Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Legislación consolidada

Ley Orgnica 3/1981, de 6 de abril, del Defensor del Pueblo.

Publicado en: BOE núm. 109, de 07/05/1981.
Entrada en vigor: 27/05/1981
Departamento: Jefatura del Estado
Referencia: BOE-A-1981-10325
Permalink ELI: https://www.boe.es/eli/es/lo/1981/04/06/3

TEXTO CONSOLIDADO: Última actualización publicada el 04/11/2009

DON JUAN CARLOS I, REY DE ESPAA

A todos los que la presente vieren y entendieren,

Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente Ley Orgnica.

TTULO PRIMERO

Nombramiento, cese y condiciones

CAPTULO PRIMERO

Carcter y eleccin

Artculo primero.

El Defensor del Pueblo es el alto comisionado de las Cortes Generales designado por stas para la defensa de los derechos comprendidos en el Ttulo I de la Constitucin, a cuyo efecto podr supervisar la actividad de la Administracin, dando cuenta a las Cortes Generales. Ejercer las funciones que le encomienda la Constitucin y la presente Ley.

Artculo segundo.

Uno. El Defensor del Pueblo ser elegido por las Cortes Generales para un periodo de cinco aos, y se dirigir a las mismas a travs de los Presidentes del Congreso y del senado, respectivamente.

Dos. Se designar en las Cortes Generales una Comisin Mixta Congreso-Senado encargada de relacionarse con el Defensor del Pueblo e informar a los respectivos Plenos en cuantas ocasiones sea necesario.

Tres. Dicha Comisin se reunir cuando as lo acuerden conjuntamente el Presidente del Congreso y del Senado, y en todo caso, para proponer a los Plenos de las Cmaras el candidato o candidatos a Defensor del Pueblo. Los acuerdos de la Comisin se adoptarn por mayora simple.

Cuatro. Propuesto el candidato o candidatos, se convocar en trmino no inferior a diez das al Pleno del Congreso para que proceda a su eleccin. Ser designado quien obtuviese una votacin favorable de las tres quintas partes de los miembros del Congreso y posteriormente, en un plazo mximo de veinte das, fuese ratificado por esta misma mayora del Senado.

Cinco. Caso de no alcanzarse las mencionadas mayoras, se proceder en nueva sesin de la Comisin, y en el plazo mximo de un mes, a formular sucesivas propuestas. En tales casos, una vez conseguida la mayora de los tres quintos en el Congreso, la designacin quedar realizada al alcanzarse la mayora absoluta del Senado.

Seis. Designado el Defensor del Pueblo se reunir de nuevo la Comisin Mixta Congreso-Senado para otorgar su conformidad previa al nombramiento de los adjuntos que le sean propuestos por aqul.

Artculo tercero.

Podr ser elegido Defensor del Pueblo cualquier espaol mayor de edad que se encuentre en el pleno disfrute de sus derechos civiles y polticos.

Artculo cuarto.

Uno. Los Presidentes del Congreso y del Senado acreditarn conjuntamente con sus firmas el nombramiento del Defensor del Pueblo que se publicar en el Boletn Oficial del Estado.

Dos. El Defensor del Pueblo tomar posesin de su cargo ante las Mesas de ambas Cmaras reunidas conjuntamente, prestando juramento o promesa de fiel desempeo de su funcin.

CAPTULO SEGUNDO

Cese y sustitucin

Artculo quinto.

Uno. El Defensor del Pueblo cesar por alguna de las siguientes causas:

Uno) Por renuncia.

Dos) Por expiracin del plazo de su nombramiento.

Tres) Por muerte o por incapacidad sobrevenida.

Cuatro) Por actuar con notoria negligencia en el cumplimiento de las obligaciones y deberes del cargo.

Cinco) Por haber sido condenado, mediante sentencia firme, por delito doloso.

Dos. La vacante en el cargo se declarar por el Presidente del Congreso en los casos de muerte, renuncia y expiracin del plazo del mandato. En los dems casos se decidir, por mayora de las tres quintas partes de los componentes de cada Cmara, mediante debate y previa audiencia del interesado.

Tres. Vacante el cargo se iniciar el procedimiento para el nombramiento de nuevo Defensor del Pueblo en plazo no superior a un mes.

Cuatro. En los casos de muerte, cese o incapacidad temporal o definitiva del Defensor del Pueblo y en tanto no procedan las Cortes Generales a una nueva designacin desempearn sus funciones, interinamente, en su propio orden, los Adjuntos al Defensor del Pueblo.

CAPTULO TERCERO

Prerrogativas e incompatibilidades

Artculo sexto.

Uno. El Defensor del Pueblo no estar sujeto a mandato imperativo alguno. No recibir instrucciones de ninguna Autoridad. Desempaar sus funciones con autonoma y segn su criterio.

Dos. El Defensor del Pueblo gozar de inviolabilidad. No podr ser detenido, expedientado, multado, perseguido o juzgado en razn a las opiniones que formule o a los actos que realice en el ejercicio de las competencias propias de su cargo.

Tres. En las dems casos, y mientras permanezca en el ejercicio de sus funciones, el Defensor del Pueblo no podr ser detenido ni retenido sino en caso de flagrante delito, correspondiendo la decisin sobre su inculpacin, prisin, procesamiento y juicio exclusivamente a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Cuatro. Las anteriores reglas sern aplicables a los Adjuntos del Defensor del Pueblo en el cumplimiento de sus funciones.

Artculo sptimo.

Uno. La condicin de Defensor del Pueblo es incompatible con todo mandato representativo; con todo cargo poltico o actividad de propaganda poltica; con la permanencia en el servicio activo de cualquier Administracin pblica; con la afiliacin a un partido poltico o el desempeo de funciones directivas en un partido poltico o en un sindicato, asociacin o fundacin, y con el empleo al servicio de los mismos; con el ejercicio de las carreras judicial y fiscal, y con cualquier actividad profesional, liberal, mercantil o laboral.

Dos. El Defensor del Pueblo deber cesar, dentro de los diez das siguientes a su nombramiento y antes de tomar posesin, en toda situacin de incompatibilidad que pudiera afectarle, entendindose en caso contrario que no acepta el nombramiento.

Tres. Si la incompatibilidad fuere sobrevenida una vez posesionado del cargo, se entender que renuncia al mismo en la fecha en que aqulla se hubiere producido.

CAPTULO CUARTO

De los Adjuntos del Defensor del Pueblo

Artculo octavo.

Uno. El Defensor del Pueblo estar auxiliado por un Adjunto Primero y un Adjunto Segundo, en los que podr delegar sus funciones y que le sustituirn por su orden, en el ejercicio de las mismas, en los supuestos de imposibilidad temporal y en los de cese.

Dos. El Defensor del Pueblo nombrar y separar a sus Adjuntos previa conformidad de las Cmaras en la forma que determinen sus Reglamentos.

Tres. El nombramiento de los Adjuntos ser publicado en el Boletn Oficial del Estado.

Cuatro. A los Adjuntos les ser de aplicacin lo dispuesto para el Defensor del Pueblo en los artculos tercero, sexto y sptimo de la presente Ley.

TTULO SEGUNDO

Del procedimiento

CAPTULO PRIMERO

Iniciacin y contenido de la investigacin

Artculo noveno.

Uno. El Defensor del Pueblo podr iniciar y proseguir de oficio o a peticin de parte, cualquier investigacin conducente al esclarecimiento de los actos y resoluciones de la Administracin pblica y sus agentes, en relacin con los ciudadanos, a la luz de lo dispuesto en el artculo ciento tres, uno, de la Constitucin, y el respeto debido a los Derechos proclamados en su Ttulo primero.

Dos. Las atribuciones del Defensor del Pueblo se extienden a la actividad de los ministros, autoridades administrativas, funcionarios y cualquier persona que acte al servicio de las Administraciones pblicas.

Artculo diez.

Uno. Podr dirigirse al Defensor del Pueblo toda persona natural o jurdica que invoque un inters legtimo, sin restriccin alguna. No podrn constituir impedimento para ello la nacionalidad, residencia, sexo, minora de edad, la incapacidad legal del sujeto, el internamiento en un centro penitenciario o de reclusin o, en general, cualquier relacin especial de sujecin o dependencia de una Administracin o Poder pblico.

Dos. Los Diputados y Senadores individualmente, las comisiones de investigacin o relacionadas con la defensa general o parcial de los derechos y libertades pblicas y, principalmente, la Comisin Mixta Congreso-Senado de relaciones con el Defensor del Pueblo podrn solicitar, mediante escrito motivado, la intervencin del Defensor del Pueblo para la investigacin o esclarecimiento de actos, resoluciones y conductas concretas producidas en las Administraciones publicas, que afecten a un ciudadano o grupo de ciudadanos, en el mbito de sus competencias.

Tres. No podr presentar quejas ante el Defensor del Pueblo ninguna autoridad administrativa en asuntos de su competencia.

Artculo once.

Uno. La actividad del Defensor del Pueblo no se ver interrumpida en los casos en que las Cortes Generales no se encuentren reunidas, hubieren sido disueltas o hubiere expirado su mandato.

Dos. En las situaciones previstas en el apartado anterior, el Defensor del Pueblo se dirigir a las Diputaciones Permanentes de las Cmaras.

Tres. La declaracin de los estados de excepcin o de sitio no interrumpirn la actividad del Defensor del Pueblo, ni el derecho de los ciudadanos de acceder al mismo, sin perjuicio de lo dispuesto en el artculo cincuenta y cinco de la Constitucin.

CAPTULO SEGUNDO

mbito de competencias

Artculo doce.

Uno. El Defensor del Pueblo podr, en todo caso, de oficio o a instancia de parte, supervisar por s mismo la actividad de la Comunidad Autnoma en el mbito de competencias definido por esta Ley.

Dos. A los efectos de lo previsto en el prrafo anterior, los rganos similares de las Comunidades Autnomas coordinarn sus funciones con las del Defensor del Pueblo y ste podr solicitar su cooperacin.

Artculo trece.

Cuando el Defensor del Pueblo reciba quejas referidas al funcionamiento de la Administracin de Justicia, deber dirigirlas al Ministerio Fiscal para que ste investigue su realidad y adopte las medidas oportunas con arreglo a la ley, o bien d traslado de las mismas al Consejo General del Poder Judicial, segn el tipo de reclamacin de que se trate; todo ello sin perjuicio de la referencia que en su informe general a las Cortes Generales pueda hacer al tema.

Artculo catorce.

El Defensor del Pueblo velar por el respeto de los derechos proclamados en el ttulo primero de la Constitucin en el mbito de la Administracin Militar, sin que ella pueda entraar una interferencia en el mando de la Defensa Nacional.

CAPTULO TERCERO

Tramitacin de las quejas

Artculo quince.

Uno. Toda queja se presentar firmada por el interesado, con indicacin de su nombre, apellidos y domicilio, en escrito razonado en papel comn y en el plazo mximo de un ao, contado a partir del momento en que tuviera conocimiento de los hechos objeto de la misma.

Dos. Todas las actuaciones del Defensor del Pueblo son gratuitas para el interesado y no ser preceptiva la asistencia de Letrado ni de Procurador. De toda queja se acusar recibo.

Artculo diecisis.

Uno. La correspondencia dirigida al Defensor del Pueblo y que sea remitida desde cualquier centro de detencin, internamiento o custodia de las personas no podr ser objeto de censura de ningn tipo.

Dos. Tampoco podrn ser objeto de escucha o interferencia las conversaciones que se produzcan entre el Defensor del Pueblo o sus delegados y cualquier otra persona de las enumeradas en el apartado anterior.

Artculo diecisiete.

Uno. El Defensor del Pueblo registrar y acusar recibo de las quejas que se formulen, que tramitar o rechazar. En este ltimo caso lo har en escrito motivado pudiendo informar al interesado sobre las vas ms oportunas para ejercitar su accin, caso de que a su entender hubiese alguna y sin perjuicio de que el interesado pueda utilizar las que considere ms pertinentes.

Dos. El Defensor del Pueblo no entrar en el examen individual de aquellas quejas sobre las que est pendiente resolucin judicial y lo suspender si, iniciada su actuacin, se interpusiere por persona interesada demanda o recurso ante las Tribunales ordinarios o el Tribunal Constitucional. Ello no impedir, sin embargo, la investigacin sobre los problemas generales planteados en las quejas presentadas. En cualquier caso velar por que la Administracin resuelva expresamente, en tiempo y forma, las peticiones y recursos que le hayan sido formulados.

Tres. El Defensor del Pueblo rechazar las quejas annimas y podr rechazar aquellas en las que advierta mala fe, carencia de fundamento, inexistencia de pretensin, as como aquellas otras cuya tramitacin irrogue perjuicio al legtimo derecho de tercera persona. Sus decisiones no sern susceptibles de recurso.

Artculo dieciocho.

Uno. Admitida la queja, el Defensor del Pueblo promover la oportuna investigacin sumaria e informal para el esclarecimiento de los supuestos de la misma. En todo caso dar cuenta del contenido sustancial de la solicitud al Organismo o a la Dependencia administrativa procedente con el fin de que por su Jefe en el plazo mximo de quince das, se remita informe escrito. Tal plazo ser ampliable cuando concurran circunstancias que lo aconsejen a juicio del Defensor del Pueblo.

Dos. La negativa o negligencia del funcionario o de sus superiores responsables al envo del informe inicial solicitado podr ser considerada por el Defensor del Pueblo como hostil y entorpecedora de sus funciones, hacindola pblica de inmediato y destacando tal calificacin en su informe anual o especial, en su caso, a las Cortes Generales.

CAPTULO CUARTO

Obligacin de colaboracin de los organismos requeridos

Artculo diecinueve.

Uno. Todos los poderes pblicos estn obligados a auxiliar, con carcter preferente y urgente, al Defensor del Pueblo en sus investigaciones a inspecciones.

Dos. En la fase de comprobacin e investigacin de una queja o en expediente iniciado de oficio, el Defensor del Pueblo su Adjunto, o la persona en quien l delegue, podrn personarse en cualquier centro de la Administracin pblica, dependientes de la misma a afectos a un servicio pblico, para comprobar cuantos datos fueren menester, hacer las entrevistas personales pertinentes o proceder al estudio de los expedientes y documentacin necesaria.

Tres. A estos efectos no podr negrsele el acceso a ningn expediente o documentacin administrativa o que se encuentre relacionada con la actividad o servicio objeto de la investigacin, sin perjuicio de lo que se dispone en el artculo veintids de esta Ley.

Artculo veinte.

Uno. Cuando la queja a investigar afectare a la conducta de las personas al servicio de la Administracin, en relacin con la funcin que desempean, el Defensor del Pueblo dar cuenta de la misma al afectado y a su inmediato superior u Organismo de quien aqul dependiera.

Dos. El afectado responder por escrito, y con la aportacin de cuantos documentos y testimonios considere oportunos, en el plazo que se le haya fijado, que en ningn caso ser inferior a diez das, pudiendo ser prorrogado, a instancia de parte, por la mitad del concedido.

Tres. El Defensor del Pueblo podr comprobar la veracidad de los mismos y proponer al funcionario afectado una entrevista ampliatoria de datos. Los funcionarios que se negaren a ello podrn ser requeridos por aqul para que manifiesten por escrito las razones que justifiquen tal decisin.

Cuatro. La informacin que en el curso de una investigacin pueda aportar un funcionario a travs de su testimonio personal tendr el carcter de reservada, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre la denuncia de hechos que pudiesen revestir carcter delictivo.

Artculo veintiuno.

El superior jerrquico u Organismo que prohba al funcionario a sus rdenes o servicio responder a la requisitoria del Defensor del Pueblo o entrevistarse con l, deber manifestarlo por escrito, debidamente motivado, dirigido al funcionario y al propio Defensor del Pueblo. El Defensor del Pueblo dirigir en adelante cuantas actuaciones investigadoras sean necesarias al referido superior jerrquico,

CAPTULO QUINTO

Sobre documentos reservados

Artculo veintids.

Uno. El Defensor del Pueblo podr solicitar a los poderes pblicos todos los documentos que considere necesarios para el desarrollo de su funcin, incluidos aqullos clasificados con el carcter de secretos de acuerdo con la ley. En este ltimo supuesto la no remisin de dichos documentos deber ser acordada por el Consejo de Ministros y se acompaar una certificacin acreditativa del acuerdo denegatorio.

Dos. Las investigaciones que realice el Defensor del Pueblo y el personal dependiente del mismo, as como los trmites procedimentales, se verificarn dentro de la ms absoluta reserva, tanto con respecto a los particulares como a las dependencias y dems Organismos pblicos, sin perjuicio de las consideraciones que el Defensor del Pueblo considere oportuno incluir en sus informes a las Cortes Generales. Se dispondrn medidas especiales de proteccin en relacin con los documentos clasificados como secretos.

Tres. Cuando entienda que un documento declarado secreto y no remitido por la Administracin pudiera afectar de forma decisiva a la buena marcha de su investigacin, lo pondr en conocimiento de la Comisin Mixta Congreso-Senado a que se refiere el artculo 2. de esta Ley.

CAPTULO SEXTO

Responsabilidades de las autoridades y funcionarios

Artculo veintitrs.

Cuando las actuaciones practicadas revelen que la queja ha sido originada presumiblemente por el abuso, arbitrariedad, discriminacin, error, negligencia u omisin de un funcionario, el Defensor del Pueblo podr dirigirse al afectado hacindole constar su criterio al respecto. Con la misma fecha dar traslado de dicho escrito al superior jerrquico, formulando las sugerencias que considere oportunas.

Artculo veinticuatro.

Uno. La persistencia en una actitud hostil o entorpecedora de la labor de investigacin del Defensor del Pueblo por parte de cualquier Organismo, funcionarios, directivo o persona al servicio de la Administracin pblica podr ser objeto de un informe especial, adems de destacarlo en la seccin correspondiente de su informe anual.

Dos. (Derogado)

Artculo veinticinco.

Uno. Cuando el Defensor del Pueblo, en razn del ejercicio de las funciones propias de su cargo, tenga conocimiento de una conducta o hechos presumiblemente delictivos lo pondr de inmediato en conocimiento del Fiscal General del Estado.

Dos. En cualquier caso, el Fiscal General del Estado informar peridicamente al Defensor del Pueblo, o cuando ste lo solicite, del trmite en que se hallen las actuaciones iniciadas a su instancia.

Tres. El Fiscal General del Estado pondr en conocimiento del Defensor del Pueblo todas aquellas posibles irregularidades administrativas de que tenga conocimiento el Ministerio Fiscal en el ejercicio de sus funciones.

Artculo veintisis.

El Defensor del Pueblo podr, de oficio, ejercitar la accin de responsabilidad contra todas las autoridades, funcionarios y agentes civiles del orden gubernativo o administrativo, incluso local, sin que sea necesaria en ningn caso la previa reclamacin por escrito.

CAPTULO SPTIMO

Gastos causados a particulares

Artculo veintisiete.

Los gastos efectuados o perjuicios materiales causados a los particulares que no hayan promovido la queja al ser llamados a informar por el Defensor del Pueblo, sern correspondidos con cargo a su presupuesto una vez justificados debidamente.

TTULO TERCERO

De las resoluciones

CAPTULO PRIMERO

Contenido de las resoluciones

Artculo veintiocho.

Uno. El Defensor del Pueblo, aun no siendo competente para modificar o anular los actos y resoluciones de la Administracin Pblica, podr, sin embargo, sugerir la modificacin de los criterios utilizados para la produccin de aqullos.

Dos. Si como consecuencia de sus investigaciones llegase al convencimiento de que el cumplimiento riguroso de la norma puede provocar situaciones injustas o perjudiciales para los administrados, podr sugerir al rgano legislativo competente o a la Administracin la modificacin de la misma.

Tres. Si las actuaciones se hubiesen realizado con ocasin de servicios prestados por particulares en virtud de acto administrativo habilitante, el Defensor del Pueblo podr instar de las autoridades administrativas competentes el ejercicio de sus potestades de inspeccin y sancin.

Artculo veintinueve.

El Defensor del Pueblo est legitimado para interponer los recursos de inconstitucionalidad y de amparo, de acuerdo con lo dispuesto en la Constitucin y en la Ley Orgnica del Tribunal Constitucional.

Artculo treinta.

Uno. El Defensor del Pueblo, con ocasin de sus investigaciones, podr formular a las autoridades y funcionarios de las Administraciones Pblicas advertencias, recomendaciones, recordatorios de sus deberes legales y sugerencias para la adopcin de nuevas medidas. En todos los casos, las autoridades y los funcionarios vendrn obligados a responder por escrito en trmino no superior al de un mes.

Dos. Si formuladas sus recomendaciones dentro de un plazo razonable no se produce una medida adecuada en tal sentido por la autoridad administrativa afectada o ste no informa al Defensor del Pueblo de las razones que estime para no adoptarlas, el Defensor del Pueblo podr poner en conocimiento del Ministro del Departamento afectado, o sobre la mxima autoridad de la Administracin afectada, los antecedentes del asunto y las recomendaciones presentadas. Si tampoco obtuviera una justificacin adecuada, incluir tal asunto en su informe anual o especial con mencin de los nombres de las autoridades o funcionarios que hayan adoptado tal actitud entre los casos en que considerando el Defensor del Pueblo que era posible una solucin positiva, sta no se ha conseguido.

CAPTULO SEGUNDO

Notificaciones y comunicaciones

Artculo treinta y uno.

Uno. El Defensor del Pueblo informar al interesado del resultado de sus investigaciones y gestin as como de la respuesta que hubiese dado la Administracin o funcionario implicados, salvo en el caso de que stas, por su naturaleza, fuesen consideradas corno de carcter reservado o declaradas secretas.

Dos. Cuando en intervencin se hubiere iniciado de acuerdo con lo dispuesto en el apartado dos del artculo diez, el Defensor del Pueblo informar al parlamentario o Comisin competente que lo hubiese solicitado y al trmino de sus investigaciones, de los resultados alcanzados. Igualmente, cuando decida no intervenir informar razonando su desestimacin.

Tres. El Defensor del Pueblo comunicar el resultado positivo o negativo de sus investigaciones a la autoridad, funcionario o dependencia administrativa acerca de la cual se haya suscitado,

CAPTULO TERCERO

Informe a las Cortes

Artculo treinta y dos.

Uno. El Defensor del Pueblo dar cuenta anualmente a las Cortes Generales de la gestin realizada en un informe que presentar ante las mismas cuando se hallen reunidas en periodo ordinario de sesiones.

Dos. Cuando la gravedad o urgencia de los hechos lo aconsejen podr presentar un informe extraordinario que dirigir a las Diputaciones Permanentes de las Cmaras si stas no se encontraran reunidas.

Tres. Los informes anuales y, en su caso los extraordinarios, sern publicados.

Artculo treinta y tres.

Uno. El Defensor del Pueblo en su informe anual dar cuenta del nmero y tipo de quejas presentadas; de aquellas que hubiesen sido rechazadas y sus causas, as como de las que fueron objeto de investigacin y el resultado de las mismas, con especificacin de las sugerencias o recomendaciones admitidas por las Administraciones Pblicas.

Dos. En el informe no constarn datos personales que permitan la pblica identificacin de los interesados en el procedimiento investigador, sin perjuicio de lo dispuesto en el artculo veinticuatro punto uno.

Tres. El informe contendr igualmente un anexo, cuyo destinatario sern las Cortes Generales, en el que se har constar la liquidacin del presupuesto de la institucin en el periodo que corresponda.

Cuatro. Un resumen del informe ser expuesto oralmente por el Defensor del Pueblo ante los Plenos de ambas Cmaras, pudiendo intervenir los grupos parlamentarios a efectos de fijar su postura.

TTULO CUARTO

Medios personales y materiales

CAPTULO PRIMERO

Personal

Artculo treinta y cuatro.

El Defensor del Pueblo podr designar libremente los asesores necesarios para el ejercicio de sus funciones, de acuerdo con el Reglamento y dentro de los lmites presupuestarios.

Artculo treinta y cinco.

Uno. Las personas que se encuentren al servicio del Defensor del Pueblo, y mientras permanezcan en el mismo, se considerarn como persona al servicio de las Cortes.

Dos. En los casos de funcionarios provenientes de la Administracin Pblica se les reservar la plaza y destino que ocupasen con anterioridad a su adscripcin a la oficina del Defensor del Pueblo, y se les computar, a todos los efectos, el tiempo transcurrido en esta situacin.

Artculo treinta y seis.

Los adjuntos y asesores cesarn automticamente en el momento de la toma de posesin de un nuevo Defensor del Pueblo destinado por las Cortes.

CAPTULO SEGUNDO

Dotacin econmica

Artculo treinta y siete.

La dotacin econmica necesaria para el funcionamiento de la institucin constituir una partida dentro de los Presupuestos de las Cortes Generales.

Disposicin transitoria

A los cinco aos de entrada en vigor de la presente Ley, el Defensor del Puebla podr proponer a las Cortes Generales y en informe razonado aquellas modificaciones que entienda que deben realizarse a la misma,

Disposicin final nica. Mecanismo Nacional de Prevencin de la Tortura.

Primero. El Defensor del Pueblo ejercer las funciones del Mecanismo Nacional de Prevencin de la Tortura de conformidad con la Constitucin, la presente Ley y el Protocolo facultativo de la Convencin contra la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Segundo. Se crea un Consejo Asesor como rgano de cooperacin tcnica y jurdica en el ejercicio de las funciones propias del Mecanismo Nacional de Prevencin, que ser presidido por el Adjunto en el que el Defensor del Pueblo delegue las funciones previstas en esta disposicin. El Reglamento determinar su estructura, composicin y funcionamiento.

Por tanto.

Mando a todos los espaoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta Ley Orgnica.

Palacio Real, de Madrid, a seis de abril de mil novecientos ochenta y uno.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

LEOPOLDO CALVO-SOTELO Y BUSTELO

Este documento es de carácter informativo y no tiene valor jurídico.

Dudas o sugerencias: Servicio de atención al ciudadano

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid