Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2001-12488

RESOLUCIÓN de 21 de mayo de 2001, de la Dirección General de los Registros del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por don Emilio Simón Padros, contra la negativa del Registrador número XIII de Madrid, don José María Méndez-Castrillón Fontanilla, a inscribir una escritura de renuncia de cargo de apoderado de una sociedad de garantía recíproca.

  • Publicado en:

    «BOE» núm. 154, de 28 de junio de 2001, páginas 23123 a 23124 (2 págs.)

  • Sección:

    III. Otras disposiciones

  • Departamento:

    Ministerio de Justicia

  • Referencia:

    BOE-A-2001-12488

TEXTO

En el recurso gubernativo interpuesto por don Emilio Simón Padros,

contra la negativa del Registrador número XIII de Madrid, don José María

Méndez-Castrillón Fontanilla, a inscribir una escritura de renuncia de cargo

de apoderado de una sociedad de garantía recíproca.

Hechos

I

El 11 de enero de 1999, mediante escritura pública otorgada ante don

José Luis Peire Aguirre, Notario de Terrassa, don Emilio Simón Padros

renuncia a su cargo de apoderado de la mercantil "Finanzas y Servicios,

S.G.R.". En la escritura el compareciente hace constar que la sociedad

tiene ya perfecto conocimiento de la renuncia, manifestando que obra

en poder de la misma el instrumento público del mandato.

II

Presentada copia de la referida escritura en el Registro Mercantil de

Madrid, fue calificada con la siguiente nota: "El Registrador Mercantil que

suscribe previo examen y calificación del documento precedente de

conformidad con los artículos 18-2 del Código de Comercio y 6 del Reglamento

del Registro Mercantil, ha resuelto no practicar la inscripción solicitada

por haber observado el/los siguiente/s defecto/s que impiden su práctica.

Defectos: Subsanable: Debe acreditarse la notificación fehaciente de la

renuncia a la sociedad (artículo 1736 del Código Civil y Resolución

de 26 de febrero de 1992). En el plazo de 2 meses a contar de esta fecha

se puede interponer recurso Gubernativo de acuerdo con los

Artículos 66 y siguientes del Reglamento del Registro Mercantil. Madrid, 26 de

enero de 1999. El Registrador. Firma ilegible".

III

Don Emilio Simón Padros, interpuso recurso de reforma contra la

anterior calificación, y alegó: 1. Que de la lectura del artículo 1.736 del Código

Civil y la Resolución de 26 de febrero de 1992, no se interpreta que deba

acreditarse la notificación de la renuncia a la sociedad, ni ante el Notario

ni ante el Registro y mucho menos fehacientemente. El artículo 1736, solo

establece que la renuncia debe ponerse en conocimiento del mandante

y la Resolución se centra en la diferencia entre mandato y apoderamiento,

así como la transformación de este último en un verdadero mandato. Que

el deber de comunicación ha sido cumplido en el presente caso y así se

hizo constar en el cuerpo de la escritura, indicando incluso que el

instrumento público del mandato obraba en poder de la sociedad, por lo

que se ha dado cumplimento al citado artículo 1736 del Código Civil.

2. Que la doctrina, cuando se trata de una renuncia por parte del

mandatario, interpreta mucho más flexiblemente la norma, ya que la

comunicación contemplada en el artículo 1.736 del Código Civil no es un requisito

constitutivo de la renuncia, sino más bien un deber derivado de la buena

fe que debe presidir la relación entre mandatario y mandante y para que

este último pueda proveer las medidas oportunas para paliar los efectos

de tal renuncia. 3. Que, por otra parte, no se debe olvidar que el artículo

1736 ya prevé una consecuencia derivada de la renuncia que consiste

en resarcir al mandante de todos los perjuicios originados por la renuncia.

Que, por tanto, se entiende que no es misión del Registrador velar por

el cumplimiento de tal requisito no constitutivo, sino que el legislador

ya ha dotado al mandante de una acción frente al mandatario. 4. Que

el renunciante además de apoderado ostenta el cargo de miembro del

Consejo de Administración actualmente vigente e inscrito en el Registro

Mercantil, por lo que se podría llegar al absurdo que para subsanar la

calificación de la escritura objeto de este recurso, el recurrente tuviera

que firmar un escrito en calidad de miembro del Consejo de Administración

declarando tener conocimiento de su propia renuncia como apoderado.

IV

El Registro Mercantil número XIII de Madrid, acordó no haber lugar

a la reforma de la nota de calificación, confirmándola en todos sus

extremos, e informó: 1. Que el presente caso es idéntico a otro ya resuelto

en la Resolución de 26 de febrero de 1992. En aplicación de lo dispuesto

en el artículo 1.736 del Código Civil, la renuncia de un apoderado debe

ser notificada a la sociedad para que ésta pueda adoptar las medidas

adecuadas a la nueva situación producida. 2. Que la notificación ha de

ser fehaciente tal y como establece para la renuncia de los administradores

el artículo 147 del Reglamento del Registro Mercantil, invocado por analogía

en la Resolución citada ; es decir, que el hecho ha de acreditarse, bien

en al forma determinada en los artículos 201 y 202 del Reglamento Notarial,

al menos con el acuse de recibo justificativo del envío y entrega de la

correspondiente comunicación por correo certificado. Que la fehaciencia

de la notificación es el único medio que tiene el Registrador para comprobar

si se ha cumplido o no lo dispuesto en el artículo 1736 del Código Civil,

y en consecuencia calificar la validez de la renuncia a los efectos de su

inscripción en el Registro Mercantil (vid artículo 58 del Reglamento del

Registro Mercantil).

V

El recurrente se alzó contra el citado acuerdo, manteniéndose en sus

alegaciones contenidas en el escrito de interposición del recurso de

reforma.

Fundamentos de Derecho

Vistos los artículos 94.5.o, 141 y 147 del Reglamento del Registro

Mercantil ; y la Resolución de 26 de febrero de 1992.

1. Se cuestiona en el presente recurso si es o no inscribible en el

Registro Mercantil la escritura mediante la que el apoderado de una

sociedad renuncia a las facultades que le habían sido conferidas, sin necesidad

de acreditar la notificación de tal renuncia a la sociedad poderdante.

2. Así como la inscripción del nombramiento y de la separación de

administrador -representante orgánico de la sociedad- requiere, según

los artículos 141 y 147 del Reglamento del Registro Mercantil, la aceptación

del nombrado en el primer caso y notificación fehaciente en el segundo,

cuando se trata de representación voluntaria las normas mercantiles no

prevén tales formalidades -cfr. artículo 94.5.o del mismo

Reglamentoy basta, en el caso de concesión de poder, con el mero acto unilateral

de nombramiento para su inscripción, como pone de manifiesto la reiterada

práctica mercantil.

Sin embargo, respecto de la inscripción de la renuncia del apoderado,

no es suficiente la manifestación unilateral del renunciante, sino que, como

decidió este Centro Directivo mediante la Resolución de 26 de febrero

de 1992, habrá que tener en cuenta lo preceptuado en el artículo 1.736

del Código Civil, pues aunque hoy en día la discusión centrada en la

diferenciación entre mandato y apoderamiento aparece clarificada, ello no

impide que en determinadas situaciones como la presente sea de aplicación

dicha norma, al confluir la misma circunstancia justificativa que no es

otra que el conocimiento que de la renuncia deba tener la sociedad, para

adoptar las medidas adecuadas a la nueva situación producida.

Esta Dirección General ha acordado desestimar el recurso y confirmar

la decisión y la nota del Registrador.

Madrid, 21 de mayo de 2001.-La Directora general, Ana López Monís

Gallego.

Sr. Registrador Mercantil de Madrid.

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid - Tel.: (+34) 91 111 4000