr acordar en cualquier momento del procedimiento, mediante acuerdo motivado, las medidas cautelares que resulten necesarias para asegurar la eficacia de la resolucin que pudiera recaer y el buen fin del procedimiento, as como para evitar la persistencia de los efectos de la infraccin y asegurar la integridad del expedientado y de otros posibles afectados. Las nicas medidas cautelares que se podrn adoptar sern las previstas como sancin en el artculo 65 para la presunta falta cometida.

2. Estas medidas quedarn reflejadas en el expediente del menor y debern ajustarse a la intensidad, proporcionalidad y necesidades de los objetivos que se pretendan garantizar en cada supuesto concreto, y su adopcin ser notificada al menor y puesta inmediatamente en conocimiento del juez de menores y del Ministerio Fiscal. Si durante la tramitacin del procedimiento hubiera alteracin de las causas que motivaron la aplicacin de estas medidas cautelares, podrn modificarse las medidas adoptadas. En el supuesto de que desaparezcan las causas que motivaron la aplicacin de las medidas, se proceder a alzar la medida.

3. Cuando la sancin que recayera, en su caso, coincida en naturaleza con la medida cautelar impuesta, esta se abonar para el cumplimiento de aquella. Si no coincidiese, se deber compensar en la parte que se estime razonable, siempre que sea posible.

4. Las medidas cautelares no podrn exceder del tiempo mximo que corresponda a la sancin prevista, en funcin de la gravedad de la falta, en el artculo 65.


[Bloque 94: #a81]

Artculo 81. Ejecucin y cumplimiento de las sanciones.

Los acuerdos sancionadores no se harn efectivos en tanto no haya sido resuelto el recurso interpuesto, o en caso de que no se haya interpuesto, hasta que haya transcurrido el plazo para su impugnacin, sin perjuicio de las medidas cautelares previstas en el artculo anterior.

Durante la sustanciacin del recurso, en el plazo de dos das, la entidad pblica ejecutora de la medida podr adoptar las decisiones precisas para restablecer el orden alterado de acuerdo con lo previsto en el artculo 60.7 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.


[Bloque 95: #a82]

Artculo 82. Reduccin, suspensin y anulacin de sanciones.

1. El rgano competente podr dejar sin efecto, reducir o suspender la ejecucin de las sanciones disciplinarias en cualquier momento de su ejecucin si el cumplimiento de la sancin se revela perjudicial en la evolucin educativa del menor.

2. Las medidas anteriores no podrn adoptarse sin autorizacin del juez de menores cuando este haya intervenido en su imposicin por va de recurso.


[Bloque 96: #a83]

Artculo 83. Extincin automtica de sanciones.

1. Cuando un menor ingrese nuevamente en un centro para la ejecucin de otra medida, se extinguirn automticamente la sancin o sanciones que hubiesen sido impuestas en un ingreso anterior y que hubiesen quedado incumplidas total o parcialmente.

2. En caso de traslado de centro, el menor continuar el cumplimiento de las sanciones impuestas en el centro anterior, sin perjuicio de lo dispuesto en el anterior artculo.


[Bloque 97: #a84]

Artculo 84. Prescripcin de faltas y sanciones.

1. Las faltas disciplinarias muy graves prescriben al ao ; las graves, a los seis meses, y las leves, a los dos meses, a contar desde la fecha de la comisin de la infraccin.

2. La prescripcin de las faltas se interrumpe a partir del momento en que, con conocimiento del menor, se inicia el procedimiento disciplinario, volviendo a iniciarse el cmputo de la prescripcin desde que se paralice el procedimiento durante un mes por causa no imputable al presunto infractor.

3. Las sanciones impuestas por faltas muy graves, graves y leves prescriben, respectivamente, en los mismos plazos sealados en el apartado 1. El plazo de prescripcin empieza a contar desde el da siguiente a aquel en que adquiera firmeza el acuerdo sancionador o desde que se levante el aplazamiento de la ejecucin o la suspensin de la efectividad, o desde que se interrumpa el cumplimiento de la sancin si este hubiese ya comenzado.


[Bloque 98: #a85]

Artculo 85. Incentivos.

Los actos del menor que pongan de manifiesto buena conducta, espritu de trabajo y sentido de la responsabilidad en el comportamiento personal y colectivo, as como la participacin positiva en las actividades derivadas del proyecto educativo, podrn ser incentivados por la entidad pblica con cualquier recompensa que no resulte incompatible con la ley y los preceptos de este reglamento.


[Bloque 99: #daunica-2]

Disposicin adicional nica. Actuaciones policiales de vigilancia, custodia y traslado.

1. Las actuaciones policiales de vigilancia, custodia y traslado de menores previstas en este reglamento sern realizadas por los cuerpos de polica autonmica o, en su caso, por las unidades adscritas del Cuerpo Nacional de Polica, en sus mbitos territoriales de actuacin, de conformidad con lo dispuesto en el artculo 45 de la Ley Orgnica 5/2000, de 12 de enero.

En caso de ausencia o insuficiencia de las anteriores, o cuando sean varias las comunidades autnomas afectadas, se realizarn por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

2. A los efectos de lo dispuesto en el apartado anterior, el director del centro solicitar la intervencin al rgano competente de la comunidad autnoma o, en su caso, al Delegado o al Subdelegado del Gobierno, con suficiente antelacin para permitir su planificacin.

En situaciones de urgencia, cuando no sea posible actuar conforme a lo previsto en el prrafo anterior, el director del centro podr solicitar directamente la intervencin de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad competentes, dando cuenta de ello inmediatamente a las autoridades antes mencionadas, con expresin de las causas de la urgencia.

Este documento es de carácter informativo y no tiene valor jurídico.

Dudas o sugerencias: Servicio de atención al ciudadano

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid