Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Legislación consolidada

Ley 33/1998, de 5 de octubre, de prohibicin total de minas antipersonal y armas de efecto similar.

Publicado en: BOE núm. 239, de 06/10/1998.
Entrada en vigor: 07/10/1998
Departamento: Jefatura del Estado
Referencia: BOE-A-1998-23136
Permalink ELI: https://www.boe.es/eli/es/l/1998/10/05/33/con

TEXTO CONSOLIDADO: Última actualización publicada el 29/07/2015

Esta norma pasa a denominarse "Ley 33/1998, de 5 de octubre, de prohibicin total de minas antipersonal, municiones en racimo y armas de efecto similar", segn establece el art. nico.1 de la Ley 27/2015, de 28 de julio .Ref. BOE-A-2015-8471.


[Bloque 2: #preambulo]

JUAN CARLOS I

REY DE ESPAA

A todos los que la presente vieren y entendieren.

Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley.

EXPOSICIN DE MOTIVOS

Esta Ley pretende contribuir al objetivo de salvar las vidas de miles de vctimas inocentes y es expresin de la solidaridad de Espaa con todos los pueblos de La Tierra.

El principio universalmente aceptado del derecho internacional humanitario, segn el cual el derecho de las partes en un conflicto armado a elegir los mtodos o medios de combate no es ilimitado, ha impulsado una serie de iniciativas a nivel internacional encaminadas a prohibir el empleo en los conflictos armados de armas, proyectiles, materiales y mtodos de combate de naturaleza tal que causen daos superfluos o sufrimientos innecesarios, especialmente a la poblacin civil.

En el caso concreto de las minas antipersonal, su uso indiscriminado en algunos conflictos armados ha provocado una situacin en la que millones de artefactos de este tipo se encuentran dispersos e incontrolados en extensas reas de un gran nmero de pases, dando lugar a diario a muertes, mutilaciones y sufrimientos de personas inocentes o indefensas, incluso nios.

La comunidad internacional, liderada por Naciones Unidas, consciente de los desastres que el uso indiscriminado de estas armas provoca en las poblaciones de tantos pases, convoc una conferencia internacional que finaliz con la aprobacin de la Convencin de 1980 sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados, cuyo Protocolo II trata precisamente de las minas antipersonal.

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprob una Resolucin sobre Suspensin de la exportacin de minas antipersonal en la que se exhortaba a los Estados a que convengan en que se decrete una suspensin de la exportacin de las minas antipersonal que entraan graves peligros para las poblaciones civiles.

Las disposiciones de la Convencin de 1980 se hicieron ms estrictas con la adopcin del Protocolo II enmendado en la primera Conferencia de revisin de la Convencin que finaliz el 31 de mayo de 1996. Sin embargo, los resultados derivados de la aprobacin del nuevo texto no fueron suficientes. El movimiento de opinin a escala mundial, muestra de la toma de conciencia pblica en el fomento de los principios humanitarios, ha cristalizado en las Declaraciones de Ottawa de 5 de octubre de 1996 y de Bruselas de 27 de junio de 1997, que instan a la comunidad internacional a negociar un acuerdo jurdicamente vinculante que prohba el uso, almacenamiento, produccin y transferencias de minas antipersonal. Por ello, en la Conferencia diplomtica de Oslo, el 18 de septiembre de 1997, que prepar el texto del Acuerdo firmado en Ottawa en diciembre del mismo ao, se acord la prohibicin del empleo, almacenamiento, produccin y transferencia de minas antipersonal y la destruccin de todas las existencias que cada pas parte de la Convencin posea, ya sea en almacn o en zonas minadas bajo su jurisdiccin o control.

La actitud de Espaa en esta cuestin ha sido siempre la de mantener una poltica activa de anticipacin a la eventuales reformas de la Convencin de 1980, adoptando moratorias unilaterales a la exportacin y promoviendo, junto con otros gobiernos, la aprobacin de resoluciones en Naciones Unidas que exhortan a que todos los pases se sumen a este tipo de medidas. En este contexto figuran la moratoria espaola a la exportacin de minas de febrero de 1994, renovada en febrero de 1995, la moratoria con carcter indefinido aprobada por el Gobierno espaol en mayo de 1996 y nuestra adhesin a la Accin Comn de la Unin Europea de 28 de noviembre de 1997. Fiel exponente de esta actitud ha sido la participacin espaola en tareas multinacionales de deteccin y limpieza de minas en los ltimos aos.

En la misma lnea mantenida hasta el momento, y en coincidencia con los trminos de la proposicin no de ley del Congreso de los Diputados de fecha 25 de febrero de 1997, el Gobierno espaol continuar las acciones ya emprendidas para lograr la universalidad de las medidas orientadas a la prohibicin de empleo y eliminacin de las minas antipersonal, promoviendo la adhesin a ellas de todos los pases del mundo.

Tambin promover dicha universalidad en todos los foros internacionales pertinentes incluida, entre ellos, la Conferencia de Desarme de las Naciones Unidas.

De la misma manera continuar impulsando las tareas humanitarias de limpieza de minas y las acciones multilaterales necesarias para lograr tecnologas de localizacin, desactivacin y destruccin de las minas antipersonal actualmente desplegadas, as como para el apoyo y la asistencia destinada a la recuperacin fsica y psicolgica de sus innumerables vctimas.

A dicho objetivo tambin responde esta Ley, que recoge y refleja nuestro apoyo financiero, tcnico y humanitario a los programas de deteccin, desactivacin y desmantelamiento de las minas existentes, a los de cooperacin y asistencia a sus vctimas (concienciacin, educacin y rehabilitacin de las poblaciones afectadas), as como al Fondo Fiduciario Internacional de Naciones Unidas para dichos fines.

La presente Ley se dicta dentro del pleno apoyo que Espaa ha venido demostrando a la eliminacin total de las minas antipersonal, teniendo en cuenta los criterios establecidos en la Convencin de Ottawa de 1997 y en respuesta a la proposicin no de ley del Congreso de los Diputados anteriormente citada.


[Bloque 3: #a1]

Artculo 1. Definiciones

Por "mina antipersonal" se entiende toda mina concebida para que explosione por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona, y que incapacite, hiera o mate a una o ms personas. Las minas diseadas para detonar por la presencia, la proximidad o el contacto de un vehculo y no de una persona, que estn provistas de un dispositivo antimanipulacin, no son consideradas minas antipersonal por estar as constituidas.

Por "mina" se entiende todo artefacto explosivo diseado para ser colocado debajo, sobre o cerca de la superficie del terreno u otra superficie cualquiera y concebido para explosionar por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona o vehculo.

Por "dispositivo antimanipulacin" se entiende un dispositivo destinado a proteger una mina y que forma parte de ella, que est conectado, fijado, o colocado bajo la mina, y que se activa cuando se intenta manipularla o activarla intencionadamente de alguna otra manera.

Por "medios de lanzamiento o dispersin de minas" se entiende aquellos vectores o mecanismos especficamente concebidos como medio de lanzamiento o dispersin de minas antipersonal.

Por "municin en racimo" se entiende una municin convencional que ha sido diseada para dispersar o liberar submuniciones explosivas, cada una de ellas de un peso inferior a 20 kilogramos, y que incluye estas submuniciones explosivas. La definicin no incluye:

a) Una municin o submunicin diseada para emitir bengalas, humo, efectos de pirotecnia o contramedidas de radar ("chaff") o una municin diseada exclusivamente con una funcin de defensa area.

b) Una municin o submunicin diseada para producir efectos elctricos o electrnicos.

c) Una municin que, a fin de evitar efectos indiscriminados en una zona, as como los riesgos que entraan las submuniciones sin estallar, rene todas las caractersticas siguientes:

i. Cada municin contiene menos de diez submuniciones explosivas.

ii. Cada submunicin explosiva pesa ms de cuatro kilogramos.

iii. Cada submunicin explosiva est diseada para detectar y atacar un objeto que constituya un blanco nico.

iv. Cada submunicin explosiva est equipada con un mecanismo de autodestruccin electrnico.

v. Cada submunicin explosiva est equipada con un dispositivo de autodesactivacin electrnico.

Por "submunicin sin estallar" se entiende una submunicin explosiva que ha sido dispersada o liberada, o que se ha separado de otro modo, de una municin en racimo, y no ha estallado como se esperaba.

Por "submunicin explosiva" se entiende una municin convencional que, para desarrollar su funcin, es dispersada o liberada por una municin en racimo y est diseada para funcionar mediante la detonacin de una carga explosiva antes del impacto, de manera simultnea al impacto o con posterioridad al mismo.

Por "municin en racimo fallida" se entiende una municin en racimo que ha sido disparada, soltada, lanzada, proyectada o arrojada de otro modo y que debera haber dispersado o liberado sus submuniciones explosivas pero no lo hizo.

Por "municiones en racimo abandonadas" se entiende aquellas municiones en racimo o submuniciones explosivas que no han sido usadas y que han sido abandonadas o desechadas y ya no se encuentran bajo el control de la Parte que las abandon o desech. Pueden o no haber sido preparadas para su empleo.

Por "bombeta explosiva" se entiende una municin convencional, de menos de20 kilogramos de peso, que no es autopropulsada y que, para realizar su funcin, debe ser dispersada o liberada por un dispositivo emisor, y que est diseada para funcionar mediante la detonacin de una carga explosiva antes del impacto, de manera simultnea al impacto o con posterioridad al mismo.

Por "dispositivo emisor" se entiende un contenedor que est diseado para dispersar o liberar bombetas explosivas y que est fijado en una aeronave en el momento de la dispersin o liberacin.

Por "bombeta sin estallar" se entiende una bombeta explosiva que ha sido dispersada, liberada o separada de otro modo de un emisor y no ha estallado como se esperaba.

Por "restos de municiones en racimo" se entiende municiones en racimo fallidas, municiones en racimo abandonadas, submuniciones sin estallar y bombetas sin estallar.

Por "rea contaminada con municiones en racimo" se entiende un rea que se sabe o se sospecha que contiene restos de municiones en racimo.

Por "mecanismo de autodestruccin" se entiende un mecanismo de funcionamiento automtico incorporado que es adicional al mecanismo iniciador primario de la municin y que asegura la destruccin de la municin en la que est incorporado.

Por "autodesactivacin" se entiende el hacer inactiva, de manera automtica, una municin por medio del agotamiento irreversible de un componente, como, por ejemplo, una batera, que es esencial para el funcionamiento de la municin.

"Transferencia" supone, adems del traslado fsico de minas antipersonal y municiones en racimo dentro o fuera de un territorio nacional, la transferencia del dominio y control sobre las minas antipersonal y las municiones en racimo, pero no incluye la transferencia del territorio que contenga restos de las minas antipersonal y las municiones en racimo.

Por "vctimas" se entiende todas las personas que han perdido la vida o han sufrido un dao fsico o psicolgico, una prdida econmica, marginacin social o un dao sustancial en la realizacin de sus derechos debido al empleo de minas, municiones en racimo, armas trampa y otros artefactos. La definicin incluye a aquellas personas directamente afectadas por estas armas, as como a los familiares y comunidades perjudicados.

Se modifica por el art. nico.2 de la Ley 27/2015, de 28 de julio. Ref. BOE-A-2015-8471.




[Bloque 4: #a2]

Artculo 2. Prohibicin total del empleo, almacenamiento, produccin y transferencia.

1. Queda prohibido el empleo, desarrollo, produccin, adquisicin de un modo u otro, almacenamiento, conservacin, transferencia o exportacin a cualquiera, directa o indirectamente, de las minas antipersonal, municiones en racimo, bombetas explosivas, armas de efecto similar y otros tipos de armas convencionales especificadas en los protocolos anejos de la Convencin de 1980 sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados, as como de su tecnologa y patentes.

Asimismo, queda prohibida la financiacin o la publicidad de este tipo de armas, y de los conceptos explicitados en el prrafo anterior, por cualquier medio.

Igualmente, queda prohibido ayudar, alentar o inducir a cualquiera a participar en una actividad prohibida por esta ley o por las convenciones de las que Espaa es parte.

La infraccin de esta ley ser sancionada de conformidad con el Cdigo Penal.

2. La transferencia de minas antipersonal y de municiones en racimo est permitida cuando se realiza para su destruccin.

3. No se interpretarn como actividades prohibidas en esta ley la cooperacin militar y participacin en operaciones militares por el Estado, su personal militar o sus nacionales con otros Estados que no sean parte de la Convencin de municiones en racimo y utilicen este tipo de armas.

No obstante, lo dispuesto anteriormente no autoriza a:

a) Desarrollar, producir o adquirir de un modo u otro, minas antipersonal o municiones en racimo.

b) Almacenar o transferir minas antipersonal o municiones en racimo.

c) Utilizar minas antipersonal o municiones en racimo.

d) Solicitar expresamente el uso de minas antipersonal o municiones en racimo en casos en los que la eleccin de las municiones utilizadas se encuentre bajo su control exclusivo.

Se modifica por el art. nico.3 de la Ley 27/2015, de 28 de julio. Ref. BOE-A-2015-8471.




[Bloque 5: #a3]

Artculo 3. Destruccin de las minas antipersonal y municiones en racimo.

1. El Estado se compromete a destruir o a garantizar la destruccin de todas las minas antipersonal y municiones en racimo, incluidas aquellas que pudieran ser descubiertas con posterioridad a la entrada en vigor de las convenciones y de haber destruido los arsenales existentes.

El Ministerio de Defensa velar porque todas las minas antipersonal y municiones en racimo existentes bajo jurisdiccin y control espaol sean destruidas en el plazo ms breve posible y en todo caso dentro de los plazos estipulados en las respectivas convenciones (cuatro aos para minas antipersonal y ocho aos para municiones en racimo).

La destruccin de las minas antipersonal y de las municiones en racimo se har mediante procedimientos que cumplan las normas internacionales, europeas y nacionales aplicables para la proteccin de la salud pblica y el medio ambiente, y as respeten las condiciones medioambientales de la zona en que se destruyan.

2. Todas las empresas que hayan sido productoras de minas antipersonal y/o de municiones en racimo, u otras armas de efecto similar prohibidas por las convenciones citadas, as como cualquiera que pueda poseerlas con cualquier propsito, debern informar al Ministerio de Defensa del total de estas armas que les pertenezcan o tengan, o que estn bajo su control, incluyendo un desglose del tipo, cantidad y, si fuera posible, los nmeros de lote de cada tipo de arma y proceder a su destruccin lo antes posible y, en todo caso, dentro de los plazos que marcan las convenciones.

Asimismo dichas empresas informarn sobre la situacin y el avance de los programas de reconversin o cierre definitivo de las instalaciones de produccin de las armas prohibidas en esta ley.

3. El Gobierno informar a las Cortes Generales de los planes y plazos adecuados para proceder al cumplimiento efectivo de lo establecido en este artculo y de cuanto se dispone en el artculo 7 de la Convencin sobre minas antipersonal y de la Convencin sobre municiones en racimo, anualmente y hasta la efectiva y total destruccin de las minas antipersonal y municiones en racimo existentes en el territorio espaol.

Se modifica por el art. nico.4 de la Ley 27/2015, de 28 de julio. Ref. BOE-A-2015-8471.




[Bloque 6: #a4]

Artculo 4. Prohibicin de utilizar medios de lanzamiento o dispersin de minas antipersonal.

Queda prohibido el empleo, desarrollo, produccin, adquisicin de un modo u otro, almacenamiento, conservacin, transferencia o exportacin a cualquiera, directa o indirectamente, de vectores especficamente concebidos como medio de lanzamiento o dispersin de minas antipersonal, y de armas de efecto similar especificadas en el Protocolo enmendado II de la Convencin de 1980, as como de su tecnologa.


[Bloque 7: #a5]

Artculo 5. Excepciones.

1. Sin perjuicio de lo establecido en el artculo 2 de esta ley, se permite al Ministerio de Defensa la retencin o la transferencia de una cantidad de minas antipersonal y municiones en racimo para el desarrollo de tcnicas de deteccin, limpieza o destruccin de estos artefactos y el adiestramiento en dichas tcnicas. La cantidad de tales minas antipersonal y municiones en racimo no deber exceder la cantidad mnima absolutamente necesaria para realizar los propsitos mencionados.

La destruccin de las minas antipersonal y de las municiones en racimo, a la que hace referencia el artculo 3 de esta ley, no afectar a las que se mantengan a los efectos sealados en el prrafo anterior.

2. De acuerdo con las previsiones establecidas por el artculo 3, apartado 3, de esta ley, el Gobierno informar a las Cortes Generales respecto de las cantidades mnimas imprescindibles destinadas al desarrollo de tcnicas de deteccin, limpieza o destruccin de minas antipersonal y municiones en racimo, con especial detalle de las transferencias que hubieran podido ser realizadas con estos propsitos.

3. El Gobierno remitir a la Secretara General de Naciones Unidas los informes de actualizacin de datos preceptivos, de conformidad con las convenciones de las que Espaa es parte.

4. El Gobierno modificar los documentos que contienen la doctrina de defensa espaola de acuerdo con las disposiciones y prohibiciones de esta ley.

Se modifica por el art. nico.5 de la Ley 27/2015, de 28 de julio. Ref. BOE-A-2015-8471.




[Bloque 8: #a6]

Artculo 6. Cooperacin y asistencia internacional.

1. El Gobierno adoptar cuantas disposiciones fueren necesarias para seguir comprometiendo el apoyo financiero y la colaboracin en programas y proyectos de ayuda humanitaria, en el marco de las campaas internacionales con este fin, tanto de carcter bilateral o multilateral, que requieran la contribucin y apoyo por parte de Espaa para la deteccin, desactivacin y desmantelamiento de las minas y de los restos explosivos de guerra, en especial los restos de municiones en racimo, existentes en otros Estados.

2. El Gobierno mantendr la necesaria provisin de partidas presupuestarias anuales especficas en apoyo de los fondos fiduciarios internacionales y/o regionales, de Naciones Unidas y/o de organizaciones regionales existentes para dichos fines, para programas de desminado y de limpieza y destruccin de restos explosivos de guerra, incluidos los de municiones en racimo, as como una contribucin tecnolgica y de formacin de equipos adecuados para contribuir a su total erradicacin.

3. El Gobierno adoptar cuantas disposiciones fueren necesarias para seguir comprometiendo el apoyo financiero y la colaboracin de Espaa en programas de cooperacin y asistencia a las vctimas de minas antipersonal y restos explosivos de guerra, incluidos de municiones en racimo, a sus familias y sus comunidades de pertenencia, incluyendo atencin mdica, rehabilitacin, apoyo psicolgico, inclusin social y econmica, concienciacin, prevencin de accidentes, educacin y rehabilitacin de las poblaciones afectadas.

4. En los compromisos o acuerdos de cooperacin para operaciones de desminado y de limpieza y destruccin de restos explosivos de guerra y de municiones en racimo que, por acuerdo bilateral o a solicitud de los organismos internacionales de los que forme parte el Reino de Espaa, sean contrados por el Gobierno espaol, el Ministerio de Defensa destacar en misiones especficas al personal militar profesional especialista en dichas tcnicas, para realizar las correspondientes actuaciones de deteccin, limpieza y eliminacin de las minas antipersonal y restos explosivos de guerra, en especial los derivados de la utilizacin de municiones en racimo.

5. Se dedicar especial atencin a la cooperacin tcnica y de formacin a personal experto en tcnicas de desminado y de desactivacin de restos explosivos de guerra y de artefactos improvisados de pases afectados, en especial en los centros especializados, entre ellos el Centro Internacional de Desminado del Ministerio de Defensa.

Se modifica por el art. nico.6 de la Ley 27/2015, de 28 de julio. Ref. BOE-A-2015-8471.




[Bloque 9: #daprimera]

Disposicin adicional primera. Financiacin.

1. Los gastos ocasionados por la destruccin de las minas antipersonal almacenadas sern financiados con los crditos correspondientes del Ministerio de Defensa.

2. Los gastos derivados de la destruccin de las municiones en racimo sern asumidos por quien las posea. La Administracin General del Estado tendr derecho a ser resarcida por las empresas productoras o poseedoras incumplidoras de sus obligaciones, si tal incumplimiento derivara en responsabilidad exigible al Estado.

Se modifica por el art. nico.7 de la Ley 27/2015, de 28 de julio. Ref. BOE-A-2015-8471.




[Bloque 10: #dasegunda]

Disposicin adicional segunda. Sanciones.

El incumplimiento de las obligaciones establecidas en la presente Ley ser sancionable de acuerdo con la legislacin sectorial correspondiente.

El Gobierno adoptar todas las medidas legales, administrativas y de otra ndole que procedan para prevenir y reprimir cualquier actividad prohibida por esta Ley.


[Bloque 11: #ddunica]

Disposicin derogatoria nica.

Quedan derogadas todas las normas de igual o inferior rango en lo que contradigan o se opongan a lo dispuesto en la presente Ley.


[Bloque 12: #dfprimera]

Disposicin final primera. Facultades de desarrollo y ejecucin.

Se autoriza al Consejo de Ministros para dictar las disposiciones necesarias en desarrollo de la presente Ley, a propuesta de los Ministros de Asuntos Exteriores, de Defensa y de Economa y Hacienda.


[Bloque 13: #dfsegunda]

Disposicin final segunda. Entrada en vigor.

La presente Ley entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.


[Bloque 14: #firma]

Por tanto, Mando a todos los espaoles, particulares y autoridades que guarden y hagan guardar esta Ley.

Madrid, 5 de octubre de 1998.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

JOS MARA AZNAR LPEZ

Este documento es de carácter informativo y no tiene valor jurídico.

Dudas o sugerencias: Servicio de atención al ciudadano

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid