Está Vd. en

Documento BOE-A-2001-2958

Resolución de 15 de marzo de 2000, de la Secretaría General de Medio Ambiente, por la que se formula declaración de impacto ambiental sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto del Salto de Jánovas, en la provincia de Huesca, de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas.

Publicado en:
«BOE» núm. 36, de 10 de febrero de 2001, páginas 5188 a 5195 (8 págs.)
Sección:
III. Otras disposiciones
Departamento:
Ministerio de Medio Ambiente
Referencia:
BOE-A-2001-2958

TEXTO ORIGINAL

El Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación

de Impacto Ambiental, y su Reglamento de ejecución aprobado por Real

Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, establecen la obligación de

formular declaración de impacto ambiental, con carácter previo a la resolución

administrativa que se adopte para la realización o, en su caso, autorización

de la obra, instalación o actividad de las comprendidas en los anexos

a las citadas disposiciones.

De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 839/1996, de 10 de

mayo, y en el Real Decreto 1894/1996, de 2 de agosto, por los que se

establece la estructura orgánica básica y la atribución de competencias

del Ministerio de Medio Ambiente, modificado este último por el Real

Decreto 1646/1999, de 22 de octubre, corresponde a la Secretaría General

de Medio Ambiente formular las declaraciones de impacto ambiental de

competencia estatal.

Con objeto de iniciar el procedimiento de evaluación de impacto

ambiental, la antigua Dirección General de Obras Hidráulicas remitió, con

fecha 4 de noviembre de 1993, a la antigua Dirección General de Política

Ambiental, la memoria-resumen del proyecto aportada por la Sociedad

concesionaria, cuyo resumen constituye el anexo I.

Recibida la memoria resumen, la Dirección General de Política

Ambiental estableció a continuación un periodo de consultas a personas,

instituciones y administraciones sobre el impacto ambiental del proyecto.

En virtud del artículo 14 del Reglamento, con fecha 25 de marzo de 1994,

la mencionada Dirección General dió traslado a la Dirección General de

Obras Hidráulicas de las contestaciones recibidas.

La relación de consultados, y un resumen de las respuestas recibidas

se recogen en el anexo II.

Antes de la iniciación del trámite de información pública, se realizaron

un conjunto de obras, que fueron denunciadas por el Servicio de Protección

de la Naturaleza de la Guardia Civil, cuyo atestado aparece resumido en

el anexo III.

Elaborado por la Dirección General de Obras Hidráulicas, el estudio

de impacto ambiental fue sometido al trámite de información pública,

mediante anuncio que se publicó en el "Boletín Oficial de la Provincia

de Huesca" de fecha 1 de junio de 1995. El anexo IV incluye un resumen

significativo de dicho estudio de impacto ambiental.

La relación de alegantes y un resumen de las alegaciones de cada uno

de ellos, constituyen el anexo V. Conforme al artículo 16 del Reglamento,

la Dirección General de Obras Hidráulicas, con fecha 1 de agosto de 1995,

remitió a la Dirección General de Política Ambiental el expediente, que

comprende el documento técnico del proyecto, el estudio de impacto

ambiental y las alegaciones recibidas.

La Dirección General de Política Ambiental, con el fin de completar

el expediente, solicitó a la Dirección General de Obras Hidráulicas el envío

de determinada documentación complementaria, y mientras tanto fueron

remitidas alegaciones, informes y escritos, que se considera deben ser

tenidas en cuenta y por tanto incorporadas al expediente, y cuyo resumen

forma el anexo VI.

Con fecha 27 de octubre de 1998 fue entregada la documentación

complementaria mencionada en el párrafo anterior, cuyo resumen constituye

el anexo VII.

Examinada la documentación presentada, se hacen las siguientes

consideraciones:

1.a El nombre del proyecto técnico que forma parte del expediente

es: "Aprovechamiento Hidroeléctrico del río Ara entre Fiscal y Ainsa y

del río Cinca entre Lafortunada y Ainsa. Presa de Jánovas", en el que

el salto de Jánovas es una parte, junto al salto de Hospital-Laspuña (

ya construido y en funcionamiento) y los, por construir, saltos de Boltaña,

Escalona y Fiscal, así como los canales de intercomunicación, las centrales

y las líneas eléctricas correspondientes. La Confederación Hidrográfica

del Ebro, junto con varios alegantes, afirmó en fase de consultas que la

evaluación de impacto ambiental debería hacerse sobre todo el complejo ;

y en la documentación complementaria enviada con fecha 27 de octubre

de 1998, dicho organismo manifiesta que los aprovechamientos se

encuentran operativamente unidos mediante un Plan de Construcción que

establece una íntima correlación entre su ejecución. Por lo tanto, aunque

concesionalmente son independientes, con inscripciones registrales separadas,

desde el punto de vista ambiental la evaluación del Salto de Jánovas está

condicionada, a efectos sinérgicos y acumulativos, por la evaluación de

lo demás.

2.a La justificación del proyecto es un aspecto muy controvertido en

todo el procedimiento. Si el proyecto se justifica en base a la transformación

en regadío de Monegros II, que es la que demanda agua de Jánovas, esta

transformación tiene una queja abierta ante la Comisión Europea por la

amenaza de pérdida de hábitat natural para aves esteparias incluidas en

el anexo I de la Directiva 79/409/CEE, que debe considerarse en la decisión

junto a los otros problemas medioambientales producidos por el embalse.

3.a La mayoría de las alegaciones afirman que el embalse afecta, con

consecuencias medioambientales imposibles de evaluar, al valle del río

Ara que es continuación geográfica del Valle de Ordesa, y comunica el

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido con el Parque Natural de

Guara y el Parque Natural de Posets-Maladeta. La reciente declaración

de Ordesa-Monte Perdido como Reserva de la UNESCO, aumenta el valor

de la recomendación del Comité MAB España (véase el anexo VI).

4.a El proyecto, según los alegantes, acabaría con las expectativas

de un desarrollo turístico blando y difuso, sostenible y compatible con

el entorno, del que hay mucha demanda en toda la zona, la cual quedaría

además desmembrada como comarca, al separar Fiscal de Boltaña y Ainsa,

tal como se menciona en el Estudio de Impacto Ambiental, acabando de

despoblarla definitivamente.

5.a El embalse inundaría un tramo de la carretera N-260, y el tramo

de carretera que lo sustituya debe tener las características geométricas

correspondientes al Eje Pirenaico al que pertenece, tal como afirma la

Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón. Ese nuevo trazado de

carretera viene impuesto por el proyecto de embalse y por tanto su

problemática medioambiental debe considerarse junto a los otros problemas

medioambientales producidos por el embalse.

En consecuencia, la Secretaría General de Medio Ambiente, en el

ejercicio de las atribuciones conferidas por el Real Decreto Legislativo

1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental y los

artículos 4.1, 16.1 y 18 del Reglamento de ejecución aprobado por Real

Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, formula la siguiente declaración

de impacto ambiental sobre el Proyecto del Salto de Jánovas (Huesca)

de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas:

La documentación ambiental aportada sobre el proyecto

"Aprovechamiento hidroeléctrico del río Ara entre Fiscal y Ainsa, y del río Cinca

entre Lafortunada y Ainsa. Salto de Jánovas", permite afirmar que este

proyecto tendrá impactos adversos significativos sobre el medio ambiente,

por lo que el órgano ambiental, a los solos efectos ambientales no considera

pertinente su construcción.

Lo que se hace público para general conocimiento, en cumplimiento

de lo dispuesto en el artículo 22 del Reglamento para la ejecución del

Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de

impacto ambiental.

Madrid, 15 de marzo de 2000.-El Secretario general, Juan Luis Muriel

Gómez.

ANEXO I

Resumen del proyecto del Salto de Jánovas

El procedimiento de evaluación de impacto ambiental se inició con

el envío de la memoria-resumen del proyecto del Salto de Jánovas, que

no es mas que una parte del denominado "Aprovechamiento hidroeléctrico

del río Ara entre Fiscal y Ainsa y del río Cinca entre Lafortunada y Ainsa".

Forman parte de este aprovechamiento, además de Jánovas, el Salto de

Hospital-Lespuña, ya construido y en explotación, las presas de Boltaña,

de Escalona y de Fiscal, así como los canales de Escalona y de Boltaña,

su depósito regulador, la central de Ainsa, y el canal y central de Fiscal.

El proyecto del Salto de Jánovas tiene por objeto, según la

memoriaresumen, regular las aportaciones del río Ara, compatibilizándose la

producción de energía eléctrica con las necesidades de riego y la subordinación

al sistema de los embalses de Mediano y Grado.

El Salto de Jánovas aprovecha el desnivel existente entre el embalse,

cuya cota máxima es la 710, y el desagüe de la central, a la cota 599,

resultando un salto bruto de 111 metros.

La Presa de Jánovas se encuentra situada en el congosto del mismo

nombre, junto al pueblo abandonado de Jánovas, y es de tipo gravedad,

con altura total desde cimientos de 85 metros, dando lugar a un embalse

de 189 hectómetros cúbicos, con una superficie a la cota 710 de 647 Has

y una longitud de 8 Kms.

La central está situada 5,5 Km. aguas abajo de la presa, a la que se

une por una galería de conducción de 3.616 m de longitud y 4,5 m de

diámetro.

Resulta inundada la carretera N-260 "Eje Pirenaico" en una longitud

de 7,1 Km., por lo que sería necesario construir otra por encima de la

cota 710.

ANEXO II

Relación de consultados y respuestas recibidas

Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Presidencia de la Diputación General de Aragón.

Dirección General de Ordenación del Territorio. Departamento de

Ordenación Territorial, Obras Públicas y Transportes.

Confederación Hidrográfica del Ebro.

Servicio de Investigación Agraria. Departamento de Agricultura,

Ganadería y Montes.

Dirección General de Conservación del Medio Natural. Departamento

de Agricultura, Ganadería y Montes.

Departamento de Cultura y Educación.

Cortes de Aragón. Grupo Parlamentario. Convergencia Alternativa de

Aragón-Izquierda Unida.

Gobierno Civil de Huesca.

Diputación Provincial de Huesca.

Ayuntamiento de Huesca.

Ayuntamiento de Fiscal.

Ayuntamiento de Boltaña.

Ayuntamiento de Jánovas.

Ayuntamiento de Lavelilla.

Ayuntamiento de Lacort.

Ayuntamiento de Ainsa.

Ayuntamiento de Broto.

Ayuntamiento de Javierre.

Ayuntamiento de Santa Olaria.

Ayuntamiento de Albella.

Instituto de Economía y Producciones Ganaderas. CSIC.

Instituto Tecnológico de Aragón.

Centro Regional de Investigaciones y Desarrollo del Ebro.

Instituto Pirenaico de Ecología. CSIC.

Cátedra de Biología. Facultad de Ciencias. Universidad de Zaragoza.

Fundación Ecología y Desarrollo.

Asociación de Defensa del Pirineo Aragonés.

Consejo Interregional Asociaciones Pirineo.

CODA.

AEDENAT.

ADENA.

SEO.

ICONA.

FAT.

Director general del CEDEX.

Instituto Tecnológico Geominero de España.

Asociación Española de Evaluación de Impacto Ambiental.

Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón.

Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

29 Grupos Ecologistas no consultados.

Resumen de las respuestas recibidas

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación General de

Aragón, envió dos contestaciones iguales, con distinta fecha, firmadas ambas

por el Consejero de Medio Ambiente, en las que solicita mayor precisión

en aspectos tales como la ubicación y el tamaño de las canteras necesarias,

la morfología y la ubicación de las escombreras, y la ubicación y

características del parque de maquinaria, así como el nuevo trazado de la

carretera N-260.

Expone la naturalidad del río Ara, y la influencia del proyecto en

aspectos socioeconómicos, tales como la pérdida de potencial de desarrollo de

sectores como el agrario y sobre todo el turístico, por lo que pide que

se consideren todas las alternativas posibles, entre ellas la opción cero

(no realización de la obra).

La Confederación Hidrográfica del Ebro señala que el Salto de Jánovas

es el elemento fundamental de un Plan de Construcción en los ríos Ara

y Cinca, que incluye los saltos de Fiscal, Jánovas, Boltaña-Escalona, así

como el de Hospital-Laspuña, ya construido, por lo que expone que,

siguiendo las recomendaciones del ICOLD (Comité Internacional sobre los

efectos de las Grandes Presas en el Medio Ambiente), debería incluirse en

el estudio de impacto ambiental la incidencia de los restantes saltos.

La Asociación de Vecinos Afectados por el embalse de Jánovas, envía

escrito en el que solicitan que se desista de cualquier acción y se devuelvan

sus patrimonios a los antiguos propietarios, ya que si en cuarenta y dos

años no se ha construido es porque realmente no es necesaria, ya que

no es para abastecimiento, y según escrito que cita de la Dirección General

de Obras Hidráulicas a la Comisaría de Aguas del Ebro de fecha 12 de

julio de 1983, la capacidad de regulación de Jánovas es nula.

La Dirección Provincial del Ministerio de Agricultura cita impactos

geológicos, sobre la vegetación y sobre la fauna, destacando las afecciones

a la trucha común en sus movimientos migratorios, y por encima de todo

la afección a un paisaje de gran calidad.

La Diputación Provincial de Huesca expone las afecciones al sistema

de acceso a los núcleos de población de la margen derecha del Ara, así

como las provocadas por el cambio del régimen hidráulico.

El Ayuntamiento de Boltaña considera totalmente insuficiente el caudal

ecológico propuesto, lo que afectaría gravemente a dicha población en

sus infraestructuras básicas y en el comercio, por lo que el proyecto

hipotecaría gravemente el desarrollo de la comarca ; no cree que las aguas

sean para regadío, ni que se vaya a regular nada, por lo que teme nuevas

inundaciones ; además solicita que la carretera construida sea la

Transpirenaica.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, a través del Instituto

Pirenaico de Ecología, considera especialmente grave que se hayan

efectuado obras, afirma desconocer el trazado de la nueva carretera, y cree

que se afectarán a las truchas al no haber escalas y afirma que en su

opinión se inundará Ligüerre de Ara.

La Fundación Ecología y Desarrollo, muestra su total disconformidad

con dicho proyecto, ya que no es para regulación, y tampoco para riego,

lo que producirá la destrucción irreversible del valle del Ara por el beneficio

particular de la explotación hidroeléctrica, debido a lo cual solicita el

abandono del proyecto.

ADEPA Amigos de la Tierra considera que el proyecto afectaría

gravemente al medio ambiente, a la agricultura y a la ganadería, pero

fundamentalmente al río Ara como conjunto. Además considera que se debe

tener en cuenta la nueva carretera como impacto asociado y cree que

Ligüerre será inundado.

Las Asociaciones APNAL, CODA, AEDENAT Y ADNA, por medio de 34

de sus asociaciones locales, remiten idénticas contestaciones, en el sentido

de considerar al Ara como el último río aragonés sin regular, cita la

destrucción de tierras y pueblos y el informe del Defensor del Pueblo apoyando

la restitución de las tierras a sus antiguos propietarios, así como el proyecto

de Parque Nacional y el ecoturismo en pleno desarrollo como incompatibles

con el pantano.

El Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza, expone

la afección del proyecto a las comunidades animales y vegetales del Ara,

que es un río sin regulación desde su nacimiento hasta su desembocadura

en el Cinca, con buenas poblaciones de trucha común y de barbo de cola

roja, que se verían seriamente afectadas por el proyecto, por lo que aconseja

un buen estudio del caudal ecológico.

Cita dos parejas de Aguila Real, Halcón Peregrino, Buho Real, Collalba

Gris, Roquero Rojo y Roquero Solitario, todas ellas catalogadas como de

interés especial en el Real Decreto 439/1990 e incluidas en el anexo I

de la Directiva 79/409. Además, en la zona se encuentra una pareja de

Quebrantehuesos, catalogada "En peligro de extinción".

El Instituto Tecnológico Geominero destaca la alteración de la dinámica

erosión-sedimentación, los procesos erosivos derivados de la construcción

de la presa y de sus infraestructuras asociadas, así como la inducción de

inestabilidades y los impactos derivados de la modificación de usos del

suelo y sobre todo sobre la fauna y la flora asociadas al río.

La Chunta Aragonesista, Rolde de Ecología y Medio Ambiente sugiere la

conveniencia de retirar el proyecto ya que la memoria-resumen carece

de contenido ambiental y está confeccionada sobre una cartografía

desfasada, lo que produce significativas diferencias en la zona inundada según

se utilice una cartografía u otra.

La Asociación Naturalista Ansar-Sobrarbe considera que el Ara es el

río pirenaico más largo que no es explotado hidroeléctricamente, siendo

el mejor testigo de una dinámica fluvial muy completa.

Además está situado entre dos Espacios Naturales, el Parque Natural

de Guara y el Parque Nacional de Ordesa-Monte Perdido, lo que debería

hacerle acreedor de algún tipo de protección acorde con las necesidades

reales de los animales de gran movilidad.

Expone asimismo, que las tierras a inundar son de gran calidad, que

la rentabilidad eléctrica será muy baja, y que no se regula prácticamente

nada frente a Mediano y Grado.

Finalmente, afirma que la construcción de la presa afectará gravemente

a especies tan importantes como la trucha y la nutria, y por supuesto

cercenará las perspectivas de desarrollo del turismo verde en la zona.

La Coordinadora en Defensa del Valle del Ara y en solidaridad con

los afectados por Jánovas cita las especies piscícolas de la zona y el caudal

mínimo para que no se vean afectadas ; solicita un estudio del paso de

animales de Ordesa a Guara y del destino de los posibles escombros

producidos por el embalse y la nueva carretera.

La Asociació per la Defensa dels Animals i la Natura vuelve a defender

al río Ara como el último río pirenaico sin regulación y que sería dividido

en dos por el proyecto, afirma que no está justificada la inversión y que

perjudicaría al ecoturismo, citando finalmente el dictamen del Defensor

del Pueblo en el sentido de devolver las tierras a sus antiguos propietarios.

El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón no presenta

contestaciones a las consultas, pero solicita al Ministerio de Obras Públicas

Transportes y Medio Ambiente la paralización de las obras de Jánovas

hasta que no se publique la correspondiente declaración de impacto

ambiental.

ANEXO III

Atestado número 32 de 1994, instruido por el Servicio de Protección

de la Naturaleza de la Guardia Civil (resumen)

Se instruyeron las diligencias el día 9 de junio de 1994, las obras

comenzaron el 10 de diciembre de 1993, la empresa propietaria es "Eléctricas

Reunidas de Zaragoza, Sociedad Anónima", y la empresa adjudicataria

es "Áridos y Hormigones Vidal, Sociedad Anónima".

Las obras consisten en: Construcción de caminos de acceso a

escombreras, puente de tubos, canal de desvío, camino de acceso aguas abajo,

preataguía, ataguía y contrataguía.

Conclusiones del informe:

Los trabajos corresponden al "Proyecto de Obras Auxiliares y

Complementarias para la construcción de la Presa de Jánovas en el río Ara".

Este proyecto se realizó siguiendo las órdenes dadas por la Dirección

General de Calidad de las Aguas del Ministerio de Obras Públicas,

Transportes y Medio Ambiente, por Resolución de 31 de julio de 1993.

El proyecto fue aprobado por la citada Dirección General con fecha 14

de octubre de 1993, lo que hace suponer que, anteriormente a su

aprobación, se hayan evaluado los efectos medio ambientales, ya que estos

trabajos implican riesgos de degradación del medio ambiente, y por lo

tanto obligan a ello el artículo 90 de la Ley de Aguas y el 236 del Reglamento

del Dominio Público Hidráulico.

Para la citada evaluación se requiere informe del Departamento de

Medio Ambiente de la Diputación General de Aragón.

El proyecto del Salto de Jánovas está incluido en el anexo II del Real

Decreto legislativo 1302/1986, de Evaluación de Impacto Ambiental, por

lo que está sujeto obligatoriamente al procedimiento de evaluación citado,

sin cuya declaración no pueden acometerse las obras. Las obras objeto

de informe son una parte del proyecto principal, por lo que ha sido

incumplido el Real Decreto citado.

Asimismo, las obras de construcción del camino aguas abajo han

precipitado al cauce del Ara materiales rocosos, incumpliéndose la condición

B-10.a-e) de la Resolución de la Dirección General de Calidad de las Aguas

de 31 de julio de 1993.

ANEXO IV

Resumen del estudio de impacto ambiental

En la elaboración del estudio de impacto ambiental se considera que

el objetivo fundamental del proyecto es el aprovechamiento hidroeléctrico

(estimado en 107 Gwh en la alternativa A y en 77 Gwh en la B), la regulación

de riego y el control de las avenidas. En principio el régimen de

aprovechamiento hidroeléctrico de producción óptima es el de funcionamiento

en horas punta.

Se ha contemplado como alternativa B el emplazamiento de la central

a pie de presa, siendo la solución original para la ubicación de la central

la alternativa A. En la alternativa B, por lo tanto, no existirán ni la galería

de conducción ni la chimenea de equilibrio y la tubería forzada quedaría

parcialmente embebida en el hormigón de la presa.

La fase de construcción dará lugar a ruidos, gases y polvo, y la de

funcionamiento a la disminución de la insolación y el aumento de escarcha

y rocío debido a la aparición de nieblas, que también producirá una

dulcificación de las temperaturas extremas.

En la alternativa A no se verán afectadas las "costillas" del congosto

de Jánovas. En los desembalses rápidos pueden producirse pequeños

derrumbes hacia el embalse, así como pequeños sismos inducidos en los

períodos de explotación iniciales.

Se producirá una pérdida de suelo fértil, fundamentalmente pastos

y forrajes, debida al anegamiento, cuyas oscilaciones darán lugar también

a la formación de la banda árida.

Sobre el agua embalsada pueden producirse fenómenos de

eutrofización, que serán oligotróficos respecto al fósforo, y eutróficos respecto al

nitrógeno, con los niveles actuales de estos elementos.

Los aterramientos iniciales se han estimado en 0,31 Hm3/año.

La incidencia de la inundación del vaso sobre las formaciones vegetales

va a ser alta, con una pérdida permanente e irreversible de las condiciones

naturales.

Las especies protegidas de aves afectadas por el proyecto son las

siguientes: Gavilán, Curruca mirlona, Ratonero común, Azor, Pito real,

Carbonero garrapinos, Chochín, Alcotán, Cárabo común, Pico picapinos,

Búho chico, Águila calzada, Martín pescador, Lavandera cascadena, Mirlo

acuático, Águila real, Buitre leonado, Quebrantahuesos barbudo, Roquero

solitario, Vencejo real, Treparriscos, Lechuza, Búho real, Cuervo.

Entre los mamíferos afectados, son especies protegidas, la Ardilla

común y la Nutria, aunque se citan también el Jabalí y la Liebre.

Entre los anfibios y reptiles, son especies protegidas el Tritón jaspeado,

Sapo partero, Tritón palmeado, Culebra viperina, Lagarto verde.

Las comunidades piscícolas afectadas, debido fundamentalmente a la

alteración del macrobentos fluvial, son: Barbo de montaña, Madrilla,

Bermejuela, y sobre todo la Trucha común, de la que se ha comprobado la

existencia de ejemplares de gran tamaño, así como importantes

movimientos migratorios estacionales.

El caudal ecológico propuesto es de 2,1 m3/s, de octubre a mayo, y

de 3,9 m3/s, de junio a septiembre.

En lo que se refiere a impactos socioeconómicos, la pérdida en

agricultura y ganadería, así como las tensiones sociales ligadas a la

expropiación llevada a cabo, se verán compensadas por los beneficios sobre

el empleo, el aumento del valor añadido, la mejora y ampliación del

suministro eléctrico, la protección contra avenidas, las posibilidades de usos

recreativos y los ingresos debidos a cánones y otros, en el municipio de

Fiscal.

El patrimonio histórico-artístico sufriría un gran impacto, que deberá

aminorarse conservando mediante traslado los edificios catalogados, y

sometiendo a imprimación el puente de Lacort para que se conserve bajo

las aguas.

La alternativa seleccionada desde el punto de vista medio ambiental

es la alternativa A, es decir con la central ubicada 5,5 Km. aguas abajo

de la presa.

Se ha realizado la matriz de impactos siguiendo las recomendaciones

del ICOLD.

Las medidas correctoras a nivel de estudios previos consisten en un

estudio complementario de productividad piscícola en época estival y en

la determinación del caudal de circulación a través del nivel de acarreos,

para determinar correctamente los caudales ecológico y circulante mínimo.

A nivel de proyecto se propone el diseño de tomas de agua a distintos

niveles, la construcción de un embalse de cola y el cambio de diseño de

determinadas estructuras auxiliares.

Durante la construcción, se tomarán los materiales del fondo del vaso

y se minimizarán la producción de polvo y ruidos: Asimismo se depurarán

las aguas residuales y se eliminarán las estructuras auxiliares al final

de la obra. Por otro lado se determinará una zona adecuada de freza

aguas abajo para emplearla como trampa de truchas, con el fin de

capturarlas y transportarlas rápidamente a la cola del embalse.

Se restaurará la vegetación con el menor grado de alteración del terreno,

almacenando y reutilizando los suelos fértiles.

Durante la explotación, se realizará la salida del caudal ecológico de

modo continuo, controlando especialmente los caudales en época de freza.

El Plan de Seguimiento y Control se llevará a cabo sobre los siguientes

puntos: Calidad de las aguas y nivel de eutrofización, Meteorología,

Producción piscícola, Plantaciones, Ruidos y Limpieza de rejillas.

ANEXO V

Relación de alegantes y resumen de las alegaciones

Joaquín Buisán Bara.

Asociación afectados por el Proyecto de la Presa de Jánovas.

Silvino Orús Allué y 18 más.

Asociación Ansar-Sobrarbe.

Comunidad General de Riegos del Alto Aragón.

Antonio López Lapena.

Asociación de Pescadores del Sobrarbe.

Coordinadora en defensa del Valle de Arán contra presa de Jánovas.

Miguel Guiu Royo.

MEDOFOSA.

Soledad Lera Añanos.

Carmen Benedet Colomina y 39 más.

Amigos de la Tierra ADEPA.

AEDENAT-ECOFONTANEROS.

Chunta Aragonesista.

Ayuntamiento de Fiscal.

Ayuntamiento de Boltaña.

Ansar Valle del Cinca.

Eduardo Estella Rabal y 15 más.

Colectivo Pedalea.

Diputación General de Aragón. Departamento de Cultura.

Diputación General de Aragón. Depto de Ordenación Territorial y OP.

Fernando Lampre Vitaller.

Marco Antonio Cuenca Lorencio y 3 más.

Centro de Estudios del Sobrarbe.

Asociación Naturista de Aragón ANSAR.

SOS Naturaleza.

Fundación Ecología y Desarrollo.

Mancomunidad del Sobrarbe.

Fuera de plazo:

Juan Pisco García.

Diputación General de Aragón. Depto de Medio Ambiente.

Asociación Naturalista Altoaragonesa. ONSO.

Grupo Ecologista Alborán.

Miguel A. García Ramos.

La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón protesta por la

construcción del embalse a la cota 710 metros, ya que afirma tener derecho

a que sea construido a la cota 731, por lo que solicita que la cimentación

sea realizada para permitir el recrecimiento, que sean estudiadas otras

alternativas de regulación, y que se incluya una cláusula en el condicionado

concesional que garantice que la explotación se supedite en todo momento

a sus necesidades de riego.

El Departamento de Ordenación Territorial, Obras Públicas y

Transportes de la Diputación General de Aragón, aporta las siguientes

alegaciones:

La documentación expuesta a información pública hace referencia al

proyecto de presa y carretera, pero no al del aprovechamiento

hidroeléctrico, cuyo plan de construcción se refiere a un conjunto de cuatro

embalses y tres saltos hidroeléctricos en los ríos Cinca y Ara. Por tanto

deben globalizarse los impactos producidos por todas las obras e

infraestructuras, a menos que la empresa renuncie expresamente a toda la parte

del plan que no ha sido sometida a evaluación, o, en su defecto, iniciar

un nuevo procedimiento de evaluación de impacto ambiental, esta vez

con toda la documentación completa.

Los proyectos de la presa y de la variante de la N-260, deben presentar

alternativas que permitan seleccionar las ubicaciones, tipología y trazado

mas adecuados desde el punto de vista del medio ambiente y de la

ingeniería.

Las características técnicas propuestas para la variante de la carretera

N-260 no son admisibles para una vía de carácter estatal, por lo que debería

iniciarse un procedimiento de evaluación de impacto ambiental de la

carretera con las características mínimas exigidas al resto de los tramos del

eje pirenaico: Ancho de plataforma 9 m. (carriles de 35 y arcenes de 1 m.),

radio mínimo de 120 m. en acondicionamiento de trazado y de 250 m.

en trazados nuevos, velocidad específica mínima de 60 km/h y deseable

de 90 km/h.

En su redacción actual, el estudio de impacto ambiental no debe ser

aprobado, ya que no tiene en ningún punto la necesaria profundidad para

la envergadura de la obra proyectada. Ni el inventario es correcto, ni

los impactos reales, ni las medidas correctoras apropiadas.

Después de estudiar las afecciones sectoriales en la comarca, la

conclusión a la que se llega es textualmente: "La construcción del complejo

Jánovas es claramente negativa para la comarca, y su implantación no

le aporta nada frente a un claro perjuicio que ésta ha padecido y padecerá".

Por ello si se justificara la construcción, se deberán incluir en el proyecto,

no solo un conjunto de medidas correctoras de las afecciones ambientales,

sino además una serie de medidas compensatorias a nivel comarcal.

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación General de

Aragón critica especialmente la falta de rigor y de profundidad del estudio

de impacto ambiental al tratar los apartados de fauna piscícola, de

invertebrados acuáticos, de mamíferos ligados al río, en especial la nutria y

el desmán, y de la dinámica fluvial, lo cual es inadmisible tratándose de

una obra hidráulica.

Afirma, que se ha comprobado que existen una serie de obras ya

concluidas (ataguía, contrataguía, caminos de acceso, etc.) incluso antes de

comenzar el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, que han

modificado substancialmente la realidad ambiental de la zona, y sobre

las que se han incoado varios expedientes de denuncia.

Por otra parte, encuentra que el río Ara es el único exponente de

lo que fueron los ríos pirenaicos sin regulación de sus caudales, lo cual

le hace merecedor de una consideración y protección especiales, teniendo

en cuenta que una presa es la mas grave agresión que puede sufrir un

río, y que cuando este antiguo embalse fue proyectado, la situación de

los ríos no era la misma que hoy en día, como tampoco lo eran las

necesidades de regulación y de producción hidroeléctrica.

No se realiza un estudio real de alternativas a la obra, sólo se plantea

la alternativa de central a pie de presa o a 5,5 km. aguas abajo, aunque

el estudio está hecho solamente sobre está última.

La construcción de este embalse a la cota y capacidad proyectadas

(710 m. y 189 Hm3) no tiene otra justificación posible que la producción

de energía eléctrica, ya que su escaso poder regulador lo hacen poco útil

para regadíos. Por otra parte existe ya un intenso aprovechamiento de

los ríos pirenaicos, y en particular de los de la cuenca alta del Cinca,

lo que al menos plantea serias dudas sobre la conveniencia de un nuevo

salto.

No se contempla la inclusión de algunos de los hábitats presentes,

en particular las zonas de saucedas y bosquetes ribereños, en el anexo I

de la Directiva de Habitats (92/43) CEE, ya que son fuertemente impactados

por los cambios de régimen hídrico que tienen lugar debido a los

aprovechamientos hidroeléctricos.

Se cita la presencia de nutria en la zona, pero no se habla del impacto

que la construcción de la presa tendría sobre las poblaciones de esta especie

(efecto barrera, fragmentación de poblaciones, etc.). Y por supuesto que

no se habla de medidas correctoras ni para la nutria ni para la demás

fauna presente en la zona, en particular las truchas, citando solo unas

teóricas trampas.

En ningún caso se hace referencia al impacto que supondría la

restitución de la carretera N-260, que se verá afectada por las obras del

embalse. Tampoco se habla de medidas correctoras.

Los posibles usos recreativos del embalse carecen de relevancia, ya

que embalses hay muchos, sobre todo en esta zona, pero un río como

el Ara, probablemente único en España, tiene muchos aprovechamientos

turísticos que se están viendo muy potenciados actualmente, "rafting",

piraguismo, y diversas formas de descenso de ríos, al margen de los

tradicionales, como el baño y la pesca, por lo que existen potenciales beneficios

económicos para la zona dejando el río como está. Por el contrario, el

salto hidroeléctrico en ningún caso producirá mayores ingresos para las

familias asentadas en la zona, y sí en cambio una anulación definitiva

de los recursos turísticos.

No se contemplan los posibles efectos medio ambientales de los

necesarios tratamientos de impermeabilización a que hace referencia el estudio

de impacto ambiental, y de los cuales existen precedentes en Aragón, tales

como contaminación de aguas, afecciones a zonas externas al vaso, etc.,

ni se aporta un estudio geológico adecuado.

El Departamento de Educación y Cultura de la Diputación General

de Aragón emite un informe del cual se destaca que la zona tiene una

muy baja densidad de yacimientos arqueológicos conocidos, debido a la

falta de investigaciones. Enumera a continuación los yacimientos

localizados y los no localizados. Se muestra de acuerdo con el traslado de

la Iglesia de Jánovas, de la Iglesia, Torre y Casa con molduras de Lacort,

y de la Iglesia de San Pedro y la Torre Fuerte de Lavelilla, pero manifiesta

que sería preferible trasladar también el Puente que intentar su

conservación bajo las aguas.

La Mancomunidad de Sobrarbe, formada por los 19 Ayuntamientos

de la Comarca, se queja de que sus alegaciones no son atendidas, ya que

en 1984 presentaron escrito alegatorio al "Proyecto modificado de

aprovechamiento hidroeléctrico del río Ara entre Fiscal y Ainsa, y del Río

Cinca entre Lafortunada y Ainsa" sin que hasta la fecha se haya recibido

contestación por parte de la Comisaría de Aguas del Ebro.

Considera totalmente injustificada la construcción de la presa ; en

cuanto a la regulación, por hacerlo sobradamente Mediano y Grado ; en cuanto

al regadío, por lo mismo y por no haber, capacidad de evacuación de

nuevos caudales, ya que la capacidad del canal del Cinca es inferior al

potencial regulado, así como por estar demostrado que no son viables

económicamente nuevos regadíos en Aragón, y respecto a la producción

hidroeléctrica, al no haberse cumplido las previsiones de crecimiento del

consumo, no es necesario disponer de mas capacidad de generación a

escala nacional, aunque si es necesaria una planificación a escala regional

y local, ya que el Sobrarbe, con una población de 7.000 habitantes, tenía

en 1993 una potencia instalada de 388.605 Kw, y sin embargo algunos

núcleos de población siguen sufriendo falta de suministro eléctrico.

Entienden que el futuro de la comarca debe pasar por la conservación

escrupulosa de su medio ambiente, basando su desarrollo en un turismo

blando y difuso y en el mantenimiento del sector primario, por lo que

la construcción del embalse de Jánovas sería perniciosa para el presente

y el futuro de Sobrarbe.

Considera una burla para los sobrabenses la redacción del estudio

de impacto ambiental, niega cualquier tipo de beneficio socioeconómico,

lo considera un factor de desvertebración del territorio, considera una

broma de mal gusto los caudales ecológicos propuestos, así como que se

acabará con el último cauce "natural" del pirineo aragonés y por supuesto

con la "cerrada" de Jánovas, que el ICONA inventarió en 1978 como espacio

a proteger.

Cita la Ley 11/1992, de 24 de noviembre, de Ordenación del Territorio

aprobada por las Cortes de Aragón, desarrollada por el Decreto 140/1995,

por el que se regulan las Directrices Parciales de Ordenación Territorial

de Sobrarbe, entre las que la Directriz 3.9 establece respecto al contencioso

de Jánovas: "Iniciar los trámites necesarios para que se aborde de forma

inmediata la completa ejecución de las obras o, preferentemente, que se

abandone el proyecto, revertiendo las tierras expropiadas. Además, la

Directriz 2.5 establece una serie de zonas como áreas singulares, y la zona

de Jánovas lo sería, por ser rica en endemismos florísticos y hallarse

en la misma una cortada, lo cual la adscribe al nivel 2, ambiente

montanoseco, en que resultan incompatibles los aprovechamientos hidroeléctricos.

Por último, cita informe del Defensor del Pueblo, con fecha 14 de

diciembre de 1993, del que se desprende la caducidad de la concesión y en

el que se sugiere la resolución del expediente de reversión de los terrenos

expropiados a sus antiguos propietarios.

El Ayuntamiento de Fiscal, envía un expediente de alegaciones, en

el que comienza por decir que es impresentable que un proyecto de vital

importancia para la ordenación territorial de la comarca y del municipio

se intente tramitar en las condiciones que en ese momento había, de

interinidad de las Administraciones Públicas, y con la premura que se hizo,

cuando se trataba de un proyecto que ha sido sistemáticamente demorado

durante casi cincuenta años.

Solicita que se cree empleo en la comarca, para combatir la

despoblación, de la cual ha sido principal factor el proceso de expropiación

forzosa y expulsión de los habitantes de los antiguos núcleos de Lacort,

Lavelilla y Jánovas.

Afirma que la obra que se pretende hacer va a destrozar el cauce

de uno de los pocos ríos feraces que se conservan, e imposibilitará cualquier

futuro desarrollo residencial y turístico de la zona, ya que la inundación

del valle da lugar a la aparición de un auténtico desierto demográfico

y a la desmembración de la comarca y en particular de Fiscal, ejemplo

paradigmático de las consecuencias de una planificación hidroeléctrica

ajena por completo a las consecuencias de orden territorial,

particularmente graves en este caso.

El Ayuntamiento de Boltaña presenta una cuestión previa, al afirmar

la nulidad del proceso de evaluación de impacto ambiental debido al

incumplimiento de la información pública, al no haber suministrado el proyecto

de central.

Por otro lado, considera que independientemente de lo que ocurra

en el futuro, las actuaciones realizadas hasta ahora, han provocado un

desierto demográfico entre Fiscal y Boltaña, habiendo provocado en esta

última un brutal impacto social y económico, del cual aporta las cifras,

y por lo que exige compensaciones.

Asimismo, solicita que como condición prioritaria y anterior a la

construcción del embalse, que se realice la variante de la carretera N-260 con

las mismas condiciones técnicas y parámetros de diseño que el tramo

que se está realizando entre Ainsa y túnel de Ballupor, por lo tanto se

rechaza el diseño y características de la variante sometida a información

pública.

Finalmente, quiere dejar claro que la presentación de alegaciones y

la petición de compensaciones contra un proyecto que se presenta como

ineludible, no implica que se esté asumiendo la ejecución de lo realizado

o por realizar.

La Asociación de vecinos afectados por el proyecto solicita la nulidad

de pleno derecho del expediente, por estar basado en la Resolución de

la Dirección General de Calidad de las Aguas de 31 de julio de 1993,

nula a su vez de pleno derecho, por haberse otorgado sin seguir el

procedimiento aplicable.

Señala que se perderá el último tramo de río pirenaico intacto, que

se rompe la comunicación entre Ordesa, Guara y Posets y Maladeta,

rompiendo el equilibrio ambiental y paisajístico actual, suponiendo además

la fragmentación y alteración del hábitat de las poblaciones de trucha

común, garduña, nutria, gato montés, gineta, etc., y por supuesto se verán

alteradas las comunidades de microinvertebrados, base de la producción

piscícola. Además, debido a las funciones de regulación asignadas al

embalse, la banda árida será de una gran anchura.

Además, carece de utilidad pública, ya que la regulación la hacen

sobradamente Mediano y Grado, cuya capacidad permite aún incrementar las

demandas para regadío sin contar con Jánovas.

Finalmente, y en virtud de lo anterior, solicita la paralización de las

obras y la reversión a favor de los expropiados.

Don Silvino Orús y otros 18 vecinos de Albella, Planillo y San Felices,

manifiestan que las expropiaciones han producido despoblación y afectado

a su forma de vida, y que en el futuro se inundarán parte de sus tierras

y los accesos a sus pueblos por lo que solicitan diversos tipos de

compensaciones.

La Federación Aragonesa de Pesca y Casting, solicita que se construya

la central a pie de presa, para evitar la desecación de varios Km. de río ;

asimismo solicita que en el condicionado figure la prohibición de producir

variaciones bruscas de caudal ; finaliza pidiendo que durante la

construcción de la presa se eviten los vertidos al río.

La Sociedad Naturalista MEDOFOSA, presenta una alegación a la

totalidad del proyecto por el daño irreversible que acarreará a la fauna

protegida del lugar y al hábitat en que ésta vive, al violar toda la legislación

Española y Comunitaria relativa a la protección de la fauna y de sus

hábitats. Para demostrarlo, cita el inventario del propio estudio de impacto

ambiental, así como la valoración que el mismo hace sobre el efecto sobre

la fauna de la ejecución de las obras.

La legislación que es violada es la siguiente:

Legislación Autonómica: Decretos 184/1994, de 31 de agosto, y 34/1995,

de 7 de marzo, de la Diputación General de Aragón por los que se establece

un Régimen de protección para el Quebrantahuesos y se aprueba el plan

de recuperación.

Legislación Española: Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación

de Espacios Naturales, Flora y Fauna Silvestres. Artículo 30.1 y el

consiguiente Real Decreto 39/1990, de 30 de marzo, que lo regula.

Legislación Comunitaria: Directiva Hábitats 92/1943, de 21 de mayo,

CEE, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Flora

y Fauna Silvestres.

Directiva 79/409 CEE, relativa a la Conservación de las Aves Silvestres.

ADEPA Amigos de la Tierra, se opone al proyecto, ya que la inundación

de los fondos de valle anula las posibilidades de gestión integrada del

territorio, produce el despoblamiento total y de por vida del mismo lo

que, según la doctrina de la PAC (Política Agraria Común), acarreará la

degradación definitiva e irreversible del paisaje, ya que es la población

rural el principal sustento para su conservación.

Por otra parte, la necesidad de construir una nueva carretera a cotas

superiores a la ya existente, supondría un enorme y directo impacto

negativo sobre la vegetación mediterránea existente en las laderas afectadas ;

impacto que no ha sido estudiado en conjunto con el de la presa, siendo

la carretera una actuación imprescindible e inseparable del proyecto.

Finaliza afirmando que en modo alguno queda justificado el proyecto,

ni desde el punto de vista de los regadíos, ni desde el económico.

Ansar-Valle del Cinca, alega que ya se han realizado obras, incluso

antes de iniciar el procedimiento de evaluación de impacto ambiental,

luego son ilegales, y que estas obras han producido impactos que no figuran

en el estudio.

Defiende la importancia del río Ara como último curso fluvial no

alterado de los Pirineos, lo que convierte a su ecosistema en una auténtica

rareza que debe ser conservada.

Pese a que se cita la presencia de Nutria, no se valoran los impactos

sobre su población ni se adoptan medidas correctoras de ningún tipo,

lo que supone una grave irregularidad, que puede suponer una clara

vulneración de los compromisos firmados por España con la Unión Europea,

ya que la nutria está protegida por la siguiente legislación:

Convenio de Berna (82/72/CEE), donde se declara como especie

estrictamente protegida.

Real Decreto 439/1990, del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas,

donde se declara como especie de interés especial.

Directiva 92/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats

naturales y de la flora y fauna silvestres, donde se protege a esta especie

y a su hábitat.

Decreto 49/1995, del Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón,

donde se protege a la Nutria con la categoría de sensible a la alteración

de sus hábitats.

Libro Rojo de vertebrados de España, donde se clasifica a la Nutria

en la categoría de vulnerable (según criterios de la UICN).

La realización de la presa supone tener que hacer una variante de

carretera en toda la zona inundada, lo que produciría importantes

impactos, que no son considerados.

Al caso de la nutria se pueden añadir los del Águila Real,

Quebrantahuesos, Alimoche, Treparriscos, Aguila Culebrera, y Petrocoptis

crassifolia, especie ésta última catalogada como rara en el Libro Rojo de

especies amenazadas del ICONA, y endémica de la provincia de Huesca.

En resumen, considera el estudio de impacto ambiental como

rechazable y fraudulento, y solicita que se rechace cualquier proyecto de

construcción de una presa en el río Ara.

El Centro de Estudios del Sobrarbe alega que el Patrimonio Natural

y el histórico-arquitectónico-etnográfico son el principal activo económico

de la comarca, puesto que genera una demanda creciente de usos turísticos,

recreativos y de ocio, que permitirán un desarrollo sostenido a largo plazo ;

y dentro de la comarca, el valle del Ara constituye una parte de gran

importancia, por su régimen climático, su insolación, su abundante

vegetación, su situación, entre Boltaña-Ainsa y Fiscal-Broto-Torla, unidos por

la N-260 y que el río sea uno de los escasos que se mantiene natural.

Todo lo cual es un magnífico soporte para la pesca, paseos recreativos

en el paisaje, baño, piraguismo, hostelería, 2.a residencia, incluso

asentamiento de población fija con base económica en las anteriores

actividades, con todo lo cual acabaría el embalse de una manera irreversible.

Por lo tanto, la utilidad social del proyecto no compensa las afecciones

que produce, por lo que considera que deben aplicarse las Directrices

de Ordenación Territorial del Sobrarbe (Decreto 140/1995, de 23 de mayo,

de la DGA), y abandonarse el proyecto, pudiendo considerarse otro de

menor magnitud, para el cual fija las condiciones, o, en su defecto, iniciar

los trámites para la reversión de las tierras, y redactar un Plan Especial

de Reconstrucción y Repoblación.

El Partido Político S.O.S. Naturaleza critica que el EIA estudie los

impactos aisladamente, ya que solo los considera en el vaso, y como mucho

algunos kilómetros aguas abajo, sin tener en cuenta el impacto en la

comarca, y no sólo de la presa de Jánovas, sino de los embalses que ya soporta

esta zona, nada menos que 11, y por supuesto, de los que se pretende

construir dentro de este mismo proyecto.

Nada se comenta en el EIA de que el proyecto producirá la desaparición

del último sistema fluvial de régimen natural del Pirineo y posiblemente

de la Península Ibérica, ya que el Valle del Ara constituye un Patrimonio

Biofísico imposible de cuantificar, que por estar libre de acciones

antrópicas presenta ahora mismo las características de una Reserva Natural,

con bosques de ribera, rápidos, badinas, cascadas, y remansos con una

valiosa y singular fauna: Trucha, Nutria, Desmán, Martín Pescador, Mirlo

Acuático, etc., por lo que no se pueden encontrar medidas correctoras

para paliar el brutal impacto de la construcción de la presa.

En ningún momento se ha demostrado la necesidad real y la utilidad

social de la construcción de la presa, por lo que el proyecto es totalmente

superfluo y destructivo, respondiendo a estrategias para el exclusivo

enriquecimiento de la empresa eléctrica promotora, la cual, además, teniendo

la concesión desde 1951, ni siquiera se ha replanteado la necesidad actual

de la obra, dado que las circunstancias y argumentos que pudieron

esgrimirse en aquellas fechas justificando su construcción, pudieran haber

cambiado al modificarse la realidad social.

La Fundación Ecología y Desarrollo critica que el EIA considere la

realización de la obra como una realidad inevitable, que es descaradamente

favorable a la alternativa más favorable a la concesionaria, pero que deja

5,5 Km. de cauce prácticamente muerto, ya que el caudal ecológico

propuesto en este tramo es un atentado mortal para la vida del río, lo que

representa una gran pérdida para el patrimonio natural de Aragón y de

España, debido a lo excepcional del Valle del Ara y de sus posibilidades,

y no sólo por sí mismo, ya que además es la entrada natural al Valle

de Ordesa.

Estima que los tres objetivos del proyecto son racionalmente

insostenibles, ya que carece de sentido social y medioambientalmente realizar

una inversión pública, en beneficio esencialmente de una determinada

empresa hidroeléctrica para producir una cantidad de energía fácilmente

obtenible mediante poco más de una veintena de modernos generadores

eólicos, que no requieren inversión de dinero público y que no conlleva

una degradación irreversible de un paisaje de alto valor ; por otro lado,

la cabecera del Cinca está satisfactoriamente regulada para hipotéticos

regadíos por el sistema Mediano-Grado, al que la construcción de Jánovas

no aportaría ninguna ganancia relevante ; Además resulta incomprensible

que el control de avenidas, sobre todo después de las obras de control

y encauzamiento efectuadas últimamente, por lo que, una vez más, se

utiliza este objetivo como una retórica al servicio de intereses no

confesados.

La Asociación Naturalista Altoaragonesa ONSO, niega la justificación

del proyecto, ya que, reconociendo el interés de la producción de energía

eléctrica, optan por que se haga por el método de las Minicentrales

Hidroeléctricas, y se oponen a almacenar agua para riego, debido

fundamentalmente a la reducción de las actuales previsiones de puesta en regadío

de nuevas tierras y a la Política Agraria Comunitaria, que, al contrario,

fomenta el abandono de tierras, así como la "extensificación" de los cultivos.

Respecto al control de avenidas, la solución, como la experiencia está

demostrando, es dejar actuar al río, único y último ejemplo de como debería

ser un río pirenaico, sin modificar sus estructuras ; por lo tanto, considera

el proyecto como innecesario y perjudicial para la flora, fauna, patrimonio

histórico-cultural y socioeconomía de la comarca ; no menciona el impacto

de la nueva carretera ; se plantean por el propio estudio posibles fallos

geológicos, al no aparecer ningún estudio sobre la posibilidad de

deslizamientos o movimientos tectónicos en la zona de la presa.

Por lo tanto, solicitan, la denegación de la validez del EIA, la

paralización del proyecto por el enorme impacto negativo que causará, la

restitución del cauce por las obras ilegales efectuadas en él, la sanción de

los responsables y la devolución de las tierras expropiadas a sus

propietarios.

El Colectivo Pedalea, la Coordinadora en Defensa de Valle del Ara,

y don Miguel Guiu Royo, presentan alegaciones idénticas en forma de

un extenso estudio, que comienza afirmando que la construcción de

embalses es uno de los más dramáticos y extendidos impactos humanos, por

lo que se ha acentuado recientemente la necesidad de preservar cursos

fluviales naturales, sobre todo en España, ya que las grandes cuencas

del Duero y del Ebro aparecen dentro de las más perturbadas del mundo.

La excepción la constituye el Ara, último río salvaje del Pirineo

Aragonés, milagrosamente preservado, junto con sus afluentes, desde su

nacimiento hasta su desembocadura, y que salva, mediante los más variados

hábitats acuáticos, litológicos y geomorfológicos, un desnivel de más de

2.500 m en un recurrido de 60 Km., reuniendo en su corredor fluvial

la mayor biodiversidad de todo el Pirineo Central, y siendo además,

continuación geográfica del Valle de Ordesa.

El estudio de impacto minusvalora claramente las afecciones por

ruidos, a las condiciones climáticas locales, a la geomorfología y al paisaje,

además de que se producirán pequeños derrumbes de las laderas en los

desembalses rápidos ; por otro lado, se han depositado ya importantes

volúmenes de tierras en el cauce, y las tierras, de labor, que antes de

la expropiación eran unas de las más fértiles de toda la comarca, se han

degradado considerablemente.

La dinámica general del río se verá afectada por las fluctuaciones

repentinas en el nivel y velocidad de las aguas, por la disminución de caudal,

que, al proceder del hipolimnión, tendrá menos concentración de oxígeno

y mayor de materia orgánica, así como menor temperatura ; asimismo

aumentará el riesgo de eutrofización y el caudal ecológico propuesto restará

naturalidad al río y empeorará la calidad de las aguas, sobre todo en

el periodo estival, por los vertidos de Boltaña y Ainsa, para los que no

se alcanzará el caudal de dilución.

Además de las afecciones mas amplias a la flora, se producirá la pérdida

total del bosque de ribera en 6 a 8 Km., y podría sufrir graves alteraciones

la población conocida mas meridional de Europa de Petrocoptis crassifolia,

endemismo exclusivo del Pirineo.

Entre las especies de fauna terrestre afectadas es especialmente

sensible la Nutria, y también se verán afectados el Gato montés, Gineta,

Garduña, Tritón pirenaico y Desmán de los Pirineos, que está en peligro de

extinción.

Las aves especialmente afectadas son el Martín Pescador, Alimoche,

Treparriscos, Acentor alpino, Aguila culebrera, Aguila real y

Quebrantahuesos.

La fauna acuática está representada por la trucha, emblemática por

su interés turístico, debido al tamaño de algunos ejemplares, y de que

existe un coto de pesca sin muerte, que se verá afectada por las

mencionadas variaciones de caudal de temperatura y de calidad de las aguas,

que afectan a su vez a la microfauna de la que se alimenta dicha especie.

El impacto sobre el paisaje es muy alto, por estar muy bien conservado

y ser de gran calidad, por el alto grado de visibilidad y accesibilidad,

sobre todo en verano y aún más cuando se acabe el "Eje Pirenaico", aunque

el nuevo trazado de esta carretera para sustituir al tramo que resulta

inundado, tendrá un impacto añadido, ya que se propone a la cota 740,

para permitir un posible recrecimiento del pantano.

El impacto socioeconómico consiste en la desvertebración del territorio,

en la disminución del empleo a largo plazo, aunque a corto aumente, por

la obra, ya que las expectativas turísticas disminuirán drásticamente. Y

cita el caso de Liguerre, Javierre y Santa Olaria, profundamente afectadas

en su desarrollo normal por vivir bajo la amenaza del recrecimiento del

pantano a la cota 730, aunque la propuesta actual de 710, también afecta

a Liguerre.

A petición de los afectados el Defensor del Pueblo emitió una resolución,

enviada al MOPTMA, que consideraba la caducidad de la concesión, y

solicitaba la reversión de los terrenos expropiados, que fue desestimada

sin rebatir ninguno de sus argumentos.

En lo que respecta al patrimonio histórico artístico, cita los edificios

afectados en Jánovas, Lavelilla y Lacort, destacando el "batán" de esta

última, y el puente, cuya propuesta de imprimación y conservación bajo

las aguas es considerada de un cinismo absoluto.

Respecto a la justificación del proyecto opina que para obtener energía

hidroeléctrica, una presa de tales dimensiones no es tan rentable con

un sistema de minicentrales, mediante la desviación de aguas por canales

hasta conseguir saltos equivalentes al propuesto, el cual sería de una

escasísima aportación a la regulación efectuada por Mediano-Grado, la

protección frente a avenidas sería mínima, y en el marco actual de la Política

Agraria Comunitaria que fomenta el abandono de tierras, sería

prácticamente inútil, sobre todo teniendo en cuenta la escasa rentabilidad de

los nuevos regadíos, y sobre todo, el fracaso de Monegros.

La matriz general de impactos que manejan los alegantes es totalmente

diferente a la del estudio de EYSER, ya que los impactos obtenidos son

en su mayoría negativos, y no está considerado el impacto de la nueva

carretera, que merece un estudio aparte, ni se valora la pérdida del último

gran río Aragonés, ni los valores naturales de la zona, especialmente la

nutria y el quebrantahuesos, además de la "cerrada" de Jánovas, que

aparece inventariada por el ICONA (1978).

La Chunta Aragonesista, Ansar-Sobrarbe, y AEDENAT-Ecofontaneros,

presentan escritos de alegaciones básicamente idénticos, basados

fundamentalmente en el estudio presentado en la alegación anterior.

El Grupo Ecologista Alborán y 22 personas, presentan alegaciones

idénticas, que son un resumen del estudio citado en el apartado anterior.

ANEXO VI

Alegaciones, informes y escritos recibidos con posterioridad

a la recepción del expediente

La Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, envió el texto del

Decreto 184/1994, de 31 de agosto, de la Diputación General de Aragón,

por el que se establece un régimen de protección para el quebrantahuesos

y se aprueba el Plan de Recuperación, cuyo texto asimismo se adjunta

en su anexo 1, junto con el plano de las áreas críticas, en el que se observa

que Jánovas está situado en el centro del área crítica número 21.

El Ayuntamiento de Boltaña envía certificado de que en sesión ordinaria

fue adoptado el acuerdo de oponerse frontalmente a la construcción del

embalse de Jánovas, ya que ello supondría para el Municipio y la Comarca

a la que pertenece, pagar injustamente un precio aún mayor que el ya

soportado, haciendo irreversible la despoblación de la ribera del Ara y

destruyendo el último río virgen del Pirineo.

SEO. Sociedad Española de Ornitología, envía un informe en el que

se afirma que la zona afectada, además de sus propios y elevados valores

naturales y ecológicos, está estratégicamente situada como corredor

biológico entre tres importantes espacios naturales protegidos, el Parque

Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y los Parques Naturales de Guara

y Posets-Maladeta, estando además dentro del Área Importante para las

Aves número 167 "Oturia-Canciás", que forma parte del inventario

reconocido como instrumento de trabajo (referencia SFF3) de la Comisión

de las Comunidades Europeas, y considerado referencia científica válida

por el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

Todas las especies que cita, están incluidas en el anexo I de la

Directiva 79/409/CEE, por lo que el Estado Español, en aplicación del artículo 4,

está obligado a disponer "... medidas de conservación especiales en cuanto

a su hábitat, con en fin de asegurar su supervivencia y su reproducción

en su área de distribución". Además, las especies mencionadas, excepto

la Perdiz Pardilla, están incluidas en el Catálogo nacional de Especies

amenazadas. En concreto, el Quebrantahuesos, está catalogado como "en

peligro de extinción", y el resto está catalogado como de " interés especial",

lo que implica la obligación del Estado Español de disponer "acción urgente

e inmediata para garantizar su conservación" en el caso del

Quebrantahuesos, y "medidas especiales de conservación" para el resto.

En la zona se ha detectado además la presencia regular de Nutria,

lo que hace especialmente importante el tramo medio del río Ara como

área de paso de esta especie hacia los tramos altos en el Parque Nacional

de Ordesa. La Nutria está incluida en el anexo II de la Directiva 92/43/CEE

relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna

silvestres. asimismo figura en el Catálogo nacional de Especies Amenazadas

como "de interés especial", y en el Catálogo de Aragón aparece como

"sensible a la alteración del hábitat". Por su parte, el Libro Rojo de los

Vertebrados de España clasifica el estado de conservación de las poblaciones

de Nutria como "vulnerable", y reseña que es escasa en el Alto Pirineo.

Por lo tanto, el Estado Español y el Gobierno de Aragón están obligados

a disponer medidas especiales de conservación para las poblaciones de

Nutria.

En cuanto a vegetación, el proyecto supondría la inundación de masas

de bosques de ribera y de bosque esclerófilo mediterráneo, ambos incluidos

en el anexo I de la Directiva 92/43/CEE, lo que los identifica como hábitats

de interés comunitario, destacando que el Gobierno de Aragón ha

propuesto como Lugar de Interés Comunitario (LIC), una pequeña zona, muy

próxima, denominada "Río Ara (Ribera de Fiscal)" (referencia

ES34100020), cuyos hábitats no tienen ninguna diferencia significativa

con los del área que se vería afectada, que está calificada igualmente para

ser incluida en la propuesta de LIC's.

La magnitud real de la actuación, en cuanto a sus efectos ambientales

negativos y a la vulneración de la legislación en materia de protección

de la naturaleza solo podrá estimarse mediante el análisis de los efectos

acumulativos de todos los proyectos que forman el Complejo Jánovas,

y los directamente relacionados, según está previsto en el artículo 6 de

la Directiva 92/43/CEE.

Asimismo, se discute la validez de los objetivos y la justificación del

proyecto, al haberse cambiado la finalidad hidroeléctrica por la de regadíos,

estos mismos discutidos en cuanto a su extensión y justificación respecto

a la rentabilidad económica.

Acaba solicitando que se resuelva una declaración de impacto ambiental

en sentido negativo.

Patrice de Bellefon, Secretario de Monte Perdido, Patrimonio Mundial,

notifica que en diciembre de 1997 la UNESCO ha declarado "Patrimonio

de la Humanidad" en su doble aspecto, natural y cultural, al área del

Macizo del Monte Perdido, cuya vertiente sudoeste desde el Vignemale

(3.300 msnm) hasta Ainsa (530 msnm), constituye el valle del Ara, que

es, además el corredor natural que delimita y da acceso al área, y que

dado que el embalse de Jánovas afecta a los 10 Km. centrales de dicho

valle, su construcción supondría un impacto muy negativo para la

conservación del Monte Perdido y sus valles perimetrales.

El Comité Español MAB (Hombre y Biosfera) envía texto del acuerdo

adoptado en el pleno número 36, por el que se hace saber a los organismos

y autoridades competentes que la cuenca del río Ara, de indudable

importancia desde un punto de vista escénico, ecológico y socioeconómico como

fuente de esparcimiento y ecoturismo, es la única y última del Pirineo

de una cierta consideración que no ha sido afectada por actividades

humanas, por lo que la construcción de la presa de Jánovas, cuya justificación

es cuestionable, afectaría de una forma irremediable a sus ecosistemas.

Por lo tanto, el Comité hace un llamamiento para que se tome en cuenta

lo dicho y se posponga la construcción del citada presa y se garantice

la conservación de la cuenca del río Ara.

El Ayuntamiento de Fiscal envía una Moción Institucional del Pleno

de la Corporación, por la que reivindica el desbloqueo definitivo y urgente

del proyecto de embalse de Janovas que posibilite de una vez por todas

la restitución y vertebración del territorio y la tranquilidad para sus gentes.

A tal fin, exige: O que se abandone el proyecto, con restitución a los antiguos

propietarios de los pueblos y tierras expropiados y restitución asimismo

de todos los servicios y comunicaciones paralizadas durante años, o que

se ejecute el proyecto con tres condiciones innegociables: construcción

a la cota 710, y con anterioridad o simultáneamente ejecución de los tramos

Sabiñánigo-Fiscal y Fiscal-Túneles de Baluport del eje pirenaico con nuevo

proyecto, este último por debajo de la cota 730, restitución integral de

los servicios de todos los pueblos del municipio, y nueva comunicación

con salida por corona de presa de los pueblos de la margen derecha del

río Ara.

ANEXO VII

Documentación complementaria

La documentación complementaria fue entregada el 27-10-98, y se

refiere en primer lugar a las afecciones al ecosistema acuático, haciendo un

análisis de dicho hábitat y de la ictiofauna y estudiando el efecto barrera

y sus medidas correctoras alternativas, para pasar a proponer el método

de los capturaderos aguas abajo y arriba con el consiguiente transporte

y suelta, analizándose finalmente la conveniencia de establecer barreras

para especies alóctonas, considerándose innecesarias.

Con objeto de determinar el caudal ecológico con la mayor precisión

posible se ha utilizado tanto el método PHABSIM (Phisical Habitat

Simulation), como el método del Caudal Básico, habiéndose obtenido resultados

casi coincidentes para los valores mínimos absolutos (2,3 m3/s según

PHABSIM, y 2,4 m3/s según Caudal Básico), aunque para modular el caudal

mes a mes se ha utilizado este último.

Se incluye un estudio de las afecciones producidas por la variante de

la carretera N-260, prevista para reponer el tramo que resultaría inundado

si se construyese dicha presa, aunque se utiliza la solución que figura

en el Proyecto de Construcción de la Presa de Jánovas, de la que se dice,

citando a la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón que en

la práctica no debería tener lugar, y su inversión incluirla en la variante

definitiva construida como "Eje Pirenaico".

El mencionado estudio de afecciones a la fauna se refiere sólo al

quebrantahuesos, del cual la Fundación para su Conservación ha efectuado

un informe que indica que la carretera atraviesa el Área Crítica número

21, Ferrera-Santa Marina, que se debe restringir la utilización de explosivos

durante la época critica de la nidificación, y que las estructuras auxiliares

no se construirán en dicha Área Crítica. La conclusión que el estudio

establece es que la nueva carretera es compatible en relación a la

conservación del quebrantahuesos, aplicando las medidas correctoras

indicadas.

En relación a la aplicación de la Directiva 92/43/CEE, y utilizando

información del inventario aragonés de habitats de interés y prioritarios,

el estudio establece que la variante discurre en sus primeros metros por

una zona delimitada como hábitat de interés (no prioritario) del tipo de

los encinares y carrascales, Buxo sempervirentis-Quercetum rotundifoliae,

y que dado que la superficie afectada es escasa, y que la formación no

es rara en la zona, se concluye que el impacto originado es bajo.

Sobre las afecciones a la fauna por los tendidos eléctricos, la ya

mencionada Fundación Quebrantahuesos, propone que el trazado de menor

riesgo es el que transcurre por el fondo del cañón de Janovas, siguiendo

el trazado de la carretera N-260.

Sobre las afecciones a la vegetación por los tendidos eléctricos,

utilizando información de la Dirección General del Medio Natural de la

Diputación General de Aragón, se concluye que se verán afectados dos tipos

de hábitats de interés: Buxo sempervirentis-Quercetum rotundifoliae (2.500

metros) y Rubio tinctorum-Populetum albae (1.000 metros), y dado que

la superficie afectada es escasa y que las formaciones no son raras en

la zona, se considera el impacto como bajo.

Se ha analizado asimismo el efecto de las obras auxiliares y el ruido

generado por las obras de construcción de la presa sobre el

quebrantahuesos, y de acuerdo con el informe de la fundación antes mencionada,

se concluye que las obras auxiliares y complementarias se sitúan en el

Área Crítica número 21, Ferrera-Sta. Marina, por lo que debe restringirse

la utilización de explosivos durante la época critica de la nidificación.

En dicha documentación, también se incluye un informe de la

Confederación Hidrográfica del Ebro en el que se concluye que los saltos de

Fiscal, Jánovas, Hospital-Laspuña y Boltaña-Escalona, están

operativamente unidos, mediante un Plan de Construcción que establece una íntima

correlación entre su ejecución, pero que al tener inscripciones registrales

separadas, por ser independientes concesionalmente, la tramitación de

la declaración de impacto ambiental de Jánovas no hay inconveniente

en que se realice de forma separada a la de los restantes saltos.

Asimismo se incluye un certificado del Secretario del Gobierno de

Aragón sobre acuerdo de la Diputación General de Aragón, que literalmente

dice:

"Se acuerda: Primero.-Informar favorablemente el estudio de impacto

ambiental de los proyectos de la presa y del aprovechamiento hidroeléctrico

de Jánovas (Huesca). Segundo.-Interesar del Ministerio de Medio Ambiente

que realice con urgencia todos los trámites necesarios para permitir el

inicio de las obras."

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid