Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2003-1195

Real Decreto 1413/2002, de 20 de diciembre, por el que se declara bien de interés cultural, con categoría de monumento, el Palacio de Villamejor sito en el paseo de la Castellana, número 3, en Madrid.

  • Publicado en:

    «BOE» núm. 16, de 18 de enero de 2003, páginas 2464 a 2465 (2 págs.)

  • Sección:

    III. Otras disposiciones

  • Departamento:

    Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

  • Referencia:

    BOE-A-2003-1195

TEXTO

En 13 de septiembre de 2002, el Ministerio de Educación, Cultura y

Deporte incoó expediente de declaración de bien de interés cultural, con

categoría de monumento, a favor del Palacio de Villamejor sito en el paseo

de la Castellana, número 3, en Madrid.

Don Ignacio de Figueroa, marqués de Villamejor, hacia 1885 decidió

cambiar de residencia y para ello compró un terreno que había salido a subasta

pública en el paseo de la Castellana. El proyecto de la casa-palacio presentado

al Ayuntamiento está firmado por José Purkiss para llevar la dirección

facultativa a pesar de ser maestro de obras. A finales de 1885 se empezó la

construcción del palacio que no se terminó hasta diciembre de 1893.

El edificio consta de tres fachadas, la principal retranqueada del paseo

para dejar un paso a los carruajes, la secundaria a la calle Alcalá Galiano

y la tercera dejando un paso libre entre el palacio y el hotel Ametller

hacia las cocheras situadas en el sótano. Cuenta con planta sótano, en

toda su extensión, planta baja retranqueada sobre la rasante de la calle

con una escalinata de acceso y plantas principal, segunda y ático.

En 1899 murió el marqués de Villamejor y continuaron viviendo en

el palacio, primero su viuda y luego sus hijos quienes vendieron el palacio

al Infante de España y Príncipe viudo de Asturias, don Carlos de Borbón

y Borbón, según consta en el Registro de la Propiedad, el 11 de mayo

de 1906. El palacio sufrió una primera remodelación para residencia de

su nuevo propietario, que lo había adquirido poco tiempo antes de la

boda con doña María Luisa de Orleans, su segunda esposa. En él habitaron

desde 1907 hasta 1914 en que trasladaron su residencia a Sevilla al ser

nombrado don Carlos capitán general de Andalucía.

Don Carlos cedió el edificio al gobierno de Alfonso XIII para instalar

la Presidencia del Consejo de Ministros.

La nueva remodelación fue llevada a cabo por José de Espelius y

Anduaga, el arquitecto de Presidencia. La planta baja y primera se adaptaron

para Presidencia y la planta segunda fue ocupada por la Inspección Civil

de Guerra y Marina y del Protectorado de Marruecos y las caballerizas

desaparecieron para dejar lugar al archivo y otras dependencias.

Hay pocas referencias hasta después de la Guerra Civil. Según Ortega

Rubio, en 1921 estaba establecido el Ministerio de Trabajo en el primer

piso y el Directorio Militar ocupó el palacio de Presidencia. Son famosos

los Consejos de Ministros presididos por Manuel Azaña en el salón de

Consejos. En esta etapa sus salones fueron reformados con gran lujo, se

tapizaron de seda y se decoraron con arañas, cuadros y muebles traídos

del palacio de Riofrío.

El arquitecto Diego Méndez fue el encargado de la conservación de

la Presidencia del Gobierno desde 1955. Su primera labor consistió en

una serie de reparaciones, pero en los años siguientes emprendió una

serie de reformas interiores sin tocar los salones principales. Fue aprobada

la ampliación de una planta que no se hizo y diez años más tarde se

volvió a plantear la ampliación ante la falta de espacio. Méndez proyectó

un pabellón que debía adosarse en el lado sur tomando parte del jardín

del antiguo palacio Egaña, en Génova 29, para ensanchar la biblioteca

y el archivo, que tampoco se hizo. Pero la idea se retomó en los últimos

años de la vicepresidencia de Carrero Blanco, instalando en el nuevo

pabellón la cafetería. En 1976 se abrió un nuevo período histórico en nuestro

país y para el Palacio de Villamejor empezó una época de cambio de

inquilinos y con ello se hicieron varias reformas en su interior.

En la actualidad es sede del Ministerio de Administraciones Públicas.

El aspecto exterior del palacio es simétrico y equilibrado, enmarcado

dentro de la corriente ecléctica de raíz clasicista, siguiendo la línea iniciada

por Emilio Rodríguez Ayuso en el palacio Anglada y desligada ya de la

corriente francesa del palacio de Ucesa. La composición de la fachada

principal es simétrica destacando el cuerpo central que sobresale y presenta

un tratamiento distinto del resto del palacio. Este cuerpo central, construido

en piedra de Colmenar, está enmarcado entre pilastras y forma tres calles

en donde se sitúan los tres vanos separados por columnas o pilastras

adosadas dependiendo de la planta. El resto de la fachada, al igual que las

otras dos, tienen un lenguaje y cromatismo común, combinando los

parámetros de ladrillo con los detalles ornamentales en piedra variando la

decoración por plantas y unificando todo el edificio con las impostas, la cornisa

con canecillos en forma de ménsulas y la balaustrada que lo remata y

enmascara el ático que está retranqueado a la segunda crujía.

El monumento está afectado a un servicio público de titularidad y

gestión estatal y, por lo tanto, la competencia para tramitar el expediente

de que se trata corresponde en aplicación de lo dispuesto en el artículo 6.b)

de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, a

la Administración General del Estado (Ministerio de Educación, Cultura

y Deporte). La tramitación del citado expediente se ha llevado a efecto

según lo establecido en la citada Ley 16/1985 y en la Ley 30/1992, de

26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas

y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por Ley 4/1999,

de 13 de enero.

De acuerdo con lo previsto en los artículos 2.2 de la Ley 16/1985,

de 25 de junio, y 14 del Real Decreto 111/1986, de 10 de enero, a propuesta

de la Ministra de Educación, Cultura y Deporte y previa deliberación del

Consejo de Ministros en su reunión del día 20 de diciembre de 2002,

D I S P O N G O :

Artículo 1. Declaración de bien de interés cultural.

Se declara bien de interés cultural, con categoría de monumento, el

Palacio de Villamejor sito en el paseo de la Castellana, número 3, de Madrid.

Artículo 2. Delimitación.

La zona afectada por la presente resolución, al estar el inmueble dentro

del conjunto histórico de Madrid, declarado por la Comunidad Autónoma

de Madrid por Decreto 41/1995, de 27 de abril, comprende solamente

el inmueble de referencia con la siguiente delimitación:

Paseo de la Castellana número 3, con vuelta a la calle Alcalá Galiano

número 10 hasta alcanzar medianería con el edificio de la calle Alcalá

Galiano número 8 para continuar con la medianería del edificio de la

Compañía "Crédit Agricole Indosuez" (Paseo de la Castellana número 1)

y el Tribunal Económico Administrativo Central (calle Génova 29).

Artículo 3. Descripción complementaria.

La descripción complementaria del bien a que se refiere el presente

Real Decreto, así como la zona afectada por la declaración, son las que

constan en el plano y demás documentación que obran en el expediente.

Dado en Madrid, a 20 de diciembre de 2002.

JUAN CARLOS R.

La Ministra de Educación, Cultura y Deporte,

PILAR DEL CASTILLO VERA

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid