Está Vd. en

Documento BOE-A-1999-6554

Resolución de 22 de febrero de 1999, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en recurso gubernativo interpuesto por doña Carmen Elena Roselló, como Presidenta del Consejo de Administración de «Inversiones Llevant, Sociedad Anónima», contra la negativa del Registrador mercantil de Salamanca, don Idelfonso Boyero González, a inscribir determinados acuerdos de una sociedad anónima.

Publicado en:
«BOE» núm. 66, de 18 de marzo de 1999, páginas 11016 a 11017 (2 págs.)
Sección:
III. Otras disposiciones
Departamento:
Ministerio de Justicia
Referencia:
BOE-A-1999-6554

TEXTO ORIGINAL

En el recurso gubernativo interpuesto por doña Carmen Elena Roselló,

como Presidenta del Consejo de Administración de "Inversiones Llevant,

Sociedad Anónima", contra la negativa del Registrador mercantil de

Salamanca, don Idelfonso Boyero González, a inscribir determinados acuerdos

de una sociedad anónima.

Hechos

I

El día 13 de marzo de 1998, la compañía mercantil "Inversiones Llevant,

Sociedad Anónima", celebró Junta general ordinaria, donde se adoptaron,

entre otros, los acuerdos de adaptar los Estatutos a la vigente Ley de

Sociedades Anónimas y el cese y nombramiento de Administradores, siendo

requerido don Julio Rodríguez García, Notario de Salamanca, para que

autorice acta de presencia. En fecha 22 de abril de 1998 es admitida a

trámite demanda de juicio declarativo de menor cuantía sobre impugnación

de los acuerdos sociales de la Junta general ordinaria antes citada,

interpuesta por los accionistas doña Pilar y doña Juana Elena Roselló, que

correspondió al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7

de Salamanca.

II

Presentada la referida acta notarial de presencia, de fecha 13 de octubre

de 1998, en el Registro Mercantil de Salamanca, fue calificada con la

siguiente nota: "Se suspende la inscripción del precedente documento, habida

cuenta de la anotación preventiva de demanda de impugnación de acuerdos

sociales, practicada a solicitud del Magistrado-Juez de Primera Instancia

e Instrucción número 7 de Salamanca, don Carlos Martínez Toral.

Salamanca, 23 de julio de 1998. Firmado: Idelfonso Boyero González".

III

Doña Carmen Elena Roselló, como Presidenta del Consejo de

Administración de "Inversiones Llevant, Sociedad Anónima", interpuso recurso

de reforma contra la anterior calificación, y alegó: Que la impugnación

judicial se fundamenta en el artículo 144, l, a) y b), de la Ley de Sociedades

Anónimas. Que en la demanda interpuesta por las accionistas, que se

hace referencia en el antecedente de hecho I, se solicita la anotación

preventiva de la misma, a la que accede el Juez en providencia de 22 de

abril de 1998 y, asimismo, se solicita la suspensión de los acuerdos

impugnados y se remite a los interesados el acto de la comparecencia. En dicha

comparecencia los demandantes solicitan la suspensión del procedimiento,

que es admitida por el Juez; y, por tanto, los acuerdos impugnados no

están suspendidos, pero sí se ha acordado la anotación preventiva de

la demanda. Que hay que citar las Resoluciones de 8 de noviembre de

1995 y 2 de enero de 1992, siendo aplicables a este caso y, por tanto,

no procede la suspensión de la inscripción aun cuando los acuerdos hayan

sido impugnados, pues la anotación preventiva de la demanda es garantía

suficiente para los demandantes y para los terceros. Que se solicita que

de mantener el Registrador la calificación recurrida se eleve el expediente,

sin más trámites, a la Dirección General de los Registros y del Notariado,

conforme al artículo 71 del Reglamento del Registro Mercantil.

IV

El Registrador mercantil acordó mantener en todo su calificación,

elevando el expediente del recurso a la Dirección General de los Registros

y del Notariado como solicita el recurrente en su escrito de interposición

del recurso de reforma y previene el artículo 71 del Reglamento del Registro

Mercantil, e informó: Que en el artículo 121 de la Ley de Sociedades

Anónimas y en los artículos 155, 156 y 157 del Reglamento del Registro

Mercantil se contemplan dos tipos de anotación preventiva: de la demanda

de impugnación de acuerdos y de suspensión de los acuerdos impugnados.

La primera no produce el cierre registral y la segunda (la resolución judicial

firme de suspensión de los acuerdos impugnados, que el caso que se

contempla) sí, al menos provisionalmente. Que en el asiento practicado se

ordenan ambos tipos de anotaciones: la de impugnación y la de suspensión.

Que esta doctrina es la recogida no sólo en el artículo citado de la Ley

de Sociedades Anónimas, sino también en los artículos 155, 156 y 157

del Reglamento del Registro Mercantil. Que la tesis del recurrente sería

válida si sólo se hubiese practicado la anotación preventiva de suspensión

de acuerdos sociales. Que cuando se haya practicado la anotación

preventiva por haber decretado el Juez la suspensión del acuerdo y se haya

practicado la anotación preventiva de tal suspensión, como ocurre en este

caso, el acuerdo impugnado, de momento y hasta que el Juez declare o

no su nulidad, se considera como si no existiese y, por tanto, mal puede

servir de base a ninguna clase de actos y contratos, y, menos aún, para

que éstos sean inscribibles en el Registro Mercantil. Que, en definitiva,

la anotación preventiva de demanda de impugnación de acuerdos es una

medida cautelar que advierte a un posible interesado la existencia de un

procedimiento en marcha, mientras que la anotación preventiva de

suspensión de acuerdos impugnados es un asiento definitivo y, en

consecuencia, cierra el Registro a los actos contradictorios en tanto no proceda

la cancelación cuando se desestime por sentencia firme, cuando haya

desistido de la acción la parte demandante o caducado la instancia.

Fundamentos de Derecho

Vistos los artículos 120 y 121 de la Ley de Sociedades Anónimas; 68,

80, 155, 156 y 157 del Reglamento del Registro Mercantil y 127 del

Reglamento Hipotecario, y la Resolución de 8 de noviembre de 1995.

1. Según la nota de calificación, se suspende la inscripción de

determinados acuerdos sociales por haberse practicado una anotación

preventiva de demanda de impugnación de tales acuerdos, entre otros.

En su decisión, el Registrador alega que además de la referida anotación

preventiva de demanda se ha practicado anotación preventiva de

resolución judicial firme de suspensión de los acuerdos impugnados y ésta

provoca el cierre registral.

2. Por no haberse planteado en la calificación, no debe ahora

enjuiciarse si el título es o no formalmente adecuado a efectos de la inscripción

solicitada. Si se tiene en cuenta que el recurso gubernativo ha de

circunscribirse a las cuestiones que se relacionen directamente con los

defectos incluidos en la nota de calificación (cfr. artículo 68 del Reglamento

del Registro Mercantil) y, dado que en dicha nota no existe referencia

alguna a que la anotación mencionada lo sea de una resolución que haya

dejado en suspenso los acuerdos impugnados, de conformidad con lo

establecido en el artículo 120 de la Ley de Sociedades Anónimas, sino tan

sólo de la anotación de la existencia de demanda de impugnación, cabe

recordar que, como ha señalado este centro directivo (Resolución de 8

de noviembre de 1995), las anotaciones preventivas de demanda de

impugnación de acuerdos sociales, a las que genéricamente se refiere el artículo

121.1 de la Ley de Sociedades Anónimas, responden a la finalidad propia

de las anotaciones de demanda que se practican en los registros jurídicos,

la de garantizar la eficacia de la sentencia que en su día se dicte enervando

con su presencia el juego legitimador de la publicidad registral que resulta

de la presunción de validez y exactitud del contenido del Registro (artículo

20.1 del Código de Comercio), de suerte que evite la ineficacia relativa

que podría sufrir frente a derechos adquiridos por terceros de buena fe

(artículos 122.1 de la Ley de Sociedades Anónimas y 20.2 del Código de

Comercio) con anterioridad a la fecha en que ya una sentencia firme,

de prosperar la demanda, acceda al Registro constatando la inexactitud

o nulidad de lo previamente inscrito. Pero esa misma finalidad cautelar

queda sobradamente cumplida con la presencia de la anotación y la

advertencia que supone sobre las consecuencias que de la existencia del proceso

pueden derivarse, sin que tenga que extenderse a un cierre registral que

en el mundo de la publicidad mercantil podría llevar a la práctica

paralización de la vida de las sociedades cuyos acuerdos fueran impugnados

y que el legislador no ha impuesto, sino que implícitamente ha excluido

al regular los efectos cancelatorios de las sentencias declarativas de la

nulidad de los acuerdos (artículos 122.3 de la Ley de Sociedades Anónimas

y 156.2 del Reglamento del Registro Mercantil).

Esta Dirección General ha acordado estimar el recurso y revocar la

nota y la decisión del Registrador, sin perjuicio de que, conforme al artículo

127 del Reglamento Hipotecario (aplicable por remisión del artículo 80

del Reglamento del Registro Mercantil), pueda el Registrador alegar

defectos, existentes en el momento de la calificación debatida, que no estuvieran

comprendidos en dicha nota.

Madrid, 22 de febrero de 1999.-El Director general, Luis María Cabello

de los Cobos y Mancha.

Sr. Registrador mercantil de Salamanca.

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid