Está Vd. en

Documento BOE-A-2000-3157

Resolución de 11 de enero de 2000, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por el Notario de Avilés, don Juan Antonio Escudero García, contra la negativa del Registrador Mercantil de Asturias, don Eduardo López Ángel a inscribir una escritura de reactivación de una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

Publicado en:
«BOE» núm. 40, de 16 de febrero de 2000, páginas 7136 a 7137 (2 págs.)
Sección:
III. Otras disposiciones
Departamento:
Ministerio de Justicia
Referencia:
BOE-A-2000-3157

TEXTO ORIGINAL

En el recurso gubernativo interpuesto por el Notario de Avilés, don

Juan Antonio Escudero García, contra la negativa del Registrador Mercantil

de Asturias, don Eduardo López Ángel a inscribir una escritura de

reactivación de una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

Hechos

I

El 11 de octubre de 1995, mediante escritura autorizada por la Notario

de Avilés, doña Inmaculada Pablos Alonso, se elevaron a público los

acuerdos adoptados en la Junta universal de "Taller Eléctrico, S.A.", de fecha 3

de enero de 1992, consistentes en su transformación en Sociedad de

Responsabilidad Limitada y designación de Administrador. Presentada dicha

escritura en el Registro Mercantil de Asturias, se denegó su inscripción

el 12 de marzo de 1996, por constar la sociedad disuelta de pleno derecho

y cancelados sus asientos, de conformidad y a los efectos de la disposición

transitoria sexta.2 de la Ley de Sociedades Anónimas.

El 16 de enero de 1997, ante el Notario de Avilés, don José Antonio

Escudero García, se elevaron a público los acuerdos adoptados por

unanimidad por los socios constituidos en Junta universal, referidos en la

reactivación de la sociedad "Taller Eléctrico, S.A.", haciéndose constar en

la estipulación segunda, apartado 5.o, a los efectos establecidos en el

artículo 242 del Reglamento del Registro Mercantil y concordantes, que a

la fecha del otorgamiento de la escritura en cuestión no existen acreedores

titulares de deudas pendientes a cargo de la sociedad.

II

Presentada la anterior escritura en el Registro Mercantil de Asturias,

fue calificada con la siguiente nota: Don Eduardo López Ángel, Registrador

Mercantil de Asturias, previo examen y calificación del documento

precedente, de conformidad con los artículos 18.2 del Código de Comercio

y 6 del Reglamento del Registro Mercantil, he resuelto: Denegar su

inscripción por advertirse los defectos que a continuación se indican: 1. La

pretendida inscripción no puede practicarse en tanto persista el

incumplimiento de la obligación de depositar las cuentas anuales en el Registro

Mercantil (artículo 378 del Reglamento del Registro Mercantil). 2. Se dice

en el Exponen I que se incorpora certificación acreditativa de la relación

de socios expedida por el administrador, y lo que se inserta es una relación

que no parece corresponder a la sociedad Taller Eléctrico, ya que no es

el mismo nombre ("Telecsa Avilés, S.A."), ni la misma cifra de capital,

ni consta la firma del Administrador. 3. De acuerdo con el artículo

242.2.3.o del Reglamento del Registro Mercantil y RDGR de 11 de diciembre

de 1996, el acuerdo de reactivación debió publicarse en el "Boletín Oficial

del Registro Mercantil" y en uno de los diarios de mayor circulación del

domicilio social, a efectos de la posible oposición por parte de los

acreedores y obligacionistas. Transcurrido un mes desde la fecha del último

de tales anuncios, se otorgaría la escritura, y en ella se daría cumplimiento

exacto a lo preceptuado en el artículo 242.2.3.o del Reglamento del Registro

Mercantil. No es suficiente, por tanto, la manifestación contenida en la

estipulación segunda, apartado 5.o4. En cualquier caso, y sin perjuicio

de todo lo anterior, para practicar la inscripción deberá acompañarse la

escritura autorizada en Avilés el 11 de octubre de 1995 por su Notaria

doña Inmaculada Pablos Alonso (número 1350 de protocolo). La presente

nota se extiende a solicitud expresa del Notario autorizante del documento.

En el plazo de dos meses a contar de esta fecha se puede interponer

recurso gubernativo, de acuerdo con los artículos 66 y siguientes del

Reglamento del Registro Mercantil. Oviedo, a 3 de abril de 1997. El Registrador.

Firmado Eduardo López Ángel.

III

El Notario autorizante del documento interpuso recurso de reforma

contra el defecto tercero de la calificación, y alegó: 1.o El señor

Registrador parte de una interpretación equivocada y extensiva de la Resolución

de 11 de diciembre de 1996, por lo siguiente: a) En el supuesto del

documento cuya calificación se recurre, se trata de una sociedad anónima que,

previamente, se transformó en sociedad de responsabilidad limitada,

otorgándose la correspondiente escritura pública y dándose cumplimiento a

todos los requisitos de publicidad y demás formalidades exigidas por la

legislación mercantil. Que, por tanto, si bien dicha escritura no llegó a

inscribirse en el Registro Mercantil, se entiende que no puede aplicarse

la normativa de las sociedades anónimas, sino la propia de la sociedad

de responsabilidad limitada, máxime cuando el tracto de las inscripciones

en el Registro Mercantil permite a los terceros perfectamente seguir los

avatares sufridos por la sociedad en cuanto a su forma social. b) Si se

pretende sostener que la publicación en el "Boletín Oficial del Registro

Mercantil" y en un diario lo sea a efectos de la posible oposición por

parte de los acreedores y obligacionistas de la sociedad, tampoco debe

ser aplicable el caso, dado que en el documento cuya calificación se recurre,

todos los socios integrantes de la sociedad reactivada y entre ellos, el

antiguo administrador de la misma y el nuevo administrador electo,

manifestaron que no existía acreedor alguno de la sociedad al tiempo de la

reactivación. Que no puede alegarse el argumento de que la legislación

mercantil exija una mayor garantía, puesto que conforme a lo establecido

en el artículo 242.1.3.o del Reglamento del Registro Mercantil, no se

entiende por qué haya de tener más crédito y efectos una manifestación de

los administradores que la otra. Que el hecho de que en la escritura los

socios hablen solamente de acreedores y no de acreedores y obligacionistas

no es relevante, dado que los obligacionistas son prestamistas y, por tanto,

acreedores de la sociedad y, además, la inexistencia de obligacionistas

ha de resultar necesariamente del propio Registro Mercantil. 2.o Que el

artículo 242.1.2.o del Reglamento del Registro Mercantil no parece vincular

para nada la publicación del acuerdo de reactivación en el Registro

Mercantil ni a la analogía con la disolución, ni a la garantía de acreedores

y obligacionistas, sino a la publicidad frente a los socios que no asistieran

a la Junta o no hubieren votado en favor del acuerdo de reactivación,

supuesto que no se da en este caso, en el que todos los socios adoptaron

por unanimidad dicho acuerdo.

IV

El Registrador Mercantil de Asturias acordó desestimar las alegaciones

formuladas en el escrito del recurso y mantener en su integridad el único

defecto recurrido, e informó: 1. Que la argumentación del recurrente de

que se trata de una sociedad de responsabilidad limitada y no de una

sociedad anónima, como consecuencia de la transformación operada, y,

por lo tanto, debe aplicarse la normativa propia de aquélla, debe rechazarse,

pues, según el artículo 227 de la Ley de Sociedades Anónimas, la

transformación se hará constar en escritura pública que se inscribirá en el

Registro Mercantil, y este último requisito no se ha cumplido, por lo que

los asientos registrales que, según el artículo 6 del Reglamento del Registro

Mercantil, deben servir de base a la calificación, reflejan la existencia

de una sociedad anónima disuelta de pleno derecho por aplicación de

la disposición transitoria sexta.2 de su Ley reguladora, lo que no se discute.

Que si se estuviera en presencia de una sociedad de responsabilidad

limitada, la reactivación, además de no ser necesaria, de llevarse a cabo se

regiría por lo dispuesto en los artículos 95.d), 97 y 106 de la Ley de

Sociedades de Responsabilidad Limitada ; 242 y 243 de la Ley de Sociedades

Anónimas y 242 del Reglamento del Registro Mercantil. 2. Que este último

artículo citado desarrolla lo dispuesto en los artículos 95.d) y 97 y 106

de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada, pero también resulta

aplicable a las sociedades anónimas cualquiera que sea la causa de su

disolución, a pesar de que en su Ley reguladora no existe, como ocurre

en la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada, un precepto que

contemple expresamente la posibilidad de reactivación de la sociedad

disuelta. 3. Que para la reactivación de una sociedad de responsabilidad

limitada, de la interpretación conjunta de los artículos 95.d), 97 y 106

antes citados, y 242 y 243 de la Ley de Sociedades Anónimas, aplicables

por la remisión establecida en los artículos 94 y 242 del Reglamento del

Registro Mercantil, resultan como requisitos a cumplir, en orden a respetar

los derechos de los socios, acreedores y obligacionistas, los siguientes:

Publicación del acuerdo de reactivación tres veces en el "Boletín Oficial

del Registro Mercantil" y otras tres veces en dos periódicos de gran

circulación en la provincia donde la sociedad tenga su domicilio. 4. Para

determinar los requisitos a cumplir en caso de reactivación de una sociedad

anónima, se debe acudir al artículo 242 del Reglamento del Registro

Mercantil, sin que exista en la Ley de Sociedades Anónimas un precepto que

contemple esa posibilidad, y a la Resolución de 11 de diciembre de 1996.

Que pretender que la publicación del acuerdo de reactivación no es

necesaria cuando supuesto el acuerdo unánime en Junta Universal todos los

socios y el órgano de administración de la sociedad manifiestan la

inexistencia de acreedores, es inadmisible, pues ello supone tergiversar el sentido

del artículo 242.2.3..a del Reglamento del Registro Mercantil, según el cual

lo que se requiere es la declaración sobre la inexistencia de oposición

por parte de los posibles acreedores y obligacionistas, para lo cual debió

darse al acuerdo la publicidad precisa y dejarse transcurrir el plazo para

formular la oposición.

V

El Notario recurrente se alzó contra el anterior acuerdo, manteniéndose

en sus alegaciones, y añadió: Que el señor Registrador en ningún caso

aclara cómo llegar a oponerse el acuerdo de reactivación de unos

acreedores y obligacionistas que no existen. Que el artículo 242.2.3.a del

Reglamento del Registro Mercantil está pensando en el supuesto de que dichos

acreedores y obligacionistas existan ; pero, en el caso de que no los haya,

resulta excesivo y absurdo imponer una publicidad que no puede tener

destinatarios. Que hay que remitirse a la doctrina de la Dirección General

en sede de transformación de sociedades mercantiles que se entiende

aplicable al supuesto que se estudia.

Fundamentos de Derecho

Vistos los artículos 20.1 del Código de comercio ; las disposiciones

transitorias tercera y sexta del texto refundido de la Ley de Sociedades

Anónimas, aprobado por Real Decreto Legislativo 1564/1989, de 22 de

diciembre ; 106 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada; y 242 del

Reglamento del Registro Mercantil, y las Resoluciones de 5 de marzo, 29

y 31 de mayo, 5, 10 y 18 de junio, 16, 17, 18, 21, 28, 30 y 31 de octubre,

4, 5, 12, 13 y 25 de noviembre y 4 y 11 de diciembre de 1996 ; 8, 10

y 28 de enero, 5, 25 y 26 de febrero, 3 y 12 de marzo, 27 de mayo y

23 de septiembre de 1997 y 18 de febrero, 11 de marzo, 13 de mayo y

10 de julio y 26 de agosto de 1998, entre otras.

1. El presente expediente tiene los siguientes antecedentes fácticos:

A) Mediante escritura pública autorizada el 11 de octubre de 1995

se elevó a público el acuerdo de transformar la entidad "Talleres Eléctricos,

S.A.", en sociedad de responsabilidad limitada, para dar cumplimiento

a la Ley 19/1989, de 25 de julio. Presentado dicho título en el Registro

Mercantil el 1 de marzo de 1996, fue denegada su inscripción por constar

la sociedad disuelta de pleno derecho y cancelados sus asientos conforme

a la disposición transitoria sexta, apartado 2, del texto refundido de la

Ley de Sociedades Anónimas.

B) En la escritura autorizada el 16 de enero de 1997, cuya calificación

es objeto de este recurso, se elevaron a público los acuerdos -adoptados

por unanimidad en junta general universal- de reactivación de la sociedad

mediante la ratificación de la transformación social antes referida.

C) El Registrador deniega la inscripción de la escritura calificada

porque, a su juicio, conforme al artículo 242.2.3.o del Reglamento del

Registro Mercantil y la Resolución de esta Dirección General de 11 de diciembre

de 1996, el acuerdo de reactivación debió publicarse en el "Boletín Oficial

del Registro Mercantil" y en uno de los diarios de mayor circulación del

domicilio social, a efectos de la posible oposición por parte de los

acreedores y obligacionistas.

2. El defecto no puede ser mantenido toda vez que, según la Resolución

de este Centro Directivo de 26 de agosto de 1998, si bien el acuerdo de

reactivación, aparte la publicidad de que ha de ser objeto su inscripción

-cfr. artículos 21 del Código de Comercio y 348 y siguientes del Reglamento

del Registro Mercantil-, está sujeto a la prevista en el artículo 263 de

la Ley de Sociedades Anónimas (véase Resolución de 11 de diciembre

de 1996), ello es una obligación que bajo su responsabilidad recae en

los administradores, pero no un requisito previo para poder practicar

la inscripción.

Esta Dirección General ha acordado estimar el recurso y revocar la

nota y la decisión del Registrador.

Madrid, 11 de enero de 2000.-El Director general, Luis María Cabello

de los Cobos y Mancha.

Sr. Registrador Mercantil de Asturias.

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid