Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2002-18099

Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión.

TEXTO

El vigente Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Decreto 2413/1973, de 20 de septiembre, supuso un considerable avance en materia de reglas técnicas y estableció un esquema normativo, basado en un reglamento marco y unas instrucciones complementarias, las cuales desarrollaban aspectos específicos, que se reveló altamente eficaz, de modo que otros muchos reglamentos se realizaron con análogo formato.

No obstante, la evolución tanto del caudal técnico como de las condiciones legales ha provocado, al fin y a la postre, también en este reglamento, un alejamiento de las bases con que fue elaborado, por lo cual resulta necesaria su actualización.

La Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, establece el nuevo marco jurídico en el que, obviamente, se desenvuelve la reglamentación sobre seguridad industrial. El apartado 5 de su artículo 12 señala que «los reglamentos de seguridad industrial de ámbito estatal se aprobarán por el Gobierno de la Nación, sin perjuicio de que las Comunidades Autónomas, con competencia legislativa sobre industria, puedan introducir requisitos adicionales sobre las mismas materias cuando se trate de instalaciones radicadas en su territorio».

Por otro lado, el Tratado de Adhesión de España a la Comunidad Económica Europea impuso el cumplimiento de las obligaciones derivadas de su tratado constitutivo y sucesivas modificaciones.

El conjunto normativo establecido por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), con origen en los organismos internacionales de normalización electrotécnica, como la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI) o el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC), pone a disposición de las partes interesadas instrumentos técnicos avalados por una amplia experiencia y consensuados por los sectores directamente implicados, lo que facilita la ejecución homogénea de las instalaciones y los intercambios comerciales.

El Reglamento que se aprueba mediante el presente Real Decreto y sus instrucciones técnicas complementarias mantiene el esquema citado y, en la medida de lo posible, el ordenamiento del Reglamento anterior, para facilitar la transición.

La mayor novedad del Reglamento consiste en la remisión a normas, en la medida que se trate de prescripciones de carácter eminentemente técnico y, especialmente, características de los materiales. Dado que dichas normas proceden en su mayor parte de las normas europeas EN e internacionales CEI, se consigue rápidamente disponer de soluciones técnicas en sintonía con lo aplicado en los países más avanzados y que reflejan un alto grado de consenso en el sector.

Para facilitar su puesta al día, en el texto de las instrucciones únicamente se citan dichas normas por sus números de referencia, sin el año de edición. En una Instrucción a tal propósito se recoge toda la lista de las normas, esta vez con el año de edición, a fin de que cuando aparezcan nuevas versiones se puedan hacer los respectivos cambios en dicha lista, quedando automáticamente actualizadas en el texto dispositivo, sin necesidad de otra intervención. En ese momento también se pueden establecer los plazos para la transición entre las versiones, de tal manera que los fabricantes y distribuidores de material eléctrico puedan dar salida en un tiempo razonable a los productos fabricados de acuerdo con la versión de la norma anulada.

En línea con la reglamentación europea, las prescripciones establecidas por el propio Reglamento se considera que alcanzan los objetivos mínimos de seguridad exigibles en cada momento, de acuerdo con el estado de la técnica, pero también se admiten otras ejecuciones cuya equivalencia con dichos niveles de seguridad se demuestre por el diseñador de la instalación.

Por otro lado, a diferencia del anterior, el Reglamento que ahora se aprueba permite que se puedan conceder excepciones a sus prescripciones en los casos en que se justifique debidamente su imposibilidad material y se aporten medidas compensatorias, lo que evitará situaciones sin salida.

Se definen de manera mucho más precisa las figuras de los instaladores y empresas autorizadas, teniendo en cuenta las distintas formaciones docentes y experiencias obtenidas en este campo. Se establece una categoría básica, para la realización de las instalaciones eléctricas más comunes, y una categoría especialista, con varias modalidades, atendiendo a las instalaciones que presentan peculiaridades relevantes.

Se introducen nuevos tipos de instalaciones: desde las correspondientes a establecimientos agrícolas y hortícolas hasta las de automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas en edificios, de acuerdo con las técnicas más modernas, pasando por un nuevo concepto de instalaciones en piscinas, donde se introducen las tensiones que proporcionan seguridad intrínseca, caravanas y parques de caravanas, entre otras.

Se aumenta el número mínimo de circuitos en viviendas, lo que redundará en un mayor confort de las mismas.

Para la ejecución y puesta en servicio de las instalaciones se requiere en todos los casos la elaboración de una documentación técnica, en forma de proyecto o memoria, según las características de aquéllas, y el registro en la correspondiente Comunidad Autónoma.

Por primera vez en un reglamento de este tipo, se exige la entrega al titular de una instalación de una documentación donde se reflejen sus características fundamentales, trazado, instrucciones y precauciones de uso, etc. Carecía de sentido no proceder de esta manera con una instalación de un inmueble, mientras se proporciona sistemáticamente un libro de instrucciones con cualquier aparato eléctrico de escaso valor económico.

Se establece un cuadro de inspecciones por organismos de control, en el caso de instalaciones cuya seguridad ofrece particular relevancia, sin obviar que los titulares de las mismas deben mantenerlas en buen estado.

Finalmente, se encarga al centro directivo competente en materia de seguridad industrial del Ministerio de Ciencia y Tecnología la elaboración de una guía, como ayuda a los distintos agentes afectados para la mejor comprensión de las prescripciones reglamentarias.

En la fase de proyecto, la presente disposición ha cumplido el procedimiento de información establecido en el Real Decreto 1337/1999, de 31 de julio, por el que se regula la remisión de información en materia de normas y reglamentaciones técnicas y reglamentos relativos a los servicios de la sociedad de la información, en aplicación de la Directiva del Consejo 98/34/CEE.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Ciencia y Tecnología, con informe favorable del Ministro de Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 2 de agosto de 2002,

D I S P O N G O :

Artículo único. Aprobación del Reglamento electrotécnico para baja tensión.

Se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión y sus instrucciones técnicas complementarias (ITC) BT 01 a BT 51, que se adjuntan al presente Real Decreto.

Disposición transitoria primera. Carnets profesionales.

Los titulares de carnets de instalador autorizado o empresa instaladora autorizada, a la fecha de la publicación del presente Real Decreto, dispondrán de dos años, a partir de la entrada en vigor del adjunto Reglamento, para convalidarlos por los correspondientes que se contemplan en la instrucción técnica complementaria ITC-BT 03 del mismo, siempre que no les hubiera sido retirado por sanción, mediante la presentación ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma de una memoria en la que se acredite la respectiva experiencia profesional en las instalaciones eléctricas correspondientes a la categoría o categorías cuya convalidación se solicita, y que cuentan con los medios técnicos y humanos requeridos por la citada ITC-BT 03. A partir de la convalidación, para la renovación de los carnets deberán seguir el procedimiento común fijado en el Reglamento.

Disposición transitoria segunda. Entidades de formación.

En tanto no se determinen por las Administraciones educativas las titulaciones académicas y profesionales correspondientes a la formación mínima requerida para el ejercicio de la actividad de instalador, esta formación podrá ser acreditada, sin efectos académicos, a través de la correspondiente certificación expedida por una entidad pública o privada que tenga capacidad para desarrollar actividades formativas en esta materia y cuente con la correspondiente autorización administrativa.

Los requisitos de las entidades de formación serán establecidos mediante la correspondiente Orden ministerial.

Disposición transitoria tercera. Instalaciones en fase de tramitación en la fecha de entrada en vigor del Reglamento.

Se permitirá una prórroga de dos años, a partir de la entrada en vigor del reglamento anexo, para la ejecución de aquellas instalaciones cuya documentación técnica haya sido presentada antes de dicha entrada en vigor ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma y fuera conforme a lo dispuesto en el Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Decreto 2413/1973, de 20 de septiembre, sus instrucciones técnicas complementarias y todas las disposiciones que los desarrollan y modifican.

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.

A la entrada en vigor del adjunto Reglamento, quedará derogado el Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Decreto 2413/1973, de 20 de septiembre, sus instrucciones técnicas complementarias y todas las disposiciones que los desarrollan y modifican.

Disposición final primera. Habilitación normativa.

El presente Real Decreto se dicta al amparo del título competencial establecido en la disposición final única de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, en concreto, de las competencias que corresponden al Estado conforme al artículo 149.1.1.ª y 13.ª de la Constitución, relativas a la regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales, así como sobre las bases y condiciones de la planificación general de la actividad económica.

Disposición final segunda. Habilitación al Ministro de Ciencia y Tecnología.

Se faculta al Ministro de Ciencia y Tecnología para que, en atención al desarrollo tecnológico y a petición de parte interesada, pueda establecer, con carácter general y provisional, prescripciones técnicas, diferentes de las previstas en el Reglamento o sus instrucciones técnicas complementarias (ITCs), que posibiliten un nivel de seguridad al menos equivalente a las anteriores, en tanto se procede a la modificación de los mismos.

Disposición final tercera. Entrada en vigor.

El Reglamento electrotécnico para baja tensión, adjunto al presente Real Decreto, entrará en vigor, con carácter obligatorio, para todas las instalaciones contempladas en su ámbito de aplicación, al año de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado». No obstante, podrá aplicarse, voluntariamente, desde la fecha de dicha publicación.

Dado en Palma de Mallorca a 2 de agosto de 2002.

JUAN CARLOS R.

El Ministro de Ciencia y Tecnología,

JOSEP PIQUÉ I CAMPS

REGLAMENTO ELECTROTÉCNICO PARA BAJA TENSIÓN

Artículo 1. Objeto.

El presente Reglamento tiene por objeto establecer las condiciones técnicas y garantías que deben reunir las instalaciones eléctricas conectadas a una fuente de suministro en los límites de baja tensión, con la finalidad de:

a) Preservar la seguridad de las personas y los bienes.

b) Asegurar el normal funcionamiento de dichas instalaciones y prevenir las perturbaciones en otras instalaciones y servicios.

c) Contribuir a la fiabilidad técnica y a la eficiencia económica de las instalaciones.

Artículo 2. Campo de aplicación.

1. El presente Reglamento se aplicará a las instalaciones que distribuyan la energía eléctrica, a las generadoras de electricidad para consumo propio y a las receptoras, en los siguientes límites de tensiones nominales:

a) Corriente alterna: igual o inferior a 1.000 voltios.

b) Corriente continua: igual o inferior a 1.500 voltios.

2. El presente Reglamento se aplicará:

a) A las nuevas instalaciones, a sus modificaciones y a sus ampliaciones.

b) A las instalaciones existentes antes de su entrada en vigor que sean objeto de modificaciones de importancia, reparaciones de importancia y a sus ampliaciones.

c) A las instalaciones existentes antes de su entrada en vigor, en lo referente al régimen de inspecciones, si bien los criterios técnicos aplicables en dichas inspecciones serán los correspondientes a la reglamentación con la que se aprobaron.

Se entenderá por modificaciones o reparaciones de importancia las que afectan a más del 50 por 100 de la potencia instalada. Igualmente se considerará modificación de importancia la que afecte a líneas completas de procesos productivos con nuevos circuitos y cuadros, aun con reducción de potencia.

3. Asimismo, se aplicará a las instalaciones existentes antes de su entrada en vigor, cuando su estado, situación o características impliquen un riesgo grave para las personas o los bienes, o se produzcan perturbaciones importantes en el normal funcionamiento de otras instalaciones, a juicio del órgano competente de la Comunidad Autónoma.

4. Se excluyen de la aplicación de este Reglamento las instalaciones y equipos de uso exclusivo en minas, material de tracción, automóviles, navíos, aeronaves, sistemas de comunicación, y los usos militares y demás instalaciones y equipos que estuvieran sujetos a reglamentación específica.

5. Las prescripciones del presente Reglamento y sus instrucciones técnicas complementarias (en adelante ITCs) son de carácter general unas, y específico, otras. Las específicas sustituirán, modificarán o complementarán a las generales, según los casos.

6. No se aplicarán las prescripciones generales, sino únicamente prescripciones específicas, que serán objeto de las correspondientes ITCs, a las instalaciones o equipos que utilizan «muy baja tensión» (hasta 50 V en corriente alterna y hasta 75 V en corriente continua), por ejemplo las redes informáticas y similares, siempre que su fuente de energía sea autónoma, no se alimenten de redes destinadas a otros suministros, o que tales instalaciones sean absolutamente independientes de las redes de baja tensión con valores por encima de los fijados para tales pequeñas tensiones.

Artículo 3. Instalación eléctrica.

Se entiende por instalación eléctrica todo conjunto de aparatos y de circuitos asociados en previsión de un fin particular: producción, conversión, transformación, transmisión, distribución o utilización de la energía eléctrica.

Artículo 4. Clasificación de las tensiones. Frecuencia de las redes.

1. A efectos de aplicación de las prescripciones del presente Reglamento, las instalaciones eléctricas de baja tensión se clasifican, según las tensiones nominales que se les asignen, en la forma siguiente:

 

Corriente alterna

(Valor eficaz)

Corriente continua

(Valor medio aritmético)

Muy baja tensión

Un ≤ 50V

Un ≤ 75V

Tensión usual

50 < Un ≤ 500V

75 < Un ≤ 750V

Tensión especial

500 < Un ≤ 1000V

750 < Un ≤ 1500V

2. Las tensiones nominales usualmente utilizadas en las distribuciones de corriente alterna serán:

a) 230 V entre fases para las redes trifásicas de tres conductores.

b) 230 V entre fase y neutro, y 400 V entre fases, para las redes trifásicas de 4 conductores.

3. Cuando en las instalaciones no pueda utilizarse alguna de las tensiones normalizadas en este Reglamento, porque deban conectarse a o derivar de otra instalación con tensión diferente, se condicionará su inscripción a que la nueva instalación pueda ser utilizada en el futuro con la tensión normalizada que pueda preverse.

4. La frecuencia empleada en la red será de 50 Hz.

5. Podrán utilizarse otras tensiones y frecuencias, previa autorización motivada del órgano competente de la Administración Pública, cuando se justifique ante el mismo su necesidad, no se produzcan perturbaciones significativas en el funcionamiento de otras instalaciones y no se menoscabe el nivel de seguridad para las personas y los bienes.

Artículo 5. Perturbaciones en las redes.

Las instalaciones de baja tensión que pudieran producir perturbaciones sobre las telecomunicaciones, las redes de distribución de energía o los receptores, deberán estar dotadas de los adecuados dispositivos protectores, según se establece en las disposiciones vigentes relativas a esta materia.

Artículo 6. Equipos y materiales.

1. Los materiales y equipos utilizados en las instalaciones deberán ser utilizados en la forma y para la finalidad que fueron fabricados. Los incluidos en el campo de aplicación de la reglamentación de trasposición de las Directivas de la Unión Europea deberán cumplir con lo establecido en las mismas.

En lo no cubierto por tal reglamentación se aplicarán los criterios técnicos preceptuados por el presente Reglamento. En particular, se incluirán junto con los equipos y materiales las indicaciones necesarias para su correcta instalación y uso, debiendo marcarse con las siguientes indicaciones mínimas:

a) Identificación del fabricante, representante legal o responsable de la comercialización.

b) Marca y modelo.

c) Tensión y potencia (o intensidad) asignadas.

d) Cualquier otra indicación referente al uso específico del material o equipo, asignado por el fabricante.

2. Los órganos competentes de las Comunidades Autónomas verificarán el cumplimiento de las exigencias técnicas de los materiales y equipos sujetos a este Reglamento. La verificación podrá efectuarse por muestreo.

Artículo 7. Coincidencia con otras tensiones.

Si en una instalación eléctrica de baja tensión se encuentran integrados circuitos o elementos sometidos a tensiones superiores a los límites definidos en este Reglamento, en ausencia de indicación específica en éste, se deberá cumplir con lo establecido en los reglamentos que regulen las instalaciones a dichas tensiones.

Artículo 8. Redes de distribución.

1. Las instalaciones de servicio público o privado cuya finalidad sea la distribución de energía eléctrica se definirán:

a) Por los valores de la tensión entre fase o conductor polar y tierra y entre dos conductores de fase o polares, para las instalaciones unidas directamente a tierra.

b) Por el valor de la tensión entre dos conductores de fase o polares, para las instalaciones no unidas directamente a tierra.

2. Las intensidades de la corriente eléctrica admisibles en los conductores se regularán en función de las condiciones técnicas de las redes de distribución y de los sistemas de protección empleados en las mismas.

Artículo 9. Instalaciones de alumbrado exterior.

Se considerarán instalaciones de alumbrado exterior las que tienen por finalidad la iluminación de las vías de circulación o comunicación y las de los espacios comprendidos entre edificaciones que, por sus características o seguridad general, deben permanecer iluminados, en forma permanente o circunstancial, sean o no de dominio público.

Las condiciones que deben reunir las instalaciones de alumbrado exterior serán las correspondientes a su peculiar situación de intemperie y, por el riesgo que supone, el que parte de sus elementos sean fácilmente accesibles.

Artículo 10. Tipos de suministro.

1. A efectos del presente Reglamento, los suministros se clasifican en normales y complementarios.

A) Suministros normales son los efectuados a cada abonado por una sola empresa distribuidora por la totalidad de la potencia contratada por el mismo y con un solo punto de entrega de la energía.

B) Suministros complementarios o de seguridad son los que, a efectos de seguridad y continuidad de suministro, complementan a un suministro normal. Estos suministros podrán realizarse por dos empresas diferentes o por la misma empresa, cuando se disponga, en el lugar de utilización de la energía, de medios de transporte y distribución independientes, o por el usuario mediante medios de producción propios. Se considera suministro complementario aquel que, aun partiendo del mismo transformador, dispone de línea de distribución independiente del suministro normal desde su mismo origen en baja tensión. Se clasifican en suministro de socorro, suministro de reserva y suministro duplicado:

a) Suministro de socorro es el que está limitado a una potencia receptora mínima equivalente al 15 por 100 del total contratado para el suministro normal.

b) Suministro de reserva es el dedicado a mantener un servicio restringido de los elementos de funcionamiento indispensables de la instalación receptora, con una potencia mínima del 25 por 100 de la potencia total contratada para el suministro normal.

c) Suministro duplicado es el que es capaz de mantener un servicio mayor del 50 por 100 de la potencia total contratada para el suministro normal.

2. Las instalaciones previstas para recibir suministros complementarios deberán estar dotadas de los dispositivos necesarios para impedir un acoplamiento entre ambos suministros, salvo lo prescrito en las instrucciones técnicas complementarias. La instalación de esos dispositivos deberá realizarse de acuerdo con la o las empresas suministradoras. De no establecerse ese acuerdo, el órgano competente de la Comunidad Autónoma resolverá lo que proceda en un plazo máximo de 15 días hábiles, contados a partir de la fecha en que le sea formulada la consulta.

3. Además de los señalados en las correspondientes instrucciones técnicas complementarias, los órganos competentes de las Comunidades Autónomas podrán fijar, en cada caso, los establecimientos industriales o dedicados a cualquier otra actividad que, por sus características y circunstancias singulares, hayan de disponer de suministro de socorro, de reserva o suministro duplicado.

4. Si la empresa suministradora que ha de facilitar el suministro complementario se negara a realizarlo o no hubiera acuerdo con el usuario sobre las condiciones técnico-económicas propuestas, el órgano competente de la Comunidad Autónoma deberá resolver lo que proceda, en el plazo de quince días hábiles, a partir de la fecha de presentación de la controversia.

Artículo 11. Locales de características especiales.

Se establecerán en las correspondientes instrucciones técnicas complementarias prescripciones especiales, con base en las condiciones particulares que presentan, en los denominados «locales de características especiales», tales como los locales y emplazamientos mojados o en los que exista atmósfera húmeda, gases o polvos de materias no inflamables o combustibles, temperaturas muy elevadas o muy bajas en relación con las normales, los que se dediquen a la conservación o reparación de automóviles, los que estén afectos a los servicios de producción o distribución de energía eléctrica; en las instalaciones donde se utilicen las denominadas tensiones especiales, las que se realicen con carácter provisional o temporal, las instalaciones para piscinas, otras señaladas específicamente en las ITC y, en general, todas aquellas donde sea necesario mantener instalaciones eléctricas en circunstancias distintas a las que pueden estimarse como de riesgo normal, para la utilización de la energía eléctrica en baja tensión.

Artículo 12. Ordenación de cargas.

Se establecerán en las correspondientes instrucciones técnicas complementarias prescripciones relativas a la ordenación de las cargas previsibles para cada una de las agrupaciones de consumo de características semejantes, tales como edificios dedicados principalmente a viviendas, edificios comerciales, de oficinas y de talleres para industrias, basadas en la mejor utilización de las instalaciones de distribución de energía eléctrica.

Antes de iniciar las obras, los titulares de edificaciones en proyecto de construcción deberán facilitar a la empresa suministradora toda la información necesaria para deducir los consumos y cargas que han de producirse, a fin de poder adecuar con antelación suficiente el crecimiento de sus redes y las previsiones de cargas en sus centros de transformación.

Artículo 13. Reserva de local.

En lo relativo a la reserva de local se seguirán las prescripciones recogidas en la reglamentación por la que se regulen las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica.

Artículo 14. Especificaciones particulares de las empresas suministradoras.

Las empresas suministradoras podrán proponer especificaciones sobre la construcción y montaje de acometidas, líneas generales de alimentación, instalaciones de contadores y derivaciones individuales, señalando en ellas las condiciones técnicas de carácter concreto que sean precisas para conseguir mayor homogeneidad en las redes de distribución y las instalaciones de los abonados.

Dichas especificaciones deberán ajustarse, en cualquier caso, a los preceptos del Reglamento, y deberán ser aprobadas por los órganos competentes de las Comunidades Autónomas, en caso de que se limiten a su ámbito territorial, o por centro directivo competente en materia de seguridad industrial del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en caso de aplicarse en más de una Comunidad Autónoma, pudiéndose exigir para ello el dictamen de una entidad competente en la materia. Las normas particulares así aprobadas deberán publicarse en el correspondiente Boletín Oficial.

Artículo 15. Acometidas e instalaciones de enlace.

1. Se denomina acometida la parte de la instalación de la red de distribución que alimenta la caja o cajas generales de protección o unidad funcional equivalente.

La acometida será responsabilidad de la empresa suministradora, que asumirá la inspección y verificación final.

2. Son instalaciones de enlace las que unen la caja general de protección, o cajas generales de protección, incluidas éstas, con las instalaciones interiores o receptoras del usuario.

Se componen de: caja general de protección, línea general de alimentación, elementos para la ubicación de contadores, derivación individual, caja para interruptor de control de potencia y dispositivos generales de mando y protección.

Las cajas generales de protección alojan elementos de protección de las líneas generales de alimentación y señalan el principio de la propiedad de las instalaciones de los usuarios.

Línea general de alimentación es la parte de la instalación que enlaza una caja general de protección con las derivaciones individuales que alimenta.

La derivación individual de un abonado parte de la línea general de alimentación y comprende los aparatos de medida, mando y protección.

3. Las compañías suministradoras facilitarán los valores máximos previsibles de las potencias o corrientes de cortocircuito de sus redes de distribución, con el fin de que el proyectista tenga en cuenta este dato en sus cálculos.

Artículo 16. Instalaciones interiores o receptoras.

1. Las instalaciones interiores o receptoras son las que, alimentadas por una red de distribución o por una fuente de energía propia, tienen como finalidad principal la utilización de la energía eléctrica. Dentro de este concepto hay que incluir cualquier instalación receptora aunque toda ella o alguna de sus partes esté situada a la intemperie.

2. En toda instalación interior o receptora que se proyecte y realice se alcanzará el máximo equilibrio en las cargas que soportan los distintos conductores que forman parte de la misma, y ésta se subdividirá de forma que las perturbaciones originadas por las averías que pudieran producirse en algún punto de ella afecten a una mínima parte de la instalación. Esta subdivisión deberá permitir también la localización de las averías y facilitar el control del aislamiento de la parte de la instalación afectada.

3. Los sistemas de protección para las instalaciones interiores o receptoras para baja tensión impedirán los efectos de las sobreintensidades y sobretensiones que por distintas causas cabe prever en las mismas y resguardarán a sus materiales y equipos de las acciones y efectos de los agentes externos. Asimismo, y a efectos de seguridad general, se determinarán las condiciones que deben cumplir dichas instalaciones para proteger de los contactos directos e indirectos.

4. En la utilización de la energía eléctrica para instalaciones receptoras se adoptarán las medidas de seguridad, tanto para la protección de los usuarios como para la de las redes, que resulten proporcionadas a las características y potencia de los aparatos receptores utilizados en las mismas.

5. Además de los preceptos que en virtud del presente y otros reglamentos sean de aplicación a los locales de pública concurrencia, deberán cumplirse medidas y previsiones específicas, en función del riesgo que implica en los mismos un funcionamiento defectuoso de la instalación eléctrica.

Artículo 17. Receptores y puesta a tierra.

Sin perjuicio de las disposiciones referentes a los requisitos técnicos de diseño de los materiales eléctricos, según lo estipulado en el artículo 6, la instalación de los receptores, así como el sistema de protección por puesta a tierra, deberán respetar lo dispuesto en las correspondientes instrucciones técnicas complementarias.

Artículo 18. Ejecución y puesta en servicio de las instalaciones.

1. Según lo establecido en el artículo 12.3 de la Ley 21/1992, de Industria, la puesta en servicio y utilización de las instalaciones eléctricas se condiciona al siguiente procedimiento:

a) Deberá elaborarse, previamente a la ejecución, una documentación técnica que defina las características de la instalación y que, en función de sus características, según determine la correspondiente ITC, revestirá la forma de proyecto o memoria técnica.

b) La instalación deberá verificarse por el instalador, con la supervisión del director de obra, en su caso, a fin de comprobar la correcta ejecución y funcionamiento seguro de la misma.

c) Asimismo, cuando así se determine en la correspondiente ITC, la instalación deberá ser objeto de una inspección inicial por un organismo de control.

d) A la terminación de la instalación y realizadas las verificaciones pertinentes y, en su caso, la inspección inicial, el instalador autorizado ejecutor de la instalación emitirá un certificado de instalación, en el que se hará constar que la misma se ha realizado de conformidad con lo establecido en el Reglamento y sus instrucciones técnicas complementarias y de acuerdo con la documentación técnica. En su caso, identificará y justificará las variaciones que en la ejecución se hayan producido con relación a lo previsto en dicha documentación.

e) El certificado, junto con la documentación técnica y, en su caso, el certificado de dirección de obra y el de inspección inicial, deberá depositarse ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma, con objeto de registrar la referida instalación, recibiendo las copias diligenciadas necesarias para la constancia de cada interesado y solicitud de suministro de energía. Las Administraciones competentes deberán facilitar que éstas documentaciones puedan ser presentadas y registradas por procedimientos informáticos o telemáticos.

2. Las instalaciones eléctricas deberán ser realizadas únicamente por instaladores autorizados.

3. La empresa suministradora no podrá conectar la instalación receptora a la red de distribución si no se le entrega la copia correspondiente del certificado de instalación debidamente diligenciado por el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

4. No obstante lo indicado en el apartado precedente, cuando existan circunstancias objetivas por las cuales sea preciso contar con suministro de energía eléctrica antes de poder culminar la tramitación administrativa de las instalaciones, dichas circunstancias, debidamente justificadas y acompañadas de las garantías para el mantenimiento de la seguridad de las personas y bienes y de la no perturbación de otras instalaciones o equipos, deberán ser expuestas ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma, la cual podrá autorizar, mediante resolución motivada, el suministro provisional para atender estrictamente aquellas necesidades.

5. En caso de instalaciones temporales (congresos y exposiciones, con distintos stands, ferias ambulantes, festejos, verbenas, etc.), el órgano competente de la Comunidad podrá admitir que la tramitación de las distintas instalaciones parciales se realice de manera conjunta. De la misma manera, podrá aceptarse que se sustituya la documentación técnica por una declaración, diligenciada la primera vez por la Administración, en el supuesto de instalaciones realizadas sistemáticamente de forma repetitiva.

Artículo 19. Información a los usuarios.

Como anexo al certificado de instalación que se entregue al titular de cualquier instalación eléctrica, la empresa instaladora deberá confeccionar unas instrucciones para el correcto uso y mantenimiento de la misma. Dichas instrucciones incluirán, en cualquier caso, como mínimo, un esquema unifilar de la instalación con las características técnicas fundamentales de los equipos y materiales eléctricos instalados, así como un croquis de su trazado.

Cualquier modificación o ampliación requerirá la elaboración de un complemento a lo anterior, en la medida que sea necesario.

Artículo 20. Mantenimiento de las instalaciones.

Los titulares de las instalaciones deberán mantener en buen estado de funcionamiento sus instalaciones, utilizándolas de acuerdo con sus características y absteniéndose de intervenir en las mismas para modificarlas. Si son necesarias modificaciones, éstas deberán ser efectuadas por un instalador autorizado.

Artículo 21. Inspecciones.

Sin perjuicio de la facultad que, de acuerdo con lo señalado en el artículo 14 de la Ley 21/1992, de Industria, posee la Administración pública competente para llevar a cabo, por sí misma, las actuaciones de inspección y control que estime necesarias, el cumplimiento de las disposiciones y requisitos de seguridad establecidos por el presente Reglamento y sus instrucciones técnicas complementarias, según lo previsto en el artículo 12.3 de dicha Ley, deberá ser comprobado, en su caso, por un organismo de control autorizado en este campo reglamentario.

A tal fin, la correspondiente instrucción técnica complementaria determinará:

a) Las instalaciones y las modificaciones, reparaciones o ampliaciones de instalaciones que deberán ser objeto de inspección inicial, antes de su puesta en servicio.

b) Las instalaciones que deberán ser objeto de inspección periódica.

c) Los criterios para la valoración de las inspecciones, así como las medidas a adoptar como resultado de las mismas.

d) Los plazos de las inspecciones periódicas.

Artículo 22. Instaladores autorizados.

Las instalaciones eléctricas de baja tensión se ejecutarán por instaladores autorizados en baja tensión, autorizados para el ejercicio de la actividad según lo establecido en la correspondiente instrucción técnica complementaria, sin perjuicio de su posible proyecto y dirección de obra por técnicos titulados competentes.

Según lo establecido en el artículo 13.3 de la Ley 21/1992, de Industria, las autorizaciones concedidas por los correspondientes órganos competentes de las Comunidades Autónomas a los instaladores tendrán ámbito estatal.

Artículo 23. Cumplimiento de las prescripciones.

1. Se considerará que las instalaciones realizadas de conformidad con las prescripciones del presente Reglamento proporcionan las condiciones de seguridad que, de acuerdo con el estado de la técnica, son exigibles, a fin de preservar a las personas y los bienes, cuando se utilizan de acuerdo a su destino.

2. Las prescripciones establecidas en el presente Reglamento tendrán la condición de mínimos obligatorios, en el sentido de lo indicado por el artículo 12.5 de la Ley 21/1992, de Industria.

3. Se considerarán cubiertos tales mínimos:

a) Por aplicación directa de las prescripciones de las correspondientes ITC, o

b) Por aplicación de técnicas de seguridad equivalentes, siendo tales las que, sin ocasionar distorsiones en los sistemas de distribución de las compañías suministradoras, proporcionen, al menos, un nivel de seguridad equiparable a la anterior. La aplicación de técnicas de seguridad equivalentes deberá ser justificado debidamente por el diseñador de la instalación, y aprobada por el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

Artículo 24. Excepciones.

Sin perjuicio de lo establecido en el apartado 1 del artículo 6, cuando sea materialmente imposible cumplir determinadas prescripciones del presente Reglamento, sin que sea factible tampoco acogerse al apartado 3.b) del artículo anterior, el titular de la instalación que se pretenda realizar deberá presentar, ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma, previamente al procedimiento contemplado en el artículo 18, una solicitud de excepción, exponiendo los motivos de la misma e indicando las medidas de seguridad alternativas que se propongan, las cuales, en ningún caso, podrán rebajar los niveles de protección establecidos en el Reglamento.

El citado órgano competente podrá desestimar la solicitud, requerir la modificación de las medidas alternativas o conceder la autorización de excepción, que será siempre expresa, entendiéndose el silencio administrativo como desestimatorio.

Artículo 25. Equivalencia de normativa del Espacio Económico Europeo.

Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 6, a los efectos del presente Reglamento y para la comercialización de productos provenientes de los Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, sometidos a las reglamentaciones nacionales de seguridad industrial, la Administración pública competente deberá aceptar la validez de los certificados y marcas de conformidad a normas y las actas o protocolos de ensayos que son exigibles por las citadas reglamentaciones, emitidos por organismos de evaluación de la conformidad oficialmente reconocidos en dichos Estados, siempre que se reconozca, por la mencionada Administración pública competente, que los citados agentes ofrecen garantías técnicas, profesionales y de independencia e imparcialidad equivalentes a las exigidas por la legislación española y que las disposiciones legales vigentes del Estado con base en las que se evalúa la conformidad comporten un nivel de seguridad equivalente al exigido por las correspondientes disposiciones españolas.

Artículo 26. Normas de referencia.

1. Las instrucciones técnicas complementarias podrán establecer la aplicación de normas UNE u otras reconocidas internacionalmente, de manera total o parcial, a fin de facilitar la adaptación al estado de la técnica en cada momento.

Dicha referencia se realizará, por regla general, sin indicar el año de edición de las normas en cuestión.

En la correspondiente instrucción técnica complementaria se recogerá el listado de todas las normas citadas en el texto de las instrucciones, identificadas por sus títulos y numeración, la cual incluirá el año de edición.

2. Cuando una o varias normas varíen su año de edición, o se editen modificaciones posteriores a las mismas, deberán ser objeto de actualización en el listado de normas, mediante resolución del centro directivo competente en materia de seguridad industrial del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en la que deberá hacerse constar la fecha a partir de la cual la utilización de la nueva edición de la norma será válida y la fecha a partir de la cual la utilización de la antigua edición de la norma dejará de serlo, a efectos reglamentarios.

A falta de resolución expresa, se entenderá que también cumple las condiciones reglamentarias la edición de la norma posterior a la que figure en el listado de normas, siempre que la misma no modifique criterios básicos y se limite a actualizar ensayos o incremente la seguridad intrínseca del material correspondiente.

Artículo 27. Accidentes.

A efectos estadísticos y con objeto de poder determinar las principales causas, así como disponer las eventuales correcciones en la reglamentación, se debe poseer los correspondientes datos sistematizados de los accidentes más significativos. Para ello, cuando se produzca un accidente que ocasione daños o víctimas, la compañía suministradora deberá redactar un informe que recoja los aspectos esenciales del mismo. En los quince primeros días de cada trimestre, deberán remitir a las Comunidades Autónomas y al centro directivo competente en materia de seguridad industrial del Ministerio de Ciencia y Tecnología, copia de todos los informes realizados.

Artículo 28. Infracciones y sanciones.

Las infracciones a lo dispuesto en el presente reglamento se clasificarán y sancionarán de acuerdo con lo dispuesto en el Título V de la Ley 21/1992, de Industria.

Artículo 29. Guía técnica.

El centro directivo competente en materia de Seguridad Industrial del Ministerio de Ciencia y Tecnología elaborará y mantendrá actualizada una Guía técnica, de carácter no vinculante, para la aplicación práctica de las previsiones del presente Reglamento y sus instrucciones técnicas complementarias, la cual podrá establecer aclaraciones a conceptos de carácter general incluidos en este Reglamento.

Índice de las instrucciones técnicas complementarias

Instrucción

Título

ITC-BT-01

Terminología.

ITC-BT-02

Normas de referencia en el Reglamento Electrotécnico de baja tensión.

ITC-BT-03

Instaladores autorizados y empresas instaladoras autorizadas.

ITC-BT-04

Documentación y puesta en servicio de las instalaciones.

ITC-BT-05

Verificaciones e inspecciones.

ITC-BT-06

Redes aéreas para distribución en baja tensión.

ITC-BT-07

Redes subterráneas para distribución en baja tensión.

ITC-BT-08

Sistemas de conexión del neutro y de las masas en redes de distribución de energía eléctrica.

ITC-BT-09

Instalaciones de alumbrado exterior.

ITC-BT-10

Previsión de cargas para suministros en baja tensión.

ITC-BT-11

Redes de distribución de energía eléctrica. Acometidas.

ITC-BT-12

Instalaciones de enlace.

 

Esquemas.

ITC-BT-13

Instalaciones de enlace.

 

Cajas generales de protección.

ITC-BT-14

Instalaciones de enlace.

 

Línea general de alimentación.

ITC-BT-15

Instalaciones de enlace.

 

Derivaciones individuales.

ITC-BT-16

Instalaciones de enlace.

 

Contadores: ubicación y sistemas de instalación.

ITC-BT-17

Instalaciones de enlace.

 

Dispositivos generales e individuales de mando y protección. Interruptor de control de potencia.

ITC-BT-18

Instalaciones de puesta a tierra.

ITC-BT-19

Instalaciones interiores o receptoras.

 

Prescripciones generales.

ITC-BT-20

Instalaciones interiores o receptoras.

 

Sistemas de instalación.

ITC-BT-21

Instalaciones interiores o receptoras.

 

Tubos y canales protectoras.

ITC-BT-22

Instalaciones interiores o receptoras.

 

Protección contra sobreintensidades.

ITC-BT-23

Instalaciones interiores o receptoras.

 

Protección contra sobretensiones.

ITC-BT-24

Instalaciones interiores o receptoras.

 

Protección contra los contactos directos e indirectos.

ITC-BT-25

Instalaciones interiores en viviendas.

 

Número de circuitos y características.

ITC-BT-26

Instalaciones interiores en viviendas.

 

Prescripciones generales de instalación.

ITC-BT-27

Instalaciones interiores en viviendas.

 

Locales que contienen una bañera o ducha.

ITC-BT-28

Instalaciones en locales de pública concurrencia.

ITC-BT-29

Prescripciones particulares para las instalaciones eléctricas de los locales con riesgo de incendio o explosión.

ITC-BT-30

Instalaciones en locales de características especiales.

ITC-BT-31

Instalaciones con fines especiales.

 

Piscinas y fuentes.

ITC-BT-32

Instalaciones con fines especiales.

 

Máquinas de elevación y transporte.

ITC-BT-33

Instalaciones con fines especiales.

 

Instalaciones provisionales y temporales de obras.

ITC-BT-34

Instalaciones con fines especiales.

 

Ferias y stands.

ITC-BT-35

Instalaciones con fines especiales.

 

Establecimientos agrícolas y hortícolas.

ITC-BT-36

Instalaciones a muy baja tensión.

ITC-BT-37

Instalaciones a tensiones especiales.

ITC-BT-38

Instalaciones con fines especiales.

 

Requisitos particulares para la instalación eléctrica en quirófanos y salas de intervención.

ITC-BT-39

Instalaciones con fines especiales.

 

Cercas eléctricas para ganado.

ITC-BT-40

Instalaciones generadoras de baja tensión.

ITC-BT-41

Instalaciones eléctricas en caravanas y parques de caravanas.

ITC-BT-42

Instalaciones eléctricas en puertos y marinas para barcos de recreo.

ITC-BT-43

Instalación de receptores.

 

Prescripciones generales.

ITC-BT-44

Instalación de receptores.

 

Receptores para alumbrado.

ITC-BT-45

Instalación de receptores.

 

Aparatos de caldeo.

ITC-BT-46

Instalación de receptores.

 

Cables y folios radiantes en viviendas.

ITC-BT-47

Instalación de receptores.

 

Motores.

ITC-BT-48

Instalación de receptores.

 

Transformadores y autotransformadores. Reactancias y rectificaciones. Condensadores.

ITC-BT-49

Instalaciones eléctricas en muebles.

ITC-BT-50

Instalaciones eléctricas en locales que contienen radiadores para saunas.

ITC-BT-51

Instalaciones de sistemas de automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas y edificios.

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_001.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_002.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_003.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_004.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_005.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_006.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_007.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_008.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_009.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_010.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_011.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_012.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_013.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_014.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_015.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_016.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_017.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_018.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_019.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_020.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_021.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_022.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_023.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_024.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_025.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_026.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_027.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_028.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_029.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_030.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_031.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_032.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_033.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_034.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_035.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_036.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_037.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_038.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_039.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_040.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_041.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_042.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_043.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_044.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_045.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_046.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_047.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_048.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_049.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_050.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_051.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_052.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_053.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_054.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_055.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_056.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_057.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_058.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_059.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_060.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_061.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_062.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_063.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_064.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_065.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_066.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_067.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_068.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_069.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_070.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_071.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_072.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_073.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_074.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_075.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_076.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_077.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_078.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_079.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_080.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_081.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_082.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_083.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_084.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_085.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_086.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_087.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_088.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_089.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_090.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_091.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_092.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_093.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_094.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_095.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_096.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_097.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_098.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_099.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_100.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_101.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_102.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_103.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_104.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_105.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_106.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_107.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_108.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_109.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_110.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_111.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_112.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_113.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_114.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_115.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_116.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_117.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_118.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_119.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_120.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_121.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_122.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_123.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_124.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_125.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_126.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_127.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_128.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_129.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_130.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_131.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_132.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_133.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_134.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_135.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_136.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_137.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_138.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_139.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_140.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_141.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_142.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_143.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_144.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_145.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_146.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_147.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_148.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_149.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_150.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_151.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_152.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_153.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_154.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_155.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_156.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_157.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_158.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_159.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_160.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_161.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_162.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_163.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_164.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_165.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_166.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_167.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_168.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_169.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_170.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_171.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_172.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_173.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_174.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_175.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_176.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_177.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_178.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_179.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_180.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_181.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_182.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_183.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_184.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_185.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_186.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_187.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_188.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_189.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_190.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_191.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_192.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_193.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_194.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_195.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_196.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_197.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_198.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_199.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_200.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_201.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_202.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_203.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_204.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_205.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_206.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_207.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_208.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_209.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_210.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_211.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_212.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_213.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_214.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_215.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_216.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_217.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_218.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_219.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_220.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_221.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_222.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_223.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_224.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_225.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_226.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_227.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_228.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_229.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_230.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_231.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_232.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_233.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_234.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_235.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_236.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_237.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_238.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_239.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_240.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_241.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_242.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_243.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_244.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_245.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_246.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_247.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_248.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_249.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_250.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_251.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_252.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_253.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_254.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_255.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_256.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_257.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_258.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_259.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_260.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_261.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_262.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_263.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_264.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_265.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_266.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_267.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_268.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_269.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_270.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_271.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_272.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_273.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_274.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_275.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_276.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_277.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_278.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_279.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_280.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_281.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_282.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_283.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_284.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_285.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_286.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_287.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_288.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_289.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_290.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_291.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_292.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_293.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_294.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_295.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_296.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_297.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_298.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_299.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_300.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_301.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_302.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_303.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_304.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_305.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_306.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_307.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_308.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_309.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_310.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_311.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_312.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_313.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_314.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_315.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_316.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_317.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_318.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_319.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_320.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_321.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_322.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_323.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_324.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_325.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_326.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_327.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_328.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_329.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_330.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_331.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_332.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_333.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_334.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_335.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_336.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_337.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_338.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_339.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_340.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_341.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_342.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_343.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_344.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_345.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_346.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_347.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_348.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_349.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_350.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_351.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_352.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_353.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_354.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_355.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_356.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_357.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_358.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_359.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_360.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_361.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_362.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_363.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_364.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_365.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_366.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_367.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_368.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_369.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_370.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_371.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_372.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_373.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_374.png

Imagen: /datos/imagenes/disp/2002/224/18099_375.png

Análisis

  • Rango: Decreto
  • Fecha de disposición: 02/08/2002
  • Fecha de publicación: 18/09/2002
  • Contiene las páginas 9 y 13 del Suplemento que se recogen en las páginas 210 y 211 del mismo.
  • Entrada en vigor: 18 de septiembre de 2003.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE MODIFICA:
    • con efectos de 30 de junio de 2015, las ITC BT-02, BT-04, BT-05, BT-10, BT-16 y BT-25, y AÑADE la BT-52, por Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre (Ref. BOE-A-2014-13681).
    • el art. 22, la ITC BT03, SE SUSTITUYE lo indicado y SE AÑADEN las disposiciones adicionales 1 a 4, por Real Decreto 560/2010, de 7 de mayo (Ref. BOE-A-2010-8190).
  • SE DECLARA la nulidad del inciso 4.2.c.2 de la ITC BT-03 anexa, por Sentencia del TS de 17 de febrero de 2004 (Ref. BOE-A-2004-6072).
Referencias anteriores
  • DEROGA el Reglamento aprobado por Decreto 2413/1973, de 20 de septiembre (Ref. BOE-A-1973-1397).
  • DE CONFORMIDAD con el art. 12.5 de la Ley 21/1992, de 16 de julio (Ref. BOE-A-1992-17363).
  • CITA Real Decreto 1337/1999, de 31 de julio (Ref. BOE-A-1999-16831).
Materias
  • Certificado de Profesionalidad
  • Edificaciones
  • Energía eléctrica
  • Normalización
  • Piscinas
  • Reglamentaciones técnicas
  • Remolques

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid - Tel.: (+34) 91 111 4000