Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-1999-19448

Ley 6/1999, de 7 de julio, de Atencin y Proteccin a las Personas Mayores.

TEXTO

EL PRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCA

A todos los que la presente vieren, sabed:

Que el Parlamento de Andaluca ha aprobado y yo, en nombre del Rey y por la autoridad que me confieren la Constitucin y el Estatuto de Autonoma, promulgo y ordeno la publicacin de la siguiente Ley de Atencin y Proteccin a las Personas Mayores.

EXPOSICIN DE MOTIVOS

I

La Constitucin Espaola establece en su artculo 9.2 que corresponde a los poderes pblicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstculos que impidan o dificulten su plenitud, y facilitar la participacin de todos los ciudadanos en la vida poltica, econmica, cultural y social. Estos principios son reiterados por el artculo 12.1 del Estatuto de Autonoma para Andaluca.

Igualmente, el artculo 50 de la Constitucin Espaola determina que los poderes pblicos garantizarn, mediante pensiones adecuadas y peridicamente actualizadas, la suficiencia econmica de los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promovern su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atendern sus problemas especficos de salud, vivienda, cultura y ocio.

En virtud de este mandato constitucional y de las competencias asumidas en el Estatuto de Autonoma para Andaluca en materia de asistencia y servicios sociales (artculo 13.22) y promocin de actividades y servicios para la tercera edad y desarrollo comunitario (artculo 13.30), incidiendo tambin en rgimen local (artculo 13.3), vivienda (artculo 13.8), transportes (artculo 13.10), turismo (artculo 13.17), sanidad (artculo 13.21), cultura (artculo 13.26), deporte y ocio (artculo 13.31), defensa de consumidores y usuarios (artculo 18.1.6) y educacin (artculo 19), se elabora la presente Ley.

En el mbito autonmico, la Ley 2/1988, de 4 de abril, de Servicios Sociales de Andaluca, configur en nuestra Comunidad Autnoma un Sistema Pblico de Servicios Sociales, una de cuyas reas de actuacin especfica se dirige a la atencin y promocin del bienestar de la vejez, creando los Servicios Sociales Especializados para este sector de poblacin con el objeto de promover su integracin y participacin en la sociedad, favoreciendo su mantenimiento en el medio habitual y evitando su marginacin.

Como antecedentes de un tratamiento integral a la problemtica de este sector, se han elaborado los siguientes planes: Plan Gerontolgico Nacional, Plan Andaluz de Salud, Plan de Servicios Sociales de Andaluca y Plan de Atencin Integral a los Mayores Andaluces.

No obstante, se estima necesario establecer en Andaluca el marco adecuado que desde una perspectiva integradora asegure una respuesta uniforme y coordinada a la problemtica de las personas mayores. Ha sido una reivindicacin del mismo movimiento asociativo, representante de este sector, disponer de una ley que amparase sus derechos y cubriera sus necesidades.

II

El cambio demogrfico producido en la poblacin andaluza en los ltimos tiempos, lo que se conoce como el fenmeno social del envejecimiento de la poblacin, constituye uno de los ms serios retos al que ha de enfrentarse nuestra sociedad y cuya complejidad requiere respuestas particulares y coordinadas de los distintos sistemas de proteccin social.

En los ltimos aos, se ha producido un incremento espectacular de la esperanza de vida. Por otra parte, la cada de la tasa de natalidad, junto a las importantes modificaciones producidas en nuestra sociedad, que ha pasado de un estilo de vida rural a otro urbano, caracterizado por la reduccin de las redes de apoyo social, nuclearizacin de la familia e incorporacin de la mujer al trabajo, hacen necesaria la articulacin de recursos, medidas y actuaciones por parte de las Administraciones Pblicas.

La vejez es compleja y heterognea y es fruto de la influencia de aspectos biolgicos, psicolgicos y sociales y, debe ser entendida como una fase ms del ciclo vital, con la riqueza y la diversidad que, al igual que otras etapas de la vida, posee.

Este sector de poblacin tan numeroso presenta diversidad de necesidades que requieren respuestas igualmente diversificadas. Actualmente las respuestas de las Administraciones Pblicas a tales necesidades no estn suficientemente adaptadas a tal diversidad. Urge, por tanto, desarrollar recursos, servicios y programas adaptados a la realidad cambiante y diversa que las personas presentan a partir de sus sesenta y cinco aos.

III

El ttulo I, Disposiciones generales, aborda los objetivos perseguidos por la Ley, su mbito de aplicacin, as como los criterios que deben regir las actuaciones de las diferentes Administraciones Pblicas.

En consecuencia con lo expuesto anteriormente, esta Ley se plantea una actuacin integral para atender al bienestar de las personas mayores, como mejora de su calidad de vida.

Por ello, en el ttulo I de la Ley subyacen los principios generales de responsabilidad pblica, mediante la adscripcin de recursos, el mantenimiento, inspeccin y control de los mismos, y el apoyo de los poderes pblicos a los cuidadores informales, fomentando la ayuda a las familias y el voluntariado; el principio de solidaridad, mediante la distribucin de los recursos entre las personas y grupos sociales, as como entre los diferentes mbitos territoriales; el principio de corresponsabilidad de la familia y de la sociedad, mediante la implicacin de la familia y la participacin ciudadana; el principio de normalizacin e integracin asegurando la permanencia de las personas mayores en su medio familiar y social, evitando situaciones de desarraigo; el principio de participacin, mediante la intervencin de los mayores a travs de instancias de representacin en la planificacin, promocin y control de los recursos destinados a los mismos; el principio de planificacin y coordinacin, mediante la adecuacin de los recursos a las necesidades de los mayores y la armonizacin de las iniciativas pblicas entre s y de stas con la iniciativa privada; el principio de globalidad, mediante la aproximacin a las necesidades de las personas mayores desde un enfoque integral, global e interdisciplinario; el principio de prevencin, mediante la adopcin de medidas que favorezcan el bienestar y la calidad de vida de los mayores; el principio de eficacia y eficiencia, mediante una gestin de los recursos pblicos que evite duplicidades y dispersin de los mismos.

El ttulo II, De la participacin de las personas mayores, desarrolla el mandato constitucional a los poderes pblicos de facilitar, promover e incentivar su participacin como ciudadanos. Consagra la Ley la participacin institucional, articulada a travs de los Consejos de Mayores y la obligacin de las Administraciones Pblicas de promover el voluntariado.

El ttulo III, De los servicios sociales, contiene los diferentes niveles de atencin que este sistema presta a las personas mayores: Los Servicios Sociales Comunitarios y los Servicios Sociales Especializados.

La Ley reconoce la importancia de la familia como pilar bsico para las personas mayores. Establece la obligacin de apoyo a los cuidadores familiares, amigos, vecinos u otras personas que afrontan la tarea de la prestacin de cuidados a personas mayores dependientes sin percibir retribucin econmica alguna por la ayuda que ofrecen; es decir, lo que se ha venido denominando el sistema informal de atencin, frente a los prestados por los servicios formales institucionalizados, ya sean sanitarios o sociales. La Ley reconoce la extraordinaria importancia de estas redes de apoyo a las que hace merecedoras de programas de atencin por parte de las Administraciones Pblicas, puesto que, garantizando la calidad de vida de quienes cuidan, se mejora la calidad de vida de quienes reciben sus cuidados.

En el captulo IV se regula un catlogo de derechos y deberes de los usuarios de los servicios y centros de servicios sociales, dando cumplimiento as a una de las mximas reivindicaciones del movimiento asociativo de las personas mayores y del propio Defensor del Pueblo andaluz: Contar con una norma con rango de ley que garantice en todos los centros y servicios, ya sean de titularidad pblica o privada, el respeto a estos derechos. Igualmente, aunque ya est recogida en la Ley 2/1988, de 4 de abril, establece la participacin de los usuarios en el coste de los servicios.

En el ttulo IV, De la atencin sanitaria, se regulan los objetivos de dicha atencin dentro del marco del Sistema Pblico Andaluz de Salud.

En el ttulo V, De la atencin sociosanitaria, se afronta un espacio novedoso de atencin integral a las personas mayores que precisan de cuidados conjuntos de salud y servicios sociales.

El derecho a la vivienda se contempla en el ttulo VI, que establece la obligacin para las Administraciones Pblicas de adaptar las viviendas a las necesidades de las personas mayores, sobre todo para aquellas que tienen problemas de movilidad.

En el ttulo VII se recogen medidas de promocin de la educacin, del conocimiento sobre la vejez y sobre la preparacin a la jubilacin.

En el ttulo VIII se desarrollan los derechos de las personas mayores en materia de cultura, ocio, turismo y deporte, mediante la necesaria integracin de las personas mayores en las actuaciones destinadas a toda la poblacin, adecundolas a las necesidades de stas.

En el ttulo IX, De la proteccin econmica, se da cumplimiento al mandato del artculo 50 de la Constitucin Espaola.

En el ttulo X, De la proteccin jurdica, se establecen medidas sobre prevencin de situaciones de maltrato y de proteccin para aquellas personas mayores que se encuentran en situacin de desvalimiento, senilidad, enfermedades o deficiencias de carcter fsico o psquico que impidan a las personas gobernase por s mismas, y que las hacen merecedoras de especial proteccin por parte de las Administraciones Pblicas.

El ttulo XI regula el rgimen sancionador, orientado a prevenir y evitar situaciones de riesgo social que puedan originar el maltrato y la desasistencia de las personas mayores.

Y, finalmente se establecen dos disposiciones adicionales en las que, respectivamente, se contempla la elaboracin del Plan Integral de Atencin a las Personas Mayores en el mbito de las polticas a desarrollar por la Junta de Andaluca y se faculta al Defensor del Pueblo andaluz para delegar en uno de sus adjuntos todas las funciones que tenga encomendadas en esta materia.

TTULO I
Disposiciones generales
Artculo 1.Objeto.

La presente Ley tiene por objeto regular y garantizar un sistema integral de atencin y proteccin a las personas mayores, que cuente con la colaboracin y participacin de todas las Administraciones Pblicas de Andaluca as como de los propios sectores sociales a la que va dirigida y cuyas actuaciones respondan a una accin planificada, coordinada y global donde se contemplen medidas en todas las reas que afectan a estas personas a fin de conseguir los siguientes objetivos:

a) Impulsar y mejorar el bienestar fsico, psquico y social de las personas mayores y proporcionarles un cuidado preventivo, progresivo, integral y continuado, en orden a la consecucin del mximo bienestar en sus condiciones de vida, prestando especial atencin a aqullas con mayor nivel de dependencia.

b) Velar por la suficiencia econmica de las personas mayores con objeto de favorecer su integracin social.

c) Procurar la integracin de las personas mayores en todos los mbitos de la vida social mediante su participacin en las actividades que se lleven a cabo en su entorno fsico y cultural, as como fomentar la aportacin de sus conocimientos y experiencia a las restantes generaciones.

d) Posibilitar la permanencia de los mayores en el contexto sociofamiliar en el que han desarrollado su vida.

e) Promover las condiciones precisas para que las personas mayores lleven una vida autnoma, ofertando los medios para desarrollar sus potencialidades y frenar los procesos involutivos que acompaan a la edad avanzada.

f) Prevenir y evitar situaciones de riesgo social que puedan dar lugar a situaciones de maltrato y desasistencia.

g) Favorecer la solidaridad entre las generaciones.

h) Fomentar la participacin del movimiento asociativo de las personas mayores en el proceso de integracin comunitaria.

i) Sensibilizar a la sociedad andaluza respecto de la situacin de las personas mayores, con las exigencias que plantea la evolucin demogrfica actual y futura y con las consecuencias del progresivo envejecimiento de la poblacin de la Comunidad Autnoma.

j) Potenciar la implicacin social por medio del desarrollo de medidas que promuevan la solidaridad hacia las personas mayores con especiales necesidades de atencin.

k) Establecer los mecanismos de apoyo generacional necesarios, consistentes en medidas de accin positiva que posibiliten que la obligada transicin de la vida activa laboral a la situacin de jubilacin o de inactividad laboral asimilada se realice de la forma menos traumtica posible.

l) Propiciar la participacin de las personas mayores, a travs de las organizaciones en que se integran, en el proceso de toma de decisiones sobre el planeamiento y gestin del sistema de atencin y proteccin diseado en esta Ley.

m) Promover los valores representados por las personas mayores.

Artculo 2.mbito de aplicacin.

1. Tendrn derecho a las prestaciones y servicios previstos en la presente Ley las personas mayores de sesenta y cinco aos que se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

a) Quienes tengan la consideracin de andaluces, de acuerdo con lo previsto en el artculo 8 del Estatuto de Autonoma para Andaluca.

b) Extranjeros, aptridas, o refugiados con residencia en cualquier municipio de Andaluca, en los trminos establecidos en las normas, tratados y convenios internacionales vigentes en esta materia, y en su defecto atendiendo al principio de reciprocidad.

c) Aquellas otras personas que se encuentren en reconocido estado de necesidad.

2. Podr establecerse reglamentariamente que todas o algunas de las previsiones de la presente Ley resulten de aplicacin a quienes, reuniendo las dems condiciones fijadas en los apartados anteriores, hayan cumplido los cincuenta y cinco aos de edad.

Artculo 3.Criterios de actuacin.

Las actuaciones que lleven a cabo las Administraciones Pblicas de Andaluca en cumplimiento de la presente Ley se regirn por los siguientes criterios:

a) Garantizar que las personas mayores gocen de todos los derechos y libertades que tienen reconocidos por la Constitucin y el resto del ordenamiento jurdico, sin que sufran discriminacin alguna por razn de edad, nacimiento, raza, sexo, religin, opinin, deficiencia o enfermedad o cualquier otra condicin o circunstancia personal, familiar o social.

b) Adoptar medidas para la prevencin de situaciones de abuso y explotacin de las personas mayores, tanto en su persona como en su patrimonio.

c) Velar por el cumplimiento de las obligaciones familiares en relacin a las personas mayores.

d) Arbitrar las medidas necesarias para garantizar una adecuada coordinacin interadministrativa, pudindose crear con este fin aquellas estructuras o dispositivos que faciliten la correcta canalizacin de las demandas.

e) Fomentar la participacin de las personas mayores en los niveles de decisin y gestin que les afecten.

f) Adoptar las medidas necesarias a fin de difundir en la sociedad andaluza la importancia de la funcin social que desarrollan las personas mayores.

TTULO II
Participacin de las personas mayores
Artculo 4.Norma general.

Las Administraciones Pblicas de Andaluca fomentarn la participacin de las personas mayores en la vida poltica, econmica, cultural y social, apoyando el asociacionismo en este sector de la poblacin.

Artculo 5.Participacin institucional.

1. Las Administraciones Pblicas de Andaluca establecern los cauces normativos y las medidas necesarias para garantizar la participacin de las personas mayores en la planificacin y seguimiento de las medidas de poltica social que les afecten especficamente.

2. Los Consejos de Mayores constituirn los rganos de participacin institucional de las personas mayores en el mbito autonmico, provincial y local, asumiendo las funciones de representacin, asesoramiento y elaboracin de propuestas de actuacin a las Administraciones Pblicas en el sector de las personas mayores, en los trminos establecidos reglamentariamente.

3. Las organizaciones, sindicatos y asociaciones donde se integren las personas mayores, sern tenidas en cuenta a la hora de la toma de decisiones en aquellos temas que especficamente les afecten.

Artculo 6.Voluntariado y ayuda mutua.

Las Administraciones Pblicas de Andaluca promovern el desarrollo del voluntariado de mayores como forma de participacin en los diversos campos donde interviene el voluntariado as como grupos de ayuda mutua, dentro del propio colectivo.

TTULO III
De los servicios sociales
CAPTULO I
Disposiciones generales
Artculo 7.Norma general.

1. El Sistema Andaluz de Servicios Sociales engloba a los servicios y centros de atencin a las personas mayores de titularidad tanto pblica como privada.

2. Se garantizar la adecuada prestacin de servicios, tanto comunitarios como especializados, a las personas mayores, en el mbito de los servicios y centros de servicios sociales, de titularidad pblica y privada.

Artculo 8.Organizacin y funcionamiento.

Todos los recursos pblicos y privados de estancia y alojamiento para personas mayores situados en la Comunidad Autnoma de Andaluca habrn de disponer de un reglamento de rgimen interior regulador de su organizacin y funcionamiento, normas de convivencia, rganos de participacin y derechos y deberes de los residentes del centro.

El reglamento de rgimen interior y sus eventuales modificaciones debern ser aprobados por el rgano competente de la Consejera de Asuntos Sociales de la Junta de Andaluca.

Artculo 9.Apoyo familiar.

1. Las Administraciones Pblicas apoyarn a las familias y a otros cuidadores que tengan a su cargo la atencin de una persona mayor dependiente, a travs de medidas y programas de informacin y entrenamiento en las habilidades necesarias para afrontar su cuidado, as como a travs de medidas de soporte sociosanitarias que compensen la dedicacin familiar intensiva y eviten situaciones extremas de cansancio familiar. En todo caso se asegurar la participacin activa y de forma directa en este apoyo familiar de los servicios sociales comunitarios.

2. Asimismo, se potenciar la creacin de asociaciones de grupos de ayuda y otras redes de apoyo entre los familiares que cuidan a personas mayores con problemas de autonoma personal u otra ndole.

Artculo 10.Rgimen de autorizacin e inspeccin.

1. La creacin, construccin, modificacin sustancial, puesta en funcionamiento y cierre de los servicios y centros de servicios sociales de atencin a personas mayores estarn sometidos al rgimen de autorizacin administrativa.

2. La inspeccin de servicios sociales controlar el funcionamiento de dichos servicios y centros, y velar especialmente por el respeto a los derechos de los usuarios.

CAPTULO II
Atencin comunitaria
Artculo 11.Servicios Sociales Comunitarios.

Los Servicios Sociales Comunitarios, como estructura bsica y primer nivel de atencin del Sistema de Servicios Sociales de Andaluca, atienden, entre otros, al sector de mayores.

Esta atencin especfica se desarrolla desde la Red de Centros de Servicios Sociales Comunitarios.

Artculo 12.Objetivo de los Servicios Sociales Comunitarios.

El objetivo bsico de los Servicios Sociales Comunitarios para las personas mayores ser el de promover su integracin y participacin en la sociedad, favoreciendo el mantenimiento en su medio habitual y evitando su marginacin.

Artculo 13.Recursos comunitarios.

1. Los Servicios Sociales Comunitarios dispensarn prestaciones y servicios mediante actuaciones personalizadas, polivalentes, integradoras, complementarias, tcnicas y preventivas tendentes a mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

2. Los Servicios Sociales Comunitarios respondern a las necesidades de las personas mayores mediante informacin sobre recursos existentes, gestin de prestaciones, ayuda a domicilio y, en general, mediante la atencin especial a personas con problemas de integracin social.

3. Los Servicios Sociales Comunitarios actuarn tanto en el mbito individual como de grupo, dando apoyo a las asociaciones de personas mayores y a sus familiares.

CAPTULO III
Servicios Sociales Especializados
Artculo 14.Clasificacin.

1. Los Servicios Sociales Especializados, en cuanto instrumentos para la atencin a las personas mayores dirigidos a posibilitar su integracin social, habrn de procurar estructurarse en los mbitos ms prximos al ciudadano, evitando situaciones de desarraigo, y se estructurarn a travs de:

Centros de da.

Unidades de estancias diurnas.

Viviendas tuteladas.

Centros residenciales.

Otras alternativas.

2. Los Servicios Sociales Especializados tendern a estructurarse en los mbitos ms prximos a las personas a quienes prestan servicio, evitando situaciones de desarraigo.

Artculo 15.Centros de da.

Los centros de da se configuran como centros de promocin de bienestar de las personas mayores, tendentes al fomento de la convivencia, la integracin, la participacin, la solidaridad y la relacin con el medio social, pudiendo servir, sin detrimento de su finalidad esencial, de apoyo para la prestacin de servicios sociales a otros sectores de la poblacin.

Artculo 16.Unidades de estancias diurnas.

Las unidades de estancias diurnas estn destinadas a prestar una atencin integral durante parte del da a personas mayores con un grado variable de dependencia fsica o psquica. Su objetivo es mejorar o mantener el nivel de autonoma personal de los usuarios y apoyar a las familias o cuidadores que afrontan la tarea de atenderlos.

Artculo 17.Viviendas tuteladas.

Son viviendas tuteladas aquellas destinadas a personas mayores que posean un grado suficiente de autonoma personal y se configuran como pequeas unidades de alojamiento y convivencia ubicadas en edificios o zonas de viviendas normalizadas, sometidas al cumplimiento de los requisitos establecidos en la normativa sobre centros de servicios sociales, y supervisadas por una entidad de servicios sociales, tanto de carcter pblico como privado.

Artculo 18.Centros residenciales.

1. Los centros residenciales son centros de alojamiento y de convivencia que tienen una funcin sustitutoria del hogar familiar, ya sea de forma temporal o permanente, donde se presta a la persona mayor una atencin integral.

2. Las Administraciones Pblicas fomentarn las estancias temporales en centros residenciales, entendindose stas como la permanencia por un perodo de tiempo predeterminado.

Artculo 19.Otras alternativas.

Las Administraciones Pblicas fomentarn aquellos programas dirigidos a favorecer la permanencia de la persona mayor en su entorno, tales como:

a) Integracin familiar, destinado a fomentar la integracin del mayor en su propia familia u otras familias, en caso de que la persona mayor se encuentre solo y existan familias que deseen atenderlos e integrarlos en su propia unidad familiar.

b) Alojamiento de jvenes con personas mayores, dirigido a promover la estancia de jvenes con personas mayores que, por sus circunstancias, se encuentren solos y deseen dar alojamiento a estas personas.

c) Viviendas compartidas, destinadas a dar alojamiento a varias personas ya sean mayores o a jvenes y mayores indistintamente, siempre que su grado de autonoma les permita esta convivencia.

d) Otros anlogos.

CAPTULO IV
De los derechos y deberes de los usuarios
Artculo 20.Derechos de los usuarios.

Las Administraciones Pblicas garantizarn la calidad de las prestaciones a recibir por las personas mayores en los servicios y centros de servicios sociales y velarn por que en stos se respeten los derechos que la Constitucin Espaola y el resto del ordenamiento jurdico reconocen a aqullas, y especialmente los siguientes:

1. Derecho a la intimidad y no divulgacin de los datos personales que figuren en sus expedientes o historiales.

2. Derecho a la integridad, fsica y moral, y a un trato digno tanto por parte del personal del centro o servicio como de los otros usuarios.

3. Derecho a no ser discriminados en el tratamiento por razn de edad, nacimiento, raza, sexo, religin, opinin o cualquier otra condicin o circunstancia personal o social.

4. Derecho a la informacin y a la participacin de forma que, en todos los servicios y centros de servicios sociales, funcionen los mecanismos de participacin de los usuarios o de sus representantes legales que se establecern en el desarrollo reglamentario de la presente Ley.

5. Derecho a una atencin individualizada acorde con sus necesidades especficas.

6. Derecho a que se les faciliten las prestaciones sanitarias, farmacuticas, as como a los tratamientos tcnico-cientficos y asistenciales que corresponda al servicio o centro segn su finalidad y conforme a las necesidades del usuario.

7. Derecho a mantener relaciones interpersonales, incluido el derecho a recibir visitas, siendo obligacin de la direccin de los centros promover las relaciones peridicas con sus familiares, tutores o curadores.

8. Derecho a cesar en la utilizacin de los servicios o en la permanencia en el centro por voluntad propia, salvo cuando ello venga excluido por lo previsto en la normativa que resulte de aplicacin.

9. Derecho a ser protegidos por Ley, tanto ellos como sus bienes, cuando como consecuencia de la prdida de sus facultades mentales, pierdan su capacidad de autogobierno, tanto si estn en una institucin como en el mbito familiar.

Artculo 21.Deberes de los usuarios.

Los usuarios de los centros y servicios sociales debern cumplir lo establecido en la presente Ley, en las normas que se dicten en desarrollo de la misma y en sus reglamentos de funcionamiento interno, estando especialmente obligados a:

1. Observar una conducta inspirada en el mutuo respeto, tolerancia y colaboracin, encaminada a facilitar una mejor convivencia, entre los usuarios y el personal que presta sus servicios en los centros.

2. Respetar los derechos de los dems usuarios.

3. Cumplir las normas que rijan el funcionamiento del centro.

4. Abonar el importe de las liquidaciones de estancias o los precios de los servicios que se establezcan en funcin de las capacidades econmicas de los usuarios y sin perjuicio de lo establecido en el artculo 30.3 de la Ley 2/1988, de 4 de abril, de Servicios Sociales de Andaluca.

5. Facilitar correctamente los datos que puedan dar lugar al derecho a la prestacin o servicio.

Artculo 22.Participacin de los usuarios en el coste de los servicios.

1. A los efectos establecidos en el artculo 30 de la Ley 2/1988, de 4 de abril, de Servicios Sociales de Andaluca, sern computadas tanto las rentas y bienes de la persona mayor como los de aquellos obligados a prestarle alimentos, sin perjuicio de que las personas que carezcan de recursos suficientes para abonar su importe tengan derecho a la exencin o bonificacin del pago del coste de los servicios que reciban.

2. Los usuarios vendrn obligados a declarar la situacin patrimonial en los casos de ingreso en centros o servicios del sistema pblico.

3. En cualquier caso la Administracin, regular el reconocimiento de deuda contrado por las personas mayores sin renta pero con patrimonio.

TTULO IV
De la atencin sanitaria
Artculo 23.Objetivos de la atencin sanitaria.

En el marco del Sistema Sanitario Pblico de Andaluca, la atencin sanitaria de las personas mayores estar orientada a la consecucin de los siguientes objetivos:

a) Promover la salud y prevenir problemas de salud a travs del desarrollo de programas de educacin para la salud dirigidos al fomento de hbitos saludables de vida, a la prevencin de accidentes y enfermedades, a evitar el uso abusivo de medicamentos y otros que se determinen de inters para el colectivo de personas mayores. A estos efectos, se utilizarn los recursos y medios ms cercanos y accesibles para este sector de poblacin.

b) Asegurar la calidad de la asistencia sanitaria en el nivel primario de atencin, por medio de una adecuada formacin y reciclaje en geriatra y gerontologa de los profesionales de los equipos de atencin primaria.

c) Propiciar la permanencia de las personas mayores enfermas en su domicilio a travs de la necesaria potenciacin de los programas de atencin mdica y de enfermera domiciliaria. Igualmente y de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias se propiciar la permanencia de las personas mayores enfermas o en situacin de riesgo en su domicilio, mediante la creacin de un sistema gratuito de conexin permanente y aviso a los servicios de atencin sanitaria. Reglamentariamente, se establecern las ayudas tcnicas especficas de estos programas y los requisitos que deban concurrir en sus beneficiarios.

d) Garantizar la adecuada coordinacin entre los servicios sanitarios de atencin primaria y especializada, a travs del establecimiento conjunto de criterios de derivacin entre ambos niveles de atencin y la debida protocolizacin de la continuidad de los cuidados.

e) Garantizar la calidad de la asistencia sanitaria en el nivel especializado de atencin, mediante la actuacin coordinada de equipos multidisciplinares.

f) Potenciar los programas de rehabilitacin funcional que contribuyan al buen estado fsico, psquico o sensorial de esta poblacin o compensen su deterioro.

TTULO V
De la atencin sociosanitaria
Artculo 24.Definicin del sistema de atencin sociosanitaria.

1. El Sistema Sociosanitario Andaluz para las personas mayores tiene por finalidad la prestacin, de forma integral y coordinada, de servicios propios de la atencin sanitaria y de los servicios sociales, bien sean de carcter temporal o permanente.

2. Sern destinatarios de este sistema aquellas personas mayores que por su alto grado de dependencia, especializacin en los cuidados e insuficiencia de apoyo sociofamiliar requieran ser atendidos conjuntamente por los recursos sanitarios y sociales.

Artculo 25.Principios generales.

Las prestaciones sociosanitarias que se desarrollen irn dirigidas a garantizar los siguientes principios generales:

a) Conseguir y mantener el mayor grado de autonoma e independencia en el entorno domiciliario, evitando el ingreso innecesario en instituciones.

b) Impulsar los mecanismos de coordinacin y actuacin conjunta entre los servicios sociales y los servicios sanitarios, tanto en el nivel de atencin primaria y comunitaria como en los niveles especializados.

c) Incluir planes y programas coordinados e interdepartamentales que contemplen las innovaciones necesarias para hacer frente a las nuevas necesidades y demandas asistenciales.

d) Establecer los criterios sociosanitarios precisos para la ordenacin de los recursos tanto para la delimitacin de las estructuras de atencin como de sus funciones y acceso a las mismas.

e) Potenciar programas de formacin continuada, investigacin e intercambio de experiencias multidisciplinares entre los profesionales implicados de manera que redunde en la mejora de la calidad de la atencin a las personas mayores.

Artculo 26.Configuracin de la red sociosanitaria.

1. El Sistema de Atencin Sociosanitaria quedar formado por aquellos servicios y centros de la Administracin de la Junta de Andaluca que se determine reglamentariamente, as como por los de las Entidades Locales y otras instituciones pblicas y privadas con las que se establezcan los adecuados mecanismos de colaboracin.

2. Los servicios sociosanitarios se configuran como una red de servicios y prestaciones que cubrirn las necesidades de cuidados entre los diversos niveles y sistemas de atencin a las personas de forma integral, interdisciplinar y rehabilitadora, optimizando los recursos disponibles.

3. Los servicios sociosanitarios habrn de localizarse lo ms prximos posible al entorno habitual de la persona mayor.

Artculo 27.De las prestaciones sociosanitarias.

El sistema sociosanitario comprender, entre otras prestaciones, las siguientes: Atencin domiciliaria, atencin en perodos de convalecencia y rehabilitacin, cuidados paliativos, atencin en estancias diurnas y atencin de larga duracin. Reglamentariamente se definirn las estructuras y dispositivos necesarios para la correcta valoracin de los casos, planificacin y asignacin de medidas, derivacin y evaluacin de los procesos.

Artculo 28.Financiacin.

1. El sistema se financiar con los presupuestos propios de la Administracin de la Junta de Andaluca y de las Entidades Locales, en funcin de los recursos que se integren en el mismo.

2. Asimismo, podr financiarse mediante subvenciones y aportaciones voluntarias de entidades, particulares y cualquier otra forma de financiacin que pueda producirse.

Artculo 29.De la participacin de los usuarios.

Los usuarios participarn en los costes de los servicios y prestaciones del sistema pblico de Servicios Sociales, en los trminos establecidos en el apartado 1 del artculo 22 de la presente Ley.

TTULO VI
De la vivienda y el urbanismo
Artculo 30.Actuaciones en materia de vivienda y urbanismo.

Las Administraciones Pblicas impulsarn las siguientes actuaciones:

1. La promocin de viviendas tuteladas y compartidas destinadas a personas mayores, con objeto de favorecer la convivencia solidaria, la autonoma y la ayuda mutua.

2. La evaluacin de la situacin de las viviendas habitadas por personas mayores en nuestra Comunidad Autnoma.

3. El fomento, a travs de ayudas y subvenciones, de programas para la adaptacin de viviendas a las necesidades de las personas mayores y de programas de intercambio de viviendas, con la finalidad de lograr que el domicilio habitual de la persona mayor rena las mejores condiciones posibles de acceso, habitabilidad y proximidad a su entorno habitual.

4. Las personas mayores se beneficiarn de las medidas previstas en el Plan de Eliminacin de Barreras Arquitectnicas de la Junta de Andaluca, a quienes deben tener en cuenta.

TTULO VII
De la educacin y la formacin
Artculo 31.Promocin de la educacin.

Las Administraciones Pblicas promovern el ejercicio del derecho a la educacin y la formacin de las personas mayores mediante:

1. La potenciacin de la educacin de adultos en todos los niveles del sistema educativo, de conformidad con lo previsto en la Ley 3/1990, de 27 de marzo, de Educacin de Adultos.

2. La organizacin por parte de las Universidades andaluzas de aulas de formacin, cursos de perfeccionamiento y otras actividades formativas dirigidas a personas mayores que, con independencia del nivel acadmico obligatorio para acceder a la educacin universitaria, posibiliten la formacin en determinadas materias sin que ello comporte la obtencin de una titulacin acadmica.

3. El fomento de la participacin de las personas mayores en talleres ocupacionales dirigidos al conjunto de la sociedad, as como la organizacin de actividades formativas especficas para ellos.

4. La elaboracin de programas dirigidos a los diferentes niveles educativos que propicien el encuentro y el entendimiento intergeneracional y que permitan que los conocimientos y la experiencia de las personas mayores puedan ser aprovechados por las restantes generaciones.

Artculo 32.Sensibilizacin con las personas mayores.

1. Las Administraciones Pblicas contribuirn a mejorar el conocimiento que la sociedad tiene sobre el proceso normal de envejecimiento, entendido como una fase ms del proceso del ciclo vital, con toda la riqueza y diversidad que, al igual que otras etapas de la vida, posee, realizando campaas de sensibilizacin social sobre las necesidades de las personas mayores.

2. La administracin educativa impulsar la inclusin de contenidos relacionados con el envejecimiento en los niveles educativos obligatorios.

3. Se fomentar la implantacin de aquellos centros y programas necesarios para la formacin de profesionales cuya actividad se desarrolle en relacin con las personas mayores.

4. Se garantizar la calidad de la formacin de los profesionales de la gerontologa y su adecuacin a las necesidades reales y cambiantes que las personas mayores puedan plantear.

5. Las Administraciones Pblicas impulsarn la investigacin en gerontologa.

6. Las Administraciones Pblicas impulsarn especialmente las investigaciones que tengan como objeto un mayor conocimiento y mejoras en el tratamiento de las enfermedades seniles.

Artculo 33.Preparacin a la jubilacin.

1. Las Administraciones Pblicas propiciarn, mediante la promocin de cursos de preparacin a la jubilacin y otras medidas encaminadas a la adaptacin a la nueva situacin, que la jubilacin sea percibida como el inicio de una fase de la vida llena de posibilidades de realizacin personal. Algunas de estas acciones podrn articularse, entre otros medios, a travs de los correspondientes acuerdos con las organizaciones sindicales y empresariales.

2. Las Administraciones Pblicas, de acuerdo con sus disponibilidades financieras, aportarn los recursos suficientes para posibilitar el adecuado desarrollo de las actuaciones contempladas para la consecucin de los objetivos.

TTULO VIII
De la cultura, el ocio, el turismo y el deporte
Artculo 34.Participacin en la vida cultural.

Para lograr el incremento del disfrute por las personas mayores de la vida cultural de Andaluca, se favorecer su acceso a los actos de esta naturaleza programados con carcter general para toda la sociedad. Con este objetivo, las Administraciones Pblicas favorecern el acceso a las actividades y actos culturales, de ocio y recreativas que stas organicen, mediante una bonificacin de los precios de los mismos a aquellas personas mayores que cumplan los requisitos que se establezcan reglamentariamente.

Artculo 35.Actividades culturales y de ocio.

Las diferentes Administraciones Pblicas, realizarn actividades culturales y de empleo creativo del ocio dirigidas a las personas mayores. Igualmente podrn firmar acuerdos y establecer colaboraciones con otras entidades y organismos para tal fin.

Artculo 36.Actividades tursticas.

Se fomentar la prctica del turismo social y cultural entre las personas mayores mediante la organizacin de programas.

Artculo 37.Actividades deportivas.

Se fomentarn las actividades deportivas de las personas mayores adecundolas a las necesidades de stas, favoreciendo el uso y disfrute de las instalaciones deportivas existentes en la Comunidad Autnoma.

Artculo 38.Bonificacin del transporte.

Para facilitar la plena integracin social y cultural de los mayores con menor capacidad econmica, las Administraciones Pblicas favorecern sus desplazamientos en transportes pblicos mediante la bonificacin de los precios de los mismos a quienes cumplan los requisitos que se establezcan reglamentariamente.

Se fomentar la adaptacin de los vehculos utilizados en los transportes pblicos para facilitar la utilizacin a las personas mayores con problemas de movilidad.

TTULO IX
De la proteccin econmica
Artculo 39.Suficiencia econmica.

1. Las Administraciones Pblicas velarn por la suficiencia econmica de las personas mayores, a fin de contribuir a su autonoma personal as como a mejorar su calidad de vida.

2. A estos efectos, la Administracin de la Junta de Andaluca establecer los cauces de colaboracin y cooperacin necesarios con la Administracin del Estado, as como con el resto de las Administraciones Pblicas.

Artculo 40.Prestaciones econmicas.

1. Con objeto de sufragar las necesidades bsicas de las personas mayores que carezcan de los recursos necesarios, la Comunidad Autnoma de Andaluca podr establecer prestaciones econmicas, distintas y compatibles con las del sistema de la Seguridad Social y con las que pueda otorgar la Administracin del Estado y otras Administraciones Pblicas.

2. Tambin podrn establecer las Administraciones Pblicas prestaciones que consistan en aportaciones econmicas que financien total o parcialmente los gastos derivados de la adaptacin funcional del hogar, de la adquisicin de ayudas tcnicas que faciliten el desenvolvimiento de la persona mayor en su medio, de la estancia temporal o permanente en centros residenciales o unidades de estancias diurnas, as como aquellas otras que favorezcan su autonoma personal.

Artculo 41.Requisitos.

1. Para el reconocimiento del derecho a la percepcin de alguna de las ayudas que se citan en los artculos precedentes, se tendr en cuenta:

a) El grado de autonoma para la realizacin de las actividades de la vida diaria.

b) La situacin personal, familiar y social.

c) Las rentas o ingresos de la persona mayor y las de los obligados a prestarle alimentos.

2. La determinacin de estos requisitos y el procedimiento de concesin se establecern reglamentariamente.

TTULO X
De la proteccin jurdica
Artculo 42.Informacin.

Las Administraciones Pblicas desarrollarn las actuaciones de divulgacin necesarias para informar a las personas mayores sobre los derechos que les reconoce el ordenamiento jurdico y las medidas a emprender en caso de vulneracin de los mismos.

Artculo 43.Denuncias.

Las denuncias formuladas ante las Administraciones Pblicas acerca de la desasistencia en que pueda hallarse una persona mayor darn lugar a la correspondiente investigacin, y, en su caso, a la adopcin de las medidas adecuadas para su cese.

Artculo 44.Situaciones de maltrato.

Las situaciones de maltrato sobre personas mayores detectadas por cualesquiera rganos de las Administraciones Pblicas sern inmediatamente puestas en conocimiento del Ministerio Fiscal.

Del mismo modo debern actuar los profesionales, familiares, amigos, vecinos o instituciones que aprecien situaciones de maltrato o indicios de las mismas, sobre cualquier persona mayor.

Artculo 45.Ingresos en centros residenciales.

1. Ninguna persona mayor podr ser ingresada en un centro, sin que conste fehacientemente su consentimiento. En los casos de incapacidad presunta o declarada en los que no sea posible tal consentimiento, se requerir autorizacin judicial para el ingreso.

2. Los responsables de centros residenciales que advirtieren en una persona mayor ingresada la concurrencia sobrevenida de circunstancias determinantes de su incapacitacin debern ponerlo en conocimiento del Ministerio Fiscal.

3. Ninguna persona mayor podr ser obligada contra su voluntad a permanecer en un centro residencial, salvo en los supuestos en que medie resolucin judicial.

4. Los servicios de inspeccin velarn por el cumplimiento de lo dispuesto en los apartados anteriores e, igualmente, podrn solicitar del interesado que ratifique la voluntariedad de su estancia, mediante entrevista personal mantenida sin la presencia de familiares ni de representantes del centro.

Artculo 46.Expoliacin patrimonial.

Cuando las Administraciones Pblicas tengan noticia de que el patrimonio de una persona mayor est siendo objeto de expoliacin, bien por sus propios familiares o por terceros, se proceder a comunicarle de forma expresa las acciones judiciales que pueda iniciar, proporcionndole asistencia jurdica si fuera necesario, sin perjuicio del traslado de tales hechos al Ministerio Fiscal.

Artculo 47.Actuacin del tutor o curador.

Las Administraciones Pblicas, as como profesionales, familiares, amigos, vecinos o instituciones, pondrn en conocimiento del Ministerio Fiscal, a los efectos procedentes, las actuaciones de los tutores o curadores de las personas mayores que pudieran redundar en perjuicio de los intereses de stas.

Artculo 48.Proteccin de los derechos como consumidores.

Las Administraciones Pblicas garantizarn el respeto de los derechos que corresponden a las personas mayores como consumidores y usuarios, especialmente en relacin a las ofertas comerciales dirigidas especficamente a este sector de la poblacin.

Artculo 49.Ingresos procedentes de multas y sanciones.

Los ingresos procedentes de multas y sanciones por incumplimiento de lo establecido en la presente Ley, as como los provinientes del reintegro, en su caso, de las prestaciones y ayudas pblicas otorgadas se afectarn al cumplimiento de los fines de la presente Ley.

TTULO XI
Rgimen sancionador
CAPTULO I
Infracciones
Artculo 50.Definicin y clasificacin.

1. Constituyen infracciones administrativas las acciones u omisiones tipificadas como tales en la presente Ley, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden que puedan exigirse.

2. Las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves.

Artculo 51.Infracciones leves.

1. Constituyen infracciones leves las conductas tipificadas como infracciones graves en el artculo siguiente, cuando sean de escasa relevancia social, se cometan por simple negligencia o impliquen meros incumplimientos formales que no causen grave quebranto ni indefensin a los usuarios.

2. La inobservancia, por parte de los usuarios de los centros o servicios, de las normas sealadas en el correspondiente reglamento interno, que generen una alteracin o distorsin de escasa entidad en las normas de convivencia, respeto mutuo, solidaridad del colectivo y participacin.

Artculo 52.Infracciones graves.

Constituyen infracciones graves las conductas que en relacin con las personas mayores se encuentran tipificadas en los prrafos siguientes:

a) La vulneracin del derecho a la intimidad y a la no divulgacin de los datos personales que figuren en los expedientes e historiales.

b) La vulneracin del derecho a un trato digno.

c) Las actuaciones que supongan discriminacin por razn de edad, nacimiento, raza, sexo, religin, opinin o cualquier otra condicin o circunstancia personal o social.

d) La realizacin de actos encaminados a coartar el derecho a la informacin y a la participacin en los servicios y centros de servicios sociales.

e) Los actos limitativos del derecho a mantener relaciones interpersonales o que obstaculicen el derecho a recibir visitas.

f) Las actuaciones que impidan o limiten el derecho a cesar en la utilizacin de los servicios o en la permanencia en el centro por voluntad propia.

g) La imposicin de los usuarios de cualquier forma de renuncia o limitacin al ejercicio de los derechos reconocidos por el ordenamiento jurdico o por los reglamentos de rgimen interior de los servicios y centros.

h) El incumplimiento de las condiciones mnimas materiales y funcionales de los servicios y centros.

i) La vulneracin del derecho a la integridad fsica y moral, siempre que no constituya infraccin penal.

j) La omisin o inadecuada prestacin de la asistencia sanitaria y farmacutica.

k) La omisin o inadecuada prestacin del tratamiento tcnico-cientfico y asistencial que, conforme a la finalidad del centro o servicio, corresponda a las necesidades de los usuarios.

l) La prestacin de servicios en condiciones higinicas deficientes.

m) El falseamiento de los datos en la documentacin exigible para la autorizacin registro, acreditacin e inspeccin de los servicios y centros de servicios sociales para personas mayores.

n) La omisin del deber de comunicar al rgano competente las variaciones producidas en la documentacin inicialmente aportada de los servicios y centros.

) La utilizacin de la condicin de entidad, centro o servicios registrados o acreditados sin estarlo.

o) La variacin del rgimen de tarifas previamente notificadas al rgano administrativo competente.

p) La transgresin de la normativa contable, especfica de las entidades, centros y establecimientos de servicios sociales.

q) La obstruccin a la accin de los servicios de inspeccin pblica.

r) La comisin de tres infracciones leves en el trmino de un ao.

Artculo 53.Infracciones muy graves.

Constituyen infracciones muy graves:

a) Las de los apartados a), b), c), d), e), f), g) y h) del artculo anterior cuando resulten especialmente daosas para alguno de los derechos fundamentales de los usuarios.

b) Las de los apartados i), j), k) y l) del artculo anterior cuando produzcan un perjuicio efectivo o un peligro cierto que afecte gravemente a la integridad fsica o moral del usuario.

c) El ejercicio de actividades propias de los servicios y centros de servicios sociales sin contar con autorizacin administrativa.

d) El ejercicio de actividades distintas de aqullas para las que se concedi la autorizacin.

e) La comisin de tres infracciones graves en el trmino de un ao.

Artculo 54.Responsabilidad.

1. En general, sern responsables las personas a las que en cada caso se impongan las obligaciones o prescripciones cuyo incumplimiento se tipifica como infraccin o sobre las que recaiga la obligacin de cumplimiento de lo previsto normativamente.

2. La responsabilidad por las infracciones administrativas cometidas podr corresponder, en cada caso, a:

a) Las personas fsicas y jurdicas titulares de los servicios o centros de atencin al colectivo de personas mayores.

b) El representante legal de la entidad titular.

c) El personal que preste sus servicios en los centros.

3. Cuando el cumplimiento de las obligaciones previstas en la presente Ley afecte conjuntamente a varias personas, stas respondern de forma solidaria de las infracciones que, en su caso, se cometan y de las sanciones que se impongan.

Artculo 55.Prescripcin de las infracciones.

1. Las infracciones reguladas en la presente Ley prescribirn:

a) A los seis meses, las infracciones leves.

b) A los dos aos, las infracciones graves.

c) A los tres aos, las infracciones muy graves.

2. El plazo de prescripcin de las infracciones comenzar a contarse desde el da en que aqullas se hubieran cometido.

CAPTULO II
Medidas cautelares
Artculo 56.Medidas cautelares.

1. El rgano competente para resolver podr adoptar en cualquier momento, mediante acuerdo motivado, las medidas cautelares que resulten necesarias para asegurar la eficacia de la resolucin que pudiera recaer, el buen fin del procedimiento, evitar el mantenimiento de los efectos de la infraccin y las exigencias de los intereses generales.

2. En el supuesto de infracciones muy graves que supongan un grave riesgo para la salud fsica o mental de las personas mayores, el Consejero que tenga atribuida la competencia en la materia de Asuntos Sociales podr acordar como medida cautelar el cierre temporal del centro hasta tanto se subsanen por su titular las deficiencias detectadas en el mismo; garantizndose que las personas afectadas tendrn las alternativas adecuadas para ser atendidas correctamente, conforme a sus necesidades.

3. Las medidas cautelares debern ajustarse a la intensidad, proporcionalidad y necesidades de los objetivos que se pretenda garantizar en cada supuesto concreto.

4. En caso de cierre cautelar, se garantizar a los usuarios la atencin en otras instituciones o por sus familiares, cuando eso sea posible.

CAPTULO III
Sanciones
Artculo 57.Sanciones.

1. Las infracciones previstas en la presente Ley sern objeto de las siguientes sanciones:

a) Las infracciones leves se sancionarn con multa de 25.000 hasta 1.000.000 de pesetas.

b) Las infracciones graves se sancionarn con multa desde 1.000.001 hasta 10.000.000 de pesetas.

c) Las infracciones muy graves se sancionarn con multa desde 10.000.001 hasta 50.000.000 de pesetas, y en su caso con el cierre temporal, total o parcial del centro o servicio.

2. Las cuantas sealadas en este artculo podrn ser actualizadas por Decreto del Consejo de Gobierno en funcin de las variaciones del ndice de precios al consumo.

Artculo 58.Publicacin de las sanciones.

Con carcter accesorio, el rgano competente podr acordar para los casos de infracciones muy graves, en la resolucin del procedimiento sancionador, la publicacin de las sanciones impuestas en el Boletn Oficial de la Junta de Andaluca o en el de la correspondiente provincia, una vez hayan adquirido firmeza, as como los nombres, apellidos, denominacin o razn social de los sujetos responsables y la naturaleza y caractersticas de las infracciones. Asimismo podr acordar su difusin a travs de los medios de comunicacin social. El coste de la publicacin correr a cargo del sancionado.

Artculo 59.Graduacin de sanciones.

En la imposicin de sanciones se deber guardar la debida adecuacin entre la gravedad del hecho constitutivo de la infraccin y la sancin aplicada, considerndose los siguientes criterios para la graduacin de la sancin a aplicar:

a) La trascendencia social de la infraccin en conexin con la naturaleza de los perjuicios causados.

b) Existencia de intencionalidad del infractor.

c) La reincidencia por comisin en el trmino de un ao de ms de una infraccin de la misma naturaleza cuando as haya sido declarado por resolucin firme, y siempre que la misma no haya constituido una infraccin autnoma.

Artculo 60.rganos competentes.

Los rganos competentes para resolver el procedimiento sancionador e imponer las sanciones son:

a) El Delegado provincial de la Consejera que tenga atribuida la competencia en materia de Asuntos Sociales, en infracciones leves.

b) El Director general correspondiente de la Consejera que tenga atribuida la competencia en materia de Asuntos Sociales, en infracciones graves.

c) El titular de la Consejera competente en materia de Asuntos Sociales, en infracciones muy graves.

Artculo 61.Prescripcin de las sanciones.

1. Las sanciones reguladas en la presente Ley prescribirn:

a) A los tres aos, las impuestas por infracciones muy graves.

b) A los dos aos, las impuestas por infracciones graves.

c) A los seis meses, las impuestas por infracciones leves.

2. El plazo de prescripcin de las sanciones comenzar a contarse desde el da siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolucin por la que se impone la sancin.

Disposicin adicional primera.

1. En el plazo de un ao a partir de la entrada en vigor de la presente Ley, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andaluca aprobar el Plan de Actuacin Integral para las Personas Mayores.

2. El Plan de Actuacin Integral para las Personas Mayores recoger las medidas de mbito sanitario, de servicios sociales, educativo, cultural, deportivo, de ocio, urbanstico y asociativo, a desarrollar por la Junta de Andaluca en su poltica dirigida a las personas mayores.

Disposicin adicional segunda.

Para una mejor defensa de los derechos e intereses de los mayores en Andaluca, el Defensor del Pueblo andaluz podr delegar y centralizar en uno de sus adjuntos todas las funciones que en esta materia tenga encomendadas.

Disposicin derogatoria nica.

A la entrada en vigor de la presente Ley quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en la misma.

Disposicin final primera.Desarrollo reglamentario.

Se autoriza al Consejo de Gobierno para dictar cuantas disposiciones sean necesarias para el desarrollo y ejecucin de la presente Ley.

Disposicin final segunda.Entrada en vigor.

La presente Ley entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial de la Junta de Andaluca.

Sevilla, 7 de julio de 1999.

MANUEL CHAVES GONZLEZ,

Presidente

(Publicada en el Boletn Oficial de la Junta de Andaluca nmero 87, del jueves, 29 de julio de 1999)

Análisis

  • Rango: Ley
  • Fecha de disposición: 07/07/1999
  • Fecha de publicación: 29/09/1999
  • Entrada en vigor: 30 de julio de 1999.
  • Publicada en el BOJA nm. 87, de 29 de julio de 1999.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE MODIFICA el art. 14.1 y las referencias indicadas, por Ley 9/2016, de 27 de diciembre (Ref. BOE-A-2017-657).
Referencias anteriores
  • DE CONFORMIDAD con el Estatuto aprobado por Ley Orgnica 6/1981, de 30 de diciembre (Ref. BOE-A-1982-633).
  • CITA Ley 2/1988, de 4 de abril (Ref. BOE-A-1988-16147).
Materias
  • Ancianos
  • Andaluca
  • Asistencia social

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid