Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Legislación consolidada

Ley Orgnica 4/1997, de 4 de agosto, por la que se regula la utilizacin de videocmaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares pblicos.

Publicado en: BOE núm. 186, de 05/08/1997.
Entrada en vigor: 06/08/1997
Departamento: Jefatura del Estado
Referencia: BOE-A-1997-17574
Permalink ELI: https://www.boe.es/eli/es/lo/1997/08/04/4/con

TEXTO ORIGINAL: Texto original publicado el 05/08/1997

JUAN CARLOS I

REY DE ESPAA

A todos los que la presente vieren y entendieren.

Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley Orgnica.

PREMBULO

El artculo 104.1 de la Constitucin establece que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrn como misin proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana, para cuyo cumplimiento actan con absoluto respeto a la Constitucin y al resto del ordenamiento, tal como recoge el mandato constitucional en su artculo 9.1 y la Ley Orgnica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en su artculo 5.1.

La prevencin de actos delictivos, la proteccin de las personas y la conservacin y custodia de bienes que se encuentren en situacin de peligro, y especialmente cuando las actuaciones perseguidas suceden en espacios abiertos al pblico, lleva a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad al empleo de medios tcnicos cada vez ms sofisticados. Con estos medios, y en particular mediante el uso de sistemas de grabacin de imgenes y sonidos y su posterior tratamiento, se incrementa sustancialmente el nivel de proteccin de los bienes y libertades de las personas.

Ahora es oportuno proceder a la regulacin del uso de los medios de grabacin de imgenes y sonidos que vienen siendo utilizados por la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, introduciendo las garantas que son precisas para que el ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Constitucin sea mximo y no pueda verse perturbado con un exceso de celo en la defensa de la seguridad pblica.

Las garantas que introduce la presente Ley en el uso de sistemas de grabacin de imgenes y sonidos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad parten del establecimiento de un rgimen de autorizacin previa para la instalacin de videocmaras inspirado en el principio de proporcionalidad, en su doble versin de idoneidad e intervencin mnima. La autorizacin se conceder por los rganos administrativos que se determinan previo informe preceptivo, que ser vinculante si es negativo, de una Comisin que presidir el Pre sidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autnoma correspondiente, y en la cual la presencia de miembros dependientes de la Administracin autorizante no podr ser mayoritaria.

La Ley prev, adems de las instalaciones fijas de videocmaras, el uso de videocmaras mviles con la necesaria autorizacin del rgano designado al efecto, salvo en situaciones de urgencia o en las que sea imposible obtener a tiempo la autorizacin, en las cuales se proceder a comunicar su uso a la autoridad policial y a la Comisin. En todos los casos la Comisin ser informada peridicamente del uso que se haga de las videocmaras mviles y tendr derecho a recabar la correspondiente grabacin.

Las imgenes y sonidos obtenidos por cualquiera de las maneras previstas sern destruidos en el plazo de un mes desde su captacin, salvo que se relacionen con infracciones penales o administrativas graves o muy graves en materia de seguridad pblica, con una investigacin policial en curso o con un procedimiento judicial abierto. El pblico ser informado de la existencia de videocmaras fijas y de la autoridad responsable y todas las personas interesadas podrn ejercer el derecho de acceso y cancelacin de las imgenes en que hayan sido recogidos.

Finalmente, se dispone la inmediata puesta a disposicin judicial de aquellas grabaciones en las que se haya captado la comisin de hechos que pudieran constituir ilcitos penales y, en previsin de que, por circunstancias que debern ser justificadas, no sea posible, se establece la entrega de la grabacin junto con el relato de los hechos a la autoridad judicial o al Ministerio Fiscal.

La Ley lleva a cabo modificaciones en otras leyes que, con el mismo fin de proteccin de la seguridad de las personas y de los bienes y garanta de los derechos y libertades, permitan dotar de mayor eficacia a las previsiones de sta. As, introduce modificaciones en la Ley Orgnica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del Derecho de Reunin, y en la Ley Orgnica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Proteccin de la Seguridad Ciudadana, con la finalidad de atajar la violencia callejera que eventualmente se produce con ocasin del ejercicio del derecho de reunin y manifestacin en lugares de trnsito pblico.

Corresponde al Estado, en el ejercicio de la competencia que le atribuye la Constitucin (artculo 149.1.29.a) en materia de seguridad pblica, la aprobacin de la presente Ley que, por otra parte, en la medida en que incide en la regulacin de las condiciones bsicas del ejercicio de determinados derechos fundamentales, como el derecho a la propia imagen y el derecho de reunin, debe tener en su totalidad el carcter de Ley Orgnica, sin perjuicio de las competencias que correspondan a las Comunidades Autnomas en esta materia de acuerdo con lo que dispongan sus Estatutos de Autonoma.

Artculo 1. Objeto.

1. La presente Ley regula la utilizacin por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de videocmaras para grabar imgenes y sonidos en lugares pblicos, abiertos o cerrados, y su posterior tratamiento, a fin de contribuir a asegurar la convivencia ciudadana, la erradicacin de la violencia y la utilizacin pacfica de las vas y espacios pblicos, as como de prevenir la comisin de delitos, faltas e infracciones relacionados con la seguridad pblica.

Asimismo, esta norma establece especficamente el rgimen de garantas de los derechos fundamentales y libertades pblicas de los ciudadanos que habr de respetarse ineludiblemente en las sucesivas fases de autorizacin, grabacin y uso de las imgenes y sonidos obtenidos conjuntamente por las videocmaras.

2. Las referencias contenidas en esta Ley a videocmaras, cmaras fijas y cmaras mviles se entendern hechas a cualquier medio tcnico anlogo y, en general, a cualquier sistema que permita las grabaciones previstas en esta Ley.

Artculo 2. mbito de aplicacin.

1. La captacin, reproduccin y tratamiento de imgenes y sonidos, en los trminos previstos en esta Ley, as como las actividades preparatorias, no se considerarn intromisiones ilegtimas en el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, a los efectos de lo establecido en el artculo 2.2 de la Ley Orgnica 1/1982, de 5 de mayo.

2. Sin perjuicio de las disposiciones especficas contenidas en la presente Ley, el tratamiento automatizado de las imgenes y sonidos se regir por lo dispuesto en la Ley Orgnica 5/1992, de 29 de octubre, de Regulacin del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carcter Personal.

Artculo 3. Autorizacin de las instalaciones fijas.

1. La instalacin de videocmaras o de cualquier medio tcnico anlogo en los trminos del artculo 1.2 de la presente Ley est sujeta al rgimen de autorizacin, que se otorgar, en su caso, previo informe de un rgano colegiado presidido por un Magistrado y en cuya composicin no sern mayora los miembros dependientes de la Administracin autorizante.

2. Las instalaciones fijas de videocmaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Corporaciones Locales sern autorizadas por el Delegado del Gobierno en la Comunidad Autnoma de que se trate, previo informe de una Comisin cuya presidencia corresponder al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la misma Comunidad. La composicin y funcionamiento de la Comisin, as como la participacin de los municipios en ella, se determinarn reglamentariamente.

3. No podr autorizarse la instalacin fija de videocmaras cuando el informe de la Comisin prevista en el apartado segundo de este artculo estime que dicha instalacin supondra una vulneracin de los criterios establecidos en el artculo 4 de la presente Ley Orgnica.

4. La resolucin por la que se acuerde la autorizacin deber ser motivada y referida en cada caso al lugar pblico concreto que ha de ser objeto de observacin por las videocmaras. Dicha resolucin contendr tambin todas las limitaciones o condiciones de uso necesarias, en particular la prohibicin de tomar sonidos, excepto cuando concurra un riesgo concreto y preciso, as como las referentes a la cualificacin de las personas encargadas de la explotacin del sistema de tratamiento de imgenes y sonidos y las medidas a adoptar para garantizar el respeto de las disposiciones legales vigentes. Asimismo, deber precisar genricamente el mbito fsico susceptible de ser grabado, el tipo de cmara, sus especificaciones tcnicas y la duracin de la autorizacin, que tendr una vigencia mxima de un ao, a cuyo trmino habr de solicitarse su renovacin.

5. La autorizacin tendr en todo caso carcter revocable.

Artculo 4. Criterios de autorizacin de instalaciones fijas.

Para autorizar la instalacin de videocmaras se tendrn en cuenta, conforme al principio de proporcionalidad, los siguientes criterios: asegurar la proteccin de los edificios e instalaciones pblicas y de sus accesos; salvaguardar las instalaciones tiles para la defensa nacional; constatar infracciones a la seguridad ciudadana, y prevenir la causacin de daos a las personas y bienes.

Artculo 5. Autorizacin de videocmaras mviles.

1. En las vas o lugares pblicos donde se haya autorizado la instalacin de videocmaras fijas, podrn utilizarse simultneamente otras de carcter mvil para el mejor cumplimiento de los fines previstos en esta Ley, quedando, en todo caso, supeditada la toma, que ha de ser conjunta, de imagen y sonido, a la concurrencia de un peligro concreto y dems requisitos exigidos en el artculo 6.

2. Tambin podrn utilizarse en los restantes lugares pblicos videocmaras mviles. La autorizacin de dicho uso corresponder al mximo responsable provincial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad quien atender a la naturaleza de los eventuales hechos susceptibles de filmacin, adecuando la utilizacin del medio a los principios previstos en el artculo 6.

La resolucin motivada que se dicte autorizando el uso de videocmaras mviles se pondr en conocimiento de la Comisin prevista en el artculo 3 en el plazo mximo de setenta y dos horas, la cual podr recabar el soporte fsico de la grabacin a efectos de emitir el correspondiente informe.

En casos excepcionales de urgencia mxima o de imposibilidad de obtener a tiempo la autorizacin indicada en razn del momento de produccin de los hechos o de las circunstancias concurrentes, se podrn obtener imgenes y sonidos con videocmaras mviles, dando cuenta, en el plazo de setenta y dos horas, mediante un informe motivado, al mximo responsable provincial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a la Comisin aludida en el prrafo anterior, la cual, si lo estima oportuno, podr requerir la entrega del soporte fsico original y emitir el correspondiente informe.

En el supuesto de que los informes de la Comisin previstos en los dos prrafos anteriores fueran negativos, la autoridad encargada de la custodia de la grabacin proceder a su destruccin inmediata.

3. La Comisin prevista en el artculo 3 ser informada quincenalmente de la utilizacin que se haga de videocmaras mviles y podr recabar en todo momento el soporte de las correspondientes grabaciones y emitir un informe al respecto.

4. En el caso de que las autoridades competentes aludidas en esta Ley lo consideren oportuno, se podr interesar informe de la Comisin prevista en el artcu lo 3 sobre la adecuacin de cualquier registro de imgenes y sonidos obtenidos mediante videocmaras mviles a los principios del artculo 6.

Artculo 6. Principios de utilizacin de las videocmaras.

1. La utilizacin de videocmaras estar presidida por el principio de proporcionalidad, en su doble versin de idoneidad y de intervencin mnima.

2. La idoneidad determina que slo podr emplearse la videocmara cuando resulte adecuado, en una situacin concreta, para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley.

3. La intervencin mnima exige la ponderacin, en cada caso, entre la finalidad pretendida y la posible afectacin por la utilizacin de la videocmara al derecho al honor, a la propia imagen y a la intimidad de las personas.

4. La utilizacin de videocmaras exigir la existencia de un razonable riesgo para la seguridad ciudadana, en el caso de las fijas, o de un peligro concreto, en el caso de las mviles.

5. No se podrn utilizar videocmaras para tomar imgenes ni sonidos del interior de las viviendas, ni de sus vestbulos, salvo consentimiento del titular o autorizacin judicial, ni de los lugares incluidos en el artcu lo 1 de esta Ley cuando se afecte de forma directa y grave a la intimidad de las personas, as como tampoco para grabar conversaciones de naturaleza estrictamente privada. Las imgenes y sonidos obtenidos accidentalmente en estos casos debern ser destruidas inmediatamente, por quien tenga la responsabilidad de su custodia.

Artculo 7. Aspectos procedimentales.

1. Realizada la filmacin de acuerdo con los requisitos establecidos en la Ley, si la grabacin captara la comisin de hechos que pudieran ser constitutivos de ilcitos penales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad pondrn la cinta o soporte original de las imgenes y sonidos en su integridad a disposicin judicial con la mayor inmediatez posible y, en todo caso, en el plazo mximo de setenta y dos horas desde su grabacin. De no poder redactarse el atestado en tal plazo, se relatarn verbalmente los hechos a la autoridad judicial, o al Ministerio Fiscal, junto con la entrega de la grabacin.

2. Si la grabacin captara hechos que pudieran ser constitutivos de infracciones administrativas relacionadas con la seguridad ciudadana, se remitirn al rgano competente, igualmente de inmediato, para el inicio del oportuno procedimiento sancionador.

Artculo 8. Conservacin de las grabaciones.

1. Las grabaciones sern destruidas en el plazo mximo de un mes desde su captacin, salvo que estn relacionadas con infracciones penales o administrativas graves o muy graves en materia de seguridad pblica, con una investigacin policial en curso o con un procedimiento judicial o administrativo abierto.

2. Cualquier persona que por razn del ejercicio de sus funciones tenga acceso a las grabaciones deber observar la debida reserva, confidencialidad y sigilo en relacin con las mismas, sindole de aplicacin, en caso contrario, lo dispuesto en el artculo 10 de la presente Ley.

3. Se prohbe la cesin o copia de las imgenes y sonidos obtenidos de conformidad con esta Ley, salvo en los supuestos previstos en el apartado 1 de este artculo.

4. Reglamentariamente la Administracin competente determinar el rgano o autoridad gubernativa que tendr a su cargo la custodia de las imgenes obtenidas y la responsabilidad sobre su ulterior destino, incluida su inutilizacin o destruccin. Dicho rgano ser el competente para resolver sobre las peticiones de acceso o cancelacin promovidas por los interesados.

Artculo 9. Derechos de los interesados.

1. El pblico ser informado de manera clara y permanente de la existencia de videocmaras fijas, sin especificar su emplazamiento, y de la autoridad responsable.

2. Toda persona interesada podr ejercer los derechos de acceso y cancelacin de las grabaciones en que razonablemente considere que figura. No obstante, el ejercicio de estos derechos podr ser denegado por quien custodie las imgenes y sonidos, en funcin de los peligros que pudieran derivarse para la defensa del Estado, la seguridad pblica, la proteccin de los derechos y libertades de terceros o las necesidades de las investigaciones que se estn realizando.

Artculo 10. Infracciones y sanciones.

Cuando no haya lugar a exigir responsabilidades penales, las infracciones a lo dispuesto en la presente Ley sern sancionadas con arreglo al rgimen disciplinario correspondiente a los infractores y, en su defecto, con sujecin al rgimen general de sanciones en materia de tratamiento automatizado de los datos de carcter personal.

Artculo 11. Recursos.

Contra las resoluciones dictadas en aplicacin de lo previsto en esta Ley, cabr la interposicin de los recursos ordinarios en va administrativa, contencioso-administrativa, as como los previstos en el artculo 53.2 de la Constitucin, en los trminos legalmente establecidos.

Disposicin adicional primera.

Las Comunidades Autnomas con competencia para la proteccin de las personas y los bienes y para el mantenimiento del orden pblico, con arreglo a lo dispuesto en los correspondientes Estatutos de Autonoma, podrn dictar, con sujecin a lo prevenido en esta Ley, las disposiciones necesarias para regular y autorizar la utilizacin de videocmaras por sus fuerzas policiales y por las dependientes de las Corporaciones locales radicadas en su territorio, la custodia de las grabaciones obtenidas, la responsabilidad sobre su ulterior destino y las peticiones de acceso y cancelacin de las mismas.

Cuando sean competentes para autorizar la utilizacin de videocmaras, las Comunidades Autnomas mencionadas en el prrafo anterior regularn la composicin y el funcionamiento de la Comisin correspondiente, prevista en el artculo 3 de esta Ley, con especial sujecin a los principios de presidencia judicial y prohibicin de mayora de la Administracin autorizante.

Disposicin adicional segunda.

Cada autoridad competente para autorizar la instalacin fija de videocmaras por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad deber crear un registro en el que consten todas las que haya autorizado.

Disposicin adicional tercera.

El artculo 4.3 de la Ley Orgnica 9/1983, de 15 de julio, Reguladora del Derecho de Reunin, queda redactado de la siguiente forma:

3. Los participantes en reuniones o manifestaciones, que causen un dao a terceros, respondern directamente de l. Subsidiariamente, las personas naturales o jurdicas organizadoras o promotoras de reuniones o manifestaciones respondern de los daos que los participantes causen a terceros, sin perjuicio de que puedan repetir contra aqullos, a menos que hayan puesto todos los medios razonables a su alcance para evitarlos.

Disposicin adicional cuarta.

1. Se da nueva redaccin al artculo 23.c) de la Ley Orgnica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Proteccin de la Seguridad Ciudadana, que queda redactado de la siguiente forma:

c) La celebracin de reuniones en lugares de trnsito pblico o de manifestaciones, incumpliendo lo preceptuado en los artculos 4.2, 8, 9, 10 y 11 de la Ley Orgnica 9/1983, de 15 de julio, Reguladora del Derecho de Reunin, cuya responsabilidad corresponde a los organizadores o promotores, siempre que tales conductas no sean constitutivas de infraccin penal.

En el caso de reuniones en lugares de trnsito pblico y manifestaciones cuya celebracin se haya comunicado previamente a la autoridad se considerarn organizadores o promotores las personas fsicas o jurdicas que suscriban el correspondiente escrito de comunicacin.

Aun no habiendo suscrito o presentado la citada comunicacin, tambin se considerarn organizadores o promotores, a los efectos de esta Ley, a quienes de hecho las presidan, dirijan o ejerzan actos semejantes o a quienes por publicaciones o declaraciones de convocatoria de las reuniones o manifestaciones, por los discursos que se pronuncien y los impresos que se repartan durante las mismas, por los lemas, banderas u otros signos que ostenten o por cualesquiera otros hechos, pueda determinarse razonablemente que son inspiradores de aqullas.

2. Se da nueva redaccin al artculo 23.d) de la Ley Orgnica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Proteccin de la Seguridad Ciudadana, que queda redactado como sigue:

d) La negativa a disolver las manifestaciones y reuniones en lugares de trnsito pblico ordenada por la autoridad competente cuando concurran los supuestos del artculo 5 de la Ley Orgnica 9/1983.

3. Los actuales prrafos d), e), f), g), h), i), j), k), l), m), n) y ) del artculo 23 de la Ley Orgnica citada se convertirn en los prrafos e), f), g), h), i), j), k), l), m), n), ) y o), respectivamente.

Disposicin adicional quinta.

Las autorizaciones de instalaciones fijas de videocmaras constituyen actividades de proteccin de la seguridad pblica realizadas al amparo del artculo 149.1.29.a de la Constitucin y no estarn sujetas al control preventivo de las Corporaciones locales previsto en su legislacin reguladora bsica, ni al ejercicio de las competencias de las diferentes Administraciones pblicas, sin perjuicio de que deban respetar los principios de la legislacin vigente en cada mbito material de la actuacin administrativa.

Disposicin adicional sexta.

Los propietarios y, en su caso, los titulares de derechos reales sobre los bienes afectados por las instalaciones reguladas en esta Ley, o quienes los posean por cualquier ttulo, estn obligados a facilitar y permitir su colocacin y mantenimiento, sin perjuicio de la necesidad de obtener, en su caso, la autorizacin judicial prevista en el artculo 87.2 de la Ley Orgnica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, y de las indemnizaciones que procedan segn las leyes.

Disposicin adicional sptima.

1. Se considerarn faltas muy graves en el rgimen disciplinario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las siguientes infracciones:

a) Alterar o manipular los registros de imgenes y sonidos siempre que no constituya delito.

b) Permitir el acceso de personas no autorizadas a las imgenes y sonidos grabados o utilizar stos para fines distintos de los previstos legalmente.

c) Reproducir las imgenes y sonidos para fines distintos de los previstos en esta Ley.

d) Utilizar los medios tcnicos regulados en esta Ley para fines distintos de los previstos en la misma.

2. Se considerarn faltas graves en el rgimen disciplinario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado las restantes infracciones a lo dispuesto en la presente Ley.

Disposicin adicional octava.

La instalacin y uso de videocmaras y de cualquier otro medio de captacin y reproduccin de imgenes para el control, regulacin, vigilancia y disciplina del trfico se efectuar por la autoridad encargada de la regulacin del trfico a los fines previstos en el texto ar ticulado de la Ley sobre Trfico, Circulacin de Vehculos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por Real Decreto legislativo 339/1990, de 2 de marzo, y dems normativa especfica en la materia, y con sujecin a lo dispuesto en las Leyes Orgnicas 5/1992, de 29 de octubre, de Regulacin del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carcter Personal, y 1/1982, de 5 de mayo, de Proteccin Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, en el marco de los principios de utilizacin de las mismas previstos en esta Ley.

Disposicin adicional novena.

El Gobierno elaborar, en el plazo de un ao, la normativa correspondiente para adaptar los principios inspiradores de la presente Ley al mbito de la seguridad privada.

Disposicin transitoria nica.

En el plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de la presente Ley, se proceder, en su caso, a autorizar las instalaciones fijas de videocmaras actualmente existentes, as como a destruir aquellas grabaciones que no renan las condiciones legales para su conservacin.

Disposicin final primera.

El Gobierno, en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de esta Ley, aprobar las disposiciones reglamentarias necesarias para su ejecucin y desarrollo.

Disposicin final segunda.

Esta Ley entrar en vigor al da siguiente de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Por tanto,

Mando a todos los espaoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta Ley Orgnica.

Palma de Mallorca, 4 de agosto de 1997.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

JOS MARA AZNAR LPEZ

Este documento es de carácter informativo y no tiene valor jurídico.

Dudas o sugerencias: Servicio de atención al ciudadano

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid