Está Vd. en

Documento BOE-A-2000-3664

Resolución de 31 de enero de 2000, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por doña María Concepción García Jubany, en nombre de "Nich-Pesha, Sociedad Limitada", contra la negativa del Registrador Mercantil de Madrid número IX, don José Antonio Calvo González de Lara, a inscribir una certificación del acuerdo de nombramiento de Administrador de dicha entidad.

Publicado en:
«BOE» núm. 46, de 23 de febrero de 2000, páginas 8002 a 8004 (3 págs.)
Sección:
III. Otras disposiciones
Departamento:
Ministerio de Justicia
Referencia:
BOE-A-2000-3664

TEXTO ORIGINAL

En el recurso gubernativo interpuesto por doña María Concepción

García Jubany, en nombre de "Nich-Pesha, Sociedad Limitada", contra la

negativa del Registrador Mercantil de Madrid número IX, don José Antonio

Calvo González de Lara, a inscribir una certificación del acuerdo de

nombramiento de Administrador de dicha entidad.

Hechos

I

La sociedad "Nich-Pesha, Sociedad Limitada" se transformó en sociedad

de responsabilidad limitada, mediante escritura pública otorgada ante el

Notario de Madrid, don José Manuel Senante Romero. El artículo 10 de

los Estatutos sociales establece que la administración, gestión y

representación de la sociedad corresponde al Administrador único. La misma

Junta general extraordinaria de 30 de mayo de 1992, que acordó la

transformación en sociedad de responsabilidad limitada nombró a la señora

García Jubany como Administradora única por el plazo de cinco años.

Tanto los Estatutos como dicho nombramiento fueron inscritos en el

Registro Mercantil de Madrid.

Posteriormente, la Junta general ordinaria de 30 de junio de 1997

acordó reelegir como Administradora única a la misma persona.

II

Presentada por segunda vez en el Registro Mercantil de Madrid

certificación de los acuerdos de la Junta general ordinaria de "Nich-Pesha,

Sociedad Limitada", de 30 de junio de 1997, fue calificada con la siguiente

nota: "El Registrador Mercantil que suscribe previo examen y calificación

del documento precedente de conformidad con los artículos 18-2 del Código

de Comercio y 6 del Reglamento del Registro Mercantil, ha resuelto no

practicar la inscripción solicitada por haber observado el/los siguiente/s

defecto/s que impiden su práctica. Defectos: Presentado nuevamente el

documento continúa sin aclararse el defecto que se notificó en la precedente

nota, teniendo en cuenta: a) Que el nombramiento inicial fue por cinco

años; no cabe la aplicación del artículo 60 Ley de Sociedades de

Responsabilidad Limitada. b) Que los Estatutos sociales no se encuentran

adaptados a la vigente Ley de Sociedades Limitadas. c) No se indica en

los Estatutos existentes la duración del cargo de Administrador. Es

absolutamente conveniente para la sociedad que se aclare el plazo de duración

del Administrador. En el plazo de dos meses a contar de esta fecha se

puede interponer recurso gubernativo de acuerdo con los artículos 66

y siguientes del Reglamento del Registro Mercantil. Madrid, 30 de octubre

de 1997.-El Registrador.-Firma ilegible."

III

Doña Concepción García Jubany, en representación de "Nich-Pesha,

Sociedad Limitada", interpuso recurso de reforma contra la anterior

calificación y alegó: 1. Que hay que tener en cuenta que la compañía

"Nich-Pesha, Sociedad Limitada" inicialmente anónima, aprobó sus actuales estatutos

con motivo de su transformación en limitada por acuerdo de la Junta

general de 30 de mayo de 1992, los cuales fueron inscritos en el Registro

Mercantil de Madrid, estableciendo su artículo 10 que la administración,

gestión y representación de la sociedad corresponde al Administrador

único sin determinación del plazo de duración del cargo. Posteriormente se

aprobó y entró en vigor la vigente Ley de Sociedades de Responsabilidad

Limitada de 23 de marzo de 1995, que establece la duración indefinida

del administrador si los Estatutos no fijan plazo alguno. Que el plazo para

adaptación de los Estatutos a la nueva Ley finaliza en junio de 1998.

La compañía "Nich-Pesha, Sociedad Limitada" aunque aún no ha adaptado

los Estatutos a la nueva legislación, tiene muy definida su voluntad de

no poner plazo al nombramiento del administrador. 2. Que el artículo

60 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada es de obligada

aplicación en uno u otro sentido y es el único aplicable en lo referente

a la duración del cargo de los administradores a tenor de lo dispuesto

en la disposición transitoria primera de la Ley, al no haberse adaptado

todavía los Estatutos. Que no tiene base la conclusión del Registrador

de no aplicación del artículo 60 de la citada Ley por ser el nombramiento

inicial por cinco años. 3. Que el segundo defecto, siendo cierto, también

lo es que se está en un plazo hábil para adaptar los estatutos a la nueva

Ley y que legalmente está asegurado el período transitorio, y la sociedad

recurrente se rige hoy por sus estatutos y por la Ley de 1995. Que son

de aplicación el artículo 60 de la Ley y la cláusula décima de los Estatutos.

4. Que en lo referente al tercer defecto, los Estatutos están plenamente

acordes con la vigente Ley en lo referente a Administrador único. 5. Que

la sociedad tiene regulado lo referente a la duración del cargo de

Administrador de acuerdo con el primer inciso del artículo 60 de la Ley. Que

es de plena aplicación a la reelección cuestionada, siendo ajustada y válida

con arreglo a Ley y el Reglamento del Registro Mercantil. 6. Que al efectuar

un nombramiento o reelección de las anteriores características, no se

infiere la necesidad de mencionar la duración indefinida ni en el artículo 60

de la Ley ni en el 192.1 del Reglamento del Registro Mercantil. 7. Que,

en conclusión, la calificación defectuosa de la certificación de acuerdos

de la Junta de la sociedad "Nich-Pesha, Sociedad Limitada" no tiene base

jurídica y ha de ser reformada con arreglo a las disposiciones legales

actualmente vigentes. 8. Que en cuanto al fondo se invocan los artículos

60 y la disposición transitoria primera de la Ley de Sociedades de

Responsabilidad Limitada y el artículo 192.1 del Reglamento del Registro

Mercantil.

IV

El Registrador acordó no haber lugar a la reforma de la nota de

calificación, confirmándola íntegramente en todos sus extremos, e informó:

1. Que la sociedad "Nich-Pesha, Sociedad Limitada", desde su constitución

en 1987, siempre ha tenido como plazo de duración del órgano de

administración el de cinco años, tanto cuando la sociedad era anónima como

cuando adquirió el carácter de limitada. 2. Que la doctrina de la Dirección

General de los Registros y del Notariado en esta materia y para la fase

anterior a la Ley de 1995 viene expuesta en la resolución de 13 de marzo

de 1991. 3. Que la propia redacción del acuerdo adoptado por la Junta

general de 30 de junio de 1997 y que se pretende inscribir, que habla

de reelección, lleva a la interpretación de que el nombramiento de

Administrador único se realiza con la misma categoría y con el mismo plazo

que antes tenía; otra opinión sería dar un contenido al término reelección

alejado de su propio concepto. Que la idea del recurrente de que se ha

reelegido al administrador por plazo indefinido es contraria al propio

concepto de reelección, contrario a los antecedentes históricos de la sociedad

en esta materia y contrario a la disposición social que fija un plazo de

cinco años. Que dicha opinión del recurrente justifica sobradamente la

nota de calificación, ya que no puede existir en materia tan importante

la duda de cuál es el plazo durante el cual puede ejercer su función el

Administrador. En conclusión: 1. Al supuesto debatido no le son

aplicables la disposición transitoria primera y el artículo 60 de la Ley de

23 de marzo de 1995. 2. El concepto reelección significa seguir sin

solución de continuidad, con la misma cualidad y con el mismo plazo. 3. El

artículo 144 del Reglamento del Registro Mercantil es aplicable a la sociedad

de responsabilidad limitada. 4. La jurisprudencia de la Dirección General

de los Registros y del Notariado (Resolución de 13 de marzo de 1991),

declara necesario la existencia de un plazo de duración del órgano de

administración de la sociedad de responsabilidad limitada, bajo el imperio

de la Ley de 1953 reformada por la de 1989.

V

La recurrente se alzó contra el anterior acuerdo, manteniéndose en

sus alegaciones y añadió: 1. Que la sociedad se rige por la Ley de 1995

y por los Estatutos aprobados el 30 de mayo de 1992, que se encuentran

debidamente inscritos en el Registro Mercantil 2. Que el artículo 10 de

los Estatutos establece para la sociedad el Administrador único, sin fijar

plazo de duración del cargo. 3. Que el artículo 60 de la Ley de Sociedades

de Responsabilidad Limitada (vigente según la disposición transitoria

primera y disposición final primera) confirma la plena legalidad de la norma

décima de los Estatutos de "Nich-Pesha, Sociedad Limitada" en su actual

redacción. 4. Que ni la preexistencia de nombramiento de administrador

por cinco años ni, en concreto, el efectuado en 1992 por dicho plazo obligan

a la compañía a hacerlo por el mismo plazo de por vida. No hay disposición

legal que lo establezca. 5. Que el plazo de nombramiento singular de

1992 no es ni puede considerarse disposición estatutaria, pues ni lo

establece ni lo prevé la Ley, como tampoco lo acordó la Junta societaria.

6. Que la palabra reelección se refiere exclusivamente a la persona que

ostenta el cargo y no a la duración de éste. 7. Que el nombramiento

de Administradora única efectuado en la Junta general ordinaria de 30

de junio de 1997 es correcto, formal y legalmente, con arreglo a la Ley

de Sociedades de Responsabilidad Limitada y el Reglamento del Registro

Mercantil, por lo que ha de ser inscrito.

Fundamentos de Derecho

Vistos los artículos 13 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad

Limitada de 17 de julio de 1953, según la modificación introducida por

Ley 19/1989, del 25; artículo 60 y disposición transitoria primera de la

Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada;

artículos 7, 144 y 192 del Reglamento del Registro Mercantil; y las

Resoluciones de 13 de marzo y 6 de mayo de 1991, 9 de diciembre de 1996,

y 15, 18 y 29 de septiembre de 1999.

1. En este expediente concurren las siguientes circunstancias fácticas:

1.o Mediante escritura autorizada el 23 de julio de 1992 se elevó a

público el acuerdo de la entidad ahora recurrente de transformación en

sociedad de responsabilidad limitada con unos Estatutos que no establecen

plazo de duración del cargo de Administrador. La Junta general que adoptó

el referido acuerdo nombró, además, a la señora García Jubany como

Administradora única por el plazo de cinco años. Tanto los Estatutos como

ese nombramiento fueron inscritos en el Registro Mercantil.

2.o La Junta general de la sociedad, el 30 de junio de 1997, acordó

reelegir como Administradora única a la misma persona.

3.o El Registrador Mercantil deniega la inscripción de dicha reelección

por no indicar el plazo por el que habrá de ejercer el cargo, cuando el

nombramiento inicial había sido por cinco años y los Estatutos -que no

han sido adaptados a la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de

Responsabilidad Limitada- no establecen un plazo determinado.

2. Al haberse inscrito los estatutos sociales sin fijación del plazo de

duración del cargo de Administrador, a pesar de lo establecido en la Ley

a la sazón vigente (artículo 13 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad

Limitada de 1953, según la modificación introducida por Ley 19/1989,

de 25 de julio) y de la doctrina de esta Dirección General (Resoluciones

de 13 de marzo y 6 de mayo de 1991), los asientos registrales en que

aquéllos tienen su reflejo están bajo la salvaguarda de los Tribunales y

han de desplegar los efectos que le son propios (artículos 20 del Código

de Comercio y 7 del Reglamento del Registro Mercantil), entre éstos los

derivados del artículo 60.1 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades

de Responsabilidad Limitada, vigente en el momento de la calificación,

según el cual los administradores ejercerán su cargo por tiempo indefinido,

salvo que los estatutos establezcan un plazo determinado. Por ello, ha

de concluirse en la innecesariedad de que el nombramiento cuestionado

fije la duración del cargo, por más que recaiga en la misma persona que

antes había sido designada para un plazo determinado (cfr. el artículo

192.1 del Reglamento del Registro Mercantil, que exige respecto de la

inscripción del nombramiento del Administrador que se haga constar, "en

su caso" -es decir en el supuesto de que los Administradores no hayan

de ejercer el cargo por tiempo indefinido ex artículo 60.1 de la Ley-,

el plazo para el que lo hubiere sido), y sin que tal conclusión pueda quedar

desvirtuada por el hecho de que los Estatutos sociales no hayan sido

adaptados a la Ley 2/1995, de 23 de marzo; antes bien, por aplicación de ésta

-cfr. su disposición transitoria primera- quedaría convalidada una norma

estatutaria que, según la reseñada doctrina de este centro directivo, podría

haber sido tachada de ilegal.

Esta Dirección General ha acordado estimar el recurso y revocar la

decisión y la nota del Registrador.

Madrid, 31 de enero de 2000.-El Director general, Luis María Cabello

de los Cobos y Mancha.

Sr. Registrador Mercantil de Madrid número IX.

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid