Está Vd. en

Documento BOE-A-2001-20166

Resolución de 15 de septiembre de 2001, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, contra la negativa del Registrador de la Propiedad de Nules número 1, don Gabriel Gragera Ibáñez, a practicar una anotación preventiva de embargo, en virtud de apelación del Registrador.

Publicado en:
«BOE» núm. 259, de 29 de octubre de 2001, páginas 39498 a 39499 (2 págs.)
Sección:
III. Otras disposiciones
Departamento:
Ministerio de Justicia
Referencia:
BOE-A-2001-20166

TEXTO ORIGINAL

En el recurso gubernativo interpuesto por la Procuradora de los

Tribunales, doña Alicia Suau Casado, en representación de la Caja de Ahorros

y Pensiones de Barcelona, contra la negativa del Registrador de la

Propiedad de Nules número 1, don Gabriel Gragera Ibáñez a practicar una

anotación preventiva de embargo, en virtud de apelación del Registrador.

Hechos

I

El 5 de septiembre de 1996, la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona

interpuso demanda de juicio ejecutivo contra "quienes resulten ser

herederos de don Pascual M. V." y contra doña Vicenta M. G., en base a una

póliza de préstamo formalizada por esta última y su esposo don Pascual

M. V., quien en el momento de interponer la demanda ya había fallecido,

desconociéndose la identidad de los herederos. Por auto de fecha 13 de

septiembre dictado por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de

Villarreal, se acordó despachar ejecución contra los bienes de los

demandados, procediéndose con fecha 6 de febrero de 1997 al embargo de los

bienes de doña Vicenta M. G. y de los herederos de don Pascual M. V.,

realizándose el embargo de forma personal a doña Vicenta M.G y a los

herederos mediante cédula que se entregó a la citada señora. Con

posterioridad, el 4 de marzo de 1997, se realizó por publicación en el "Boletín

Oficial de la Provincia de Castellón", el embargo de los bienes de quienes

resulten ser herederos de don Pascual M. V. y cuyas fincas registrales

eran la 12853, 12864, 7215, 4137, 16715, 19833 y 18017, todas ellas del

Registro de la Propiedad número 1 de Nules. Ciñéndonos a las fincas

que son objeto de recurso, la finca registral 4.137 aparece inscrita a nombre

de doña Vicenta M. M. por título de herencia al fallecimiento de don Pascual

M. V. La finca registral 19.833 aparece inscrita a favor de doña Vicenta

M. M. en cuanto a una cuarta parte indivisa por herencia de don Pascual

M. V. y en cuanto a tres cuartas partes indivisas por compra a los demás

coherederos con carácter privativo. La finca 18.017 aparece inscrita a

favor de don José Luis. M. M. en cuanto a una cuarta parte indivisa por

herencia de don Pascual M. V. y las tres cuartas partes restantes por

compra a los coherederos estando separado judicialmente. Las restantes

fincas aparecen inscritas a favor de otras personas por título distinto

al de herencia.

II

Presentado con fecha 25 de marzo de 1997 mandamiento judicial de

fecha 23 de julio de 1997, dictado por el Juzgado de Primera Instancia

número dos de Nules, para que se procediese a la anotación preventiva

del embargo trabado sobre los bienes de "quienes resulten ser los herederos

de don Pascual M. V.", fue calificado con la siguiente nota: "Suspendida

la anotación a que se refiere el precedente mandamiento, en cuanto a

la finca 7.215 por estar situada dentro del dominio público marítimo

terrestre, y ser su naturaleza inembargable. En cuanto a la finca 19.833 de

la que es titular del usufructo vitalicio Vicenta M. G., por haberse ya

practicado la anotación de embargo el 7 de marzo de 1997, al tomo 1.353

libro 317 de Nules, folio 212 anotación letra I. Y en cuanto a las restantes

fincas porque hallándose dividida y adjudicada la herencia de don Pascual

M. V. a herederos determinados, es necesario que el procedimiento vaya

dirigido contra los mismos, (titulares registrales). Contra la presente nota

de calificación puede recurrirse en plazo de cuatro meses desde la fecha

de la misma, ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad

Valenciana, de conformidad con los artículos 112 y siguientes del Reglamento

Hipotecario, sin perjuicio de los recursos jurisdiccionales que

correspondan sobre la nulidad o validez del título. Nules, 16 de septiembre de 1997.

El Registrador. Firma ilegible".

III

La Procuradora de los Tribunales doña Alicia Suau Casado, en nombre

y representación de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, interpuso

contra la nota de calificación, recurso gubernativo y alegó: Que se recurre

la última parte de la calificación. Que el Registrador no debe decidir en

su calificación si la demanda está o no correctamente interpuesta. Que

la demanda no se dirige contra personas determinadas, pues se desconoce

la identidad de los herederos (sentencia de la Audiencia Provincial de

Valencia de 30 de septiembre de 1992). Que hay que tener en cuenta lo

establecido en el artículos 166 del Reglamento Hipotecario, y que si algún

defecto tiene el mandamiento es el de no hacer constar la fecha de

fallecimiento del causante.

IV

El Registrador en su informe de defensa de la nota argumentó lo

siguiente: Que la nota de calificación recurrida debe entenderse referida a las

fincas 4.137, 19.833 y 18.017 y no a las restantes fincas inscritas con

anterioridad a favor de terceros por compraventa. Que al tiempo de

interponer la demanda hay herederos ciertos y determinados. Que del artículo

24 de la Constitución y de los principios de tracto sucesivo y legitimación

registral (artículos 20 y 38 de la Ley Hipotecaria) se deduce que para

poder anotar un embargo, es preciso que el procedimiento se dirija contra

el titular registral. Que no estamos ante un supuesto de herencia yacente,

sino dividida y adjudicada, no siendo de aplicación el artículo 166 del

Reglamento Hipotecario. Que la liquidación de la sociedad de gananciales

y la partición de la herencia no son obstáculo para que los acreedores

cobren sus créditos. (artículo 1.003, 1.084 y 1.401 del Código Civil). Que

la calificación del Registrador se ha hecho conforme al artículo 100 del

Reglamento Hipotecario, pues la circunstancia de que el procedimiento

en que se decreta el embargo no se haya dirigido contra el titular registral,

implica un obstáculo que surge del propio registro.

V

El Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de

Valencia estimó parcialmente el recurso y confirmó la nota del Registrador,

fundándose en sus alegaciones, en cuanto afecta a las fincas registrales

16.715, 12.864 y 12.853, desestimándolo en cuanto a lo que afecta a las

fincas registrales 4.137, 19.833 y 18.017, respecto de las se ordena la

anotación de embargo fundándose en que queda acreditado por las propias

inscripciones registrales que los herederos de don Pascual M. M. son los

titulares de dichas fincas por título de herencia.

VI

El Registrador de la Propiedad apeló el auto presidencial

manteniéndose en sus alegaciones.

Fundamentos de Derecho

Vistos los artículos 24 de la Constitución Española, 657, 661, 1.003

y 1084 del Código Civil, 1, 20 y 38 de la Ley Hipotecaria, 524, 1439, 966,

973.3.o y 1.008 Ley de Enjuiciamiento Civil y Resoluciones de 4 de octubre

de 1993, 25 de marzo de 1993 y 28 de diciembre de 1998,

1. En el presente recurso se discute sobre si es o no posible la

anotación del embargo trabado en procedimiento seguido contra "doña Vicenta

M. G. y quienes resulten ser los herederos de don Pascual M. V.", en base

a una póliza de préstamo formalizada por ambos cuando -ciñéndonos

a las que son objeto de recurso las fincas embargadas aparecen inscritas

a favor de algunos de los hijos de los deudores por los títulos de herencia

y compraventa como ha quedado reseñado en los hechos.

2. El Registrador suspende la anotación porque "hallándose dividida

y adjudicada la herencia de don Pascual M. V. a herederos determinados,

es necesario que el procedimiento vaya dirigido contra los mismos (titulares

registrales)".

3. Los principios registrales de legitimación, salvaguarda judicial de

los asientos y tracto sucesivo impiden anotar un embargo acordado en

procedimiento en el que no sean parte los titulares actuales de los bienes

trabados (cfr. artículos 1, 20 y 38 Ley Hipotecaria), y lo anterior no queda

alterado por el hecho de que estos titulares actuales sean herederos del

deudor demandado, pues, precisamente, la sucesión de aquéllos en las

deudas del causante (cfr. artículos 657, 661, 1.003 y 1.084 del Código

Civil), determinaría el que sean éstos quienes deban ser ahora demandados.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que para la correcta constitución

de la relación jurídico procesal, la demanda debe identificar

individualmente a las personas contra las que se dirige, sin que sean suficiente

entablarla de forma indeterminada contra "quienes sean herederos del

deudor" (cfr. artículos 34 Constitución Española, 524, 1439, 966, 973.3.o

y 1.008 de la Ley de Enjuiciamiento Civil vigente al extender la nota

impugnada).

Esta Dirección General ha acordado estimar el recurso, revocando el

auto y confirmando la nota del Registrador.

Madrid, 15 de septiembre de 2001.-La Directora general, Ana

López-Monís Gallego.

Excmo. Sr. Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad

Valenciana.

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid